Anda di halaman 1dari 4

Cambios climáticos en la Prehistoria

El clima ha estado lejos de ser estable en los últimos 10.000 años, como se
han encargado de demostrar multitud de estudios arqueológicos y
paleoambientales. Regiones enteras han pasado por épocas frías o cálidas,
secas o lluviosas, más o menos productivas. Las sociedades humanas han
tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias con arreglo a su grado de
desarrollo cultural y tecnológico. Algo a lo que quizá también estemos
abocados nosotros.
El cambio climático es un tema de rabiosa actualidad. Cada día se conocen
nuevos casos de especies animales o vegetales que sufren procesos de migración
o extinción por su causa . Más aún, en las últimas décadas la comunidad
internacional tiene muy presente el posible papel del impacto humano,
particularmente la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, en el devenir
futuro del clima del planeta. Sin embargo, en un ejercicio que resultaría
enormemente fácil de realizar, apenas se mira al pasado, a la evolución seguida
por el clima hace miles de años, para comprender lo que nos espera ante la
variabilidad climática natural. Teniendo en cuenta que “el pasado es la clave del
presente”, el objeto de este artículo es mostrar cómo algunos cambios climáticos
abruptos incidieron sobremanera en las sociedades humanas de la Prehistoria.
Algunas colapsaron, otras se adaptaron; pero el clima, en cualquier caso, dejó una
profunda huella en todas ellas.

Para empezar, podríamos remontarnos algunos millones de años atrás, a finales


del Plioceno. Un clima árido y cálido provocó hace tres millones de años la
aparición de los ecosistemas de sabana. Unos ecosistemas, por cierto, sin los
cuales probablemente no hubieran surgido los primeros homínidos en África
oriental, nuestros ancestros. También podríamos retrotraernos a la apasionante
incógnita sobre la desaparición de los neandertales. Una atractiva, a la vez que
provocativa, hipótesis paleoclimática postula que el advenimiento de un clima muy
frío y árido acabó con los últimos neandertales en el sur de la península Ibérica
hará algo menos de 30.000 años.

En cualquier caso, quizá lo más interesante sería centrarnos en la influencia que


tuvo el clima en sociedades más complejas, ver cómo se alteraron sus bases
paleoeconómicas (agricultura y ganadería), pues en ellas está el espejo donde
mirarnos para aventurar qué puede ocurrirnos. Pero nunca hay que caer en el
determinismo climático como única razón explicativa del cambio cultural. Tal
coletilla, cansinamente otorgada a los investigadores que nos dedicamos a
estudios paleoambientales, es tan falsa como inútil. El clima, más bien los cambios
climáticos abruptos, únicamente incidieron en el posible rango de elecciones
llevadas a cabo por las sociedades del pasado, de acuerdo con sus necesidades y
posibilidades, teniendo en cuenta su grado de complejidad social y económica.
El Holoceno, los últimos 10.000 años de historia de nuestro planeta, el presente
interglaciar, no ha sido, ni mucho menos, tan estable en cuanto al clima como se
piensa . Es cierto que tras las glaciaciones del Pleistoceno se inició un periodo
generalizado de bonanza climática, con subidas de la temperatura y la pluviosidad.
Pero el Holoceno ha mostrado una variabilidad tan poco usual que requiere
nuestra firme atención, especialmente porque en este periodo tuvieron lugar
algunos cambios climáticos muy abruptos, que incidieron notablemente en las
sociedades humanas que los sufrieron.

¿Cuáles son los efectos de la contaminación?


Efectos de la contaminación sobre los humanos. El aire es compartido por todos
los seres vivos. ... Sabemos que las nubes de aire contaminado o smog reducen la
visibilidad, y que la lluvia ácida de emisiones químicas dañan propiedades,
contaminan fuentes de agua, y pueden dañar los bosques, vida salvaje y la
agricultura.

¿Cómo afecta la contaminación a la salud?


En efecto, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer
enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el
cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.
La contaminación atmosféricaafecta de distintas formas a diferentes grupos de
personas.

¿Cuáles son los efectos de la contaminación atmosférica?


Uno de los efectos de la contaminación atmosférica es el cambio climático.
Estos gases de efecto invernadero disminuyen la cantidad de partículas de ozono
presentes en la estratósfera, lo que permite que los rayos ultravioletas lleguen a la
atmósfera y ascienda la temperatura global.

¿Cómo afecta la contaminación en los seres vivos?


Contaminación del aire. La contaminación del aire se compone de partículas
sólidas y gases. ... Los humanos no son los únicos seres vivos afectados por los
contaminantes tóxicos del aire. Algunas toxinas, como el mercurio, se depositan
sobre las plantas y en las fuentes de agua que luego son consumidos por los
animales
La contaminación ha provocado daños en el ecosistema, en la vida del hombre, de los
animales y plantas. La acción del hombre, el progreso y la intención de mejorar las
condiciones de vida son las causas principales de la contaminación ambiental que está
sufriendo el planeta. A su vez, los efectos de esta acción la padece el mismo hombre.

Los contaminantes pueden producir efectos nocivos e irreversibles para la salud a


determinados niveles de concentración. Los efectos dependen de la dosis y de la frecuencia
de exposición a ese contaminante.

Efectos de la contaminación en el ser humano:

Según algunos expertos, muchos de los efectos de la contaminación se relacionan, de forma


directa, con el nivel social y económico en que se encuentren las comunidades afectadas.
La pobreza, la falta de acceso a agua potable y de vivienda junto a la combustión de leña y
carbón influye de manera significativa sobre la salud de las comunidades más vulnerables que
habitan el planeta.
La parte de la población más afectada por la contaminación ambiental son: los ancianos, los
niños, las embarazadas y los enfermos con problemas respiratorios.

Efectos de la contaminación en los animales:

La fauna que vive en la tierra es la que más ha sufrido la contaminación. A causa de acciones
contaminantes, intencionadas o no, muchas especies están en peligro de extinción.
Por ejemplo, la contaminación acústica en el mar y los océanos ha afectado en la salud y en
el comportamiento de numerosas especies submarinas, como delfines, ballenas, algunos
invertebrados y otros animales marinos.
La contaminación química también daña a los habitantes del mar. Muchos investigadores
encontraron restos de metales y de sustancias muy contaminantes como el mercurio, el
cadmio, el cobre y el plomo en especies acuáticas.
La contaminación lumínica cambia el comportamiento de muchos animales. Algunos expertos
y ecólogos observaron que los murciélagos han logrado adaptarse a la vida en la ciudad
porque, su alimento principal, las polillas se han trasladado, atraídas por la luz de las
farolas. Por el contrario, otros animales, necesitados de oscuridad, al intentar alejarse de la
luz terminaron en el mar, donde es difícil conseguir alimentos.

Efectos de la contaminación en las plantas:

La polución afecta al crecimiento de las plantas y provoca la desaparición de muchas


especies. La escasez de lluvias y la contaminación de agua, aire y suelo han traído como
consecuencia la desertificación. Esta situación perjudica de manera seria a agricultores
porque sus plantas y sus cosechas no podrán crecer no recolectarse.

La contaminación del aire es una de las causas principales del calentamiento


global.Según algunos científicos, el CO2, uno de los gases más contaminantes del aire, el
cual calentará la tierra en 4 o 6 grados más, para finales del siglo 21. El calentamiento de la
atmósfera del planeta no sólo alienta que vivamos un clima extremo, sino que ha provocado
que haya más inundaciones, huracanes, sequías y que aumente el nivel del mar. El ascenso
de los niveles de mares y océanos es la causa de la salinización de enormes superficies de
tierra, destinadas para el cultivo u otras actividades productivas.
Como resultado del aumento de la temperatura, a nivel global, es la proliferación de
enfermedades exclusivas de ambientes cálidos como gastroenteritis, dengue, paludismo y
otras enfermedades parasitarias.
Los efectos de la contaminación se ven agravados por la falta de acción por parte del Estado y
de las instituciones encargadas de prevenir y de paliar las consecuencias sobre la salud de la
población.
Desde InspirAction trabajamos para paliar enfermedades como el VIH o la Malaria de países
como Bolivia, Honduras o República Democrática del Congo. ¡Luchemos juntos, Implícate!