Anda di halaman 1dari 19

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION

NACIONAL”

CARRERA TÉCNICA DE ENFERMERIA

TEMA

TIROIDITIS DE HASHIMOTO

DOCENTE : Q.F. ALAN LAURENTE TINEO


CURSO : FISIOPATOLOGÍA
CICLO : V
ESTUDIANTES :
 MATILDE AYQUIPA AREAS
 MARIA LOURDES CARDENAZ ROMERO
 ELVIRA MAUCAYLLE SOPANTA
 ROSMERI ENCISO CAMPOS

ANDAHUAYLAS – APURÍMAC

- 2018-
I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

PRESENTACION

Presento el siguiente trabajo monográfico


titulado: TIROIDITIS DE HASHIMOTO con el
objetivo de contribuir al conocimiento de todos
mis compañeros y de la importancia de tiene este
tema, así también todos los datos referentes que
he podido conseguir con la finalidad de aprender
y sea útil para nuestra formación profesional.

[NOMBRE DEL AUTOR] 2


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

DEDICATORIA

Dedico este trabajo a mis padres por


brindarme su apoyo incondicional, ya
que son ellos nuestros mejores apoyos
para seguir adelante día a día.
A mi docente del curso quien comparte
sus conocimientos y que cada día nos
da a conocer cosas nuevas sobre temas
que él tiene amplio conocimiento.

[NOMBRE DEL AUTOR] 3


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

AGRADECIMIENTO

El agradecimiento a Dios quien nos ilumina día


a día, a mis padres por ser los principales
motores en mi vida y al INSTITUTO APURIMAC
por formarnos profesionalmente. Así también al
docente del curso quien nos enseña y nos da a
conocer nuevas cosas y nos corrige de nuestros
errores.

[NOMBRE DEL AUTOR] 4


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

INTRODUCCIÓN
La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad de carácter autoinmune producida
por auto-anticuerpos antitiroideos que causan una inflamación de la glándula
tiroides. Inicialmente, la enfermedad fue denominada bocio linfomatoso por su
descubridor Haraku Hashimoto. Pertenece al grupo de enfermedades conocido
como "enfermedades autoinmunes del tiroides" entre las que se encuentran la
tiroiditis atrófica, la toroiditis juvenil, la tiroiditis postpartum, la tiroiditis silente y la
tiroiditis focal.
Se desconoce cómo se inicia la tiroiditis de Hashimoto. Usualmente está
presente el bocio, pero la glándula puede ser de tamaño normal o puede estar
atrofiada. Se detectan anticuerpos que se fijan sobre el receptor de la hormona
estimulante del tiroides (TSH-r) y también se han detectado anticuerpos que se
fijan al receptor de la tirotropina y que bloquean la síntesis de ambas hormonas
y pueden contribuir al deterioro de la función tiroidea. El resultado es la
inadecuada producción secreción de la hormona tiroidea.
Los pacientes con tiroiditis de Hashimoto muestran anticuerpos a varios
antígenos de la tiroides, de los cuales los más frecuentemente detectados
incluyen los anticuerpos anti-peroxidasa tiroidea (anti-TPO), antitiroglobulina
(anti-Tg), y en menor medida, anticuerpos al receptor de TSH (TBII). Sin
embargo, en un pequeño porcentaje de los pacientes con tiroiditis de Hashimoto
(aproximadamente 10-15%) pueden presentar un suero negativo en anticuerpos.
La tiroiditis de Hashimoto se asocia a menudo a otras enfermedades de
autoinmunidad, incluyendo anemia perniciosa, insuficiencia suprarrenal,
enfermedad cedliac y diabetes mellitus tipo 1.
La tiroiditis de Hashimoto es la causa más común del hipotiroidismo espontáneo
en las áreas en las que la ingesta de yodo adecuada. La incidencia anual de la
tiroiditis de Hashimoto en todo el mundo se estima en 0,3 a 1,5 casos por cada
1.000 personas. La incidencia de la tiroiditis de Hashimoto se estima en 10 a 15
veces mayor en las mujeres. El rango de edad más afectado en la tiroiditis de
Hashimoto es de 30-50 años, con el pico de incidencia en hombres, 10 a 15 años
más tarde. La incidencia global de hipotiroidismo aumenta con la edad en
hombres y mujeres.

[NOMBRE DEL AUTOR] 5


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

TIROIDITIS DE HASHIMOTO

La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune, que se caracteriza


por la destrucción de la glándula tiroides, mediada por autoanticuerpos.2

El nombre de la afección proviene del médico japonés Hakaru Hashimoto, que


realizó la primera descripción en 1912 y la llamó bocio linfomatoso.3

La enfermedad puede causar bocio e hipotiroidismo. El hipotiroidismo suele ser


de comienzo insidioso, con signos y síntomas inespecíficos tales
como fatiga, estreñimiento, piel seca o aumento de peso, que progresan
lentamente durante meses o años. Los pacientes con hipotiroidismo
subclínico pueden no experimentar ningún síntoma. Frecuentemente se
presenta junto con otras enfermedades autoinmunes asociadas,2
principalmente la enfermedad celíaca.

El tratamiento para la tiroiditis de Hashimoto (o del hipotiroidismo por cualquier


causa) es el reemplazo de la hormona tiroidea mediante levotiroxina sódica.2

EPIDEMIOLOGÍA

La tiroiditis de Hashimoto es la causa más común de hipotiroidismo, en las zonas


donde la ingesta de yodo es adecuada.

El trastorno afecta hasta al 2% de la población general.

En el estudio NHANES III (United States National Health and Examination Survey
III), realizado en los Estados Unidos, la prevalencia de hipotiroidismo
subclínico (TSH elevada, con niveles circulantes de hormonas tiroideas libres
dentro de rangos de normalidad6) y de hipotiroidismo clínico (TSH elevada, junto
con niveles por debajo del rango de normalidad de las hormonas tiroideas libres7
) fue del 4,6% y 0,3%, respectivamente.5

Otro estudio epidemiológico de EE.UU., el estudio Whickham, mostró una


prevalencia de hipotiroidismo del 1,5% en las mujeres y menos del 0,1% en los
hombres. Estas tasas son similares a las documentadas en Japón y Finlandia.
Una proporción significativa de pacientes asintomáticos
(sin síntomas manifiestos) tiene tiroiditis autoinmune crónica, y el 8% de las
mujeres (10% de las mujeres mayores de 55 años de edad) y el 3% de los
[NOMBRE DEL AUTOR] 6
I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

hombres tiene hipotiroidismo subclínico. Según los datos de los 20 años de


seguimiento del estudio Whickham, el riesgo de desarrollar hipotiroidismo
manifiesto es cuatro veces mayor en las mujeres con edades entre los 60 y los
70 años que en las mujeres entre los 40 y los 50 años de edad.5

Se estima que la prevalencia de la tiroiditis de Hashimoto es 10-15 veces mayor


en el sexo femenino. Si bien puede aparecer a cualquier edad, el rango más
afectado se sitúa entre los 30 y los 50 años, con el pico de incidencia en los
hombres 10-15 años más tarde. La prevalencia global aumenta con la edad,
tanto en los hombres como en las mujeres.2

CUADRO CLÍNICO

El hipotiroidismo suele ser de comienzo insidioso, con signos y síntomas que


progresan lentamente durante meses o años.2

Los pacientes con hipotiroidismo subclínico pueden no presentar ningún síntoma


y la enfermedad suele ser detectada simplemente en análisis rutinarios de la
función tiroidea. El hallazgo habitual es un nivel elevado de TSH. El aumento
compensatorio de TSH en los comienzos del proceso tiende a mantener una
función casi normal de la glándula tiroides y mantiene al paciente en un estado
eutiroideo.

Lo más frecuente es que los pacientes presenten síntomas inespecíficos,


sugestivos de hipotiroidismo manifiesto. Los primeros síntomas de hipotiroidismo
suelen consistir en fatiga, estreñimiento, piel seca o aumento de peso. El
aumento de peso debido al hipotiroidismo generalmente no supera el 10% del
peso inicial y es consecuencia, principalmente, de la acumulación de líquido en
los tejidos intersticiales. En los pacientes con enfermedad de larga duración, el
hipotiroidismo severo podría provocar coma mixedematoso, precipitado por
estrés importante o una infección.

SÍNTOMAS

Es posible que al principio no notes los signos o síntomas de la enfermedad de


Hashimoto, o tal vez adviertas hinchazón en la parte frontal de la garganta
(bocio). La enfermedad de Hashimoto generalmente avanza con lentitud en el

[NOMBRE DEL AUTOR] 7


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

transcurso de los años y causa un daño crónico en la tiroides, lo que provoca


una disminución de los niveles de hormona tiroidea en la sangre. Los signos y
síntomas son principalmente aquellos de una glándula tiroides hipoactiva
(hipotiroidismo).

Los signos y síntomas del hipotiroidismo comprenden:

 Fatiga y pereza

 Mayor sensibilidad al frío

 Estreñimiento

 Piel pálida y seca

 Rostro hinchado

 Uñas quebradizas

 Pérdida del cabello

 Aumento del tamaño de la lengua

 Aumento de peso sin causa aparente

 Dolor, sensibilidad y rigidez muscular

 Dolor y rigidez de las articulaciones

 Debilidad muscular

 Sangrado menstrual excesivo o prolongado (menorragia)

 Depresión

 Fallas de la memoria

[NOMBRE DEL AUTOR] 8


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO

Consulta al médico si tienes los siguientes signos y síntomas:

 Cansancio sin razón aparente

 Piel seca

 Rostro hinchado y pálido

 Estreñimiento

También tendrás que ver al médico para realizarte análisis periódicos de la


función tiroidea si:

 Te has sometido a una cirugía de tiroides

 Te han realizado un tratamiento con yodo radioactivo o medicamentos


antitiroideos

 Has recibido radioterapia en la cabeza, el cuello o la parte superior del


pecho

Si tienes un nivel alto de colesterol en sangre, consúltale al médico si el


hipotiroidismo podría ser una causa.

Y si estás recibiendo terapia hormonal para el hipotiroidismo causado por la


enfermedad de Hashimoto, programa visitas de seguimiento con la frecuencia
que te recomiende el médico. Es importante que te asegures de estar
recibiendo la dosis correcta del medicamento. Con el tiempo, la dosis que
necesitas para reemplazar la función tiroidea de forma adecuada puede
cambiar.

CAUSAS

La enfermedad de Hashimoto es un trastorno autoinmunitario en el que el


sistema inmunitario crea anticuerpos que dañan la glándula tiroides. Los
médicos no saben qué causa que el sistema inmunitario ataque a esta
glándula. Algunos científicos creen que un virus o una bacteria podrían
desencadenar la respuesta, mientras que otros consideran que una falla
genética podría estar relacionada.

[NOMBRE DEL AUTOR] 9


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

Una combinación de factores (entre ellos, factores hereditarios, el sexo y la


edad) podría determinar la probabilidad de que padezcas este trastorno.

Otros síntomas de hipotiroidismo incluyen los siguientes:

 Intolerancia al frío.
 Ronquera y síntomas de presión en el cuello por el agrandamiento de
la glándula tiroides.
 Movimientos lentos y pérdida de energía.
 Disminución de la sudoración.
 Sordera nerviosa leve.
 Neuropatía periférica.
 Galactorrea, que puede ocurrir debido al aumento de los niveles
de prolactina.
 Depresión, demencia y otros trastornos psiquiátricos.
 Pérdida de memoria.
 Dolores y calambres musculares.
 Caída de cabello, como consecuencia de un proceso autoinmune dirigido
contra los folículos pilosos.
 Irregularidades menstruales (típicamente menorragia, infertilidad y
disminución de la libido).
 Apnea del sueño y somnolencia diurna. Se piensa que la apnea del sueño
obstructiva en el hipotiroidismo es causada en parte por la hipofunción de
los músculos de las vías respiratorias superiores y la debilidad del
diafragma.

ENFERMEDADES ASOCIADAS

Está demostrado que, junto con la tiroiditis de Hashimoto, a menudo coexisten


en el mismo paciente otras enfermedades autoinmunes asociadas,
principalmente la diabetes mellitus tipo 1, la enfermedad celíaca, la artritis
reumatoide, la esclerosis múltiple y el vitíligo.5 De hecho, los pacientes con
tiroiditis autoinmune pertenecen a los denominados "grupos de riesgo" de
padecer enfermedad celíaca.

[NOMBRE DEL AUTOR] 10


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

La tiroiditis de Hashimoto también se puede presentar como parte del síndrome


poliglandular autoinmune tipo II, que por lo general se define por la aparición en
el mismo paciente de dos o más de las siguientes patologías: enfermedad de
Addison (siempre presente), tiroiditis autoinmune y/o diabetes mellitus tipo 1.5

En ocasiones, puede aparecer una enfermedad neurológica grave: la encefalitis


de Hashimoto.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico se sospecha por los síntomas y se comprueba mediante análisis


de laboratorio, donde se detecta TSH elevada, T3 y T4 normales o bajas, y
niveles elevados de anticuerpos antitiroideos (anti-TPO o anti-tiroperoxidasa;
anti-TG o anti-tiroglobulina) que son los responsables de la autodestrucción de
la tiroides; los anticuerpos antitiroideos se elevan en un 98% de los casos de
tiroiditis de Hashimoto, siendo esta elevación previa a la disminución de T3 y T4
y elevación de TSH. El paciente típico es una mujer joven con hipotiroidismo y
niveles de anti-TPO elevados. La ecografía muestra un bocio heterogéneo.9

LÍMITE SUPERIOR NORMAL DE TSH

Se ha propuesto disminuir el límite superior de normalidad de TSH de 5 a 2.5 ó


3 uUI/mL, pero este planteamiento ha sido cuestionado.10

Los argumentos en contra de bajar el nivel de normalidad de TSH incluyen los


casos en los que la TSH revierte espontáneamente, los resultados conflictivos
en cuanto a los beneficio del tratamiento, la posibilidad de
un hipertiroidismo iatrogénico y los costos económicos, ya que al rebajar el límite
de normalidad se incrementaría entre 3 y 5 veces el número de pacientes que
padecería de enfermedad tiroidea.

Faltan estudios que constituyan una demostración convincente del efecto de la


terapia en pacientes con niveles de TSH en el nivel superior normal, antes de
rebajar estos valores. Por otro lado, el hecho de que no esté incluida dentro de
un rango no significa que se requiera un tratamiento o se tenga una enfermedad.
Hasta el momento, las recomendaciones son hacer un seguimiento especial en

[NOMBRE DEL AUTOR] 11


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

los pacientes asintomáticos con valores de TSH comprendidos entre 3 y 4.5


uUI/mL y con anticuerpos antitiroideos positivos.

TRATAMIENTO

El hipotiroidismo se trata con levotiroxina, cuya dosis puede variar según los
resultados de laboratorio.

Es frecuente encontrar una parte de pacientes que no responden


adecuadamente al tratamiento y necesitan dosis inesperadamente elevadas de
levotiroxina, o cuya respuesta al tratamiento es irregular, necesitando frecuentes
ajustes de las dosis de medicación, con períodos de dosis más altas o más bajas.
Este hecho es un indicio, habitualmente ignorado, de que el fármaco no se está
absorbiendo correctamente en el intestino. Las principales razones incluyen
enfermedades gastrointestinales no diagnosticadas (especialmente
la enfermedad celíaca, frecuentemente asociada y no reconocida), interacciones
con otros tratamientos, intolerancia a ciertos excipientes (como el gluten en
enfermos celíacos) o el momento de ingestión del fármaco en relación con las
comidas y bebidas, incluyendo el café.

PRONÓSTICO

Con un diagnóstico temprano, la institución oportuna de la terapia de reemplazo


con levotiroxina, la información al paciente del seguimiento y la atención a
las complicaciones frecuentemente asociadas, el pronóstico de la tiroiditis de
Hashimoto es excelente, con pacientes que llevan una vida normal.2

Las complicaciones relacionadas con la tiroiditis de Hashimoto normalmente son


consecuencia de no realizar un diagnóstico temprano de hipotiroidismo, no
ajustar adecuadamente la dosis de levotiroxina, el incumplimiento de la
medicación por parte del paciente o no detectar ciertas enfermedades asociadas
que dificultan la absorción de la levotiroxina, como la enfermedad celíaca.211

El coma mixedematoso no tratado tiene un mal pronóstico y una alta tasa


de mortalidad.

El aumento de la prevalencia de dislipidemias asociadas con el hipotiroidismo no


tratado, provoca una mayor probabilidad de padecer enfermedades coronarias.2

[NOMBRE DEL AUTOR] 12


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

El riesgo para el cáncer papilar tiroideo es mayor en pacientes con tiroiditis de


Hashimoto. Estos cánceres no son claramente más agresivos que otros
carcinomas papilares de tiroides.

COMPLICACIONES TERAPÉUTICAS

Las complicaciones de la sobredosificación con levotiroxina sódica son las


siguientes:

 Pérdida ósea acelerada.


 Reducción de la densidad mineral ósea.
 Osteoporosis.
 Aumento de la frecuencia cardíaca.
 Aumento del espesor de la pared cardíaca.
 Aumento de la contractilidad del miocardio.
 Los tres últimos problemas incrementan el riesgo de arritmias
cardíacas (especialmente fibrilación auricular), particularmente en la
población anciana.

FACTORES DE RIESGO

Los siguientes factores pueden contribuir al riesgo de contraer la enfermedad de


Hashimoto:

 Sexo. Las mujeres son mucho más propensas a padecer la enfermedad de


Hashimoto.

 Edad. La enfermedad de Hashimoto puede ocurrir a cualquier edad, pero


es más frecuente en personas de mediana edad.

 Factor hereditario. Corres mayor riesgo de sufrir la enfermedad de


Hashimoto si algún familiar padece enfermedades de la tiroides u otras
enfermedades autoinmunitarias.

 Otras enfermedades autoinmunitarias. Padecer otra enfermedad


autoinmunitaria (como artritis reumatoide, diabetes tipo 1 o lupus) aumenta
el riesgo de que contraigas la enfermedad de Hashimoto.

[NOMBRE DEL AUTOR] 13


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

 Exposición a la radiación. Las personas expuestas a niveles excesivos de


radiación ambiental son más propensas a sufrir la enfermedad de
Hashimoto.

TRATAMIENTO FARMACOLOGICO

¿Qué parámetros de laboratorio se utilizan para evaluar la respuesta al


tratamiento con levotiroxina? La mayoría de los pacientes que toman
levotiroxina se sienten bien cuando la TSH sérica se mantiene dentro del rango
de referencia. Sin embargo, algunos estudios han indicado que hasta un 21-59%
de los pacientes que reciben terapia de mantenimiento con levotiroxina tienen
valores de TSH por debajo del rango de referencia. (33, 34, 35,36). Se ha
debatido mucho sobre las posibles consecuencias para estos pacientes, (37) ya
que la supresión de TSH puede dar lugar a problemas cardiacos (38) o pérdida
de masa ósea. Algunos pacientes continúan mostrando alteraciones
psicológicas con la terapia de reemplazo adecuada con valores de las hormonas
tiroideas dentro del rango de referencia. (39). No hay evidencia que el incremento
de la dosis de levotiroxina podría mejorar el aspecto cognitivo o psicológico de
los pacientes. En efecto, la ausencia de un beneficio ha sido demostrada
administrando tiroxina en pacientes eutiroideos con dichos síntomas. (40) Grado
de evidencia.

TRATAMIENTO FARMACOLOGICO

El tratamiento de elección para la tiroiditis de Hashimoto (o hipotiroidismo por


cualquier causa) es el reemplazo de la hormona tiroidea con levotiroxina sódica,
generalmente de por vida. La dosis de levotirosina se debe ajustar a las
necesidades individuales del paciente. El objetivo del tratamiento es restablecer
un estado clínicamente y bioquímicamente eutiroideos. La dosis estándar es de
1.6 a 1.8 mg/kg de peso corporal magro por día, pero la dosis es paciente-
dependiente. Los niveles de T4 libre y TSH deberán estar dentro de los rangos
de referencia del estado de eutiroidismo bioquímico, con el nivel de TSH en la
mitad inferior del rango de referencia.

[NOMBRE DEL AUTOR] 14


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

Los pacientes menores de 50 años que no tienen antecedentes o evidencia de


enfermedad cardíaca por lo general se pueden iniciar en dosis de reemplazo
completa.
 En los pacientes mayores de 50 años de edad y en los pacientes más
jóvenes con enfermedad cardíaca, el tratamiento se debe iniciar con una
dosis baja de 25 mcg (0.025 mg) por día, con una reevaluación clínica y
bioquímica a las 6-8 semanas. Ajustar cuidadosamente la dosis al alza
hasta alcanzar un estado eutiroideo bioquímico y clínico. En raras
ocasiones, puede que no sea posible alcanzar un estado eutiroideo en un
paciente con enfermedad cardiaca disrítmica basal sin empeorar su
condición. En tales casos, el clínico astuto se contenta con lograr el estado
clínicamente eutiroideo y aceptar un nivel de TSH ligeramente elevada.
 Pacientes de edad avanzada por lo general requieren una dosis más
pequeña de reemplazo de levotiroxina, a veces menos de 1 mcg / kg de
peso corporal magra por día. Los pacientes ancianos y los pacientes
tratados con andrógenos, por diversas razones, por lo general requieren
disminuir la dosis de levotiroxina de reemplazo. Por el contrario, los
pacientes sometidos a resección intestinal y que tienen el síndrome del
intestino corto (o mala absorción, por cualquier motivo) a menudo
requieren dosis de mayores de levotiroxina para mantener el estado
eutiroideo.
 Las complicaciones del remplazo total con levotiroxina son una pérdida
ósea acelerada, una reducción de la densidad mineral ósea, osteoporosis,
aumento del ritmo cardiaco, aumento del espesor de la pared cardíaca y
aumento de la contractilidad. Los últimos tres problemas anteriores
aumentan el riesgo de arritmias cardíacas (especialmente la fibrilación
auricular), particularmente en la población anciana
 El diagnóstico temprano, la institución oportuna de la terapia de
reemplazo con levotiroxina, manteniendo informado del paciente sobre el
seguimiento y la atención que debe prestar otras complicaciones, hacen
que el pronóstico de la tiroiditis de Hashimoto sea excelente, pudiendo
llevar los pacientes una vida normal. Por el contrario, el coma

[NOMBRE DEL AUTOR] 15


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

mixedematoso no tratado tiene un mal pronóstico y una alta tasa de


mortalidad.
 El riesgo de desarrollar un carcinoma papilar de tiroides es mayor en los
pacientes con tiroiditis de Hashimoto. Este tipo de cáncer es claramente
más agresivo que otros carcinomas papilares de tiroides.
 Pl. embarazo induce un estado de mayor necesidad de levotiroxina. En
las mujeres con hipotiroidismo y en mujeres con insuficiente reserva de
tiroides de la tiroiditis de Hashimoto o la tiroidectomía parcial, esto se
manifiesta por un aumento en el nivel de TSH y una disminución en el
nivel de T4 libre.
El aumento en el requisito de levotiroxina se piensa que es debido al
aumento de los niveles de la proteína de unión a hormonas de la tiroides-
, un mayor uso por el feto, y el aumento del metabolismo de la tiroxina por
la unidad de fetoplacentaria. El aumento general se resuelve y los
requerimientos de levotiroxina volver a los niveles de antes del embarazo
de 6-8 semanas después del parto.

[NOMBRE DEL AUTOR] 16


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

CONCLUSIONES

La tiroiditis de Hashimoto o tiroiditis crónica autoinmunitaria o tiroiditis linfocítica


crónica, es la causa más común de hipotiroidismo en personas que viven en
áreas con suficiente aporte de yodo. No se conoce el mecanismo de producción,
pero se sabe que es una enfermedad autoinmune órgano-específica, con un
componente genético en la inmunidad humoral y célula, las cuales desempeñan
un papel importante en su desarrollo2. Los factores precipitantes para la
enfermedad son las infecciones, estrés y esteroides sexuales3.

La tiroiditis suele cursar con bocio que se desarrolla en forma gradual; el bocio
es moderado en tamaño y firme en consistencia, la superficie es lisa o
ligeramente lobulillada y su palpación no es dolorosa.

Las manifestaciones de hipotiroidismo pueden desarrollarse luego de varios


años; en raras ocasiones se presentan formas atípicas como bocio asimétrico o
con “hashitoxicosis”, en la cual coexisten hiperfunción tiroidea e histología de
tiroiditis de Hashimoto8.

En relación al laboratorio de hormonas tiroideas, los valores de tiroxina libre son


normales en la mayoría de los casos. Algunos pacientes pueden presentar
hipotiroidismo subclínico con TSH aumentada y T4 libre normal o franco con T4
libre disminuida.

[NOMBRE DEL AUTOR] 17


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS;

INFOGRAFÍAS:

 http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1024-
06752006000200004
 http://www.medwob.com/es/22.html
 https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hashimotos-
disease/symptoms-causes/syc-20351855
 http://www.iqb.es/d_mellitus/medico/tiroides/hashimoto.htm
 https://es.wikipedia.org/wiki/Tiroiditis_de_Hashimoto

[NOMBRE DEL AUTOR] 18


I.E.S.T.P – APU-RIMAC TIROIDITIS DE HASHIMOTO

ANEXOS
GRÁFICOS DE TIROIDITIS HASHIMOTO

[NOMBRE DEL AUTOR] 19