Anda di halaman 1dari 16

ITNM

INSTITUTO TECNOLOGICO DE PARRAL.

MATEMATICAS FINANCIERAS
Catedrático: DR. MARCO ANTONIO QUIÑONEZ REYNA

AVANCE DE PROYECTO

LAURA MAGALY DENIZ RIVERA


DAVID MAURILIO MARTÍNEZ AGUIRRE
SERGIO EZEQUIEL DÍAZ ITUARTE

30 ABRIL 2018
Bonos y obligaciones
QUE SON LOS BONOS?

Un bono es una obligación financiera o una promesa de pago escrita que contrae una
empresa o el estado para poder obtener financiamiento. El funcionamiento básico un
bono es el siguiente. El emisor es el que emite el bono, normalmente el estado o una
empresa, saca a la venta un bono, este bono tiene un valor nominal, una fecha de
devolución e intereses.
¿QUE SON LAS OBLIGACIONES?

Las obligaciones generalmente son emitidas y acompañadas de una serie de cupones


que son pagares impresos y seriados, cada uno de ellos tiene una fecha definida de
vencimiento, en la cual el inversionista llegado la fecha desprende el cupón que
corresponde y acude al banco para su debido cobro. Un dato importante de estos
documentos, es que, pueden ser negociables en el mercado de valores, pueden ser
tratados como acciones. Estos documentos representan una oportunidad de inversión
en la deuda pública o privada con un rendimiento periódico dependiendo de la empresa
o dependencia gubernamental que los emita.

Los bonos y obligaciones son títulos que representan una parte de una deuda, a favor
de su tenedor, y emitida por una entidad para la financiación de un proyecto. Los títulos
de renta fija privada son emitidos por empresas privadas. Su rentabilidad y riesgo
previstos tienen que ver con la calificación crediticia del emisor, como se explicó en la
introducción de esta sección, y también con el plazo de reembolso y los tipos de interés.

En España, cuando estos títulos se emiten a menos de cinco años se


denominan bonos y cuando se emiten a plazo superior se denominan obligaciones. El
plazo de reembolso es la única diferencia entre un bono y una obligación.

En otros países, el término “bono” es genérico para todos los plazos de vencimiento.
Mientras los títulos de deuda pública son emitidos por un gobierno u organismo público,
la renta fija privada representa deudas de empresas privadas, por lo que su riesgo y
rentabilidad dependerán de la calidad de la empresa.

Rendimiento:
 Los bonos y obligaciones de renta fija admiten varias modalidades de rentabilidad:
 Percepción de rentas periódicas (el pago de intereses periódicos, o cupones, a lo largo de la vida
del título)
 Descuento (percepción de valor nominal a su vencimiento, mayor que su precio de adquisición)
 Percepción de cupones más una cantidad adicional (prima de reembolso)
 Descuento más cupones
 Descuento más cupones más prima de reembolso
 Otras combinaciones.
Conceptos básicos
Las obligaciones o bonos son documentos o títulos de crédito emitidos por un gobierno
o una empresa privada, a un plazo establecido, que ganan intereses pagaderos a
intervalos de tiempo claramente determinados. Constituyen los instrumentos de
financiamiento, por medio de los cuales un gobierno o una empresa privada se agencia
del dinero necesario para financiar sus proyectos a largo plazo. Pueden ser adquiridos
tanto por personas físicas como morales: la empresa o gobierno que emite las
obligaciones o bonos se obliga a pagarles un interés periódico y a reintegrarles su
inversión al cabo de cierto tiempo.

TIPOS DE BONOS Y OBLIGACIONES.

Cuando los títulos los emite un gobierno, se les denomina bonos; cuando una empresa
privada, obligaciones o bonos corporativos.

De acuerdo con el destinatario se clasifican en:

a. Al portador, los que no tienen el nombre de su propietario.


b. Nominativos, los que lo tienen.

Por el tipo de garantía que los respalda se dividen en:


a. Fiduciarios, aquellos cuya protección la constituye un fideicomiso.
b. Hipotecarios, los que se avalan con hipoteca sobre bienes propiedad de la
empresa emisora.
c. Prendarios, si los respaldan diversos bienes.
d. Quirografarios, cuando la buena reputación de la empresa emisora, en cuanto
al cumplimiento de sus obligaciones contraídas, los asegura.
Ahora bien, para el pago de intereses los bonos y obligaciones se emiten
generalmente acompañados de cupones. Éstos son pagarés impresos en serie, vienen
unidos al título y contienen impresa la fecha de su vencimiento. El tenedor del
documento puede cobrar el interés ganado en un determinado periodo, desprendiendo
el cupón correspondiente y presentándolo al banco. Sin embargo, algunos bonos y
obligaciones carecen de cupones: en estos casos el interés generado se capitaliza y se
paga al vencimiento del documento. Por otro lado, existen bonos y obligaciones que no
pagan intereses en absoluto. Son los llamados de cupón cero y se venden con una tasa
de descuento: su valor de venta es inferior a su valor nominal.

Bonos y obligaciones simples: Tienen una rentabilidad prefijada para la vida del título
que se paga mediante cupones periódicos. Su riesgo y rentabilidad dependerá de la
calidad de su emisor (calificación crediticia), su plazo y los tipos de interés.

Bonos y obligaciones cupón cero: En vez de pagar cupones, se abonan los intereses
al vencimiento, junto con el principal (capital inicial invertido). Es decir, su valor de
reembolso es mayor que su valor nominal.

Bonos y obligaciones emitidos al descuento: Son los que descuentan los intereses
en el precio de adquisición. Es decir, su precio de adquisición es inferior a su valor de
nominal, por lo que la ganancia se produce en el momento de su reembolso (es el mismo
funcionamiento que las Letras del Tesoro y los pagarés de empresas). En este caso, se
dice que tiene un rendimiento implícito. A este instrumento se le conoce también como
“cupón cero emitido al descuento”.

Bonos y obligaciones subordinados: Tienen un funcionamiento igual que los bonos


simples, pero en caso de quiebra o suspensión de pagos del emisor, el derecho de sus
tenedores sobre los activos de la empresa está detrás del derecho de los acreedores
comunes (como los tenedores de bonos simples). Se puede decir que tienen mayor
riesgo de crédito que un bono simple y, por lo tanto, suelen ofrecer mayor rentabilidad.

Bonos convertibles y/o canjeables: Confieren a sus tenedores el derecho a


cambiarlos por acciones de la empresa en una fecha determinada. Pagan intereses
mediante cupones periódicos hasta una fecha de conversión o de canje. Llegada esta
fecha, el tenedor tiene la opción de:
Efectuar la conversión o canje, y recibir a cambio un cierto número de acciones por cada
bono u obligación.
Mantener las obligaciones hasta la siguiente fecha de conversión o hasta su
vencimiento.
EJEMPLOS
En inversionista le compra el bono al emisor, en este ejemplo se lo compra por $ 1000.
Entonces en primera instancia el emisor obtiene $ 1000 y el inversionista un papel con
una promesa de pago. Pero ¿que obtiene el inversionista?

Donde:

P= Valor del bono (valor presente)

I= Cupón (interés)

I=ib . VN

ib : tasa que ofrece el emisor (tasa cupón)

VN: Valor nominal del bono

Como se habrá podido observar del grafico anterior, un bono no es más que una
anualidad con un valor adicional al final. Entonces se podrán aplicar las formulas vistas
en capítulos anteriores, el valor del bono quedaría así:
Donde i: Costo de oportunidad del capital (COK), tasa de mercado, rentabilidad para
valorizar el bono.

Como se ve de la formula, la formula consiste en tratar al interés como una simple


anualidad y actualizar el valor nominal al periodo 0. Pero atentos, el i de la formula no
esib sino es la tasa de mercado o costo de oportunidad.

Valor de una obligación


El título o documento del bono u obligación, tiene tres elementos esenciales:
1. Valor nominal: marcado en el documento, constituye el capital que el inversionista
inicial proporciona al emisor del título, excepto en el caso en el que el documento se
coloca con descuento.
2. Valor de redención: la cantidad que el emisor del título deberá entregar al tenedor del
documento, cuando se venza el plazo estipulado.
3. Fecha de emisión: aquella en la que el emisor coloca en el mercado de valores sus
obligaciones o bonos.
Así, si el valor de redención es superior al valor nominal, se dice que se redime con
prima; si inferior, se redime con descuento; y, si igual, se redime a la par.
Si bien un bono u obligación tiene una fecha de vencimiento o redención (estipulada
claramente en el documento), el emisor puede redimirla antes de dicha fecha. Por
supuesto que para poder hacerlo es necesario que el documento contenga una cláusula
de redención anticipada. Este mecanismo le permite a la empresa emisora retirar sus
títulos en circulación cuando las tasas de interés en el mercado bajan, y sustituirlos por
otros que paguen esas tasas de interés reducidas.
En cuanto a los intereses, el emisor los determina a través de una tasa de interés
nominal, también llamada tasa de cupón. Esta tasa, dependiendo de las condiciones del
mercado financiero, puede ser:
a. Fija: vigente durante la vida del documento (y, por supuesto, establecida desde el
momento de la emisión). Previene al inversionista contra las caídas de las tasas de
interés.
b. Variable: fluctúa reflejando las condiciones del mercado prevalecientes y está
vinculada a una tasa de referencia (Cetes, TIIE, etc.).
c. Real: se calcula periódicamente con base en el valor nominal del título ajustado con
la inflación. Protege al inversionista contra la pérdida de poder adquisitivo de su
inversión.

El organismo emisor le paga los intereses al inversionista a través de una serie de


cupones que éste cobrará periódicamente. El valor de los cupones se calcula en
términos de interés simple con la fórmula

donde R es el valor del cupón; N, el valor nominal del bono; r, la tasa nominal o de
cupón; y p, la frecuencia de capitalización al año.

EJEMPLO
Una compañía emite obligaciones con valor nominal de $150.00, el 1 de octubre de
2011. Los títulos se redimen a la par, el 1 de octubre de 2012. La empresa ofrece
intereses de 5.5%, pagaderos en cupones que se vencen los días primeros de los
meses de enero, abril, julio y octubre de cada año. (a) Calcule el valor de los cupones.
(b) Dibuje el diagrama de tiempo correspondiente.
SOLUCIÓN
(a) De acuerdo con los datos, la frecuencia de capitalización (p) es 4. De la Ec. tenemos
VALORACION DE ACCIONES Y BONOS

1.  Precio de las obligaciones


2.  Rentabilidad al vencimiento
3.  El precio de las acciones: Modelo de descuento de dividendos

Cuando los gobiernos o las empresas piden prestado dinero pueden hacerlo a través de una
emisión de obligaciones. La obligación se corresponde con la parte alícuota del préstamo
(deuda) que recibe la entidad emisora de los títulos de parte de los inversores.
A cambio de la financiación proporcionada el inversor tendrá derecho a cobrar en el futuro
unos flujos de caja determinados. Los elementos más importantes son:
VALOR NOMINAL: constituye el principal de cada uno estos préstamos (títulos) y sobre él se
calcula el pago futuro.
CUPON: Interés periódico calculado sobre el Valor Nominal de la obligación (expresado como
% del nominal) que recibirá el inversor mientras la mantenga en su poder. Los tipos de interés
del cupón pueden ser fijos durante la vida de la obligación o variables (referenciados con algún
índice de tipo de interés, Euribor, libor).
AMORTIZACION: Devolución del principal en la fecha de vencimiento de la obligación. La
amortización se realiza con prima si el valor de reembolso es una cantidad superior al valor
nominal (o sobre el par).
Compra y venta
El tenedor de un bono u obligación puede transferirlo (venderlo) a otro inversionista, antes de
la fecha de su vencimiento. Se dice que la transferencia es con prima, si el valor de compra
venta es mayor que el de redención; con descuento, si aquél es menor que éste; a la par, si
son iguales.
El precio que paga un inversionista interesado en la compra de los títulos se denomina valor
de mercado. La operación puede darse al vencimiento de alguno de los cupones, denominada
en fechas; o bien, antes del vencimiento del siguiente cupón, pero después del último, llamada
entre fechas.
Además del tipo de garantía del título y de las condiciones económicas prevalecientes, el valor
de mercado se fija de acuerdo con los siguientes factores:
 La tasa de interés nominal.
 La tasa de interés deseada por el inversionista, conocida como de rendimiento.
 El intervalo de tiempo para el pago de los intereses (cupones).
 El valor de redención.
 El tiempo que hay desde la fecha de compra hasta la de redención.

Con ellos el inversionista puede calcular cuánto está dispuesto a pagar en la compra de un
bono u obligación, suponiendo que desea un rendimiento determinado.
Para el inversionista la compra de un bono equivale a un préstamo que él hace al organismo
emisor. Por lo tanto, espera un beneficio. Éste se mide en función de una tasa de interés o
rendimiento deseado, que aquí denominamos i. Esta tasa es independiente del de la tasa de
cupón r que ofrece la emisora.

Si el inversionista quiere saber cuánto debe pagar por un bono para obtener un rendimiento i,
debe sumar el valor presente —a la fecha de la transacción— de las cantidades que recibirá
con la compra del título.

Éstas son dos:

1. El valor M de redención del documento, al vencimiento del plazo.


2. Un número explícito de cupones de valor R, que el inversionista cobrará
periódicamente en el banco.

El valor presente del valor de redención se obtiene con la fórmula


donde np coincide con el número de cupones que faltan por cobrar, a partir de la fecha
de la operación.
El valor presente del total de pagos R se calcula con la fórmula del de una anualidad
vencida,

Sumando las Ecs. 4.2 y 4.3, obtenemos el valor de compra de un bono u obligación
para un rendimiento deseado:

donde, C es el valor de compra venta; M es el valor de redención del título; N, el valor


nominal; r, la tasa de cupón o de interés que ofrece el emisor; i, la tasa de rendimiento
deseada por el inversionista; p, la frecuencia de capitalización por año; n, el plazo, en
años, entre la fecha de compra y la de redención; y np, el número de periodos o el
número de cupones que el inversionista recibirá a partir de la fecha de compra.
EJEMPLO
Una compañía emite obligaciones de $150 que se redimen a la par el 1 de julio de 2017, con
intereses del 23.5%, pagaderos en cupones que vencen los días primeros de los meses de
enero, abril, julio y octubre de cada año. ¿Cuánto debería pagarse por cada bono el 1 de
octubre de 2012, si se pretende obtener rendimientos del 35% anual con capitalización
trimestral? ¿A cuánto ascienden las utilidades para el inversionista que las compra?
SOLUCIÓN
Ya que los cupones se pagan en enero, abril, julio y octubre de cada año, se trata, por lo tanto,
de cupones trimestrales. En consecuencia, se puede decir que el interés que la compañía
ofrece es de 23.5% anual con capitalización trimestral.
Es importante verificar que las tasas i y r se expresan en el mismo periodo de capitalización,
lo cual en este problema se cumple.
Además, entre el 1 de octubre de 2012 y el 1 de julio de 2017 hay 19 trimestres. Por otro lado,
como el título se vence a la par, el valor de redención es igual al valor nominal.
Así, los datos con los que contamos son:
De la misma forma, de acuerdo con la Ec. 4.3, el valor presente de los 19 cupones que falta
por cobrar es:

Sustituyendo ambas cantidades en la Ec. 4.4,

C=30.47+80.25=110.73
Con esto queda respondida la primera pregunta: el bono tiene un valor de compraventa de
$110.73.
Ahora bien, la utilidad por bono es la diferencia entre lo que el inversionista recibe en total
por cada bono y su valor de compra venta.
Lo que recibe corresponde a dos rubros: (1) el valor M de redención del bono, y (2) la suma
de los 19 cupones, cada uno de valor R. Es decir, recibe

150+19×8.81=150+167.44=317.44
Lo que invierte es el valor de compraventa, o sea: $110.73.
Así, si simbolizamos con U la utilidad, U =317.44−110.73=$206.71, que es respuesta a la
segunda pregunta del problema.

Otra manera, es emplear métodos de prueba y error.


Uno de ellos es ensayar con varias tasas en la Ec. 4.4 hasta obtener un valor de comparar
venta muy aproximado al del título. La eficacia de este método depende de la habilidad del
calculador para establecer un intervalo numérico dentro del cual esté la tasa correcta. Un
buen inicio se obtiene suponiendo i cercano a r.
También se puede empezar el proceso de prueba y error a partir de la ecuación:
Esta fórmula proporciona la tasa de rendimiento i en términos de la frecuencia de capitalización
de r. Por lo tanto, para expresarla en términos anuales hay que multiplicarla por p.
Para ilustrar lo anterior, suponga que le interesa calcular el rendimiento que dará un bono
comprado a $108.00, 3 años antes de su vencimiento. El título tiene un valor nominal de $100,
se redime a la par, y paga intereses del 28% anual con cupones semestrales.

SOLUCIÓN
Para comenzar, el valor de los cupones es R= 100x (0.28/2) =$14.00
Con la ecuación calculamos el primer intento.

Que es la tasa semestral, la anual será: 0.12179 x 0.24359. o sea, i = 24.359%


Calculando el valor de compraventa con esta tasa, tenemos, C = 107.45. Un valor
menor al real de 108.
Ahora hay que probar con varias tasas ligeramente mayores y menores que el obtenido. Hasta
acercarse lo más posible al 108. Así obtendremos la siguiente tabla.

Como puede verse, la tasa de rendimiento que mejor se ajusta al precio de compra venta dado
es 24.1% anual, con capitalización semestral.
Para generar esta tabla el MS Excel cuenta con la poderosa herramienta de análisis TABLA
DE DATOS DE UNA COLUMNA
Emisión

Emisión de obligaciones
Operación de crédito utilizada por los empresarios como medio de financiación para la
obtención de recursos mediante endeudamiento que se retribuye pagando un tipo de interés.
Se puede representar por medio de títulos nominativos o al portador como por anotaciones en
cuenta.
Emisores
Pueden ser emitidos por una institución pública, un estado, un gobierno regional un municipio
o una institución privada con el objeto de obtener fondos de los mercados financieros
Características: a los propietarios de bonos se les conoce como “tenedores o bonistas”.
Algunas emisiones de bonos llevan incorporadas opciones que permiten amortizaciones
anticipadas conversión en acciones o en otros activos financieros.
El emisor se compromete a regresar el capital principal junto con los intereses también
llamados cupón. El interés(tasa) puede tener carácter fijo o variable.
El principal emisor de bonos en México es el Gobierno Federal. Entre los más importantes
están los siguientes:
4.6 Tasa de interés a largo plazo
Un bono o una obligación constituye la promesa de realizar dos acciones: hacer pagos
periódicos de intereses y redimir el título a su vencimiento.
Los rendimientos de los bonos y obligaciones tienden a aumentar o disminuir con el tiempo. A
medida que las tasas de interés suben, los precios de las obligaciones disminuyen; y
viceversa: si aquellas bajan, estos aumentarán hasta el punto cercano al precio que una
sociedad anónima pueda recurrir al retiro de las obligaciones de la circulación.
Una forma de evitar problemas concernientes al riesgo de que las obligaciones sean retiradas
anticipadamente, consiste en comprar la que hayan estado en mercado durante varios años.
El rendimiento al vencimiento sobre emisiones ya maduras constantemente se ajustan a las
tasas vigentes respecto de nuevas emisiones.
En cualquier momento determinado, el rendimiento sobre emisiones más viejas será inferior
al de las nuevas emisiones, pero esto se compensará en parte por impuestos sobre la renta
más bajos que se pagarán sobre las ganancias de capital que representan diferencias entre
los precios de compra y redención.