Anda di halaman 1dari 3

EL SILENCIO ADMINISTRATIVO EN COLOMBIA

Víctor Franco Simancas


V semestre- Administración Publica Territorial
Escuela Superior de Administración Pública – ESAP
Territorial Bolívar- CETAP Cartagena

INTRODUCCIÓN

En estas breves líneas se intentara dar una idea clara y concisa del silencio
administrativo y su origen con base en el sistema jurídico colombiano y la doctrina
del derecho administrativo.

Se hará un recorrido por algunos de los principales conceptos en derecho


administrativo para contextualizar el fenómeno del derecho administrativo y su
aplicación en el contexto colombiano.

ABSTRACT

This brief essay contains some of the most relevant ideas and definition in
administrative right in general and administrative silence in particular, having in
mind the valid laws in the Colombian legal system.

KEY WORDS: acto administrativo, principio de legalidad, via gubernativa, silencio


administrativo.

En primer lugar es necesario conocer el concepto de Acto administrativo. El Dr


Libardo Rodriguez en su libro Derecho Administrativo General y Colombiano lo
define así:

“Son manifestaciones de la voluntad de la administración tendientes a modificar el


ordenamiento jurídico, es decir, a producir efectos jurídicos”.

Todo acto administrativo debe ser sometido a un control de legalidad, el cual


decide sobre la validez desde el punto de vista jurídico y doctrinal del acto
administrativo. Diversas situaciones pueden determinar la ilegalidad de un acto
administrativo: Incompetencia, vicios de forma y procedimiento, desviación de
poder, ilegalidad en cuanto al objeto, falsa motivación, cualquiera de estas
situaciones pueden afectar los intereses de otros sujetos públicos o privados.

Cuando un individuo o grupo de individuos se siente afectado por la decisión de la


administración, estos pueden tal decisión mediante las acciones provistas en la
Via Gubernativa. La Vía Gubernativa, actualmente se denomina actuación
administrativa relativa a los recursos previstos en la ley, es el proceso mediante el
cual se interponen recursos ante la administración con la finalidad de expresar su
desacuerdo y revertir la decisión de la misma. Estos recursos son: reparación,
apelación y queja. Ante los recursos antes mencionados, la administración puede
optar por las siguientes opciones:

1. Acceder a las pretensiones del solicitante después de uno más recursos


interpuestos.
2. Rechazarla por no proceder ningún recurso contra la decisión.
3. No contestar la solicitud en los plazos establecidos por la ley.
La tercera opción es conocida como Silencio Administrativo.

El artículo 23 de la Constitución Política de Colombia, reglamentado por la


ley 1755 de 2005 garantiza el derecho a presentar peticiones respetuosas
ante las autoridades en los siguientes términos:

«Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las


autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta
resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones
privadas para garantizar los derechos fundamentales»

La ley 1437 de 2011 en sus artículos 83 y 84 tipifica este fenómeno


administrativo:

“Artículo 83. Silencio negativo. Transcurridos tres (3) meses contados a


partir de la presentación de una petición sin que se haya notificado decisión
que la resuelva, se entenderá que esta es negativa. En los casos en que la ley
señale un plazo superior a los tres (3) meses para resolver la petición sin que esta
se hubiere decidido, el silencio administrativo se producirá al cabo de un (1) mes
contado a partir de la fecha en que debió adoptarse la decisión (…)”

“Artículo 84. Silencio positivo. Solamente en los casos expresamente


Previstos En disposiciones legales especiales, el silencio de la Administración
equivale a decisión positiva.

Los términos para que se entienda producida la decisión positiva presunta


comienzan a contarse a partir del día en que se presentó la petición o recurso.
El acto positivo presunto podrá ser objeto de revocación directa en los
Términos de este Código. (…)”

Se puede observar en la Ley 1437 que en caso de configurarse el silencio


administrativo negativo, este suceso no genera una exoneración de
responsabilidad a las autoridades, tampoco las excusa del deber de decidir sobre
la petición inicial a menos que el interesado haya hecho uso de los recursos contra
el acto presunto. El procedimiento para invocar el silencio administrativo positivo
puede ser encontrado en el artículo 85 de la ley antes mencionada, de modo que
la persona que halle en las condiciones legales que definen el beneficio del
silencio administrativo positivo, debe protocolizar la constancia o copia a la cual se
refiere el artículo 15 de la Ley 1437, acompañada de una declaración jurada de
que no le ha sido notificada la decisión dentro del término previsto por la ley.

Conclusión

Para el futuro administrador público es de vital importancia el conocimiento de los


diferentes procesos administrativos por cuanto recae directamente sobre él la
responsabilidad de algunas decisiones. La Ley 1437 es una fuente del derecho
administrativo y contiene los principios jurídicos rectores de la administración
pública y del modo como deben realizarse los procesos administrativos.