Anda di halaman 1dari 12

TEMA 17

LA POLICÍA LOCAL. ORDENAMIENTO LEGISLATIVO. MISIONES Y


OBJETIVOS. FUNCIONES. DISPOSICIONES ESTATUTARIAS COMUNES.
ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN.

1. LA POLICÍA LOCAL.

En la mitad del siglo pasado, entre 1840 y 1850, comienzan a aflorar en las
principales ciudades del país los Cuerpos de la Guardia Municipal. El Cuerpo de la
Guardia Municipal de Alicante se crea en 1847 y el de la Guardia Municipal de
Valencia en 1872.

Sus primeras funciones consisten en ejercer rondas de vigilancia por las calles
solicitando la presencia de otros Cuerpos armados cuando la situación lo requiere.
Posteriormente amplían competencias realizando tareas típicamente municipales
como citaciones, ejecución de acuerdos, etc.

Iniciado el siglo XX, y comenzando a proliferar la circulación de vehículos a motor,


se les asigna su vigilancia y control en vías urbanas, surgiendo la figura del “guardia
urbano”, encargado de la regulación del tráfico en puntos conflictivos.

El nombre inicial de Guardia Municipal es cambiado por el de Policía Municipal con


la promulgación del Decreto de 30 de mayo de 1952, que considera a los
integrantes de estos colectivos como auxiliares de la autoridad. Tras la entrada en
vigor de la Ley 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, pasa a denominarse
Policía Local y sus componentes adquieren a todos los efectos la condición de
agentes de la autoridad.

Ámbito de sus funciones.

El art. 51 de la LO 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dice que los


municipios pueden crear Cuerpos de Policía propios de la forma que se determina
en dicha ley, en la legislación de Régimen Local y en la legislación autonómica.

La Policía Local desarrollará sus funciones dentro del ámbito competencial


asignado al municipio, pudiendo actuar únicamente en el ámbito territorial del
municipio respectivo, salvo situaciones de emergencia y previo requerimiento de las
autoridades competentes.

En los supuestos en los que dos o más municipios limítrofes, pertenecientes a una
misma Comunidad Autónoma, no dispongan separadamente de recursos suficientes
para la prestación de los servicios de policía local podrán asociarse para la
ejecución de dichas funciones. En este caso, el acuerdo de colaboración que se
firme respetará las condiciones que se determinen por el Ministerio del Interior y
contará con la autorización de éste, o en su caso, de la Comunidad Autónoma
correspondiente.

Los policías locales, cuando ejerzan funciones de protección de autoridades de las


Corporaciones Locales, podrán actuar fuera del término municipal respectivo, con

1
autorización del Ministerio del Interior o de la correspondiente autoridad de la
Comunidad Autónoma, si desarrollan tales funciones en el ámbito territorial de ésta.

Características del Cuerpo de la Policía Local.

El art. 52 de la LFFCCS y la Ley 6/99 de Policías Locales y de Coordinación de


las Policías Locales de la Comunitat Valenciana señalan que los Cuerpos de la
Policía Local son institutos armados de naturaleza civil que se rigen por lo dispuesto
en esta Ley, las disposiciones dictadas por las CCAA y por las normas específicas
que emanen de cada Ayuntamiento.

2. ORDENAMIENTO LEGISLATIVO DE LA POLICÍA LOCAL

A la hora de delimitar el marco legal aplicable a la Policía Local es preciso tener en


cuenta su peculiar condición, ya que por una parte son funcionarios dependientes
de las Corporaciones Locales encuadrados dentro de la Administración Especial, en
el Subgrupo de Servicios Especiales, y por otra parte son miembros de las Fuerzas
y Cuerpos de Seguridad con lo que le es aplicable la normativa reguladora de éstos.

Así, la Policía Local desarrolla sus funciones dentro del ámbito competencial
asignado al Municipio como ente local, por lo que le son aplicables las siguientes
normas:

Como funcionarios públicos

1- Constitución Española de 1978.


2- Ley 7/1985 Reguladora de las Bases del Régimen Local.
3- Real Decreto Legislativo 781/1986 de 18 de abril por el que se aprueba el
Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de
Régimen Local.
4- Real Decreto 2568/1986 por el que se aprueba el Reglamento de
Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones
Locales.
5- Ley 30/1992 de 26 de noviembre sobre Régimen Jurídico de las
Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común.
6- Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el
texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público
7- Normativa autonómica.

Como miembros de las FFCCSS


El ordenamiento legislativo de la Policía Local, en cuanto a integrantes
de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, viene dado, entre otras, por:

2
1. La Ley Orgánica 2/86, de 13 de marzo, de FF y CC de Seguridad, que regula
los principios de actuación y ordenamiento legislativo de la Policía Local y de las
demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
2. La Ley Orgánica 4/2015 sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.
3. Normativa Autonómica (Ley 6/1999, de 19 de abril, de la Generalitat
Valenciana de Coordinación de las Policias Locales de la Comunitat
Valenciana y demás normas legales de desarrollo).
4. DECRETO 19/2003, de 4 de marzo, del Consell de la Generalitat, por el que
se regula la Norma-Marco sobre Estructura, Organización y Funcionamiento de
los Cuerpos de Policía Local de la Comunidad Valenciana.

5. Decreto 114/2005, de 17 de junio, de la Consellería de Justicia y


Administraciones Públicas. Sistema de homogeneización y homologación
de la uniformidad de la PL de la CCAA Valenciana.

6. Normativa municipal (existen municipios con reglamentos propios para la policía


local).

3. MISIONES Y OBJETIVOS

Las funciones de la Policía Local como miembro de los Cuerpos y Fuerzas de


Seguridad vienen delimitadas por el art. 104 de la CE de 1978, que les asigna la
protección del libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad
ciudadana.

MISIONES.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, misión es la comisión o


encargo que se confía a alguien. De este modo, y en relación con el contenido del
art. 104 de la CE, las misiones asignadas a la Policía Local, en su condición de
Cuerpo de Seguridad son dos: proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades
y garantizar la seguridad ciudadana.

Misión de protección del ejercicio de derechos y libertades.

Los ciudadanos tienen unos derechos por su condición de personas que ostentas
incluso frente al propio estado y que vienen reconocidos en normas y convenios
internacionales y más concretamente en el Título I de la CE. Entre esos derechos
se encuentran:

1.- El derecho a la vida y a la integridad física y moral.

2.- El derecho a no ser discriminados por razón de raza, sexo, religión u opinión.

3.- El derecho a la libertad y seguridad.

4.- El derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, etc.

3
Igualmente, los ciudadanos tienen unas libertades reconocidas en el mismo Título
de la CE, consistentes en:

1- Libertad ideológica, religiosa y de culto.


2- Libertad de residencia y circulación.
3- Libertad de expresión y difusión de pensamientos, ideas y opiniones, etc.

Pues bien, todos estos derechos y libertades pueden ser ejercidos libremente por
los ciudadanos que tienen derecho a no ser perturbados en su disfrute. Sin
embargo como ha reconocido el propio Tribunal Constitucional, tales derechos
tienen límites siendo el principal de ellos el que procede del ámbito en el que se
desarrollan. Dicho de otra forma, en el seno de una sociedad, donde existen
multitud de individuos con idénticos derechos, los de un ciudadano terminan allí
donde comienzan los de otro. No es jurídicamente aceptable que un derecho se
ejercite abusando de él y eclipsando el de otros individuos.

Así pues la misión de la Policía Local, como protectora y garante de dichos


derechos y libertades, consistirá en que los ciudadanos puedan ejercer y disfrutar
de éstos sin perturbaciones.

Misiones de la Policía Local como garante de la seguridad ciudadana.

La seguridad ciudadana es definida por el Tribunal Constitucional en sentencias de


8-6-1982 y 5-12-1984, como la actividad dirigida a la protección de personas y
bienes y al mantenimiento de la tranquilidad u orden ciudadano.

Aunque el mantenimiento de la Seguridad Pública es competencia del Gobierno de


la nación, tal y como dispone el art. 1.1 de la LO 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad, las corporaciones locales deben participar en su mantenimiento en los
términos que establezcan los Estatutos de Autonomía y la legislación de Régimen
Local.

Esa función de las Corporaciones Locales se ejerce a través de sus respectivos


Cuerpos de Policía Local que en esta materia tienen las siguientes misiones:

1- Protección de autoridades municipales.


2- Vigilancia y custodia de edificios municipales.
3- Vigilancia del cumplimiento de Ordenanzas, Bandos y demás disposiciones
municipales.
4- Vigilancia del cumplimiento de la normativa reguladora de la Policía de
Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.
5- Vigilancia del cumplimiento de la normativa reguladora de actividades
calificadas.
6- Vigilancia de espacios públicos.
7- Prevención de actos delictivos y práctica de las diligencias de prevención
correspondientes.
8- Ordenación, señalización y regulación del tráfico en vías urbanas.
9- Instrucción de atestados por accidente de circulación dentro del casco
urbano.

4
10- Colaboración en las funciones de protección civil.
11- Ejercer las funciones de Policía Judicial previstas en la Ley de Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad.
12- Cooperar en la resolución de conflictos privados cuando sean requeridos
para ello.

OBJETIVOS.

Conforme a la definición del diccionario de la Real Academia de la Lengua, objetivo


es el fin al que se dirige una acción. Los objetivos concretos que persigue la Policía
Local deben ser fijados de antemano por el Alcalde o por el Jefe del Cuerpo.

Los objetivos deben ir acompañados de un plan de acción para lograrlos y pueden


ser a corto o largo plazo.

Por lo que respecta a los objetivos generales que persigue la actuación de la Policía
Local, y poniéndolos en consonancia con las misiones que se han visto
anteriormente, estos serán:

Objetivos relacionados con la protección del ejercicio de los derechos y


libertades.

El objetivo final en este campo debe ser la efectiva y real protección de tales
derechos y libertades, evitando que puedan producirse situaciones de desamparo y
adoptando las medidas necesarias para que las perturbaciones que puedan sufrir
los ciudadanos sean lo más breves posibles, restableciendo el disfrute del derecho
lesionado cuando antes, si fuere posible.

Objetivos relacionados con la función garantizadora de la seguridad


ciudadana.

1- Protección de la vida y de la integridad física y moral de los ciudadanos.


2- Protección de la propiedad o patrimonio de las personas físicas o jurídicas.
3- Mejora de la Seguridad en vías y espacios públicos.
4- Mejora del tráfico rodado y de la fluidez en la circulación.
5- Inocuidad de las actividades insalubres, molestas, nocivas o peligrosas.
6- Garantía de las condiciones de seguridad en espectáculos públicos y
actividades recreativas.
7- Facilitar ayuda inmediata a las víctimas de un delito, etc.

4. FUNCIONES

Conforme a lo establecido en la Disposición Transitoria cuarta del RDL 781/1986 de


18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Disposiciones Legales
Vigentes en materia de Régimen Local, la Policía Local existirá en aquellos
municipios de más de cinco mil habitantes y en los de menor población se requerirá
para su creación la previa autorización del Ministerio de Administración Territorial.
En este último caso, los Ayuntamiento deben comunicar este hecho, en el plazo de

5
un mes, a la Generalitat Valenciana, tal y como se determina en el Decreto
19/2003 del Consell de la Generalitat por el que se aprueba la Norma-Marco.

El art. 52.1 de la LO 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad define a los


Cuerpos de la Policía Local como institutos armados de naturaleza civil, con
estructura y organización jerarquizada. La superior autoridad y dependencia directa
de estos Cuerpos la ostenta el Alcalde, aunque puede delegarla en un miembro de
la Corporación municipal, salvo que se trate de municipios de gran población, en
cuyo caso es indelegable.

El mando inmediato de cada Cuerpo de Policía Local lo ejerce el Jefe del Cuerpo,
cuyo nombramiento recaerá en el funcionario de mayor categoría profesional
existente. En los supuestos de ausencia o enfermedad de la Jefatura del Cuerpo,
será sustituido por un funcionario de su misma categoría, designado por la Alcaldía,
y en su defecto, por otro de la inmediata inferior.

Funciones de la Policía Local.

Están descritas en el artículo 53 de la LO de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y


se concretan en las siguientes:

1.- Proteger a las autoridades de las Corporaciones Locales, y vigilancia o custodia


de sus edificios, bienes e instalaciones.

2.- Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo con lo


establecido en las normas de circulación. No obstante, el artículo 53.3 de la LO
2/1986 dispone que en los municipios de gran población podrán crearse, por el
Pleno de la corporación, Cuerpos de funcionarios para el ejercicio exclusivo de
estas funciones. Dichos funcionarios no se integran en las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad, y en el ejercicio de estas funciones tendrán el carácter de agentes de la
autoridad, subordinados a los miembros de los respectivos Cuerpos de Policía
Local.

3.- Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco urbano.

4.- Policía administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y demás


disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.

5.- Participar en las funciones de Policía Judicial en la forma establecida en el art.


29.2 de esta Ley. A este respecto, la Disposición Adicional Décima de la Ley
57/2003 determina que en el marco legal establecido, se potenciará la participación
de los Cuerpos de Policía Local en el mantenimiento de la seguridad ciudadana,
como policía de proximidad, así como en el ejercicio de las funciones de Policía
Judicial, a cuyos efectos, por el Gobierno de la nación, se promoverán las
actuaciones necesarias para la elaboración de una norma que defina y concrete el
ámbito material de dicha participación.

6.- La prestación de auxilio en caso de accidente, catástrofe o calamidad pública,


participando en la forma prevista en las leyes, en la ejecución de los planes de
protección civil.

6
7.- Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a evitar la
comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido en las Juntas
de Seguridad.

8.- Vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado y con la Policía de las CCAA en la protección de las
manifestaciones y el mantenimiento del orden en grandes concentraciones
humanas, cuando sean requeridos para ello.

9.- Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean requeridos


para ello.

Las actuaciones que practiquen los Cuerpos de Policía Local en el ejercicio de las
funciones previstas en los apartados 3 y 7 precedentes (redacción de atestados por
accidente de tráfico y práctica de las diligencias de prevención), deberán ser
comunicadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes.

Policía administrativa y policía judicial.

 Policía administrativa.

De forma amplia, POLICÍA ADMINISTRATIVA ES la actividad que


despliega LA ADMINISTRACIÓN en el ejercicio de sus potestades que por
razones de interés público limita los derechos de los administrados,
mediante el ejercicio de la coacción sobre los mismos.
El ejercicio de estas potestades coactivas, está limitado a sus propios límites y
principios, dispuestos en la Constitución y en las Leyes.
La CE en los artículos 137, 140 y 141 reconoce y garantiza la autonomía
de los entes locales. Así pues, las STC 32/81 y 214/89 entienden la expresión
de “régimen local” como aquel régimen jurídico de las Administraciones
locales.
El marco legal sobre el que actúa la Policía Administrativa es la
L.O.F.C.S. 2/86 de 13/03 que en su art. 53.1 d) cita: “...a los Cuerpos de
Policía Local les corresponde las siguientes funciones:
d) Policía administrativa, relativa al cumplimiento de Ordenanzas,
Bandos y demás disposiciones municipales dentro del ámbito de
su competencia.”
Por tanto, policía Administrativa en sentido amplio, comprende toda serie
de actos encaminados a hacer cumplir la legislación del ámbito
administrativo. Se incluye en ella la vigilancia de lo dispuesto en las
ordenanzas y bandos municipales y en los decretos de las Corporaciones.
(Comprobación de licencias de obras, uso y ocupación de la vía pública…) y la
diferente normativa autonómica. (Por ejemplo en materia de control de horarios
de establecimientos públicos)

7
 La policía local como policía judicial.

El artículo 53, apartado e de la LOFCS establece que los cuerpos de policía local
Participaran en las funciones de Policía Judicial, en la forma establecida en el
artículo 29.2 de esta Ley (tendrán carácter colaborador de las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado el personal de Policía de las Comunidades Autónomas y de
las Corporaciones Locales).

Por tanto los cuerpos de policía local realizarán funciones de policía judicial en
calidad de colaboradores en un sentido genérico (PJ en sentido estricto solo
unidades adscritas a los juzgados de los cuerpos de policía Nacional y Guardia
Civil. Aunque también existen unidades en las policías autonómicas y en algunas
policías locales como la Policía Local de Vitoria o Bilbao). No obstante realizarán
determinadas competencias exclusivas en materia de policía judicial como son los
atestados judiciales por accidentes de tráfico en vías urbanas.

Cabe destacar que en la exposición del Convenio Marco de colaboración,


cooperación y coordinación entre el Ministerio del Interior y la Federación
Española de Municipios y Provincias, en materia de seguridad ciudadana y
seguridad vial, se establece que “Que la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Ley
Orgánica del Poder Judicial y el Real Decreto 769/1987, de 19 de junio, sobre
regulación de la Policía Judicial, hacen un reconocimiento expreso del carácter
genérico de policía judicial que tienen las Policías Locales. En este sentido, la Ley
Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad determina en sus artículos 29 y 53
que en el cumplimiento de la función de policía judicial, el personal de los Cuerpos
de Policía Local tiene el carácter de colaborador de las Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad del Estado. Y la Ley de Medidas para la Modernización del Gobierno
Local, en su disposición adicional décima, establece la necesidad de ampliar las
funciones de las Policías Locales en materia de Policía de Proximidad y Policía
Judicial. Que el alto nivel de capacitación profesional y preparación técnica que
están alcanzando las Policías Locales, especialmente en los grandes núcleos
urbanos, así como la proximidad de los Cuerpos de Policía Local a sus respectivas
comunidades locales, convierte a estos Servicios en instituciones fundamentales
para el desarrollo de políticas de prevención de la delincuencia. Y esa misma
cercanía hace posible actuaciones de investigación policial en el ámbito de la policía
judicial en relación a determinadas infracciones penales de menor gravedad.”

El referido convenio también establece:

Participación de la Policía Local en las funciones de Policía Judicial.

Con el fin de optimizar los recursos policiales disponibles en el territorio, y para


ofrecer en las respectivas Comunidades Locales un servicio público de seguridad
eficaz y de mayor calidad, en los convenios bilaterales que se suscriban entre el
Ministerio del Interior y los Municipios que se adhieran al presente Convenio Marco,
se podrá acordar la colaboración de las Policías Locales en el ejercicio de las
funciones de policía judicial, tanto en lo que se refiere a la recepción de
denuncias como a la investigación de los hechos, en relación con las
siguientes infracciones penales, cuando constituyan falta o delito menos
grave:

8
a) Faltas penales.
b) Lesiones, que no requieran hospitalización.
c) Violencia doméstica y de género.
d) Delitos contra las relaciones familiares.
e) Quebrantamientos de condena; de localización permanente; órdenes de
alejamiento y privaciones del permiso de conducir.
f) Hurtos.
g) Denuncias por recuperación de vehículos, siempre que estos no estuvieran
considerados de interés policial
h) Patrimonio histórico municipal.
i) Actividades de carácter comercial o con ánimo de lucro realizadas en la vía
pública o mercadillos y que constituyan delitos contra la propiedad intelectual o
industrial.
j) Defraudaciones de fluido eléctrico y análogas.
k) Delitos contra la seguridad del tráfico.
l) Amenazas y coacciones.
m) Omisión del deber de socorro.
n) Daños en general y, en especial, los causados al mobiliario urbano
Decimotercera. Acuerdos específicos para regular la participación de las Policías
Locales en las funciones de Policía Judicial.
1. Para establecer el nivel concreto de participación de las respectivas Policías
Locales en el ejercicio de las funciones de Policía Judicial, de conformidad con lo
establecido en la anterior estipulación, se tendrán en cuanta los siguientes
aspectos:
a) El respeto al marco competencial establecido en las siguientes normas: Ley
Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; Ley Orgánica del Poder Judicial; Ley
de Enjuiciamiento Criminal; Real Decreto sobre Regulación de la Policía Judicial;
Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local; Ley de Medidas de Modernización
del Gobierno Local; y las respectivas legislaciones autonómicas en materia de
Coordinación de las Policías Locales, con reconocimiento expreso del carácter
genérico de Policía Judicial que tienen las Policías Locales.
b) El contenido del presente Convenio Marco.
c) La voluntad de la correspondiente Corporación Local.
d) El número de los efectivos de la respectiva Policía Local con relación al número
de los habitantes de la población, así como su capacidad operativa para asumir
mayores responsabilidades en este ámbito, de acuerdo con los siguientes factores:
• El nivel de formación y la experiencia de sus componentes en el ejercicio de las
funciones de policía judicial;
• La capacidad técnica y operativa para constituir grupos o unidades especializadas
en las funciones de policía judicial;
• La disponibilidad de los recursos materiales y tecnológicos necesarios para
colaborar en el desempeño de funciones de policía judicial
e) La existencia o no de sedes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
en el término municipal.
2. En relación con la participación de las respectivas Policías Locales en las
funciones de Policía Judicial, en los Convenios bilaterales de adhesión al presente
Convenio Marco de Cooperación se detallarán, en todo caso, los siguientes
aspectos:

9
a. La relación exacta de materias en las que se producirá la actuación de la Policía
Local y la responsabilidad concreta que asumirá con relación a cada una de ellas
dicho Cuerpo policial.
b. Las formas, procedimientos y plazos de transmisión concretos de información a
las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes, de las actuaciones
desarrolladas por la Policía Local en estas materias, de conformidad con lo
establecido en el artículo 53.2 de la Ley 2/1986, Orgánica de las Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad, así como los procedimientos de traspaso de diligencias a los Cuerpos
de Seguridad del Estado competentes, cuando resulte procedente.
c. En cualquier supuesto, una copia de los atestados instruidos por la Policía Local
se remitirá, de acuerdo con los protocolos que se establezcan, al Cuerpo de
Seguridad del Estado competente. Y al respecto, se establecerá un procedimiento
de información diaria por parte de la Policía Local al responsable de la respectiva
unidad del Cuerpo de Seguridad del Estado competente en el territorio.
d. De conformidad con lo establecido en el artículo 52.3 de la Ley Orgánica de
Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, los Delegados y Subdelegados del Gobierno,
atendiendo la relación de funcionarios que le remitan los respectivos Alcaldes y
Alcaldesas, autorizarán a los componentes de las Policías Locales de los municipios
anteriormente citados, para su actuación no uniformada, respecto a las materias
que se contemplen en los respectivos Convenios bilaterales.
3. El Convenio Específico Bilateral a que se refiere esta Estipulación, incluirá la
correspondiente Memoria Económico-financiera en relación con el desempeño de
las funciones de colaboración en materia de policía judicial que se establezcan en
dicho Convenio Específico.

5. ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN

El art. 3 de la Ley 6/1999, de 19 de abril, de Policías Locales y Coordinación de


las Policías Locales de la Comunidad Valenciana, establece que los cuerpos de
Policía Local son institutos armados de naturaleza civil con estructura y
organización jerarquizada, bajo la superior autoridad y dependencia directa del
alcalde, sin perjuicio de las competencias atribuidas en materia de policía judicial a
magistrados, jueces y miembros del Ministerio Fiscal, correspondiendo en cada
entidad el mando inmediato y operativo al Jefe del Cuerpo, cuyo nombramiento
recaerá en un funcionario de la mayor categoría profesional existente. Si existiere
más de un funcionario de la máxima categoría, el art. 19 determina que el
nombramiento se efectuará por el procedimiento de libre designación, de acuerdo
con los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

ESTRUCTURA ORGÁNICA.

El art. 16 de la Ley 6/1999 indica que, con la denominación de Cuerpo de Policía


Local, en cada municipio, la policía local se integrará en un cuerpo único, en el que
pueden caber especialidades, indicando que, con carácter mínimo, estos Cuerpos
estarán estructurados en las siguientes escalas y categorías:

1.- Escala Superior, con las categorías de Intendente General, en poblaciones


superiores a 100.000 habitantes o 100 funcionarios de policía local; e Intendente

10
Principal, en poblaciones superiores a 20.000 habitantes o 50 funcionarios de
policía local.

2.- Escala Técnica: con las categorías de Intendente, en poblaciones con más de
15.000 habitantes o 30 funcionarios de policía local; e Inspector, en poblaciones con
más de 10.000 habitantes o 15 funcionarios de policía local.

3.- Escala Básica, con las categorías de Oficial, en poblaciones con más de 5.000
habitantes, o de menos, siempre que esté creado dicho cuerpo, y Agente.

La existencia de una categoría, supondrá necesariamente la de las inferiores y en el


caso de que existan más de dos funcionarios de Policía, la ley obliga a crear el
puesto de oficial de policía.

La titulación exigida para acceder a las distintas categorías será la equivalente para
los grupos fijados en el TREBEP, de acuerdo con lo que a continuación se dice:

- Escala Superior: Grupo A1.....Título Universitario de Grado


- Escala Técnica: Grupo A2......Título Universitario de Grado
- Escala Básica: Grupo C..........Título de Bachiller o Técnico.

Asimismo la Decreto 19/2003, de 4 de marzo, del Consell de la Generalitat


Valenciana establece que en cada municipio, los miembros de la Policía Local se
integrarán en un cuerpo único, con las especialidades que se fijen de acuerdo con
sus propias necesidades, bajo la superior autoridad y dependencia directa de la
Alcaldía o miembro de la Corporación en quien delegue.

En los Cuerpos de Policía Local en que existan especialidades, destinos, secciones


o distribución estructurada de funciones, deberá establecerse un sistema de
provisión de puestos de trabajo, garantizando los principios de igualdad, mérito,
capacidad y publicidad.

Los Cuerpos de Policía Local deben ajustar su organización a la siguiente


estructura mínima:
 En municipios de 5.001 a 10.000 habitantes:
a) Por cada 5 Agentes, 1 Oficial.
b) Por cada 2 o más Oficiales, 1 Inspector.
 En municipios de 10.001 a 15.000 habitantes:
a) Por cada 5 Agentes, 1 Oficial.
b) Por cada 2 o 3 Oficiales, 1 Inspector
 En municipios de 15.001 a 20.000 habitantes:
a) Por cada 5 Agentes, 1 Oficial
b) Por cada 2 o 3 Oficiales, 1 Inspector.
c) Por cada Inspector o más, 1 Intendente.
 En municipios de 20.001 a 50.000 habitantes:
a) Por cada 6 Agentes, 1 Oficial.
b) Entre 1 y 3 Oficiales, 1 Inspector.
c) Entre 1 y 3 Inspectores, 1 Intendente.
d) Entre 1 y 2 Intendentes, 1 Intendente Principal.
 En municipios de 50.001 a 100.000 habitantes:

11
a) Por cada 6 Agentes, 1 Oficial.
b) Entre 1 y 3 Oficiales, 1 Inspector.
c) Entre 1 y 3 Inspectores, 1 Intendente.
d) Entre 1 y 2 Intendentes, 1 Intendente Principal.
e) Por cada Intendente principal o más, 1 Intendente General.
En municipios de más de 100.000 habitantes:
a) Por cada 6 Agentes, 1 Oficial.
b) Entre 1 y 3 Oficiales, 1 Inspector.
c) Entre 1 y 3 Inspectores, 1 Intendente.
d) Entre 1 y 2 Intendentes, 1 Intendente Principal.
e) Entre 1 y 2 Intendentes Principales, 1 Intendente General.

La existencia de una categoría superior comportará, necesariamente, la de las


inferiores.

Dentro de esta estructura se incluirán los puestos de trabajo ocupados por


funcionarios en situación de segunda actividad, siempre que presten sus servicios
en el Cuerpo de Policía Local.

ESTRUCTURA FUNCIONAL Y FUNCIONARIAL.

Los miembros de la Policía Local deben ser necesariamente funcionarios públicos


para la mejor garantía de la objetividad, imparcialidad e independencia en el
ejercicio de su función de acuerdo con la reserva que en este sentido realiza el art.
92.2 de la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases del Régimen Local.

12