Anda di halaman 1dari 1

Palabras alusivas

Familias, equipo directivo, docentes, alumnos:

En este día nos acercamos a ustedes con el fin de brindarles un afectuoso saludo de
bienvenida, para recibirlos con el deseo renovado de compartir un intenso ciclo de trabajo
en conjunto.

Inauguramos así un nuevo año escolar, colmado de oportunidades para crecer como
miembros de esta comunidad. Lo hacemos con la esperanza de poder acompañarlos en una
formación íntegra de nuestros estudiantes, ya que si se respeta la naturaleza del ser humano,
la enseñanza de los contenidos no puede darse alejada de la formación moral del educando.

Para ello, consideramos fundamental fortalecer una de las estrategias tendientes al


desarrollo del ser humano en el seno de la vida social: el diálogo. Creemos en el diálogo,
porque sólo a través de él se genera la comunicación, y sin comunicación, no hay verdadera
educación. Necesitamos que las generaciones venideras tengan la capacidad de pensar
críticamente, para poder desmenuzar los discursos y los hechos y generar sus propios
juicios, y que de ese modo sean ciudadanos comprometidos de manera activa con la
sociedad en la que viven. Debemos tener en cuenta que el diálogo genera pensamiento
crítico: sólo en el encuentro con el otro es posible aprender significativamente. Los
hombres no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción y en la
reflexión.

Ahora bien, ¿cómo lograrlo? En la práctica diaria del trabajo conjunto está la respuesta. Es
necesario escuchar las distintas voces que intervienen en este proceso para que, respetando
la diversidad que nos atraviesa, podamos dar respuesta a las necesidades de cada estudiante.
Nuestra tarea como docentes es exigir de ellos lo más que puedan dar, porque sólo saliendo
de la zona de comodidad (entendiéndose por eso "lo conocido") se encuentran los mayores
logros.

Hoy la escuela les da la bienvenida y les brinda un espacio donde podemos escucharnos,
respetarnos, elegir, decidir, preguntar, compartir y construir. En la conciencia de que
nuestro paso por el mundo no es algo predeterminado, preestablecido, sino que el destino es
algo que necesita ser hecho y de cuya responsabilidad no podemos escapar, los invitamos a
recorrer un camino que cada año se renueva. Estamos seguros de que va a ser una
experiencia transformadora.

Esperamos que este 2017 sea un gran año de trabajo.

Muchas gracias a todos por acompañarnos en este acontecimiento que celebra el inicio del
ciclo lectivo.