Anda di halaman 1dari 229

C.P.C.

Jaime Domínguez Orozco


Lic. Cuauhtémoc Reséndiz Núñez
Primera edición
Febrero de 1996

Vigésima quinta edición


Enero de 2017

© Derechos reservados conforme a la Ley,


por los Autores y por la Empresa Editorial.
EDICIONES FISCALES ISEF, S.A.
Av. Del Taller No. 82 P.A.
Col. Tránsito, Deleg. Cuauhtémoc
C.P.06820, México, D.F.
Tel. conmutador: (55) 50-96-5100

Prohibida la reproducción total o parcial


de esta obra por cualquier medio, sin autorización
escrita de los Autores o de esta Empresa Editorial.

Número de Registro de la CANIEM 564.

ISBN-978-607-406-891-7

CONTIENE INFORMACION PUBLICADA EN EL D.O.F. HASTA EL 30


DE DICIEMBRE DE 2016.

LOS COMENTARIOS Y EJEMPLOS EXPUESTOS EN ESTA OBRA


SON RESPONSABILIDAD DE LOS AUTORES.

IMPRESO EN MEXICO
PRINTED IN MEXICO
INDICE

INTRODUCCION
ABREVIATURAS
PRIMERA PARTE. REGIMEN JURIDICO
CAPITULO I. ASPECTOS GENERALES
1. Advertencia preliminar. 25
2. Las personas morales. 26
3. Sociedades civiles y mercantiles. 28
4. Sociedades y asociaciones civiles. 30
5. Otras sociedades y asociaciones. 31
6. Responsabilidad penal de las personas morales. 32
7. El permiso para constituir sociedades y para su modifi-
cación. 33
8. Realidad de las personas morales. 33
CAPITULO II. ASOCIACIONES CIVILES
1. Concepto. 35
2. Constitución. 35
3. Miembros. 36
4. Derechos y obligaciones de los asociados. 37
5. Organos. 38
6. Patrimonio. 39
7. Cuotas. 40
8. Disolución. 40
9. Asociaciones de beneficencia. 41
CAPITULO III. SOCIEDADES CIVILES
1. Concepto. 43
2. Constitución. 45
3. Miembros. 46
4. Derechos y obligaciones de los socios. 47
4.1. Obligaciones. 47
4.2. Derechos. 49
5. Organos. 52
6. Patrimonio. 54
7. Disolución y liquidación. 56
8. Sociedades civiles extranjeras. 58
CAPITULO IV. ESCUELAS
1. Aspecto constitucional. 61
2. Aspecto legal. 62
3. Tipos y modalidades de educación. 66
4. Estudios que requieren autorización. 67
5. Estudios con reconocimiento de validez oficial. 67
6. Otros estudios. 68
CAPITULO V. ASOCIACIONES RELIGIOSAS
1. Aspecto constitucional. 69
2. Aspectos legales. 69
3. Naturaleza, constitución y funcionamiento. 70
4. Asociados, ministros de culto y representantes. 71
5. Trabajadores. 73
6. Régimen patrimonial. 73
7. Situación fiscal. 74
8. Asociaciones administradoras de condominios y agru-
padoras de colonos. 74
SEGUNDA PARTE. REGIMEN FISCAL
CAPITULO I. SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES
DEL TITULO II DE LA LISR
1. Nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta en 2014. 79
2. Sociedades y asociaciones civiles que tributan en el Tí-
tulo II de la nueva Ley del ISR. 80
3. Concepto de persona moral en la LISR. 81
4. Concepto de acciones en la LISR. 81
5. Principales obligaciones fiscales. 82
6. Determinación del resultado fiscal. 82
7. Pago del impuesto. 83
8. Ingresos acumulables. 83
8.1. Ingresos no acumulables. 84
8.2. Momento en que se considera que se obtienen los
ingresos. 84
8.3. Acumulación de los ingresos hasta que se cobran. 85
8.4. Opción de acumulación hasta que se cobran para
personas morales con ingresos hasta 5 millones
de pesos. 86
8.5. Otros ingresos acumulables. 87
8.6. Gastos por cuenta de terceros. 88
8.7. Ingresos por intereses devengados. 89
8.8. Ajuste anual por inflación. 89
8.9. Las cuentas por cobrar en prestadoras de servicios
personales independientes no son créditos. 90
9. Deducciones autorizadas. 90
9.1. Tarifa del artículo 96 en 2014, que aplica en 2017. 92
9.2. Requisitos para las deducciones autorizadas. 92
9.2.1. Estrictamente indispensables. 93
9.2.2. Deducción de inversiones. 93
9.2.3. Comprobante fiscal y medios de pago. 93
9.2.4. Contabilidad. 94
9.2.4.1. Sanciones por no ingresar la infor-
mación contable en la página de
Internet del SAT a partir de 2016. 95
9.2.5. Retención y entero de impuestos. 96
9.2.6. Traslado del IVA. 98
9.2.7. Intereses. 98
9.2.8. Efectivamente erogados. 99
9.2.9. Honorarios a consejeros. 99
9.2.10. Asistencia técnica o transferencia a tecno-
logía. 100
9.2.11. Gastos de previsión social. 100
9.2.11.1. Ley de Ayuda Alimentaria para los
Trabajadores. 102
9.2.12. Primas por seguros o fianzas. 103
9.2.13. Plazo para reunir los requisitos y fecha de
los comprobantes. 103
9.3. Gastos no deducibles. 104
9.3.1. Contribuciones a cargo de terceros. 105
9.3.1.1. Cuotas al seguro social deduci-
bles. 105
9.3.1.2. Recargos deducibles. 105
9.3.2. Gastos relacionados con inversiones no
deducibles. 105
9.3.3. Obsequios y atenciones a clientes. 105
9.3.4. Gastos de representación. 106
9.3.5. Gastos de viaje y viáticos. 106
9.3.5.1. Gastos de alimentación. 106
9.3.5.2. Renta de automóviles por gastos
de viaje. 106
9.3.5.3. Gastos para hospedaje. 107
9.3.5.4. Gastos por seminarios y conven-
ciones. 107
9.3.6. Arrendamiento de casas habitación. 107
9.3.6.1. Renta de automóviles. 107
9.3.7. Consumos en restaurantes. 108
9.3.8. No deducible los pagos de ingresos exen-
tos a trabajadores. 108
10. Deducción de inversiones. 109
10.1. Deducción de automóviles y bicicletas. 111
11. Pérdidas fiscales. 112
11.1. Actualización de la pérdida fiscal. 112
11.2. Actualización de la pérdida fiscal en el ejercicio en
que se aplica. 113
11.3. Pérdidas fiscales hasta el 31 de diciembre de 2013. 113
12. Pagos provisionales. 113
12.1. Determinación del coeficiente de utilidad. 113
12.2. Determinación de la utilidad fiscal estimada para
el pago provisional. 114
12.3. Disminución de la PTU pagada en el ejercicio. 114
12.4. Deducción inmediata a partir de 2016. 115
12.5. Disminución de la utilidad fiscal base del pago pro-
visional la deducción inmediata en 2017. 116
12.6. Disminución de pérdidas fiscales de ejercicios an-
teriores. 116
12.7. Monto del pago provisional. 117
12.8. Pagos provisionales de escuelas y asociaciones
deportivas en 2015. 123
12.8.1. Pagos provisionales de escuelas en 2016
y 2017. 124
12.9. Pagos provisionales por Internet. 124
12.10. Disminución de pagos provisionales. 124
13. Obligaciones de las S.C. o A.C. (Artículo 76 de la Ley
del ISR). 124
CAPITULO II. SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES
DEL TITULO III DE LA LISR
1. Personas morales con fines no lucrativos. 129
2. Integrantes de S.C. o A.C. si son contribuyentes. 134
3. Determinación del remanente distribuible. 134
4. Ingresos que sí causan impuesto. 135
4.1. Escuelas que prestan servicios a terceros. 136
4.2. Escuelas que pagan impuesto en Título II. 137
5. No son ingresos gravados cuando se tenga autorización
para recibir donativos deducibles por actividades distin-
tas que no excedan del 10%. 137
5.1. Estímulo fiscal para donatarias autorizadas. 138
6. Ingresos gravados derivados de enajenación de bienes,
intereses y premios. 138
7. Cuadro que muestra los ingresos que se gravan. 141
8. Presunción de ingresos. 142
9. Pago del impuesto por presunción de ingresos. 142
10. Personas autorizadas a recibir donativos deducibles. 143
11. Autorización a las A.C. o S.C. y fideicomisos para recibir
donativos deducibles. 144
12. Requisitos para ser consideradas como instituciones
autorizadas para recibir donativos deducibles. 144
12.1. Información mensual de donativos recibidos supe-
riores a $ 100,000.00 en efectivo. 147
12.2. Información de las operaciones con partes relacio-
nadas. 147
13. Donatarias autorizadas podrán optar por sujetarse a un
proceso de certificación. 148
14. Asociaciones o sociedades civiles que se constituyen
con el propósito de otorgar becas. 148
15. Otros requisitos para los donativos a instituciones de
enseñanza. 148
16. Otros requisitos para la deducción de los donativos. 149
17. Donativos en especie. 149
18. Expedición de CFDI por donativos. 150
19. Publicación del directorio de las organizaciones civiles
y fideicomisos autorizados para recibir donativos dedu-
cibles. 150
20. Vigencia de la autorización para recibir donativos dedu-
cibles. 150
21. Solicitud de nueva autorización para recibir donativos
deducibles, en caso de pérdida de vigencia, revocación
o no renovación. 151
22. Informar sobre la transparencia y control administrativo
de las donatarias autorizadas. 151
23. Otras obligaciones fiscales. 153
23.1. Contabilidad. 153
23.2. Comprobantes fiscales. 154
23.3. Decreto por el que se otorga un estímulo fiscal a
las personas físicas en relación con los pagos por
servicios educativos. 154
23.4. Presentar declaración que determine remanente
distribuible. 155
23.5. Retención de impuestos y constancias. 155
23.6. S.C. o A.C. obligadas a presentar declaración
anual de ingresos y erogaciones. 155
24. Cuadro de obligaciones fiscales. 156
25. Asociaciones religiosas (A.R.). 156
25.1. Registro Federal de Contribuyentes (RFC). 156
25.2. Ingresos. 157
25.3. Ministros de culto y demás asociados. 158
25.4. Obligaciones. 159
25.4.1. Contabilidad electrónica. 159
25.4.2. Expedición de CFDI. 159
25.4.3. Constancias de retenciones o de pagos
por servicios recibidos. 159
25.4.4. Declaración anual informativa. 160
25.4.5. Declaración informativa múltiple. 160
25.4.6. Declaraciones de clientes y proveedores. 160
25.4.7. Entero de retenciones de ISR por sueldos. 160
25.5. Facilidades administrativas. 160
25.5.1. Gastos menores. 160
25.5.2. A.R. en localidades con menos de 2,500
habitantes. 160
25.6. Impuesto al valor agregado. 160
26. A.C. con fines de representación o de administración de
fondos. 161
27. A.C. como administradoras de inmuebles en condominio. 162
27.1. Condóminos. Deducción para ISR de gastos co-
munes. 162
27.2. A.C. administradora del condominio para efectos
de ISR. 163
27.3. A.C. como administradora de condominio para
efectos del IVA. 163
27.4. Asociaciones de colonos. 163
CAPITULO III. IMPUESTO AL VALOR AGREGADO (IVA)
1. Sujeto del impuesto. 165
2. Objeto del impuesto. 165
3. Tasa del impuesto. 165
4. Pago del impuesto. 166
5. Retención del IVA. 166
6. Momento de causación del IVA en prestación de servi-
cios independientes. 166
7. Acreditamiento del IVA cuando sea efectivamente pagado. 167
8. Requisitos del acreditamiento del IVA. 167
9. Ajuste al acreditamiento de inversiones (Artículo 5-A). 169
10. Proporción del IVA acreditable del año de calendario in-
mediato anterior (Artículo 5-B). 170
11. Proporción del IVA acreditable (Artículo 5-C). 172
12. Requisitos adicionales. 172
13. Pagos mensuales del IVA. 174
14. Cálculo y monto del pago mensual de las A.C. o S.C. 175
15. Operaciones gravadas para S.C. o A.C. 175
16. Prestación de servicios independientes. 175
17. Concepto de prestación de servicios independientes. 176
18. Servicios exentos. 176
19. Servicios de enseñanza. 176
20. Servicios gratuitos. 177
21. Servicios proporcionados a miembros de una S.C. o A.C. 178
22. Base del impuesto. 179
23. Pagos de socios para cubrir pérdidas tratándose de S.C. 179
24. Saldos a favor. 179
24.1. Acreditamiento de saldos a favor del IVA en pagos
mensuales. 180
24.1.1. Impedimento para acreditar. 181
24.1.2. Compensación del saldo a favor del IVA
contra el IVA a cargo de meses anteriores
por declaraciones complementarias. 181
24.2. Devolución de saldos a favor del IVA en declara-
ciones mensuales. 182
24.3. Solicitud de devolución de saldos a favor. 182
24.4. Plazo para efectuar la devolución. 182
24.5. Opciones para solicitar la devolución de saldos a
favor del IVA. 182
24.6. Devolución de impuestos indirectos a la persona
que pagó el impuesto trasladado. 183
24.7. Negativa de la devolución. 183
24.8. Requerimientos por buzón tributario. 183
24.9. Facultades de comprobación para verificar proce-
dencia de devolución de saldos a favor. 183
25. Compensación de saldos a favor del IVA. 184
26. Obligaciones de los contribuyentes. 185
CAPITULO IV. PARTICIPACION DE LOS TRABAJADORES
EN LAS UTILIDADES (PTU)
1. Ley Federal del Trabajo. 189
2. Resolución de la quinta comisión nacional de la PTU. 189
3. Utilidad para efectos del reparto. 189
4. Obligados a efectuar reparto. 190
5. No son sujetos del reparto. 190
6. Las A.C. o S.C. obligadas al pago de la PTU. 190
7. Límite de la PTU hasta un mes de salario. 191
8. Reparto de S.C. o A.C. del Título II de la LISR. 191
9. Ejemplo para la determinación de la PTU a partir de 2016
y 2017. 192
10. Los anticipos a socios son deducibles para PTU. 192
11. Base de PTU para personas morales con fines no lucra-
tivos del Título III de la LISR. 192
12. Disminuible la PTU. 193
CAPITULO V. REGIMEN FISCAL DE SOCIOS INTEGRAN-
TES DE S.C. Y A.C.
1. Integrantes de S.C. o A.C. del Título II. 195
2. Distribución de dividendos o utilidades de una S.C. o
A.C. del Título II a sus socios. 197
3. Integrantes de una S.C. o A.C. del Título III de la LISR. 198
3.1. Pagos provisionales. 199
3.2. Declaración del ejercicio y acumulación de ingresos. 199
4. Personas morales integrantes de una S.C. o A.C. 200
5. Integrantes residentes en el extranjero de una S.C. o A.C. 200
CAPITULO VI. ENAJENACION DE ACCIONES, DIVIDEN-
DOS (CUFIN), LIQUIDACION Y REDUCCION
DE CAPITAL (CUCA)
1. Concepto. 203
2. Enajenación de títulos en sociedades civiles. 204
2.1. Ganancia o pérdida por acción. 205
2.2. Determinación del costo promedio por acción. 205
3. Enajenación de participación en asociaciones civiles. 217
4. Dividendos y cuenta de utilidad fiscal neta (CUFIN) en
sociedades civiles. 218
4.1. Dividendos que no proceden de CUFIN. 218
4.2. Ejemplo. 219
5. Distribución de utilidades en una asociación civil. 220
5.1. Distribución de utilidades tratándose de S.C. o A.C.
del Título III. 220
5.2. Reembolso a los socios por reducción de capital
o por liquidación de una sociedad civil. 220
5.3. Cuenta de capital de aportación actualizada (CUCA). 221
5.4. Presunción de utilidades por reducción de capital. 224
5.5. Capital contable actualizado. 225
5.6. Reembolso por reducción de capital o liquidación
de una S.C. a un socio persona moral. 225
5.7. Reembolso a los socios por reducción de capital
o por liquidación de una asociación civil. 225
6. Membresías de clubes. 226
6.1. Efectos respecto del club. 226
6.2. Respecto del titular de la membresía. 227
7. Código civil para el D.F. 227
Tabla INPC 228
INTRODUCCION
Las reformas fiscales en vigor a partir de 1990 en particular las
correspondientes a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, trajeron
consigo un cambio cuyos efectos han producido y acarrearán pro-
blemas hasta ahora no contemplados en las disposiciones jurídicas
que rigen la creación y operación de las sociedades y asociaciones
civiles.

Las autoridades fiscales, haciendo abstracción de la diferente


naturaleza jurídica que estas sociedades poseen frente a las de ca-
rácter mercantil, las asimilaron en su tratamiento, pretendiendo con
ello hacer frente a lo que consideran constituyen un mecanismo de
planeación fiscal. En un documento que busca explicar y justificar
las reformas, un alto funcionario de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público manifestó que “La modificación del tratamiento fis-
cal de las sociedades civiles y de las cooperativas de producción,
responde a la necesidad de evitar que la forma de asociarse para
desarrollar determinadas actividades con fines económicos, se vea
influida por razones fiscales. No hacerlo así, distorsiona las decisio-
nes y facilita la planeación fiscal. De tal manera, quienes desarrollan
actividades similares estarían gravados en la misma forma, limitán-
dose el concepto de personas morales con fines no lucrativos a
aquellas que por su naturaleza no tienen propósitos económicos”
(Revista Ejecutivos de Finanzas, año XX, No. 3, marzo de 1990).

De acuerdo con el criterio expuesto, será la actividad desarro-


llada y no el carácter jurídico del sujeto que la despliegue la que
determine el gravamen impositivo.

El cambio en las leyes fiscales trajo consigo la necesidad de


atender a los problemas que la nueva normatividad trae apareja-
dos, pues al desentenderse de los aspectos formales de las or-
ganizaciones societarias y buscar gravar lo que consideran es la
realidad económica subyacente, muestra las fisuras e insuficiencias
de las reglas jurídicas.

Para nadie es un secreto que los cambios de las disposiciones


fiscales en los últimos años, al no haber sido seguidas de cam-
bios en las disposiciones sustantivas que rigen a las sociedades
mercantiles, han provocado cierta inseguridad jurídica. Una legisla-
ción mercantil que en materia de sociedades tiene ahora más de 50
años de existencia debe ser pauta para la solución de problemas
que nuevas condiciones socio-económicas han creado. Fenóme-
no similar, pero más acentuado por su mayor antigüedad y menor
desarrollo, enfrentará la reglamentación aplicable a las sociedades
y asociaciones civiles, ya que el Código Civil que la regula data de
1928, para el Distrito Federal, y ha servido de modelo en las demás
entidades. Los cambios recientes en este Código han dejado into-
cada la materia de sociedades.

Las limitaciones pues, son serias; sin embargo, son esas dispo-
siciones el material fundamental a que podemos recurrir. Organi-
zarlo adecuadamente y extraer de él las bases de solución de los
problemas que la vida cotidiana plantea constituye una exigencia
para todos quienes tienen relación con este tipo de organizaciones.

El derecho reconoce y reglamenta aquellos negocios en que los


hombres se unen para satisfacer necesidades o propósitos comu-
nes. Desde épocas pretéritas los ordenamientos jurídicos se han
referido a las relaciones que surgen con motivo de la creación, de-
senvolvimiento y extinción de los diversos agrupamientos, tanto en-
tre sus miembros, como respecto de otros grupos sociales y de los
terceros que por diversas razones se vinculan con ellos.

Es de todos conocida la importancia que en la economía moder-


na han alcanzado las sociedades como vehículo para la reunión de
capitales, cuyo propósito es hacer frente a las complejas y crecien-
tes necesidades en materia de producción y distribución de bienes
y prestación de servicios; asimismo, la concentración de personas
cuyos esfuerzos se aplican a la consecución de propósitos seme-
jantes o comunes, así no siempre sean coincidentes.

Estas reuniones o agrupamientos poseen, atendiendo a las dis-


posiciones de nuestro derecho positivo, características diferentes;
cualidades que implican no solamente su regulación por ordena-
mientos diversos sino, en rigor, una naturaleza diferente, bien sea
si se les considera desde el punto de vista de la forma que adop-
tan, bien si se toma en cuenta su propósito o finalidad. Por otra
parte, más allá de la rigidez de las disposiciones jurídicas que las
reglamentan, las exigencias de la vida práctica han impreso moda-
lidades cuya observancia generalizada ha transformado el régimen
jurídico de estas agrupaciones, de modo tal que ningún estudio de
ellas puede dejar de considerar estas prácticas.

No existe en nuestro sistema jurídico un estatuto de las socie-


dades que agrupe de manera sistemática y total las disposiciones.
Muchas de las reglas que rigen su existencia, por otra parte, han de
ser desprendidas de principios generales, comunes a otros cam-
pos del derecho.

Así, por ejemplo, el análisis de la Ley General de Sociedades


Mercantiles y del Código Civil para el Distrito Federal, no agota el
conjunto de disposiciones relativas a las formas asociativas. Son,
sin embargo, los ordenamientos básicos a considerar para determi-
nar el régimen de las diferentes formas: las sociedades mercantiles,
y las asociaciones y las sociedades civiles, respectivamente.

Para dar cuenta del número y variedad de ordenamientos jurí-


dicos que se refieren a entes societarios, podemos exponer una
enumeración ejemplificativa.

1. Código Civil para el Distrito Federal. Contiene las reglas rela-


tivas a las asociaciones y sociedades civiles, así como dispo-
siciones genéricas aplicables a las personas morales y otras
disposiciones que supletoriamente se aplican a todas las so-
ciedades.

Cabe observar que, atendiendo al carácter de nuestro siste-


ma jurídico-político (federación), existen tantos códigos civiles
como entidades federativas tenemos; en consecuencia, el es-
tudio de las disposiciones aplicables a las formas asociativas
debe considerar esta multiplicidad de ordenamientos. En este
estudio aludiremos siempre al Código Civil para el Distrito Fe-
deral cuyo contenido, por otra parte, ha sido el modelo de la
generalidad de los códigos civiles de los Estados.

2. Ley General de Sociedades Mercantiles. Es un ordenamiento


de carácter federal y regula, como su nombre lo indica, los
diversos tipos de sociedades mercantiles que son personas
morales, así como la asociación en participación, que es un
contrato para la realización de operaciones o negocios mer-
cantiles, pero que no constituye una persona moral.

3. Ley de Sociedades Cooperativas. Ordenamiento federal que


regula las sociedades de esta clase, dividiéndolas entre socie-
dades de producción y de consumo.

Los tres ordenamientos anteriores contienen las disposiciones


más generales en materia de agrupaciones societarias; pero tenien-
do como modelos básicos a las sociedades mercantiles y las aso-
ciaciones y sociedades civiles, también contienen disposiciones
aplicables a ciertos tipos de sociedades otros instrumentos legales
y reglamentarios.

En la enumeración que sigue hemos considerado, particular-


mente, aquellas sociedades a que la nueva Ley del Impuesto Sobre
la Renta alude de modo específico, aun cuando hay ordenamientos
que regulan otro tipo de sociedades o asociaciones.

4. Ley de Instituciones de Crédito. Regula lo relativo a la organi-


zación y funcionamiento de las instituciones prestadoras del
servicio de banca y crédito, sus actividades y operaciones.

5. Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del


Crédito. Se refiere al régimen de los almacenes generales de
depósito, las arrendadoras financieras, las sociedades de aho-
rro y préstamo, las uniones de crédito, las empresas de fac-
toraje financiero y las casas de cambio. Estas últimas no cons-
tituyen organizaciones auxiliares de crédito, pero su actividad
es auxiliar.

6. Ley para Regular las Agrupaciones Financieras. Sus disposi-


ciones regulan las bases de organización y funcionamiento de
los grupos financieros.

7. Ley de Sociedades de Inversión. Regula las distintas moda-


lidades de sociedades de inversión, como las comunes, las
de inversión en instrumentos de deuda y las de inversión de
capitales.

8. Ley General de Instituciones de Seguros. Regula la organiza-


ción y funcionamiento de las instituciones de seguros y de las
sociedades mutualistas.

9. Ley Federal de Instituciones de Fianzas. Relativa a la organiza-


ción y operación de las sociedades que prestan el servicio de
afianzamiento.

10. Ley Federal del Trabajo y Ley Federal de los Trabajadores al


Servicio del Estado. Regulan la organización básica de los
sindicatos, federaciones y confederaciones de trabajadores y
patrones.

11. Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones. Regu-


la lo relativo a la creación y funcionamiento de estas organiza-
ciones y la incorporación obligatoria a ellas, de las empresas
correspondientes.

12. Ley Reglamentaria del Artículo 5o. Constitucional, relativa al


ejercicio de las profesiones en el Distrito Federal. Regula el
funcionamiento de los Colegios de Profesionistas. Esta ley,
como su nombre lo indica, es de carácter local.

13. Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Fe-


deral. Dispone las modalidades de estas agrupaciones de be-
neficencia, que se constituyen y operan en el Distrito Federal.

14. Ley General de Educación. (Reglamento de Asociaciones de


Padres de Familia). Dispone los términos de organización
de estas agrupaciones de padres de familia y su colaboración en
los fines de la educación.

15. Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.


Regula la creación y funcionamiento de los partidos políticos
y las asociaciones de ese carácter.
16. Ley Agraria. Se refiere a las sociedades rurales y las socieda-
des propietarias de tierras agrícolas, ganaderas o forestales.

17. Ley Federal del Derecho de Autor. Dispone lo relativo a las


sociedades de autores, intérpretes y ejecutantes.

18. Ley Federal de las Entidades Paraestatales. Regula la consti-


tución y operación de las entidades públicas federales, sean
organismos descentralizados, empresas de participación es-
tatal o fideicomisos.

Como se aprecia de la enumeración anterior, la multiplicidad de


ordenamientos no guarda coherencia alguna respecto de su carác-
ter, pues mientras algunos rigen en todo el territorio nacional, otros
son de aplicación exclusiva en el Distrito Federal. Esta circunstancia
debe tenerse en cuenta, pues cada una de las entidades federati-
vas puede regular otras formas asociativas.

Ahora bien, de conformidad con las disposiciones fiscales, y


atendiendo al sentido de los cambios introducidos desde la refor-
ma en vigor a partir del 1o. de enero de 1990, que se conservan
en la nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta, adquieren relevancia
ciertas circunstancias para la determinación de en qué casos las
sociedades y asociaciones civiles u otro tipo de forma asociativas
quedan comprendidas como sujetos del impuesto sobre la renta,
cuyo régimen fiscal se determina por el Título II de la ley de la ma-
teria, y en qué casos las formas asociativas quedan comprendidas
dentro de las personas morales con fines no lucrativos y por tanto,
reguladas por el Título III de la ley correspondiente. Esta observa-
ción es válida tanto para entidades de derecho privado como para
entidades de derecho público; es decir, tanto para agrupaciones de
particulares como para agrupaciones en la que participe el Estado.
En la enumeración precedente quedan comprendidas personas
morales cuyo régimen fiscal es el de sujetos contribuyentes, así
como personas morales con fines no lucrativos.

Asimismo, adquiere relevancia una consideración adicional, de-


rivada de lo dispuesto por el párrafo final del artículo 93 de la Ley
del Impuesto Sobre la Renta pues, en este caso, aun tratándose de
personas que se encuentren sujetas al Título III de la ley referida y
por tanto, estén sujetas a estas reglas, cuando presten servicios o
enajenen bienes a personas distintas de sus integrantes, “deberán
determinar el impuesto que corresponda por los ingresos deriva-
dos de las actividades mencionadas, en los términos del Título II
de esta ley, a la tasa prevista en el artículo 10 de la misma, siempre
que dichos ingresos excedan del 5% de los ingresos totales de la
persona moral en el ejercicio de que se trate ...”. Es decir, si bien
no pasan a ser contribuyentes del impuesto sobre la renta en forma
total, por la parte de los ingresos que correspondan a los servicios
o enajenación de bienes a que la ley se refiere, harán la determi-
nación del impuesto en los términos del Título II, como si fueran
sujetos plenos del Impuesto Sobre la Renta.

A reserva de efectuar otras consideraciones en los capítulos que


integran esta obra, en forma simplificada se pueden enunciar una
serie de reglas, aplicables a las sociedades, como las siguientes:

a) El carácter de la persona moral de una agrupación o reunión


de personas lo determina la propia ley con base en la cual se
constituyen. Este principio es importante, porque no cualquier
agrupamiento de personas constituye un nuevo sujeto de de-
recho o persona moral, circunstancia de la cual dependerá su
situación fiscal. Como ejemplo de ello tendríamos a la aso-
ciación en participación y a la sociedad conyugal, que en los
términos de la Ley General de Sociedades Mercantiles y del
Código Civil, respectivamente, no constituyen una persona
moral. Por tanto, la determinación de si estamos en presencia
o no de una persona moral debe hacerse en función de la ley
que la constituya.

b) La enumeración que efectúan los artículos 79 y 87 de la Ley


del Impuesto Sobre la Renta de las personas morales con fi-
nes no lucrativos, debe considerarse como una enumeración
que, aplicada estrictamente, hace que cualquier otra sociedad
o asociación civil a las que la ley les atribuya personalidad
jurídica se consideren como contribuyentes del Título II de la
Ley del Impuesto Sobre la Renta.

c) Mientras que el carácter de sociedad mercantil se determina


única y exclusivamente por la forma, siendo mercantil toda
sociedad que se constituya de acuerdo con cualquiera de
los tipos enumerados por la Ley General de Sociedades Mer-
cantiles, independientemente de cuál sea su finalidad, las so-
ciedades y asociaciones civiles determinan su naturaleza en
función de los fines que persigan. Así, será asociación civil
toda aquella agrupación a la que, reconociéndole la ley per-
sonalidad jurídica, no persiga una finalidad económica; y será
sociedad civil la agrupación que persiga fines económicos,
pero que no constituyan una especulación comercial.

d) De conformidad con lo dispuesto por el artículo 16, fracción


I del Código Fiscal de la Federación, en relación con lo que
dispone el artículo 75 del Código de Comercio, la finalidad
de una asociación será especulativa cuando realice en forma
ordinaria o habitual actos de comercio.

e) Si una sociedad civil pretende la realización habitual de actos


de carácter mercantil, podría quedar sujeta a las disposicio-
nes de las leyes mercantiles en cuanto a sociedad irregular.
Así se desprende de lo dispuesto por el artículo 2695 del Có-
digo Civil, en relación con lo que dispone el artículo 2 de la Ley
General de Sociedades Mercantiles.

f) Todas las sociedades y asociaciones, sean civiles o de cual-


quier otra clase, pueden realizar actos de comercio. La reali-
zación aislada de los mismos no convierte a las sociedades
o asociaciones en sujetos mercantiles sino únicamente en el
caso de que la especulación comercial fuera su ocupación
ordinaria. Es decir, si se trata de actos de comercio reiterados
y no aislados.

g) La asociación en participación, a pesar de que conforme a la


Ley General de Sociedades Mercantiles no es una persona
moral, se encuentra fiscalmente regulada en el Título II de la
Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Como consideración final, reiteramos que se comprenden den-


tro del Título II de la Ley del Impuesto Sobre la Renta todas las
sociedades mercantiles y las sociedades civiles y asociaciones
civiles que no se encuentren específicamente mencionadas en el
Título III. Es decir, el Título II correspondería a la regla general y el
Título III a las excepciones. Asimismo, la consideración de que en
el Título II se encuentran reguladas exclusivamente las sociedades
cooperativas de producción, pero no las sociedades cooperativas
de consumo, que continúan siendo reguladas por el Título III de la
Ley del Impuesto Sobre la Renta; y, por último, que es necesario
determinar los casos en que una sociedad con fines no lucrativos
deba tributar conforme al Título II, en función del carácter e importe
de los ingresos y respecto de los mismos, según el artículo 80 de la
Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Teniendo en consideración lo expuesto como generalidades en


esta introducción, pasemos al desarrollo de los puntos correspon-
dientes.
ABREVIATURAS

CFDI Comprobante Fiscal Digital por Internet.


CFF Código Fiscal de la Federación.
D.O.F. Diario Oficial de la Federación.
ISR Impuesto Sobre la Renta.
IVA Impuesto al Valor Agregado.
LISR Ley del Impuesto Sobre la Renta.
RMF Resolución Miscelánea Fiscal.
RFC Registro Federal de Contribuyentes.
RIVA Reglamento de la Ley del IVA.
SAT Servicio de Administración Tributaria.
SMG Salario Mínimo General.
UMA Unidad de Medida y Actualización.
PRIMERA PARTE

REGIMEN JURIDICO
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 25

CAPITULO I

ASPECTOS GENERALES
1. ADVERTENCIA PRELIMINAR

A lo largo de las páginas que siguen hacemos referencia al Có-


digo Civil para el Distrito Federal, con base en cuyas disposiciones
desarrollamos los aspectos relativos a las sociedades y asociacio-
nes civiles.

Este Código, emitido en 1928, pero en vigor desde 1932, fue apli-
cable en materia local y federal. Por reforma publicada en el Diario
Oficial de la Federación del 29 de mayo de 2000, pasó a constituir
dos ordenamientos diferentes: el Código Civil Federal y el Código
Civil para el Distrito Federal. Cada uno de estos ordenamientos ha
sufrido reformas, dictadas por el Congreso de la Unión y por la
Asamblea Legislativa del Distrito Federal, respectivamente, de mo-
do que ahora presentan contenidos distintos en ciertos rubros.

En los aspectos de que trata este libro, concernientes a las so-


ciedades y asociaciones civiles, ninguno de los dos ordenamientos
ha sufrido reformas hasta ahora. Sin embargo, como lo decimos en
otro punto, es necesario considerar que en los aspectos relativos
a la constitución, operación, disolución y liquidación de tales per-
sonas morales son aplicables las disposiciones de las respectivas
leyes de las entidades federativas, por lo que en el caso del Distrito
Federal es su propio Código el que debe ser aplicado.

Lo anterior es enteramente independiente de la aplicación que


del Código Civil Federal pudiera llevarse a cabo, con base en la
supletoriedad dispuesta por el artículo 5 del Código Fiscal de
la Federación, para resolver alguna cuestión respecto de la cual las
leyes fiscales fueran omisas.

Por lo tanto, con la aclaración pertinente de que el Código Civil


para el Distrito Federal ha servido de modelo para la elaboración
de los Códigos Civiles de las demás entidades federativas, pero
que en éstos pudieran encontrarse algunos matices relevantes a
propósito de la regulación de las sociedades y asociaciones civi-
les, consideramos que sigue siendo válido lo expuesto en este libro
con base en el Código Civil del Distrito Federal. Cada sociedad o
asociación, sin embargo, deberá ser analizada a la luz de las dispo-
siciones vigentes en el lugar en donde haya sido constituida.
26 EDICIONES FISCALES ISEF

2. LAS PERSONAS MORALES

Punto de partida necesario para todo estudio de las sociedades


es la referencia a la noción de persona moral. También llamadas
personas colectivas o personas jurídicas, las personas morales son
entidades que, formadas por la reunión de varios individuos u otras
personas morales, gozan de una personalidad propia e indepen-
diente de los miembros que las componen y tienen por objeto la
realización de un fin lícito determinado por sus propios miembros.

El Estado, a través de las diversas disposiciones jurídicas regla-


menta y disciplina los derechos y obligaciones de las personas mo-
rales y puede modificarlas o suprimirlas.

Solamente gozan de personalidad jurídica (lo que significa que


están en aptitud de ser titulares de derechos y cumplir obligacio-
nes) mediante la autorización formal y expresa del Estado. Por ello,
se requiere del cumplimiento de los requisitos y formalidades lega-
les establecidos al efecto y, en su caso, de los permisos, registros y
demás actos previstos por las propias disposiciones jurídicas.

Sus facultades se encuentran limitadas al cumplimiento de los


propósitos para los que han sido constituidas. Como entes cuya
creación se encuentra autorizada por una ley, es principalmente la
disposición legal que reconoce su personalidad la que determinará
esas facultades. Los artículos 26 y 28 del Código Civil para el Dis-
trito Federal aluden en forma genérica a los alcances de la perso-
nalidad jurídica.

El Estado puede reconocer la personalidad jurídica de los entes


colectivos de dos maneras: por medio de una disposición legisla-
tiva general que acuerde la personalidad a toda corporación que
se encuentre en determinadas condiciones o llene determinados
requisitos (como en el caso de las sociedades mercantiles y las
asociaciones y sociedades civiles, los sindicatos, las asociaciones
religiosas y otras agrupaciones); o por una decisión expresa dada
para cada caso concreto (por ejemplo, mediante la creación de los
organismos descentralizados, cuya ley o decreto que los crea de-
termina y funda su personalidad jurídica). En todo caso, se requie-
re que una disposición jurídica, general o específica, reconozca la
personalidad jurídica correspondiente, sin lo cual, a pesar de que
pueda darse la unión de varios individuos para la realización de
propósitos comunes no habrá una persona jurídica distinta de tales
individuos.

El artículo 25 del Código Civil enumera, enunciativamente, las


personas morales, diciendo:
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 27

“Son personas morales:

I. La Nación, el Distrito Federal, los Estados y los Munici-


pios;

II. Las demás corporaciones de carácter público recono-


cidas por la ley;

III. Las sociedades civiles o mercantiles;

IV. Los sindicatos, las asociaciones profesionales y las de-


más a que se refiere la fracción XVI del artículo 123 de la
Constitución Federal;

V. Las sociedades cooperativas y mutualistas;

VI. Las asociaciones distintas de las enumeradas que se


propongan fines políticos, científicos, artísticos, de recreo
o cualquiera otro fin lícito, siempre que no fueren descono-
cidas por la ley;

VII. Las personas morales extranjeras de naturaleza priva-


da, en los términos del artículo 2736.”

De la enumeración que formula el precepto transcrito podemos


observar que la misma es solamente un enunciado general, pero
tanto sus fracciones II (por lo que corresponde a las personas mo-
rales de carácter público), como VI (correspondientes a las asocia-
ciones privadas) regulan el principio general de que será persona
moral todo aquel ente al que la ley le confiera una personalidad
diferente a la de sus miembros.

Las personas morales, en lo que corresponde a su constitución,


funcionamiento y extinción, se rigen por la ley del lugar de su cons-
titución. Este principio parte de la consideración expuesta de que si
solamente a través de una disposición jurídica es posible constituir
una nueva persona moral, será la propia ley la que determine sus
características y operación. A ello alude el artículo 28 del Código
Civil cuando remite a las “leyes correspondientes”, asimismo, el
artículo 2736 del propio Código Civil, referente a las personas mo-
rales extranjeras.

La personalidad jurídica implica la aptitud para actuar en el cam-


po del derecho. Esta aptitud denota ciertas cualidades, denomina-
das atributos de la personalidad. Así como los seres humanos, en
su carácter de personas para el derecho, poseen algunos atribu-
tos que el propio derecho regula, las personas morales los poseen
semejantes. Tales atributos reconocidos y regulados por las leyes
son: el nombre, el domicilio, la nacionalidad, la capacidad y el pa-
trimonio.
28 EDICIONES FISCALES ISEF

Cada ordenamiento jurídico regula dichos atributos, exigiendo el


cumplimiento de ciertos requisitos y determinando efectos distintos
en cada caso. Al tratar los tipos de sociedades y asociaciones de
que habremos de ocuparnos aludiremos a ellos.

3. SOCIEDADES CIVILES Y MERCANTILES


Aun cuando en el mundo práctico —y muy especialmente como
consecuencia de lo dispuesto por las leyes fiscales— la distinción
ha perdido nitidez, los ordenamientos jurídicos atribuyen caracterís-
ticas diferentes y regulan de modo distinto a sociedades mercanti-
les y sociedades civiles.

No es la única diferencia entre ambos tipos de sociedades el


hecho de que se encuentren reguladas por distintos ordenamientos
jurídicos, pero aun este hecho es importante y necesario de tener
en cuenta. Las sociedades mercantiles rigen su existencia por la
Ley General de Sociedades Mercantiles, que es un ordenamiento
de carácter federal y, en consecuencia, de aplicación en todo el
territorio de los Estados Unidos Mexicanos, mientras que las so-
ciedades civiles encuentran su regulación en el Código Civil que,
para los efectos de ella es un ordenamiento de carácter local, lo
que provoca que en nuestro país tengamos tantos códigos civiles
como entidades federativas integran nuestro sistema político, por lo
que el régimen jurídico de las sociedades de carácter civil será de-
terminado por cada uno de tales ordenamientos y si bien es cierto
que hay una gran semejanza entre las disposiciones relativas en
los diferentes códigos civiles, suele haber algunas diferencias de
importancia. Estas diferencias serán las que en un momento dado
y ante problemas concretos deberán ser tomadas en cuenta.

Un punto de vista importante para diferenciar a las sociedades


mercantiles de las sociedades civiles es el relativo a su forma de
constitución. El artículo 4 de la Ley General de Sociedades Mercan-
tiles dispone que “Se reputarán mercantiles todas las sociedades
que se constituyan en alguna de las formas reconocidas en el artícu-
lo 1o. de esta ley”, haciendo con ello abstracción de los fines que se
propongan realizar. Por tanto, independientemente de tales fines,
serán mercantiles todas las sociedades que adopten cualquiera de
las formas reguladas por esa ley. Es decir, que sean constituidas
como sociedades en nombre colectivo; en comandita simple; de
responsabilidad limitada; anónima; o en comandita por acciones.

Criterio distinto es el que emplea el Código Civil, pues el artículo


2688 hace depender la naturaleza civil de una sociedad de la rea-
lización de un fin que sea “preponderantemente económico, pero
que no constituya una especulación comercial”, a pesar de que el
artículo 2695 dispone que “Las sociedades de naturaleza civil, que
tomen la forma de las sociedades mercantiles, quedan sujetas al
Código de Comercio”.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 29

La distinción no tiene un alcance puramente teórico, sino que da


lugar a consecuencias prácticas, como han sido los intentos por
transformar sociedades civiles en sociedades mercantiles y los pro-
blemas de sociedades que habitualmente realizan actos de natura-
leza mercantil.
En relación con el primero de los puntos es necesario señalar
que, visto de manera simplista, no existe un problema mayor, pues-
to que en la esfera de la autonomía de la voluntad de las partes
que intervienen se encuentra la decisión de constituir la sociedad
y, por lo tanto, de hacerlo en cualquiera de las formas reconocidas
por la ley. Nada impide que, habiéndose constituido bajo la forma
de sociedad civil, se adopte la forma de una sociedad mercantil.
Para ello bastaría el acuerdo correspondiente. Los obstáculos, sin
embargo, se encuentran en lo siguiente: la continuidad de la perso-
nalidad jurídica de la sociedad, y el cumplimiento de la formalidad
de que la persona moral se encuentre inscrita en el Registro Públi-
co de Comercio (si es una sociedad mercantil) o en el Registro de
Sociedades Civiles (si es una sociedad civil). El primero de estos
obstáculos es, sin duda, el de mayor entidad.
Para que tenga sentido el cambio de forma de una sociedad civil
en mercantil (o viceversa, aunque sea una situación que plantea
problemas adicionales y resulta más extraña en el comercio jurídi-
co) debe existir alguna causa jurídica. Esta puede encontrarse en la
necesidad de adecuar la forma de la persona moral a la realidad de
las operaciones que realiza, tomando en cuenta, fundamentalmen-
te, lo que señalamos a propósito de los fines que prevé el artículo
2688 para las sociedades civiles. Sin embargo, la realidad suele
ser otra, ya que generalmente, con el cambio de forma se espera
obtener alguna ventaja que de otra manera no se alcanzaría y es ahí
donde se encuentra el obstáculo.
La necesidad de que continúe la personalidad jurídica de la so-
ciedad que cambia de forma y que no se entienda que ha sido crea-
da una nueva persona moral estiba en que, de estar en el primer
supuesto, no habría ningún acto a realizar, salvo el correspondiente
a la formalización del cambio y su inscripción en el registro corres-
pondiente; mientras que en el segundo, habría necesidad de reali-
zar todos los actos necesarios para la disolución y liquidación de la
sociedad originalmente constituida, así como los correspondientes
a la constitución de la nueva sociedad. Esto, como es fácil suponer,
trae consigo una serie de consecuencias, particularmente de carác-
ter fiscal, que hacen inviable la modificación.
Con la mención de dos efectos de carácter fiscal mostramos la
importancia de que se considere el cambio como una continuación
de la personalidad: la antigüedad de las aportaciones efectuadas
por los socios, cuyo monto se actualiza por el transcurso del tiem-
po; y la propiedad de bienes, que daría lugar al pago de los im-
puestos correspondientes en caso de transmisión, además de los
gastos que su traslado ocasione.
30 EDICIONES FISCALES ISEF

En la obtención de ventajas como las que mencionamos estriba


la importancia del cambio de naturaleza jurídica de las sociedades.
Al respecto, es una posición consistente la de las autoridades que
rechazan dicha modificación, además de que los propios registros
públicos de comercio han adoptado el criterio de oponerse a la
misma.
Vinculado con lo expuesto y relacionado con el problema de la
diferencia entre los tipos de sociedades se encuentra el caso de las
sociedades civiles que de manera habitual realizan actos de comer-
cio. Al respecto es necesario tener en consideración que el Código
de Comercio distingue entre los actos accidentales de comercio,
cuya realización sujeta a las personas que los llevan a cabo a las
leyes mercantiles, exclusivamente por lo que corresponde a tales
actos (artículo 4 del Código de Comercio), de la situación en la que
sean realizados dichos actos de manera habitual, pues en tal caso
las personas pueden ser reputadas como comerciantes (artículo
1o. del Código de Comercio).

En relación con este problema (que en la actualidad ha dejado


de tener relevancia en el terreno fiscal, por la igualdad de trato fiscal
a uno y otro tipo de sociedades) el artículo 2 de la Ley General de
Sociedades Mercantiles aporta la solución: Estamos en presencia
de una sociedad mercantil irregular, cuyos representantes o man-
datarios responderán del cumplimiento de los actos de la sociedad
frente a terceros de una manera subsidiaria, solidaria e ilimitada,
sin perjuicio de la responsabilidad penal que pudiera resultar. Si
hubiera socios no responsables de esa irregularidad (la realización
habitual de actos mercantiles) podrán exigir daños y perjuicios a los
culpables y a los que actuaron como representantes.

4. SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

Así como a propósito de las sociedades mercantiles frente a las


sociedades civiles hicimos algunos señalamientos, es necesario,
antes de entrar al comentario de las particularidades de cada tipo
de entidad, reiterar que tanto las sociedades como las asociaciones
civiles se encuentran regidas por el mismo ordenamiento jurídico:
el Código Civil.

Atendiendo a que la naturaleza de dichas entidades se deter-


minan por la finalidad para la que han sido constituidas, el Código
Civil dispone que las asociaciones deben proponerse fines que no
tengan carácter preponderantemente económico (artículo 2670),
mientras que las sociedades deben realizar fines económicos, pero
que no constituyan una especulación comercial (artículo 2688).

Independientemente de la dificultad práctica que acarrea la de-


terminación de la diferencia, es necesario señalar que el incum-
plimiento de dichos fines puede suscitar algunos problemas de
carácter jurídico, como por ejemplo, el que algún acto resulte nulo
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 31

porque exceda los límites del objeto de la sociedad; o que se dé


lugar a la irregularidad de la sociedad o asociación con los efectos
que determina la Ley General de Sociedades Mercantiles y que ya
comentamos. Todo ello, sin embargo, no significa que una asocia-
ción no pueda llevar a cabo actos de contenido económico o que
sociedades o asociaciones civiles no puedan realizar actos no so-
lamente de carácter económico, sino aun mercantiles. La limitación
legal radica en que no hagan de dichos actos su finalidad, pero los
mismos pueden ser el medio para la realización de los fines corres-
pondientes y por tanto, su realización esporádica o el hecho de que
tales actos sean únicamente medios para conseguir propósitos no
comerciales no modifica su naturaleza.

El ejemplo más gráfico de esto es el manejo de una cuenta ban-


caria. El libramiento de un cheque es un acto de carácter mercantil
cuya realización, sin embargo, no convierte al librador en comer-
ciante. Tampoco la compra o venta de bienes para aplicarlos a la
realización de los objetivos sociales es contraria a los fines. Sin em-
bargo, no es el caso el de una sociedad o asociación que habiendo
sido constituida para un fin –profesional o deportivo, pongamos por
caso– se dedique de manera habitual a la realización de actos cuya
finalidad sea por sí misma económica o comercial y ajena al fin de
su constitución.

Dada la regulación fiscal actual y como en su oportunidad con-


cretaremos, será en este terreno en donde la diferencia será acen-
tuada, pues de la finalidad a realizar dependerá el status fiscal de
cada ente, como contribuyente o como sujeto con fines no lucrati-
vos, y cada uno de los actos que realice dará lugar a un determina-
do régimen fiscal.

5. OTRAS SOCIEDADES Y ASOCIACIONES

Como señalamos desde el principio, el reconocimiento u otor-


gamiento de personalidad jurídica para los entes colectivos se en-
cuentra regulado por cada ordenamiento en particular. Si bien es
cierto que los tipos más comunes de tales personas jurídicas son
las sociedades mercantiles, por una parte, y las sociedades y aso-
ciaciones civiles, por otra, y que dichos tipos societarios fungen co-
mo modelos de otras organizaciones colectivas, también debemos
tener presente que no son las únicas formas de organización con
personalidad jurídica distinta de las de sus integrantes. Ya seña-
lamos que la enumeración contenida en el artículo 25 del Código
Civil es solamente enunciativa, pero también que únicamente ten-
dremos una persona moral en aquellos casos en que encontremos
un ordenamiento jurídico, general o especial, que reconozca u otor-
gue dicha personalidad; asimismo, tendremos en dichos ordena-
mientos las modalidades que a cada tipo de ente corresponden.
Ejemplos de la diversidad de ordenamientos que regulan entes so-
cietarios quedaron plasmados en la enumeración contenida en la
introducción.
32 EDICIONES FISCALES ISEF

Lo anterior nos lleva a reiterar que, en cada caso concreto, será


necesario examinar el ordenamiento jurídico con base en el cual ha
sido constituida y funciona una persona jurídica para determinar el
alcance de sus fines y los términos de su organización, así como
las formalidades que en cada caso deben ser atendidas para su
extinción.
Otra consideración general haremos antes de entrar al análisis
de los casos particulares. Con mucha frecuencia se hacen extrapo-
laciones inadecuadas, trasladando instituciones que corresponden
a un tipo de sociedad a otro de naturaleza diferente. Ello acarrea
problemas que, inadvertidos, trascienden a la situación de las so-
ciedades y las responsabilidades de sus directivos y socios, por lo
cual es muy de tener en cuenta que debe observarse el carácter
de cada sociedad para actuar en consecuencia. También suele ser
muy arraigado el hecho de que se quieran aplicar disposiciones
fiscales buscando el beneficio correspondiente, pero sin observar
las formalidades legales que en cada caso sea necesario cumplir.
Ambos errores deben ser evitados y para ello no hay otra vía que el
estudio de cada caso y la consideración de los preceptos legales
respectivos.

6. RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS MORALES

Este problema ha dado lugar a controversias, pues mientras un


sector de la doctrina se ha manifestado por considerar que el único
sujeto activo de los delitos es la persona física, otro grupo opina
que las personas morales sí pueden delinquir y consecuentemente,
son susceptibles de ser castigadas con las penas previstas por los
ordenamientos legales correspondientes, aun cuando, obviamente,
no puedan sufrir la pena de prisión. La cuestión es particularmente
relevante en el terreno fiscal, porque de acuerdo con las leyes de la
materia las personas morales resultan responsables de los actos y
omisiones en que incurran y pueden ser sancionadas, de ahí que,
si han sido tipificados delitos fiscales, sea necesario determinar si la
responsabilidad penal de las personas morales tiene lugar.

En nuestra opinión, atendiendo a lo que dispone el Código Penal


para el Distrito Federal en su artículo 11, la persona moral única-
mente puede ser considerada como un medio para la comisión de
los ilícitos y, consecuentemente, los sujetos responsables serán las
personas físicas que bajo cualquiera de las modalidades previstas
ejecuten las conductas tipificadas, sin perjuicio de que en contra
de la persona moral sean dictadas las medidas que el propio or-
denamiento penal determina, suspendiéndola en sus actividades
u ordenando su disolución y liquidación. Estas medidas, por otra
parte, son verdaderamente excepcionales.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 33

7. EL PERMISO PARA CONSTITUIR SOCIEDADES Y PARA SU


MODIFICACION

En cumplimiento de lo que dispone la fracción I del artículo 27


Constitucional y con fundamento en lo dispuesto por los artículos
15 y 16 de la Ley de Inversión Extranjera y 13, 14, 15, 16, 17, 18,
19 y 20 de su Reglamento, se requiere permiso de la Secretaría de
Relaciones Exteriores (ahora de la Secretaría de Economía) para
la constitución de toda clase de sociedades y para modificar sus
estatutos, cuando dicha modificación implique el cambio de la de-
nominación o razón social. La inclusión de la cláusula de exclusión
de extranjeros o el pacto para la admisión de los mismos debe ser
notificada a la Secretaría.

Entre otros propósitos, el permiso tiene por objeto verificar que


la denominación o razón social bajo la cual pretenda ser constitui-
da una sociedad no se encuentre ocupado por otra sociedad; que
dicha denominación o razón social cumpla con lo que dispongan
las leyes aplicables al tipo de sociedad de que se trate; y reservar
a favor del usuario del permiso el derecho al uso exclusivo del nom-
bre correspondiente.

Al constituir la sociedad se deberá incluir en los estatutos la


“cláusula de exclusión de extranjeros”, según la cual ningún extran-
jero podrá adquirir derecho o participación alguna en la sociedad;
o el “convenio o pacto expreso” mediante el cual los extranjeros se
obligan a considerarse como mexicanos respecto de su participa-
ción en la sociedad de que se trate y no invocar la protección de
sus gobiernos, en caso de conflicto, bajo la pena en caso contrario,
de perder en beneficio de la nación las participaciones que hubie-
ren adquirido.

La propia Ley de Inversión Extranjera y su Reglamento determi-


nan las áreas de actividad reservadas en exclusiva a los mexicanos
y los porcentajes de participación de los extranjeros, así como las
obligaciones a cumplir en caso de que haya participación de ex-
tranjeros.

8. REALIDAD DE LAS PERSONAS MORALES

El agrupamiento de personas para la realización de algún fin lí-


cito puede adoptar cualquiera de las formas legales. Salvo cuando
la finalidad a realizar exige una formalidad específica (como el caso
de las actividades financieras y las auxiliares, o las de beneficencia,
por ejemplo) el tipo de sociedad a constituir depende solamente
de la voluntad de quienes la constituyen. De este modo, tratándose
de las sociedades y asociaciones civiles, pueden ser utilizadas co-
mo vehículo indistinto para ciertas actividades, como el caso de la
educación o del agrupamiento para la defensa de ciertos intereses.
La situación fiscal, por lo demás, como habrá de apreciarse en los
34 EDICIONES FISCALES ISEF

capítulos correspondientes, hace que la distinción legal entre tales


tipos de agrupaciones prácticamente sea borrada.

La facilidad para su constitución y la laxitud de su regulación le-


gal, por otra parte, propicia que se acuda a estas formas asociativas
y se incurra en prácticas que la ley sanciona como indebidas. Por
ejemplo, cuando se ocultan relaciones de carácter laboral bajo la
apariencia de sociedades.

Es importante destacar que las normas legales sólo contienen re-


glas básicas de carácter general, pero que ni resuelven la totalidad
de los problemas que podrían presentarse, ni atienden a todas las
particularidades que se presentan en la realidad para tales agrupa-
mientos. La ley, considerando que la sociedad y la asociación civil
son constituidas por personas con intereses comunes, reserva a la
libertad de las personas la regulación de sus relaciones, de ahí que el
acto constitutivo, a través de los estatutos, sea el medio para que los
acuerdos correspondientes se plasmen, definiendo el carácter de la
agrupación y los derechos y obligaciones de los integrantes. El de-
talle con el que los Estatutos respectivos sean elaborados, previen-
do en los mismos las particularidades correspondientes, es básico
para una buena vida de la agrupación.

La sociedad y la asociación están consideradas como “contra-


tos”, de ahí que sea la voluntad de las partes la que determine su
contenido. La admisión y expulsión de socios o asociados, por tan-
to, depende de lo expresamente convenido.

La falta de estipulación al respecto podría provocar situaciones


que harían casi imposible la exclusión de un socio o la admisión de
nuevos miembros. Los correspondientes derechos y obligaciones
dependen igualmente de esa estipulación, pues sin ella no se pue-
de obligar a hacer aportaciones, por ejemplo.

Una buena regulación equivale a la elaboración de un buen con-


trato, que es, casi siempre, la base para evitar conflictos futuros.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 35

CAPITULO II

ASOCIACIONES CIVILES
Para nuestra revisión de su régimen jurídico señalaremos, a par-
tir de las disposiciones del Código Civil para el Distrito Federal, los
puntos correspondientes.

1. CONCEPTO

Es una persona moral creada mediante el acuerdo de varios in-


dividuos para la realización de un fin común, que tenga cierta per-
manencia o duración, de carácter político, científico, artístico, de
recreo o cualquiera otro que no esté prohibido por la ley y que no
tenga carácter preponderantemente económico.

El concepto anterior deriva de lo que disponen los artículos 25


y 2670 del Código Civil. De acuerdo con el mismo tenemos que se
crea una persona moral; es decir, un ente jurídico distinto de todos
y cada uno de sus integrantes, con sus propios derechos y obliga-
ciones. Su constitución deriva del acuerdo de sus integrantes, por
lo que constituye un acto jurídico para cuya existencia y validez es
necesario reunir los elementos y requisitos que para todo acto jurí-
dico dispone la ley. El Código Civil lo considera un contrato, según
lo dispone el artículo 2671.

La reunión de los integrantes en la asociación no debe ser ente-


ramente transitoria; es decir, debe tener permanencia o duración ya
que de otro modo no puede ser considerada como una asociación
y tendrá simplemente el carácter jurídico de reunión. La ley no limita
el tiempo de duración de la misma, por lo que será decisión de sus
miembros la fijación del tiempo correspondiente. La duración pue-
de ser referida no solamente a un tiempo, sino a una serie de actos,
cumplidos los cuales la asociación se extinguirá.

El fin a realizar (lo que constituye el objeto de la asociación) de-


be ser común, pues ello es lo que motiva la participación de los
miembros; no encontrarse prohibido por la ley y no tener carácter
preponderantemente económico.

2. CONSTITUCION

Las únicas formalidades exigidas por la ley para la constitución


de una asociación son que el contrato correspondiente conste por
36 EDICIONES FISCALES ISEF

escrito y que los estatutos que habrán de regirla sean inscritos en


el Registro Público para que produzcan efectos frente a terceros,
como lo disponen los artículos 2671 y 2673 del Código Civil.
De acuerdo con lo anterior, no constituye un requisito el otor-
gamiento de una escritura pública. Sin embargo, ésta es conve-
niente pues facilita el trámite de inscripción en el Registro Público,
ya que de otra manera el documento privado en el que consten
los estatutos deberá ser ratificado ante el registrador, quien deberá
cerciorarse de la autenticidad de las firmas y de la voluntad de las
partes, para proceder a su inscripción, atendiendo a lo que dispone
el artículo 3005 del Código Civil.

El documento constitutivo (contrato) y los estatutos, serán libre-


mente redactados por los miembros y constituirán, con las disposi-
ciones legales correspondientes, el instrumento que rija la vida de
la asociación. Al respecto es de tomar en cuenta lo dispuesto por
los artículos 28 y 1839 del Código Civil. Este último, en cuanto con-
sagra la autonomía de la voluntad de las partes, sin más límite que
lo que corresponda a la naturaleza misma del acto o la formulación
de las renuncias permitidas por la ley.

No es necesario reiterar que, en cuanto acto jurídico, deben ser


cumplidos los elementos de existencia y requisitos de validez, co-
mo la manifestación de la voluntad de asociarse, el objeto de la
asociación, la capacidad jurídica de los integrantes para obligarse
y la libertad en la manifestación de la voluntad, la licitud del fin y la
formalidad correspondiente.

3. MIEMBROS

El Código Civil es inconsistente en la terminología que utiliza,


pues indistintamente se refiere a “asociados”, “miembros”, e inclu-
so “socios”, teniendo por tales a los individuos que convienen en
reunirse para la realización de la finalidad común. El término co-
rrecto es en el caso el de “asociados”, en correspondencia con el
carácter de la agrupación a la que pertenecen.

Respecto del carácter de quienes pueden ser asociados la ley


no hace referencia alguna, pues únicamente alude a los individuos
que convienen en reunirse (artículo 2670) y a que la asociación pue-
de admitir y excluir asociados. De ello se han desprendido criterios
opuestos, pues algunos sostienen que únicamente las personas
físicas pueden tener el carácter de asociados, desde el momento
en que solamente de ellas puede hablarse de “individuos” y única-
mente las personas físicas pueden proponerse los fines que dan la
naturaleza de la asociación, mientras que otros más argumentan
que al no existir una prohibición expresa, cualquier persona, física
o moral, puede tener el carácter de asociado.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 37

En el mundo jurídico existen numerosas asociaciones que cuen-


tan entre sus miembros a personas morales. A pesar de que el
punto da para discusiones académicas y aún podrían suscitarse
controversias que lleguen a los tribunales, consideramos acepta-
ble que otra persona moral pueda participar como asociada,
siempre que de conformidad con sus propios estatutos se hubiera
contemplado la posibilidad de dicha participación, en congruencia
con el principio de que una persona moral solamente puede hacer
aquello que constituye su objeto social.

Una asociación, como es corriente entre las que existen, puede


tener varias categorías de asociados, con diversidad de derechos y
obligaciones. La regulación sobre el particular constituye parte de
la autonomía de la voluntad de los contratantes, que se expresa a
través de la regulación correspondiente en los estatutos que rigen
la vida de la asociación.

El carácter de asociado se documenta mediante la escritura mis-


ma de constitución o las actas de asamblea mediante las cuales
tenga lugar la admisión, sin que haya lugar a la emisión de un título
representativo de tal carácter, aun cuando nada impide que, si así
se conviene en el contrato constitutivo o en los estatutos, se emitan
documentos que cumplan tal función. Estos títulos, en su caso, se-
rán personalísimos, ya que el carácter de asociado tiene esa natu-
raleza y no pueden circular.

4. DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS ASOCIADOS

En general, los derechos y obligaciones que los miembros de


una persona moral tienen pueden ser divididos en derechos y obli-
gaciones de carácter corporativo y derechos y obligaciones de
carácter patrimonial. Los primeros corresponden a los asuntos re-
lacionados con la vida de la sociedad, mientras que los segundos
tienen un contenido económico.

En el caso, los derechos y obligaciones de carácter corporativo


de los asociados son:

a) Participar con voz y voto en las asambleas.

b) Participar en los órganos de dirección de la asociación.

c) Vigilar el cumplimiento de los fines de la asociación y la co-


rrecta aplicación de los recursos correspondientes, para lo
cual pueden examinar los libros y papeles de la asociación.

En una asociación los asociados no tienen derechos de carác-


ter patrimonial, salvo el correspondiente a la recuperación de sus
aportaciones en caso de disolución. La ley dispone que en caso
de separación voluntaria o exclusión, se pierde todo derecho al
haber social (artículo 2682) y que en caso de disolución, los bie-
38 EDICIONES FISCALES ISEF

nes se aplicarán a otra asociación de objeto similar (artículo 2686).


Además, dispone que la calidad de socio es intransferible (artículo
2684).
Sobre el particular cabe señalar, sin embargo, que los estatu-
tos podrían prever derechos y obligaciones diferentes, inclusive de
carácter patrimonial, lo que da lugar a los efectos consecuentes,
especialmente de carácter fiscal, como podría ser el reembolso de
aportaciones, la percepción de cantidades por la cesión del carác-
ter de socio o la obtención de utilidades, todo lo cual es común en
la vida jurídica de las asociaciones. Ya dijimos que los estatutos
pueden regular diferentes categorías de asociados, lo que se tra-
duce en la existencia de diversos derechos y obligaciones para los
mismos.

5. ORGANOS

Una asociación civil cuenta con dos tipos de órganos: la asam-


blea, que es el órgano de decisión de la misma, y los órganos de
dirección, cuya función específica será ejecutar las decisiones
correspondientes, representando a la persona moral en sus rela-
ciones con toda clase de terceros.

La asamblea general, de acuerdo con la ley, constituye el poder


supremo de la asociación. No tiene fijada, dentro de la propia ley,
una fecha para su celebración, por lo que puede tener lugar en la
fecha que los propios estatutos determinen o cuando sea convoca-
da. La convocatoria puede ser efectuada por la dirección de la aso-
ciación cuando así lo determine la propia dirección o sea requerida
por el 5% de los asociados. De no convocar ante la petición de los
asociados, la convocatoria puede ser formulada por un juez civil, a
demanda de los propios asociados.

El artículo 2676 fija la competencia de la asamblea general, sin


perjuicio, por supuesto, de lo que dispongan los estatutos:

I. La admisión y exclusión de los asociados;

II. La disolución anticipada de la asociación o sobre su prórro-


ga por más tiempo del fijado en los estatutos;

III. El nombramiento de director o directores cuando no hayan


sido nombrados en la escritura constitutiva;

IV. La revocación de los nombramientos hechos;

V. Los demás asuntos que le encomienden los estatutos.

Las decisiones en la asamblea serán tomadas por mayoría de


votos de los miembros presentes (artículo 2677), gozando cada
asociado de un voto (artículo 2678). Si los estatutos así lo previe-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 39

nen, los asociados podrán comparecer a las asambleas por medio


de representantes legalmente constituidos. Las personas morales
tendrán la representación correspondiente a través de sus órganos.

Aun cuando la ley solamente se refiere a la asamblea general, sin


distinguir entre ordinaria y extraordinaria, nada impide que en los
estatutos se prevea tal distinción, se asignen competencias y aún
se dispongan diversas clases de asambleas, como por ejemplo las
especiales que correspondan a cada clase de asociados, cuando
se involucren cuestiones correspondientes a su propia clase.

Respecto del órgano de dirección la ley únicamente se refiere al


director o directores, por lo que dicho órgano puede ser constitui-
do libremente por los asociados, en los términos que los estatutos
dispongan. El órgano correspondiente estará investido con la suma
de facultades que los propios estatutos determinen, pero en todo
caso tendrá las necesarias para cumplir con sus funciones de re-
presentación de la asociación. Es necesario tener en cuenta que
otras disposiciones legales regulan lo relativo a las facultades de
representación, por lo que al constituir los órganos de dirección
respectivos será necesario verificar el cumplimiento de las forma-
lidades del caso, como por ejemplo, las relativas a las facultades
para ejercer actos de dominio, para suscribir títulos de crédito, para
otorgar garantías, etcétera.

Los órganos de dirección, decíamos, pueden estar constituidos


por un solo director o por un consejo de directores, cuyo número
será determinado por los propios estatutos o por la asamblea que
efectúe su designación. Pueden existir también órganos que reali-
cen funciones específicas, cuya integración y actividad será igual-
mente determinada por los propios estatutos o asamblea.

6. PATRIMONIO

El haber patrimonial de la asociación se integra por la totalidad


de los bienes y recursos aportados por sus asociados o provenien-
tes de terceros, los rendimientos de los mismos, los que sean re-
sultado de sus operaciones y, en general, cualquier bien que sea
destinado a la realización de su objeto social.

No se habla, en el caso, de un capital social, y ni siquiera es


necesaria la existencia de bienes materiales para la existencia de
una asociación, ya que sus fines pueden ser cumplidos median-
te el esfuerzo de sus integrantes, sin dar lugar a la realización de
aportaciones en numerario o en otros bienes. En caso de existir
dichas aportaciones, para su transmisión a la asociación deberán
ser cumplidas las formalidades que en cada caso exijan las leyes
en atención a la naturaleza de los bienes correspondientes.

Tratándose de bienes inmuebles, es regla general derivada del


artículo 27 Constitucional que las personas morales solamente pue-
40 EDICIONES FISCALES ISEF

den adquirir los que sean necesarios para la realización de su ob-


jeto social.

Los bienes que integran el patrimonio de una asociación estarán


sujetos a las reglas específicas que en materia fiscal disponen las
leyes de la materia. Su régimen jurídico general es el que corres-
ponde a todo tipo de actos y bienes, sin que por el hecho de per-
tenecer a una asociación se dispongan modalidades especiales.

7. CUOTAS

Los estatutos de la asociación pueden prever obligaciones de


pago a cargo de los asociados, de carácter periódico (anual, se-
mestral, mensual, etc.), cuyo monto se aplicará a la realización de
los fines de la asociación. También es posible que tales obligacio-
nes, por disposición estatutaria, sean fijadas por la asamblea.

Es particularmente importante mencionar que el establecimiento


de las cuotas a cargo de los asociados, aun cuando sea en térmi-
nos genéricos, en los propios estatutos, es condición indispensa-
ble para su validez. Sin ello, la entrega que hiciera el asociado de
cualquier cantidad a favor de la asociación tendría una naturaleza
jurídica distinta, pues podría tratarse de una donación o de la con-
traprestación por servicios y no de cuotas.

8. DISOLUCION

El Código Civil enumera las causas de disolución de la aso-


ciación en su artículo 2685, señalando que estas causas son adi-
cionales a las que los propios estatutos contemplen. Las causas
enumeradas son:

I. La decisión de la asamblea general. Esta determinación


puede tener lugar en cualquier tiempo y para ello será nece-
sario dar cumplimiento a las formalidades que para el caso
dispongan los estatutos (convocatoria, número de asisten-
tes, mayorías de votación, etcétera).

II. La conclusión del término fijado para la duración de la aso-


ciación o por la realización del objeto para el que fue cons-
tituida. Recordemos que la reunión de los asociados puede
tener un plazo prefijado, en cuyo caso la asociación se
extingue al cumplirse el mismo, pero también puede ser
constituida para la realización de una cierta finalidad, ago-
tada la cual habrá de extinguirse la asociación (por ejemplo,
para la realización de un congreso de carácter científico,
o para ciertos actos deportivos, etcétera).

III. Por la imposibilidad de realización del objeto social. En este


caso estaríamos ante situaciones tales como, por ejemplo,
que la actividad que constituya el objeto de la asociación se
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 41

vuelva legalmente imposible (por ejemplo, si se prohibiera la


impartición de educación por particulares).

IV. Por resolución de autoridad competente. Este sería el caso


de la comisión de actos ilícitos utilizando como medio a la
asociación, en el cual un juez, por ejemplo, podría decretar
la disolución.

En presencia de la causa de disolución se procederá a la aplica-


ción de los bienes en la forma que prevengan los estatutos o acuer-
de la asamblea correspondiente o lo haya decretado la autoridad,
en su caso. No existe; tratándose de asociaciones, un proceso de
liquidación (es decir, la obligación de convertir en numerario los
bienes que formen su patrimonio), ya que los bienes se aplican di-
rectamente según lo indicado o se entregan a una asociación que
cumpla objeto similar (artículo 2686); sin embargo, dada la causa
de disolución deberá procederse a la liquidación, todo lo cual re-
quiere de la formalización de las actas y la presentación de dos
avisos fiscales y ante el Registro Público, para su cancelación. Ya
anotamos la situación de los asociados frente al haber patrimonial.

9. ASOCIACIONES DE BENEFICENCIA

Desde la parte introductoria general dijimos que hay múltiples


disposiciones jurídicas aplicables a las personas morales. Dijimos
también que las disposiciones de los tres tipos básicos de ellas
(asociaciones y sociedades civiles y sociedades mercantiles) fun-
gen como modelos de otras personas morales. Tal es el caso de
las asociaciones que cumplen fines de beneficencia, para las cua-
les existe un régimen particular a través de diversas leyes locales,
siendo sin embargo las disposiciones de la asociación civil las que
cumplen el papel de modelo e incluso, de disposición supletoria
en caso de falta de disposición aplicable en la ley correspondiente.

El artículo 2687 del Código Civil dispone que las asociaciones de


beneficencia se regirán por las leyes especiales correspondientes,
dentro de las cuales encontramos, en el caso del Distrito Federal, a
la Ley de Instituciones de Asistencia Privada, que les da el carácter
de fundaciones o asociaciones, otorgándoles personalidad jurídica.

Las instituciones de asistencia privada se consideran de utilidad


pública y pueden ser constituidas por actos entre vivos o por dispo-
sición testamentaria. Las mismas están sujetas a vigilancia y aseso-
ría por parte del Estado a través de la Junta de Asistencia Privada,
que es un órgano desconcentrado por función.

El artículo 27 Constitucional en su fracción III reconoce como


fines de estas instituciones “el auxilio de los necesitados, la inves-
tigación científica, la difusión de la enseñanza, la ayuda recíproca
de los asociados, o cualquier otro objeto lícito” y el artículo 1o. de
la Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Fede-
42 EDICIONES FISCALES ISEF

ral remite a este precepto constitucional, señalando que podrán


acogerse a las disposiciones de la misma ley las personas físicas
o morales cuyo objeto sea cualquiera de los indicados. Estas dis-
posiciones no hacen distingo, en realidad, entre las asociaciones
de beneficencia propiamente tales y las demás asociaciones civi-
les, de ahí que operen muchas asociaciones que cumplen dichas
finalidades pero que no se hayan acogido a lo dispuesto por la ley
indicada. La diferencia estribará en si se da lugar o no a la partici-
pación gubernamental, ya que no hay impedimento para operar en
el cumplimiento de los fines indicados, pero sin someterse a las
disposiciones de la ley mencionada.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 43

CAPITULO III

SOCIEDADES CIVILES
Para el desarrollo del régimen jurídico de las sociedades civiles
habremos de referirnos, igualmente, a las disposiciones del Código
Civil para el Distrito Federal, insistiendo, como lo señalamos en la
introducción general, en que cada una de las entidades federati-
vas al emitir su propio Código Civil puede establecer disposiciones
diferentes que otorguen matices o modalidades distintas a estas
personas morales.

1. CONCEPTO

Las sociedades civiles se encuentran reguladas en el Título Dé-


cimo Primero, Libro IV, Parte II, del Código Civil, en su Capítulo II.

De acuerdo con las disposiciones correspondientes, la sociedad


civil es un contrato a través del cual los socios se obligan mutua-
mente a combinar sus recursos o sus esfuerzos para la realización
de un fin común, de carácter preponderantemente económico, pe-
ro que no constituya una especulación comercial (artículo 2688).

El concepto señalado es claramente indicativo de que el orde-


namiento que regula a estas personas morales atiende, para la
determinación de su naturaleza, a un criterio de carácter objetivo.
Es decir, que la naturaleza civil de la sociedad queda determina-
da por el propósito que pretenden realizar los socios al agruparse.
Este criterio presenta en la práctica un sinnúmero de problemas,
ya que no existe una clara delimitación de lo que debe entenderse
por especulación comercial y, por tanto, para definir los límites de
una actividad que sea preponderantemente económica pero no es-
peculativa comercial.

La situación anterior difiere de la que anotamos a propósito de


las sociedades mercantiles, en cuanto para la determinación de la
naturaleza de estas sociedades la Ley General de Sociedades Mer-
cantiles emplea el criterio puramente formal. Es decir, una sociedad
será de naturaleza mercantil si ha sido constituida bajo cualquiera
de los tipos o formas regulados por la ley correspondiente, sin que
resulte relevante la actividad o propósito que realice. En cambio,
una sociedad será civil si su fin a realizar es de carácter económico,
pero no especulativo comercial.
44 EDICIONES FISCALES ISEF

En el mundo jurídico encontramos casos de sociedades que se


ubican, bien en los límites entre los actos de naturaleza civil y los
actos de naturaleza mercantil, o bien francamente en el terreno de
lo comercial. En este caso, aun cuando no hayan adoptado la forma
de una sociedad mercantil, podrán quedar reguladas por la legisla-
ción mercantil si la naturaleza de su actividad es comercial, ya que
en tal supuesto estaríamos en presencia de una sociedad mercantil
irregular. Algunos casos que podrían considerarse como ejemplifi-
cativos podrían ser, por ejemplo, las sociedades civiles que realizan
actividades inmobiliarias. En este caso, el artículo 75 del Código
de Comercio, cuando se refiere a las compras y ventas de bienes
inmuebles, señala que tendrán el carácter de actos de comercio
exclusivamente cuando se hagan con el propósito de especulación
comercial. Asimismo, se refiere a los alquileres de inmuebles. Aten-
diendo a esta situación y aplicando en sentido contrario las dispo-
siciones del Código de Comercio, se ha sostenido que cuando la
sociedad civil tiene como propósito la realización de actividades
vinculadas con inmuebles, únicamente sería una actividad mercan-
til si la realizara con el propósito especulativo comercial y no lo será
en ningún caso tratándose de arrendamiento de bienes inmuebles,
tomando en consideración que el arrendamiento constituye un acto
esencialmente civil. Esta situación no corresponde ya estrictamente
a lo que ocurre en la realidad, pues la verdad es que la diferen-
ciación entre los actos civiles y los actos mercantiles relacionados
con inmuebles no pasa de ser una distinción de alcances más bien
académicos que prácticos. Esta situación se hace particularmente
relevante cuando observamos las sociedades civiles en la perspec-
tiva de su régimen fiscal.

Una típica sociedad civil, en cambio, que no puede ser conside-


rada bajo ningún concepto como sociedad de carácter mercantil,
es la sociedad civil para efectos profesionales. No cabe duda, en el
caso, que los profesionistas se reúnen y suman sus esfuerzos para
la realización de un propósito que es de carácter preponderante-
mente económico, en la medida en que el ejercicio profesional se
realiza con el propósito de obtener los medios de vida correspon-
dientes. Ahora bien, el cobro de honorarios por la prestación de
servicios profesionales de cualquier tipo no involucra una actividad
comercial. En esta virtud, la agrupación de diversas personas para
prestar servicios de carácter profesional constituirían un ejemplo
típico de una sociedad civil por su propia naturaleza.

Por otra parte, el artículo 2695 del Código Civil dispone que “las
sociedades de naturaleza civil, que tomen la forma de las socieda-
des mercantiles, quedan sujetas al Código de Comercio”. Con base
en esta disposición y atendiendo al hecho de que si una sociedad
realiza habitualmente actos de comercio adquirirá el carácter de
comerciante, nos ubicaríamos en la situación de las sociedades
mercantiles irregulares, en cuyo caso se aplicaría lo dispuesto por
la Ley General de Sociedades Mercantiles cuyo artículo 2 se refiere
a las consecuencias de esta irregularidad.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 45

2. CONSTITUCION

En relación con la constitución de la sociedad civil, el Código


Civil en su artículo 2690 dispone que el contrato de sociedad debe
constar por escrito, pero se hará constar en escritura pública cuan-
do algún socio transfiera a la sociedad bienes cuya enajenación
deba hacerse en escritura pública. Es decir, que la formalidad de
la escritura pública no constituye una exigencia indispensable para
la constitución de una sociedad civil; sin embargo, como el artículo
2694, por su parte, dispone que el contrato de sociedad debe ins-
cribirse en el Registro de Sociedades Civiles para que produzca
efectos contra tercero, esta inscripción de alguna manera exige el
otorgamiento de la escritura pública, ya que en caso contrario ha-
bría necesidad de ratificar las firmas, previa identificación de los
socios que constituyen la sociedad, ante el Registro Público o ante
fedatario. Por esta razón, aun cuando no exista la exigencia legal,
es conveniente que el contrato de sociedad sea otorgado en escri-
tura pública, para lo cual habrá necesidad de cumplir con las for-
malidades generales correspondientes a la constitución de todas
las personas morales y, en particular, la tramitación del permiso que
para ese efecto debe otorgar la Secretaría de Relaciones Exteriores
con los propósitos que ya señalamos.

El contenido del contrato de sociedad está regulado por el ar-


tículo 2693. Este contenido es el siguiente:

I. Los nombres y apellidos de los otorgantes que son capaces


de obligarse; es decir, la identificación de los socios que inte-
gren la sociedad, con el requisito evidente e innecesario men-
cionado por la ley en este punto, de que tengan capacidad
legal para obligarse, ya que por la naturaleza contractual de la
constitución de la sociedad le son aplicables todas las reglas
correspondientes a los actos jurídicos, y por tanto, dicho re-
quisito se entiende supuesto.

II. La razón social; es decir, el nombre elegido para la sociedad.


No existe en la ley regla alguna acerca de la forma de consti-
tuir la razón social; únicamente señala el artículo 2699 que
después de la razón social se agregarán las palabras socie-
dad civil; es decir, la identificación de la naturaleza de la socie-
dad, pudiendo dicha razón social ser formada libremente por
los socios. En la vida jurídica es común que la razón social se
forme con los nombres o apellidos de los o de algunos de los
integrantes.

III. El objeto de la sociedad. A este respecto cabe señalar que


la única limitación que establece la ley es el relativo a que la
actividad o finalidad que pretenda realizar la sociedad civil ten-
ga un carácter preponderantemente económico, sin constituir
una especulación comercial; sin embargo, la realidad es que
la posibilidad de emprender prácticamente cualquier clase de
46 EDICIONES FISCALES ISEF

actividad lícita queda comprendida dentro del objeto de la so-


ciedad.

IV. El importe del capital social y la aportación con que cada so-
cio debe contribuir. A diferencia de la asociación civil, en la
que no existe un capital, en la sociedad civil sí existe el capital
y los socios contraen la obligación de hacer aportaciones que
pueden consistir en una cantidad de dinero, en otros bienes,
o en lo que la ley denomina su industria; es decir en ciertos
servicios. Las aportaciones deben estar especificadas en el
acta constitutiva o bien en las reformas que con posterioridad
se acuerden. Las modalidades para efectuar las aportaciones
quedan también a voluntad de los socios, ya que la ley sim-
plemente señala que la aportación de bienes puede implicar
la transmisión de su dominio a la sociedad, salvo que expre-
samente se pacte otra cosa, con lo que se abre la posibilidad
para que las aportaciones se efectúen incluso sin que haya
transmisión de propiedad a favor de la sociedad, sino sim-
plemente el uso o goce temporal de bienes o cualquiera otra
modalidad, como la constitución de derechos reales a favor
de la sociedad, como podría ser el usufructo o el uso.

La ausencia de alguno de los requisitos señalados da lugar a


que los socios puedan solicitar, en cualquier tiempo, que se
haga la liquidación de la sociedad. Sin embargo, mientras la
liquidación no sea solicitada, el contrato produce todos sus
efectos entre los socios y ellos no pueden oponer a terceros
que hubieran contratado con la sociedad la falta de forma del
contrato o el incumplimiento de alguno de estos requisitos,
para eludir el cumplimiento de alguna de las obligaciones que
hubieran contraído. Esto se desprende de lo dispuesto en el
párrafo final del artículo 2693, en relación con lo preceptuado
por el artículo 2691.

Si se llegara a constituir una sociedad civil para la realización


de un objeto que resulte ilícito, la ley dispone que a solici-
tud de cualquiera de los socios o de un tercero interesado se
declare la nulidad de la sociedad, misma que deberá ponerse
en liquidación. En este caso, después de pagadas las deu-
das contraídas por la sociedad, se concede el reembolso de
las aportaciones efectuadas por los socios, y las utilidades se
destinarán a los establecimientos de beneficencia pública que
determine la autoridad, teniendo en cuenta que los socios no
pueden beneficiarse de una actividad ilícita.

3. MIEMBROS

Una sociedad civil puede estar integrada por dos o más perso-
nas. La Ley no fija límites mínimos o máximos en el número de so-
cios, ni aclara si dichos socios deben ser necesariamente personas
físicas o pueden ser personas morales.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 47

Siguiendo el mismo razonamiento expuesto a propósito de las


asociaciones civiles, podemos señalar, igualmente, que tratándose
de las sociedades, pueden ser socios de las mismas las personas
físicas o las personas morales. En este último caso, bastará que de
conformidad con la propia escritura constitutiva de la persona mo-
ral correspondiente se determine la posibilidad de formar parte de
otras sociedades, para que dicha persona moral pueda convertirse
en socio de una sociedad civil.

La posibilidad enunciada, tratándose de sociedades civiles, es


todavía más amplia si consideramos que la ley da a las aportacio-
nes una amplitud tal que pueden ser objeto de las mismas toda cla-
se de bienes, corpóreos o incorpóreos y aun los servicios. Por otra
parte, tal como ya expresamos, las modalidades de la aportación
pueden implicar la transmisión de la propiedad a la sociedad o no
implicarla, caso en el cual podrían colocarse aquellas transmisio-
nes de uso de determinados bienes durante un cierto tiempo.

Como las sociedades civiles operan con base en el principio de


autonomía de la voluntad de las partes, es frecuente encontrar so-
ciedades en las que participan diversas clases de socios, distin-
guiéndose incluso en su denominación, entre socios y asociados.
Esto es legalmente posible, siempre que ese tratamiento involucre
verdaderamente el ánimo asociativo. Es decir, que los miembros
tengan derechos y obligaciones como socios, cuyo alcance esté
determinado debidamente en los estatutos sociales.

No es suficiente con la denominación de socios, cuando quienes


así sean considerados no tengan realmente ese carácter, pues en
tal caso se estaría ante una situación fraudulenta, ya que se esta-
ría ante una situación jurídica que esconde la verdadera relación
existente. Se trataría de una simulación, que daría lugar a todas las
consecuencias legales inherentes.

Es importante reiterar, por tanto, la importancia que tiene el he-


cho de que los Estatutos, más allá de la práctica común de reite-
rar las disposiciones legales, regulen verdaderamente la situación
específica de la sociedad de que se trate, pues de no hacerlo,
podrían suscitarse conflictos de muy difícil solución.

4. DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS SOCIOS

Siguiendo las disposiciones legales, podríamos intentar una


enumeración de las principales obligaciones que corresponden a
los socios. De esta manera tendríamos:

4.1. Obligaciones

1. La obligación de efectuar las aportaciones en los términos


establecidos en el contrato de sociedad. El artículo 2703 dispone
expresamente que a menos que se haya pactado en el contrato de
48 EDICIONES FISCALES ISEF

sociedad, no puede obligarse a los socios a hacer una nueva apor-


tación para ensanchar los negocios sociales. Es decir, la obligación
de efectuar las aportaciones correspondientes se limita a lo expre-
samente pactado en el propio contrato de sociedad. Ahora bien, si
con posterioridad a la constitución se acordara un incremento en el
capital que diera lugar a la realización de nuevas aportaciones por
parte de los socios, si dicho acuerdo fuera tomado por mayoría, los
socios que no estén conformes tienen el derecho de separarse de
la sociedad. Las formalidades que corresponden a las aportacio-
nes dependerán de la naturaleza de los bienes aportados, ya que
si la obligación consiste en la entrega de la propiedad de bienes
inmuebles o en la constitución de derechos reales sobre los mis-
mos a favor de la sociedad, se deberá otorgar la escritura pública
correspondiente; asimismo, si se tratara, por ejemplo, de la trans-
misión del uso de marcas o patentes, sería necesario formalizar el
acuerdo correspondiente para su inscripción y debida protección
de los terceros que contraten con la sociedad.

2. Como consecuencia de la aportación de bienes, los socios


quedan obligados al saneamiento para el caso de evicción de las
cosas que aporten a la sociedad, como si se tratare de cualquier
enajenante; asimismo, deberán indemnizar a la sociedad por los
defectos de las cosas que transmitan. Si lo que se transmite es
solamente el uso o aprovechamiento de determinados bienes, su
responsabilidad en la aportación se rige por los principios que de-
terminan las obligaciones entre un arrendador y un arrendatario.
Todo esto se desprende de lo dispuesto por el artículo 2702 del
Código Civil.

3. Entre las obligaciones de los socios se debe destacar de ma-


nera principal la correspondiente a la garantía subsidiaria, ilimitada
y solidaria de los socios que administren, respecto de las obliga-
ciones que contraiga la sociedad. La responsabilidad de los socios
que no participen en la administración de la sociedad se limita a
su aportación, salvo que algo en contrario se hubiera pactado en
el contrato constitutivo correspondiente. La disposición del artículo
2704 que se refiere a esta obligación, parte de la consideración
de que la existencia de la sociedad depende de la calidad de las
personas que la integran, más que del capital que representan. En
esta virtud, son las personas mismas y particularmente aquellos
que tienen relaciones con terceros al representar a la sociedad, los
que deben responder por los actos celebrados en nombre de la
sociedad.

La responsabilidad enunciada es de carácter subsidiario; es de-


cir, solamente se hará responsables a los socios administradores
en el caso de que el capital de la sociedad resulte insuficiente pa-
ra hacer frente a las obligaciones contraídas por la sociedad. Esta
responsabilidad es ilimitada y solidaria; es decir, no tiene un monto
y dicha responsabilidad puede hacerse efectiva por el total de la
misma, indistintamente, sobre cualquiera de los socios administra-
dores.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 49

Como el artículo 2704 deja a salvo la responsabilidad de los so-


cios que no administren, salvo lo que se convenga en el contrato
constitutivo, dicho contrato podría también establecer la forma de
hacer efectiva la responsabilidad entre los socios correspondientes,
pero no puede eximir de dicha responsabilidad ilimitada, solidaria
y subsidiaria a los socios administradores respecto de los terceros.

4. Otra obligación de importancia para los socios es la contribu-


ción en las pérdidas en que incurra la sociedad. El artículo 2730 del
Código Civil dispone que si al liquidarse la sociedad no quedaren
bienes suficientes para cubrir los compromisos sociales y devolver
sus aportes a los socios, el déficit se considere pérdida y se repar-
tirá entre los socios. La ley contiene una serie de reglas acerca de
la determinación de las utilidades y pérdidas que en su oportunidad
comentaremos.

5. El artículo 2709 del Código Civil establece también a cargo de


los socios una obligación de abstención, ya que determina que ha-
biendo socios especialmente encargados de la administración, los
demás no podrán contrariar ni entorpecer las gestiones de aqué-
llos, ni impedir sus efectos. Esta disposición tiene relación con la
correspondiente que determina la responsabilidad subsidiaria, soli-
daria e ilimitada de los socios administradores; como consecuencia
de ella, si hay socios que no participan en la administración y que
por lo tanto no están sujetos a esta responsabilidad, deben abste-
nerse de realizar todo acto que entorpezca la gestión de los socios
administradores, ya que ellos responderán frente a terceros de las
obligaciones contraídas en nombre de la sociedad.

4.2. Derechos

Por lo que corresponde a los derechos de los socios, que pueden


agruparse también en derechos de contenido económico y dere-
chos de contenido corporativo, podemos enumerar los siguientes:

1. Derechos de contenido económico correspondientes a la par-


ticipación en las utilidades de la sociedad, así como en el capital de
la misma. El Código Civil establece que los socios pueden determi-
nar la proporción en que deben repartirse las utilidades, concedien-
do con ello una amplia libertad para convenir lo correspondiente en
la escritura constitutiva. Este derecho tiene como limitación exclusi-
va la prohibición que conforme a la ley existe para que se excluya a
alguno o algunos de los socios en la participación de las utilidades
correspondientes. El artículo 2728 se refiere a este principio gene-
ral, mismo que es desarrollado en algunas otras reglas como la
que corresponde al reparto en las utilidades en forma proporcional
a las aportaciones, en el caso de que en el contrato constitutivo no
hubiese sido convenido algo distinto.

Por lo que corresponde a la participación en el patrimonio de


la sociedad, dicho derecho deriva también de lo dispuesto por el
50 EDICIONES FISCALES ISEF

artículo 2728 y su consecuente, el artículo 2729, de los que se des-


prende que los socios pueden retirar de la sociedad el equivalente
a sus aportaciones y que una vez repartido el capital mediante la
devolución de las mismas, los excedentes constituirán un repar-
to de utilidades. La ley contiene una serie de principios, como ya
dijimos, para la participación de los socios en las utilidades y las
pérdidas.

2. Otro derecho tienen los socios, que es el de participar en la


administración de la sociedad. Este derecho puede ser ejercido por
alguno o algunos de los socios o por la totalidad de ellos, según
se haya convenido o en ausencia de convenio, respectivamente. El
artículo 2719 dispone que cuando la administración no se hubiere
limitado a alguno de los socios, todos tendrán derecho de concurrir
a la dirección y manejo de los negocios comunes, caso en el cual
las decisiones serán tomadas por mayoría. Asimismo, el artículo
2713 dispone que las facultades que no se hubieran concedido a
los administradores serán ejercitadas por todos los socios, resol-
viéndose igualmente los asuntos por mayoría de votos.

De conformidad con lo anterior, este derecho se encontrará tam-


bién regulado por lo que se disponga en la propia escritura consti-
tutiva y en ausencia de pacto, operará la regla dispuesta por la ley
de que todos los socios participan en la administración de la
sociedad.

3. Vinculado con el derecho anterior, los socios tienen el derecho


de examinar el estado de los negocios sociales y de exigir para
este fin la presentación de libros, documentos y papeles, con el
objeto de que puedan hacer las reclamaciones correspondientes.
Este derecho es irrenunciable, como lo dispone el artículo 2710 del
Código Civil.

Derivado también de este derecho está el de exigir las cuentas


correspondientes al socio o socios administradores, obligación que
para éstos establece el artículo 2718.

4. Los socios tienen derecho de transmitir su participación en


la sociedad. Para este efecto, el artículo 2705 condiciona la trans-
misión a la obtención del consentimiento previo y unánime de los
demás coasociados, salvo pacto en contrario. En este sentido, po-
dríamos señalar que mediante la disposición correspondiente en
la escritura constitutiva, los socios pueden transmitir libremente los
derechos que representen su participación en la sociedad.

Como ya en otro lugar señalamos, ese derecho no se encuen-


tra representado por un documento o título que lo incorpore, sino
que el mismo, deriva de lo establecido en la escritura constitutiva.
A pesar de esto, no encontramos inconveniente legal en que, en
virtud del principio de autonomía de la voluntad de las partes y aten-
diendo al carácter contractual de la sociedad, los socios puedan
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 51

convenir en la emisión de documentos representativos de su parti-


cipación en la sociedad. La forma, términos y modo de circulación
de estos títulos deberán estar determinadas en la propia escritura
constitutiva. Ante el silencio de ella, operaría el principio legal en el
sentido de que es intransmisible la calidad de socio, salvo con el
consentimiento previo y unánime de los demás socios. Esta dispo-
sición atiende también el carácter de sociedad de personas que es
inherente a la sociedad civil.

5. El artículo 2703 consagra el derecho de los socios para se-


pararse de la sociedad. Este derecho puede ejercitarse en el caso
en que una asamblea acuerde la realización de un aumento de ca-
pital que obligue a los socios a realizar nuevas aportaciones. Los
socios inconformes, que no hubieran participado en la decisión
de la asamblea, tendrán derecho a separarse de la sociedad. Es-
te derecho de separación plantea el problema correspondiente a
la devolución o reembolso de las aportaciones efectuadas, ya que
el artículo 2708 dispone que el socio excluido es responsable de
la parte de pérdidas que le corresponda y los otros socios pueden
retener la parte del capital y utilidades de aquél, hasta concluir las
operaciones pendientes al tiempo de la separación, debiendo ha-
cerse hasta entonces la liquidación correspondiente. Como la ley
no regula la forma de operar la separación, a menos que los es-
tatutos sociales prevengan las reglas aplicables correspondientes,
sería aplicable el principio enunciado en el artículo 2708, por más
que dicho artículo se refiera al caso de exclusión del socio cuando
exista alguna causa para ello prevista en los propios estatutos.

6. El artículo 2706 regula el derecho del tanto. Es decir, el de-


recho de preferencia que tienen los demás socios para adquirir,
cuando alguno de ellos desee transmitir la parte que le correspon-
da. Este precepto establece reglas elementales para el ejercicio
del derecho del tanto como es el que si varios socios quieren hacer
uso de él, les competerá en la proporción que representen. El térmi-
no para hacer uso del derecho del tanto es de ocho días, contados
desde que reciban aviso del que pretende enajenar.

Sobre el particular cabría señalar nuevamente que este derecho


podría ser modificado en sus términos y aun suprimido por acuer-
do de los socios establecido en los estatutos de la sociedad. Así
como se prevé que se regule en el contrato constitutivo el caso de
transmisión libre por parte de los socios, como consecuencia de
ello se puede eliminar el derecho de preferencia concedido por el
precepto que comentamos.

7. Un derecho corporativo fundamental de los socios es el dere-


cho de voto. Las decisiones en la sociedad se toman por conducto
de la asamblea, a la que pueden concurrir los socios y ejercitar
el derecho de voto correspondiente. La ley, en ausencia de dispo-
sición en la escritura constitutiva, dispone en algunos casos que la
decisión sea tomada por la totalidad de los socios para la validez
52 EDICIONES FISCALES ISEF

de las decisiones correspondientes, como es la revocación de los


nombramientos de administradores hechos en la propia escritura
social, el caso de exclusión de algún socio por infracción a lo dis-
puesto en los estatutos, la transmisión de derechos y la admisión de
nuevos socios. Fuera de estos casos y teniendo en cuenta siempre
lo acordado en la escritura constitutiva, las decisiones en las asam-
bleas correspondientes serán tomadas por la mayoría de votos de
los socios. La ley dispone en su artículo 2713, del que se puede
desprender una regla para el cómputo de los votos, que la mayoría
se computará por cantidades; es decir, atendiendo a la naturaleza
e importancia económica de la participación de los socios, pero
cuando una sola persona represente el mayor interés y se trate de
sociedades de más de tres socios, se necesita por lo menos el voto
de la tercera parte de los socios, considerados individualmente y
con independencia del monto de sus aportaciones.

8. También consigna la ley el derecho de los socios para pedir


la liquidación de la sociedad en los casos dispuestos por la misma,
como son la falta de forma del contrato constitutivo (artículo 2691),
la realización de un objeto ilícito (artículo 2692) y por la falta de
alguno de los requisitos establecidos por la ley para la escritura
constitutiva. Este último derecho, el de pedir la disolución de la so-
ciedad, atañe a la responsabilidad subsidiaria, solidaria e ilimitada
que la ley atribuye a los socios, pues solicitando dicha disolución,
los socios pueden quedar eximidos de dicha responsabilidad.

5. ORGANOS

Los entes colectivos, como en el caso de la sociedad civil, para


expresar la voluntad que como persona en el derecho les corres-
ponde, necesitan de órganos de decisión y de representación que
ejerciten los derechos y cumplan con las obligaciones correspon-
dientes. Tales órganos para la decisión y representación de las so-
ciedades civiles se conforman por la asamblea; es decir, la reunión
de los socios que integran la sociedad; y la administración, que
puede recaer en uno o más socios.

El Código Civil es omiso en cuanto a las reglas para la cons-


titución y operación de las asambleas. Simplemente, de las dis-
posiciones correspondientes se puede inferir que las decisiones
correspondientes a la vida de la sociedad deberán ser tomadas por
los socios en forma unánime, en los casos en que así lo determina
la ley y la escritura constitutiva no disponga cosa en contrario, o por
mayoría de votos. También señalamos ya en un punto anterior que
la mayoría de votos se conforma en función del interés económico,
salvo que dicha mayoría se concentre en una sola persona y se tra-
te de sociedades con más de tres socios, en cuyo caso la mayoría
se conforma por el número de personas.

Ante la omisión de la ley, las asambleas se pueden conformar


libremente y su funcionamiento queda a la libre determinación de
los socios, conforme a las reglas que convengan en la escritura
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 53

constitutiva correspondiente. Para este efecto, la escritura res-


pectiva deberá señalar la forma de convocar a las asambleas, el
derecho que corresponda a los socios para solicitar que dichas
asambleas sean convocados, la forma de integrar el quórum de
asistencia correspondiente para que una asamblea se considere
legalmente instalada, y la forma de obtener la votación respecti-
va. Si conforme a lo que antes hemos señalado, las decisiones en
las asambleas son unánimes o mayoritarias, la conformación de
la asistencia correspondiente necesariamente deberá responder a
dichas reglas, ya que únicamente es posible tomar decisiones por
mayoría de socios, si la mayoría se encuentra presente.

Por lo que corresponde a la administración de la sociedad, és-


ta necesariamente debe recaer en uno o más socios. A diferencia
de las sociedades mercantiles en que resulta admisible la gestión
administrativa por parte de una persona extraña a la sociedad, aten-
diendo nuevamente al carácter de sociedad de personas de las
sociedades civiles, la administración de éstas únicamente pueden
recaer en un socio.

La forma de administrar la sociedad es también función a deter-


minar por el propio contrato constitutivo; sin embargo, si éste fuera
omiso, la ley dispone que a la administración concurrirán todos los
socios. La razón de la disposición legal estriba en la ya señalada
responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria en que incurren los
socios administradores respecto de las obligaciones contraídas por
la sociedad.

Los artículos del 2709 al 2719, contienen las reglas que el Có-
digo Civil establece por lo que corresponde a la administración de
la sociedad. De estas reglas son destacables las que contiene el
artículo 2712, en el sentido de que los socios administradores ejer-
cerán las facultades que fueren necesarias para el desarrollo de la
actividad social, pero requieren autorización expresa de los demás
socios para enajenar los bienes de la sociedad, para constituir gra-
vámenes sobre dichas cosas o para obtener préstamos. Estas limi-
taciones, es necesario reiterarlo, están sujetas a lo que en contrario
se establezca en los estatutos sociales.

También es importante señalar que el artículo 2714 permite que


los socios encargados de la administración actúen en forma indis-
tinta y realizando cada uno de ellos por separado los actos adminis-
trativos que crea oportunos. Esto significa que, mediante el acuerdo
correspondiente, se puede constituir una administración colectiva,
sin que la misma necesariamente constituya un consejo, ya que
por otro lado el artículo 2715 dispone también que si se ha conve-
nido en que un administrador nada pueda practicar sin concurso
de otro, solamente podrá proceder de manera distinta en caso de
que pudiera resultar un perjuicio grave e irreparable a la sociedad.

De las disposiciones mencionadas es posible concluir que el


hecho de que se designen a dos o más socios para ejercer la ad-
54 EDICIONES FISCALES ISEF

ministración de la sociedad no trae por consecuencia necesaria


la conformación de un consejo de administración que exija la parti-
cipación conjunta o la decisión mayoritaria de los socios que admi-
nistren. Esta conclusión se corrobora por lo dispuesto en el artículo
2717 en donde señala que las obligaciones que sean contraídas
por la mayoría de los socios encargados de la administración, sin
conocimiento de la minoría, o contra su voluntad expresa, serán
válidas, pero los que las hayan contraído serán personalmente res-
ponsables frente a la sociedad de los perjuicios que por ellas se
cause. Esto confirma no solamente la responsabilidad solidaria de
los socios, sino la responsabilidad personal de los socios adminis-
tradores.

Será necesario tener en consideración las disposiciones mencio-


nadas para, en el momento de constituir una sociedad, establecer
el mayor número de reglas posibles sobre la conformación del ór-
gano de administración, los alcances de sus facultades y las res-
ponsabilidades correspondientes, a fin de no quedar colocados en
los supuestos que la ley regula en caso de omisión.

6. PATRIMONIO

La sociedad civil es una sociedad de personas; es decir, un ente


en el que el carácter o calidad de los miembros que la integran
resulta más relevante respecto de las aportaciones económicas de
los mismos.

El Código Civil alude en diversos preceptos al capital social. Este


se integra con las aportaciones que efectúen los socios, las cuales
pueden consistir en una cantidad de dinero, en otros bienes o en su
industria, como lo dispone el artículo 2689.

El carácter de la aportación determinará el carácter del socio.


Así, el socio que aporte dinero o bienes tendrá el carácter de so-
cio capitalista, mientras que el socio que aporte su industria ten-
drá el carácter de socio industrial. Esta división es importante para
los efectos de la liquidación de la sociedad, porque en el capítulo
correspondiente el Código Civil establece las reglas de participa-
ción de cada uno de los tipos de socios en las utilidades de la em-
presa así como respecto de las pérdidas, si las hubiere.

Es importante señalar que la ley admite expresamente la posibili-


dad de que las aportaciones de bienes se efectúen con carácter no
traslativo. Es decir, que el socio aportante conserve la propiedad de
los bienes correspondientes y transfiera a la sociedad únicamen-
te el uso o goce de los mismos por un tiempo determinado. Esta
situación acarrea en la práctica algunos problemas que, al no ser
resueltos por la ley, deben ser abordados en la escritura constitutiva
o en la reforma que corresponda al acuerdo de aportación corres-
pondiente. Sin embargo, el hecho mismo de que esta circunstancia
resulte factible le otorga a la sociedad civil una gran flexibilidad en
la conformación de su capital.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 55

Por otro lado, es de observar que cuando se trata de aportacio-


nes traslativas de propiedad, la ley dispone que debe otorgarse
mediante la escritura pública correspondiente, cuando se trate de
bienes para cuya enajenación sea necesario cumplir con esa for-
malidad. En términos generales, esta situación sería la que corres-
ponda a los bienes inmuebles.

Como la aportación puede consistir en toda clase de bienes,


en cada caso particular será necesario observar las formalidades
correspondientes a fin de garantizar tanto los derechos de la socie-
dad respecto de la titularidad, uso o goce de los bienes correspon-
dientes, como los derechos de los terceros que contraten con la
propia sociedad. Esto, sin perjuicio de la responsabilidad subsidia-
ria, solidaria e ilimitada que corresponda a los socios administrado-
res, como ya quedó expresado.

Por lo que corresponde a la aportación consistente en la indus-


tria del socio, es necesario señalar que la ley únicamente establece
reglas para la determinación de la participación de dichos socios en
tratándose de la liquidación de la sociedad, por lo que quedará en
la esfera de la autonomía de la voluntad de las partes la posibilidad
de determinar las reglas conforme a las cuales deberá ser valorada
dicha aportación para los efectos legales correspondientes. Esto
significa que los socios tienen la más amplia libertad para determi-
nar el monto de la participación de un socio, cuando éste aporta de-
terminados servicios a la sociedad. Esta libertad quedará limitada
por la protección de los intereses de los terceros, ya que el capital
correspondiente, al estar representado por servicios, no tiene una
determinación en bienes tangibles.

La forma de integrar el capital social deberá constar en la escri-


tura constitutiva o en sus respectivas reformas, ya que constituye
un elemento esencial que debe darse a conocer a los terceros con
quienes la sociedad tenga operaciones, para los efectos de la de-
terminación de las responsabilidades correspondientes.

Por otro lado, ya señalamos que este capital social se encuentra


especificado en el propio contrato constitutivo, pero no da lugar a
la expedición de un título representativo de las correspondientes
aportaciones. Aplicando el principio de autonomía de la voluntad
de las partes, dichos títulos podrían llegar a ser expedidos, siempre
que así se acuerde en la propia escritura constitutiva y se determi-
nen los lineamientos o reglas para la expedición de los mismos, así
como para la circulación de ellos, en su caso.

Los derechos derivados de la conformación del capital social co-


mo consecuencia de las aportaciones constituyen la medida de la
participación de los socios en la sociedad. A este respecto cabe
señalar que el artículo 2696 establece que “Será nula la sociedad
en que se estipule que los provechos pertenezcan exclusivamente a
alguno o algunos de los socios y todas las pérdidas a otro u otros”,
56 EDICIONES FISCALES ISEF

con lo cual regula la situación de los socios, puesto que si bien es


cierto que ellos pueden convenir libremente en las participaciones
que les correspondan, dichas participaciones se encuentran limi-
tadas por esta regla. Esta disposición tiene trascendencia también
para el caso de la disolución y liquidación de la sociedad, como lo
veremos en su oportunidad.
Para concluir sobre este punto, recordaremos que el capital so-
cial de la sociedad deberá quedar determinado en la escritura cons-
titutiva correspondiente, lo que implica la determinación de todas
las reglas inherentes a la conformación de dicho capital, ya que
de no ser así, cualquier modificación que implique la realización
de nuevas aportaciones deberá ser efectuada mediante el consen-
timiento unánime de todos los socios, pues en caso contrario los
socios minoritarios tienen derecho a separarse de la sociedad.

7. DISOLUCION Y LIQUIDACION

Acentuando el indicado carácter de sociedad de personas que


tienen las sociedades civiles, el artículo 2720 enumera las causas
de disolución de la sociedad. Estas son:

“I. Por consentimiento unánime de los socios;

II. Por haberse cumplido el término prefijado en el contrato


de sociedad;

III. Por la realización completa del fin social, o por haberse


vuelto imposible la consecución del objeto de la sociedad;

IV. Por la muerte o incapacidad de uno de los socios que


tenga responsabilidad ilimitada por los compromisos so-
ciales, salvo que en la escritura constitutiva se haya pacta-
do que la sociedad continúe con los sobrevivientes o con
los herederos de aquél;

V. Por la muerte del socio industrial, siempre que su indus-


tria haya dado nacimiento a la sociedad;

VI. Por la renuncia de uno de los socios, cuando se trate de


sociedades de duración indeterminada y los otros socios
no deseen continuar asociados, siempre que esa renuncia
no sea maliciosa ni extemporánea; y

VII. Por resolución judicial”.

Habiendo tenido lugar la causa de disolución de la sociedad, y


salvo el caso de la resolución judicial, será necesario celebrar una
asamblea en la que dicha causa se haga constar, a fin de que, pro-
tocolizada que sea ante fedatario público o mediante su ratificación
ante el Registro Público correspondiente, se inscriba en el Registro
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 57

de Sociedades. Este requisito es indispensable para que la disolu-


ción de la sociedad surta efecto frente a terceros.

Disuelta la sociedad se pondrá en estado de liquidación, la cual


se practicará dentro del plazo de 6 meses, salvo pacto en contrario,
como lo dispone el artículo 2726. La liquidación dará lugar a que las
operaciones pendientes de la sociedad se concluyan, agregando
a la razón social de la sociedad las palabras en liquidación. Esta
puede llevarse a cabo por todos los socios, salvo que se hubiera
convenido en nombrar liquidadores o que los mismos estuvieran ya
designados en la escritura social.

Como en toda sociedad, la liquidación de la sociedad civil tendrá


como finalidad cubrir los compromisos sociales y devolver a los
socios las aportaciones que hubieren efectuado.

Considerando siempre lo que al efecto dispongan los estatutos


de la sociedad civil, es necesario tener en cuenta, ante el silencio de
los mismos, diversas reglas consagradas en el Código Civil.

Si una sociedad continúa realizando actividades a pesar de haber


transcurrido el término para el cual fue constituida, si no se ha lleva-
do a cabo el proceso de liquidación correspondiente, la sociedad
se entenderá prorrogada en su duración por tiempo indeterminado,
sin necesidad de nueva escritura social. En este caso su existencia
podrá ser demostrada por todos los medios de prueba correspon-
dientes. Esta regla constituye una excepción a la situación normal
tratándose de otras personas morales, cuya terminación del plazo
para el cual fueron constituidas da lugar a que se inicie, por cual-
quier interesado, el proceso de liquidación correspondiente.

Si la muerte de un socio no produce la disolución de la sociedad,


se deberá proceder a la liquidación de la parte que le correspondía
a su sucesión. Los herederos del socio fallecido tendrán derecho
al capital y a las utilidades que al socio finado le hubieren corres-
pondido al momento del fallecimiento y en lo sucesivo únicamente
tendrán injerencia en lo que corresponda a los derechos adquiridos
o a las obligaciones contraídas por el socio fallecido.

Las pérdidas correspondientes a la sociedad serán distribuidas


entre los socios en la forma prevista en los estatutos sociales o, en
ausencia de previsión, en la misma proporción en que se hubiera
pactado lo correspondiente a las utilidades.

Por lo que corresponde a la participación del socio industrial en


las utilidades, habiendo sido omisa la escritura constitutiva de la
sociedad, el artículo 2732 del Código Civil establece las reglas si-
guientes:

1. Si el trabajo del socio industrial pudiera ser hecho por otro, le


corresponderá la misma participación que hubiera correspon-
58 EDICIONES FISCALES ISEF

dido por razón de sueldos u honorarios. Esta misma regla es


aplicable si son varios los socios industriales.

2. Si el trabajo no pudiere ser hecho por otro, su cuota será igual


a la del socio capitalista que represente la mayor participa-
ción.
3. Si sólo hubiere un socio industrial y otro capitalista, se dividi-
rán entre sí por partes iguales las ganancias.

4. Si son varios los socios industriales y están en el caso del


punto 2, llevarán entre todos la mitad de las ganancias y la
dividirán entre sí por convenio y a falta de éste por decisión
arbitral.

Otras reglas, derivadas de los artículos 2733, 2734 y 2735, apli-


cables a los socios industriales, son las siguientes:

– Si el socio industrial hubiere hecho también aportaciones de


capital, el tratamiento para cada una de las partes se consi-
derará por separado.

– Si la sociedad no realiza ganancias, el capital a reembolsar


se distribuirá exclusivamente entre los socios capitalistas.

Los socios industriales no responderán de las pérdidas, salvo


pacto en contrario. Sobre este último punto es necesario hacer no-
tar que si la sociedad no llega a tener utilidades, es probable que el
socio industrial sí participe en las pérdidas, ya que es evidente que,
de no haber recursos, no tendrá derecho a percibir remuneración
por los servicios que hubiere aportado, lo cual importa una partici-
pación en las pérdidas correspondientes de la sociedad.

Con respecto a todos los puntos anteriores, la disolución y liqui-


dación de la sociedad deberán ser reglamentadas en los propios
estatutos sociales, para prever la situación concreta de las socieda-
des correspondientes.

8. SOCIEDADES CIVILES EXTRANJERAS

Los artículos 28 Bis, 2736, 2737 y 2738 del Código Civil se re-
fieren en forma genérica a la personalidad jurídica de las personas
morales constituidas en el extranjero, cuya personalidad jurídica se
determina por lo que dispongan las leyes vigentes en el Estado en
donde hayan sido constituidas.

Estas sociedades extranjeras, para establecerse en el territorio


de la República, deberán cumplir las disposiciones legales aplica-
bles y obtener la autorización correspondiente de la Secretaría de
Relaciones Exteriores. Para el otorgamiento de esta autorización
es necesario comprobar que dichas sociedades están constituidas
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 59

con arreglo a las leyes de su país, que sus estatutos no contienen


disposiciones contrarias a las leyes mexicanas de orden público y
que tienen representante domiciliado en el territorio de los Estados
Unidos Mexicanos, suficientemente autorizado para responder de
las obligaciones que contraigan las mencionadas personas mora-
les. Una vez concedida la autorización, los estatutos de las perso-
nas morales extranjeras se inscribirán en el Registro Público.

Este procedimiento para que las sociedades civiles extranjeras


operen en la República resulta en la práctica de carácter excep-
cional. La situación es un tanto distinta de sociedades de carácter
mercantil.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 61

CAPITULO IV

ESCUELAS
Los ordenamientos jurídicos relativos a la materia educativa no
condicionan el derecho de los particulares a la impartición de la
educación a la existencia de un cierto tipo de organización, por lo
que cualquier forma jurídica es admisible para tales efectos; tanto
la individual, como la que corresponda a cualquier tipo de persona
moral. Considerando lo expuesto a propósito de las asociaciones
civiles, sin que ello sea limitativo en forma alguna, es esta forma
organizativa la más común cuando se trata de la impartición de la
educación, teniendo en cuenta que la finalidad no es preponderan-
temente económica. No quedan excluidas las otras formas de orga-
nización, y aun la de sociedad mercantil, si tenemos en cuenta que
una sociedad constituida bajo esta forma pueda realizar cualquier
tipo de finalidad, entre ellas la prestación de servicios de carácter
educativo, por más que su propia naturaleza parezca contraria a la
de la educación.

1. ASPECTO CONSTITUCIONAL

El artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos


Mexicanos en su fracción VI determina que “los particulares podrán
impartir educación en todos sus tipos y modalidades”, fundando
con ello el derecho de cualquier persona para participar en las ta-
reas de prestación de servicios educativos, sujetándose sin embar-
go a las disposiciones legales respectivas.

El artículo 3o. Constitucional hace la distinción entre el reconoci-


miento de validez oficial de los estudios que se realicen en planteles
particulares, tratándose de la educación de grados diversos, y la
autorización expresa del poder público para la impartición de edu-
cación primaria, secundaria y normal. En este último caso, el mismo
texto constitucional determina que los particulares deberán impartir
la educación con apego a los fines establecidos en el propio texto
y cumpliendo con los planes y programas de educación que el Eje-
cutivo Federal determine. Los fines y criterios que el mismo artículo
3o. que comentamos establece para esa clase de educación lo si-
guiente:

Que la educación tienda a desarrollar armónicamente to-


das las facultades del ser humano y fomente en él, a la
62 EDICIONES FISCALES ISEF

vez, el amor a la patria y la conciencia de la solidaridad


internacional, en la independencia y en la justicia.

Asimismo, que la educación se basará en los resultados del


progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las
servidumbres, los fanatismos y los prejuicios, y será democrática,
nacional y contribuirá a la mejor convivencia humana. La disposi-
ción constitucional establece la facultad expresa del Estado para
otorgar y retirar el reconocimiento de validez oficial a los estudios
que se realicen en planteles particulares.

En la conformación de los planes y programas de estudio corres-


pondientes a la educación preescolar, primaria, secundaria y nor-
mal, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los sectores
involucrados, como en el caso los particulares, para quienes dichos
planes y programas de estudio se convierten en obligatorios.

Como consecuencia de la denominada “Reforma Educativa”, el


artículo 3º. Constitucional fue reformado, según publicación en el
Diario Oficial de la Federación del 26 de febrero de 2013, sin que
dicha reforma alcance a lo antes expresado, ya que la fracción VI,
que regula lo relativo a la educación que impartan los particulares
permanece sin cambio. Por lo que respecta a los lineamientos apli-
cables al servicio docente, la reforma constitucional solamente será
aplicable a quienes se desempeñen en instituciones del Estado o
de organismos descentralizados o desconcentrados, pero no res-
pecto de las relaciones que las entidades particulares establezcan
con su personal docente o de dirección escolar. La adición de la
fracción IX, sin embargo, si podrá tener repercusiones respecto de
la educación que impartan las instituciones particulares, porque el
Sistema Nacional de Evaluación Educativa si habrá de compren-
derlas; por tanto, el organismo público creado para coordinar dicho
sistema, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación,
podrá evaluar la calidad, el desempeño y resultados de estas insti-
tuciones, con respecto de la educación preescolar, primaria, secun-
daria y media superior.

2. ASPECTO LEGAL

La educación que impartan, entre otros, los particulares con au-


torización o con reconocimiento de validez oficial de estudios, está
regulada por lo dispuesto en la Ley General de Educación, que
fue publicada en el Diario Oficial de la Federación correspondiente
al 13 de julio de 1993.Esta ley, como consecuencia de la Reforma
Constitucional fue reformada también, mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación del 11 de septiembre de 2013.

De las disposiciones de esta ley destacamos las siguientes:

La educación que impartan los particulares con autorización o


con reconocimiento de validez oficial de estudios deberá cumplir
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 63

con los fines dispuestos por el artículo 7 de la ley, además de los


previstos en el texto constitucional. Estos fines son:

I. Contribuir al desarrollo integral del individuo, para que ejerza


plena y responsablemente sus capacidades humanas;

II. Favorecer el desarrollo de facultades para adquirir conoci-


mientos, así como la capacidad de observación, análisis y re-
flexión críticos;

III. Fortalecer la conciencia de la nacionalidad y de la soberanía,


el aprecio por la historia, los símbolos patrios y las institucio-
nes nacionales, así como la valoración de las tradiciones y
particularidades culturales de las diversas regiones del país;

IV. Promover mediante la enseñanza el conocimiento de la plu-


ralidad lingüística de la Nación y el respeto a los derechos
lingüísticos de los pueblos indígenas.

Los hablantes de lenguas indígenas, tendrán acceso a la edu-


cación obligatoria en su propia lengua y español;

V. Infundir el conocimiento y la práctica de la democracia como


la forma de gobierno y convivencia que permite a todos par-
ticipar en la toma de decisiones al mejoramiento de la socie-
dad;

VI. Promover el valor de la justicia, de la observancia de la Ley y


de la igualdad de los individuos ante ésta, propiciar la cultu-
ra de la legalidad, de la paz y la no violencia en cualquier tipo
de sus manifestaciones, así como el conocimiento de los De-
rechos Humanos y el respeto a los mismos;

VII. Fomentar actitudes que estimulen la investigación y la innova-


ción científicas y tecnológicas;

VIII. Impulsar la creación artística y propiciar la adquisición, el enri-


quecimiento y la difusión de los bienes y valores de la cultura
universal, en especial de aquéllos que constituyen el patrimo-
nio cultural de la Nación;

IX. Fomentar la educación en materia de nutrición y estimular la


educación física y la práctica del deporte;

X. Desarrollar actitudes solidarias en los individuos y crear con-


ciencia sobre la preservación de la salud, el ejercicio respon-
sable de la sexualidad, la planeación familiar y la paternidad
responsable, sin menoscabo de la libertad y del respeto ab-
soluto a la dignidad humana, así como propiciar el rechazo a
los vicios y adicciones, fomentando el conocimiento de sus
causas, riesgos y consecuencias;
64 EDICIONES FISCALES ISEF

XI. Inculcar los conceptos y principios fundamentales de la


ciencia ambiental, el desarrollo sustentable, la prevención
del cambio climático, así como de la valoración de la protec-
ción y conservación del medio ambiente como elementos
esenciales para el desenvolvimiento armónico e integral del
individuo y la sociedad. También se proporcionarán los ele-
mentos básicos de protección civil, mitigación y adaptación
ante los efectos que representa el cambio climático y otros
fenómenos naturales;

XII. Fomentar actitudes solidarias y positivas hacia el trabajo, el


ahorro y el bienestar general;

XIII. Fomentar los valores y principios del cooperativismo;

XIV. Fomentar la cultura de la transparencia y la rendición de


cuentas, así como el conocimiento en los educandos de su
derecho al acceso a la información pública gubernamental
y de las mejores prácticas para ejercerlo;

XIV Bis. Promover y fomentar la lectura y el libro;

XV. Difundir los derechos y deberes de niños, niñas y adoles-


centes y las formas de protección con que cuentan para
ejercitarlos;

XVI. Realizar acciones educativas y preventivas a fin de evitar


que se cometan ilícitos en contra de menores de dieciocho
años de edad o de personas que no tenga la capacidad de
comprender el significado del hecho o para resistirlo.

En términos del artículo 10, la educación que impartan tanto el


Estado como sus organismos descentralizados y los particulares
con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estu-
dios, es un servicio público y constituyen el Sistema Educativo Na-
cional.

I. Los educandos, educadores y los padres de familia;

II. Las autoridades educativas;

III. El Servicio Profesional Docente;

IV. Los planes, programas, métodos y materiales educativos;

V. Las instituciones educativas del estado y de sus organismos


descentralizados;

VI. Las instituciones de los particulares con autorización o con


reconocimiento de validez oficial de estudios;
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 65

VII. Las instituciones de educación superior a las que la ley otor-


ga autonomía;

VIII. La evaluación educativa;

IX. El Sistema de Información y Gestión Educativa; y

X. La infraestructura educativa;

Las autoridades en materia educativa, de conformidad con la


misma ley que comentamos, son tanto las autoridades federales,
que tienen a su cargo los aspectos normativos, como son la deter-
minación de los planes y programas de estudio para la educación
primaria, la secundaria, la normal y para la formación de maestros
de educación básica, el establecimiento del calendario escolar, la
elaboración y actualización de los libros de texto gratuitos, la au-
torización de los libros de texto para la educación primaria y se-
cundaria y la fijación de los lineamientos generales para el uso de
material educativo, entre otros; y las autoridades de las entidades
federativas, entre cuyas principales facultades se encuentra la de
otorgar, negar y revocar la autorización de los particulares para la
impartición de la educación primaria, la secundaria, la normal y de-
más para la formación de maestros de educación básica, así como
el otorgamiento del reconocimiento de validez de estudios para los
otros niveles.

Las autoridades educativas y particularmente la Secretaría de


Educación Pública, tienen facultades para la evaluación del sistema
educativo nacional, por lo cual los particulares con autorización o
con reconocimiento de validez oficial de estudios deben otorgar
a dichas autoridades las facilidades y la colaboración necesarias
para la evaluación del servicio que prestan, para lo cual deberán
proporcionar, por ejemplo, la información que se les requiera, las
medidas que permitan la colaboración efectiva de alumnos, maes-
tros, directivos y demás participantes en los procesos educativos,
la realización de los exámenes para fines estadísticos y de diagnós-
tico y la información en general que se considere necesaria para
el cumplimiento de esta finalidad. En el Diario Oficial de la Fede-
ración correspondiente al 11 de septiembre de 2013 fue publicada
la “Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación”
que, además de establecer los lineamientos de organización de ese
ente, establece las bases generales para su operación. No obstan-
te que según esta ley, el sistema comprende también al personal
docente del nivel básico y medio superior en general, la “Ley Gene-
ral del Servicio Profesional Docente” se refiere a los docentes que
colaboren en la educación que imparta el Estado y sus organismos
descentralizados.

La propia Ley General de Educación dispone, en su artículo 30,


que todas las instituciones educativas, incluyendo las de particula-
res, otorgarán a las autoridades educativas y al Instituto todas las
66 EDICIONES FISCALES ISEF

facilidades y colaboración para las evaluaciones a que se refiere.


Para ello, proporcionarán oportunamente toda la información que
se les requiera; tomarán las medidas que permitan la colaboración
efectiva de alumnos, maestros, directivos y demás participantes en
los procesos educativos; facilitarán que el Instituto Nacional para la
Evaluación de la Educación, las autoridades educativas, los evalua-
dores certificados y los aplicadores autorizados para tal efecto, rea-
licen las actividades que les corresponden conforme a la normativa
aplicable. Asimismo, las instituciones educativas están obligadas a
generar indicadores sobre su avance en la aplicación de métodos
para prevenir y eliminar cualquier forma de discriminación y de vio-
lencia, con la finalidad de que sean sujetas a evaluación sobre la
materia. Tales indicadores serán de dominio público y se difundirán
por los medios disponibles

3. TIPOS Y MODALIDADES DE EDUCACION

La Ley General de Educación dispone que la educación se divi-


de en los siguientes tipos y modalidades.

1. La educación de tipo básico, que está compuesta por el nivel


preescolar, el de primaria y el de secundaria. La educación
preescolar no constituiría un requisito previo a la primaria, pe-
ro a partir del año 2002 es obligatoria.

2. El tipo medio superior, comprendido por el nivel de bachi-


llerato, la educación equivalente a ésta, así como la educa-
ción profesional que no requiera de bachillerato o sus equi-
valentes.

3. La educación superior, que es la que se imparte después del


bachillerato o de su equivalente y está compuesta por la licen-
ciatura, la especialidad, la maestría y el doctorado, así como
por las opciones terminales previas a la conclusión de la licen-
ciatura. Este tipo comprende, además, la educación normal
en todos sus niveles y especialidades.

4. La educación inicial, que es aquella que tiende a favorecer el


desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo y social de los meno-
res de 4 años de edad, así como la orientación a los padres de
familia o tutores para la educación de sus hijos o pupilos.

5. La educación especial, que es la destinada a individuos con


discapacidades transitorias o definitivas, así como aquéllos
con aptitudes sobresalientes.

6. La educación para adultos, que está destinada a individuos


de 15 años o más que no hayan cursado o concluido la edu-
cación básica y busca, entre otros fines, la alfabetización, la
conclusión de la educación primaria y la secundaria, así como
la formación para el trabajo.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 67

Dentro de la educación para los adultos se encuentra el aspec-


to relativo a la formación para el trabajo, que de acuerdo con la
ley debe procurar la adquisición de conocimientos, habilidades o
destrezas que permitan a quien la recibe desarrollar una actividad
productiva demandada en el mercado, mediante alguna ocupa-
ción o algún oficio calificado. Para la impartición de este tipo de
educación, la Secretaría de Educación Pública, conjuntamente con
otras autoridades federales competentes, establecerá un régimen
de certificación de dicha educación, conforme al cual sea posible
acreditar conocimientos, habilidades o destrezas, intermedios o ter-
minales, de manera parcial y acumulativa, independientemente de
la forma en que hayan sido adquiridos.

4. ESTUDIOS QUE REQUIEREN AUTORIZACION

Tal como lo menciona ya el artículo 3o. Constitucional, la Ley


General de Educación regula el derecho de los particulares para
impartir educación en todos sus tipos y modalidades. La educación
concerniente a la primaria, la secundaria, la normal y demás para la
formación de maestros de educación básica, requiere de autoriza-
ción expresa y previa por parte del Estado.

El otorgamiento de la autorización es específico para cada tipo


de estudios y una vez obtenido incorpora a la institución que la ob-
tenga al sistema educativo nacional.

Para la obtención de la autorización correspondiente los particu-


lares deberán acreditar que cuentan con el personal que tenga la
preparación necesaria para la impartición de la educación corres-
pondiente, las instalaciones que satisfagan las condiciones higiéni-
cas, de seguridad y pedagógicas que la propia autoridad determine
y los planes y programas de estudio correspondientes. Sobre este
particular ya señalamos que tratándose de la educación primaria,
secundaria y normal, deberán acatarse los planes y programas de
estudio establecidos por las propias autoridades.

5. ESTUDIOS CON RECONOCIMIENTO DE VALIDEZ OFICIAL

Fuera de los tipos y niveles de estudio mencionados en el punto


anterior, los particulares que impartan servicios de educación po-
drán obtener el reconocimiento de validez oficial de los estudios
correspondientes por parte de las autoridades educativas, incorpo-
rándose así al sistema educativo nacional.

El reconocimiento será específico para cada plan de estudios,


debiendo acreditar también que las instituciones correspondientes
cuentan con el personal, instalaciones y planes y programas de
estudio correspondientes.

La consecuencia de la obtención del reconocimiento de validez


oficial es que, al formar parte del sistema educativo nacional, tales
68 EDICIONES FISCALES ISEF

estudios tienen validez en toda la República, por lo que los certifica-


dos, constancias, diplomas, títulos o grados académicos otorgados
a favor de las personas que los hayan concluido tienen valor en
cualquiera otra de las instituciones integrantes del sistema educa-
tivo nacional.

6. OTROS ESTUDIOS

Los particulares pueden realizar actividades educativas fuera del


sistema educativo nacional, en cuyo caso el artículo 59 de la ley
dispone que los particulares que presten servicios por los que se
impartan estudios sin reconocimiento de validez oficial, deberán
mencionarlo en su correspondiente documentación y publicidad.

Los estudios realizados fuera del sistema educativo nacional


pueden adquirir validez oficial mediante la revalidación correspon-
diente, siempre y cuando sean equiparables con estudios realiza-
dos dentro de dicho sistema.

La revalidación, de acuerdo con la ley, podrá otorgarse por ni-


veles educativos, por grados escolares, o por asignaturas u otras
unidades de aprendizaje, según lo establezca la reglamentación
respectiva.

Es facultad de la Secretaría de Educación Pública determinar las


normas y criterios generales aplicables para la revalidación de los
estudios correspondientes.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 69

CAPITULO V

ASOCIACIONES RELIGIOSAS
Desde el punto de vista jurídico, las asociaciones religiosas cons-
tituyen un tipo especial de personas morales, cuyo régimen tiene
reconocimiento constitucional y regulación específica.

1. ASPECTO CONSTITUCIONAL

Para los efectos del tema que nos interesa, a partir de 1992 entró
en vigor la reforma al artículo 130 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, en virtud de la cual se reconoce que las
iglesias tienen personalidad jurídica. Dice al respecto el precepto
señalado, en su inciso a), que “las iglesias y las agrupaciones reli-
giosas tendrán personalidad jurídica como asociaciones religiosas
una vez que obtengan su correspondiente registro. La ley regulará
dichas asociaciones y determinará las condiciones y requisitos para
el registro constitutivo de las mismas”.

El principio expuesto constituye la base para la creación de las


asociaciones religiosas que, al obtener el registro una vez cum-
plidos los requisitos legales, adquieren personalidad jurídica, por
disposición de la ley, y se integran como entes jurídicos con los
derechos y obligaciones que la propia ley determina.

Esta reforma modificó la situación imperante en la que, teniendo


existencia real, las agrupaciones religiosas no eran reconocidas en
el mundo del derecho como personas jurídicas. Esta situación trajo
consigo una serie de consecuencias, como son entre otras las de
carácter fiscal que habremos de señalar más adelante.

2. ASPECTOS LEGALES

En el Diario Oficial de la Federación del 15 de julio de 1992 fue


publicada la “Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público”, que
reglamenta las disposiciones de la Constitución Política de los Es-
tados Unidos Mexicanos en materia de asociaciones, agrupaciones
religiosas, iglesias y culto público.

La ley es de carácter federal y sus disposiciones son considera-


das de orden público.
70 EDICIONES FISCALES ISEF

Por lo que corresponde a las asociaciones religiosas, el Título


II de la ley, compuesto por los artículos del 6 al 20, dispone en su
Capítulo Primero la naturaleza, constitución y funcionamiento de di-
chas asociaciones; en su Capítulo Segundo lo relativo a las asocia-
ciones, ministros de culto y representantes; y en el Capítulo Tercero
lo relativo al régimen patrimonial de estas agrupaciones.
Nos referiremos a cada uno de estos puntos en las líneas si-
guientes:

3. NATURALEZA, CONSTITUCION Y FUNCIONAMIENTO

La ley concede la más amplia libertad para la organización de


las asociaciones religiosas; el artículo 9 fracción II dispone que las
asociaciones religiosas tendrán derecho, en los términos de la ley,
a “organizarse libremente en sus estructuras internas y adoptar los
estatutos o normas que rijan su sistema de autoridad y funciona-
miento, incluyendo la formación y designación de sus ministros”.
En virtud de esta disposición, son los propios estatutos de la aso-
ciación correspondiente los que determinan la forma de su organi-
zación.

La ley dispone que la personalidad jurídica de las asociaciones


religiosas se obtiene una vez que la Secretaría de Gobernación
otorga el correspondiente registro constitutivo, para lo cual es ne-
cesario acreditar el cumplimiento de los requisitos que establece el
artículo 7, que son:

1. Haberse ocupado preponderantemente de la observancia,


práctica, propagación, o instrucción de una doctrina religiosa
o de un cuerpo de creencias religiosas.

2. Haber realizado actividades religiosas en la República Mexica-


na por un mínimo de 5 años y contar con notorio arraigo entre
la población, además de haber establecido su domicilio en la
República.

3. Aportar bienes suficientes para cumplir con su objeto.

4. Contar con los estatutos correspondientes.

5. Haber cumplido, en su caso, con lo dispuesto en las fraccio-


nes I y II del artículo 27 de la Constitución, que se refieren,
respectivamente, al permiso de la Secretaría de Relaciones
Exteriores para la constitución de sociedades y el estableci-
miento de las cláusulas compromisorias para los extranjeros
que participen, en el sentido de no invocar la protección de
sus gobiernos en caso de conflicto; así como la declaratoria
de que los bienes inmuebles que deseen adquirir son indis-
pensables para la realización de su objeto.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 71

Cumplidos los requisitos mencionados, la Secretaría de Gober-


nación procederá al análisis de los mismos y habiendo quedado
satisfechos, otorgará el registro correspondiente, con lo que la
agrupación religiosa adquirirá personalidad jurídica.

En cuanto a los estatutos que habrán de determinar su régimen


interno, el artículo 130 Constitucional dispone que las autoridades
no intervendrán en la vida interna de las asociaciones religiosas,
por lo que dichos estatutos contendrán, como lo dispone el ar-
tículo 6 de la ley, las bases fundamentales de su doctrina o cuerpo
de creencias religiosas y determinarán tanto a sus representantes
como, en su caso, a los de las entidades y divisiones internas que
a ellas pertenezcan. El propio precepto determina que dichas enti-
dades y divisiones pueden corresponder a ámbitos regionales o a
otras formas de organización autónoma dentro de las propias aso-
ciaciones, según convenga a su estructura y finalidades y podrán
gozar igualmente de personalidad jurídica en los términos de la ley.
De conformidad con lo anterior, serán los propios estatutos de cada
asociación religiosa los que determinen los derechos y obligacio-
nes de sus integrantes, la forma de operación, la determinación de
las responsabilidades y demás elementos necesarios para su ope-
ración y funcionamiento.

Una vez constituidas, tienen capacidad jurídica para la realiza-


ción de todo tipo de actos jurídicos necesarios para el cumplimiento
de su objeto, siempre que no persigan fines de lucro. La propia ley
establece las limitaciones correspondientes en cuanto a la aplica-
ción de los bienes que formen su patrimonio y el uso de los bienes
que sean propiedad de la nación, destinados a los actos de culto
público, que en forma exclusiva podrán utilizar las asociaciones re-
ligiosas a quienes les sean asignados.

Confirmado que la personalidad jurídica de la asociación religio-


sa como tal se adquiere como consecuencia del registro que en
su oportunidad realice la Secretaría de Gobernación, el artículo 10
de la ley determina que los actos que de manera habitual llevan a
cabo personas, iglesias o agrupaciones religiosas sin contar con
dicho registro, serán atribuidos a las personas físicas o morales que
los realicen, las que estarán sujetas a las obligaciones establecidas
en la propia ley, pero no tendrán los derechos dispuestos por el
artículo 9 de la misma así como por otras disposiciones legales.

4. ASOCIADOS, MINISTROS DE CULTO Y REPRESENTANTES

La ley, al señalar en su artículo 11 que para los efectos del regis-


tro que otorgará la personalidad jurídica de la asociación, son aso-
ciados los mayores de edad que ostenten dicho carácter conforme
a los estatutos de la misma, implícitamente condiciona el carácter
de asociado a las personas físicas, excluyendo por lo tanto a las
personas morales como asociados.
72 EDICIONES FISCALES ISEF

Por otro lado, teniendo en consideración que el artículo 130


Constitucional permite la participación de los extranjeros, el carác-
ter de asociado podría también corresponder a una persona física
de nacionalidad extranjera, para lo cual se efectuarán las renuncias
correspondientes a que hemos aludido, previstas por el artículo 27
de la Constitución y a que alude el artículo 7 de la misma ley.
Tal como ya señalamos también, los derechos y obligaciones de
los asociados estarán determinados libremente en los estatutos
de la asociación. El único comentario al respecto es en el sentido
de que, en nuestra opinión, los asociados de una asociación religio-
sa no tienen derechos sobre los bienes que integren el patrimonio
de la asociación ni, en consecuencia, pueden hacer acto alguno
que implique la transmisión de tales derechos, considerando que
los bienes deben estar necesariamente destinados a la realización
de los fines de la asociación y que, por otra parte, el artículo 16
dispone que en caso de liquidación de la asociación religiosa los
bienes se destinarán a otra asociación religiosa y en caso de que
dicha liquidación se realice como consecuencia de la imposición
de alguna sanción, los bienes pasarán a la asistencia pública. Por
tanto, reiteramos, los asociados no tienen derechos sobre los bie-
nes que forman el patrimonio de la asociación.

Por lo que corresponde a los representantes de las asociaciones,


la ley determina que dichos representantes deberán ser mexicanos
y mayores de edad, acreditando tal carácter ante las autoridades
correspondientes.

Las obligaciones y responsabilidades de quienes funjan como


representantes de las asociaciones religiosas estarán determina-
das libremente por los estatutos correspondientes. Sin embar-
go, el artículo 20 de la ley dispone que las asociaciones religiosas
nombren y registrarán ante la Secretaría de Desarrollo Social y el
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a los representantes
responsables de los templos y de los bienes que sean monumentos
arqueológicos, artísticos o históricos propiedad de la nación. Esta
obligación es la consecuencia de la que tienen las asociaciones
religiosas para preservar en su integridad dichos bienes así como
de cuidar de su salvaguarda y restauración en los términos que
dispongan las leyes correspondientes.

Fuera de la prevención correspondiente al registro de los repre-


sentantes últimamente mencionados, no existe disposición alguna
en la ley que se refiera a los mismos.

En lo que toca a los ministros, la ley dispone que se consideran


como tales a aquellas personas mayores de edad a quienes las
asociaciones religiosas a que pertenezcan confieran ese carácter,
dejando así en los propios estatutos la determinación de tales minis-
tros de culto. La designación de los mismos deberá ser notificada a
la Secretaría de Gobernación ya que, en caso de omitir dicha noti-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 73

ficación, se tendrá como tales ministros de culto a quienes ejerzan


en las asociaciones religiosas como principal ocupación, funciones
de dirección, representación u organización, como lo estatuye el
artículo 12 de la ley.

El ejercicio del ministerio de culto está concedido a los mexica-


nos y a los extranjeros; en este caso deberán acreditar su legal inter-
nación y permanencia en el país, así como que la calidad migratoria
con la que ingresan no les impide la realización de actividades de
tipo religioso en los términos de la Ley General de Población.

La ley consagra una serie de reglas aplicables al ejercicio de


otros derechos por los ministros de los cultos.

5. TRABAJADORES

Mención aparte requieren los trabajadores de las asociaciones


religiosas, que en los términos del artículo 10 de la ley que comen-
tamos estarán sujetos a lo dispuesto por la legislación laboral apli-
cable.

En virtud de lo anterior, es necesario considerar que las asocia-


ciones religiosas tienen respecto de los trabajadores que contraten
todas las obligaciones que tanto la Ley Federal del Trabajo como
las demás disposiciones correspondientes determinen para los tra-
bajadores. Al respecto es particularmente relevante la situación que
corresponde al cumplimiento de las obligaciones de carácter fiscal
y las relativas a las aportaciones de seguridad social.

6. REGIMEN PATRIMONIAL

La ley dispone que las asociaciones religiosas podrán tener un


patrimonio propio que les permita cumplir con su objeto. Dicho pa-
trimonio estará constituido por todos los bienes que bajo cualquier
título adquieran, posean o administren, siempre que sean los ex-
clusivamente indispensables para cubrir el fin o fines propuestos
en su objeto.

La regla general mencionada tiene en la ley una serie de limita-


ciones, plasmadas en el artículo 16, relativas a la posesión o admi-
nistración, por sí o por interpósita persona, de concesiones para la
explotación de estaciones de radio, televisión o cualquier tipo de tele-
comunicación, ni la posesión, adquisición o administración de cual-
quiera de los medios de comunicación masiva. En esta prohibición
no quedan comprendidas las publicaciones impresas de carácter
religioso.

Para la adquisición de bienes inmuebles es necesario que la Se-


cretaría de Gobernación resuelva sobre el carácter indispensable
de los mismos, obligando la ley a que las asociaciones religiosas
registren ante la propia Secretaría todos los bienes inmuebles que
74 EDICIONES FISCALES ISEF

posean. Para su adquisición, las autoridades y los funcionarios


dotados de fe pública que intervengan en los actos jurídicos por
virtud de los cuales una asociación religiosa pretenda adquirir la
propiedad de un bien inmueble, deberán exigir a dicha asociación
la presentación del documento en el que conste la declaratoria de
procedencia emitida por la Secretaría de Gobernación o la certifica-
ción de que ha transcurrido un plazo de más de 45 días desde la fe-
cha de presentación de la solicitud de declaración de procedencia
correspondiente, sin que la misma haya sido respondida, en cuyo
caso se considerará aprobada.

Tal como ya señalamos en otro punto, los asociados no adquie-


ren derecho alguno sobre los bienes que integren el patrimonio de
una asociación religiosa y, en caso de disolución de la misma, tales
bienes se entregarán a otras asociaciones religiosas o, en caso de
sanción, a la asistencia pública.

7. SITUACION FISCAL

El artículo 19 de la ley dispone que “a las personas físicas y mo-


rales así como a los bienes que esta ley regula, les serán aplicables
las disposiciones fiscales en los términos de las leyes de la materia”.

Con base en la disposición transcrita, tenemos que las asocia-


ciones religiosas constituyen un sujeto para efectos de las leyes
tributarias y los bienes que poseen así como los actos jurídicos que
realizan están afectos a las contribuciones dispuestas por las leyes
correspondientes.

A la fecha, existen disposiciones especiales que constituyen un


régimen fiscal para las asociaciones religiosas constituidas como
sujetos, en las que se determinan las particularidades de su régi-
men fiscal.

8. ASOCIACIONES ADMINISTRADORAS DE CONDOMINIOS Y


AGRUPADORAS DE COLONOS

La mayoría de los ordenamientos legales que regulan el régimen


de propiedad en condominio no confieren a éste el carácter de per-
sona moral; tal es el caso de la ley que rige en el Distrito Federal.
Ello trae por consecuencia que encuentren dificultades para llevar a
cabo las tareas de administración de una manera eficaz, pues cier-
tos actos que puedan afectar al conjunto de los condóminos (como
pudiera ser la responsabilidad en caso de despido de personas al
servicio de Condominio, por ejemplo) tropiezan a veces con forma-
lidades legales que impiden su buena solución, pues son cada uno
de los condóminos en lo individual y no el conjunto de ellos como
una unidad, quienes deben enfrentar tales actos.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 75

Ante ello, se ha venido produciendo un fenómeno que si bien no


tiene regulación especial en las leyes civiles, ha recibido en la ma-
teria fiscal un tratamiento especial: la constitución de asociaciones
civiles para administrar condominios.

Tales asociaciones son regidas por las reglas generales que a


toda asociación civil se aplican, en aquello que no sea expresa-
mente dispuesto en sus estatutos, pues respecto de ellas opera el
principio de autonomía de la voluntad, según el cual deberá estarse
en primer lugar a lo que las partes acuerden y, salvo en lo que fue-
ren omisas o resultara contrario a disposiciones legales de orden
público, la ley se aplica de modo complementario.

Igual fenómeno se ha producido, también reconocido expresa-


mente por la ley fiscal, en lo que corresponde a las denominadas
“asociaciones de colonos”, ya que se dan muy numerosos casos
en que grupos de propietarios de inmuebles tienen intereses co-
munes, a pesar de que no guarden relación jurídica entre sí, pues
ni son copropietarios, ni respecto de los inmuebles han constitui-
do el régimen de condominio. Para la atención de esos intereses
comunes, que obligan a efectuar gastos conjuntos, se constituyen
las asociaciones civiles a que nos referimos, las que, igualmente,
carecen de regulación especial y están sujetas a las mismas dispo-
siciones generales.

Es en el tratamiento fiscal, como veremos, donde estas asociona-


ciones civiles encuentran las peculiaridades que las hacen distintas,
particularmente en cuanto facilitan la obtención de comprobantes
de gastos que, conforme a este tratamiento, resultarán deducibles
para el condómino y que de otro modo resultarían imposibles, pues
no habría manera de que un gasto común fuera dividido en la parte
proporcional correspondiente y se expidiera el comprobante requi-
sitado. Al autorizarse esta vía, se convierte a estas asociaciones en
un vehículo de control fiscal, a la vez que se facilita el cumplimiento
de las obligaciones a cargo de los condóminos.
SEGUNDA PARTE

REGIMEN FISCAL
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 79

CAPITULO I

SOCIEDADES Y ASOCIACIONES
CIVILES DEL TITULO II DE LA LISR

1. NUEVA LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA EN 2014

En el Diario Oficial de la Federación del 11 de diciembre de 2013


se publicó el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan
diversas disposiciones de la Ley del Impuesto al Valor Agregado;
de la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios; de
la Ley Federal de Derechos, se expide la Ley del Impuesto Sobre la
Renta, y se abroga la Ley del Impuesto Empresarial a Tasa Unica, y
la Ley del Impuesto a los Depósitos en Efectivo.

En términos del artículo primero transitorio la Nueva Ley del Im-


puesto Sobre la Renta entró en vigor el 1o. de enero de 2014 y
en el artículo segundo transitorio quedarán, abrogadas la Ley del
Impuesto Sobre la Renta, publicada en el Diario Oficial de la Fede-
ración del 1o. de enero de 2002. El reglamento de la Ley del ISR de
fecha 17 de octubre de 2003 continuará aplicándose en lo que no
se oponga a la presente Ley del ISR y hasta en tanto no se expida
un nuevo Reglamento.

La Nueva Ley del ISR, incluye la mayoría de las disposiciones de


la Ley del ISR que se abroga, conserva la misma estructura de VII
Títulos, disminuye los artículos a 195, pero tiene cambios en limitar
deducciones a las personas morales del Título II, elimina regímenes
especiales como consolidación fiscal, régimen simplificado, y en
sustitución incluye un régimen opcional para grupo de sociedades;
régimen de los coordinados para el autotransporte terrestre de car-
ga o de pasajeros; régimen de actividades agrícolas, ganaderas,
silvícolas y pesqueras. En personas morales con fines no lucrativos
del Título III, incluye nuevas actividades que pueden considerar-
se en este Título y a las sociedades o asociaciones civiles que se
dediquen a la enseñanza con autorización o con reconocimiento
de validez de estudios en los términos de la Ley General de Edu-
cación, cuyo objeto sea la enseñanza, que sean autorizadas para
recibir donativos deducibles, continuarán en el Título III, por lo que
si no son donatarias autorizadas a partir del 1o. de enero de 2014
tributarán en el Título II.
80 EDICIONES FISCALES ISEF

Igualmente, las asociaciones deportivas reconocidas por la Co-


misión Nacional del Deporte continuarán en el Título III, siempre y
cuando éstas sean miembros del Sistema Nacional del Deporte, en
términos de la Ley General de Cultura Física y Deporte, por lo que
si no cumplen con este requisito tributarán en el Título II.

La Nueva Ley del ISR realiza cambios importantes en el Título IV


de las personas físicas, principalmente en establecer una tari-
fa con tasa máxima de 35% para ingresos anuales superiores a
$ 3’000,000.00 y cambios en el Capítulo II de las actividades empre-
sariales y servicios profesionales al eliminar el régimen de peque-
ños contribuyentes (REPECOS) y en sustitución incluye el régimen
de incorporación fiscal (RIF).

2. SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES QUE TRIBUTAN EN


EL TITULO II DE LA NUEVA LEY DEL ISR

Con base en la Nueva Ley del ISR vigente en 2017 ejemplifica-


mos algunos tipos de sociedades y asociaciones civiles que deben
aplicar el Título II de la Ley del ISR.

– Sociedades de profesionistas, técnicos o prestadores de ser-


vicios.

– Sociedades Inmobiliarias.

– Sociedades de representantes de empresas.

– Sociedades y asociaciones civiles que se dediquen a la en-


señanza que no cuenten con autorización o con reconoci-
miento de validez de estudios de la Secretaría de Educación
Pública.

– Sociedades y asociaciones civiles que se dediquen a la en-


señanza que cuenten con autorización o con reconocimiento
de validez de estudios de la Secretaría de Educación Públi-
ca, pero que no estén autorizadas para recibir donativos de-
ducibles.

– Sociedades de agentes aduanales.

– Cualquier sociedad o asociación civil que no esté incluida


en el artículo 79 de la Ley del ISR como no contribuyente del
ISR.

– Sociedades o asociaciones deportivas que no sean recono-


cidas por la Comisión Nacional del Deporte, en términos de
la Ley General de Cultura Física y Deporte.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 81

3. CONCEPTO DE PERSONA MORAL EN LA LISR

El artículo 7 de la Ley del ISR establece que cuando se haga


mención a persona moral, se entienden comprendidas, entre otras:

– Las sociedades mercantiles, los organismos descentraliza-


dos que realicen preponderantemente actividades empresa-
riales.

– Las instituciones de crédito.

– Las sociedades y asociaciones civiles.

– La asociación en participación cuando a través de ellas se


realicen actividades empresariales en México.

Sobre estas bases, las sociedades y asociaciones civiles com-


prendidas en el Título II, tendrán que cumplir con todas las obliga-
ciones fiscales, como cualquier sociedad mercantil.

4. CONCEPTO DE ACCIONES EN LA LISR

Asimismo, el artículo 7 de la LISR establece que cuando se haga


referencia a acciones se entenderán incluidos los siguientes:

– Los certificados de aportación patrimonial emitidos por las


sociedades nacionales de crédito.

– Las partes sociales.

– Las participaciones en asociaciones civiles.

– Los certificados de participación ordinarios emitidos con


base en fideicomisos sobre acciones que sean autorizados
conforme a la legislación aplicable en materia de inversión
extranjera.

Otra aclaración importante que hace esta disposición es que


cuando se haga referencia a accionistas, quedarán comprendidos
los titulares de los certificados a los que se ha hecho referencia, de
las partes sociales y de las participaciones señaladas.

Esta precisión tiene una gran trascendencia para las socieda-


des civiles, ya que las disposiciones relativas a la determinación
de las cuentas de capital de aportación, enajenación de acciones,
reducción de capital, etc., serán aplicables también a este tipo de
sociedades.

La misma disposición hace la aclaración que tratándose de


sociedades cuyo capital esté representado por partes sociales,
cuando en esta ley se haga referencia al costo comprobado de ad-
82 EDICIONES FISCALES ISEF

quisición de acciones, se deberá considerar la parte alícuota que


representen las partes sociales en el capital social de la sociedad
de que se trate.
5. PRINCIPALES OBLIGACIONES FISCALES

Las sociedades y asociaciones civiles que se encuentran en el


Título II de la LISR, tienen que cumplir con todas las obligaciones
fiscales que se establecen en este ordenamiento, por lo cual a con-
tinuación hacemos mención de las principales, con base en la Ley
del ISR en vigor a partir del 1o. de enero de 2014 y aplicable en
2017.

CALCULO DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA SOBRE EL RE-


SULTADO FISCAL

Las sociedades y asociaciones civiles deben calcular el ISR apli-


cando al resultado fiscal obtenido en el ejercicio la tasa del 30%,
por el año 2017, con base en lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley
del ISR.

6. DETERMINACION DEL RESULTADO FISCAL

El resultado fiscal del ejercicio se determina como sigue:

1. Total de ingresos acumulables $


Menos:
2. Deducciones autorizadas $
3. PTU pagada en el ejercicio $
Igual:
4. Utilidad fiscal $
Menos:
5. Pérdidas fiscales $
Igual:
6. Resultado Fiscal $
Por:
7. Tasa ISR 2017 30%
Igual:
8. ISR A CARGO $

El artículo 9 de la Ley del ISR establece la determinación del re-


sultado fiscal, según se aprecia en el cuadro anterior, pero también
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 83

será la base para determinar la renta gravable de la PTU con las


siguientes aclaraciones:

a) Deberán disminuir de los ingresos acumulables las cantida-


des que no hubiesen sido deducibles en los términos de la
fracción XXX del artículo 28 de esta Ley, que corresponde a
ingresos exentos del trabajador por el factor de 0.53 ó 0.43,
según sea el caso, y que más adelante comentaremos.

b) No se disminuirá la PTU pagada en el ejercicio ni las pérdidas


fiscales pendientes de aplicar de ejercicios anteriores.

PERDIDAS FISCALES DE EJERCICIOS ANTERIORES

El artículo noveno transitorio fracción VI de la Nueva Ley del ISR,


establece que los contribuyentes que con anterioridad a la entrada
en vigor de la Ley del ISR, hubiesen sufrido pérdidas fiscales en los
términos del Capítulo V, del Título II, de la Ley del ISR que se abro-
ga que no hubiesen sido disminuidas en su totalidad, disminuirán
dichas pérdidas en términos del Capítulo V del Título II de la Ley del
ISR, considerando únicamente el saldo de dicha pérdida pendiente
de disminuir.

7. PAGO DEL IMPUESTO

El impuesto del ejercicio, menos los pagos provisionales efec-


tuados, se pagará mediante declaración que presentarán ante las
oficinas autorizadas, dentro de los tres meses siguientes a la fecha
en la que termine el ejercicio fiscal.

8. INGRESOS ACUMULABLES

Como se observó en el cálculo del resultado fiscal, el primer con-


cepto que se toma en cuenta para determinar el resultado fiscal son
los ingresos acumulables. Las sociedades y asociaciones civiles
deben acumular la totalidad de sus ingresos que obtengan en:

• EFECTIVO

• BIENES

• SERVICIOS

• CREDITO

• DE CUAQUIER OTRO TIPO

• EL AJUSTE ANUAL POR INFLACION

• LOS PROVENIENTES DE SUS ESTABLECIMIENTOS EN EL


EXTRANJERO
84 EDICIONES FISCALES ISEF

Es de aclararse que tratándose de ingresos en crédito de la S.C.


o A.C. como prestadora de servicios personales independientes no
se consideran acumulables sino hasta que se cobra, como más
adelante se comenta.

No debe confundirse que tratándose de S.C. o A.C., en todos


los casos el ingreso en crédito no es aplicable, ya que únicamente
será para las prestadoras de servicios personales independientes;
por ejemplo a una S.C. inmobiliaria si le sería aplicable el ingreso
en crédito.
8.1. Ingresos No Acumulables
No se consideran ingresos acumulables los siguientes con-
ceptos:
• AUMENTO DE CAPITAL
• PAGO DE LA PERDIDA POR SUS ACCIONISTAS
• PRIMAS OBTENIDAS POR LA COLOCACION DE ACCIONES
QUE EMITA LA PROPIA SOCIEDAD
• POR UTILIZAR PARA VALUAR SUS ACCIONES EL METODO
DE PARTICIPACION
• LA REVALUACION DE SUS ACTIVOS Y DE SU CAPITAL
• DIVIDENDOS O UTILIDADES QUE PERCIBAN DE OTRAS
PERSONAS MORALES RESIDENTES EN MEXICO
• LOS INGRESOS POR APOYOS ECONOMICOS O MONE-
TARIOS QUE RECIBAN A TRAVES DE PROGRAMAS EN
PRESUPUESTOS DE LA FEDERACION, O ENTIDADES FE-
DERATIVAS.
8.2. Momento en que se Considera que se Obtienen los In-
gresos
1. Tratándose de la prestación de servicios, cuando se dé cual-
quiera de los siguientes supuestos, el que ocurra primero:
a) Se expida el comprobante fiscal que ampare el precio o la
contraprestación pactada.
b) Cuando se preste el servicio.
c) Cuando se cobre o sea exigible total o parcialmente el precio
o la contraprestación pactada, aun cuando provenga de anti-
cipos.
2. Tratándose del otorgamiento del uso o goce temporal de bie-
nes cuando se cobren total o parcialmente las contraprestaciones,
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 85

o cuando éstas sean exigibles a favor de quien efectúe dicho otor-


gamiento, o se expida el comprobante fiscal que ampare el precio
o la contraprestación pactada, lo que suceda primero.
Por lo tanto dependerá de la actividad que desarrolle la S.C. o
A.C. para definir el momento en que se acumulará el ingreso.
8.3. Acumulación de los Ingresos hasta que se Cobran
El último párrafo de la fracción I del artículo 17 de la LISR, es-
tablece que tratándose de los ingresos por la prestación de ser-
vicios personales independientes que obtengan las sociedades o
asociaciones civiles, se considera que los mismos se obtienen en el
momento en que se cobre el precio o la contraprestación pactada.
Si estas sociedades, por ejemplo un despacho de profesionistas,
emite un CFDI por honorarios, no se considerará acumulable, sino
hasta el momento en que sea cobrado.
Es importante aclarar el concepto de “prestación de servicios
personales independientes”, con el objeto de establecer a qué tipo
de prestación de servicios les sería aplicable el beneficio de acumu-
lar el ingreso hasta que se cobre. En la Ley del Impuesto al Valor
Agregado, el artículo 14, considera prestación de servicios inde-
pendientes, entre otros, las prestaciones de obligaciones de hacer,
transporte de personas, toda otra obligación de dar, de no hacer o
de permitir. Pero se hace la aclaración de que tratándose de presta-
ción de servicios independientes tiene la característica de personal
cuando se trate de las actividades señaladas en dicho artículo que
no tengan la naturaleza de actividad empresarial.
Así por ejemplo, el transporte de personas o bienes se considera
una prestación de servicios independientes, o el seguro, la comi-
sión, etc.; no tienen la característica de servicio personal, en virtud
que tienen la naturaleza de actividad empresarial.
En este orden de ideas, tendrán la característica de prestación
de servicios personales independientes, por ejemplo, los servicios
profesionales, los servicios de enseñanza y de capacitación.
Para ejemplificar la acumulación de los ingresos a continuación
presentamos el siguiente cuadro:

Concepto Prestación de ser- Otras


vicio personal inde- S.C. o A.C
pendiente
Ingresos cobrados SI SI
Ingresos en crédito NO SI
Ingreso en bienes SI SI
Ingresos en servicios SI SI
86 EDICIONES FISCALES ISEF

8.4. Opción de Acumulación hasta que se Cobran para Per-


sonas Morales con Ingresos hasta 5 Millones de Pesos

A partir del 1o. de enero de 2017, se adiciona el Capítulo VIII del


Título VII “De los Estímulos Fiscales” con los artículos 196 hasta el
201, en el que se establece que las personas morales que se en-
cuentren constituidas únicamente por personas físicas, y que tribu-
ten en los términos del Título II, cuyos ingresos totales obtenidos en
el ejercicio inmediato anterior no hubieran excedido de la cantidad
de 5 millones de pesos, pagarán el ISR aplicando lo dispuesto en el
Título II y podrán optar por lo previsto en este capítulo.

No podrán aplicar esta opción las siguientes:

I. Las personas morales cuando uno o varios de sus socios,


accionistas o integrantes participen en otras sociedades
mercantiles donde tengan el control de la sociedad o de su
administración, o cuando sean partes relacionadas en los tér-
minos del artículo 90 de esta Ley.

II. Los que realicen actividades a través de fideicomisos o aso-


ciaciones en participación.

III. Los que tributen conforme al Capítulo VI del Título II “Del Ré-
gimen Opcional para Grupo de Sociedades”.

IV. La personas morales cuyos socios, accionistas o integrantes


hayan sido socios o accionistas o integrantes de otras perso-
nas morales que hayan tributado conforme a este capítulo.

V. Los que dejen de aplicar la opción prevista en este capítulo.

Como se comentó en el punto anterior 8.3. las S.C. o A.C. que


presten servicios personales independientes acumulan sus ingre-
sos hasta que se cobran; algunas S.C. tendrán que acumular los
ingresos en crédito, por lo cual estas S.C. podrán aplicar la opción
prevista en este nuevo Capítulo VIII del Título VII.

En forma resumida el procedimiento que aplicarán para determi-


nar el resultado fiscal será por flujo de efectivo.

El artículo 197 de la Ley del ISR establece que los ingresos se


consideran acumulables en el momento en que sean efectivamente
percibidos.

El artículo 198 de la Ley del ISR, establece las deducciones que


deberán efectuar, efectivamente pagadas, con la aclaración que en
lugar de aplicar el costo de lo vendido deducirán las adquisiciones
de mercancías.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 87

No serán deducibles los terrenos, los activos fijos, las acciones,


partes sociales, la moneda extranjera, ya que aplicarán lo dispuesto
en el Título II. No tendrán que determinar al cierre del ejercicio el
ajuste anual por inflación.

Tratándose de inversiones serán deducibles conforme a lo dis-


puesto en el Título II, o sea no cuando se paguen efectivamente.

El artículo 199 establece el procedimiento para efectuar los pa-


gos provisionales por flujo de efectivo, con las aclaraciones de los
párrafos anteriores, en los plazos y requisitos que establece el ar-
tículo 14 de la Ley del ISR.

Por lo que se refiere a la declaración del ejercicio calcularán el


impuesto en términos del Título II y cuando distribuyan dividendos
estarán a lo dispuesto en el artículo 140 de la Ley del ISR, que se
refiere a la retención del 10%.

Por último el artículo 121 de la Ley del ISR establece el procedi-


miento cuando se deje de aplicar esta opción.

Este estímulo de que las personas morales tienen la opción de


aplicar el flujo de efectivo se deriva de la reforma a la Ley General
de Sociedades Mercantiles (D.O.F. del 14 de marzo de 2016) al adi-
cionar el Capítulo XIV “De la Sociedad por Acciones Simplificada”
SAS, la cual para su constitución, no será en escritura pública y sólo
puede ser uno o más accionistas. El límite para constituir una SAS
es que los ingresos totales anuales no podrán rebasar de 5 millones
de pesos, o sea mismo límite para aplicar en ISR el cálculo del ISR
por flujo de efectivo. Desde luego, lo anterior no aplica para A.C. o
S.C., por no tratarse de sociedades mercantiles. Como se comen-
tó pueden existir S.C. que tengan que determinar el ISR en Título
II con base a los ingresos en crédito, por lo que cumpliendo con
los requisitos que se han comentado tienen la opción de aplicar el
flujo de efectivo, sin embargo, consideramos que se debe evaluar
las ventajas y desventajas de esta opción, que en algunos casos
pudiera ser recomendable por ejemplo una S.C. inmobiliaria que
no cobrara regularmente sus ingresos, por lo que con la opción de
flujo de efectivo y con los requisitos mencionados pudiera ser una
mejor opción.

8.5. Otros Ingresos Acumulables

Como sucede en el caso de sociedades mercantiles, también


las S.C. o A.C. que tributen en el Título II de la LISR tendrán que
acumular otros ingresos, que a continuación enunciamos en los
términos del artículo 18 de la LISR.

1. Ingresos determinados presuntivamente por las autoridades


fiscales.
88 EDICIONES FISCALES ISEF

2. Los que provengan de construcciones, instalaciones o mejo-


ras permanentes en inmuebles, que de conformidad con los
contratos por los que se otorgó su uso o goce quedan a be-
neficio del propietario.

3. La ganancia derivada de la enajenación de activos fijos, de


terrenos y acciones.

4. Cantidades recuperadas por seguros, fianzas o responsabili-


dades a cargo de terceros.

5. Cantidades que se perciban para efectuar gastos por cuen-


ta de terceros, salvo que dichos gastos sean respaldados
con comprobantes fiscales a nombre de aquél por cuenta de
quien se efectúa el gasto.

6. Los intereses devengados a favor en el ejercicio, sin ajuste


alguno.

7. Los intereses moratorios, a partir del cuarto mes se acumula-


rán únicamente los efectivamente cobrados.

8. El ajuste anual por inflación acumulable.

9. Préstamos, aportaciones para futuros aumentos de capital re-


cibidos en efectivo mayores de $ 600,000.00 y no se informó
al SAT.

8.6. Gastos por Cuenta de Terceros

En la relación de ingresos acumulables destaca la de conside-


rar ingresos acumulables las cantidades que se reciban de clientes
para efectuar gastos por su cuenta, en virtud de tratarse de una
operación común en las sociedades prestadoras de servicios pro-
fesionales, deberá tenerse especial cuidado en recabar los com-
probantes fiscales de los gastos efectuados, a nombre del cliente
o la persona por quien se efectúe el gasto, pues de lo contrario si
no existe esta documentación, estas cantidades se considerarán
ingresos acumulables.

El artículo 41 del reglamento de la Ley del RISR establece que


cuando el contribuyente efectúe erogaciones a través de un terce-
ro, excepto tratándose de contribuciones, viáticos o gastos de viaje
deberá expedir cheques nominativos a favor de éste o mediante
traspasos de cuentas abiertas a nombre del contribuyente en insti-
tuciones de crédito o casas de bolsa a la cuenta abierta a nombre
del tercero y cuando dicho tercero realice pagos estos deberán es-
tar amparados con comprobante fiscal a nombre del contribuyente.

También debe considerarse lo establecido en la regla 2.7.1.13.


de la RMF 2017, respecto a los requisitos que se deben cumplir de
los pagos de erogaciones por cuenta de terceros, como sigue:
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 89

1. Los CFDI deberán cumplir los requisitos del artículo 29-A del
CFF, así como la clave en el RFC del tercero por quien efectuó
la erogación.

2. Los terceros, en su caso, tendrán derecho al acreditamiento


del IVA.

3. El contribuyente que realice el pago por cuenta del tercero, no


podrá acreditar cantidad alguna del IVA que los proveedores
de bienes y prestadores de servicios trasladen.

4. El reintegro a las erogaciones realizadas por cuenta de ter-


ceros, deberá hacerse con cheque nominativo a favor del
contribuyente que realizó el pago o por transferencias a sus
cuentas, sin cambiar los importes consignados en los CFDI
expedido por el proveedor, es decir, por el valor total incluyen-
do el IVA.

8.7. Ingresos por Intereses Devengados

La Ley del ISR establece el ingreso devengado. Este concepto


nace de la técnica contable y, concretamente, de la aplicación del
postulado básico de contabilidad; devengación contable.

Los intereses se acumularán con base en lo devengado, sin ajus-


te alguno, esto es, los nominales.

8.8. Ajuste Anual por Inflación

El artículo 44 de la LISR establece que las personas morales del


Título II de la LISR determinarán, al cierre de cada ejercicio el ajuste
anual por inflación como sigue:

I. Saldo promedio anual de las deudas $


Menos:
II. Saldo promedio anual de los créditos $
Diferencia $
Por:
Factor de ajuste anual de inflación
III. Ajuste anual por inflación acumulable $
(Si I es mayor que II)
IV. Ajuste anual por inflación deducible $
(Si II es mayor que I)

El promedio anual de los créditos o deudas será la suma de los


saldos al último día de cada uno de los meses del ejercicio, dividida
90 EDICIONES FISCALES ISEF

entre el número de meses del ejercicio. No se incluirán en el saldo


del último día de cada mes los intereses que se devenguen en el
mes.
Los créditos y las deudas en moneda extranjera, se valuarán a
la paridad existente al primer día del mes. En los artículos 45 y 46
de la LISR, se establecen los conceptos de créditos y de deudas.

8.9. Las Cuentas por Cobrar en Prestadoras de Servicios


Personales Independientes no son Créditos

Las sociedades o asociaciones civiles prestadoras de servicios


personales independientes acumularán sus ingresos hasta el mo-
mento en que cobre el servicio.

Por otra parte, la fracción V del artículo 45 de la LISR establece


que no se consideran créditos “cualquier ingreso cuya acumula-
ción esté condicionada a su percepción efectiva”. Si al prestarse
el servicio se expide el comprobante fiscal correspondiente, desde
luego que se considera una cuenta por cobrar, pero esto no dá
lugar a la acumulación del ingreso y tampoco se podrá calcular el
ajuste anual por inflación que establece esta disposición.

9. DEDUCCIONES AUTORIZADAS

Las S.C. o A.C. podrán efectuar las deducciones autorizadas a


que se refiere el artículo 25 de la LISR, y las más comunes serían
las siguientes:

I. Las devoluciones que se reciban o descuentos o bonificacio-


nes que se hagan, en el ejercicio.

II. Costo de lo vendido.

III. Los gastos netos de descuentos, bonificaciones o devolu-


ciones.

IV. Las inversiones.

V. Las pérdidas por caso fortuito, fuerza mayor o por enajena-


ción de bienes distintos a los que se refiere la fracción II.

X. Las aportaciones efectuadas para la creación o incremento


de reservas para fondos de pensiones o jubilaciones del per-
sonal, complementarias a las que establece la Ley del Se-
guro Social, y de primas de antigüedad constituidas en los
términos de esta Ley.

A partir del 1o. de enero de 2014, el monto de esta deduc-


ción no excederá en ningún caso a la cantidad que resulte de
aplicar el factor de 0.47 al monto de la aportación realizada
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 91

en el ejercicio. El factor será de 0.53 cuando las prestaciones


otorgadas a favor de sus trabajadores que a su vez sean in-
gresos exentos para dichos trabajadores, no disminuyan res-
pecto a las otorgadas en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

VI. Las cuotas a cargo de los patrones pagadas al IMSS.

VII. Los intereses devengados a cargo en el ejercicio, sin ajuste


alguno. En el caso de los intereses moratorios, a partir del
cuarto mes se deducirán únicamente los efectivamente pa-
gados.

VIII. El ajuste anual por inflación que resulte deducible en los tér-
minos del artículo 44 de la LISR.

IX. Anticipos a Miembros de Sociedades o Asociaciones Civiles.

– Los anticipos que entreguen las sociedades y asociaciones


civiles a sus miembros, cuando lo distribuyan en los términos
de la fracción II del artículo 94 de la LISR.

La fracción II del artículo 94 de la LISR asimila a salarios los


anticipos que reciban los miembros de sociedades y asocia-
ciones civiles y, por lo tanto, la S.C. o A.C. deberán efectuar
la retención del ISR correspondiente, aplicando las disposi-
ciones del Capítulo I del Título IV de la LISR.

Como un nuevo requisito a partir del 1o. de enero de 2014, la


fracción XVIII del artículo 76 de la Ley del ISR establece que las
personas morales que distribuyan anticipos en términos de la frac-
ción II del artículo 94, deberán expedir un CFDI en el que conste
el monto de los anticipos y rendimientos distribuidos, así como el
impuesto retenido. Más adelante comentamos los requisitos que
deben cumplir estos comprobantes.

Para ilustrar la retención presentamos el siguiente ejemplo de los


anticipos que se entreguen a socios de una S.C. o A.C.

EJEMPLO

Consultoría Profesional, S.C. cuenta con los siguientes socios,


los cuales hacen retiros durante el mes de junio de 2017.

Calcular el ISR que causaría el anticipo


Socio Retiro junio 2017
Rubén López Márquez 4,500.00
Alicia Torres Gómez 10,000.00
92 EDICIONES FISCALES ISEF

Rubén Alicia
López Torres
Márquez Gómez
BASE GRAVABLE 4,500.00 10,000.00
MENOS:
LIMITE INFERIOR 4,210.42 8,601.51
EXEDENTE 289.58 1,398.49
POR:
% SOBRE EL EXCEDENTE 10.88% 17.92%
IMPUESTO S/EXCEDENTE 31.51 250.61
MAS:
CUOTA FIJA 247.23 786.55
IGUAL:
IMPUESTO CAUSADO (ART. 96) 278.74 1,037.16

9.1. Tarifa del artículo 96 en 2014, que aplica en 2017

La Ley del ISR en vigor a partir del 1o. de enero de 2014, esta-
blece una nueva tarifa mensual en su artículo 96, incrementando 3
renglones, como sigue:

Límite Límite Cuota Por ciento


Inferior superior fija para aplicarse
sobre el
excedente del
límite inferior
62.500.01 83,333.33 15,070.90 32%
83.333.34 250,000.00 21,737.57 34%
250.000.01 En adelante 78,404.23 35%

Como se aprecia, la tarifa se incrementa con una tasa máxima


del 35%, ya que hasta 2013 era de 30%.

9.2. Requisitos para las Deducciones Autorizadas

Por lo que se refiere a los requisitos que deben cumplir las de-
ducciones autorizadas, a continuación presentamos un resumen
de lo que expone el artículo 27 de la LISR, especialmente lo más
aplicable a las S.C. o A.C.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 93

9.2.1. Estrictamente indispensables

I. Que sean estrictamente indispensables para los fines de la ac-


tividad del contribuyente. Cuando se otorguen donativos éstos
deberán ser no onerosos ni remunerativos, reunir los requisitos
previstos en la LISR y en las reglas generales que para el efecto
establezca el SAT en la Resolución Miscelánea Fiscal. Ver artícu-
los 37 y 40 del RISR.

9.2.2. Deducción de inversiones

II. Que tratándose de la deducción de inversiones (depreciacio-


nes y amortizaciones) se cumpla con los requisitos que estable-
ce la LISR en materia de tasas, conceptos que integren el monto
original de la inversión, actualización por los efectos inflaciona-
rios, limitación en automóviles, etc., y demás requisitos que se
establecen en los artículos 31 a 38 de la LISR.

9.2.3. Comprobante fiscal y medios de pago

III. El requisito de esta fracción lo expresamos en dos partes:

1. Estar amparadas con un comprobante fiscal.

2. Que los pagos cuyo monto exceda de $ 2,000.00 se


efectúe por los medios establecidos.

Las deducciones deben estar amparadas con un comproban-


te fiscal (CFDI)

El artículo 29 del CFF establece que cuando las leyes fiscales


establezcan la obligación de expedir comprobantes fiscales por los
ingresos que perciban o por las retenciones que efectúen los contri-
buyentes deberán emitirlos mediante documentos digitales a través
de la página de Internet del SAT (CFDI).

Las personas que adquieran bienes, disfruten del uso o goce


temporal de bienes, reciban servicios o aquéllas a las que se les hu-
biesen retenido contribuciones deberán solicitar el CFDI respectivo.

El artículo 29 del CFF establece las obligaciones que se deben


cumplir para expedir el CFDI y el artículo 29-A del CFF los requisitos
que deberán contener los CFDI.

El último párrafo del artículo 29-A del CFF dispone que cuando
las cantidades o los datos contenidos en los CFDI se plasmen en
forma distinta a lo señalado en las disposiciones fiscales, no podrán
deducirse o acreditarse fiscalmente.
94 EDICIONES FISCALES ISEF

Pagos mayores de $ 2,000.00 deben efectuarse por los me-


dios establecidos

Los pagos cuyo monto exceda de $ 2,000.00 se deben efectuar


mediante transferencia electrónica de fondos desde cuentas abier-
tas a nombre del contribuyente, cheque nominativo de la cuenta
del contribuyente para abono en cuenta del beneficiario, tarjetas
de crédito, de débito, de servicios o monedero electrónico autori-
zados por el SAT. Tratándose de adquisición de combustible para
vehículos terrestres, el pago deberá efectuarse en la forma señala-
da en el párrafo anterior, aun cuando la contraprestación de dichas
adquisiciones no excedan de $ 2,000.00.

Las autoridades fiscales podrán liberar de la obligación de pagar


a través de los medios establecidos, cuando las mismas se efec-
túen en poblaciones o en zonas rurales, sin servicios financieros.
Hasta 2013, también se exceptuaba el pago de sueldos, esto es, ya
no se podrán pagar en efectivo cuando excedan de $ 2,000.00, sin
embargo, el artículo 43 del RISR establece que se podrán pagar en
efectivo, siempre que se cumpla con la obligación de la emisión del
CFDI de nómina.

9.2.4. Contabilidad

IV. Estar debidamente registrados en contabilidad y que sean


restados una sola vez.

A partir del 1o. de enero de 2014 el artículo 28 del CFF, que esta-
blece los requisitos de la contabilidad, fue reformado y su fracción
III dispone que los registros y asientos que integran la contabilidad
se llevarán en medios electrónicos conforme lo establezca el regla-
mento del CFF y las reglas del SAT.

Igualmente fue reformada la fracción IV para disponer que se


deberá ingresar de forma mensual su información contable a través
de la página de Internet del SAT, de conformidad con reglas que
emita el SAT.

El artículo cuadragésimo tercero transitorio de la RMF 2014, esta-


blece que las fracciones III y IV del artículo 28 del CFF se cumplirán
a partir del 1o. de julio de 2014.

Contabilidad Electrónica en 2015, 2016 y 2017

El artículo 28 del CFF en su fracción III establece que los regis-


tros o asientos que integran la contabilidad se llevarán en medios
electrónicos conforme lo establezca el Reglamento de este Código
y las disposiciones de carácter general que emita el SAT.

El artículo 28 fracción IV del CFF establece que las personas que


de acuerdo con las disposiciones fiscales estén obligadas a llevar
contabilidad, ingresarán de forma mensual su información contable
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 95

a través de la página de Internet del SAT, de conformidad con reglas


de carácter general que se emitan para tal efecto.

Al respecto los artículos 33 y 34 del Reglamento del CFF estable-


cen los requisitos de la contabilidad en general y de la contabilidad
electrónica.

El capítulo 2.8. contabilidad, declaraciones y avisos de la RFM


2016, de las reglas 2.8.1.1. a 2.8.1.7. establecen los requisitos de la
contabilidad electrónica.

En términos de los dispuesto en el artículo cuadragésimo tercero


de la RMF 2014 se estableció que lo dispuesto en el artículo 28,
fracciones III y IV del CFF, se cumplirá a partir del 1o. de julio de
2014.

Posteriormente se emitieron diversas reglas en 2014 para pos-


poner la entrada en vigor de las citadas disposiciones, hasta que
finalmente. En la LIF 2015 en su artículo 22 fracción IV estableció
que la obligación de enviar la contabilidad al SAT deberá realizarse
a partir de 2015.

El artículo tercero de la séptima modificación a la RMF 2014, es-


tablece que para los efectos del artículo 22 fracción IV de la LIF
2015, las reglas 1.2.8.16. fracciones I y II y 1.2.8.7. los contribuyen-
tes que estén obligados a llevar contabilidad empezarán a observar
lo establecido en dichas reglas, cuando los ingresos acumulables
declarados del ejercicio 2013 sean iguales o superiores a 4 millo-
nes de pesos, cumplirán con esta obligación a partir del 1o. de ene-
ro de 2015, los que sean menores a dichas cantidades a partir del
1o. de enero de 2016.

La regla 2.8.1.7. de la RMF 2017 establece que las personas mo-


rales enviarán en forma mensual su información contable a más
tardar los primeros 3 días del segundo mes posterior al mes que
corresponda la información a enviar, por cada uno de los meses del
ejercicio fiscal de que se trate. Esto es, la información contable de
enero de 2017 se enviará a más tardar el 3 de marzo de 2017.

9.2.4.1. Sanciones por no ingresar la información contable en


la página de Internet del SAT a partir de 2016

El CFF en 2014 y 2015 no establecía sanciones por no ingresar la


información contable mensualmente en la página de Internet al SAT,
por reformas al artículo 81 y 82 del CFF, según decreto del 18 de
noviembre de 2015, la fracción XLI del artículo 81 del CFF establece
que son infracciones no ingresar la información contable a través
de la página de Internet del SAT, estando obligado a ello; ingresar-
la fuera de los plazos establecidos en las disposiciones fiscales, o
bien, no ingresarla de conformidad con las reglas que establezca el
SAT, así como ingresarla con alteraciones que impidan su lectura.
El artículo 82 fracción XXXVIII del CFF establece que la sanción por
96 EDICIONES FISCALES ISEF

no cumplir con lo establecido en la fracción XLI del artículo 81 será


de $ 5,000.00 a $ 15,000.00.

Por lo expuesto en 2016 y 2017 todas las A.C. o S.C. del Título II
deberán cumplir con la contabilidad electrónica y enviarla mensual-
mente al SAT para evitar las sanciones mencionadas.
9.2.5. Retención y entero de impuestos

V. Cumplir con las obligaciones establecidas en esta Ley en ma-


teria de retención y entero de impuestos a cargo de terceros.

Deducción de Salarios

Tratándose de A.C. o S.C. es común que tengan trabajadores.


Por reformas a esta fracción a partir del 1o. de enero de 2014, se
deben cumplir con nuevas obligaciones, como son, que se podrán
deducir los pagos a trabajadores siempre que las erogaciones por
concepto de remuneración, la retención y las deducciones del im-
puesto local por salarios, consten en CFDI y se cumplan con las
obligaciones a que se refiere el artículo 99 fracciones I, II, III y V de
la Ley del ISR, y las disposiciones que regulan el subsidio para el
empleo e inscribir a sus trabajadores en el IMSS.

CFDI POR NOMINA

La Sección 2.7.5. “De la expedición de CFDI por concepto de


nómina y otras retenciones” de la RMF 2017, establece de la regla
2.7.5.1. a la 2.7.5.5. los requisitos para la expedición de CFDI por
concepto de nómina, la entrega, fecha de expedición, constancias,
etc. A partir de 2017 entran en vigor complementos que incluyen
mayor información sobre los trabajadores y el pago de salarios, por
lo cual se tendrá mayor carga administrativa.

A partir del 1o. de enero de 2017 se adiciona un párrafo a esta


fracción para establecer que tratándose de subcontratación laboral
(outsourcing) en términos de la Ley Federal del Trabajo, el con-
tratante deberá obtener del contratista copia de los comprobantes
fiscales siguiente:

– Por concepto del pago de salarios de los trabajadores que


le haya proporcionado el servicio de subcontratación, de los
acuses de recibo.

– Declaración de entero de las retenciones de impuestos efec-


tuados a dichos trabajadores.

– Del pago de las cuotas obrero patronales al IMSS.

Los contratistas estarán obligados a entregar al contratante los


comprobantes y la información anteriormente mencionada.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 97

Como se podrá apreciar el control del SAT y el trabajo admi-


nistrativo se incrementará para las sociedades que subcontraten el
servicio de trabajadores por medio de outsourcing.

Deducción de honorarios y arrendamiento a personas físicas

En las A.C. o S.C. es frecuente la contratación de profesionistas


como personas físicas. De acuerdo con la Ley del ISR, se debe re-
tener ISR y lo mismo sucede con la Ley del IVA.

El artículo 29 del CFF establece que a partir del 1o. de enero de


2014, que cuando las leyes fiscales establezcan la obligación de
expedir comprobantes fiscales por las retenciones que efectúen,
deberán emitirlos mediante CFDI.

Lo mismo sucede cuando se paga renta de inmuebles a perso-


nas físicas que se utilicen para la actividad de la A.C. o S.C. La Ley
del ISR y la Ley del IVA obligan a las personas morales a efectuar
retención del impuesto y deberán emitir CFDI.

CONSTANCIAS DE RETENCION A TRAVES DE CFDI

La fracción XII del artículo 16 de la LIF 2017, establece que las


personas morales obligadas a efectuar la retención del ISR y del
IVA, podrán optar por no proporcionar la constancia de retención
siempre que la persona física que preste los servicios profesionales
o haya otorgado el uso o goce temporal de bienes, le expida un
CFDI que cumpla con los requisitos del artículo 29 y 29-A del CFF y
en el comprobante se señale expresamente el monto del impuesto
retenido.

Pagos al extranjero

Esta misma fracción establece que tratándose de pagos al ex-


tranjero, éstos sólo se podrán deducir siempre que la A.C. o S.C.
proporcione la información a que esté obligado en los términos del
artículo 76 de la Ley del ISR, que se refiere a los préstamos que
se hayan otorgado o garantizado por residentes en el extranjero e
información de la operación de financiamiento y se debe presentar
a más tardar el 15 de febrero de cada año.

El Título V de la Ley del ISR que trata sobre los residentes en el


extranjero, el artículo 153 dispone que cuando esté previsto que
el impuesto se pague mediante retención, el retenedor, en nuestro
caso la A.C. o S.C. estará obligado a enterar el impuesto retenido
en la fecha de exigibilidad o al momento en que se efectúe el pago,
lo que suceda primero.

Si la A.C. o S.C. efectúa pagos al residente en el extranjero, por


ejemplo de regalías o asistencia técnica deberá retener el ISR y
emitir un CFDI por dicha retención.
98 EDICIONES FISCALES ISEF

9.2.6. Traslado del IVA

VI. Que cuando los pagos cuya deducción se pretenda reali-


zar se hagan a contribuyentes que causen el IVA, dicho impues-
to se traslade en forma expresa y por separado en el comproban-
te fiscal correspondiente.
La fracción VII del artículo 29-A del CFF en el inciso a) establece
que cuando la contraprestación se pague en una sola exhibición,
en el momento que se expida el CFDI se señalará expresamente
dicha situación y además, cuando así proceda, el monto de los im-
puestos trasladados, desglosados por cada una de las tasas del
impuesto correspondiente y, en su caso, el monto de los impuestos
retenidos.

El artículo 44 del reglamento del CFF establece que la obliga-


ción de desglosar por tasa del impuesto, se tendrá por cumplida
cuando por la totalidad de los actos o actividades que ampare el
comprobante se encuentren sujetos a la misma tasa de impuesto y
el impuesto trasladado se incluya en forma expresa y por separado
sin que sea necesario señalar la tasa aplicable. Si el comprobante
incluye gravados y exentos o tasa distinta deberá señalarse la tasa
aplicable.

9.2.7. Intereses

VII. En el caso de intereses por capitales tomados en préstamo,


éstos se hayan invertido en los fines del negocio.

Si la A.C. o la S.C. tienen préstamos y éstos causan intereses,


dichos préstamos deberán haberse invertido en los fines de la acti-
vidad de la A.C. o S.C., pues de lo contrario se considerarían como
no deducibles.

Si se otorgan préstamos a terceros, como pueden ser funcio-


narios, empleados y otros deudores, y no se les cobran intereses,
o éstos se cobran a una tasa menor a la que se esté pagando, se
considerarán como no deducibles los intereses correspondientes
a los préstamos otorgados a terceros o solo serán deducibles los
intereses, hasta por el monto de la tasa más baja de los intereses
estipulados en los préstamos a terceros, respectivamente.

Para calcular las partidas no deducibles de los intereses, se de-


berá calcular el promedio de préstamos a terceros, tasas de intere-
ses, etc., en los términos del artículo 45 del RISR.

Si los préstamos se destinan a gastos o inversiones no dedu-


cibles o parcialmente deducibles, también los intereses serán no
deducibles o parcialmente deducibles.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 99

9.2.8. Efectivamente erogados

VIII. Tratándose de pagos que a su vez sean ingresos de con-


tribuyentes personas físicas, de los contribuyentes a que se re-
fieren los artículos 72, 73 y 74 y 196 de la LISR, así como de
aquéllos realizados a los contribuyentes a que hace referencia
el último párrafo de la fracción I del artículo 17 (pagos a S.C. o
A.C.) y de los donativos, éstos sólo se deduzcan cuando hayan
sido efectivamente erogados en el ejercicio de que se trate. Só-
lo se entenderán como efectivamente erogados cuando hayan
sido pagados en efectivo, en cheque girado contra la cuenta del
contribuyente, mediante traspasos de cuentas en instituciones
de crédito, casas de bolsa, o en otros bienes que no sean títulos
de crédito.

La Ley del ISR, establece un sistema de flujos de efectivo pa-


ra los contribuyentes que aplican el régimen de coordinados de
autotransporte de carga o pasaje para actividades agropecuarias
(artículos 72, 73 y 74 de la Ley del ISR), y para las personas físicas
con actividad empresarial, por lo cual en estos casos deberá ser
efectivamente pagado para que sea deducible.

Este requisito, tratándose de A.C. o S.C., debe cuidarse su cum-


plimiento, en virtud de que precisamente será uno de los gastos
que en forma frecuente efectúen estas sociedades, por su relación
con personas físicas como son sueldos, honorarios, gastos, etc.,
por lo cual para que sean deducibles, deberán ser efectivamente
pagados en el ejercicio y, además, se cuente con el CFDI.

En el último párrafo de esta fracción se establece que cuando el


pago se efectúe con cheque, la deducción se efectuará en el ejerci-
cio en que éste se cobre, siempre que entre la fecha consignada en
la documentación comprobatoria que se haya expedido y la fecha
que efectivamente se cobre dicho cheque no haya transcurrido más
de cuatro meses, excepto cuando ambas fechas correspondan al
mismo ejercicio.

9.2.9. Honorarios a consejeros

IX. Que tratándose de honorarios o gratificaciones a administra-


dores, comisarios, directores, gerentes generales o miembros
del consejo directivo, de vigilancia, consultivos o de cualquier
otra índole, éstos se determinen, en cuanto a monto total y per-
cepción mensual o por asistencia, afectando en la misma forma
los resultados del contribuyente y satisfagan los supuestos si-
guientes:

a) Que el importe anual establecido para cada persona no


sea superior al sueldo anual devengado por el funciona-
rio de mayor jerarquía de la sociedad.
100 EDICIONES FISCALES ISEF

b) Que el importe total de los honorarios o gratificaciones


establecidos, no sea superior al monto de los sueldos y
salarios anuales devengados por el personal del contri-
buyente; y

c) Que no excedan del 10% del monto total de las otras


deducciones del ejercicio.

Aun cuando no es común que una A.C. o S.C. estableciera con-


sejeros, tampoco sería un impedimento, por lo cual en el caso de
que los tuviera, se debe de apegar a las reglas antes señaladas
para que estos honorarios a consejeros fueran deducibles.

9.2.10. Asistencia técnica o transferencia a tecnología

X. En los casos de asistencia técnica, de transferencia de tecno-


logía o de regalías, se compruebe ante las autoridades fiscales
que quien proporciona los conocimientos, cuenta con elementos
técnicos propios para ello; que se preste en forma directa y no a
través de terceros, excepto en los casos en que los pagos se ha-
gan a residentes en México, y en el contrato respectivo se haya
pactado que la prestación se efectuará por un tercero autoriza-
do; y que no consista en la simple posibilidad de obtenerla, sino
en servicios que efectivamente se lleven a cabo.

Si la S.C. o A.C., pagan asistencia técnica a residentes en el ex-


tranjero se deberá cumplir, además, con el requisito de retención
que establece el artículo 167 de la LISR. También se deberá ana-
lizar si en los casos de asistencia técnica, el beneficio comprende
más de un ejercicio, pues en estos casos la deducción no se po-
drá hacer totalmente, ya que estará sujeta a una deducción como
inversión (amortización en los términos del artículo 33 fracción III,
segundo párrafo).

En este último caso estarían, como ejemplo, los pagos de pro-


gramas de cómputo, ya que en algunos casos éstos serían fuertes
inversiones que abarcarían más de un ejercicio y, por lo tanto, no
serían deducibles totalmente en un ejercicio en los términos ex-
puestos.

Si se paga asistencia técnica o transferencia de tecnología a resi-


dentes en el extranjero en términos del artículo 167 de la Ley del ISR
están obligados a efectuar la retención que corresponda y expedir
CFDI. Se debe analizar si con el país en que reside en el extranjero
se tiene celebrado tratado internacional para evitar la doble tributa-
ción porque la tasa de retención puede ser menor.

9.2.11. Gastos de Previsión Social

XI. Que cuando se trate de gastos de previsión social, las presta-


ciones correspondientes se otorguen en forma general en bene-
ficio de todos los trabajadores. Tratándose de vales de despensa
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 101

otorgados a los trabajadores serán deducibles siempre que su


entrega se realice a través de monederos electrónicos.
Ver reglas 3.3.1.15. a la 3.3.1.22. de la RMF 2017 relacionadas
con los conceptos y características de monederos electrónicos
de vales de despensa.
Por reformar a esta fracción XI del artículo 27, según Decreto
publicado el 18 de noviembre de 2015, se derogan las limitaciones
en materia de previsión social relacionadas con trabajadores sindi-
calizados y no sindicalizados que no deberían ser mayores en pro-
medio aritmético las otorgadas a trabajadores no sindicalizados así
como la limitante que no podrían exceder de diez veces el salario
mínimo general elevado al año.
Tratándose de aportaciones a los fondos de ahorro, éstas sólo
serán deducibles, además de cumplir con los puntos antes mencio-
nados, que las aportaciones sean iguales por parte del patrón y el
trabajador y que no excedan del 13% del salario del trabajador con
un límite de 1.3 veces del salario mínimo general elevado al año y
siempre que se cumplan los requisitos de permanencia que se es-
tablecen en el artículo 49 del reglamento de la LISR.
Unidad de Medida y Actualización (UMA)
Por reformas al artículo 26 de la Constitución Política de los Es-
tados Unidos Mexicanos, publicadas en el D.O.F. del 27 de enero
de 2016 se estableció el valor de la Unidad de Medida y Actualiza-
ción (UMA) que se utiliza como unidad de cuenta, índice, medida
o referencia para determinar el pago de obligaciones y supuestos
previstos en leyes federales.
En disposición transitoria se establece que el valor inicial de la
UMA a la fecha de entrada en vigor será el equivalente al que tenga
el SMG vigente diario para todo el país y hasta que se actualice
dicho valor conforme al procedimiento previsto en el artículo quinto
transitorio.
Por lo anterior, aun cuando la Ley del ISR en diversos artículos
sigue haciendo referencia al SMG se debe aplicar la UMA, una vez
que se publique la aplicable para 2017.
Las prestaciones de seguros de vida y gastos médicos se con-
sidera que son generales cuando sean las mismas para todos los
trabajadores de un mismo sindicato o para todos los trabajadores
no sindicalizados, aun cuando dichas prestaciones sólo se otor-
guen a los trabajadores sindicalizados o a los trabajadores no sin-
dicalizados
Las primas de seguros de vida serán deducibles cuando se otor-
guen en beneficio de los trabajadores y dichos seguros cubran:

– La muerte del titular.


102 EDICIONES FISCALES ISEF

– La invalidez o incapacidad del titular para realizar un trabajo


personal remunerado.

– Que se entreguen como pago único o en las parcialidades


que al efecto acuerden las partes.

Tratándose de primas de seguros de gastos médicos serán de-


ducibles cuando sean en beneficio de los trabajadores.

El artículo 50 del RISR establece que los beneficios de seguros


de gastos médicos podrán otorgarse en beneficio del cónyuge, de
la persona con quien viva en concubinato o de ascendientes o des-
cendientes en línea recta, de dichos trabajadores.

9.2.11.1. Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores

Con fecha 17 de enero de 2011 se publicó en el D.O.F. el Decreto


por el que se expide la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabaja-
dores.

El objeto de esta Ley es promover y regular la instrumentación


de esquemas de ayuda alimentaria en beneficio de los trabajadores
con el propósito de mejorar su estado nutricional.

Se podrá optar de manera voluntaria o concertada cuando esté


incorporada en contrato colectivo de trabajo.

Los esquemas de ayuda alimentaria podrán tener la modalidad


de proporcionar comidas a los trabajadores en comedores, res-
taurantes u otros establecimientos, los cuales estarán sujetos a las
normas que expida la Secretaría de Salud y los gobiernos estatales
ejercerán el control sanitario de dichos establecimientos.

Los vales deben cumplir los requisitos que establece esta Ley y
no podrán ser otorgados en efectivo.

Para la evaluación y seguimiento de las disposiciones de esta


Ley se nombrará una Comisión Tripartita que tendrá su primera se-
sión en un plazo que no excederá de 90 días posteriores al 18 de
enero de 2011.

Los esquemas de ayuda alimentaria serán deducibles en térmi-


nos y condiciones que se establecen en la Ley del ISR y exentos
para el trabajador como previsión social en términos y límites de la
Ley del ISR y no formarán parte de la base de aportaciones para el
IMSS e INFONAVIT en términos que dispongan dichas leyes.

Como se podrá apreciar no se tienen cambios en materia fiscal


para otorgar estas prestaciones de ayuda alimentaria, sin embargo
se deberán cumplir requisitos de control y vigilancia que establece
esta Ley de Ayuda Alimentaria.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 103

En el D.O.F. del 4 de junio de 2015 se publicó el Reglamento de la


Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores, en el que se esta-
blecen las normas reglamentarias para instrumentar los esquemas
de ayuda alimenticia, según la modalidad, con los contratos con
proveedores de servicios de comedor, restaurantes, vales o provee-
dores de despensas.

9.2.12. Primas por Seguros o Fianzas

XII. Que los pagos de primas por seguros o fianzas se hagan


conforme a las leyes de la materia y correspondan a conceptos
que esta ley señala como deducibles o que en otras leyes se
establezca la obligación de contratarlos y siempre que tratán-
dose de seguros durante la vigencia de la póliza no se otorguen
préstamos a persona alguna, por parte de la aseguradora, con
garantía de las sumas aseguradas, de las primas pagadas o de
las reservas matemáticas.

En ocasiones los seguros tienen por objeto otorgar beneficios a


los trabajadores, por lo cual deberá observarse lo dispuesto en la
fracción anterior relacionada con previsión social.

Si mediante el seguro se trata de resarcir al contribuyente de


la disminución que en su productividad pudiera causar la muerte,
accidente o enfermedad, de dirigentes o técnicos, la deducción de
la prima procederá siempre que el seguro se establezca en un plan
en el cual se determine el procedimiento para aplicar el monto de
la prestación y se satisfagan los plazos y los requisitos que se fijen
en disposiciones de carácter general. Esto es lo que en la práctica
se le denomina el seguro del “hombre-clave”, el cual sería aplicable
tratándose de S.C. o A.C.

Si la sociedad tiene que pagar primas por seguros o fianzas, por


conceptos como seguro de riesgo, responsabilidad civil y daños,
etc., para que sean deducibles deberán corresponder a bienes ase-
gurados que también sean deducibles.

9.2.13. Plazo para Reunir los Requisitos y Fecha de los Com-


probantes

XVIII. Que al realizar las operaciones correspondientes o a más


tardar el último día del ejercicio se reúnan los requisitos que para
cada deducción en particular establece esta ley.

Tratándose del comprobante fiscal a que se refiere el primer pá-


rrafo de la fracción III de este artículo, ésta se obtenga a más tardar
el día en que el contribuyente deba presentar su declaración. Los
comprobantes fiscales deben reunir requisitos fiscales, en los térmi-
nos que se comentó en líneas atrás.

Respecto de la documentación comprobatoria de las retencio-


nes y de los pagos a que se refieren las fracciones V y VI de este
104 EDICIONES FISCALES ISEF

artículo respectivamente, los mismos se realicen en los plazos que


al efecto establecen las disposiciones fiscales, y la documentación
comprobatoria se obtenga en dicha fecha. La fracción V, se refiere
a las obligaciones establecidas en materia de retención y entero de
impuestos y la VI a la traslación expresa del IVA. Al respecto el ar-
tículo 54 del RISR, establece, que no se considerará incumplido el
requisito que para la deducción se establece en dicha disposición,
cuando se cumpla espontáneamente en los términos del artículo 73
del CFF, con las obligaciones establecidas en las fracciones V y
VI del citado artículo 27, a más tardar en la fecha en la que se deba
de presentar la declaración del ejercicio, siempre y cuando en su
caso, se hubiesen pagado las cantidades enteradas extemporánea-
mente debidamente actualizadas y con los recargos respectivos. Lo
anterior significa que si no se pagaran las retenciones, por ejemplo
de ISR o enteros del IVA, en los plazos que establece la Ley del ISR
o IVA, no se considerará, con base en esta regla, como un rechazo
a la deducción por no haberlos enterados en los plazos correspon-
dientes, ya que la citada regla establece como plazo máximo para
su entero a más tardar en la fecha que se debe presentar la decla-
ración del ejercicio, si es espontánea.

Otra obligación es la relacionada con las declaraciones informa-


tivas, las cuales se deberán presentar a más tardar en las fechas
establecidas en el artículo 76 de la LISR, en términos generales será
antes del día 15 de febrero del siguiente año, y, además, contar a
partir de esa fecha, con los comprobantes correspondientes.

Por último, esta fracción establece que la fecha de expedición de


los comprobantes fiscales de un gasto deducible deberá de corres-
ponder al ejercicio por el que se efectúa la deducción. Sin embar-
go, se puede presentar una controversia entre dos disposiciones,
como es el caso de lo comentado en la fracción VIII que estable-
ce como requisito que el gasto sea efectivamente pagado cuando
se realice a personas físicas. Supongamos los honorarios a una
persona física, que presenta su CFDI en diciembre de 2016 y éste
es pagado hasta enero de 2017. El honorario no será deducible en
2016, porque no fue efectivamente pagado; sin embargo, al pagar-
se en 2017 se cumple con la disposición de efectivamente pagado,
pero se tiene la otra limitación que el comprobante no tiene la mis-
ma fecha del ejercicio en que se efectúa la deducción. Esta con-
troversia se aclara con el artículo 27 fracción VIII de la Ley del ISR
que establece que la deducción se efectúa en el ejercicio en que se
cobre el cheque, excepto cuando entre la fecha del comprobante
y la del cobro del cheque hayan transcurrido más de 4 meses y
corresponda a otro ejercicio.

9.3. Gastos no Deducibles

El artículo 28 de la LISR, enumera los gastos que no serán dedu-


cibles. A continuación presentamos los que son de aplicación en el
caso de las A.C. o S.C.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 105

9.3.1. Contribuciones a cargo de terceros

No serán deducibles las siguientes contribuciones.

– ISR a cargo del contribuyente.

– ISR a cargo de terceros (de trabajadores, de profesionistas,


residentes en el extranjero etcétera).

– Impuestos a cargo de terceros (impuesto predial).

– Accesorios de las contribuciones (actualizaciones, multas).

– Tampoco serán deducibles las cantidades que entregue el


contribuyente en su carácter de retenedor a las personas
que le presten servicios personales subordinados provenien-
tes del subsidio para el empleo.

9.3.1.1. Cuotas al seguro social deducibles

Se establece en esta fracción que la limitación para no deducir


no es aplicable tratándose de aportaciones al Instituto Mexicano del
Seguro Social a cargo del patrón incluidas las previstas en la Ley
del Seguro de Desempleo.

9.3.1.2. Recargos deducibles

Serán deducibles los recargos pagados efectivamente, inclusive


mediante compensación.

9.3.2. Gastos relacionados con inversiones no deducibles

II. Los gastos que se realicen en relación con las inversiones que
no sean deducibles conforme a este capítulo.

En el caso de automóviles y aviones, se podrán deducir los gas-


tos en la proporción que sea deducible la inversión.

9.3.3. Obsequios y atenciones a clientes

III. No serán deducibles los obsequios, atenciones y otros gas-


tos de naturaleza análoga con excepción de aquellos que estén
directamente relacionados con enajenación de productos o la
prestación de servicios y que sean ofrecidos a los clientes en
forma general.

En el caso de las A.C. o S.C. que otorgaran atenciones a sus


clientes, como por ejemplo regalos por fin de año u otro tipo de ob-
sequios, sí serán deducibles, siempre que sean ofrecidos en forma
general.
106 EDICIONES FISCALES ISEF

9.3.4. Gastos de Representación

IV. En ningún caso serán deducibles los gastos de represen-


tación.

9.3.5. Gastos de viaje y viáticos


V. Serán deducibles los viáticos o gastos de viaje en el país o
en el extranjero cuando se destinen a los siguientes conceptos:

– Hospedaje.

– Alimentación.

– Transporte.

– Uso o goce temporal de automóviles y pago de kilometraje.

Las personas beneficiarias del viático, deberán ser trabajadores


o que presten un servicio profesional a la sociedad, siempre y cuan-
do se apliquen fuera de una faja de 50 kilómetros que circunde al
establecimiento del contribuyente. Deberán estar amparadas con
un CFDI cuando se realicen en territorio nacional, y en términos
del artículo 57 del reglamento del ISR cuando se trate de servicios
profesionales el CFDI deberá ser expedido a nombre del propio
contribuyente. Si el viático es de personas que prestan servicios
personales subordinados los CFDI podrán ser expedidos a nombre
de dichas personas y para efectos del artículo 18 fracción VIII de la
Ley, pagos por cuenta de terceros, se tendrá por cumplido el requi-
sito de respaldar dichos gastos con el comprobante a nombre de
aquél por cuenta de quien efectuó el gasto.

9.3.5.1. Gastos de alimentación

Tratándose de gastos de viaje destinados a la alimentación, és-


tos sólo serán deducibles hasta por un monto que no exceda de
$ 750.00 diarios por cada beneficiario, cuando los mismos se ero-
guen en territorio nacional o $ 1,500.00 cuando se eroguen en el
extranjero y el contribuyente acompañe el CFDI o la documentación
comprobatoria que ampare el hospedaje o transporte.

Cuando a la documentación que ampare el gasto de alimen-


tación el contribuyente únicamente acompañe la relativa al trans-
porte, la deducción de los gastos de alimentación sólo procederá
cuando el pago se efectúe mediante tarjeta de crédito de la persona
que realiza el viaje.

9.3.5.2. Renta de automóviles por gastos de viaje

Los gastos de viaje destinados al uso o goce temporal de au-


tomóviles y gastos relacionados, serán deducibles hasta por un
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 107

monto que no exceda de $ 850.00 diarios cuando se eroguen en


territorio nacional o en el extranjero, y el contribuyente acompañe
el CDFI o la documentación que los ampare la relativa al hospedaje
o transporte.

El artículo 57 del RISR, establece que cuando los trabajadores


permitan el uso de su automóvil, la sociedad podrá hacer deduci-
ble los gastos de automóvil por gasolina, aceite, servicios, repara-
ciones y refacciones hasta por un monto de 93 centavos M.N. por
kilómetro recorrido, sin que sea superior a 25 mil kilómetros en el
ejercicio. Deberán acompañarse comprobantes de los gastos con
requisitos fiscales y deberán estar a nombre del contribuyente; ade-
más, se debe de acompañar documentación del hospedaje de la
persona que conduzca el automóvil, para comprobar que se trata
de un gasto de viaje.

9.3.5.3. Gastos para hospedaje

Los gastos de viaje destinados al hospedaje, sólo serán dedu-


cibles hasta por un monto que no exceda de $ 3,850.00 diarios,
cuando se eroguen en el extranjero, y el contribuyente acompañe
la documentación que los ampare la relativa al transporte.

9.3.5.4. Gastos por seminarios y convenciones

Este sería un gasto propio de una S.C. o A.C. que se realiza con
motivo de seminarios, convenciones, en el país o en el extranjero
para los clientes, sin embargo, no se trata de gastos de viaje, ya
que como se comentó los beneficiarios deberán ser trabajadores
o que presten servicios profesionales, y los clientes no reúnen estos
requisitos, por lo que se trata de gastos por seminarios o conven-
ciones por atenciones a clientes, cumpliendo los requisitos de com-
probación, generalidad, que se comentó en el punto 9.3.3.

9.3.6. Arrendamiento de casas habitación

El artículo 60 del reglamento de la Ley del ISR establece que


los pagos por el uso o goce temporal de casa habitación para
que sean deducibles se deberá presentar ante la autoridad fiscal,
un aviso conforme a las reglas que emita el SAT, donde manifieste
que la información presentada es cierta y refleja los hechos, actos y
operaciones que realiza el contribuyente.

9.3.6.1. Renta de automóviles

Tratándose de automóviles, sólo serán deducibles los pagos


efectuados por el uso o goce temporal de automóviles hasta por
un monto que no exceda de $ 200.00 por automóvil diario o de
$ 285.00 diarios por automóvil cuya propulsión sea a través de ba-
terías eléctricas recargables, así como por automóviles eléctricos
que además cuenten con motor de combustión interna o con motor
108 EDICIONES FISCALES ISEF

accionado por higrógeno, siempre que además de cumplir con los


requisitos que para la deducción de automóviles establece la frac-
ción II del artículo 36 de esta ley, y los mismos sean estrictamente
indispensables para la actividad del contribuyente.

9.3.7. Consumos en restaurantes


XX. No será deducible el 91.5% de los consumos en restauran-
tes. Para que proceda la deducción de la diferencia, el otro 8.5%,
el pago deberá hacerse invariablemente mediante tarjeta de cré-
dito, de débito o de servicios, o a través de los monederos elec-
trónicos que al efecto autorice el SAT.

Será deducible al 100% los consumos en restaurantes que reú-


nan los requisitos de la fracción V de este artículo sin que se exceda
los límites establecidos en dicha fracción referente a gastos de via-
je. En ningún caso serán deducibles los consumos en bares.

9.3.8. No deducible los pagos de ingresos exentos a traba-


jadores

A partir del 1o. de enero de 2014 la Ley del ISR establece que
no serán deducibles los pagos que a su vez sean ingresos exen-
tos para el trabajador, hasta por la cantidad que resulte de aplicar
el factor de 0.53 al monto de dichos pagos. El factor será de 0.47
cuando las prestaciones que a su vez sean ingresos exentos para
dichos trabajadores, en el ejercicio de que se trate, no disminuyan
respecto de las otorgadas en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

Esta limitación causará un fuerte impacto en el ISR a pagar para


las A.C. o S.C. que tengan trabajadores, al limitar la deducción a
53% ó 47% de los pagos de ingresos exentos a los trabajadores.

Se debe aclarar que al disponer la Ley del ISR “ingresos exen-


tos” de los trabajadores nos debemos remitir a lo establecido en el
artículo 93 de la Ley del ISR que relaciona los ingresos por los que
no se pagará el impuesto y en esta disposición se incluyen ingresos
que se deben pagar a los trabajadores por disposiciones de la Ley
Laboral como son aguinaldos, horas extras, primas dominicales,
vacacionales, indemnizaciones por retiro de los trabajadores, etc.,
y el artículo 93 establece la parte exenta de las mismas, además
esta última disposición también establece la exención de las pres-
taciones de previsión social exentas de ISR que otorgue el patrón
adicionales a las establecidas en la Ley Laboral, por lo tanto, los
montos de pagos por ingresos exentos a los trabajadores podrán
ser importantes en algunos casos y consecuentemente, práctica-
mente, la mitad no serán deducibles.

La regla 3.3.1.29. de la RMF 2017 establece que para determinar


si en el ejercicio disminuyeron las prestaciones otorgadas a favor
de los trabajadores, que a su vez sean ingresos exentos para di-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 109

chos trabajadores, respecto de las otorgadas en el ejercicio fiscal


inmediato anterior, se determinará el cociente dividiendo el total de
remuneraciones y demás prestaciones pagadas a los trabajadores
entre el total de las remuneraciones y prestaciones pagadas a los
trabajadores efectuadas en el ejercicio. Igualmente se determinará
el mismo cociente pero del ejercicio inmediato anterior.

Si el cociente que corresponda al ejercicio es menor que el que


resulte del ejercicio inmediato anterior, se entenderá que hubo una
disminución de las prestaciones otorgadas a los trabajadores por lo
que no podrá deducirse el 53% de los pagos a su vez sean ingresos
exentos para el trabajador.

Llama la atención que en la regla 3.3.1.29. de la RMF 2017, las


erogaciones que se incluyen para determinar el cociente menciona-
do, son 27 conceptos, entre los que se incluyen gastos por fiestas
de fin de año, cuotas sindicales, que no son ingresos del trabajador.

Deberá tenerse especial atención en esta partida no deducible


por los efectos que provoca en un mayor pago de ISR, disminución
de CUFIN y del costo fiscal de las acciones o partes sociales en las
A.C. o S.C.

10. DEDUCCION DE INVERSIONES

Las S.C. o A.C. podrán hacer deducible las inversiones siguien-


tes:

– Activos fijos.

– Gastos diferidos.

– Cargos diferidos.

– Erogaciones en períodos preoperativos.

Las reglas principales para efectuar la deducción de las inversio-


nes son las siguientes:

1. Las inversiones únicamente se podrán deducir mediante la


aplicación en cada ejercicio de los por cientos máximos au-
torizados por la ley al monto original de la inversión (Artículos
33, 34 y 35 de la LISR).

2. Tratándose de ejercicios regulares, la deducción se efectuará


en el por ciento que represente el número de meses comple-
tos del ejercicio en los que el bien haya sido utilizado por el
contribuyente respecto a doce meses.

3. Cuando el bien comience a utilizarse después de iniciado el


ejercicio y en el que se termine su deducción, ésta se efec-
110 EDICIONES FISCALES ISEF

tuará en el por ciento que represente el número de meses


completos del ejercicio en los que el bien haya sido utilizado
por el contribuyente, respecto de doce meses.
4. El monto original de la inversión comprende, además del pre-
cio del bien, los impuestos efectivamente pagados con moti-
vo de la adquisición e importación de los mismos a excepción
del IVA, así como erogaciones por derechos, fletes, transpor-
tes, acarreos, seguros contra riesgos en la transportación,
manejos, comisiones sobre compra y honorarios a agentes
aduanales.

5. Las inversiones empezarán a deducirse a elección del contri-


buyente, a partir del ejercicio en que se inicie la utilización de
los bienes o desde el ejercicio siguiente.

6. Cuando se enajenen los bienes o cuando éstos dejen de ser


útiles para obtener los ingresos, deducirán en el ejercicio
en que esto ocurra la parte aún no deducida. En el caso de
bienes que dejen de ser útiles para obtener los ingresos, el
contribuyente deberá mantener sin deducción un peso en sus
registros. Esto no será aplicable a los casos señalados en el
artículo 36 fracciones II y III de la LISR, y que se refiere a las
inversiones en automóviles, aviones, comedores, casas habi-
tación.

7. Los contribuyentes actualizarán la deducción determinada en


los términos anteriores, con el siguiente factor.

INPC del último mes de la primera mitad


del período de utilización
F. A. =
INPC del mes de adquisición

8. Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el


período en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se
considerará como último mes de la primera mitad de dicho
ejercicio el mes inmediato anterior al que corresponda la mi-
tad del período.

9. Las reparaciones, así como las adaptaciones a las instalacio-


nes, se consideran inversiones siempre que impliquen adicio-
nes o mejoras al activo fijo, la que aumentan su productividad,
su vida útil o permiten al activo de que se trate un uso diferente
o adicional al que originalmente se le venía dando. (Artículo 75
del RISR). Desde luego en caso de no cumplir con los requisi-
tos anteriores y se trate de mantenimiento las reparaciones se
tendrá que considerar como un gasto por mantener el bien en
condiciones de operación.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 111

10. Integración del monto original de la inversión (Artículo 31


LISR)

Forma parte del monto original de la inversión los siguientes con-


ceptos:

Concepto Importe
Precio del bien $ 250,000.00
Impuestos pagados con motivo de la ad-
quisición 2,500.00
Impuestos pagados con motivo de la im-
portación 1,950.00
Derechos 1,300.00
Fletes 2,490.00
Transporte 3,600.00
Acarreos 300.00
Seguros contra riesgo de transportación 8,900.00
Manejo 800.00
Comisiones sobre compra 7,500.00
Honorarios a agentes aduanales 1,500.00
Monto original de la inversión $ 280,840.00

10.1. Deducción de automóviles y bicicletas

La fracción II del artículo 36 de la Ley del ISR establece que será


deducible la inversión en automóviles sólo hasta por un monto de
$ 175,000.00 a partir del 1o. de enero de 2016.

A partir del 1o. de enero de 2017, tratándose de inversiones en


automóviles cuya propulsión sea a través de baterías eléctricas re-
cargables, así como automóviles eléctricos que además cuenten
con motor de combustión interna o con motor accionado por hidró-
geno, sólo serán deducibles hasta por un monto de $ 250,000.00.

Por lo que se refiere a los gastos en automóviles, la fracción II del


artículo 28 de la LISR, establece que serán deducibles en la propor-
ción que represente el monto original de la inversión deducible a
que se refiere el artículo 36 fracción II de la LISR, respecto del valor
de adquisición de los mismos.

Tratándose de inversiones en automóviles el monto original de la


inversión también incluye el monto de las inversiones en equipo de
blindaje, esto es, formarán parte del monto máximo de la inversión
112 EDICIONES FISCALES ISEF

deducible de $ 175,000.00 a partir del 1o. de enero de 2016, o en su


caso de $ 250,000.00 a partir del 1o. de enero de 2017.

A partir del 1o. de enero de 2017 se adiciona la fracción XIV al


artículo 34 para establecer la deducción del 25% para bicicletas
convencionales, y motocicletas cuya propulsión sea a través de ba-
terías eléctricas recargables.

11. PERDIDAS FISCALES

Las S.C. o A.C. también podrán disminuir las pérdidas fiscales


que obtengan en su actividad. La pérdida fiscal será la diferencia
entre los ingresos acumulables del ejercicio y las deducciones au-
torizadas por esta ley, cuando el monto de estas últimas sea mayor
que los ingresos.

La pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá disminuirse de la


utilidad fiscal de los diez ejercicios siguientes hasta agotarla.

Cuando el contribuyente no disminuya en un ejercicio la pérdida


fiscal de otros ejercicios, pudiéndolo haber hecho conforme a esta
disposición, perderá el derecho a hacerlo en ejercicios posteriores
hasta por la cantidad en que pudo haberla efectuado.

Cuando se declaren pérdidas fiscales mayores a las realmente


sufridas, se aplicará una multa del 30% al 40% de la diferencia que
resulte entre la pérdida declarada y la que realmente corresponda
siempre que el contribuyente la hubiere disminuido total o parcial-
mente en los términos del artículo 76 del CFF. En caso de que aún
no se hubiera tenido oportunidad de disminuirla, no se impondrá
multa alguna. En el supuesto de que la diferencia mencionada no
se hubiere disminuido habiendo tenido la oportunidad de hacerlo,
no se impondrá la multa que se refiere este párrafo, hasta por el
monto de la diferencia que no se disminuyó.

Por el monto de la sanción, es muy importante que cuando se


obtengan pérdidas fiscales se analice cuidadosamente su proce-
dencia, para evitar la aplicación de sanciones.

11.1. Actualización de la Pérdida Fiscal

La pérdida fiscal se actualizará, cuando ocurra, con el siguiente


factor de actualización:

INPC del último mes del ejercicio


en que ocurra la pérdida
F. A. =
INPC del primer mes de la segunda mitad
del ejercicio en que ocurrió la pérdida
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 113

Cuando sea impar el número de meses del ejercicio en que ocu-


rrió la pérdida, se considera como primer mes de la segunda mitad,
el mes inmediato posterior al que corresponda a la mitad del ejer-
cicio.

11.2. Actualización de la Pérdida Fiscal en el Ejercicio en que


se Aplica

La pérdida fiscal de ejercicios anteriores ya actualizada pendien-


te de aplicar, se actualizará nuevamente al amortizarse contra utili-
dades fiscales, con el siguiente factor:

INPC del último mes de la primera mitad


del ejercicio en el que se aplicará
F. A. =
INPC del mes que se actualizó por última vez

11.3. Pérdidas Fiscales hasta el 31 de Diciembre de 2013

El artículo noveno fracción VI de las disposiciones transitorias de


la Ley del ISR, vigente a partir del 1o. de enero de 2014, estable-
ce que si con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley del ISR,
hubiesen sufrido pérdidas fiscales en los términos del Capítulo V
del Título II de la Ley del ISR que se abroga, que no hubiesen sido
disminuidos en su totalidad a la fecha de entrada en vigor de esta
Ley, disminuirán dichas pérdidas en los términos del Capítulo V del
Título II de la Ley del ISR, considerando únicamente el saldo de di-
cha pérdida pendiente de disminuir, conforme a la Ley del ISR que
se abroga, se encuentre pendiente de disminuir.

Si la A.C. o S.C. estuvieran en el caso de tener pendiente de dis-


minuir pérdidas fiscales pendientes de disminuir al 31 de diciembre
de 2013, se sugiere que registren en cuentas de orden el origen de
dichas pérdidas por ejercicios, así como las aplicaciones que se hu-
bieran efectuado, para no incurrir en sanciones por aplicar pérdidas
fiscales improcedentes como se comentó en líneas atrás.

12. PAGOS PROVISIONALES

Las A.C. o S.C. deberán efectuar pagos provisionales mensuales


a cuenta del impuesto del ejercicio a más tardar el día 17 del mes
inmediato posterior a aquél al que corresponda el pago, de acuer-
do con el siguiente procedimiento.

PRIMER PASO

12.1. Determinación del Coeficiente de Utilidad


Calcular el coeficiente de utilidad correspondiente al último ejer-
cicio de doce meses por el que se hubiera o debió haberse presen-
tado declaración.
114 EDICIONES FISCALES ISEF

El coeficiente de utilidad se calculará de acuerdo con la siguiente


fórmula en 2017:

Utilidad fiscal Anticipos a


Coeficiente de = (Pérdida Fiscal) ± socios
Utilidad Ingresos nominales del ejercicio

Como se podrá observar, el procedimiento para calcular el coe-


ficiente de utilidad incluye sumar los anticipos a socios, los cuales
como se comentó en líneas atrás, se consideran como partidas de-
ducibles, por lo cual el coeficiente de utilidad será elevado; sin em-
bargo, como se comenta en el siguiente paso la utilidad fiscal para
el pago provisional también se disminuirá por dichos anticipos.

Cuando en el último ejercicio de doce meses no resulte coefi-


ciente de utilidad, conforme a lo expuesto en esta fracción, se apli-
cará el correspondiente al último ejercicio de doce meses por el
cual se tenga dicho coeficiente, sin que ese ejercicio sea anterior
en más de cinco años a aquél por el que se deban de efectuar los
pagos provisionales.

SEGUNDO PASO

12.2. Determinación de la Utilidad Fiscal Estimada para el Pa-


go Provisional

La utilidad fiscal para el pago provisional se determinará multipli-


cando el coeficiente de utilidad por los ingresos nominales corres-
pondientes al período comprendido desde el inicio del ejercicio
hasta el último día del mes a que se refiere el pago. Las S.C. o A.C.
que distribuyan anticipos a los socios en los términos de la frac-
ción II del artículo 94 de la Ley se retendrá el ISR aplicando la ta-
rifa del artículo 96 de la misma ley; deberá evaluarse que si no se
otorgan anticipos, no se disminuirá la utilidad fiscal y por lo tanto
dará lugar al pago del impuesto en forma provisional. En realidad,
tratándose de S.C. o AC., que son sociedades de personas, en la
mayoría de los casos se entregan anticipos a sus integrantes, por
lo cual la utilidad fiscal se puede convertir en cero, puesto que todo
es distribuido en el ejercicio. Sin embargo, si por alguna razón
no se lleva a cabo esta distribución, dará lugar al pago provisional
del ISR.

12.3. Disminución de la PTU Pagada en el Ejercicio

El artículo 16 fracción VIII de la LIF para 2017 otorga un estímulo


fiscal, consistente en disminuir de la utilidad fiscal determinada de
conformidad con el artículo 14 fracción II de la Ley del ISR el monto
de la PTU pagada en el mismo ejercicio. El monto de la PTU se de-
berá disminuir por partes iguales en los pagos provisionales a los
meses de mayo a diciembre del ejercicio fiscal de que se trate, de
manera acumulativa.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 115

12.4. Deducción inmediata a partir de 2016

Por disposiciones de vigencia temporal de la Ley del ISR en el De-


creto de reformas a la Ley del ISR para 2016 publicado en el D.O.F.
del 18 de noviembre de 2015, el artículo tercero fracción II se otorga
un estímulo fiscal en deducción inmediata de la inversión de bienes
nuevos de activo fijo como sigue:

1. Que tributen en términos del Título II o IV, Capítulo II, Sección


I de la Ley del ISR, que hayan obtenido ingresos propios de
su actividad empresarial en el ejercicio inmediato anterior
de hasta 100 millones de pesos.

2. El estímulo consiste en efectuar la deducción inmediata de


la inversión de bienes nuevos de activo fijo, en lugar de las
previstas en los artículos 34 y 35 de esta Ley, deduciendo en
el ejercicio en que se adquieran los bienes, la cantidad que
resulte de aplicar al monto original de la inversión únicamente
los porcientos que se establecen en esta fracción.

3. Esta opción no podrá ejercerse para mobiliario y equipo


de oficina, automóviles, o cualquier bien de activo fijo no iden-
tificable ni tratándose de aviones distintos a la fumigación
agrícola.

4. Los bienes nuevos son los que se utilizan por primera vez.

5. Los contribuyentes que apliquen el estímulo fiscal, para efec-


tos de pagos provisionales del artículo 14 fracción I de esta
Ley, adicionarán a la utilidad fiscal o reducirán de la pérdida
fiscal del ejercicio por el que se calcule el coeficiente, el impor-
te a que se refiere esta fracción.

Como esta deducción inmediata se podrá aplicar a partir de


2016, en caso de aplicar el efecto en el coeficiente de utilidad
será para su cálculo en 2017.

6. Quienes apliquen este estímulo podrán disminuir de la utilidad


fiscal de conformidad con el artículo 14 fracción III, el monto
de la deducción inmediata en el mismo ejercicio fiscal. El cita-
do monto se deberá disminuir por partes iguales, en los pagos
provisionales correspondientes al ejercicio de que se trate, a
partir de que se realice la inversión, de manera acumulativa.

Para efectos de esta fracción, no se podrá recalcular el coefi-


ciente de utilidad determinado en los términos del artículo 14
fracción I de esta Ley.

7. La deducción inmediata únicamente será aplicable en los


ejercicios fiscales de 2016 y 2017 conforme a los porcentajes
previstos, pero podrán aplicar a las inversiones que efectúen
entre el 1o. de septiembre y 31 de diciembre de 2015, en los
116 EDICIONES FISCALES ISEF

términos previstos en esta fracción, para el ejercicio 2016, al


momento de presentar la declaración anual del ejercicio 2015.
8. Cumplir con los demás requisitos establecidos en esta dispo-
sición.
9. Los contribuyentes que apliquen la deducción inmediata en
2017 para efectos del coeficiente de utilidad de los pagos
provisionales que se efectúen durante el ejercicio 2018, adi-
cionando la utilidad fiscal o reduciendo la pérdida fiscal del
ejercicio 2017, con el importe de la deducción inmediata.
Si bien así lo establece la disposición, en nuestra opinión la
determinación del coeficiente aplicaría para los pagos provi-
sionales de 2017, si la deducción inmediata se realizó en 2016.
12.5. Disminución de la utilidad fiscal base del pago provisio-
nal la deducción inmediata en 2017
En términos de lo dispuesto en el artículo tercero de las dispo-
siciones de vigencia temporal de la Ley del ISR del Decreto de Re-
formas Fiscales para 2016 (D.O.F. del 18 de noviembre de 2015)
se establece que quienes apliquen el estímulo fiscal de la deduc-
ción inmediata, podrán disminuir de la utilidad fiscal determinada
de conformidad con el artículo 14 fracción III de la Ley del ISR, el
monto de la deducción inmediata efectuada en el mismo ejerci-
cio, disminuyéndola por partes iguales, en los pagos provisionales
correspondientes al ejercicio fiscal de que se trate, a partir del mes
en el que se realice la inversión y de manera acumulativa.
Supongamos de una persona moral con ingresos acumulables
en 2016 menor a 100 millones de pesos y que en enero de 2017
adquirió activo fijo nuevo de los que especifica la disposición citada
en el párrafo anterior, para actividades no especificadas, correspon-
diendo una depreciación en 2017 de 85%. El valor de la maquinaria
es por $ 20,000,000.00.

Utilidad base para pago


provisional $ 2,000,000.00
Menos:
Deducción inmediata
20,000,000 × 85% 1,416,666.00
12
Utilidad base para pago
provisional 583,334.00

12.6. Disminución de Pérdidas Fiscales de Ejercicios Ante-


riores
Una vez determinada la utilidad fiscal para el pago provisional
se procederá a disminuir las pérdidas fiscales de ejercicios ante-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 117

riores pendientes de aplicar en los términos de lo establecido en el


artículo 57 de la LISR.
Las pérdidas fiscales que se podrán aplicar, serán las que se
hayan obtenido en los diez ejercicios fiscales anteriores.

La Ley del ISR establece que las pérdidas fiscales actualizadas


se aplicarán en su totalidad, de acuerdo a lo señalado en el tercer
párrafo de la fracción II del artículo 14 de la LISR:
“A la utilidad fiscal determinada conforme a esta fracción se
les restará en su caso, la pérdida fiscal de ejercicios ante-
riores pendientes de aplicar contra las utilidades fiscales,
sin perjuicio de disminuir dicha pérdida de la utilidad fiscal
del ejercicio”.

Se debe tomar en cuenta lo comentado en el punto 11.3. anterior


de las pérdidas fiscales hasta el 31 de diciembre de 2013 por la Ley
del ISR que entró en vigor a partir del 1o. de enero de 2014.

TERCER PASO

12.7. Monto del Pago Provisional

Los pagos provisionales serán las cantidades que resulten de


aplicar la tasa del 30% para 2017, establecida en el artículo 9 de
la Ley del ISR, sobre la utilidad fiscal que se determinó en los tér-
minos del punto anterior, pudiendo acreditar contra el impuesto a
pagar los pagos provisionales del mismo ejercicio efectuados con
anterioridad. También podrá acreditarse contra dichos pagos pro-
visionales la retención que se hubiera efectuado al contribuyente
en el período, en los términos del artículo 54 de la misma, y que se
refiere a la retención por inversiones que se efectúa en el sistema
financiero.

El artículo 14 de la Ley del ISR establece que no deberá presen-


tarse declaración de pagos provisionales en el ejercicio de inicio
de actividades ni en los casos en que no haya impuesto a cargo
ni saldo a favor, y no se trate de la primera declaración con esta
característica.

Sin embargo, en términos del artículo 31 del CFF se establece


que cuando no exista impuesto a pagar ni saldo a favor por alguna
de las obligaciones que deban cumplir, los contribuyentes deberán
informar a las autoridades fiscales las razones por las cuales no se
realiza el pago. La regla 2.8.5.2. de la RMF 2017, establece el pro-
cedimiento para presentar el informe de la razones por las que no
se realiza el pago de impuestos.

Para mayor claridad del procedimiento anterior de los pagos pro-


visionales, a continuación presentamos el siguiente:
118 EDICIONES FISCALES ISEF

EJEMPLO

Consultoría Profesional, S.C. se constituyó el día 1o. de agosto


de 2016 quedando inscrita en el R.F.C. con la clave COF-160801-
KW7.

A continuación se muestran datos del ejercicio 2016 con el cual


se determinará el pago provisional del mes de junio de 2017.

I. Ingresos del 1o. de agosto al 31 de diciembre de 2016.

Número Fecha Importe IVA Total Fecha


de de al 16% de
recibo expedición cobro
01 31-Ago-16 16,800.00 2,688.00 19,488.00 31-Ago-16
02 31-Ago-16 13,500.00 2,160.00 15,660.00 31-Ago-16
03 31-Ago-16 15,500.00 2,480.00 17,980.00 02-Nov-16
04 31-Ago-16 8,000.00 1,280.00 9,280.00 02-Nov-16
05 31-Ago-16 45,000.00 7,200.00 52,200.00 04-Nov-16
06 05-Sep-16 13,500.00 2,160.00 15,660.00 11-Nov-16
07 09-Sep-16 18,500.00 2,960.00 21,460.00 25-Nov-16
08 30-Sep-16 19,500.00 3,120.00 22,620.00 14-Nov-16
09 05-Nov-16 10,000.00 1,600.00 11,600.00 19-Nov-16
10 19-Nov-16 5,500.00 880.00 6,380.00 30-Nov-16
11 27-Nov-16 19,500.00 3,120.00 22,620.00 30-Nov-16
12 30-Nov-16 10,880.00 1,740.80 12,620.80 05-Nov-16
13 05-Nov-16 13,600.00 2,176.00 15,776.00 30-Nov-16
14 10-Nov-16 14,500.00 2,320.00 16,820.00 30-Nov-16
15 14-Nov-16 11,100.00 1,776.00 12,876.00 30-Nov-16
16 01-Dic-16 3,500.00 560.00 4,060.00 28-Dic-16
17 08-Dic-16 14,500.00 2,320.00 16,820.00 28-Dic-16
18 20-Dic-16 20,000.00 3,200.00 23,200.00 29-Dic-16
19 20-Dic-16 60,000.00 9,600.00 69,600.00 29-Dic-16
20 30-Dic-16 66,000.00 10,560.00 76,560.00 10-Ene-17
TOTALES 399,380.00 63,900.80 463,280.80
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 119

II. Otros ingresos y deducciones fiscales 2016.

Ajuste anual por inflación acumulable $ 6,220.00

Depreciación fiscal del ejercicio $ 2,430.00

III. Gastos del ejercicio del 1o. de agosto al 31 de diciembre de


2016

Mes Concepto Importe IVA al 16% Total


Agosto Gastos deducibles 10,100.00 1,616.00 11,716.00
Gastos no deducibles 2,850.00 456.00 3,306.00
Gastos deducibles 49,670.00 7,947.20 57,617.20
Gastos no deducibles 6,500.00 1,040.00 7,540.00
Octubre Gastos deducibles 28,500.00 4,560.00 33,060.00
Gastos no deducibles 3,850.00 616.00 4,466.00
Gastos deducibles 26,800.00 4,288.00 31,088.00
Noviembre
Gastos no deducibles 1,350.00 216.00 1,566.00
Diciembre Gastos deducibles 39,580.00 6,332.80 45,912.80

Gastos no deducibles 12,500.00 2,000.00 14,500.00

TOTALES 181,700.00 29,072.00 210,772.00


TOTAL GASTOS DEDUCIBLES 154,650.00 24,744.00 179,394.00

IV. Retiro de socios y asociados en el año 2016.

Mes Concepto Pagado


Agosto Retiro de socios y asociados 11,000.00
Septiembre Retiro de socios y asociados 53,000.00
Octubre Retiro de socios y asociados 25,000.00
Noviembre Retiro de socios y asociados 38,000.00
Diciembre Retiro de socios y asociados 28,000.00
TOTAL 155,000.00
120 EDICIONES FISCALES ISEF

V. Ingresos propios de la actividad del 1o. de enero al 30 de junio


de 2017.

Número Fecha Importe IVA Total Fecha


de de al 16% de
recibo expedición cobro
21 05-Ene-17 35,000.00 5,600.00 40,600.00 11-Ene-17
22 31-Ene-17 12,500.00 2,000.00 14,500.00 05-Feb-17
23 02-Feb-17 28,000.00 4,480.00 32,480.00 15-Feb-17
24 03-Mar-17 16,500.00 2,640.00 19,140.00 30-Mar-17
25 04-Mar-17 38,500.00 6,160.00 44,660.00 02-May-17
26 04-May-17 2,100.00 336.00 2,436.00 04-May-17
27 15-May-17 18,500.00 2,960.00 21,460.00 30-May-17
28 15-May-17 36,500.00 5,840.00 42,340.00 06-Jun-17
29 06-Jun-17 37,500.00 6,000.00 43,500.00 15-Jun-17
30 30-Jun-17 10,500.00 1,680.00 12,180.00 10-Jul-17
TOTALES 235,600.00 37,696.00 273,296.00

VI. Ingresos acumulables propios de la actividad al mes de junio


de 2017.

Mes de Fecha Honorarios IVA Total


expedición de cobrados al 16%
del recibo cobro
Diciembre 2016 11-Ene-17 66,000.00 10,560.00 76,560.00
Enero 2017 11-Ene-17 35,000.00 5,600.00 40,600.00
05-Feb-17 12,500.00 2,000.00 14,500.00
Febrero 2017 15-Feb-17 28,000.00 4,480.00 32,480.00
Marzo 2017 30-Mar-17 16,500.00 2,640.00 19,140.00
Abril 2017 02-May-17 38,500.00 6,160.00 44,660.00
Mayo 2017 04-May-17 2,100.00 336.00 2,436.00
30-May-17 18,500.00 2,960.00 21,460.00
Junio 2017 06-Jun-17 36,500.00 5,840.00 42,340.00
15-Jun-17 37,500.00 6,000.00 43,500.00
TOTALES 291,100.00 46,576.00 337,676.00
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 121

VII. Anticipos a socios de enero a junio de 2017: $ 140,000.00.

VIII. El pago provisional de enero a mayo de 2017 fue cero.

Solución:

I. Determinación de la utilidad fiscal del ejercicio 2016.

Ingresos propios de la actividad $ 333,380.00


Ajuste anual por inflación acumulable 6,220.00
Total de ingresos acumulables $ 339,600.00
Menos:
Gastos deducibles $ 154,650.00
Depreciación fiscal del ejercicio 2,430.00
Retiro de socios y asociados 155,000.00
Total de deducciones autorizadas $ 312,080.00
UTILIDAD FISCAL $ 27,520.00
122 EDICIONES FISCALES ISEF

II. Ingresos acumulables propios de la actividad del ejercicio


2016.

Mes Fecha Honorarios IVA Total


de cobrados al 16%
expedición
Agosto 31-Ago-16 16,800.00 2,688.00 19,488.00
31-Ago-16 13,500.00 2,160.00 15,660.00
Septiembre 02-Sep-16 15,500.00 2,480.00 17,980.00
02-Sep-16 8,000.00 1,280.00 9,280.00
04-Sep-16 45,000.00 7,200.00 52.200.00
09-Sep-16 13,500.00 2,160.00 15,660.00
25-Sep-16 18,500.00 2,960.00 21,460.00
Octubre 14-Nov-16 19,500.00 3,120.00 22,620.00
19-Nov-16 10,000.00 1,600.00 11,600.00
30-Nov-16 5,500.00 880.00 6,380.00
30-Nov-16 19,500.00 3,120.00 22,620.00
Noviembre 05-Nov-16 10,880.00 1,740.80 12,620.80
30-Nov-16 13,600.00 2,176.00 15,776.00
30-Nov-16 14,500.00 2,320.00 16,820.00
30-Nov-16 11,100.00 1,776.00 12,876.00
Diciembre 28-Dic-16 3,500.00 560.00 4,060.00
28-Dic-16 14,500.00 2,320.00 16,820.00
29-Dic-16 20,000.00 3,200.00 23,200.00
29-Dic-16 60,000.00 9,600.00 69,600.00
333.380.00 53,340.80 386,720.80

III. Determinación de ingresos nominales del ejercicio 2016.

Ingresos acumulables del ejercicio 2016 $ 339,600.00


Menos:
Ajuste anual por inflación acumulable $ 6,220.00
INGRESOS NOMINALES $ 333,380.00
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 123

IV. Fórmula coeficiente de utilidad (CU).


Utilidad fiscal Anticipo a socios
(Pérdida Fiscal) + y asociados
CU =
Ingresos nominales del ejercicio

27,520.00 + 155,000.00
CU =
333,380.00

182,520.00
CU = = 0.5474
333,380.00

V. Determinación del pago provisional del mes de junio de 2017.

Ingresos nominales de enero a junio de 2017 291,100.00


Por:
Coeficiente de utilidad 0.5474
Utilidad fiscal estimada 159,348.14
Menos:
Anticipo de socios 140,000.00
Utilidad base del pago provisional 19,348.14
Por:
Tasa de ISR 30%
Impuesto causado 5,804.44
Menos:
Pago provisional de enero a mayo de 2017 0.00
IMPORTE A PAGAR 5,804.44

12.8. Pagos Provisionales de Escuelas y Asociaciones De-


portivas en 2015

El artículo décimo de la RMF 2015 establece que las S.C. o A.C.


dedicadas a la enseñanza u organizadas con fines deportivos para
la presentación de su primer pago provisional del 2015, estarán a
lo dispuesto en el artículo 14 fracción I tercer párrafo de la Ley del
ISR, que comprende enero, febrero y marzo y se considerará el
coeficiente de utilidad del 2014, aun cuando no hubiera sido de
12 meses, al ser el ejercicio de 2014 el primer ejercicio por el que
tributan en el Título II.
124 EDICIONES FISCALES ISEF

12.8.1. Pagos Provisionales de Escuelas en 2016 y 2017

Tomando en cuenta el comentario del punto anterior, el coefi-


ciente de utilidad se calculará con base a los ejercicios 2014, 2015
y 2016 en el caso que no resultara coeficiente no se efectuarían
pagos provisionales en 2017.
12.9. Pagos Provisionales por Internet

La regla 2.8.5.1. de la RMF 2017 establece para las personas


obligadas a presentar pagos provisionales o definitivos, incluyen-
do retenciones, a través de medios electrónicos, el procedimiento
a seguir para la presentación y pago de dichas declaraciones in-
gresando al portal del SAT. Para tal efecto el contribuyente deberá
proporcionar su clave en el RFC, contraseña o e.firma generada a
través de los desarrollos electrónicos del SAT.

12.10. Disminución de Pagos Provisionales

En el inciso b) del artículo 14 de la Ley del ISR, se establece los


requisitos para la disminución de los pagos provisionales a partir
del segundo semestre del ejercicio, para lo cual se deberá solicitar
autorización para disminuir el monto de los pagos provisionales.

La disposición citada limita el plazo para la disminución de los


pagos provisionales sólo a partir del segundo semestre del ejer-
cicio, por lo tanto en el primer semestre del ejercicio no se podrá
solicitar autorización para disminuir los pagos provisionales, por lo
cual se puede provocar que en el primer semestre se efectúen pa-
gos provisionales en exceso.

El artículo 14 del RISR establece que la solicitud de autorización


para disminuir el monto de los pagos provisionales se presentará
un mes antes de la fecha en que deba efectuar el entero del pago
provisional que se solicite disminuir. Cuando sean varios los pa-
gos provisionales cuya disminución se solicite, dicha solicitud se
deberá presentar un mes antes de la fecha en la que se deba ente-
rar el primero de ellos.

13. OBLIGACIONES DE LAS S.C. o A.C. (ARTICULO 76 DE LA


LEY DEL ISR)

Además de las obligaciones señaladas anteriormente, se ten-


drán las siguientes:

I. CONTABILIDAD

Llevar la contabilidad de conformidad con el CFF, su reglamento


y el Reglamento de esta Ley, y efectuar los registros en la misma.

A partir del 1o. de enero de 2014 se reformó el artículo 28 del


CFF que establece los requisitos para llevar la contabilidad. Des-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 125

tacamos lo dispuesto en la fracción III de dicho artículo sobre que


los registros o asientos que integran la contabilidad se llevarán en
medios electrónicos.

Otro cambio importante es lo dispuesto en la fracción IV del mis-


mo artículo 28 de la obligación de ingresar en forma mensual su
información contable a través de la página de Internet del SAT, de
conformidad con reglas de carácter general que se emitan para tal
efecto.

En el artículo cuadragésimo tercero transitorio de la RMF 2014


se establece que lo dispuesto en el artículo 28 fracciones III y IV del
CFF se cumplirá a partir del 1 de julio de 2014.

CONTABILIDAD ELECTRONICA 2015

En la Ley de Ingresos de a la Federación para el ejercicio fiscal


2015, la IV del artículo 22 fracción establece que para efectos de lo
dispuesto por el artículo 28 fracción IV del CFF, que se refiere a in-
gresar mensualmente la información contable a través de la página
de Internet del SAT, deberá realizarse a partir del año 2015.

El artículo tercero de la séptima modificación a la RMF 2014 pu-


blicada el 18 de diciembre de 2014 en el D.O.F. establece que pa-
ra los efectos del artículo 22 fracción IV de la LIF 2015, las reglas
I.2.8.1.6. fracciones I y II y I.2.8.1.7. los contribuyentes que están
obligados a llevar contabilidad empezarán a observar lo estableci-
do en dichas reglas (en nuestro caso S.C. o A.C.) cuyos ingresos
acumulables del ejercicio 2013 iguales o superiores a 4 millones de
pesos a partir del 1o. de enero de 2015.

La RMF 2017 establece en la regla 2.8.1.7. que para efectos del


artículo 28 fracción IV del CFF, las personas morales (en nuestro ca-
so S.C. o A.C.), enviarán en forma mensual su información contable
a más tardar en los primeros 3 días del segundo mes posterior al
mes al que corresponde la información contable a enviar, por cada
uno de los meses del ejercicio fiscal de que se trate. Por ejemplo
enero de 2015 se enviará a más tardar el 3 de marzo de 2015.

En el caso de las escuelas que en 2013 eran no contribuyentes y


que a partir de 2014 tributan en el Título II, enviarán la información
contable al SAT hasta el año 2016.

CONTABILIDAD ELECTRONICA 2016 y 2017

A partir de 2016 todas las A.C. o S.C. del Título II tendrán la obli-
gación de ingresar mensualmente la información contable a través
de la página de Internet del SAT y como se comentó en el punto
9.2.4.1. se impondrán sanciones según lo dispuesto por el artículo
82 fracción XXXVIII del CFF.
126 EDICIONES FISCALES ISEF

II. COMPROBANTES FISCALES

Expedir los comprobantes fiscales por las actividades que rea-


licen.

Como se comentó en el punto 9.2.3. a partir del 1o. de ene-


ro de 2014 se generaliza para todos los contribuyentes la expedi-
ción de CFDI, en términos del artículo 29 del CFF, con los requisitos
del artículo 29-A y las reglas de la RMF 2016 del Capítulo 2.7. de la
RMF 2017.

III. PAGOS A RESIDENTES EN EL EXTRANJERO

Expedir los comprobantes fiscales en los que asienten el monto


de los pagos a residentes en el extranjero de acuerdo con lo pre-
visto en el Título V de esta Ley y, en su caso, el impuesto retenido
mediante CFDI.

IV. BALANCE

Formular un estado de posición financiera a la fecha que termine


el ejercicio.

V. DECLARACION ANUAL

Presentar declaración en la que se determine el resultado fis-


cal del ejercicio y el monto del impuesto, ante las oficinas autoriza-
das, dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que termine
el ejercicio. En dicha declaración también se determinará la utilidad
fiscal y el monto de la PTU, como se establece en el artículo 9 de
esta Ley.

VI. PRESTAMOS DE RESIDENTES EN EL EXTRANJERO

Presentar a más tardar el 15 de febrero de cada año, ante las


oficinas autorizadas declaración informativa de los préstamos otor-
gados o garantizados por residentes en el extranjero, como se dis-
pone en la regla 2.8.4.1. de la RMF 2017.

VII. DECLARACIONES POR MEDIOS ELECTRONICOS

Las declaraciones a que se refiere este artículo se presentarán


por medios electrónicos, según lo dispuesto por el artículo 76 frac-
ción VII de la Ley del ISR.

XI. OPERACIONES CON PARTES RELACIONADAS

Las fracciones IX, X y XII del artículo 76 se refieren a las obliga-


ciones que se deben cumplir cuando se celebren operaciones en
partes relacionadas en México o en el extranjero.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 127

OTRAS OBLIGACIONES

Existen otras obligaciones que establece este artículo 76 para


las personas morales del Título II que en la práctica no aplican en
forma frecuente en la mayoría de las A.C. o S.C., pero se deben
considerar como es el caso de la fracción XI del pago de dividen-
dos; fracción XIII operaciones mediante fideicomisos; fracción XV
operaciones en efectivo superiores a cien mil pesos; fracción XVI
información sobre préstamos o aportaciones para futuros aumen-
tos de capital o aumentos de capital que se reciban en efectivo
superiores a $ 600,000.00.

XVIII. ANTICIPOS DE A.C. O S.C.

Las A.C. o S.C. que distribuyan anticipos en términos de la frac-


ción II del artículo 94 de esta Ley, deberán expedir CFDI en el que
conste el monto de los anticipos, así como, el impuesto retenido.

Al respecto se debe aplicar lo dispuesto en la Sección 2.7.5 “De


la expedición de CFDI” por concepto de nómina y otras retenciones
de la RMF 2017.

DECLARACIONES INFORMATIVAS A PARTIR DE 2014 Y


HASTA 2016

El artículo noveno transitorio fracción X de la Ley del ISR en vi-


gor a partir del 1 de enero de 2014 establece que para los efectos
de presentar las declaraciones y constancias establecidas en el
artículo 86 fracciones III, IV, VIII, IX, X y XIV de la Ley del ISR que se
abroga, se deberá cumplir con dicha obligación en los términos de
esa Ley, a partir del 1 de enero de 2014 y hasta el 31 de diciembre
de 2016.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 129

CAPITULO II

SOCIEDADES Y ASOCIACIONES
CIVILES DEL TITULO III DE LA LISR

1. PERSONAS MORALES CON FINES NO LUCRATIVOS

Las personas morales a que se refiere el artículo 79 de la LISR


dentro de las que se encuentran S.C. o A.C., no son contribuyen-
tes del impuesto sobre la renta salvo por lo dispuesto en el artículo
80 de esta ley. Asimismo, este título será aplicable tratándose de las
sociedades de inversión en instrumentos de deuda a que se refiere
la Ley de Sociedades de Inversión, excepto tratándose de socieda-
des de inversión de capitales.

Las personas morales a que se refiere el artículo 79 de la LISR


se consideran personas morales con fines no lucrativos y son las
siguientes:

I. Sindicatos obreros y los organismos que los agrupen.

II. Asociaciones patronales.

III. Cámaras de comercio e industria, agrupaciones agrícolas,


ganaderas pesqueras o silvícolas, así como los organismos
que las reúnan.

IV. Colegios de profesionales y los organismos que los agrupen.

V. Asociaciones civiles y sociedades de responsabilidad limita-


da de interés público que administren en forma descentrali-
zada los distritos o unidades de riego, previa la concesión y
permiso respectivo.

VI. Instituciones de asistencia o de beneficencia, autorizadas


por las leyes de la materia, así como las sociedades o aso-
ciaciones civiles, organizadas sin fines de lucro y autorizadas
para recibir donativos en los términos de esta ley, que tengan
como beneficiarios a personas, sectores, y regiones de es-
casos recursos; que realicen actividades para lograr mejores
condiciones de subsistencia y desarrollo a las comunidades
indígenas y a los grupos vulnerables por edad, sexo o pro-
130 EDICIONES FISCALES ISEF

blemas de discapacidad, dedicadas a las siguientes activida-


des:

a) La atención a requerimientos básicos de subsistencia


en materia de alimentación, vestido o vivienda.

b) La asistencia o rehabilitación médica o a la atención en


establecimientos especializados.

c) La asistencia jurídica, el apoyo y la promoción, para la


tutela de los derechos de los menores, así como
para la readaptación social de personas que han llevado
a cabo conductas ilícitas.

d) La rehabilitación de alcohólicos y fármacodependientes.

e) La ayuda para servicios funerarios.

f) Orientación social, educación o capacitación para el tra-


bajo.

g) Apoyo para el desarrollo de los pueblos y comunidades


indígenas.

h) Aportación de servicios para la atención a grupos socia-


les con discapacidad.

i) Fomento de acciones para mejorar la economía popular.

VII. Sociedades cooperativas de consumo.

VIII. Organismos que conforme a la ley agrupen a las sociedades


cooperativas, ya sea de productores o de consumidores.

IX. Sociedades mutualistas que no operen con terceros, siem-


pre que no realicen gastos para la adquisición de negocios,
tales como premios, comisiones y otros semejantes.

X. Sociedades o asociaciones de carácter civil que se dediquen


a la enseñanza, con autorización o con reconocimiento de
validez oficial de estudios en los términos de la Ley General
de Educación, así como las instituciones creadas por decre-
to presidencial o por ley, cuyo objeto sea la enseñanza, siem-
pre que sean consideradas como instituciones autorizadas
para recibir donativos deducibles en términos de esta Ley.

XI. Sociedades o asociaciones de carácter civil dedicadas a la


investigación científica o tecnológica que se encuentren ins-
critas en el Registro Nacional de Instituciones Científicas y
Tecnológicas.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 131

XII. Asociaciones o sociedades civiles, organizadas sin fines de


lucro y autorizadas para recibir donativos, dedicadas a las
siguientes actividades:

a) La promoción y difusión de música, artes plásticas, ar-


tes dramáticas, danza, literatura, arquitectura y cinema-
tografía, conforme a la Ley que crea al Instituto Nacional
de Bellas Artes y Literatura, así como a la Ley Federal de
Cinematografía.

b) El apoyo a las actividades de educación e investigación


artística de conformidad con lo señalado en el inciso an-
terior.

c) La protección, conservación, restauración y recupera-


ción del patrimonio cultural de la nación, en los términos
de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueo-
lógicas, Artístico e Histórico y la Ley General de Bienes
Nacionales; así como el arte de las comunidades indí-
genas en todas las manifestaciones primigenias de sus
propias lenguas, los usos y costumbres, artesanías y
tradiciones de la composición pluricultural que confor-
man el país.

d) La instauración y establecimiento de bibliotecas que for-


men parte de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas de
conformidad con la Ley General de Bibliotecas.

e) El apoyo a las actividades y objetivos de los museos


dependientes del Consejo Nacional para la Cultura y las
Artes.

XIII. Las instituciones o sociedades civiles, constituidas única-


mente con el objeto de administrar fondos o cajas de aho-
rro, y aquéllas a las que se refiera la legislación laboral, así
como las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo
a que se refiere la Ley para regular las actividades de las
sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.

XIV. Asociaciones de padres de familia constituidas y registra-


das en los términos del Reglamento de Asociaciones de Pa-
dres de Familia de la Ley General de Educación.

XV. Sociedades de gestión colectiva constituidas de acuerdo


con la Ley Federal del Derecho de Autor.

XVI. Asociaciones o sociedades civiles organizadas con fines


políticos o asociaciones religiosas constituidas de conformi-
dad con la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

XVII. Asociaciones o sociedades civiles que otorguen becas, a


que se refiere el artículo 83 de esta Ley.
132 EDICIONES FISCALES ISEF

VIII. Asociaciones civiles de colonos y las asociaciones civiles


que se dediquen exclusivamente a la administración de un
inmueble de propiedad en condominio.
XIX. Las sociedades o asociaciones civiles, organizadas sin fi-
nes de lucro que se constituyan y funcionen en forma ex-
clusiva para la realización de actividades de investigación o
preservación de la flora o fauna silvestre, terrestre o acuá-
tica, dentro de las áreas geográficas definidas que señale
el Servicio de Administración Tributaria mediante reglas de
carácter general, así como aquellas que se constituyan y
funcionen en forma exclusiva para promover entre la pobla-
ción la prevención y control de la contaminación del agua,
del aire y del suelo, la protección al ambiente y la preserva-
ción y restauración del equilibrio ecológico.

XX. Las asociaciones y sociedades civiles, sin fines de lucro,


que comprueben que se dedican exclusivamente a la repro-
ducción de especies en protección y peligro de extinción y a
la conservación de su hábitat, siempre que además de cum-
plir con las reglas de carácter general que emita el Servicio
de Administración Tributaria, se obtenga opinión previa de
la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

XXI. Las sociedades de inversión especializadas de fondos para


el retiro.

XXII. Los partidos y asociaciones políticas, legalmente recono-


cidos.

XXIII. La Federación, las entidades federativas, los municipios y


las instituciones que por Ley estén obligadas a entregar al
Gobierno Federal el importe íntegro de su remanente de
operación.

XXIV. Los organismos descentralizados que no tributen conforme


al Título II de esta Ley.

XXV. Instituciones de asistencia o de beneficencia, autorizadas


por las leyes de la materia y organizadas sin fines de lucro,
así como las sociedades o asociaciones civiles, organiza-
das sin fines de lucro y autorizadas para recibir donativos
en los términos de esta Ley, dedicadas a las siguientes ac-
tividades:

a) La promoción de la participación organizada de la po-


blación en las acciones que mejoren sus propias con-
diciones de subsistencia en beneficio de la comunidad
o en la promoción de acciones en materia de seguridad
ciudadana.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 133

b) Apoyo en la defensa y promoción de los derechos hu-


manos.

c) Cívicas, enfocadas a promover la participación ciudada-


na en asuntos de interés público.

d) Promoción de la equidad de género.

e) Apoyo en el aprovechamiento de los recursos naturales,


la protección del ambiente, la flora y la fauna, la preser-
vación y restauración del equilibrio ecológico, así como
la promoción del desarrollo sustentable a nivel regional
y comunitario, de las zonas urbanas y rurales.

f) Promoción y fomento educativo, cultural, artístico, cien-


tífico y tecnológico.

g) Participación en acciones de protección civil.

h) Prestación de servicios de apoyo a la creación y forta-


lecimiento de organizaciones que realicen actividades
objeto de fomento en términos de la Ley Federal de Fo-
mento a las Actividades Realizadas por Organizaciones
de la Sociedad Civil.

i) Promoción y defensa de los derechos de los consumi-


dores.

j) Apoyo a proyectos de productores agrícolas y de arte-


sanos, con ingresos en el ejercicio inmediato anterior de
hasta 4 veces el valor de la Unidad de Medida y Actuali-
zación, que se ubiquen en las zonas con mayor rezago
del país de acuerdo con el Consejo Nacional de Pobla-
ción y que cumplan con las reglas de carácter general
que emita el SAT.

XXVI. Asociaciones Deportivas reconocidas por la Comisión Na-


cional del Deporte, siempre y cuando éstas sean miembros
del Sistema Nacional del Deporte, en términos de la Ley
General de Cultura Física y Deporte.

Las personas morales a que se refieren las fracciones V, VI, VII,


IX, X, XI, XIII, XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXIV y XXV de este artículo, así
como las personas morales y fideicomisos autorizados para recibir
donativos deducibles de impuestos, y fondos de inversión a que se
refiere este Título, considerarán remanente distribuible, aun cuando
no lo hayan entregado en efectivo o en bienes a sus integrantes
o socios, el importe de las omisiones de ingresos o las compras no
realizadas e indebidamente registradas; las erogaciones que efec-
túen y no sean deducibles en los términos del Título IV de esta Ley,
salvo cuando dicha circunstancia se deba a que éstas no reúnen
134 EDICIONES FISCALES ISEF

los requisitos de la fracción IV del artículo 147 de la misma; los


préstamos que hagan a sus socios o integrantes, o a los cónyuges,
ascendientes o descendientes en línea recta de dichos socios o
integrantes salvo en el caso de préstamos a los socios o integran-
tes de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo a que se
refiere la fracción XIII de este artículo. Tratándose de préstamos que
en los términos de este párrafo se consideren remanente distribui-
ble, su importe se disminuirá de los remanentes distribuibles que la
persona moral distribuya a sus socios o integrantes.

En el caso en el que se determine remanente distribuible en los


términos del párrafo anterior, la persona moral de que se trate ente-
rará como impuesto a su cargo el impuesto que resulte de aplicar
sobre dicho remanente distribuible, la tasa máxima para aplicarse
sobre el excedente del límite inferior que establece la tarifa conteni-
da en el artículo 152 de esta Ley, en cuyo caso se considerará como
impuesto definitivo, debiendo efectuar el entero correspondiente a
más tardar en el mes de febrero del año siguiente a aquél en el que
ocurra cualquiera de los supuestos a que se refiere dicho párrafo.

2. INTEGRANTES DE S.C. O A.C. SI SON CONTRIBUYENTES

Los integrantes de las S.C. o A.C. considerarán como remanen-


te distribuible únicamente los ingresos que éstas les entreguen en
efectivo o en bienes, tal y como lo mencionaremos en el capítulo V
de la segunda parte de este libro.

3. DETERMINACION DEL REMANENTE DISTRIBUIBLE

Las S.C. o A.C. del Título III, determinarán el remanente distri-


buible de un año de calendario correspondiente a sus integrantes
como sigue:

Ingresos obtenidos en el período (excepto


los señalados en el artículo 93 y de aque-
llos por los que se haya pagado impuesto
definitivo) $
Menos:
Deducciones autorizadas, de conformidad
con el Título IV $

REMANENTE DISTRIBUIBLE $

Cuando la mayoría de los integrantes de dichas personas mo-


rales sean contribuyentes del Título II, el remanente distribuible se
calculará sumando los ingresos y disminuyendo las deducciones
que correspondan en los términos de dicho título.

Cuando la mayoría de los integrantes de dichas personas mo-


rales sean contribuyentes del Título IV, Capítulo II, Sección I, el
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 135

remanente distribuible se calculará sumando los ingresos y dismi-


nuyendo las deducciones que correspondan, en los términos de
dichas secciones.
No considerarán como ingresos los reembolsos que las A.C. o
S.C. que les hagan de las aportaciones que hayan efectuado. Para
dichos efectos, se estará a lo dispuesto en el artículo 78 de esta Ley,
que se refiere a las reducciones de capital, que nos referimos en el
Capítulo VI de este libro.
4. INGRESOS QUE SI CAUSAN IMPUESTO
En el caso de que las S.C. o A.C. de este Título enajenen bienes
distintos de su activo fijo o presten servicios a personas distintas de
sus miembros, deberán determinar el impuesto que corresponda
a la utilidad por los ingresos derivados de las actividades mencio-
nadas en los términos del Título II de esta ley a la tasa del 30% en
2017, siempre que dichos ingresos excedan del 5% de los ingresos
totales de la persona moral en el ejercicio de que se trate.
Lo anterior implicará que cuando una S.C. o A.C. se encuentre
en el supuesto que marca este ordenamiento, deberá separar los
ingresos que se encuentran gravados en el Título II de los ingresos
exentos en el Título III. La complicación se puede presentar en el
caso de las deducciones autorizadas, para lo cual se deberá iden-
tificar las que correspondan a los ingresos gravados y las que se
aplican a los ingresos exentos. Al respecto el artículo 105 del RISR,
establece el procedimiento que se debe aplicar a las deducciones
a cada tipo de ingreso.
Las deducciones que se aplicarán para el Título II, deberán reunir
los requisitos de deducibilidad a que hicimos referencia en el capí-
tulo anterior y, además, en términos del artículo 137 del RISR éstas
se determinarán como sigue:
– Tratándose de gastos de inversiones que sean atribuibles ex-
clusivamente a las mencionadas actividades, éstos se dedu-
cirán en los términos del Título II de la Ley.
– Cuando se trate de gastos e inversiones que sean atribuibles
parcialmente a las mencionadas actividades, excepto en el
caso de inversiones en construcciones, éstos se deducirán
en la proporción que represente el número de días en el que
se desarrollen las actividades mencionadas respecto del pe-
ríodo por el que se efectúa la deducción.
– Tratándose de inversiones en construcciones que se utilicen
parcialmente para la realización de dichas actividades, éstas
serán deducibles en la proporción que resulte de multiplicar
la que represente el área utilizada para desarrollar la activi-
dad respecto del área total del inmueble por la proporción
que represente el número de días en que se utilice respecto
de 365.
136 EDICIONES FISCALES ISEF

Para ejemplificar lo anterior a continuación presentamos el si-


guiente:

EJEMPLO

Supuestos:
1. La A.C. obtiene ingresos exentos por cuotas de sus integran-
tes por 700,000.00.

2. La A.C. enajena bienes distintos de su activo fijo por


$ 500,000.00.

3. Eroga gastos identificados con el punto 2 por $ 300,000.00 y


con el punto 1 por $ 400,000.00.

4. Se tiene una depreciación actualizada del total de construc-


ciones por $ 80,000.00.

5. El área utilizada en actividades del punto 2 es del 30% y se


utiliza los 365 días del ejercicio.

6. Determinar el resultado fiscal de las actividades gravadas en


el Título II.

Solución:

1. Ingresos acumulables $ 500,000.00


Menos:
2. Deducciones autorizadas:
2.1 Gastos identificados $ 300,000.00
2.2 Depreciación 30% sobre
$ 80,000.00 24,000.00 324,000.00
3. Utilidad fiscal $ 176,000.00
4. Pérdida fiscal 0.00
5. Resultado fiscal $ 176,000.00
6. ISR (30%) $ 52,800.00

4.1. Escuelas que Prestan Servicios a Terceros

Tratándose de escuelas que prestan servicios a personas dis-


tintas a sus miembros, parecería que deberían gravarse estos in-
gresos, sin embargo, el criterio interno del SAT 39/ISR/N publicado
en el D.O.F. del 7 de enero 2015 establece que las instituciones
educativas con autorización o reconocimiento de validez oficial de
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 137

estudios y que sean autorizadas como donatarias autorizadas no se


encontrarán obligadas a pagar el ISR en estos casos.

Este criterio establece que una interpretación armónica de las


disposiciones del artículo 79 fracción X de la Ley del ISR y del ar-
tículo 80 sexto párrafo de la Ley del ISR, esta última disposición no
será aplicable tratándose de la prestación de servicios de enseñan-
za con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios
en los términos de la Ley General de Educación, que cuenten con
autorización para recibir donativos deducibles, siempre que los in-
gresos percibidos correspondan a los pagos que por concepto de
cuota de inscripción y colegiatura efectúen los alumnos que se en-
cuentren inscritos en las instituciones educativas de que se trate.

4.2. Escuelas que pagan Impuesto en Título II

A partir del 1o. de enero de 2014, la fracción X del artículo 79 de


esta Ley, establece que las A.C. o S.C. que se dediquen a la en-
señanza, con autorización o con reconocimiento de validez oficial
de estudios en términos de la Ley General de Educación, no son
contribuyentes del ISR, siempre que sean consideradas como insti-
tuciones autorizadas para recibir donativos deducibles en términos
de esta Ley.

En términos del artículo noveno transitorio fracción XXII, de la


Ley del ISR en vigor a partir del 1o. de enero de 2014, establece
que las A.C. o S.C. que no cuenten con autorización para recibir
donativos deducibles, deberán determinar el remanente distribuible
generado hasta el 31 de diciembre de 2013 y sus integrantes con-
siderarán como ingreso a dicho remanente cuando las A.C. o S.C.
se los entreguen en efectivo o en bienes.

La regla I.2.5.16. de la RMF 2014 establece que las escuelas que


no cuenten con la autorización para recibir donativos deducibles
del ISR, están relevadas de presentar el aviso de actualización de
actividades económicas y obligaciones fiscales para ubicarse en el
régimen general de Ley de conformidad con lo establecido en
el artículo 79 fracción X de la Ley del ISR.

5. NO SON INGRESOS GRAVADOS CUANDO SE TENGA AUTO-


RIZACION PARA RECIBIR DONATIVOS DEDUCIBLES POR
ACTIVIDADES DISTINTAS QUE NO EXCEDAN DEL 10%

El último párrafo del artículo 80 establece que las personas mo-


rales y fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles
de impuestos podrán obtener ingresos por actividades distintas a
los fines para los que fueron autorizados para recibir dichos donati-
vos siempre que no excedan del 10% de sus ingresos totales en el
ejercicio de que se trate.
138 EDICIONES FISCALES ISEF

No se consideran ingresos por actividades distintas a los referi-


dos fines los que reciban por donativos:

• Apoyos o estímulos proporcionados por la Federación, las en-


tidades federativas, o municipios;

• Enajenación de bienes de su activo fijo o intangible;

• Cuotas de sus integrantes;

• Cuotas de recuperación;

• Intereses;

• Derechos patrimoniales derivados de la propiedad intelectual;

• Uso o goce temporal de bienes inmuebles;

• Rendimientos obtenidos de acciones u otros títulos de crédito,


colocados entre el gran público inversionista, que mediante
reglas establezca el SAT.

En el caso de que los ingresos no relacionados con los fines


para los que fueron autorizadas para recibir dichos donativos, ex-
cedan del límite del 10% de sus ingresos totales, por el excedente
deberán determinar el impuesto en términos del Título II a la tasa
del 30% en 2017.

Este sería el caso, por ejemplo de las escuelas, institutos, uni-


versidades, instituciones de beneficencia, etc., que llevan a cabo
operaciones que resultan gravadas en los términos expuestos an-
teriormente.

5.1. Estímulo Fiscal para Donatarias Autorizadas

No obstante lo establecido en el punto anterior, el Decreto publi-


cado el 26 de mayo de 2010, otorga un estímulo fiscal equivalente
al ISR que se cause en términos del séptimo párrafo del artículo
93, el cual estuvo vigente hasta el 31 de diciembre de 2011, pero
con el Decreto publicado el 12 de octubre de 2011, se prorroga su
vigencia hasta el 31 de diciembre de 2013.

Por Decreto publicado en el D.O.F. del 30 de diciembre de 2015,


se prorroga este estímulo fiscal hasta el 31 de diciembre de 2017.

6. INGRESOS GRAVADOS DERIVADOS DE ENAJENACION DE


BIENES, INTERESES Y PREMIOS

El artículo 81 de la LISR establece que las personas morales a


que se refiere este Título, a excepción de las señaladas en el artícu-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 139

lo 86 de esta ley, de las sociedades de inversión especializadas en


fondos para el retiro y de las personas morales autorizadas para re-
cibir donativos deducibles en los términos de la misma, serán con-
tribuyentes del impuesto sobre la renta cuando perciban ingresos
de los mencionados en el Capítulo IV (enajenación de bienes) VI
(intereses) y VII (premios), del Título IV de esta ley, con independen-
cia de que los ingresos a que se refiere el Capítulo VI se perciban
en moneda extranjera.

Para efectos de determinar el ISR a pagar, se aplicarían las dis-


posiciones contenidas en el Título IV y la retención que en su caso
se efectúe tendrá el carácter de pago definitivo.

Nuevamente en este tipo de ingresos, destacamos la importan-


cia que tendría para la S.C. o A.C. si tuviera autorización para recibir
donativos deducibles, ya que si bien obtendrían ingresos por los
conceptos mencionados, no se gravarían y por lo tanto no debe-
rían pagar el ISR; un caso común son los ingresos por intereses de
instituciones de crédito, sobre los cuales no debe haber retención,
sin embargo, si no se encuentran en esta situación y obtuvieran
ingresos por cualquiera de los conceptos mencionados se tendría
que pagar el impuesto correspondiente. A continuación mostramos
el ejemplo de una enajenación de inmuebles, para que se aprecie el
impacto que tendría este tipo de operaciones en estas instituciones:

EJEMPLO

1. La A.C. o S.C. adquirió un inmueble el 1o. de enero de 1996


en $ 200,000.00.

2. La A.C. o S.C. no tiene autorización para recibir donativos de-


ducibles.

3. Se enajena el inmueble en el mes de febrero de 2017 en


$ 600,000.00.

Determinar el ISR a pagar, como pago definitivo.

Se determina el ISR en los términos del Título IV de la LISR.

1. Actualización del Costo de Adquisición

1.1 Terreno 20% sobre $ 200,000.00 = 40,000.00


INPC enero 2017 (1) 122.8051
Factor de
Actualización = = 3.9544
INPC enero 1996 31.0547

(1) Estimado

Terreno Actualizado $ 40,000 x 3.9544 = 158,176.00


140 EDICIONES FISCALES ISEF

1.2. Construcción 80% sobre $ 200,000.00 = 160,000.00

Depreciación 3% × 20 = 60% 96,000.00


Valor por actualizar 64,000.00
Factor de actualización 3.9544
Construcción actualizada 253,081.60

1.3. Terreno y Construcción Actualizada 411,257.60

2. Determinación de la ganancia
2.1. Valor de enajenación 600,000.00
2.2. Costo actualizado 411,257.60
2.3. Base gravable 188,742.40
2.4. Entre número de años de antigüedad 20
2.5. Base para aplicar tarifa Anexo 8 RMF 9,437.12
2.6. ISR según tarifa 337.28
2.7. ISR a pagar ($ 337.28 × 21) 7,082.88

3. Opción según Resolución Miscelánea Fiscal 2017


3.1. Terreno y construcción neto $ 104,000.00
3.2. Factor actualizado anexo 9 RMF 2016, que
se prorroga para 2017, según artículo ter-
cero transitorio RMF 2017 5.81
3.3. Actualización terreno y construcción 604,240.00
3.4. Determinación de la Ganancia:
3.4.1. Valor enajenación 600,000.00
3.4.2. Costo actualizado 604,240.00
3.4.3. Perdida (4,240.00)
3.5. Entre número de años de antigüedad 21
3.6. Base para aplicar tarifa 0
3.7. ISR según tarifa 0
3.8. ISR a pagar $ 0

De acuerdo con lo que establece la RMF 2017, se tiene la opción


de pagar el impuesto con base en la regla 3.15.1., que se refiere
a la aplicación de la tabla de factores de ajuste y en este ejemplo,
la opción más conveniente resulta la que establece la Resolución
Miscelánea Fiscal y no la LISR. Es de aclararse que a la fecha de
publicación de este libro no se había publicado el anexo para 2017,
por lo que se aplica el de 2016.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 141

7. CUADRO QUE MUESTRA LOS INGRESOS QUE SE GRAVAN

Para resumir los anteriores conceptos de ingresos que se gravan


y los ingresos que se encuentran exentos, a continuación presen-
tamos la siguiente gráfica, que ilustra claramente lo expuesto ante-
riormente:

Personas Morales
Título III
(Artículo 79 LISR)

No son contribuyentes

Ingresos que se gravan

En Título IV En Título II

Del Capítulo IV Enaje- Por enajenar bienes


nación de inmuebles distintos de activo fijo
VI. Intereses o presten servicios a
VII. Premios Retención personas distintas de
pago definitivo sus miembros y estos
ingresos excedan el
5% del total de ingre-
sos del ejercicio, ex-
No aplicables si están cepto si son donata-
autorizadas a recibir rias Autorizadas
donativos deducibles

Donatarias Autorizadas
Ingresos que exceden
al 10% por actividades
distintas a los fines pa-
ra los que fueron auto-
rizadas

Disminuyen equivalen-
temente ISR con Estí-
mulo Fiscal hasta 2017
142 EDICIONES FISCALES ISEF

8. PRESUNCION DE INGRESOS

En el penúltimo párrafo del artículo 79 de la Ley del ISR establece


que las A.C. o S.C. a que se refieren las fracciones V, VI, X, XI, XIII,
XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXIV y XXV de este artículo, así como las
personas morales y fideicomisos autorizados para recibir donativos
deducibles se presume que considerarán remanente distribuible
aun, cuando no lo hayan entregado en efectivo o en bienes a sus
integrantes o socios, los siguientes conceptos:

1. Omisión de ingresos.

2. Compras no realizadas e indebidamente registradas.

3. Erogaciones que efectúen y no sean deducibles en los térmi-


nos del Título IV de esta ley, salvo cuando dicha circunstancia
se deba a que éstas no reúnen los requisitos de la fracción IV
del artículo 147 de la LISR (No cumplir con el requisito de estar
amparadas con el comprobante fiscal y los pagos que exce-
dan de $ 2,000.00 se efectúen por los medios establecidos).

4. Préstamos que hagan a sus socios o integrantes, o a los cón-


yuges, ascendientes o descendientes en línea recta de dichos
socios o integrantes, salvo en el caso de préstamos a los so-
cios o integrantes de las sociedades cooperativas de ahorro y
préstamo a que se refiere la fracción XIII del artículo 79 de la
LISR.

La regla 3.10.14. de la RMF 2017, aclara que para los efec-


tos de lo dispuesto en el penúltimo párrafo del artículo 79 de la
Ley del ISR podrán no considerar remanente distribuible los pagos
por servicios personales subordinados realizados a sus trabajado-
res y que a su vez sean ingresos exentos para dichos trabajadores,
para lo cual deberán llevar un control de las remuneraciones exen-
tas de sus trabajadores.

9. PAGO DEL IMPUESTO POR PRESUNCION DE INGRESOS

Cuando se determine remanente distribuible en los supuestos


anteriores, la persona moral de que se trate enterará como impues-
to a su cargo el que resulte de aplicar sobre dicho remanente distri-
buible la tasa del 35% en 2017, en cuyo caso se considerará como
impuesto definitivo, debiendo efectuar el entero correspondiente a
más tardar en el mes de febrero del año siguiente a aquél en que
ocurra cualquiera de los supuestos a que nos hemos referido.

Para explicar lo anterior a continuación presentamos el siguiente:


SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 143

EJEMPLO

Supuestos:

1. La escuela “X” A.C. con autorización para recibir donativos


deducibles no cumplió con requisitos fiscales en sus deduc-
ciones con importe de $ 100,000.00 del ejercicio 2017.

2. Determinar el pago del impuesto.

Solución:
1. Remanente distribuible 100,000.00
2. Tasa ISR 35%
3. ISR a pagar en febrero de 2018 35,000.00

El supuesto de presunción de ingresos debe ser vigilado en for-


ma cuidadosa en las A.C. o S.C., ya que en la práctica es común
encontrar que no reúnen los requisitos fiscales establecidos en el
penúltimo párrafo del artículo 79 de la LISR y esta contingencia
puede ser un alto costo para este tipo de sociedades en el caso de
una revisión por parte de las autoridades fiscales.

10. PERSONAS AUTORIZADAS A RECIBIR DONATIVOS DEDU-


CIBLES

En los términos del artículo 27 fracción I de la LISR se establecen


los requisitos para que los donativos sean deducibles.

Debe tratarse de donativos no onerosos ni remunerativos (Ver


artículo 130 del RISR) y que satisfagan los requisitos previstos en la
LISR y en las reglas generales que para el efecto establezca el SAT
y se otorguen en los siguientes casos:

a) A la Federación, entidades federativas o municipios, así como


sus organismos descentralizados que tributen conforme al Tí-
tulo III de la presente Ley.

b) A las entidades a las que se refiere el artículo 82 fracciones


VI, X, XI, XII, XX y XXV del artículo 79 de esta ley y que son las
entidades para recibir donativos deducibles.

c) A las A.C. o S.C. a que se refieren los artículos 79 fracción XIX


y 82 de esta Ley.

d) A las personas morales a que se refieren las fracciones VI, X,


XI, XX y XXV del artículo 79 de esta ley y que cumplan con los
requisitos para recibir donativos deducibles en el artículo 82
de la misma Ley.
144 EDICIONES FISCALES ISEF

e) A las asociaciones y sociedades civiles que otorguen becas y


cumplan con los requisitos del artículo 83 de esta Ley.

f) A programas de escuela empresa.

El monto total de los donativos será deducible hasta por un im-


porte que no exceda del 7% de la utilidad fiscal obtenida en el ejer-
cicio inmediato anterior.

Cuando realicen donativos a favor de la Federación, de las en-


tidades federativas, de los municipios o de sus organismos des-
centralizados, el monto deducible no podrá exceder del 4% de la
utilidad fiscal, sin que el monto total considerando estos donativos
y los realizados a donatarias autorizadas distintas, exceda del 7%
citado.

11. AUTORIZACION A LAS A.C. o S.C. Y FIDEICOMISOS PARA


RECIBIR DONATIVOS DEDUCIBLES

La regla 3.10.2. de la RMF 2017 establece que el SAT autorizará a


recibir donativos deducibles a las A.C. o S.C. y fideicomisos que se
ubiquen en el artículo 27, fracción I, mediante constancia de autori-
zación, que se dará a conocer en el anexo 14 publicado en la RMF
y en el portal del SAT y la regla 3.10.3. de la RMF 2017.

Para obtener la constancia de autorización para recibir donativos


deducibles deberán cumplir con la ficha de trámite 15/ISR denomi-
nada “solicitud de autorización para recibir donativos deducibles”
contenida en el anexo 1-A y lo establecido en el artículo 131 del
RISR.

La autorización para recibir donativos deducibles es de vigencia


anual, y para mantener su vigencia se debe cumplir con lo esta-
blecido en la fracción II de la regla 3.10.2. de la RMF 2017, entre
otros, presentar la información relativa a la transparencia y uso de
los donativos prevista en la ficha 19/ISR y la declaración informativa
establecida en el artículo 86 tercer párrafo de la Ley del ISR.

Se deberá informar sobre los cambios o situaciones dentro de


los 10 días siguientes a aquél en que se dio el hecho, conforme a la
ficha 16/ISR del anexo 1-A.

12. REQUISITOS PARA SER CONSIDERADAS COMO INSTITU-


CIONES AUTORIZADAS PARA RECIBIR DONATIVOS DEDU-
CIBLES

El artículo 82 de la Ley del ISR establece que las instituciones


a que se refiere el artículo 79 en las fracciones VI (instituciones de
asistencia o de beneficencia) fracción X (instituciones educativas)
fracción XI (S.C. o A.C. dedicadas a la investigación científica o tec-
nológica) y XII (A.C. o S.C. organizadas sin fines de lucro dedicadas
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 145

a la difusión de música, artes plásticas, artes dramáticas, danza,


etc.), fracción XIX (preservación de la flora o fauna), fracción XX
(protección de especies en peligro de extinción) y XXV (institucio-
nes de subsistencia o de beneficencia, defensa de los derechos
humanos, asuntos de interés público, equidad de género, fomento
educativo, cultural, artístico, científico y tecnológico, protección ci-
vil, derechos de los consumidores, asociaciones deportivas reco-
nocidas por la Comisión Nacional del Deporte), deberán cumplir
con lo siguiente para ser consideradas como instituciones autoriza-
das para recibir donativos deducibles en los términos de esta Ley:

I. Que se constituyan y funcionen exclusivamente como entida-


des que se dediquen a cualquiera de los fines a que se refieren
las fracciones VI, X, XI, XII, XIX, XX y XXV del artículo 79 de esta
ley y que de conformidad con las reglas de carácter general que
al efecto expida el SAT, una parte sustancial de sus ingresos los
reciban de fondos proporcionados por la Federación, Estados o
Municipios, de donativos o de aquellos ingresos derivados de la
realización de su objeto social. Tratándose de aquellas entidades
a cuyo favor se emita una autorización para recibir donativos de-
ducibles en el extranjero conforme a los tratados internacionales,
además de cumplir con lo anterior, no podrán recibir ingresos en
cantidades excesivas por concepto de arrendamiento, intereses,
dividendos o regalías o por actividades no relacionadas con su
objeto social. (Ver reglas 3.10.6 y 3.10.8. de la RMF 2017).

II. Que las actividades que desarrollan tengan como finalidad


primordial el cumplimiento de su objeto social, sin que puedan
intervenir en campañas políticas o involucrarse en actividades de
propaganda.

III. Podrán realizar actividades destinadas a influir en la legisla-


ción, siempre que dichas actividades no sean remuneradas y no
se realicen a favor de personas o sectores que les hayan otorga-
do donativos y además, proporcionen información señaladas en
esta fracción. (Ver regla 3.10.10 de la RMF 2017).

IV. Que destinen sus activos exclusivamente a los fines propios


de su objeto social, no pudiendo otorgar beneficios sobre el re-
manente distribuible a persona física alguna o a sus integrantes
personas físicas o morales, salvo que se trate, en este último ca-
so, de alguna de la personas morales o fideicomisos autorizados
para recibir donativos deducibles de impuestos, o se trate de
la remuneración de servicios efectivamente recibidos. (Ver regla
3.10.6. RMF 2017 y artículo 138 RISR).

V. Que al momento de su liquidación o cambio de residencia


para efectos fiscales, destinen la totalidad de su patrimonio a en-
tidades autorizadas para recibir donativos deducibles. (Ver regla
3.10.6. y 3.10.21 de la RMF 2017).
146 EDICIONES FISCALES ISEF

Revocación de la autorización
Por adición a esta fracción V, a partir del 1o. de enero de 2017, en
los casos de revocación de la autorización o cuando su vigencia
haya concluido y no se haya obtenido nuevamente o renovado
la misma dentro de los doce meses siguientes a la fecha en que
surta efectos la notificación correspondiente, se deberá notificar
que los donativos recibidos fueron utilizados para los fines pro-
pios de su objeto social, los que no fueron destinados para esos
fines, los deberán destinar para otras entidades autorizadas para
recibir donativos deducibles.
Las donatarias autorizadas a que se refiere el párrafo anterior
que continúen realizando sus actividades mantendrán los acti-
vos que integran su patrimonio para realizar dichas actividades
y tributarán en los términos y condiciones establecidos en este
título para las no donatarias. Los recursos que deban destinar a
otras donatarias autorizadas deberán ser trasmitidos dentro de
los seis meses siguientes a partir de que concluyó el plazo para
obtener nuevamente la autorización y concluyó su vigencia. Por
disposición transitoria lo dispuesto en los párrafos anteriores no
será aplicable si la notificación de revocación o no autorización
fue recibida a más tardar el 31 de diciembre de 2016.
Donatarias autorizadas en liquidación o de revocación de au-
torización o vigencia haya concluido
A partir del 1o. de enero de 2017 se adiciona el artículo 82-Bis
para establecer que las donatarias autorizadas que se encuen-
tren en los supuestos del artículo 82 fracción V, que se comentó
en párrafos anteriores, deberán informar a las autoridades fis-
cales el importe y los datos de identificación de los bienes, así
como la identidad de las personas morales a quienes se destinó
la totalidad de su patrimonio, a través de los medios y formatos
que emita el SAT. De no cumplir se considerará como ingreso
omitido y se deberá pagar el ISR de conformidad con el título II.
VI. Mantener a disposición del público en general la información
relativa a la autorización para recibir donativos, al uso y destino
que se haya dado a los donativos recibidos, así como el cumpli-
miento de sus obligaciones fiscales, por el plazo y en los térmi-
nos que mediante reglas de carácter general fije el SAT. (Regla
3.10.11. de la RMF 2017 y Artículo 140 RISR).
En los casos que se les haya revocado o no renovado la autori-
zación para recibir donativos por incumplimiento, la obligación
del párrafo anterior, sólo estarán en posibilidad de obtener una
nueva autorización si cumplen con la citada obligación omitida,
previamente a la obtención de la nueva autorización.
Los requisitos a que se refieren las fracciones IV y V de este
artículo deberán constar en la escritura constitutiva de la persona
moral de que se trate con el carácter de irrevocable.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 147

12.1. Información Mensual de Donativos Recibidos Superio-


res a $ 100,000.00 en Efectivo

VII. Esta fracción del artículo 82 de la LISR, establece la obli-


gación a las instituciones autorizadas a recibir donativos de-
ducibles, de informar a las autoridades fiscales a través de los
medios y formatos electrónicos que señale el SAT, a más tardar
el día 17 del mes inmediato posterior a aquel en que se realice la
operación, de los donativos recibidos en efectivo en moneda na-
cional o extranjera, así como, en piezas de oro o de plata, cuyo
monto sea superior a $ 100,000.00.

En los términos de la ficha 1/ISR del Anexo 1-A de la Resolución


Miscelánea Fiscal 2016, la información se enviará vía Internet en
el programa electrónico “Declaración Informativa por contrapresta-
ciones o donativos recibidos superiores a $ 100,000.00 pesos”. En
esta ficha se aclara que se deberá considerar el monto consignado
en el comprobante que se expida. Se deberá obtener el acuse de
recibo de la presentación de la declaración.

12.2. Información de las Operaciones con Partes Relacio-


nadas

VIII. Informar a las autoridades fiscales, en los términos que se-


ñale el SAT mediante reglas de carácter general, de las opera-
ciones que celebren con partes relacionadas y de los servicios
que reciban o de los bienes que adquieran, de personas que les
hayan otorgado donativos deducibles en los términos de esta
Ley. (Ver regla 3.10.12. y ficha 20/ISR de la RMF 2017).

El SAT podrá revocar o no renovar las autorizaciones para recibir


donativos deducibles mediante resolución notificada personalmen-
te y publicará los datos de tales entidades en el D.O.F. y en su por-
tal. (Ver regla 3.10.15 y 3.10.16. de la RMF 2017).

Para los efectos del párrafo anterior tratándose de las personas


a las que se refieren los artículos 79 fracción VI, X, XII y XXV y 84 de
esta Ley, salvo las instituciones de asistencia o beneficencia auto-
rizadas por las leyes de la materia, a las que se le revoque o no se
les renueve autorización, podrán entregar donativos a donatarias
autorizadas, sin que les sea aplicable el límite establecido por el
artículo 27 fracción I último párrafo de esta Ley, durante el ejercicio
en el que se les revoque o no se les renueve la autorización.

IX. Que cuenten con las estructuras y procesos de un gobierno


corporativo para la dirección y el control de la persona moral,
de conformidad con las reglas que emita el SAT. Esta obligación
sólo será aplicable para las donatarias autorizadas, cuando los
ingresos totales anuales sean de más de 100 millones de pesos
o que tenga un patrimonio de más de 500 millones de pesos. Por
disposición transitoria esta obligación entrará en vigor a partir del
1o. de enero de 2018.
148 EDICIONES FISCALES ISEF

13. DONATARIAS AUTORIZADAS PODRAN OPTAR POR SUJE-


TARSE A UN PROCESO DE CERTIFICACION
A partir del 1o. de enero de 2017 se adicionó el artículo 82 Ter
para otorgar la opción a las donatarias autorizadas de sujetarse a
un proceso de certificación de cumplimiento de obligaciones fisca-
les, de transparencia y de evaluación de impacto social. El SAT me-
diante reglas establecerá las facilidades administrativas para que
obtengan la certificación.
El proceso de certificación estará a cargo de instituciones espe-
cializadas en la materia, que deberán contar con la autorización del
SAT y los requisitos y obligaciones que deberán cumplir.
El SAT publicará en su página de Internet la lista de las insti-
tuciones autorizadas, así como de las donatarias autorizadas que
cuenten con la certificación prevista en este artículo.
En términos del Artículo Trigésimo Transitorio de la RMF 2017 el
proceso de certificación podrá ejercerse a partir del 1o. de julio de
2017.
14. ASOCIACIONES O SOCIEDADES CIVILES QUE SE CONSTI-
TUYEN CON EL PROPOSITO DE OTORGAR BECAS
En los términos del artículo 83 estas instituciones para recibir do-
nativos deducibles, deberán cumplir con los siguientes requisitos:
“I. Que las becas se otorguen para realizar estudios en ins-
tituciones de enseñanza que tengan autorización o recono-
cimiento de validez oficial de estudios en los términos de
la Ley General de Educación o, cuando se trate de institu-
ciones del extranjero éstas se encuentren reconocidas por
el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.
II. Que las becas se otorguen mediante concurso abierto
al público en general y su asignación se base en datos
objetivos relacionados con la capacidad académica del
candidato.
III. Que cumplan con los requisitos a los que se refiere el
artículo 82 fracciones II a VIII de esta Ley.”
15. OTROS REQUISITOS PARA LOS DONATIVOS A INSTITU-
CIONES DE ENSEÑANZA
Requisitos adicionales para los donativos a instituciones de en-
señanza.
Para que sean deducibles los donativos a instituciones de en-
señanza deberán cumplirse además los siguientes requisitos que
establece el artículo 27 fracción I de la Ley del ISR.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 149

1. Serán deducibles siempre que sean establecimientos públi-


cos o de propiedad de particulares que tengan autorización o
reconocimiento de validez oficial de estudios en los términos
de la Ley General de Educación.

2. Se destinen a la adquisición de bienes de inversión, a la in-


vestigación científica o al desarrollo de tecnología, así como
a gastos de administración hasta por el monto, en este último
caso que señale el reglamento de esta ley (artículo 138 del
RISR).

3. Se trate de donaciones no onerosas ni remunerativas y siem-


pre que dichas instituciones no hayan distribuido remanentes
a sus socios o integrantes en los últimos cinco años.

16. OTROS REQUISITOS PARA LA DEDUCCION DE LOS DONA-


TIVOS

En los términos del artículo 138 del RISR, los donativos deben
destinarse única y exclusivamente a los fines propios del objeto so-
cial de las donatarias y no deben destinarse más del 5% para gas-
tos de administración y las escuelas autorizadas a recibir donativos,
a su vez podrán donarlos a otras escuelas autorizadas.

Otros aspectos que establece la LISR, en el artículo 27 fracción


VIII, es que los donativos sólo se deduzcan cuando hayan sido efec-
tivamente erogados en el ejercicio de que se trate, entendiéndose
por erogados cuando hayan sido pagados mediante transferencias
electrónicas de fondos desde cuentas abiertas a nombre del con-
tribuyente en instituciones que componen el sistema financiero.
Tratándose de pagos con cheque, se considerará efectivamente
erogado en la fecha en que el mismo haya sido cobrado.

17. DONATIVOS EN ESPECIE

En los términos del artículo 38 del RISR, cuando se hagan dona-


tivos en especie se deben de cumplir las siguientes reglas:

1. Terrenos y acciones. En los términos del artículo 38 del Re-


glamento de la Ley del ISR cuando los bienes donados sean
aquéllos a que se refieren los artículos 19 (terrenos) o 22
(acciones) se considerará como monto del donativo el monto
original de la inversión actualizado o el costo promedio por
acción del bien donado, según corresponda, calculado en tér-
minos de dichos artículos.

2. Costo de lo Vendido. Tratándose de bienes que hayan sido


deducidos en términos del artículo 25 fracción II de la Ley, el
donativo no será deducible.
150 EDICIONES FISCALES ISEF

3. Activo Fijo. Se considerará como monto del donativo la parte


del monto original de la inversión actualizado no deducido en
términos del artículo 31 de la Ley.
4. Bienes Muebles distintos. Se considerará como monto del
donativo el que resulte de actualizar la cantidad que se haya
pagado para adquirir el bien por el período comprendido des-
de el mes en el que se adquirió y hasta el mes en el que se
efectúe la donación.

18. EXPEDICION DE CFDI POR DONATIVOS

El artículo 29 del CFF establece la obligación de expedir CFDI por


los ingresos que se perciban o por las retenciones de las contribu-
ciones que efectúen. El artículo 29-A fracción V inciso b) establece
que los CFDI que amparen donativos deducibles, deberán señalar
expresamente tal situación y contener el número y fecha del oficio
constancia de la autorización para recibir dichos donativos o, en su
caso, del oficio de renovación correspondiente. Cuando amparen
bienes que hayan sido deducidos previamente para los efectos del
ISR, se indicará que el donativo no es deducible.

19. PUBLICACION DEL DIRECTORIO DE LAS ORGANIZACIO-


NES CIVILES Y FIDEICOMISOS AUTORIZADOS PARA RECI-
BIR DONATIVOS DEDUCIBLES

La regla 3.10.3. de la RMF 2017 establece que el SAT propor-


cionará un directorio de las organizaciones civiles y fideicomisos
autorizados para recibir donativos deducibles en el que se conten-
ga, además de los datos que señala la regla 3.10.2., relacionados
con la autorización, exclusivamente la información de la entidad
federativa en que se encuentren, la Administración Local Jurídica
que les corresponda, domicilio fiscal, número y fecha del oficio de
la constancia de autorización, actividad autorizada, representante
legal, teléfono, correo electrónico, domicilio y teléfono de sus es-
tablecimientos y documento que acredita la actividad autorizada.

El directorio se dará a conocer en la página de Internet del SAT.

20. VIGENCIA DE LA AUTORIZACION PARA RECIBIR DONATI-


VOS DEDUCIBLES

La regla 3.10.4. de la RMF 2017 establece que la autorización


para recibir donativos deducibles es vigente únicamente por el ejer-
cicio fiscal por el que se otorgue.

Al concluir el ejercicio, la autorización obtendrá nueva vigencia


por el siguiente ejercicio fiscal, siempre que la donataria autorizada
realice el procedimiento señalado en la regla 3.10.2., que será pre-
sentado la información que señala la ficha 19/ISR del anexo 1-A en
los meses de agosto y septiembre y cumpliendo los requisitos que
señala dicha regla.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 151

Como lo establece el artículo 82 de la Ley del ISR el SAT po-


drá revocar o no renovar la autorización y publicará en su página
de Internet los datos de las donatarias autorizadas que se encuen-
tren en dicha situación conforme lo establece la regla 3.10.3. de la
RMF 2017.

21. SOLICITUD DE NUEVA AUTORIZACION PARA RECIBIR DO-


NATIVOS DEDUCIBLES, EN CASO DE PERDIDA DE VIGEN-
CIA, REVOCACION O NO RENOVACION

La regla 3.10.13. de la RMF 2017 establece que cuando la au-


torización para recibir donativos deducibles haya sido revocada
o no renovada, se podrá presentar solicitud de nueva autoriza-
ción en términos de la ficha de trámite 17/ISR del anexo 1-A de la
RMF 2017.

El SAT podrá emitir nueva autorización para recibir donativos,


siempre que la organización civil o fideicomiso acredita cumplir
nuevamente con los impuestos y requisitos establecidos.

22. INFORMAR SOBRE LA TRANSPARENCIA Y CONTROL AD-


MINISTRATIVO DE LAS DONATARIAS AUTORIZADAS

El artículo 82 establece que en todos los casos las donatarias


autorizadas deberán cumplir con los requisitos de control adminis-
trativo y de transparencia, que al efecto establece el Reglamento de
la LISR y las reglas que emita el SAT. (Ver regla 3.10.11. de la RMF
2017).

La ficha 19/ISR/N del anexo 1-A de la RMF 2017 establece la


información para garantizar la transparencia, así como el uso y des-
tino de los donativos recibidos, como sigue:

– Fecha de la Autorización

Patrimonio

– Activo circulante

– Activo fijo

– Activo diferido

Totales

– Activo

– Pasivo

– Capital
152 EDICIONES FISCALES ISEF

Ingresos del Ejercicio

– Donativos recibidos en especie

– Donativos recibidos en efectivo

– Tipo de donante

– Monto total de los donativos recibidos en efectivo

– Otro tipo de ingresos: concepto y monto

Estado de Egresos

– Monto total de la plantilla laboral

– Monto total de percepciones netas del Consejo de Admi-


nistración o Directivos análogos

– Monto total de gastos de administración

– Gastos de operación

– Gastos de representación

– Montos destinados y conceptos, ejercidos en el desarrollo


directo de su actividad

– Monto total donativos otorgados y beneficiarios

– Monto total de los donativos otorgados

Actividades

– Sector beneficiado, actividad, número de beneficiarios, en-


tidad federativa, Municipios

Estados Financieros

– Señalar si dictamina estados financieros y nombre y núme-


ro de registro del Contador Público Registrado

– Señalar si autoriza solicitar información al Contador Públi-


co Registrado

– Aceptación del contrato de registro de información

– Nombre de la persona responsable de la captura de la in-


formación

Esta información se presenta en los meses de agosto y septiem-


bre de cada año, respecto del ejercicio inmediato anterior.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 153

Sanciones por no cumplir con disposiciones de la ley del ISR

El artículo 81 del CFF establece como infracciones en sus frac-


ciones siguientes:

XXXIX. No cumplir con destinar la totalidad del patrimo-


nio o los donativos correspondientes en los términos del
artículo 82 fracción V de la Ley del ISR.

XLII. No proporcionar la información a que se refiere el


artículo 82 Bis de la Ley del ISR, en caso de liquidación o
presentarla incompleta o con errores.

XLIV. No cumplir con la obligación del artículo 82 fracción


VI de la Ley del ISR que se refiere a información sobre
transparencia.

23. OTRAS OBLIGACIONES FISCALES

Las S.C. o A.C. de este Título, además de las obligaciones es-


tablecidas en otros artículos de la LISR, tendrán las siguientes en
términos del artículo 86 de la LISR:

23.1. Contabilidad

I. Como se ha comentado en el Capítulo I de la segunda parte


de este libro, el artículo 28 del CFF que se refiere a la contabilidad,
tiene reformas a partir del 1o. de enero de 2014 y el reglamento del
CFF publicado en el D.O.F. del 2 de abril de 2014 en sus artículos
33 y 34, se deben considerar estos cambios, principalmente la frac-
ción III del citado artículo 28 del CFF que establece la obligación de
que los registros o asientos que integran la contabilidad se llevarán
en medios electrónicos y la fracción IV que se deberá ingresar de
forma mensual su información contable a través de la página de
Internet del SAT.

Contabilidad electrónica a partir 2016

La fracción IV del artículo 22 de la LIF para 2015 establece que


para efectos del artículo 28 fracción IV del CFF el ingreso de la infor-
mación contable al SAT deberá realizarse a partir de 2015.

El artículo tercero y cuarto de la séptima modificación a la RMF


2014, publicada en el D.O.F. del 18 de diciembre de 2014 establece
que para efectos del artículo 22 fracción IV de la LIF 2015, la obliga-
ción de llevar contabilidad electrónica y enviarla al SAT, las perso-
nas morales del Título III de la Ley del ISR lo observarán a partir del
1 de enero de 2016.
154 EDICIONES FISCALES ISEF

23.2. Comprobantes Fiscales

II. Expedir y recabar comprobantes fiscales que acrediten las


enajenaciones y erogaciones que efectúen, los servicios que pres-
ten o el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes.

A partir del 1o. de enero de 2014 el artículo 29 y 29-A del CFF


tienen reformas importantes para establecer que todos los compro-
bantes fiscales se deberán expedir por CFDI por los ingresos que
perciban y por las retenciones de contribuciones que efectúen.

Se deberá tener especial cuidado en lo que respecta a recabar


CFDI por las erogaciones que realicen y los requisitos que se de-
ben cumplir por los donativos recibidos tratándose de donatarias
autorizadas.

El capítulo 2.7. de la RMF 2017 establece las secciones 2.7.1. a


2.7.5. lo relacionado con los comprobantes fiscales digitales por
Internet o factura electrónica.

23.3. Decreto por el que se Otorga un Estímulo Fiscal a las


Personas Físicas en Relación con los Pagos por Servi-
cios Educativos

En el D.O.F. del 26 de diciembre de 2013, se publicó este decreto


para que las personas físicas puedan deducir en su declaración
anual de ISR los pagos para si, para su cónyuge o para la persona
con quien vivan en concubinato y para sus ascendientes y descen-
dientes en línea recta, por servicios de educación de preescolar,
primaria, secundaria, profesional técnico y bachillerato.

Para efectos del párrafo anterior las escuelas deberán separar en


el comprobante que expidan con requisitos fiscales el monto que
corresponda por concepto de enseñanza del alumno.

El pago debe efectuarse en cheque nominativo, para abono en


cuenta, transferencia electrónica, tarjeta de crédito, débito o de ser-
vicio. Los montos que podrán deducir por ejercicio las personas
físicas son:

1. Educación Preescolar $ 14,200.00


2. Primaria 12,900.00
3. Secundaria 19,900.00
4. Profesional Técnico 17,100.00
5. Bachillerato o su equivalente 24,500.00
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 155

23.4. Presentar Declaración que determine Remanente Dis-


tribuible

La fracción III del artículo 86 de la LISR establece la obligación


de presentar ante las oficinas autorizadas a más tardar el 15 de fe-
brero de cada año, declaración en la que determinen el remanente
distribuible y la proporción que de este concepto corresponda a
cada integrante.

A su vez la fracción IV del artículo 86 de la LISR establece la


obligación de proporcionar a sus integrantes constancia CFDI en la
que se señale el monto del remanente distribuible, en su caso. La
constancia deberá proporcionarse a más tardar el día 15 del mes
de febrero del siguiente año.

23.5. Retención de Impuestos y Constancias

La fracción V del artículo 86 establece la obligación de expedir


las constancias y el CFDI y proporcionar la información a que se
refiere la fracción III del artículo 76 de la Ley del ISR (pagos a resi-
dentes en el extranjero).

Retener y enterar el impuesto a cargo de terceros y exigir el CFDI


cuando hagan pagos a terceros y estén obligados a ello.

Deberán cumplir con las obligaciones a que se refiere el artículo


94 de la Ley del ISR cuando hagan pagos que a su vez sean ingre-
sos en los términos del Capítulo I del Título IV de la Ley del ISR.

El artículo 94 de la Ley del ISR establece los ingresos gravables


para personas físicas que perciben ingresos por salarios y asimila-
dos, entre otras obligaciones esta la retención del ISR y como se
comentó en la fracción II del artículo 86, se debe expedir un CFDI
por la retención del ISR a los trabajadores, para lo cual se debe
aplicar lo dispuesto por la Sección 2.7.5. “De la expedición de CFDI
por concepto de nómina y otras retenciones”, de la RMF 2017.

23.6. S.C. o A.C. Obligadas a presentar Declaración Anual de


Ingresos y Erogaciones

Las S.C. o AC. a que se refieren las fracciones V a XIX y XXV del
artículo 79 de esta ley, así como las personas morales y fideicomi-
sos autorizadas a recibir donativos deducibles de impuestos y las
sociedades de inversiones a que se refiere este Título, presenta-
rán declaración anual en la que informarán a las autoridades fisca-
les de los ingresos obtenidos y las erogaciones efectuadas. Dicha
declaración deberá presentarse a más tardar el día 15 de febrero de
cada año.

Si se disuelve una A.C. o S.C. esta declaración se presentará


dentro de los tres meses siguientes a la disolución.
156 EDICIONES FISCALES ISEF

24. CUADRO DE OBLIGACIONES FISCALES

A continuación presentamos un cuadro que resume las obliga-


ciones que corresponden a cada una de las sociedades y asocia-
ciones, atendiendo a su actividad y situación fiscal.

OBLIGACIONES S.C. O A.C.


DEL ARTICULO 79
(ARTICULO 86 LISR) FRACCIONES Fracciones
II a XXVI V a XIX y
XXV y
Con Sin Donatarias
remanente remanente Autorizadas

I. Llevar sistemas conta- Sí Sí Sí


bles
II. Expedir y recabar com- Sí Sí Sí
probantes fiscales
III. Declaración del ejerci-
cio en que determinen Sí No No
remanente
Declaración anual de in- No No Sí
gresos y erogaciones
IV. Proporcionar constan-
cias a sus integrantes Sí No No
del monto del remanen-
te distribuible

25. ASOCIACIONES RELIGIOSAS (A.R.)


Las obligaciones fiscales de las A.R. serán las que se han men-
cionado para las personas morales con fines no lucrativos, por en-
contrarse comprendidas en el Título III de la LISR y específicamente
en la fracción XVI del artículo 79. En términos generales podemos
señalar que las A.R. no están obligadas al pago del ISR por los
ingresos que obtengan como consecuencia del desarrollo de su
actividad, mientras no sean repartidos a sus integrantes, y con las
excepciones que comentamos más adelante. Sin embargo, deriva-
do de la situación especial de las A.R., las autoridades fiscales han
emitido resoluciones a título particular, con fecha 14 de diciembre
de 2015 el SAT emitió el oficio 600-01-02-2015-02104 para el régi-
men fiscal para 2016, una vez que se emita el oficio para 2017 sería
el aplicable. En los que dispone su tratamiento fiscal y que en forma
resumida a continuación comentamos.
25.1. Registro Federal de Contribuyentes (RFC)

Las A.R. deben registrarse en el RFC dentro del mes siguiente


a la fecha en que se firme su acta constitutiva o si no protocolizan
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 157

su acta ante notario, dentro del mes siguiente a la fecha en que se


otorgue el registro en términos de la Ley de Asociaciones Religio-
sas y Culto Público.

Esta obligación se deriva de lo establecido en el artículo 27 del


CFF, de que las personas morales que deban presentar declara-
ciones periódicas deberán solicitar su inscripción en el RFC y pro-
porcionar la información relacionada con su identidad, su domicilio
y en general sobre su situación fiscal, mediante los avisos que se
establecen en el Reglamento del CFF.

Si la A.R. cuenta con entidades y divisiones internas, las cuales


no cumplan con sus propias obligaciones fiscales, la oficina central
se inscribirá en el RFC y dará de alta también cada establecimiento.
En el caso de que cada entidad cumpla por separado con sus obli-
gaciones fiscales se deberá dar de alta en el RFC a cada entidad en
forma independiente. Las A.R. deben solicitar su cédula de identifi-
cación fiscal ante la SHCP.

25.2. Ingresos

1. Se reitera lo que se mencionó, aplicable para cualquier per-


sona moral del Título III, de que si una A.R. obtiene ingresos
por enajenación de inmuebles, intereses por inversiones en
bancos o premios, tendrá que pagar ISR de acuerdo con los
Capítulos IV, VI y VII del Título IV de la LISR (artículo 81 de la
LISR).
Debe recordarse que en materia de adquisición de inmuebles
se debe pagar un impuesto que se establece en cada entidad,
por dicha adquisición. Sin embargo, en el caso del Distrito
Federal y en la mayoría de los Estados, se exime de este im-
puesto a las A.R.
2. No pagarán el ISR por los ingresos propios que obtengan
como consecuencia del desarrollo del objeto previsto en sus
estatutos, siempre que no sean distribuidos a sus integrantes.
Se consideran ingresos relacionados con el objeto previsto
en sus estatutos, los propios de la actividad religiosa, como
pueden ser, entre otros, las ofrendas, diezmos, primicias y do-
nativos recibidos de sus miembros congregantes, visitantes
y simpatizantes por cualquier concepto relacionado con el
desarrollo de sus actividades siempre que tales ingresos apli-
quen a los fines religiosos. También se consideran ingresos
propios los obtenidos por la enajenación de libros u objetos
de carácter religioso, que sin fines de lucro realice una Asocia-
ción Religiosa.

3. Los donativos que se hagan a una A.R. no son deducibles


para el donante, puesto que no cuenta con una autorización
para recibir donativos deducibles y será un ingreso por el que
158 EDICIONES FISCALES ISEF

no pague ISR la A.R. por tratarse de una persona moral no


contribuyente.

4. Los ingresos por concepto de venta de libros, publicaciones


y objetos de carácter religioso, que sin fines de lucro obtenga
una A.R., no pagarán ISR.
5. Tratándose de la entrega de premios a las A.R. están obliga-
das a calcular, retener y enterar el ISR correspondiente, en
términos del Título IV Capítulo VII de la Ley del ISR “De los
Ingresos por la Obtención de Premios”.

En el caso que las A.R. enajenen bienes distintos de su activo


fijo o presten servicios distintos a sus miembros o socios y
siempre que excedan del 5% de sus ingresos totales en el
ejercicio, deberán determinar el ISR en términos del penúltimo
párrafo del artículo 80 de la Ley del ISR.

Se puede concluir que los ingresos de una A.R. no pagan ISR


mientras no se distribuyan a sus integrantes y siempre que
se apliquen a los fines religiosos. Además le serán aplicables
las disposiciones del artículo 93 que establece los casos en
que los ingresos si pagarán ISR en el Título II y que ya hemos
comentado anteriormente en este Capítulo.

25.3. Ministros de Culto y demás Asociados

Siempre que dicho carácter de ministro sea conferido por la A.R.


y se notifique a la Secretaría de Gobernación, no pagarán ISR por
las cantidades que perciban de dichas asociaciones por concepto
de manutención hasta el equivalente a 3 veces el SMG elevada al
período que se paga la manutención, entendido de que dicho con-
cepto se encuentra establecido en los estatutos de las A.R. Por el
excedente pagarán el ISR conforme al régimen fiscal que hayan
considerado en sus estatutos, debiendo contar con el RFC, siendo
las A.R. quienes calculen, retengan y enteren el ISR.

También se considerarán como ministros de culto a quienes ejer-


zan en las A.R. como principal ocupación funciones de dirección,
representación u organización. Las A.R. deberán inscribir ante el
RFC a los ministros de culto y personas mencionadas en el párrafo
anterior.

Cuando el pago sea por concepto distinto al de manutención,


deberán cumplir con sus obligaciones fiscales en materia de regis-
tro ante el RFC, ISR, IVA, en su caso, de conformidad con las pro-
pias disposiciones fiscales, y no podrán hacer uso de la exención
de 3 SMG señalados.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 159

25.4. Obligaciones

25.4.1. Contabilidad electrónica

Llevar de manera electrónica, un registro analítico de todas sus


operaciones de ingresos y egresos, acompañando la documenta-
ción comprobatoria correspondiente que permita identificar cada
operación. Debiendo ingresar de forma mensual la obligación de
enviar dicha contabilidad a partir del 1o. de enero de 2016.

Las A.R. podrán optar por llevar su contabilidad a través del pro-
grama “Mis Cuentas”, en el entendido que no es necesario el envío
de la contabilidad, en términos de las reglas 2.8.1.5. y 2.8.1.7. de
la RMF 2017.

25.4.2. Expedición de CFDI

Por las operaciones que realicen expedirán CFDI y podrán ex-


pedir comprobantes según regla 2.7.1.24. de la RMF 2017 de ope-
raciones con el público en general expidiendo un CFDI global que
ampare los comprobantes expedidos.

Las A.R. expedirán los CFDI de forma diaria, semanal o mensual


con base en los comprobantes fiscales simplificados que expidan
como son comprobantes impresos en original y copia, impreso el
folio consecutivo, copia de los registros de auditoría de sus máqui-
nas registradoras, o comprobantes emitidos por equipos de opera-
ciones con el público en general que cumpla con requisitos de la
fracción III, de la regla 2.7.1.24.

En el caso de ofrendas, diezmos primicias y donativos que se


entreguen durante el culto público que no sea posible identificar al
otorgante o alcancías deberán reflejarse en el CFDI global.

El CFDI global que expidan deberá contar con los importes tota-
les de esas operaciones por el período que corresponda, utilizando
la clave genérica del RFC. En caso de que la A.R. realice actos o
actividades gravados para IVA en los CFDI globales se tendrá que
separar el impuesto que se traslada.

En el caso de transferencias entre diversas A.R. la entidad que


reciba el ingreso de dicha transferencia deberá elaborar un CFDI
por la cantidad recibida.

25.4.3. Constancias de retenciones o de pagos por servi-


cios recibidos

Deberán expedir CFDI por las remuneraciones que efectúen por


concepto de salarios y en general por la prestación de un servicio
personal subordinado así como por las retenciones que efectúen
en términos de las reglas 2.7.5.1. a 2.7.5.4. de la RMF 2017 por
concepto de nómina y otras retenciones.
160 EDICIONES FISCALES ISEF

25.4.4. Declaración anual informativa


Presentar a más tardar el 15 de febrero de 2017 declaración
anual informativa de los ingresos obtenidos y gastos efectuados en
el ejercicio inmediato anterior a través del programa DEM personas
morales.

25.4.5. Declaración informativa múltiple


Presentar a más tardar el 15 de febrero de 2017 la información de
sueldos, asimilados y retenciones del ISR e IVA durante 2016, ex-
cepto retenciones a asalariados utilizando el anexo 2 del programa
DIM, monto de los donativos otorgados, cuando dichas personas
cuenten con autorización de la SHCP para recibir donativos dedu-
cibles utilizando el anexo 3 del programa DIM.

25.4.6. Declaraciones de clientes y proveedores


En caso de que se encuentren obligados a informar las opera-
ciones del ejercicio inmediato anterior con clientes y proveedores
deberán presentar a más tardar el 15 de febrero de 2017 el formato
electrónico A-29 DIOT.

25.4.7. Entero de retenciones de ISR por sueldos


Enterar en forma mensual, a más tardar el día 17 del mes in-
mediato posterior las retenciones de ISR por salarios y asimilados,
así como calcular el impuesto anual de las personas que perciben
dichos pagos.

25.5. Facilidades Administrativas


25.5.1. Gastos menores
Podrán considerar como deducibles los gastos menores que no
excedan de 3,001.00 aun cuando no cuenten con el comprobante
fiscal, siempre que dichos gastos menores no excedan del 5% de
sus gastos totales correspondientes al ejercicio inmediato anterior,
sean erogados exclusivamente por los miembros de las asociacio-
nes y se encuentren relacionadas con la actividad religiosa.

25.5.2. A.R. en localidades con menos de 2,500 habitantes

Tratándose de A.R. con domicilio fiscal ubicado en localidades


con menos de 2,500 habitantes el cumplimiento de las obligacio-
nes de este oficio podrá analizarse por conducto de representante
común.

25.6. Impuesto al Valor Agregado


Estarán exentas de IVA las actividades que realicen las A.R. re-
lacionadas con los servicios propios de su actividad, así como la
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 161

enajenación de libros u objetos religiosos sin fines de lucro, asimis-


mo, no se causará IVA por transmisión de inmuebles destinados
únicamente a casa habitación considerándose las casas de forma-
ción, monasterios, conventos, seminarios, cas de retiro, casas de
gobierno, casas de oración, abadías y juniorados.

Se causará IVA por las donaciones que hagan a las A.R. cuando
las mismas se realicen por empresas. El CFDI que emita el donan-
te, deberá contener la clave genérica del RFC aún y cuando tenga
identificado a la A.R.

26. A.C. CON FINES DE REPRESENTACION O DE ADMINISTRA-


CION DE FONDOS

Es frecuente encontrar A.C. constituidas con fines de represen-


tación de sociedades mercantiles, de personas físicas con activida-
des empresariales o de otras personas físicas o morales a efecto
de que las representen ante terceros o administren recursos de los
socios.

Tal sería el caso de una A.C. que tenga por objeto la represen-
tación de los asociados ante las autoridades competentes y an-
te terceros en todos los aspectos relacionados con una actividad
particular, por ejemplo de industriales, comerciantes, transportistas,
exportadores, agricultores, ganaderos, etcétera.

Otro tipo de A.C. puede ser aquella cuyo objetivo sea administrar
fondos de los asociados para efectuar gastos comunes que deben
distribuirse proporcionalmente.

En estos casos, el artículo 79 de la LISR no incluye en forma


específica a este tipo de A.C. por lo cual deben tributar conforme al
Título II. Sin embargo, existen casos que sí se incluyen en el artículo
79, como es el de asociaciones de padres de familia (fracción XIV),
sociedades de autores (fracción XV) y asociaciones de colonos o
asociaciones de condóminos (fracción XVIII).

En nuestra opinión cuando no se encuentren las A.C. específica-


mente establecidas en el artículo 79 de la LISR, pero que se trate
de actividades afines a las señaladas en dicho artículo, es posible
solicitar ante las autoridades fiscales que se confirme que quedan
incluidas en el Título III. Tal sería el caso de una A.C. que tuvie-
ra como actividad la administración de fondos de asociados, cuyo
fundamento para quedar incluida en el Título III sería la fracción
XIII que se refiere a instituciones o sociedades civiles constituidas
únicamente con el objeto de administrar fondos. De no obtener la
confirmación se aplicaría la regla general (tributar en el Título II),
porque las excepciones (Título III) son de aplicación estricta.
162 EDICIONES FISCALES ISEF

27. A.C. COMO ADMINISTRADORAS DE INMUEBLES EN CON-


DOMINIO

La fracción XVIII del artículo 79 de la LISR establece que son


personas morales con fines no lucrativos y, por lo tanto, exentas de
ISR las asociaciones civiles que se dediquen exclusivamente a la
administración de un inmueble de propiedad en condominio y las
asociaciones de colonos.

27.1. Condóminos. Deducción para ISR de Gastos Comunes

El artículo 30 del RISR establece la opción para las personas


morales que sean contribuyentes del Título II de la Ley del ISR de
hacer deducibles los gastos comunes de los inmuebles que utilicen
para la realización de sus actividades, sujetos al régimen de pro-
piedad en condominio, siempre que se cumpla con los siguientes
requisitos:

I. Que los gastos de conservación y mantenimiento sean reali-


zados en nombre y representación de la asamblea general de
condóminos por un administrador que cuente con facultades,
otorgado por dicha asamblea.

II. Que el pago de las cuotas de conservación y mantenimiento


las realicen los condóminos en cuenta bancaria que haya cons-
tituido la asamblea general de condóminos.

III. Que los comprobantes de los gastos comunes de conserva-


ción y mantenimiento estén a nombre de la asamblea general de
condóminos o del administrador.

IV. Que el administrador recabe los comprobantes de los gastos


comunes con requisitos fiscales y entregue a cada condómino
constancia mensual en que especifique el detalle de los com-
probantes, el IVA y parte proporcional que corresponde a cada
condómino y copia de los comprobantes.

V. El administrador deberá expedir comprobante con requisitos


fiscales, por la contraprestación por sus servicios a nombre de la
asamblea general de condóminos.

VI. La documentación y registros contables se deberá conservar


por la asamblea de condóminos.

Aun cuando no existe regla expresa semejante para las personas


físicas que realicen actividades empresariales para hacer dedu-
cibles gastos comunes de inmuebles en condominio, opinamos
que es igualmente aplicable, con base, en lo que dispone el ar-
tículo 105 de la Ley del ISR.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 163

27.2. A.C. Administradora del Condominio para Efectos de


ISR

No existe disposición en el RISR sobre las obligaciones fiscales


de la A.C. administradora de inmuebles en condominio; sin embar-
go, por tratarse de una persona moral no contribuyente, no causará
ISR, pero debe cumplir con obligaciones fiscales como son las que
se han señalado anteriormente, para estas personas morales, es-
to es, inscribirse en el RFC, obtener comprobantes con requisitos
fiscales, retener impuestos cuando proceda, llevar registros conta-
bles, presentar declaraciones, etc. y no tendrá remanentes, ya que
distribuirá todos los gastos entre los condóminos.

27.3. A.C. como Administradora de Condominio para Efectos


del IVA

El artículo 20 del RIVA establece que los contribuyentes que rea-


licen actividades por las que se deba pagar el impuesto, en inmue-
bles en condominio, podrán acreditar el IVA en la parte proporcional
que les corresponda del impuesto trasladado en las operacio-
nes que aparecen los gastos comunes relativos al inmueble,
siempre que cumpla con requisitos, entre otros que los gastos de
conservación y mantenimiento sean realizados en nombre y repre-
sentación de la asamblea general de condóminos por un admi-
nistrador que cuente con facultades para actuar con ese carácter.
Que los comprobantes estén a nombre de la asamblea general de
condóminos o del administrador. Que los comprobantes reúnan re-
quisitos fiscales del artículo 29-A del CFF y entregue constancia
a cada condómino por períodos mensuales en que especifique la
parte proporcional que corresponde y copia de los comprobantes.

Si el administrador recibe contraprestación por sus servicios de-


berá expedir un CFDI a nombre de la asamblea general de condó-
minos.

De acuerdo con la anterior disposición, en el supuesto que el


administrador sea una A.C., se puede concluir que los comproban-
tes de conservación y mantenimiento deben estar a nombre de la
asamblea de condóminos o de la A.C. y la A.C. expedirá recibo por
sus servicios, los cuales sí causarán IVA.

27.4. Asociaciones de Colonos

Aun cuando la misma fracción XVIII del artículo 79 de la Ley del


ISR se refiere también a las asociaciones de colonos, no existen
reglas aplicables a la deducción de los gastos comunes, por lo que
únicamente debería observarse que la asociación expida el recibo
de pago de cuotas debidamente requisitado en favor del colono,
pero los gastos deberán considerarse como propios de la aso-
ciación.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 165

CAPITULO III

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO (IVA)

1. SUJETO DEL IMPUESTO

En los términos de la Ley del IVA, están obligados al pago del im-
puesto, las personas físicas y las morales que en territorio nacional
realicen los actos o actividades gravados.

Las S.C. o A.C. que lleven a cabo actividades gravadas por esta
ley, estarán sujetas al pago del IVA. Como se comentó en capítulos
anteriores, para efectos del ISR, se dividen claramente las S.C. o
A.C. que están gravadas y las exentas del impuesto, pero tratán-
dose del IVA no existe esa división, por lo cual dependerá de los
actos o actividades que realicen, para considerarse gravadas o en
su caso exentas, como más adelante se detalla.

2. OBJETO DEL IMPUESTO

Los actos o actividades gravadas por la ley son:

I. Enajenación de bienes.

II. Prestación de servicios independientes.

III. Otorgar el uso o goce temporal de bienes.

IV. Importación de bienes y servicios.

Por lo tanto, si la S.C. o A.C. realiza alguna de las actividades o


actos anteriores, estará sujeta al pago del impuesto, con las excep-
ciones que más adelante se comentan.

3. TASA DEL IMPUESTO

La tasa general del IVA es del 16% a partir del 1o. de enero de
2014 por derogarse el artículo 2 que establecía la tasa del 11%,
pero existe también la llamada tasa 0%.
166 EDICIONES FISCALES ISEF

4. PAGO DEL IMPUESTO

El impuesto se calculará aplicando a los valores (base gravable)


que señala la ley, la tasa del 0% o 16%, según el caso, trasladando
dicho impuesto en forma expresa y por separado a las personas
que adquieran los bienes, los usen o gocen temporalmente, o reci-
ban los servicios.

La S.C. o A.C. pagará en las oficinas autorizadas la diferencia


entre el impuesto a su cargo y el que le hubieren trasladado o el
que hubiese pagado en importación de bienes o servicios, siempre
que sean acreditables en los términos de esta ley.

5. RETENCION DEL IVA

El artículo 1-A de la Ley del IVA establece que los contribuyentes


(la S.C. o A.C.) están obligadas a efectuar la retención del IVA que
se les traslade por los servicios personales independientes o el uso
o goce de bienes, prestados u otorgados por personas físicas.

En el caso de las S.C. o A.C. es común que paguen a personas


físicas honorarios o rentas de bienes, por lo cual si lo hacen de
manera regular, dos o más en el mes, según el artículo 75 del RIVA
y la fracción VI del artículo 32 de la Ley del IVA, presentarán aviso a
las autoridades fiscales dentro de los 30 días siguientes a la primera
retención.

La retención del IVA será de las dos terceras partes del IVA que
se les traslade según el artículo 3 del RIVA.

El IVA retenido se acreditará en la declaración de pago provisio-


nal siguiente al entero de la retención.

6. MOMENTO DE CAUSACION DEL IVA EN PRESTACION DE


SERVICIOS INDEPENDIENTES

El artículo 17 de la Ley del IVA establece que en la prestación de


servicios se tendrá la obligación de pagar el impuesto en el momen-
to en que se cobren efectivamente las contraprestaciones y sobre el
monto de cada una de ellas.

Para determinar “el momento en que se cobren efectivamente”


nos debemos remitir al artículo 1-B de la Ley del IVA, que establece
que se consideran efectivamente cobradas las contraprestaciones
cuando se reciban en efectivo, en bienes o en servicios, aun cuan-
do las contraprestaciones correspondan a anticipos, depósitos o
cualquier otro concepto sin importar el nombre con el que se les
designe o bien cuando el interés del acreedor queda satisfecho
mediante cualquier forma de extinción de las obligaciones que den
lugar a las contraprestaciones.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 167

También señala esta disposición que cuando se pague con


cheque se considera que el valor de la operación, así como el IVA
trasladado, fueron efectivamente pagados en la fecha de cobro del
mismo.

7. ACREDITAMIENTO DEL IVA CUANDO SEA EFECTIVAMENTE


PAGADO

La fracción III del artículo 5 de la Ley del IVA establece que para
que el IVA sea acreditable el IVA trasladado a los contribuyentes
debe ser efectivamente pagado.

Los contribuyentes deberán comprobar que el IVA trasladado se


pagó efectivamente en el mes de que se trate para que sea acre-
ditable.

8. REQUISITOS DEL ACREDITAMIENTO DEL IVA

El artículo 5 de la Ley del IVA establece los siguientes requisitos:

I. Que corresponda a bienes, servicios o al uso o goce tempo-


ral de bienes, estrictamente indispensables para la realización
de actividades distintas de la importación, por las que se deba
pagar el IVA o a las que se les aplique la tasa de 0%. Estricta-
mente indispensable son las erogaciones deducibles para ISR
aún cuando no se esté obligado al pago de este último impuesto.

V. Cuando se este obligado al pago del IVA, o se aplique la tasa


del 0%, por una parte de las actividades, se estará a lo siguiente:

a) Acreditamiento Total

Cuando el IVA trasladado o pagado en la importación, corres-


ponda a erogaciones por la adquisición de bienes distintos de las
inversiones, de servicios, o por el uso o goce temporal de bienes,
que se utilicen exclusivamente para realizar actividades gravadas,
será acreditable en su totalidad.

b) IVA no Acreditable

Igual que el punto a) pero las erogaciones se utilizarán exclusiva-


mente para realizar actividades exentas, el IVA no será acreditable.

c) Acreditamiento Proporcional

Cuando se utilicen bienes distintos de las inversiones, indistin-


tamente para actividades gravadas o para actividades exentas, el
acreditamiento del IVA procederá únicamente en la proporción en
que las actividades gravadas representen del total de actividades
del mes.
168 EDICIONES FISCALES ISEF

d) Acreditamiento de Inversiones

Tratándose de inversiones a que se refiere la Ley del ISR, el IVA


será acreditable considerando el destino habitual que tengan para
actividades gravadas o para actividades exentas. Debiendo efec-
tuar el ajuste cuando se altere el destino habitual. Para ello proce-
derá como sigue:

1. Acreditamiento total

Cuando se trate de inversiones que se destinen en forma exclu-


siva para realizar actividades gravadas el IVA será acreditable en su
totalidad.

2. IVA no acreditable

Cuando se trate de inversiones que se destinen en forma exclusi-


va para realizar actividades exentas el IVA no será acreditable.

3. Acreditamiento proporcional

Cuando se utilicen las inversiones indistintamente para realizar


actividades gravadas o actividades exentas, el IVA será acreditable
en la proporción en que las actividades gravadas representen del
total de actividades del mes.

El acreditamiento de las inversiones en los términos anteriores


deberá aplicarse por todas las inversiones que adquieran o impor-
ten en un período de cuando menos sesenta meses a partir del mes
del acreditamiento.

Los contribuyentes que apliquen el artículo 5-B, que se refiere a


la opción de aplicar la proporción del año anterior no aplicarán la
proporción mensual.

Cambio del destino de la inversión

Cuando las inversiones del número 1 (actividades gravadas) o


del número 2 (actividades exentas) dejen de destinarse en forma
exclusiva para dichas actividades deben aplicar el ajuste a que se
refiere el artículo 4-A.

Aplicando este requisito de las inversiones a las S.C. o A.C., re-


sulta muy importante identificar el destino de las mismas, tomando
en cuenta que se presenta el caso de realizar actividades gravadas
y exentas.

Supongamos una S.C. o A.C. del Título III del ISR, por ejemplo
una institución educativa, con autorización para recibir donativos
deducibles, que su principal actividad es la enseñanza y que la mis-
ma esté exenta del IVA, pero que también realice actividades gra-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 169

vadas por IVA, como pueden ser cursos que estén gravados con
IVA. En este supuesto, se debe identificar la inversión, por ejemplo
equipo de oficina, construcciones, equipo de transporte, si sería
para actividad gravada o exenta o para ambas, caso en el cual se
debe proceder como se mencionó en líneas atrás, o con la opción
que se comenta a continuación.

9. AJUSTE AL ACREDITAMIENTO DE INVERSIONES (ARTICU-


LO 5-A)

Cuando se hayan realizado inversiones y se utilicen indistinta-


mente para actividades gravadas o para actividades exentas y en
los meses posteriores al mes en que se efectúo el acreditamiento,
se modifique en más de un 3% la proporción del acreditamiento
deberá ajustarse como sigue:

1. Reintegrar acreditamiento

Cuando disminuya la proporción del valor de las actividades gra-


vadas respecto del total de actividades, se deberá ajustar el acredi-
tamiento como sigue:
IVA trasladado % máximo de % proporción
o pagado en depreciación
la importación de × por ejercicio en mes del
acreditamiento
la inversión según Ley ISR
12
Menos:
IVA trasladado % máximo de % proporción
o pagado en × depreciación en mes del
la importación de por ejercicio ajuste
la inversión según Ley ISR
12
Igual:

IVA que deberá reintegrarse actualizado

2. Incrementar el IVA acreditable

Cuando aumente la proporción del valor de las actividades gra-


vadas respecto del total de actividades, se deberá ajustar el acredi-
tamiento como sigue:
170 EDICIONES FISCALES ISEF

IVA trasladado % máximo de % proporción


o pagado en la × depreciación por en mes del
importación de la ejercicio según ajuste
inversión Ley ISR
12
Menos:
IVA trasladado % máximo de % proporción
o pagado en la × depreciación por en mes del
importación de la ejercicio según acreditamiento
inversión Ley ISR
12
Igual:
IVA que podrá acreditarse actualizado

El procedimiento anterior se aplicará por el número de meses en


el período en que para efectos de la Ley del ISR se hubiera dedu-
cido la inversión, en los por cientos máximos y a partir en que se
realizó el acreditamiento.

Se tiene la opción de cambiar la proporción del IVA acreditable


en las actividades gravadas en el año de calendario anterior confor-
me al artículo 22-A del Reglamento de la Ley del IVA.

10. PROPORCION DEL IVA ACREDITABLE DEL AÑO DE CA-


LENDARIO INMEDIATO ANTERIOR (ARTICULO 5-B)

En lugar de aplicar la proporción mensual se podrá acreditar el


IVA que les haya sido trasladado o el pagado en importación, apli-
cando la proporción que las actividades gravadas representen del
total de las actividades correspondientes al ejercicio inmediato an-
terior al mes por el que se calcula el impuesto.

Esta opción será aplicable por todas las erogaciones en un pe-


ríodo de sesenta meses a partir del mes en que se haya realizado el
acreditamiento en los términos de este artículo.

Respecto de las inversiones cuyo acreditamiento se haya rea-


lizado conforme al artículo 5-B, proporción del año de calendario
inmediato anterior, no les será aplicable el acreditamiento en la pro-
porción mensual y por lo tanto no efectuaran el ajuste del artículo
5-A.
A partir del 1o. de enero de 2017 se adicionan un tercer y cuarto
párrafos al artículo 5-B de la Ley del IVA, que como mencionamos
anteriormente es una opción para aplicar el acreditamiento propor-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 171

cional cuando se realizan actividades gravadas y exentas, de hacer-


lo con base en la proporción del ejercicio inmediato anterior.

Los párrafos que se adicionan establecen que durante el año


de inicio de actividades por el que se debe pagar el impuesto y en
el siguiente, la proporción aplicable en cada uno de los meses de
dichos años se aplicará considerando los valores mencionados de
actividades gravadas y exentas correspondientes al período com-
prendido desde el mes en que se iniciaron las actividades y hasta
el mes por el que se calcula el impuesto.

A partir del 1o. de enero de 2017, tratándose de inversiones, el


impuesto acreditable se calculará tomando en cuenta la proporción
del período mencionado en el párrafo anterior y deberá efectuarse
un ajuste en el doceavo mes, contando a partir del mes inmediato
posterior a aquél en el que el contribuyente inició actividades de
conformidad con reglas que emita el SAT.

Para ello se deberá considerar la proporción correspondiente


al período de los primeros doce meses de actividades del contri-
buyente, misma que se comparará con la proporción inicialmente
aplicada al impuesto trasladado o pagado en la importación reali-
zada. En caso de existir modificaciones en más de un 3% se deberá
ajustar dicho acreditamiento en la forma siguiente:

I. Cuando disminuya la proporción del valor de las actividades


gravadas respecto del total de actividades, se deberá reinte-
grar el acreditamiento, actualizado conforme al artículo 17-A
del CFF, desde el mes en que se realizó el acreditamiento y
hasta el mes en que se haga el reintegro.

II. Cuando aumente la proporción de las actividades gravadas


respecto del valor de las actividades totales, se podrá incre-
mentar el acreditamiento realizado actualizado desde el mes
en que se realizó el acreditamiento y hasta el doceavo mes,
contando a partir en el que se iniciaron actividades.

El reintegro o el incremento del acreditamiento según las frac-


ciones I o II anteriores, deberá realizarse en el mes en que deban
efectuarse el ajuste al acreditamiento, de conformidad con reglas
que emita el SAT.

Como se podrá apreciar el procedimiento descrito es laborioso,


por lo que se sugiere que las A.C. o S.C. que por sus actividades
pueden evitar actividades gravadas y exentas es más recomen-
dable, en caso que no se puedan evitar, evaluar las dos opciones
generales, la del artículo 5-A de la ley del IVA, acreditamiento con
base a la proporción de cada mes o la del 5-B acreditamiento con
base a la proporción del ejercicio inmediato anterior, considerando
el monto de las inversiones por las que se pueda acreditar el IVA.
172 EDICIONES FISCALES ISEF

11. PROPORCION DEL IVA ACREDITABLE (ARTICULO 5-C)

La proporción se calculará como sigue:


Valor de las actividades
gravadas del mes o del año
Proporción del IVA acreditable de calendario inmediato
mensual o del año anterior
de calendario inmediato =
Valor total de las actividades
anterior incluyendo las que no sean
objeto del IVA del mes
o del año de calendario
inmediato anterior

Para calcular la anterior proporción no se deberán incluir los con-


ceptos siguientes:

• Importaciones de bienes o servicios

• Enajenaciones de activos fijos y cargos y gastos diferidos

• Dividendos percibidos

• Enajenaciones de acciones o partes sociales

• Enajenaciones de moneda nacional

• Intereses percibidos

• Enajenaciones a través de arrendamiento financiero

• Enajenaciones de bienes adquiridos por dación en pago

• Operaciones financieras derivadas

12. REQUISITOS ADICIONALES

El artículo 5 de la Ley del IVA establece los siguientes requisitos


adicionales:

II. TRASLADO EXPRESO DEL IVA

Que el IVA haya sido trasladado expresamente al contribuyen-


te y conste por separado en los comprobantes fiscales según
artículo 32 fracción III de la Ley del IVA.
Subcontratación Laboral

Por reforma a esta fracción a partir del 1o. de enero de 2017


se establece que cuando se trate de subcontratación labo-
ral en términos de la Ley Federal del Trabajo, el contratante
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 173

deberá obtener del contratista copia simple de la declaración


correspondiente y del acuse de recibo de pago del impuesto,
así como de la información al SAT sobre el pago de dicho im-
puesto.

El contratista estará obligado a proporcionar al contratante co-


pia de la documentación mencionada que será entregada en
el mes en el que el contratista haya efectuado el pago.

III. EFECTIVAMENTE PAGADO

Que el IVA trasladado haya sido efectivamente pagado en el


mes de que se trate.

IV. ENTERAR IVA RETENIDO

Que tratándose del IVA trasladado que se hubiere retenido, di-


cha retención se entere en los términos y plazos establecidos
en la Ley. El IVA retenido y enterado podrá acreditarse en la
declaración de pago mensual siguiente a la declaración en
la que se haya efectuado el entero de la retención.

VI. PERIODOS PREOPERATIVOS

Se adiciona esta fracción al artículo 5 a partir del 1o. de enero


de 2017 sobre los gastos e inversiones en períodos preope-
rativos; el IVA trasladado y el pagado en la importación que
corresponda a las actividades gravadas, será acreditable con-
forme a las opciones que a continuación se mencionan:

a) Realizar el acreditamiento en la declaración correspondiente


al primer mes en el que el contribuyente realice las actividades
mencionadas, consideramos que cuando obtenga ingresos
gravados efectivamente cobrados.

El contribuyente podrá actualizar el IVA que proceda acredi-


tar, desde el mes en el que se le haya trasladado y hasta el
mes en el que presente la declaración de conformidad con el
artículo 17-A del CFF.

b) Solicitar devolución del IVA en el mes siguiente a aquél en el


que se realicen los gastos e inversiones, conforme a la esti-
mativa de la proporción en que se destinarán a actividades
gravadas.

Para ejercer esta opción se deberá presentar a la autoridad


fiscal, conjuntamente con la primera solicitud de devolución
una serie de información como estimación de los gastos e
inversiones que se realizarán en el período preoperativo, do-
cumentación como títulos de propiedad, contratos, autoriza-
ciones, licencias, permisos, para acreditar que se llevarán a
174 EDICIONES FISCALES ISEF

cabo las actividades, además mecanismos de financiamiento,


fecha estimada para realizar las actividades, etc., de conformi-
dad con reglas del SAT. (ver regla 2.3.18. de la RMF 2017)
Al ejercer cualquiera de las 2 opciones se deberá calcular en
el doceavo mes posterior al inicio actividades, la proporción
del valor de las actividades gravadas represente del total de
actividades y compararla con la que aplicó para el acredita-
miento y en su caso que se modifique en más de un 3% se
deberá ajustar dicho acreditamiento.

Por lo expuesto, consideramos que la opción a) o b) será con-


veniente de acuerdo con los montos que representen los gas-
tos e inversiones en períodos preoperativos, ya que sólo en
montos importantes se sugeriría la opción b), porque implica
una solicitud de devolución con la presentación de exceso de
información y el tiempo para su recuperación.

El período preoperativo tendrá una duración máxima de un


año. Por disposiciones transitorias de la reforma a la Ley del
IVA para 2017, se aclara que a los gastos e inversiones realiza-
dos hasta el 31 de diciembre de 2016 en período preoperativo
se aplicarán las disposiciones vigentes hasta esa fecha.

13. PAGOS MENSUALES DEL IVA

El artículo 5-D de la Ley del IVA establece que el impuesto se


calculará por cada mes de calendario, salvo los casos señalados
en los artículos 5-E, 5-F y 33 de esta Ley, que se refiere a las per-
sonas físicas que aplican el régimen de incorporación fiscal, a las
que permitan el uso o goce temporal de inmuebles y a los actos
accidentales.

El pago del impuesto se efectuará mediante declaración que pre-


sentarán los contribuyentes en las oficinas autorizadas a más tardar
el día 17 del mes siguiente al que corresponda el pago.

Con base en esta disposición el IVA se calculará por cada mes


de calendario y será pago definitivo.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 175

14. CALCULO Y MONTO DEL PAGO MENSUAL DE LAS A.C. O


S.C.
A) IVA CAUSADO
IVA que corresponda al total de activida-
des realizadas efectivamente cobradas en
el mes, excepto por importación de bienes
tangibles $
Menos:
B) IVA RETENIDO
$
C) IVA ACREDITABLE EFECTIVAMENTE
PAGADO $
Igual a:
IVA A CARGO
(Si A es mayor que B y C) $
IVA A FAVOR
(Si B y C son mayor que A)
$

15. OPERACIONES GRAVADAS PARA S.C. O A.C.

Como se mencionó, si una S.C. o A.C., bien sea del Título II o del
Título III de la Ley del ISR, realiza actos o actividades que grava la
Ley del IVA, estarán sujetas al pago del impuesto en los términos
que se ha señalado anteriormente.

Así por ejemplo, si una S.C. o A.C. enajena bienes, presta servi-
cios independientes, u otorga el uso o goce temporal de bienes, o
realiza importaciones de bienes o servicios, estaría sujeta al pago
del IVA. Las operaciones que normalmente llevan a cabo S.C. o
A.C., es la prestación de servicios independientes, por lo que a con-
tinuación con más detalle comentamos el régimen fiscal en materia
del IVA para este tipo de servicios.

16. PRESTACION DE SERVICIOS INDEPENDIENTES

Para efectos de la Ley del IVA, se consideran prestación de ser-


vicios independientes los siguientes:

I. La prestación de obligaciones de hacer que realiza una per-


sona a favor de otra, cualquiera que sea el acto que le dé
origen y el nombre o clasificación que a dicho acto le den
otras leyes.

II. El transporte de personas o bienes.

III. El seguro, el afianzamiento, y el reafianzamiento.


176 EDICIONES FISCALES ISEF

IV. El mandato, la comisión, la mediación, la agencia, la repre-


sentación, la correduría, la consignación y la distribución.

V. La asistencia técnica y la transferencia de tecnología.

VI. Toda otra obligación de dar, de no hacer o de permitir, asu-


mida por una persona en beneficio de otra, siempre que no
esté considerada por esta ley como enajenación o uso o go-
ce temporal de bienes.

Según la relación anterior, es claro que existe algún tipo de ser-


vicios que son de carácter mercantil que no podrían ser realizados
por una S.C. o A.C. salvo de manera irregular o como acto acciden-
tal de comercio; sin embargo, esta disposición es tan amplia que al
mencionarnos que está gravada la prestación de obligaciones de
dar, de no hacer o de permitir, prácticamente abarcaría todo tipo
de operaciones con esta consideración.

17. CONCEPTO DE PRESTACION DE SERVICIOS INDEPEN-


DIENTES

La Ley del IVA en su artículo 14, establece que se entenderá


que la prestación de servicios independientes tiene la característica
de personal, cuando se trate de las actividades señaladas anterior-
mente, que no tengan la naturaleza de actividad empresarial, caso
en el cual precisamente se incorporarían las S.C. o A.C.

Se hace la aclaración en la misma disposición, que no se con-


sidera prestación de servicios independientes la que se realiza de
manera subordinada mediante el pago de una remuneración, ni los
servicios por los que se perciban ingresos de la Ley del ISR que se
asimilen a dicha remuneración (honorarios asimilados a sueldos,
por ejemplo).

18. SERVICIOS EXENTOS

El artículo 15 de la Ley del IVA, relaciona los servicios que se


encuentran exentos; sin embargo, para efectos de este libro única-
mente nos vamos a referir a los que normalmente realiza una S.C.
o A.C.

19. SERVICIOS DE ENSEÑANZA

Estarán exentos los servicios de enseñanza que preste la Fede-


ración, el Distrito Federal, los Estados, los Municipios y sus organis-
mos descentralizados, y los establecimientos de particulares que
tengan autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios,
en los términos de la Ley General de Educación, así como los ser-
vicios educativos de nivel preescolar.

En esta exención se encuentran los servicios de enseñanza, pero


cumpliendo con el requisito de la autorización o reconocimiento de
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 177

validez oficial de estudios por parte de la SEP por lo cual, si no se


cuenta con estos requisitos y se prestan servicios de enseñanza,
éstos se encontrarían gravados.

Tal sería el caso de instituciones de enseñanza que no cuentan


con estos requisitos, como pueden ser institutos de capacitación,
escuelas de idiomas, escuelas de educación deportiva, danza, bai-
le, etc., que a pesar de que presten servicios de enseñanza, estarían
gravados por la Ley del IVA, ya que no cumplen con los requisitos
para obtener la exención.

Otra aclaración importante es que independientemente de que la


escuela se encuentre exenta del IVA, esto no quiere decir que todos
aquellos actos o actividades que realicen se encontrarán exentas
de este impuesto; tal sería el caso, por ejemplo, si la escuela ena-
jenara uniformes, materiales escolares, y otro tipo de bienes, o que
también, otorgara el uso o goce temporal de inmuebles, arrenda-
mientos de locales que siendo de su propiedad, rentara a terceros
para fines de carácter comercial, ya que los de habitación se en-
cuentran exentos.

Cuando se realicen actividades gravadas y exentas, se deberá


proceder a identificar y registrar en la contabilidad las actividades
gravadas y las actividades exentas, ya que el impuesto acreditable,
deberá identificarse con cada actividad para que proceda el acredi-
tamiento y determinar el impuesto a su cargo. Como se establece
en la LISR, cuando no se esté obligado al pago del impuesto, el
IVA que sea trasladado a dicha persona deberá considerarse como
un gasto deducible, ya que no se permitirá el acreditamiento. Si
suponemos el caso de una escuela que se encuentra exenta del
IVA por cumplir con los requisitos señalados, y adquiriera artículos
gravados, como pudiera ser equipo de trabajo escolar, escritorios,
sillas, etc., estas actividades se encuentran gravadas, por lo cual al
adquirirlas le trasladarán el impuesto y estará obligada a su pago.
Este impuesto que fue trasladado no lo podrá acreditar la escuela
por encontrarse exenta; por lo tanto, formará parte de sus gastos.
Otro aspecto que debe tomarse en cuenta en el caso de los su-
jetos exentos, es que a pesar de que no vayan a acreditar el IVA, la
LISR establece que deben cumplir con requisitos fiscales cuando
hagan erogaciones y por lo tanto deberán solicitar que el compro-
bante reúna requisitos fiscales y el IVA se traslade en forma expresa
y por separado.
20. SERVICIOS GRATUITOS
Se encuentran también exentos del IVA los servicios prestados
en forma gratuita, excepto cuando los beneficiarios sean los miem-
bros, socios o asociados de la persona moral que preste el servicio.
Si partimos del supuesto de que una S.C. o A.C., prestara ser-
vicios gratuitos, éstos estarían exentos del impuesto, ya que no se
178 EDICIONES FISCALES ISEF

tendría base gravable sobre la que se pueda calcular el IVA; sin


embargo, la ley aclara que no se aplicará esta exención cuando los
beneficiarios de los servicios gratuitos sean socios o asociados de
la S.C. o A.C. que presta el servicio.
21. SERVICIOS PROPORCIONADOS A MIEMBROS DE UNA
S.C. O A.C.
Se encuentran también exentos del IVA los servicios proporcio-
nados a sus miembros como contraprestación normal por sus cuo-
tas y siempre que los servicios que presten sean únicamente los
relativos a los fines que le sean propios, tratándose de:
a) Partidos, asociaciones, coaliciones y frentes políticos legal-
mente reconocidos.
b) Sindicatos obreros y organismos que lo agrupan.
c) Cámaras de comercio, industria, agrupaciones agrícolas, ga-
naderas o pesqueras, así como organismos que las reúnan.
d) Asociaciones patronales y colegios de profesionales.
e) Asociaciones o sociedades civiles organizadas con fines cien-
tíficos, políticos, religiosos y culturales, a excepción de aque-
llas que proporcionan servicios con instalaciones deportivas
cuando el valor de éstas representan más del 25% del total de
las instalaciones.
En este caso se encuentran gran cantidad de S.C. o A.C. que
prestan servicios exentos del IVA. Pero para tener la exención, se
deberá estar en los supuestos señalados por la ley, ya que en oca-
siones existe la creencia que cualquier S.C. o A.C. se encuentra
exenta del IVA.

Por ejemplo, si se trata de alguna S.C. o A.C. organizada con


fines políticos, religiosos o culturales, éstas estarán exentas del IVA,
siempre y cuando se trate de servicios que se proporcionen a sus
miembros como contraprestación por la cuota que pagan, por lo
cual si dichas sociedades prestarán otro servicio y éste fuera cu-
bierto por los socios pero no como contraprestación de la cuota
que paguen, se encontrarían gravados por el IVA. Por ejemplo,
supongamos algún partido político, agrupación religiosa o cultural,
que llevara a cabo algún evento de tipo social, de capacitación y
que cobrara por este servicio, independientemente de la cuota de
los miembros, dicho servicio se encontraría gravado por el IVA, por-
que no se colocó en los supuestos que señala la ley.

Otro caso que podríamos señalar sería el de asociaciones pa-


tronales o colegios de profesionales, que si bien prestan servicios
a sus miembros como contraprestación a su cuota, también llevan
a cabo una serie de actividades que son cobradas bien sea a sus
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 179

miembros o a terceras personas, caso en el cual se encontrarían


gravados por la Ley del IVA.

Otro ejemplo sería el de las cámaras de comercio e industria,


que si bien también cobran una cuota a sus socios, llevan a cabo en
ocasiones actividades que no son cubiertas por dicha cuota, y que
son cobradas también a los socios o a terceras personas, como
pueden ser el caso de cursos de capacitación u otras actividades
como arrendamiento de inmuebles para fines comerciales, etc., ca-
so en el cual a pesar de que se trate de este tipo de instituciones,
deberán causar el IVA, ya que como lo hemos reiterado, no se en-
contrarían en los supuestos que marca la ley.

Serían innumerables los ejemplos que podríamos citar, por lo


cual tratándose de S.C. o A.C., se debe de analizar con cuidado
el acto o actividad que está realizando, para determinar si se en-
cuentra exento o gravado, ya que como se mencionó, los servicios
exentos únicamente son los servicios que se prestan a cambio del
pago de una cuota, y todos los demás se encontrarían gravados,
salvo los casos que se han señalado anteriormente.

22. BASE DEL IMPUESTO

Para calcular el IVA tratándose de prestación de servicios, se


considerará como valor el total de la contraprestación pactada, así
como las cantidades que además se carguen o se cobren a quien
reciba el servicio, como son impuestos, derechos, gastos de toda
clase, reembolsos, intereses nominales o moratorios, penas con-
vencionales y cualquier otro concepto.

Lo anterior significa, que si el precio o contraprestación que se


cobre por prestación de un servicio personal independiente incluye
además otros cargos como los que se mencionan, se deberá pagar
el IVA sobre el total de ellos y no únicamente sobre los honorarios.

23. PAGOS DE SOCIOS PARA CUBRIR PERDIDAS TRATANDO-


SE DE S.C.

Tratándose de S.C. que presten servicios preponderantemente a


sus miembros, socios o asociados, los pagos que éstos efectúen,
incluyendo aportaciones al capital para absorber pérdidas, se con-
siderarán como valor para efectos del cálculo del impuesto, según
lo dispuesto en el penúltimo párrafo del artículo 18 de la Ley del IVA.

24. SALDOS A FAVOR

El artículo 6 de la Ley del IVA establece que cuando en la decla-


ración de pago resulte saldo a favor, el contribuyente podrá acre-
ditarlo contra el impuesto a su cargo que le corresponda en los
meses siguientes hasta agotarlo, solicitar su devolución o llevar a
cabo su compensación contra otros impuestos en los términos del
180 EDICIONES FISCALES ISEF

artículo 23 del Código Fiscal de la Federación. Cuando solicite la


devolución deberá ser sobre el total del saldo a favor. En el caso de
que se realice la compensación y resulte un remanente del saldo
a favor, el contribuyente podrá solicitar su devolución, siempre que
sea sobre el total de dicho remanente. Los saldos cuya devolución
se solicite o sean objeto de compensación, no podrán acreditarse
en declaraciones posteriores.

De esta disposición se desprende que cuando resulten saldos


a favor en las declaraciones mensuales del IVA se tendrán tres op-
ciones:

1. Acreditamiento

2. Devolución

3. Compensación

A continuación analizamos cada una de estas figuras para recu-


perar saldos a favor:

24.1. Acreditamiento de Saldos a Favor del IVA en Pagos


Mensuales

Al establecer el artículo 5-D de la Ley del IVA que el impuesto se


calculará por cada mes de calendario, se trata de un pago definitivo
y consecuentemente el saldo a favor que resulte en la declaración
mensual también será definitivo, el cual como establece el artículo
6 se podrá acreditar contra el impuesto a cargo que le corresponda
en los meses siguientes hasta agotarlo.

La decisión de optar por el acreditamiento se debe evaluar ya


que si el plazo para acreditar en declaraciones de los meses si-
guientes resulta largo, considerando que en los meses siguientes
resulte IVA a favor, quizá la opción sea la devolución.

El procedimiento de acreditamiento de saldos a favor en declara-


ciones mensuales cambió a partir del 1o. de enero de 2003, ya que
el saldo a favor de un mes no podrá incrementar el saldo a favor de
otro mes, sino que mientras no se agote seguirá siendo de dicho
mes.

La Ley del IVA no aclara el plazo que tendremos para acreditar


el saldo a favor, por lo que supletoriamente aplicando el CFF, en su
artículo 22, se tendrá el plazo de cinco años en el que prescribe la
obligación de devolver saldo a favor.

AI no existir plazos para efectuar el acreditamiento, ya no importa


que pase de un año de calendario a otro, por lo que se debe llevar
el control del saldo favor de cada mes, para determinar lo que se
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 181

vaya acreditando contra el impuesto a cargo de las declaraciones


de los meses siguientes.

Para ilustrar lo anterior presentamos el siguiente ejemplo:

DICIEMBRE 2016
IVA CAUSADO $ 10,000.00
Menos:
IVA ACREDITABLE $ 30,000.00
IVA A FAVOR (1) (20,000.00)
ENERO 2017
IVA CAUSADO $ 15,000.00
Menos:
IVA ACREDITABLE 10,000.00
IVA A CARGO 5,000.00
Menos:
Acreditamiento IVA
A favor de Diciembre 2016 (1) 5,000.00
IVA A PAGAR 0.00

(1) El IVA a favor por acreditar a partir de febrero de 2017 será de


$ 15,000.00 y si queda remanente se aplicará en meses siguientes
hasta agotarlo.

24.1.1. Impedimento para acreditar

El segundo párrafo del artículo 6 de la Ley del IVA establece que


los saldos cuya devolución se solicite no podrá acreditarse en de-
claraciones posteriores.

24.1.2. Compensación del saldo a favor del IVA contra el IVA


a cargo de meses anteriores por declaraciones com-
plementarias

El artículo 23 del reglamento del IVA establece que cuando se


presenten declaraciones complementarias en virtud de las cuales
resulten saldos a favor o se incrementen los que habían sido de-
clarados, se podrá optar por solicitar su devolución, llevar a cabo
su compensación o continuar el acreditamiento en la siguiente de-
claración de pago al día en que se presente la declaración comple-
mentaria.
182 EDICIONES FISCALES ISEF

24.2. Devolución de Saldos a Favor del IVA en Declaraciones


Mensuales
El artículo 6 de la Ley del IVA nos permite esta opción de recu-
perar el saldo a favor que resulte en las declaraciones de pagos
mensuales, siempre que sea sobre el total del saldo a favor.
No existe en la Ley del IVA un plazo para solicitar la devolución
del saldo a favor por lo que aplicando supletoriamente el artículo
22 del CFF se establece que la obligación de devolver prescribe en
los mismos términos y condiciones que el crédito fiscal, esto es,
en cinco años.
Como mencionamos en el acreditamiento se debe evaluar la de-
cisión de tomar la opción de la devolución, en virtud de que debe
ser sobre el total, esto es, no se puede acreditar una parte y otra
solicitar devolución. Además, los plazos de devolución, como co-
mentamos más adelante, resultan largos, por lo que puede presen-
tarse el caso que tengamos una solicitud de devolución pendiente
y saldos en los meses siguientes a cargo que tendremos que pagar,
por lo que quizá la mejor opción sería el acreditamiento.
24.3. Solicitud de Devolución de Saldos a Favor
El artículo 22 del Código Fiscal de la Federación establece que
las autoridades fiscales están obligadas a devolver las cantidades
pagadas indebidamente y las que procedan de conformidad con
las leyes fiscales.
24.4. Plazo para Efectuar la Devolución
El artículo 22 del CFF establece que cuando se solicite la devo-
lución, ésta deberá efectuarse dentro del plazo de cuarenta días
siguientes a la fecha en que se presentó la solicitud con todos los
datos, incluyendo los datos de la institución financiera y el número
de cuenta para transferencia electrónica.
El plazo anterior puede interrumpirse cuando las autoridades fis-
cales, para verificar la procedencia de la devolución requieran en
un plazo no mayor de 20 días posteriores a la presentación de la
solicitud informes o documentos adicionales que el contribuyente
cumplirá en un plazo de 20 días. La autoridad fiscal podrá efec-
tuar un nuevo requerimiento de información dentro de los 10 días
siguientes a la fecha en que se haya cumplido el primer requeri-
miento y el contribuyente contará con un plazo de 10 días para su
cumplimiento.
24.5. Opciones para Solicitar la Devolución de Saldos a Favor
del IVA

En la regla 2.3.4. de la RMF 2016, establece que los contribu-


yentes del IVA solicitarán la devolución del saldo a favor del IVA,
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 183

utilizando el FED (Formato Electrónico de Devolución) disponible


en la página de Internet del SAT acompañando los anexos 7 y 7-A.
Tratándose de contribuyentes que sean competencia de la Admi-
nistración General de Grandes Contribuyentes, que tengan saldos
a favor de IVA deberán presentar utilizando el FED de la página de
Internet del SAT, con los archivos de los anexos 7, 7-A y 7-B.
Para los efectos de esta regla, los contribuyentes deberán tener
presentada con anterioridad a la fecha de la presentación de la soli-
citud de devolución, la declaración informativa de operaciones con
terceros (DIOT) correspondiente al período por el cual solicitan la
devolución.
24.6. Devolución de Impuestos Indirectos a la Persona que
Pagó el Impuesto Trasladado
El IVA es un impuesto indirecto y el artículo 22 del CFF estable-
ce que tratándose de estos impuestos, la devolución por pago de
lo indebido se efectuará a las personas que hubieran pagado el
impuesto trasladado a quien lo causó, siempre que no lo hayan
acreditado; por lo tanto, quien trasladó el impuesto, ya sea en forma
expresa y por separado o incluido en el precio, no tendrá derecho
a solicitar su devolución.
24.7. Negativa de la Devolución
Las autoridades fiscales podrán devolver una cantidad menor a
la solicitada, en este caso se considerará negada por la parte que
no sea devuelta. Si las autoridades fiscales devuelven la solicitud
de devolución se considerará que ésta fue negada en su totalidad.
Las autoridades fiscales deberán fundar y motivar las causas que
sustentan la negativa parcial o total de la devolución respectiva.
Esta disposición implica que a los contribuyentes que les sea ne-
gada la devolución parcial o total, deberán analizar las causas que
sustenten la negativa para que, en su caso, interpongan los medios
de defensa correspondientes, ya que de lo contrario perderán el
derecho a la devolución.
24.8. Requerimientos por Buzón Tributario
Los requerimientos a que se refiere el artículo 22 del CFF se
formularán por la autoridad fiscal en documentos digital que se no-
tificará al contribuyente a través del buzón tributario, el cual deberá
atenderse por los contribuyentes mediante este medio de comuni-
cación.
24.9. Facultades de Comprobación para Verificar Proceden-
cia de Devolución de Saldos a Favor
El Decreto de reformas fiscales para 2016, publicado en el D.O.F.
del 18 de noviembre de 2015, adicionó el artículo 22-D del CFF, en
184 EDICIONES FISCALES ISEF

el que se establecen las facultades de comprobación de la auto-


ridad fiscal para verificar la procedencia de la devolución, por ca-
da solicitud de devolución, y deberá concluir en un plazo de 90
días, en su caso de requerir información a terceros el plazo será de
180 días.

Considerando lo anterior se debe revisar previamente a la pre-


sentación de la solicitud de devolución de un saldo a favor de
IVA, se hayan cumplido con todos los requisitos para que proceda
el saldo a favor, para evitar un plazo tan largo en obtener la devo-
lución.

25. COMPENSACION DE SALDOS A FAVOR DEL IVA

Compensación Universal

El artículo 23 del CFF establece que los contribuyentes obliga-


dos a pagar mediante declaración podrán optar por compensar las
cantidades que tengan a su favor contra las que estén obligados a
pagar por adeudo propio o por retención a terceros, siempre que
ambas deriven de impuestos federales distintos de los que se cau-
sen con motivo de la importación, los administre la misma autori-
dad y no tengan destino específico.

De acuerdo con la disposición anterior se podrán compensar


saldos a favor del IVA contra ISR a cargo o por retenciones o contra
IEPS.

En el artículo 6 de la Ley del IVA, se incluye que se podrá llevar a


cabo la compensación contra otros impuestos, en los términos del
artículo 23 del CFF que hemos mencionado, pero aclarando que sí
efectuada la compensación resulta un remanente el contribuyente
podrá solicitar su devolución, siempre que sea sobre el total de
dicho remanente.

Aviso de Compensación por Internet

Se deberá presentar aviso de compensación en términos del


artículo 23 del CFF.

La regla 2.3.10. de la RMF 2017, establece que el aviso de com-


pensación se presentará a través del portal del SAT, acompañado,
según corresponda, de los anexos mencionados en dicha regla.

Los contribuyentes que sean competencia de la Administración


General de Grandes Contribuyentes y que tengan saldo a favor
del IVA, presentarán adicionalmente, los dispositivos ópticos (dis-
co compacto) que contenga los archivos con la información de
los anexos, según corresponda, capturada para la generación de
archivos a través del programa electrónico disponible en el portal
del SAT.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 185

Plazo para presentar el aviso de compensación

La regla 2.3.10., establece que la documentación e información


a que se refiere esta regla, se presentará en términos de la regla 1.6
(en unidades administrativas) o enviarse a través del portal del SAT,
de acuerdo con los siguientes plazos:

Sexto dígito Día siguiente a la presentación


numérico de la de la declaración en que se hubiere
clave del RFC efectuado la compensación
1y2 Sexto y séptimo día siguiente
3y4 Octavo y noveno día siguiente
5y6 Décimo y décimo primero día siguiente
7y8 Décimo segundo y décimo tercer día siguiente
9 y 10 Décimo cuarto y décimo quinto día siguiente

Contribuyentes relevados de presentar aviso de compen-


sación

La regla 2.3.13. de la RMF 2017, establece que los contribuyen-


tes que presenten sus declaraciones de pagos provisionales y defi-
nitivos a través del “Servicio de Declaraciones”, en la que le resulte
saldo a cargo y opten por pagarlos mediante compensación de
saldos a favor manifestados a través del mismo “Servicio de Decla-
raciones”, quedarán relevados de presentar el aviso de compensa-
ción que señala la regla 2.3.10.

26. OBLIGACIONES DE LOS CONTRIBUYENTES

En los términos del artículo 32 de la Ley del IVA, los obligados al


pago del impuesto tendrán las siguientes obligaciones:

Contabilidad
I. Llevar contabilidad de conformidad con el CFF y su reglamento.

El artículo 28 del CFF fue reformado a partir del 1o. de enero de


2014 y la fracción III establece que los registros o asientos que inte-
gran la contabilidad se llevarán en medios electrónicos conforme a
lo establecido en el reglamento del CFF y reglas que emita el SAT.

La fracción IV de dicho artículo establece que deberán ingresar


de forma mensual su información contable a través de la página de
Internet del SAT.

El artículo cuadragésimo tercero transitorio de la RMF 2014 esta-


blece que lo dispuesto en el artículo 28 fracción III y IV del CFF, se
cumplirá a partir del 1o. de julio de 2014.
186 EDICIONES FISCALES ISEF

Contabilidad electrónica y envío al SAT a partir 2015 ó 2016

En la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal


2015, la fracción IV del artículo 22, establece que para efectos de lo
dispuesto por el artículo 28 fracción IV del CFF, que se refiere a in-
gresar mensualmente la información contable a través de la página
de Internet del SAT, deberá realizarse a partir del año 2015.

El artículo tercero de la séptima modificación a la RMF 2014, es-


tablece que para los efectos del artículo 22 fracción IV de la LIF
2015, los contribuyentes obligados a llevar contabilidad empezarán
a cumplir a partir del 1o. de enero de 2015 las personas morales
cuyos ingresos acumulables del ejercicio 2013 sean iguales o su-
periores a 4 millones de pesos. Las personas morales del Título III
de la Ley del ISR empezarán a cumplir a partir del 1o. de enero de
2016.

La RMF 2017 establece en la regla 2.8.1.7. que para efectos del


artículo 28 fracción IV del CFF, las personas morales, enviarán en
forma mensual su información contable a más tardar en los prime-
ros 3 días del segundo mes posterior al mes al que corresponde
la información contable a enviar, por cada uno de los meses del
ejercicio fiscal de que se trate.

Sanciones por no ingresar la información contable mensual-


mente al SAT

En el Decreto de reformas al CFF del 18 de noviembre de 2015,


se adicionaron las fracciones XLI del artículo 81 del CFF y las
fracciones XXXVIII del artículo 82, en el que se establece que se
impondrá sanción de $ 5,000.00 a $ 15,000.00 por no ingresar la
información contable a través de la página del SAT, dentro de los
plazos establecidos, ingresarla a través de archivos con alteracio-
nes que impidan su lectura, no ingresarla de conformidad con las
reglas emitidas por el SAT o no cumplir con los requerimientos de
información o documentación.

Comprobantes Fiscales

III. Expedir y entregar comprobantes fiscales.

Por reformas al artículo 29 y 29-A del CFF a partir del 1o. de


enero de 2014 se dispone que cuando las leyes fiscales, en nuestro
caso la Ley del IVA, establezcan la obligación de expedir compro-
bantes fiscales por los actos o actividades que realicen o por las
retenciones de contribuciones que efectúen deberán emitirlos me-
diante CFDI.

El artículo 29 del CFF establece las obligaciones que se deben


cumplir para emitir el CFDI y el artículo 29-A establece los requisitos
del contenido de dichos comprobantes.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 187

Por lo que se refiere al IVA, la fracción VII del artículo 29-A del
CFF establece que el CFDI, debe contener el importe total consig-
nado en número o letra y que cuando la contraprestación se pague
en una sola exhibición, en el momento que se expida el CFDI se
señalará expresamente dicha situación el importe total de la opera-
ción y, cuando así proceda, el monto de los impuestos trasladados
desglosados con cada una de las tasas del impuesto correspon-
diente y, en su caso, el monto de los impuestos retenidos.
Tratándose de contribuyentes que presten servicios personales,
que será el caso de las A.C. o S.C., cada pago que perciban por la
prestación de servicios se considerará como una sola exhibición y
no como una parcialidad.
Cuando la contraprestación no se pague en una sola exhibición
se emitirá un CFDI por el valor total de la operación se emitirá un
CFDI por el valor total de la operación y un CFDI por cada uno de
los pagos que se reciban posteriormente.
Ver Capítulo 2.7. “De los Comprobantes Fiscales Digitales por
Internet o Factura Electrónica” de la RMF 2017 de la regla 2.7.1.1.
a 2.7.1.40.
Declaraciones
IV. Presentar en las oficinas autorizadas las declaraciones seña-
ladas en la ley.
Tratándose de servicios personales independientes prestados a
través de una A.C. o S.C., será ésta la que a nombre de los asocia-
dos o socios cumpla con las obligaciones señaladas en la ley.
CFDI sobre Retenciones
V. Expedir CFDI por las retenciones del IVA que se efectúe en
términos del artículo 1-A y proporcionar mensualmente a las au-
toridades fiscales a través de medios y formatos electrónicos que
señale el SAT, la información sobre las personas a las que les
hubieren retenido el IVA a más tardar el día 17 del mes inmediato
posterior.
La regla 4.5.1. de la RMF 2017 establece que esta información se
presentará durante el mes inmediato posterior al que corresponda
dicha información a través del portal del SAT mediante la DIOT, con-
tenido en el anexo 1, Rubro A, numeral 5.
Retención Regular del IVA
VI. Si la A.C. o S.C. efectúa de manera regular las retenciones
a que se refiere el artículo 1-A de la Ley del IVA, presentarán
aviso de ello ante las autoridades fiscales dentro de los 30 días
siguientes a la primera retención efectuada.
188 EDICIONES FISCALES ISEF

Información del IVA

VII. Proporcionar la información que del IVA se les solicite en las


declaraciones del ISR.

Con fundamento en el artículo 2.2. del Decreto que compila di-


versos beneficios fiscales y establece medidas de simplificación
administrativa publicado en el D.O.F. el 26 de diciembre de 2013,
se tiene la opción de no presentar esta información, siempre que
cumplan en tiempo y forma con la obligación de presentar men-
sualmente la DIOT.

Informativa de la DIOT

VIII. Presentar la declaración informativa de operaciones con


terceros, que consiste en presentar mensualmente al Servicio de
Administración Tributaria (SAT) información sobre las operaciones
con sus proveedores.

Dicha declaración se presentará mediante el formato electróni-


co A-29 “Declaración Informativa de Operaciones con Terceros”
(DIOT), dentro del mes siguiente al que corresponda dicha informa-
ción, en términos de la regla 4.5.1. de la RMF 2017. Ver ficha 8/IVA
del Anexo 1-A de la RMF 2017.

Tratándose de operaciones de subcontratación laboral, el con-


tratista deberá informar al SAT la cantidad del IVA que le trasladó en
forma específica a cada uno de sus clientes, así como el que pagó
en la declaración mensual respectiva.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 189

CAPITULO IV

PARTICIPACION DE LOS TRABAJADORES


EN LAS UTILIDADES (PTU)

1. LEY FEDERAL DEL TRABAJO

Esta ley establece la obligación de los patrones de participar a


los trabajadores en las utilidades que obtengan. En el artículo 125
de dicha ley se establece que una comisión integrada por igual nú-
mero de representantes de los trabajadores y del patrón formularán
el proyecto, que determine la participación de cada trabajador y lo
fijarán en lugar visible del establecimiento; para este fin, el patrón
pondrá a disposición de la comisión la lista de asistencia y de raya
de los trabajadores y los demás elementos de que disponga.

2. RESOLUCION DE LA QUINTA COMISION NACIONAL DE LA


PTU

En el Diario Oficial de la Federación del 3 de febrero de 2009


fue publicada la Resolución de la Quinta Comisión de la PTU, en
la que se establecen las bases y reglas para efectuar el reparto de
utilidades.

En los términos de esta resolución, los trabajadores deberán


participar en un 10% de las utilidades de las empresas a las que
presten sus servicios.

3. UTILIDAD PARA EFECTOS DEL REPARTO

En el artículo 1o. de la Resolución de la Quinta Comisión Nacio-


nal de la PTU, se establece que se considera utilidad para efectos
de la resolución, la renta gravable determinada de conformidad con
las normas de la Ley del ISR.

El porcentaje de participación se aplicará sobre la renta grava-


ble, sin hacer ninguna deducción ni establecer diferencia entre las
empresas, como lo dispone la fracción V del artículo 586 de la pro-
pia Ley Federal del Trabajo.
190 EDICIONES FISCALES ISEF

4. OBLIGADOS A EFECTUAR REPARTO

Son sujetos obligados a participar utilidades todas las unidades


económicas de producción o distribución de bienes o servicios, de
acuerdo con el artículo 16 de la Ley Federal del Trabajo, y en ge-
neral, las personas físicas o morales que siendo contribuyentes del
ISR tengan trabajadores a su servicio.

5. NO SON SUJETOS DEL REPARTO

Las empresas a que se refiere el artículo 126 de la Ley Federal


del Trabajo, como son:

– Las empresas de nueva creación, durante el primer año de


funcionamiento.

– Las empresas de nueva creación, dedicadas a la elaboración


de un producto nuevo, durante los 2 primeros años de fun-
cionamiento. La determinación de la novedad del producto
se ajustará a lo que dispongan las leyes para el fomento de
industrias nuevas.

– Las empresas de industria extractiva, de nueva creación, du-


rante el período de exploración.

– Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las


leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos
con fines humanitarios de asistencia, sin propósito de lucro y
sin designar individualmente a los beneficiarios.

– El IMSS, las instituciones públicas descentralizadas con fines


culturales, asistenciales o de beneficencia.

– Las empresas que tengan un capital menor del que fije la


Secretaría del Trabajo y Previsión Social por ramas de la in-
dustria. (Según el D.O.F. del 19 de diciembre de 1996 quedan
exceptuadas del pago de PTU las que generen un ingreso
menor para ISR de $ 300,000.00).

6. LAS A.C. O S.C. OBLIGADAS AL PAGO DE LA PTU

Si una S.C. o A.C. tiene trabajadores y no se encuentra en las ex-


cepciones, descritas en el artículo 126 de la Ley Federal del Traba-
jo, tendrá la obligación de repartir utilidades a los trabajadores. Las
reglas para participar utilidades tratándose de S.C. o A.C., tendrán
nuevamente que referirse a los Títulos II o III de la Ley del ISR que
se describió en capítulos anteriores.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 191

7. LIMITE DE LA PTU HASTA UN MES DE SALARIO

En el artículo 127 de la Ley Federal del Trabajo se establece que


el monto de la participación de los trabajadores al servicio de per-
sonas cuyos ingresos deriven exclusivamente de su trabajo, y de
los que se dediquen al cuidado de bienes que produzcan rentas o
al cobro de créditos y sus intereses, no podrá exceder de un mes
de salario.

Es claro que algunas S.C. o A.C. se encontrarán comprendidas


en esta disposición, si sus ingresos derivan exclusivamente de su
trabajo.

8. REPARTO DE S.C. O A.C. DEL TITULO II DE LA LISR

La Resolución de la Quinta Comisión de la PTU establece que la


utilidad para efectos del reparto será la renta gravable determinada
según lo dispuesto en la LISR.

RENTA GRAVABLE PARA PTU

El artículo 9 de la Ley del ISR, vigente a partir del 1o. de enero de


2014, establece la determinación del resultado fiscal para calcular
el ISR del ejercicio y la renta gravable para PTU.

Para determinar el resultado del ejercicio se obtendrá conforme


a la fracción I, la utilidad fiscal, disminuyendo de la totalidad de los
ingresos acumulables obtenidos en el ejercicio, las deducciones
autorizadas y la PTU pagada en el ejercicio.

La fracción II del mismo artículo 9 dispone que a la utilidad fiscal


del ejercicio se le disminuirán, en su caso, las pérdidas fiscales pen-
dientes de aplicar de ejercicios anteriores.

Para determinar la renta gravable a que se refiere el inciso e) de


la fracción IX del artículo 123, apartado A de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, no se disminuirá la PTU pagada
en el ejercicio ni las pérdidas fiscales pendientes de aplicar de ejer-
cicios anteriores.

Para la determinación de la renta gravable en materia de PTU


los contribuyentes deberán disminuir de los ingresos acumulables
las cantidades que no hubiesen sido deducibles en los términos
de la fracción XXX del artículo 28 de esta Ley, que nos referimos en
el punto 9.3.8. del Capítulo I de la segunda parte de este libro.

Se puede apreciar que con la Ley del ISR vigente a partir del 1o.
de enero de 2014, la renta gravable para PTU cambio el procedi-
miento que se aplicaba hasta el 31 de diciembre de 2013, que no
permitía la deducción de los efectos inflacionarios, y la fluctuación
cambiaria que se calculaba con base en el momento de su exigibili-
dad. Igualmente eran acumulables los dividendos, pero a partir del
192 EDICIONES FISCALES ISEF

1o. de enero de 2014, no son acumulables para PTU conforme a lo


establecido en el artículo 9 y el artículo 16 de la Ley del ISR.

A continuación presentamos ejemplo con este procedimiento a


partir del 1o. de enero de 2014 y aplicable en 2016.

9. EJEMPLO PARA LA DETERMINACION DE LA PTU A PARTIR


DE 2016 Y 2017
1. Ingresos acumulables del ejercicio $ 13,650,000.00
Menos:
2. Cantidades no deducibles en términos
de la fracción XXX del artículo 28 2,000,000.00
Igual:
3. Ingresos para PTU 11,650,000.00
Menos:
4. Deducciones Autorizadas 8,550,000.00
Igual a:
5. Renta Gravable para PTU $ 3,100,000.00
Por
Tasa de PTU 10%
6. PTU a repartir $ 310,000.00

10. LOS ANTICIPOS A SOCIOS SON DEDUCIBLES PARA PTU

Como se mencionó en el capítulo I de la segunda parte de este li-


bro, los anticipos a socios que entreguen las S.C. a sus integrantes,
son deducibles para efectos de determinar la utilidad fiscal. Con
esta deducción prácticamente se eliminaría en la mayoría de los
casos la utilidad fiscal, por lo cual no daría lugar al pago de la PTU
a los trabajadores.

Con el sistema de determinar la base en los términos del artículo


9 de la LISR y la limitante en los casos mencionados de hasta un
mes de sueldo de la PTU, se podrían tener los siguientes casos:
PTU según artículo 9 LISR $ 3,000.00 $ 6,000.00
Un mes de sueldos 4,000.00 4,000.00
CANTIDAD A PAGAR POR PTU $ 3,000.00 $ 4,000.00

11. BASE DE PTU PARA PERSONAS MORALES CON FINES NO


LUCRATIVOS DEL TITULO III DE LA LISR

La Resolución de la Quinta Comisión Nacional para la PTU, es-


tablece que la PTU se regirá conforme a lo dispuesto en la Ley Fe-
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 193

deral del Trabajo y en la LISR. Para efectos de esta Resolución se


considera utilidad la renta gravable determinada según lo dispuesto
en la Ley del ISR.

Como no distingue la Quinta Resolución el caso especial de las


A.C. o S.C. cuando no son contribuyentes del ISR, como lo estable-
cía la Tercera Resolución, y al no tener base gravable para efectos
del ISR estas sociedades, no estarán obligadas a pagar PTU.

Pagarán PTU si tienen base gravable, cuando perciban ingresos


de los mencionados en el Capítulo IV, VI y VII del Título IV de la LISR
y cuando obtengan ingresos gravados por el Título II, sin embargo,
en estos casos no se gravarán los ingresos si están autorizados a
recibir donativos deducibles y por lo tanto no sujetos a PTU.

También tendrán remanente distribuible gravado y por lo tanto


sujetos a PTU cuando se coloquen en el supuesto del penúltimo
párrafo del artículo 79 de la LISR (no deducibles, préstamos a los
socios, etcétera).

Igualmente se tendrá que pagar PTU cuando se determinen in-


gresos gravables en los supuestos que establece el artículo 80 de
la Ley del ISR.

Se puede apreciar que con la Ley del ISR vigente a partir del 1o.
de enero de 2014, la renta gravable para PTU cambio del procedi-
miento que se aplicaba hasta el 31 de diciembre de 2013, que no
permita la deducción de los efectos inflacionarios, y la fluctuación
cambiaria se calculaba con base en el momento de su exigibilidad.
Igualmente eran acumulables los dividendos, pero a partir del 1o.
de enero de 2014, no son acumulables para PTU conforme a lo es-
tablecido en el artículo 9 y el artículo 16 de la Ley del ISR.

12. DISMINUIBLE LA PTU

El artículo 9 de la Ley del ISR, vigente a partir del 1o. de enero de


2014, establece que para determinar la utilidad fiscal se disminuirá
la PTU pagada en el ejercicio.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 195

CAPITULO V

REGIMEN FISCAL DE SOCIOS


INTEGRANTES DE S.C. Y A.C.

1. INTEGRANTES DE S.C. O A.C. DEL TITULO II

Nuevamente aquí tienen impacto la ubicación de las S.C. o A.C.


en el Título II o en el Título III de la Ley del ISR, ya que si se en-
cuentran en el Título II, los ingresos gravados que obtienen sus
miembros se asimilan a salarios; en cambio, si son del Título III, sus
ingresos se consideran dentro del Capítulo IX de “Otros Ingresos
del Título IV”.

En el artículo 94 fracción II de la LISR se asimilan a salarios los


anticipos que obtengan los miembros de S.C. o A.C. por lo cual
tendrán que cumplirse con las obligaciones del Capítulo I del Título
IV de la LISR que se refiere a los ingresos por salarios.

Como se mencionó en el Capítulo I, las S.C. o A.C. que entre-


guen anticipos a sus socios, deberán retener el ISR en los términos
del Capítulo I del Título IV de la LISR y por lo cual determinarán el
impuesto a retener, aplicando las tarifas del artículo 95 y la tabla del
subsidio fiscal.

Con este sistema, los integrantes de una S.C. o A.C. que reciban
anticipos, no efectuarán pagos provisionales a cuenta del impues-
to anual, ya que les será retenido por las S.C. o A.C., únicamente
tendrán que presentar su declaración del ejercicio. En la propia
ley no se aclara si los integrantes de estas sociedades también se
apegarán a las reglas que existen para los trabajadores, como son
principalmente la de calcular el impuesto anual, ya que en los tér-
minos del artículo 97, la obligación es para los patrones de calcular
este impuesto para las personas que les presten servicios persona-
les subordinados, y como se mencionó, en el caso de los socios de
las S.C. o A.C., sus ingresos se asimilan a salarios, pero no se trata
de trabajadores.

Para no incurrir en omisión, en nuestra opinión, los integran-


tes de una S.C. o A.C. deberán presentar en forma personal sus
declaraciones, independientemente de que ellos puedan obtener
ingresos en otros capítulos, como pueden ser honorarios, rentas,
intereses, etcétera.
196 EDICIONES FISCALES ISEF

Por lo anterior, a continuación presentamos un ejemplo del


cálculo anual de una persona física, integrante de una S.C. o A.C.,
que ha obtenido anticipos de la misma.

EJEMPLO

El Ing. Jorge Padilla Macías, socio del despacho Consultoría Es-


pecializada, S.C durante el ejercicio de 2017 retiro las siguientes
cantidades:

Mes Retiro
Enero $ 10,500.00
Febrero 12,800.00
Marzo 10,000.00
Abril 15,500.00
Mayo 13,800.00
Junio 20,000.00
Julio 12,500.00
Agosto 10,500.00
Septiembre 13,800.00
Octubre 12,900.00
Noviembre 8,500.00
Diciembre 35,000.00
TOTALES $ 175,800.00

Otros datos:
Gastos Médicos durante el ejercicio 29,850.00
Retenciones Efectuadas de ISR 18,952.00
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 197

Se pide cálculo anual del ejercicio 2016


Solución
Total Ingresos por retiros de S.C. 175,800.00
Menos:
Deducciones personales 29,850.00
BASE GRAVABLE 145,950.00
Menos:
LIMITE INFERIOR 123,580.21
Igual:
EXCEDENTE 22,369.79
Por:
% SOBRE EL EXCEDENTE 21.36%
IMPUESTO S/EXCEDENTE 4,778.19
Mas:
CUOTA FIJA 13,087.44
Igual:
IMPUESTO CAUSADO (ART. 152) 17,865.63
Menos:
ISR RETENIDO 18,952.00
IMPUESTO A PAGAR (FAVOR) (1,086.37)

2. DISTRIBUCION DE DIVIDENDOS O UTILIDADES DE UNA S.C.


O A.C. DEL TITULO II A SUS SOCIOS

En el D.O.F. del 11 de diciembre de 2013, se publicó la Nueva Ley


del ISR que entró en vigor el 1o. de enero de 2014 y el artículo 10
establece que las personas morales que distribuyan dividendos o
utilidades deberán calcular y enterar el impuesto que corresponda
aplicando la tasa del 30%, a la cantidad que resulte de multiplicar
los dividendos o utilidades distribuidos por el factor de 1.4286.

No se estará obligado al pago del impuesto cuando los dividen-


dos o utilidades provengan de la CUFIN.

El artículo noveno transitorio fracción XXV de la Ley del ISR en


vigor a partir del 1o. de enero de 2014, establece como se determi-
nará la CUFIN por los ejercicios de 2001 a 2013.

El artículo 77 de la Ley del ISR establece como se determinará la


CUFIN a partir del 1o. de enero de 2014. El Capítulo VIII del Título
198 EDICIONES FISCALES ISEF

IV de la Ley del ISR establece que las personas físicas deberán


acumular los dividendos o utilidades percibidos y podrán acreditar
contra el impuesto que se determine el impuesto pagado por la so-
ciedad que distribuyó dividendos o utilidades con el procedimiento
que establece el artículo 140 de la Ley del ISR.

Se debe considerar que la A.C. o S.C. que distribuya dividendos


o utilidades de pago el ISR a la tasa del 30% y la persona física apli-
cará la tarifa del artículo 152 que tiene como tasa máxima, a partir
del 1o. de enero de 2014, el 35%.

Además, el artículo 140 de la Ley del ISR establece que la per-


sona física estará sujeta a una tasa adicional del 10% sobre los
dividendos o utilidades distribuidos por las A.C. o S.C. y estarán
obligadas, estas últimas, a retener el impuesto y el pago realizado
será definitivo.

Por disposición transitoria del artículo noveno fracción XXX de la


Ley del ISR, se dispone que el impuesto adicional a que nos referi-
mos en el párrafo anterior se aplicará a utilidades generadas a partir
del ejercicio 2014.

Como se podrá apreciar si la A.C. o S.C. paga dividendos, el total


de ISR resultaría de 45%, en cambio si el ingreso es por anticipos
como asimilados a salarios la tasa máxima será de 35%.

3. INTEGRANTES DE UNA S.C. O A.C. DEL TITULO III DE LA


LISR

El artículo 80 de la LISR establece que los integrantes de las


personas morales del Título III no considerarán como ingresos los
reembolsos que éstas les hagan de las aportaciones que hayan
efectuado. Para dichos efectos se estará a lo dispuesto el artículo
78 de la LISR, que se refiere a los ingresos por reducción de capital
o en su caso por liquidación y a que nos referiremos en el siguiente
capítulo.

En los términos del artículo 80 de la LISR, los integrantes de las


S.C. o A.C. considerarán como remanente distribuible únicamente
los ingresos que éstas les entreguen en efectivo o en bienes.

Los ingresos que obtengan los integrantes de la S.C. o A.C. en


efectivo o bienes, están gravados en el Capítulo IX del Título IV de
la LISR.

La fracción X del artículo 142 establece que se entienden ingre-


sos, entre otros, del Capítulo IX del Título IV, la parte proporcional
que corresponda al contribuyente del remanente distribuible que
determinen las personas morales a que se refiere el Título III de la
LISR, siempre que no se hubiera pagado el impuesto a que se refie-
re el último párrafo del artículo 79.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 199

Esta referencia al último párrafo del artículo 79 se comentó en el


capítulo II de la segunda parte del libro, y se refiere a los casos en
que se presume obtienen ingresos los integrantes de S.C. o A.C.,
por no cumplir con los requisitos señalados en dicha disposición,
pero la que paga el impuesto es la persona moral, por lo cual no se
considerarán ingreso del integrante de la S.C. o A.C.

3.1. Pagos Provisionales

Cuando los integrantes de la S.C. o A.C. obtengan remanente


distribuible, la S.C. o A.C., deberá retener como pago provisional
el 35% en 2014, sobre el monto del mismo sin deducción alguna,
debiendo expedir CFDI por la retención y proporcionar a los contri-
buyentes constancia de retención. Dichas retenciones deberán en-
terarse, en su caso, conjuntamente con las señaladas en el artículo
95 de la LISR.

3.2. Declaración del Ejercicio y Acumulación de Ingresos

Si el integrante de una S.C. o A.C. obtiene ingresos como rema-


nente distribuible deberá presentar declaración del ejercicio, acu-
mulando estos ingresos, en los términos que establece el artículo
150 de la LISR. Si además obtiene ingresos de otros capítulos,
como sueldos, honorarios, rentas, intereses, etc., deberá acumular
los ingresos gravados de cada tipo de ingresos y deberá calcular
el impuesto anual.

A continuación presentamos un ejemplo de la acumulación in-


tegral de ingresos de una persona física que obtiene remanente
distribuible de una S.C. o A.C.

El Colegio Héroes del Sur, A.C. sin autorización para recibir do-
nativos deducibles por lo que aplica el Título II y en 2017 distribuyó
anticipos entre sus integrantes, de los cuales correspondió el 55%
al Lic. Samuel Torres Laguna. Además, el licenciado Torres obtuvo
ingresos por honorarios por la cantidad de $ 68,500.00 de los cua-
les le retuvieron el 10%.
Otros datos:
Retención ISR artículo 76-XVIII 50,462.50
Retención ISR del 10% 6,850.00
Gastos médicos del ejercicio 3,000.00
Deducciones autorizadas en hono- 26,100.00
rarios
Pagos provisionales honorarios 965.00
200 EDICIONES FISCALES ISEF

Solución:
Ingreso Acumulable por anticipos 252,312.50
Más:
Ingresos por Honorarios 68,500.00
Total de Ingresos 320,812.50
Menos:
Deducciones de honorarios 26,100.00
Deducciones Personales (Gastos
Médicos) 3,000.00
BASE GRAVABLE 291,712.50
MENOS:
LIMITE INFERIOR 249,243.49
IGUAL:
EXCEDENTE 42,469.01
POR:
% SOBRE EL EXCEDENTE 23.52%
IMPUESTO S/EXCEDENTE 9,988.71
MAS:
CUOTA FIJA 39,929.04
IGUAL:
IMPUESTO CAUSADO (ART. 152) 49,917.75
MENOS:
Retención ISR 50,462.50
Retención ISR del 10% 6,850.00
Pagos provisionales honorarios 965.00
IMPUESTO A PAGAR (FAVOR) (8,359.75)

4. PERSONAS MORALES INTEGRANTES DE UNA S.C. O A.C.


En algunas ocasiones se tienen como socios de una S.C. o A.C.
a personas morales, por lo cual el tratamiento que seguirán para
efectos de pago del impuesto sería similar al que se ha mencionado
para personas físicas, con la excepción de que el ingreso que ob-
tengan por remanente distribuible deberá acumularse a los ingre-
sos de esta persona moral, ya sea del Título II o del Título III, y en su
caso pagar el ISR correspondiente.
5. INTEGRANTES RESIDENTES EN EL EXTRANJERO DE UNA
S.C. O A.C.
El artículo 165 de la LISR, establece que tratándose de ingresos
que obtenga un residente en el extranjero por conducto de una
persona moral del Título III, se considera que la fuente de riqueza
se encuentra en territorio nacional, cuando la persona moral sea
residente en México.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 201

El impuesto será el 35% en 2017 del remanente distribuible, de-


biendo calcular el impuesto la persona moral y enterarlo por cuenta
del residente en el extranjero junto con la declaración a que se refie-
re el artículo 96 de la LISR; o en su caso, en las fechas establecidas
para la misma, así como proporcionar a los contribuyes constancia
del entero efectuado.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 203

CAPITULO VI

ENAJENACION DE ACCIONES,
DIVIDENDOS (CUFIN), LIQUIDACION
Y REDUCCION DE CAPITAL (CUCA)

1. CONCEPTO

Hablar de enajenación de acciones, dividendos, reducción de


capital, liquidación de sociedades en una S.C. o A.C., desde el pun-
to de vista fiscal, no es muy claro y común; sin embargo, estos
temas se vuelven transparentes con la aclaración de conceptos que
hace el segundo párrafo del artículo 7 de la LISR.

Efectivamente, este artículo nos resuelve parte del problema al


establecer lo siguiente, que transcribimos textualmente:

“En los casos en los que se haga referencia a acciones, se


entenderán incluidos los certificados de aportación patri-
monial emitidos por las sociedades nacionales de crédito,
las partes sociales, las participaciones en asociaciones
civiles y los certificados de participación ordinarios emi-
tidos con base en fideicomisos sobre acciones que sean
autorizados conforme a la legislación aplicable en materia
de inversión extranjera. Cuando se haga referencia a accio-
nistas, quedarán comprendidos los titulares de los certifi-
cados a que se refiere este párrafo, de las partes sociales
y de las participaciones señaladas. Tratándose de socie-
dades cuyo capital esté representado por partes sociales,
cuando en esta Ley se haga referencia al costo compro-
bado de adquisición de acciones, se deberá considerar
la parte alícuota que representen las partes sociales en el
capital social de la sociedad de que se trate”.

De lo anterior se desprende que por encontrarse este artículo en


el Título I de la LISR de “Disposiciones Generales”, es aplicable al
Título II “De las Personas Morales”, y al Título III “De las Personas
Morales con Fines no Lucrativos”, que es donde se ubican las S.C.
o A.C., a las que en capítulos anteriores hemos hecho referencia.

Por lo tanto, cuando en cualquier disposición de estos Títulos


se haga referencia a acciones, se deberán entender comprendidas,
204 EDICIONES FISCALES ISEF

por ejemplo, las participaciones en asociaciones civiles, las partes


sociales o las aportaciones patrimoniales en sociedades civiles,
etc., tal y como se ha hecho referencia también en los Capítulos I
y II de la segunda parte de este libro. Asimismo, al referirse a ac-
cionistas, como son los casos de reembolsos de capital, también
quedarán comprendidos los titulares de las participaciones patri-
moniales a que también se hace referencia en las S.C. o A.C.

Aclarado el concepto de estas operaciones que se llevarán a ca-


bo en las S.C. o A.C., a continuación nos referiremos a cada tema
para determinar sus implicaciones fiscales.

2. ENAJENACION DE TITULOS EN SOCIEDADES CIVILES

Al referirnos a enajenación de acciones nos estaremos refiriendo


también a la enajenación que en su caso se hiciera de la aportación
que cada socio hizo en una sociedad civil, para lo cual debemos re-
cordar que en los términos del artículo 2693 del Código Civil para el
Distrito Federal, el contrato de sociedad debe contener, entre otros
datos, los nombres y apellidos de los otorgantes que son capaces
de obligarse, el importe del capital social y la aportación con que
cada socio debe de contribuir. Sin embargo, también debe consi-
derarse que en los términos del artículo 2705 del propio Código Ci-
vil, los socios no pueden ceder sus derechos sin el consentimiento
previo y unánime de las demás coasociados, por lo cual, cuando se
lleve a cabo esta operación es determinante que primero se analice
lo estipulado en los estatutos de la sociedad respecto de la cual se
vayan a enajenar las aportaciones de los socios. Sobre estas ba-
ses, si el socio de una S.C. enajena sus aportaciones patrimoniales,
para efectos fiscales debe entenderse como enajenación de accio-
nes y le serán aplicables las disposiciones fiscales contenidas en
Título II de la LISR, referente a esta enajenación que en lo sucesivo
denominaremos como enajenación de títulos, aludiendo con ello a
los representativos de tales aportaciones patrimoniales.

El procedimiento para determinar el costo fiscal de las acciones


cuando éstas se enajenen, a continuación comentan las disposicio-
nes aplicables para el caso de que se lleve a cabo esta operación
tratándose de una S.C.

Si los integrantes de una S.C. son personas morales y enajenan


los “títulos”, les será aplicable el artículo 22 de la LISR; si los socios
que enajenan son personas físicas, les será aplicable el artículo 124
de la LISR, pero por remisión de este último al artículo 22, también
le será aplicable el procedimiento correspondiente a personas mo-
rales.

El procedimiento para determinar el costo promedio por título en


enajenación de acciones es el siguiente:
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 205

2.1. Ganancia o Pérdida por Acción


I. INGRESO OBTENIDO POR ACCION $
MENOS:
II. COSTO PROMEDIO POR ACCION $
IGUAL A:
III. GANANCIA O PERDIDA POR ACCION $

2.2. Determinación del Costo Promedio por Acción


Notas
1. Costo comprobado de adquisición actualizado. $ (1)
Más:
2. Diferencia entre el saldo de la CUFIN a la fecha de (2)
enajenación y el saldo de CUFIN a la fecha de ad-
quisición de las acciones cuando el primero sea
mayor en la parte que corresponda a las acciones
del contribuyente, actualizados a la fecha. $
Igual a:
RESULTADO A $
Menos:
3. Pérdidas fiscales pendientes de disminuir por la (4)
emisora a la fecha de la enajenación, que corres-
pondan al número de acciones que tenga el con-
tribuyente, actualizadas, sin disminuir el monto
aplicado en pagos provisionales del ejercicio. $
4. Reembolsos pagados actualizados. (3)
(5)
5. Diferencia quinto párrafo del artículo 77 de la LISR (4)
(Cuando ISR y no deducibles sea mayor que resul-
tado fiscal).
RESULTADO B
Más:
Pérdidas fiscales obtenidas por la emisora en ejer-
cicios anteriores a la fecha de adquisición de las
acciones y que se hayan disminuido de su utilidad
fiscal durante el período de tenencia de las accio-
nes.
MONTO ORIGINAL AJUSTADO (A - B)
Entre:
Total de acciones de la misma emisora que posea el
enajenante en la fecha de la enajenación.
Igual a:
COSTO PROMEDIO POR ACCION $
206 EDICIONES FISCALES ISEF

DISMINUIR DIFERENCIAS DE CUFIN


DEL COSTO COMPROBADO DE ADQUISICION
(Artículo 22 último párrafo de la fracción III)

Saldo CUFIN a fecha de adquisición $


Más:
Reembolsos pagados $
Diferencia artículo 77 pendiente de disminuir $
Pérdidas fiscales pendientes de disminuir a la fecha de $
enajenación
Resultado “X” $
Saldo CUFIN a fecha de enajenación
Más:
Pérdidas fiscales anteriores a la adquisición y disminui- $
das en el período de tenencia
Resultado “Y” $
Si “X” es mayor que “Y”, la diferencia se disminuirá del
costo comprobado de adquisición

Cuando dicha diferencia sea mayor que el costo comprobado de


adquisición, las acciones no tendrán costo y el excedente se dismi-
nuirá, actualizado a la fecha que se disminuya, de la enajenación
inmediata siguiente, aun cuando se trate de emisoras diferentes.

Período de tenencia de 12 meses o menos.


1. Costo comprobado de adquisición actualizado. (1)
Menos:
2. Reembolsos pagados, actualizados.
3. Dividendos o utilidades actualizados.
Igual a:
MONTO ORIGINAL AJUSTADO
Entre:
Total de acciones de la misma emisora que posea el
enajenante en la fecha de la enajenación.
Igual a:
COSTO PROMEDIO POR ACCION

Notas:

(1) El costo comprobado de adquisición de las acciones se actualizará con el


INPC desde el mes de su adquisición y hasta el mes en que se enajenen las
acciones. Incluirá todas las acciones, aun cuando no se enajenen todas.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 207

Acciones por las que ya se hubiera calculado costo, aplicar costo determina-
do en enajenación inmediata anterior (artículo 23 de la LISR); será aplicable
únicamente a enajenaciones de acciones a partir del ejercicio fiscal 2003
según Artículo Segundo Transitorio fracción VII de la LISR de 2003.

(2) Considerar lo dispuesto en la fracción XXV del artículo noveno transitorio de


la Ley del ISR en vigor a partir del 1o. de enero de 2014 para calcular la UFIN
de 2001 a 2013.

(3) Se considerarán los que se hayan pagado por dichas acciones durante el
período comprendido desde que se adquirieron y hasta que se enajenen.

(4) Se actualizarán desde el último mes del ejercicio en el que se determinaron


y hasta el mes en que se enajenen las acciones.

(5) Se actualizarán por el período comprendido desde el mes en el que se per-


cibieron o se pagaron y hasta el mes en que se enajenen las acciones.

Para mayor claridad de la ganancia o pérdida en la enajenación


de títulos en sociedades civiles presentamos el siguiente ejemplo:

Datos:
El Sr. Pedro Padilla Alvarez socio de la Escuela de Capacitación,
S.C., que tributa en el Título II de la LISR, enajena títulos de partici-
pación patrimonial (acciones) y para la determinación de la ganan-
cia cuenta con los siguientes datos:

1. Fecha de enajenación 11-Feb-2017


2. Fecha de adquisición de 20 acciones 2-Ene-2014
3. Valor nominal por acción $ 1,000.00
4. Fecha de adquisición de 5 acciones 19-Abr-2016
5. Valor nominal por acción $ 1,000.00
6. Total de acciones del enajenante 25
7. Total de acciones enajenadas 25
8. Valor de enajenación por acción $ 2,000.00
9. Total de acciones de la emisora 100
10. Fecha de constitución de la emisora 2-Ene-2011
11. INPC diciembre 2016 (Estimado) 122.6825
12. INPC enero 2017 (Estimado) 122.6947
13. Los resultados de la sociedad son los siguientes:
208 EDICIONES FISCALES ISEF

Año Utilidad Pérdida Pérdida Resul- ISR No UFIN


fiscal fiscal tado dedu- del
obtenida dismi- fiscal cibles ejerci-
nuida cio
2011 50,000 50,000 14,000 3,000 33,000
2012 60,000 60,000 18,000 3,600 38,400
2013 150,000
2014 200,000 155,653 44,347 13,304 2,587 28,456
2015 80,000
2016 20,000

14. La actualización de la pérdida 2013 es:

Pérdida 2013 histórica 150,000


Factor de Jul-13 a Dic-13 (×) 1.0266
153,990
Factor de Dic-13 a Jun-14 (×) 1.0108
Pérdida 2013 actualizada 155,653
Cédula 1
EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.
ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez
DETERMINACION DEL COSTO COMPROBADO DE ADQUISICION ACTUALIZADO

FECHA DE NUMERO VALOR VALOR INPC INPC F.A. COSTO


ADQUISICION ACCIONES NOMINAL NOMINAL ENAJENACION ADQUISICION AJUSTADO
2-Ene-14 20 1,000.00 20,000.00 122.6947 112.5050 1.0905 21,810.00
19-Abr-16 5 1,000.00 5,000.00 122.6947 119.3020 1.0284 5,142.00
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

25,000.00 TOTAL COSTO ACTUALIZADO 26,952.00

25 TOTAL DE ACCIONES CON COSTO


0 ACCIONES SIN COSTO

25 TOTAL DE ACCIONES
209
210 EDICIONES FISCALES ISEF

EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.


ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez

COSTO PROMEDIO POR ACCION

COSTO COMPROBADO DE
ADQUISICION ACTUALIZADO 26,952.00 Cédula 1
MAS:
DIFERENCIA CUFIN (POSITIVA) 6,014.23 Cédula 2
IGUAL A:
RESULTADO “A” 32,966.23
MENOS:
FRACCION II PERDIDAS FISCALES PENDIEN-
TES DE DISMINUIR 26,276.03 Cédula 3

REEMBOLSOS PAGADOS AC-


TUALIZADOS 0.00

DIFERENCIA ART. 77, QUINTO


PARRAFO 0.00
IGUAL A:
RESULTADO “B” 6,690.20

MAS:
FRACCION III PERDIDAS FISCALES OBTENI-
DAS ANTES DE ADQUISICION 33,882.57 Cédula 3

IGUAL A:
MONTO ORIGINAL AJUSTA-
DO DE LAS ACCIONES 40,572.76

ENTRE:

TOTAL DE ACCIONES DEL


ENAJENANTE 25

COSTO PROMEDIO POR AC-


CION 1,622.91
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 211

SOLUCION

EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.


ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez

DETERMINACION DEL RESULTADO EN


ENAJENACION DE ACCIONES

NUMERO DE ACCIONES A ENAJENAR 25


POR:
PRECIO DE VENTA 2,000.00

MONTO TOTAL DE LA OPERACION 50,000.00

MENOS:

COSTO PROMEDIO POR ACCION 1,622.91

COSTO FISCAL DE LAS ACCIONES ENAJE-


NADAS 40,572.76

UTILIDAD FISCAL EN ENAJENACION DE


ACCIONES 9,427.24

UTILIDAD FISCAL POR ACCION 377.09


212

Cédula 2
EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.
ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez

PROPORCION DE DIFERENCIAS DE CUFIN A LAS ACCIONES DEL ENAJENANTE

FECHA NUMERO CUFIN DIFEREN- NUMERO DIFEREN- NUMERO DIFERENCIA


ADQUISI- DE ACTUALIZADA A CIA DE CIA DE CORRES-
CION ACCIONES CUFIN ACCIONES POR ACCIONES PONDE
ACCION FECHA FECHA EMITIDAS ACCION No. ACCIO-
ADQUISI- ENAJENA- NES DEL
CION CION ENAJENANTE
2-Ene-14 20 83,024.26 113,087.33 30,063.08 100 300.63 20 6,012.61
19-Abr-16 5 113,087.33 113,093.79 6.45 100 0.06 25 1.61

6,014.23
EDICIONES FISCALES ISEF
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 213

PRIMERA CAPA:
CUFIN FECHA DE ADQUISICION
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-13 75,456.02
POR:
INPC DIC-13 111.5080 1.0000
F.A. = = =
INPC DIC-13 111.5080
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-11 75,456.02

SEGUNDA CAPA:
CUFIN FECHA DE ADQUISICION
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-15 109,269.36
POR:
INPC MAR-16 119.6810 1.0096
F.A. = = =
INPC DIC-15 118.5320
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-MAR-16 110,318.34

CUFIN FECHA DE ENAJENACION


SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-16 113,093.79
POR:
INPC DIC-16 122.6825 1.0000
F.A. = = =
INPC DIC-16 122.6825
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-16 113,093.79

CUFIN FECHA DE ADQUISICION


SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-13 75,456.02
POR:
INPC ENE-17 122.6947 1.1003
F.A. = = =
INPC DIC-13 111.5080
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-ENE-17 83,024.26

CUFIN FECHA DE ADQUISICION


SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-MAR-16 110,318.34
POR:
INPC ENE-17 122.6947 1.0251
F.A. = = =
INPC MAR-16 119.6810
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-ENE-17 113,087.33

CUFIN FECHA DE ENAJENACION


SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-DIC-16 113,093.79
POR:
INPC ENE-17 122.6947 1.0000
F.A. = = =
INPC DIC-16 122.6825
SALDO CUFIN ACTUALIZADA AL 31-ENE-17 113,093.79
Cédula 2A
214

CUFIN ACTUALIZADA

CONCEPTO 2011 2012 2013 2014 2015 2016


SALDO INICIAL CUFIN 0.00 33,000.00 72,574.80 75,456.02 106,990.46 109,269.36
CUFIN DEL EJERCICIO
RESULTADO DEL EJERCICIO 50,000.00 60,000.00 0.00 44,346.91 0.00 0.00
MENOS:
I.S.R. 14,000.00 18,000.00 0.00 13,304.07 0.00 0.00
NO DEDUCIBLES 3,000.00 3,600.00 0.00 2,587.00 0.00 0.00

UFIN DEL EJERCICIO 33,000.00 38,400.00 0.00 28,455.84 0.00 0.00


DIVIDENDOS PERCIBIDOS 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00
DIVIDENDOS PAGADOS 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00 0.00
CUFIN EJER. ANTERIOR +/− DIVIDENDOS 0.00 33,000.00 72,574.80 75,456.02 106,990.46 109,269.36
FACTOR DE ACTUALIZACION 1.0000 1.0356 1.0397 1.0408 1.0213 1.0350
CUFIN ACTUALIZADA 0.00 34,174.80 75,456.02 78,534.63 109,269.36 113,093.79
CUFIN ACTUALIZADA + UFIN DEL EJERCICIO 33,000.00 72,574.80 75,456.02 106,990.46 109,269.36 113,093.79

Dic-11 Dic-12 Dic-13 Dic-14 Dic-15 Dic-16


F.A.=
Dic-11 Dic-11 Dic-12 Dic-13 Dic-14 Dic-15

103.5510 107.2460 111.5080 116.0590 118.5320 122.6825


F.A.=
103.5510 103.5510 107.2460 111.5080 116.0590 118.5320
EDICIONES FISCALES ISEF

F.A.= 1.0000 1.0356 1.0397 1.0408 1.0213 1.0350


Cédula 3

ACTUALIZACION DE LAS PERDIDAS FISCALES OBTENIDAS


Y DISMINUIDAS CONFORME EL ARTICULO 22

Año de Año de Monto INPC INPC Factor Monto INPC INPC úl- Factor Monto de INPC Factor Pérdida Pérdida
obten- disminu- histórico primer último primera actualiza- última timo mes actualiza- la pérdida mes de la actualiza- Fracción II Fracción III
ción ción de la mes 2da. mes ejer- actualiza- do de la actuali- primera ción año disminui- enajena- ción mes
pérdida mitad cicio en ción pérdida zación mitad de aplica- do de la ción ene- de enaje-
obtenida ejercicio el que se obtenida ejercicio ción utilidad ro 2015 nación
o en el que obtuvo la de dismi- fiscal
remanente se obtuvo pérdida nución
la pérdida
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

2013 2014 150,000.00 108.6090 111.5080 1.0266 153,990.00 111.5080 112.7220 1.0108 155,653.09 122.6947 1.0884 169,412.83

2015 80,000.00 116.1280 118.5320 1.0207 81,656.00 122.6947 1.0351 84,522.13

2016 20,000.00 119.2110 122.6825 1.0291 20,582.00 122.6947 1.0000 20,582.00

105,104.13 169,412.83
215
216 EDICIONES FISCALES ISEF

Pérdidas fiscales actualizadas por acción


Concepto Pérdida Pérdida
Fracción II Fracción III

Pérdidas act. fecha enajenación 105,104.13 169,412.83


Entre:
Total de acciones de la emisora 100 100
Igual a:
Pérdidas por acción 1,051.04 1,694.13
Por:
Acciones del enajenante 25 20
Igual a:
Pérdidas para costo 26,276.03 33,882.57

Cédula 4
EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.
ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez
ARTICULO 22, FRACCION III, ULTIMO PARRAFO
ADQUISICION
1a. 2a.
SALDO DE CUFIN FECHA DE ADQUISICION 83,024.26 113,087.33
MAS:
REEMBOLSOS PAGADOS ACTUALIZADOS 0.00 0.00
DIFERENCIA ART. 77 QUINTO PARRAFO 0.00 0.00
PERDIDAS FISCALES PENDIENTES DE DISMINUIR 0.00 105,104.13

SUMA “A” 83,024.26 218,191.46


SALDO DE CUFIN FECHA DE ENAJENACION 113,087.33 113,093.79
MAS:
PERDIDAS FISCALES OBTENIDAS ANTES DE
ADQUISICION 169,412.83 0.00

SUMA “B” 282,500.16 113,093.79


CANTIDAD PARA DISMINUIR DEL COSTO (199,475.90) 105,097.67
(CUANDO A>B)
ENTRE:
NUMERO DE ACCIONES EN CIRCULACION 100 100

CANTIDAD PARA DISMINUIR DEL COSTO


POR ACCION (1,994.76) 1,050.98

TOTAL DE ACCIONES DEL ENAJENANTE 20 25

MOVIMIENTOS DE LA CUFIN POR CAPAS (39,895.18) 26,274.42

MOVIMIENTOS DE LA CUFIN QUE SE


DISMINUYE DEL COSTO (13,620.76)

Cuando “B” es mayor que “A”, no hay cantidad para disminuir del costo comproba-
do de adquisición.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 217

Cédula 4A
EMISORA: Escuela de Capacitación, S.C.
ENAJENANTE: Pedro Padilla Alvarez
COSTO PROMEDIO POR ACCION
ARTICULO 24, FRACCION I RISR

COSTO COMPROBADO DE ADQUISICION


ACTUALIZADO 26,952.00 Cédula
1

MENOS:

DIFERENCIA DETERMINADA FRACC. II UL-


TIMO PARRAFO -13,620.76 Cédula
4

IGUAL A:

MONTO ORIGINAL AJUSTADO DE LAS


ACCIONES 40,572.76

ENTRE:

TOTAL DE ACCIONES DEL ENAJENANTE 25

COSTO PROMEDIO POR ACCION 1,622.91

3. ENAJENACION DE PARTICIPACION EN ASOCIACIONES


CIVILES

Como se comentó en el capítulo II de la primera parte, en una


asociación civil los asociados no tienen derechos de carácter pa-
trimonial, salvo que el correspondiente a la recuperación de sus
aportaciones en caso de disolución. Además, el artículo 2684 del
Código Civil dispone que la calidad del socio es intransferible, sin
embargo, los estatutos podrían prever derechos y obligaciones di-
ferentes, como podrían ser la percepción de cantidades por la ce-
sión del carácter de socio (enajenación) lo que en algunos casos es
común en la vida jurídica de las asociaciones civiles.

Por lo tanto, si se diera el caso de una enajenación de estas


participaciones patrimoniales de las asociaciones civiles, se darían
todos los efectos fiscales para el caso de enajenación de acciones,
que ya hemos comentado tratándose de sociedades civiles, todo lo
cual le sería aplicable en los mismos términos, ya sea que se tratara
de una A.C. del Título II o del Título III, con la misma observación,
inclusive, relativa a la dificultad práctica para determinar el monto
proporcional de la participación del asociado.
218 EDICIONES FISCALES ISEF

4. DIVIDENDOS Y CUENTA DE UTILIDAD FISCAL NETA (CUFIN)


EN SOCIEDADES CIVILES

Si la S.C. del Título II distribuyera dividendos o utilidades, le se-


rían aplicables las disposiciones referentes a los accionistas de
sociedades mercantiles. Como se comentó en el capítulo II de la
primera parte de este libro, los socios de una S.C., tienen el dere-
cho a la participación en la utilidad de la sociedad, estableciéndose
en los estatutos la proporción en que debe repartirse.

Debe considerarse lo que establece en el artículo 25 fracción IX


de la LISR, en el sentido de que son deducibles para efectos fisca-
les los anticipos que entreguen las sociedades civiles a sus miem-
bros, cuando los distribuyan como asimilados a salarios, según se
establece en la fracción II del artículo 94 de la LISR.

Por tratarse de sociedades de personas, no sería muy común


que las mismas distribuyeran dividendos, pero si los anticipos que
se entregan a los socios, y que son deducibles para efectos fisca-
les, no alcanzaran a distribuir toda la utilidad de la S.C. y la misma
distribuyera dicha utilidad, le serán aplicables todas las disposicio-
nes que se establecen en los Título II de la LISR en esta materia.

El artículo 10 de la Ley del ISR, establece que si los dividendos


no provienen de CUFIN se tendrá que pagar el 30% para 2016 al
resultado de multiplicar dichos dividendos o utilidades por el factor
de 1.4286.

Si los dividendos provienen de CUFIN no se tendrá que pagar


impuesto por la S.C. o A.C.

La fracción XXV del artículo noveno transitorio de la Ley del ISR


en vigor a partir del 1o. de enero de 2014, establece que para los
ejercicios de 2001 a 2013, la utilidad fiscal neta (UFIN) se determi-
nará en los términos de la Ley del ISR vigente en el ejercicio fiscal
de que se trate. Se dispone que si resulta UFIN negativa en dichos
ejercicios se disminuirá de la suma de las utilidades fiscales netas
que se tengan al 31 de diciembre de 2013, o en su caso, de la
UFIN que se determine en los ejercicios siguientes hasta agotarlo,
realizando las actualizaciones correspondientes como lo establece
esta fracción.

4.1. Dividendos que no proceden de CUFIN

Si la S.C. distribuyera dividendos o utilidades y no tuviera


CUFIN, o el saldo fuera inferior al monto de la utilidad, al distribuir el
dividendo o la utilidad se tendrá que pagar ISR, en los términos que
establece el artículo 10 de la misma ley.

Para ilustrar lo dicho, a continuación presentamos el siguiente:


SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 219

4.2. Ejemplo

Datos:

1. La S.C. “X”, paga dividendos a sus socios el 31 de enero


de 2017.

2. La S.C. cuenta con 10 socios que poseen 1,000 títulos


cada uno, de igual valor.

3. La utilidad neta pagada por título es de $ 10.00.

4. La S.C. a la fecha del pago de la utilidad tiene un saldo


de la CUFIN al 31 de diciembre de 2013 de $ 40,000.00.
No tiene CUFIN reinvertida.

5. En 2015 se obtuvo pérdida fiscal.

6. No ha presentado declaración del ejercicio 2016.

7. Determinar el pago del impuesto.

Solución:

Pago del ISR de la S.C.


Importe neto total de las utilidades pagadas
(10 socios por 1,000 títulos por $ 10.00) $ 100,000.00
Menos:
Saldo de la CUFIN 40,000.00
Importe neto de utilidades sujetas a ISR $ 60,000.00
Factor (artículo 10 LISR) 1.4286
Base del impuesto $ 85,716.00
Tasa ISR 30%
ISR POR ENTERAR $ 25,714.80

En la práctica no es muy común que las S.C. distribuyan divi-


dendos; sin embargo, en caso de que lo hicieran deberán proceder
como se menciona anteriormente, pero deberán evaluar si lo más
conveniente es distribuir anticipos a sus miembros, como asimi-
lados a salarios, que estarán sujetos a la retención del impuesto
como si se tratara de un sueldo, en los términos del Capítulo I del
Título IV de la LISR, pero las utilidades ya las habrán recibido los
socios, y no tendrían que esperar hasta que se presente la decla-
ración del ejercicio y se determine si hay CUFIN, por lo cual estas
decisiones las deberán considerar los integrantes de la S.C., para
encontrar el mejor procedimiento para distribuir las utilidades a los
socios.
220 EDICIONES FISCALES ISEF

En este caso, no se paga el 10% adicional por pago de dividen-


dos las utilidades se generaron antes del 1o. de enero de 2014, en
términos del artículo noveno transitorio fracción XXX de la Ley del
ISR.

5. DISTRIBUCION DE UTILIDADES EN UNA ASOCIACION CIVIL


En el capítulo II de la primera parte de este libro, se aclaró que
los asociados de una A.C., no tienen derechos de carácter patrimo-
nial y en caso de separación se pierde el derecho al haber social;
sin embargo, los estatutos podrían prever derechos diferentes, in-
clusive la percepción de utilidad, por lo cual cuando se tratara de
este último caso, se tendría que proceder en los términos ya men-
cionados para las sociedades civiles.

5.1. Distribución de Utilidades Tratándose de S.C. o A.C. del


Título III

Como se mencionó en el capítulo anterior, cuando los integrantes


de una persona moral con fines no lucrativos del Título III reciban
remanente distribuible, únicamente considerarán como remanente
distribuible los ingresos que las S.C. o A.C. les entreguen en efecti-
vo o en bienes, y aplicar la fracción X del artículo 142.

5.2. Reembolso a los Socios por Reducción de Capital o por


Liquidación de una Sociedad Civil

En el Código Civil para el Distrito Federal se establece que los


estatutos de la sociedad deben contener el importe del capital so-
cial y la aportación con que cada socio debe contribuir (artículos
2689 y 2693) así como las nuevas aportaciones (artículo 2703), el
reembolso de sus aportaciones (artículos 2708, 2726 y 2734) y la
liquidación de la sociedad.

Sobre estas bases legales y si además se pacta en los estatutos


sociales, se tendrían los reembolsos a los socios por reducción de
capital o por liquidación de la sociedad civil, que tendrían las impli-
caciones fiscales que establece la LISR para estos casos.

Se tendrán casos de una S.C. del Título II o del Título III, pero en
ambos se aplicarán las disposiciones que establece el artículo 78
de la LISR. Al respecto, para las S.C. del Título III, el artículo 80 de
la LISR en su quinto párrafo establece textualmente lo siguiente:

“Los integrantes o accionistas de las personas morales a


que se refiere este Título, no considerarán como ingresos
los reembolsos que éstas les hagan de las aportaciones
que hayan efectuado. Para dichos efectos, se estará a lo
dispuesto en el artículo 78 de esta Ley”.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 221

Las disposiciones de la LISR aplicables en reembolsos que re-


ciban personas físicas por reducción del capital o liquidación es el
artículo 78 de la LISR.

El artículo 78 de la LISR establece que las personas morales re-


sidentes en México que reduzcan su capital determinarán la utilidad
distribuida conforme a lo siguiente:

“I. Se disminuirá del reembolso por acción, el saldo de la


cuenta de capital de aportación por acción que se tenga
a la fecha en la que se pague el reembolso”.

La anterior disposición se ejemplifica como sigue:


1. Reembolso por acción. $
Menos:
2. Cuenta de capital de aportación por acción
(CUCA). (1) (2) $
3. Utilidad distribuida por acción.
Por:
4. Número de acciones que se reembolsen o que
se hayan considerado para el reembolso. $
5. Utilidad distribuida gravada antes CUFIN. $
6. Cuenta de Utilidad Fiscal Neta (CUFIN). $
Igual:
7. Utilidad distribuida gravada. $
Por:
8. Factor de 2017. 1.4286
9. Base gravable. $
10. Tasa ISR en 2017. 30%
11. ISR a cargo. $

(1) Se obtendrá dividiendo el saldo de la CUCA a la fecha del reembolso, entre


el total de acciones a la misma fecha, incluyendo la correspondiente a la
reinversión o a la capitalización de utilidades o de cualquier concepto que
integre el capital contable.

(2) La fracción XXIV del artículo noveno transitorio dela Ley del ISR en vigor
a partir del 1 de enero de 2014, establece que se podrá considerar como
saldo inicial de la CUCA el que se hubiera determinado al 31 de diciembre
de 2013 conforme al artículo 89 de la Ley del ISR que se abrogó.

5.3. Cuenta de Capital de Aportación Actualizada (CUCA)

A partir del 1o. de enero de 2014 entró en vigor la nueva Ley del
ISR y en términos generales la CUCA se determina con el mismo
procedimiento vigente hasta el 31 de diciembre de 2013.
222 EDICIONES FISCALES ISEF

Las S.C. estuvieron comprendidas en el Título III de la LISR hasta


el año de 1989, por lo tanto, debe aplicarse lo dispuesto en la frac-
ción IX inciso c) del artículo décimo primero de disposición transito-
ria de la Reforma Fiscal de 1990 (D.O.F. 28 de diciembre de 1989),
que al respecto establece:

“IX. Las personas morales a quienes hasta el 31 de di-


ciembre de 1989 se les aplicaba el Título III de la Ley del
Impuesto Sobre la Renta y que a partir de 1990, se regirán
por las disposiciones del Título II del citado ordenamiento,
estarán a lo siguiente:

..............................................................................................

c) Las personas morales referidas que hubieran determi-


nado remanente distribuible y no lo hayan distribuido a sus
integrantes antes del 1o. de enero de 1990, deberán con-
siderar dicho remanente como capital de aportación para
los efectos de la fracción II del artículo 120 de la Ley del
Impuesto Sobre la Renta”.

Asimismo, como la CUCA inició su aplicación a partir del año de


1990, la fracción X del artículo décimo primero de disposición tran-
sitoria antes citado, establece lo siguiente:

“X. Para los efectos de lo dispuesto por la fracción II del


artículo 120 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, las per-
sonas morales que hubieran iniciado sus actividades an-
tes del 1o. de enero de 1990, podrán integrar la cuenta de
capital de aportación a que se refiere la fracción citada,
sumando las aportaciones de capital efectuadas por los
socios o accionistas y disminuyendo de éstas las apor-
taciones a ellos reembolsadas antes del 1o. de enero de
1990. Las aportaciones y los reembolsos se actualizarán
por el período comprendido desde el mes en que se paga-
ron hasta el mes de diciembre de 1989.

La cantidad que se obtenga conforme a lo señalado en


esta fracción, será el saldo inicial de la cuenta de capital
de aportación que en los términos del citado artículo 120
deben llevar las personas morales”.

De acuerdo con el anterior artículo, se deberá integrar el saldo


inicial de la CUCA en los siguientes términos:
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 223

A) Aportación de capital hasta el 31 de diciembre


de 1989 actualizado. $
Factor de INPC diciembre 1989
=
Actualización INPC mes de pago de
las aportaciones
Menos:
B) Reembolso de aportaciones hasta el 31 de di-
ciembre de 1989 actualizado. $
Factor de INPC diciembre 1989
=
Actualización INPC mes de pago
del reembolso
C) SALDO INICIAL DE LA CUENTA DE CAPITAL
DE APORTACION $

Una vez integrado el saldo inicial del capital de aportación, se ac-


tualizará por el período comprendido desde el mes en que se efec-
tuó la última actualización hasta el mes del ejercicio de que se trate.
Cuando se efectúen aportaciones o reducciones de capital con
posterioridad a la actualización prevista en este párrafo, el saldo de
la cuenta que se tenga a la fecha se actualizará por el período com-
prendido desde el mes en que se efectuó la última actualización
hasta el mes en que se pagó la aportación o el reembolso según
corresponda.

El capital de aportación por acción actualizado se determina divi-


diendo el saldo de la CUCA entre el total de acciones de la persona
moral a la fecha del reembolso, incluyendo las correspondientes
a la reinversión o capitalización de utilidades o de cualquier otro
concepto que integre el capital contable de la misma. Como se ha
mencionado, el término acciones, tratándose de S.C. se sustituirá
por el número de títulos en que se divida el capital social de la S.C.

Otras aclaraciones que se hacen en el caso de la CUCA es que


no se deben incluir como capital de aportación las reinversiones o
capitalización de utilidades o cualquier otro concepto que confor-
men el capital contable de la persona moral.

El artículo sexto transitorio del RISR, vigente hasta el 8 de oc-


tubre de 2015, establece que cuando los contribuyentes hubieran
iniciado sus actividades antes del 1o. de enero de 2002, podrán
considerar como saldo inicial de la CUCA, el que se hubiera deter-
minado al 31 de diciembre de 2001, conforme al artículo 120 de la
Ley del ISR vigente hasta esa fecha.

El artículo 78 establece que cuando una persona moral, en nues-


tro caso una A.C. o S.C. hubiera aumentado su capital dentro de un
período de dos años anterior a la fecha en que efectúe la reducción
del mismo y ésta dé origen a la cancelación de acciones, dicha
persona moral calculará la ganancia que hubiera correspondido a
224 EDICIONES FISCALES ISEF

los mismos como si se hubieran enajenado, considerando para es-


tos efectos como ingreso obtenido, el reembolso por acción. Si la
ganancia resulta mayor a la determinada como reembolso, será la
utilidad distribuida.

5.4. Presunción de Utilidades por Reducción de Capital


La fracción II del artículo 78 de la LISR establece que las perso-
nas morales que reduzcan su capital o se liquiden, adicionalmente,
considerarán dicha reducción como utilidad distribuida hasta por
la cantidad que resulte de restar al capital contable según el esta-
do de posición financiera aprobado por la asamblea de accionistas
para fines de dicha disminución, el saldo de la CUCA que se tenga
a la fecha en que se efectúe la reducción referida cuando éste sea
menor.

A la cantidad que se obtenga conforme al párrafo anterior se le


disminuirá la utilidad distribuida determinada en los términos del
segundo párrafo de la fracción I de este artículo. El resultado se-
rá la utilidad distribuida gravada. Si esta utilidad no proviene de
CUFIN se deberá determinar y enterar el impuesto que correspon-
da a dicha utilidad aplicando la tasa del 30% en 2017 al resultado
que resulte de aplicar a dicha utilidad el factor de 1.4286 en 2017.

Se resume a continuación esta disposición:


1. Capital contable actualizado. (1) $
Menos:
2. Cuenta de capital de aportación. $
Igual:
3. Utilidad distribuida. $
Menos:
4. Utilidad distribuida según Fracción I artículo 89. $
Igual:
5. Utilidad distribuida gravable. $
Menos:
6. Cuenta de Utilidad Fiscal Neta (CUFIN). $
Igual:
7. Utilidad distribuida gravable después de CUFIN. $
Por:
8. Factor. 1.4286
9. Base gravable. $
10. Tasa ISR. 30%
11. ISR a pagar. $

(1) Actualizado conforme a las Normas de Información Financiera (NIF B-10) o re-
glas del SAT según estado de posición financiera aprobada por la asamblea de
accionistas para fines de dicha disminución.
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 225

5.5. Capital Contable Actualizado

Para calcular la presunción de utilidades gravadas juega un papel


determinante el capital contable, que se deberá actualizar conforme
a las Normas de Información Financiera (NIF) (NIF B-10). Cuando
la persona moral no utilice las NIF, el capital contable deberá ac-
tualizarse conforme a las reglas de carácter general que emita el
Servicio de Administración Tributaria (SAT).

5.6. Reembolso por Reducción de Capital o Liquidación de


una S.C. a un Socio Persona Moral

En los términos del artículo 18 fracción IV de la LISR no se inclu-


yen como ingreso acumulable estos reembolsos, ya que únicamen-
te se acumulan cuando procedan de una persona moral residente
en el extranjero; por lo tanto, estos ingresos por reducción de ca-
pital o liquidación de una S.C. que reciba una persona moral, no
serán ingresos acumulables, ya que como se ha hecho referencia,
el artículo 11 de la LISR, establece que en estos casos quedará gra-
vado y la sociedad que distribuya el reembolso, tendrá que pagar
el impuesto que se determine en los términos que se han mencio-
nado.

5.7. Reembolso a los Socios por Reducción de Capital o por


Liquidación de una Asociación Civil

Como se comentó en el capítulo II de la primera parte de este li-


bro, las A.C. no tienen capital social y los asociados que voluntaria-
mente se separen o que fueran excluidos perderán todo derecho al
haber social (artículo 2682).

En caso de disolución, los bienes de asociación se aplicarán


conforme determinen los estatutos y a falta de disposición de éstos,
lo que determine la asamblea y sólo podrá distribuir a los asociados
la parte del activo social que equivalga a sus aportaciones (artículo
2686).

Por lo tanto, se debe proceder conforme a estas disposiciones y


en caso de que esté previsto en los estatutos el reembolso de sus
aportaciones a los asociados, se procederá en los mismos términos
que se ha mencionado para las S.C.

Sin embargo, deben considerarse también las limitaciones fisca-


les que establece el Título III de la LISR, ya que dependiendo de su
objeto social existen disposiciones que no permiten el reembolso.

Así por ejemplo, tratándose de personas morales con fines no


lucrativos autorizadas a recibir donativos deducibles, el artículo 82
fracción V de la LISR establece que al momento de su liquidación
deben destinar la totalidad de su patrimonio a entidades autoriza-
das para recibir donativos deducibles; asimismo, deben destinar la
226 EDICIONES FISCALES ISEF

totalidad de sus ingresos a los fines para los cuales fueron creadas
y el artículo 82 también establece que no pueden otorgar beneficios
sobre el remanente distribuible a persona física alguna o a sus inte-
grantes personas físicas o morales.

Otra limitación la encontramos tratándose de instituciones de en-


señanza (escuelas) que tengan autorización para recibir donativos
deducibles, ya que la fracción I del artículo 27 de la LISR establece
que dichas instituciones no deben distribuir remanentes a sus so-
cios o integrantes en los últimos 5 años.

Con estas aclaraciones, no solamente se deben analizar las dis-


posiciones del Código Civil y las de los estatutos, sino también las
de tipo fiscal, como son las que se han citado, para determinar si
es factible que en estos casos pueda haber reembolsos a los so-
cios de una A.C. por reducción de capital o por liquidación de la
asociación.

6. MEMBRESIAS DE CLUBES

En algunas sociedades o asociaciones, particularmente con


fines deportivos o recreativos (clubes deportivos), suelen ser ex-
pedidos títulos que representan el derecho otorgado por la S.C. o
A.C. a una o varias personas para hacer uso de las instalaciones
correspondientes, denominados “membresías”.

Al respecto es necesario distinguir entre los títulos representati-


vos de la participación de los socios o asociados en la S.C. o A.C.,
que les da derecho a intervenir en la vida propia de la agrupación
y concurrir a la toma de decisiones, de estos otros (membresías),
a través de los cuales se otorga el uso de las instalaciones. Los
primeros tienen para efectos fiscales el carácter de “acciones”,
por lo cual su enajenación dará lugar a los efectos fiscales que se
han comentado, mientras que los segundos solamente represen-
tan un derecho de crédito; es decir, el derecho de exigir al Club el
cumplimiento de su obligación de proporcionar las instalaciones
convenidas, para el desarrollo de la práctica deportiva o recreativa
correspondiente.

Entre el titular de la “membresía” y la asociación o sociedad hay


un contrato que da lugar a obligaciones recíprocas: cobro de las
cuotas y uso de las instalaciones.

De acuerdo con lo anterior, como se trata de un título que tenga


el carácter de acción, desde el punto de vista fiscal, si ocurre la ena-
jenación de la membresía, tendremos los siguientes efectos:

6.1. Efectos Respecto del Club

Si por autorizar la transmisión de la membresía, efectuar los re-


gistros correspondientes a favor del adquirente, expedir un nuevo
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES 227

título, etc., la S.C. o A.C. percibe alguna cantidad, la misma consti-


tuye un ingreso acumulable y por ella se causa el IVA.

6.2. Respecto del Titular de la Membresía

La transmisión de la membresía a favor de un tercero constituye


una cesión de derechos que, para efectos fiscales (ISR), constitu-
ye una enajenación de un bien mueble, ya que ese carácter tiene
los derechos correspondientes según los artículos 559, 744 y 752
del Código Civil.

En consecuencia, el cedente deberá estar a lo dispuesto por el


artículo 93 fracción XIX de la LISR, de que si la diferencia entre
el ingreso y el costo comprobado no excede a tres veces el salario
mínimo general del área geográfica del contribuyente elevado al
año, estará exento; por la utilidad que exceda se pagará el ISR en
los términos del Capítulo IV del Título IV de la LISR.

La operación causa IVA, en los términos del artículo 14 fracción


VI.

7. CODIGO CIVIL PARA EL D.F.

Dentro del Código Civil para el D.F. encontraremos algunos ar-


tículos referentes a las asociaciones y sociedades, artículos 2670
al 2735.
TABLA DEL INDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR
228

BASE 2002=100
Año Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Inflación
69 0.0154 0.0155 0.0155 0.0155 0.0155 0.0156 0.0157 0.0157 0.0158 0.0160 0.0160 0.0161
70 0.0162 0.0162 0.0163 0.0163 0.0163 0.0164 0.0165 0.0166 0.0166 0.0166 0.0167 0.0169 0.0469
71 0.0170 0.0171 0.0172 0.0173 0.0173 0.0174 0.0174 0.0175 0.0176 0.0176 0.0176 0.0177 0.0496
72 0.0178 0.0178 0.0179 0.0181 0.0181 0.0182 0.0183 0.0184 0.0185 0.0185 0.0186 0.0187 0.0556
73 0.0190 0.0191 0.0193 0.0196 0.0198 0.0200 0.0205 0.0208 0.0213 0.0216 0.0218 0.0227 0.2137
74 0.0235 0.0240 0.0242 0.0245 0.0247 0.0250 0.0253 0.0256 0.0259 0.0264 0.0271 0.0274 0.2060
75 0.0277 0.0279 0.0280 0.0283 0.0287 0.0291 0.0294 0.0296 0.0298 0.0300 0.0302 0.0305 0.1131
76 0.0310 0.0316 0.0319 0.0322 0.0324 0.0325 0.0328 0.0331 0.0342 0.0362 0.0378 0.0387 0.2720
77 0.0400 0.0409 0.0416 0.0422 0.0426 0.0431 0.0436 0.0445 0.0453 0.0456 0.0461 0.0467 0.2066
78 0.0478 0.0485 0.0490 0.0495 0.0500 0.0507 0.0515 0.0521 0.0527 0.0533 0.0538 0.0543 0.1617
79 0.0562 0.0570 0.0578 0.0583 0.0591 0.0597 0.0605 0.0614 0.0621 0.0632 0.0640 0.0652 0.2002
80 0.0683 0.0699 0.0714 0.0726 0.0738 0.0753 0.0774 0.0790 0.0798 0.0810 0.0825 0.0846 0.2985
81 0.0873 0.0895 0.0914 0.0935 0.0949 0.0962 0.0979 0.0999 0.1018 0.1040 0.1060 0.1089 0.2868
82 0.1143 0.1188 0.1231 0.1298 0.1371 0.1437 0.1511 0.1681 0.1770 0.1862 0.1956 0.2165 0.9884
83 0.2401 0.2530 0.2652 0.2820 0.2942 0.3054 0.3205 0.3329 0.3431 0.3545 0.3754 0.3914 0.8078
84 0.4163 0.4382 0.4570 0.4767 0.4926 0.5104 0.5271 0.5421 0.5582 0.5778 0.5976 0.6230 0.5916
85 0.6692 0.6970 0.7240 0.7463 0.7639 0.7831 0.8103 0.8458 0.8795 0.9130 0.9551 1.0201 0.6375
86 1.1103 1.1596 1.2135 1.2769 1.3479 1.4344 1.5059 1.6260 1.7235 1.8221 1.9452 2.0988 1.0575
87 2.2688 2.4325 2.5932 2.8201 3.0327 3.2521 3.5155 3.8028 4.0534 4.3912 4.7395 5.4395 1.5917
88 6.2806 6.8044 7.1528 7.3730 7.5156 7.6690 7.7970 7.8687 7.9137 7.9741 8.0808 8.2494 0.5166
89 8.4513 8.5660 8.6589 8.7884 8.9093 9.0175 9.1077 9.1945 9.2824 9.4197 9.5519 9.8743 0.1970
90 10.3508 10.5852 10.7718 10.9358 11.1266 11.3717 11.5791 11.7764 11.9442 12.1159 12.4376 12.8296 0.2993
91 13.1566 13.3863 13.5772 13.7194 13.8536 13.9989 14.1226 14.2209 14.3626 14.5296 14.8904 15.2409 0.1879
92 15.5179 15.7018 15.8616 16.0030 16.1085 16.2175 16.3199 16.4202 16.5630 16.6823 16.8209 17.0604 0.1194
93 17.2744 17.4155 17.5170 17.6180 17.7187 17.8181 17.9037 17.9996 18.1329 18.2070 18.2873 18.4268 0.0801
94 18.5696 18.6651 18.7611 18.8530 18.9441 19.0389 19.1233 19.2124 19.3491 19.4507 19.5546 19.7261 0.0705
95 20.4686 21.3361 22.5939 24.3943 25.4139 26.2204 26.7550 27.1988 27.7614 28.3326 29.0312 29.9770 0.5197
EDICIONES FISCALES ISEF
TABLA DEL INDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR

BASE 2002=100
Año Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Inflación
96 31.0547 31.7795 32.4791 33.4024 34.0112 34.5651 35.0564 35.5224 36.0903 36.5408 37.0944 38.2821 0.2770
97 39.2666 39.9264 40.4233 40.8600 41.2329 41.5988 41.9612 42.3343 42.8615 43.2041 43.6874 44.2995 0.1572
98 45.2633 46.0557 46.5952 47.0312 47.4058 47.9661 48.4286 48.8942 49.6872 50.3992 51.2918 52.5433 0.1861
99 53.8701 54.5941 55.1013 55.6070 55.9415 56.3090 56.6812 57.0002 57.5510 57.9155 58.4305 59.0159 0.1232
00 59.8083 60.3388 60.6734 61.0186 61.2467 61.6095 61.8498 62.1896 62.6439 63.0753 63.6146 64.3033 0.0896
01 64.6598 64.6170 65.0264 65.3544 65.5044 65.6593 65.4887 65.8767 66.4900 66.7905 67.0421 67.1349 0.0440
02 67.7546 67.7111 68.0574 68.4292 68.5679 68.9022 69.1000 69.3627 69.7800 70.0875 70.6544 70.9619 0.0570
03 71.2488 71.4467 71.8977 72.0204 71.7880 71.8474 71.9515 72.1673 72.5969 72.8631 73.4679 73.7837 0.0398
04 74.2423 74.6864 74.9395 75.0526 74.8643 74.9843 75.1808 75.6449 76.2704 76.7986 77.4537 77.6137 0.2070
05 77.6165 77.8751 78.2261 78.5047 78.3075 78.2323 78.5385 78.6323 78.9474 79.1412 79.7108 80.2004 0.0333
06 80.6707 80.7941 80.8955 81.0141 80.6535 80.7231 80.9445 81.3575 82.1788 82.5381 82.9712 83.4511 0.0101
07 83.8821 84.1166 84.2986 84.2483 83.8373 83.9380 84.2945 84.6379 85.2951 85.6275 86.2316 86.5881 0.1735
SOCIEDADES Y ASOCIACIONES CIVILES

08 86.9894 87.2480 87.8804 88.0804 87.9852 88.3493 88.8417 89.3547 89.9637 90.5767 91.6063 92.2407 0.0653
09 92.4545 92.6586 93.1916 93.5178 93.2454 93.4171 93.6716 93.8957 94.3667 94.6522 95.1432 95.5370 0.0357
10 96.5755 97.1341 97.8236 97.5119 96.8975 96.8672 97.0775 97.3471 97.8574 98.4615 99.2504 99.7421 0.0440
11 100.2280 100.6040 100.7970 100.7890 100.0460 100.0410 100.5210 100.6800 100.9270 101.6080 102.707 103.551 0.0381
12 104.284 104.496 104.556 104.228 103.899 104.378 104.964 105.279 105.743 106.278 107.000 107.246 107.000
13 107.678 108.208 109.002 109.074 108.711 108.645 108.609 108.918 109.328 109.848 110.872 111.508 110.872
14 112.505 112.790 113.099 112.888 112.527 112.722 113.032 113.438 113.939 114.569 115.493 116.059
15 115.954 116.174 116.647 116.345 115.764 115.958 116.128 116.373 116.809 117.410 118.051 118.532
16 118.984 119.505 119.681 119.302 118.770 118.901 119.211 119.547 120.277 121.007
229
CAPACITACIÓN ISEF
Tu mejor opción

Instituto Superior de Estudios Fiscales


te otorga este cupón con un:

25%
DE DESCUENTO
la primera vez que tomes un curso en ISEF.
Encontrarás interesantes eventos en materia:

FISCAL
NÓMINAS
LABORAL
EMPRESARIAL
CONTABILIDAD Y FINANZAS

Impartidos por autores ISEF y destacados profesionistas

EN LÍNEA, EN VIDEO Y PRESENCIALES EN:


CDMX, Monterrey, Guadalajara, Hermosillo, Puebla, Querétaro,
Cuernavaca, Tuxtla Gutiérrez, Villahermosa, Coatzacoalcos y
Tapachula

info@isef.com.mx, (0155) 5687-1022

www.isef.com.mx
Capacitación
Inteligente
Instituto Superior de Estudios Fiscales A.C. EDICIONES FISCALES ISEF

Producen para ti el Programa:

Conduce: C.P.C. Baltazar Feregrino Paredes

Escucha este programa de radio por Internet todos los

Martes de 12:00 a 13:00 hrs. en:

www.libreriaisef.com.mx
www.argoscursaradio.com
www.isef.com.mx

¡No te lo pierdas!
¡Escúchanos también desde tu celular!
¡Descarga más de 150 programas grabados!

ESCUCHA Y DESCARGA GRATIS LA MEJOR PROGRAMACIÓN


DE RADIO POR INTERNET

La única estación que te capacita mientras trabajas y en donde se


encuentran los mejores programas de radio por Internet en temas: fiscales, legales,
contables y empresariales.
al 2017
a Fisc )
celáne e de 2016
n Mis br
R es olució de diciem
D O con la.O.F. del 23
ALIZA el D
ACTU licada en
(Pub
2017

2017
2017
Fiscal 16)
lánea
Misceembre de 20
ución
n la Resol l 23 de dici
DO co D.O.F. de
ALIZA el
ACTU licada en
(Pub

2017 con
Tasas enprácticos
casos
VISITE NUESTRA PAGINA
www.libreriaisef.com.mx
en donde encontrará mayor
información sobre estos productos

FONDO EDITORIAL 7. Comentarios Prácticos al


REGIMEN FISCAL DE EMPRESAS
CONSTRUCTORAS 2017
L.C. Antonio Luna Guerra
EN PRENSA
8. DICCIONARIO DE TERMINOS
FISCALES ISR, CFF, IVA y Otras
Disposiciones Fiscales 2017
C.P. Baltazar Feregrino Paredes
EN PRENSA
EDICIONES FISCALES ISEF
9. Estudio Práctico del ISR para
PERSONAS FISICAS 2015
C.P. Alejandro Barrón Morales
FISCAL EN GENERAL 258 p.p.
$ 443.00

1. AGENDA FISCAL, Correlacionada y 10. PAGOS PROVISIONALES del ISR con


Tematizada 2017 Casos Prácticos 2017
C.P. Efraín Lechuga Santillán C.P. Jaime Domínguez Orozco
EN PRENSA
2. FISCO NOMINAS, Compendio de
Disposiciones Fiscales sobre Sueldos 11. ESCUELAS Régimen Jurídico-Fiscal
y Salarios 2017 2017
C.P. Jaime Domínguez Orozco
3. BALANZA DE COMPROBACION para Lic. Cuauhtémoc Reséndiz Núñez
Efectos del SAT 2016 232 p.p.
L.C. Javier Martínez Gutiérrez $ 363.00
212 p.p.
$ 340.00 12. SOCIEDADES Y ASOCIACIONES
CIVILES Régimen Jurídico-Fiscal en
4. Régimen de INCORPORACION FISCAL ISR e IVA 2017
2017 C.P.C. Jaime Domínguez Orozco
L.C. Antonio Luna Guerra Lic. Cuauhtémoc Reséndiz Núñez
150 p.p. 230 p.p.
$ 293.00 $ 359.00
5. RESPONSABILIDADES FISCALES DE 13. Estudio Práctico del Régimen Fiscal de
LOS NOTARIOS 2017 DIVIDENDOS Pagados por Personas
L.C. Antonio Luna Guerra Morales 2017
172 p.p. L.C. Antonio Luna Guerra
$ 312.00 EN PRENSA

6. REGIMEN OPCIONAL en ISR para 14. Régimen Fiscal de la ENAJENACION


Grupos de Sociedades 2014 DE ACCIONES 2017
L.C. Antonio Luna Guerra L.C. Antonio Luna Guerra
106 p.p. EN PRENSA
$ 278.00
15. PARAISOS FISCALES 2016
Herbert Bettinger Barrios
468 p.p.
$ 460.00

PRECIOS VALIDOS EN TODA LA REPUBLICA MEXICANA,


SUJETOS A CAMBIO SIN PREVIO AVISO
ANTES DE EFECTUAR SU PAGO RATIFIQUE EL PRECIO CON SU
AGENTE DE VENTAS O EN NUESTRA PAGINA www.libreriaisef.com.mx
16. Efecto Impositivo del 27. 60 CASOS PRACTICOS ISR, IVA, IMSS
ESTABLECIMIENTO PERMANENTE con importantes recomendaciones
2016 contables 2017
Herbert Bettinger Barrios L.C. Javier Martínez Gutiérrez
Herbert Bettinger García Cornejo EN PRENSA
390 p.p.
$ 425.00 28. CUENTOS Y CUENTAS FISCALES 2015
C.P. Baltazar Feregrino Paredes
17. Estudio Práctico del ISR para 145 p.p.
PERSONAS MORALES 2016 $ 285.00
C.P. Manuel Corral Moreno 29. Comentarios Prácticos sobre el
336 p.p. Régimen Fiscal de los HOTELES 2008
$ 395.00 L.C. Antonio Luna Guerra
18. 40 casos Prácticos sobre 124 p.p.
DEDUCCIONES AUTORIZADAS 2011 $ 222.00
L.C. Javier Martínez Gutiérrez 30. COMPROBANTES DIGITALES 2010
161 p.p. C.P. Jesús Hernández Rodríguez
$ 335.00 C.P. Mónica I. Galindo Cosme
114 p.p.
19. PAGOS MENSUALES DEL IVA, con $ 223.00
Casos Prácticos 2017
C.P. Jaime Domínguez Orozco 31. Estudio Práctico del ISR, e IVA DE
192 p.p. BIENES INMUEBLES para PERSONAS
$ 385.00 FISICAS 2017
C.P. Benjamín Díaz Castrejón
20. Régimen Fiscal de las ACTIVIDADES 138 p.p.
AGROPECUARIAS 2017 $ 285.00
L.C. Antonio Luna Guerra
EN PRENSA 32. 250 Preguntas y Respuestas Sobre
CONTABILIDAD DIGITAL 2016
21. Casos Prácticos de ISR Personas L.C. Penélope Castro Valdez
Físicas con ACTIVIDADES 154 p.p.
EMPRESARIALES 2017 $ 293.00
L.C. Antonio Luna Guerra
EN PRENSA 33. Ley Federal de PROTECCION DE
DATOS PERSONALES en Posesión de
22. PRECIOS DE TRANSFERENCIA SUS los Particulares
EFECTOS FISCALES 2015 Lic. Erika Gabriela Feregrino Toris
Herbert Bettinger Barrios 82 p.p.
676 p.p.
$ 495.00 34. Aspectos Administrativos Contables
y Fiscales de la LEY ANTILAVADO DE
23. Estudio Práctico sobre los Convenios DINERO
Impositivos para Evitar la DOBLE L.C. Javier Martínez Gutiérrez
TRIBUTACION 2015 90 p.p.
Herbert Bettinger Barrios $ 259.00
Herbert Bettinger García Cornejo
2224 p.p. 35. Analisis Fiscal Integral de las
$ 930.00 PERSONAS MORALES NO
CONTRIBUYENTES
24. Régimen Legal y Fiscal del L.C. Eduardo López Lozano
FIDEICOMISO 2017 156 p.p.
L.C. Antonio Luna Guerra $ 338.00
168 p.p
$ 317.00 36. Estudio Práctico de la CONTABILIDAD
ELECTRONICA 2016
25. DONATIVOS 2017 L.C.C. Miguel Angel Hernández Yescas
L.C. Antonio Luna Guerra C.P. Mónica Isela Galindo Cosme
EN PRENSA C.P. Jesús Hernández Rodríguez
169 p.p.
26. Estudio Práctico del Régimen Fiscal $ 305.00
del AUTOTRANSPORTE FEDERAL Y
LOCAL 2017 37. Marco Jurídico y Fiscal de los
L.C. Antonio Luna Guerra INTANGIBLES 2015
EN PRENSA L.C. Antonio Luna Guerra
104 p.p.
$ 278.00

PRECIOS VALIDOS EN TODA LA REPUBLICA MEXICANA,


SUJETOS A CAMBIO SIN PREVIO AVISO
ANTES DE EFECTUAR SU PAGO RATIFIQUE EL PRECIO CON SU
AGENTE DE VENTAS O EN NUESTRA PAGINA www.libreriaisef.com.mx
38. Estudio Práctico Sobre las REFORMAS
FISCALES 2014 JURIDICO-FISCAL
L.C. Javier Martínez Gutiérrez
188 p.p.
$ 377.00
39. Estudio Práctico de las OPERACIONES LABORAL
RELEVANTES 2015
L.C. Antonio Luna Guerra
114 p.p.
$ 299.00 LINEA UNIVERSITARIA
40. Estudio Práctico del Tratamiento Fiscal
de las ASOCIACIONES RELIGIOSAS
2016
C.P. Cecilia F. Hernández Rodríguez FINANZAS
196 p.p.
$ 330.00
41. Tratamiento Fiscal de la COMERCIO EXTERIOR
AUTOFACTURACION 2015
L.C. Antonio Luna Guerra
93 p.p.
$ 210.00 LEYES EJECUTIVAS
42. INGENIERIA Y REINGENIERIA FISCAL
2015
L.C. Eduardo López Lozano
122 p.p. LEYES ECONOMICAS
$ 245.00
43. Estudio Práctico del NUEVO
REGLAMENTO DE LA LISR 2016 SUPERACION
C.P. Mónica Isela Galindo Cosme DIRECTIVA
C.P. Jesús Hernández Rodríguez Y HUMANA
90 p.p.
$ 215.00
44. MIS CUENTAS 2016
COLECCION
C.P. Mónica Isela Galindo Cosme PYMES
C.P. Jesús Hernández Rodríguez
132 p.p.
$ 270.00 LINEA
ESTUDIANTIL
45. Estudio Práctico del ISR de la SAS
2017
L.C. Antonio Luna Guerra
92 p.p. CONTABILIDAD
$ 223.00 GUBERNAMENTAL

Conozca más sobre nuestras


obras impresas y digitales
en www.libreriaisef.com.mx ¡AHORA TAMBIEN
relacionadas con los siguientes ADQUIERE!
temas:
• APLICACIONES PARA PC O
LAPTOP
• PDF’S
CONTABLES
• LIBROS ON LINE

FISCAL-NOMINAS

PRECIOS VALIDOS EN TODA LA REPUBLICA MEXICANA,


SUJETOS A CAMBIO SIN PREVIO AVISO
ANTES DE EFECTUAR SU PAGO RATIFIQUE EL PRECIO CON SU
AGENTE DE VENTAS O EN NUESTRA PAGINA www.libreriaisef.com.mx
Esta obra se terminó de imprimir
30 de diciembre de 2016 en IMGRAF
José María Agreda y Sánchez No. 294-B
Col. Tránsito, Deleg. Cuauhtémoc
C.P. 06820, México, D.F.
Tel. 5740-1058

Revisó ______________