Anda di halaman 1dari 13

Redes de media y baja tensión |

REDES INTELIGENTES EN BAJA TENCIÓN

1. Resumen
Es una red que integra de manera inteligente las acciones delos usuarios que se
encuentran conectadas a ella – generadores, consumidores y aquellos que son
ambas cosas a la ves con el fin de conseguir un suministro eléctrico eficiente,
seguro y sostenible.
Estas redes llamadas “Smart Grit” también conocidas como “redes eléctricas
inteligentes” suponen un cambio radical en el modo en el que la energía y la
información se generan, distribuyen y se consumen.

2. Introducción
Desde la introducción de los sistemas de suministro masivo de electricidad a
consumidores finales, las tecnologías utilizadas y los esquemas constructivos y
organizativos de los sistemas permanecieron inalterados durante
aproximadamente un siglo, desde el último cuarto del siglo XIX hasta finales del
siglo XX. Estos sistemas estuvieron basados en la generación de electricidad
mediante grandes generadores impulsados por máquinas térmicas o hidráulicas,
transporte de energía a grandes distancias desde los centros de producción
hasta los centros de consumo mediante extensos sistemas de transmisión de
electricidad en alta tensión y distribución de la electricidad a los consumidores
finales mediante redes de distribución en media y baja tensión.
Usualmente la estructura empresarial del sector estaba basada en esquemas
verticalmente integrados con empresas que abarcaban todas las etapas, desde
la generación y la transmisión de grandes volúmenes de energía eléctrica hasta

1
Redes de media y baja tensión |

la distribución a consumidores finales. Se trataba de un servicio monopólico


regulado por el estado.
Hacia fines del siglo XX, la exitosa desregulación de otros sectores de la
economía, tales como el aeronáutico y el de telecomunicaciones, condujo a la
introducción de reformas en la estructura organizativa de los sistemas eléctricos,
separando las actividades de generación, transmisión y distribución, adoptando
para algunos sectores del suministro de electricidad estructuras de mercados
competitivos y manteniendo los sectores vinculados a redes, como transmisión
y distribución, como servicios monopólicos regulados.
También desde finales del siglo XX se observa una introducción creciente de
generación de electricidad a partir de energías primarias renovables no
convencionales, particularmente eólicas y fotovoltaicas, que en algunos países
ha alcanzado ya características masivas.
Adicionalmente, los rápidos y grandes progresos en las tecnologías de
información, de medición, de comunicación, de electrónica de potencia y de
almacenamiento de electricidad, están produciendo cambios que seguramente
harán que en el futuro cercano los sistemas de distribución de energía eléctrica
serán muy distintos de los que hemos conocido hasta ahora. Básicamente, se
puede pensar que las futuras redes de distribución de electricidad estarán
caracterizadas por lo siguiente:
 Generación distribuida basada en energías primarias renovables
alimentando en las redes de distribución.
 Dispositivos de medición inteligentes generando gran cantidad de datos
que, adecuadamente procesados se pueden convertir en información de
gran valor, tanto para las empresas distribuidoras como para los
consumidores finales.
 Sistemas de comunicación que permitirán a distribuidoras y usuarios
contar con la información necesaria para optimizar la operación
maximizando el beneficio social.
 Sistemas de almacenamiento de energía eléctrica distribuidos.
 Vehículos eléctricos que, además de ser consumidores de electricidad,
pueden ser empleados como almacenadores cuando no son empleados
para la movilidad.
 Usuarios que disponen de información y facilidades tecnológicas que les
permiten optimizar sus consumos y eventual provisión de energía a la red
cuando disponen de generación propia.

2
Redes de media y baja tensión |

 Micro redes eléctricas activas que eventualmente en casos de fallas


pueden funcionar de manera autónoma, incrementando la confiabilidad.
3. Métodos
3.1. Evolución de las redes de madia y baja tención
Los primeros pasos de la energía eléctrica se dieron a mediados del siglo XIX
con el objetivo de mejorar el alumbrado público mediante gas existente en esa
época desde ese día las aplicaciones de la energía eléctrica ha seguido y seguirá
en constante evolución y crecimiento para atender las necesidades de la
sociedad.
La humanidad ha experimentado en el último siglo un desarrollo inmenso
sustentado en el consumo energético basado en el aprovechamiento de fuentes
de energía de origen fósil. Estas energías han sido explotadas suponiendo una
disponibilidad ilimitada, y sin valorar en ningún momento los costes ambientales
ocasionados. Basados en esta forma de consumir combustibles fósiles, el ser
humano se ha basado hasta la actualidad, en un modelo energético en el cual
se sigue un rigurosa cadena que se lleva a cabo en el siguiente orden:
generación, distribución, transporte y consumo.

Sin embargo, el cambio de este modelo es más que una necesidad hoy en día,
tendiendo el nuevo modelo a la diversificación de las fuentes de energía, un
mayor aprovechamiento de las energías renovables y la eficiencia y el ahorro
energético. El nuevo modelo energético pretende transformar el sistema actual
en un sistema distribuido, en el cuál cualquier agente que esté conectado a la
red tiene la posibilidad de aportar energía, posibilitando la creación de micro
generadores, de forma que no existe una dependencia tan directa como con la
generación energética actual.

3
Redes de media y baja tensión |

Gracias a este tipo de red es posible disminuir drásticamente las pérdidas por el
transporte energético, facilitar la conexión a la red de todo tipo de energías
renovables (facilitando la integración de porcentajes crecientes de energías no
gestionables como la eólica o la solar), soportar las capacidades de
almacenamiento energético, soportar la conexión masiva de vehículos eléctricos
o híbridos (tanto para cargar como para volcar energía a la red), etc. Para poder
llevar a cabo todas las acciones mencionadas, la red del futuro deberá:
 Permitir la autogestión de incidencias, tratando los errores producidos en
la red y asegurando el flujo eléctrico en todos los puntos.
 Estar dotada de resistencia frente a ataques y desestabilizaciones.
 Potenciar la participación activa de los consumidores, incentivando la
generación local de energía y la entrega del exceso energético a la red
en horas punta.
 Tener capacidad de suministro de energía de calidad adecuada a la era
digital, gracias a un mayor número de puntos de generación que permitirá
la entrega de diferentes calidades energéticas para cada tipo de
aplicación.
 Acomodarse a una amplia variedad de modalidades de generación y
almacenamiento, gracias a las micro redes y a la generación energética
distribuida.
 Facilitar el florecimiento de mercados, debido a la inclusión de nuevos
elementos en la red como el vehículo eléctrico, un mayor número de
energías renovables, etc.
 Realizar una optimización más eficiente de sus activos y operación,
gracias a la automatización de todos los elementos implicados.

Como se ha comentado anteriormente, una de las principales motivaciones para


el cambio del modelo energético es el aspecto medioambiental. En este nuevo
modelo de desarrollo sostenible, las energías de origen renovable, son
consideradas como fuentes de energía inagotables, y con la peculiaridad de ser
energías limpias, con las siguientes características: suponen un nulo o escaso
impacto ambiental, su utilización no tiene riesgos potenciales añadidos,
indirectamente suponen un enriquecimiento de los recursos naturales y son una
alternativa a las fuentes de energía convencionales, pudiendo sustituirlas
paulatinamente.

Teniendo en cuenta estos aspectos entre otros, la Comisión Europea se reunió


en 2008 para elaborar el plan conocido como Plan 20-20-20.

4
Redes de media y baja tensión |

La estrategia 20-20-20 es una iniciativa lanzada para luchar contra el cambio


climático con un objetivo claro: reducir las emisiones de gases invernadero en
un 20%; ahorrar un 20% en el consumo energético; y proveer al sistema
energético con al menos un 20% de renovables; todo ello para 2020.

3.2. INTEGRACIÓN DE SMART GRIDS EN LA ACTUALIDAD

De esta forma la hoja de ruta dividida por zonas para una producción energética
baja en emisiones de CO2 queda de la siguiente forma:

Australia

El gobierno australiano ha fijado como objetivo la reducción de emisiones del


60% respecto a los niveles del año 2000, para el año 2050 y un mínimo de 5% y
máximo de 25% para el año 2020.

Además, el gobierno ha legislado que para el año 2020, aproximadamente el


20% de la energía generada debe proceder de fuentes renovables. Mientras
estas iniciativas se instalan en las leyes del país, se irán proporcionando los
medios políticos necesarios, para permitir al sector eléctrico australiano, tomar
nuevas decisiones en las inversiones relacionadas con la generación energética
y las redes eléctricas. En la industria se prevé para el 2020 un descenso en el
consumo de carbón (15- 20%), compensado por un mayor uso del gas natural y
las energías renovables, en concreto energía eólica y geotérmica. Más allá del

5
Redes de media y baja tensión |

2020, será necesario aplicar nuevas tecnologías con el fin de renovar las plantas
industriales de cara al nuevo modelo energético.

Canadá

El gobierno de Canadá también ha propuesto reducir en general un 20% las


emisiones para el 2020, relativas al 2006, y entre un 60-70% para el 2050. Para
2020, también pretenden conseguir que un 90% de la electricidad generada
provenga de fuentes no emisoras gases de efecto invernadero como hidráulica,
nuclear, carbón limpio y eólica.

En la actualidad el 75% de la electricidad generada por Canadá procede de


fuentes no emisoras, gracias a la hidráulica y la nuclear. Además se prevé una
gran expansión en la energía eólica prevista para el 2010, que pretende superar
los 3.000 MW. La energía eólica junto a otras formas de micro-generación,
supondrán una pieza clave en la modernización de la red y del desarrollo de las
tecnologías relacionadas con las “Smart Grids”.

Unión Europea

La Unión Europea basa su política de cambio en el modelo energético en el Plan


20-20-20 que pretende para el 2020 disminuir un 20% la emisión de gases de
efecto invernadero, aportar un 20% de generación de renovables y mejorar la
eficiencia energética un 20%. La asociación EURELECTRIC ha elaborado un
estudio denominado Power Choices, con el fin de valorar una visión de la
consecución de estos objetivos, fijando como meta una reducción del 75% de las
emisiones de CO2, y valorando los nuevos avances tecnológicos y políticos que
harían posible estos resultados.

El estudio desarrolla dos escenarios alternativos entre 1990 y 2050: Baseline,


suponiendo la consecución de las políticas propuestas; y Power Choices, que
supone un recorte del 75% en las emisiones de CO2 domésticas.

6
Redes de media y baja tensión |

Japón

En la Cumbre sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas celebrada en 2009,


el primer ministro Hatoyama anunció como objetivo a medio plazo la reducción
de un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 en
comparación con 1990. El objetivo principal de Japón, después de la
construcción de plantas de generación energética, pasa por asegurar el
suministro eléctrico por medio del mejor mix de fuentes energético posible. En el
lado de la generación los esfuerzos se centrarán en disminuir un 50% la
utilización de recursos fósiles, sustituyendo éstos por energía nuclear y la solar
fotovoltaica. En el lado de la demanda, se promoverán la introducción de bombas
de calor usando CO2 como refrigerante.

Estados Unidos

El gobierno estadounidense está reflejando en sus programas energéticos un


enfoque claro y directo a mejorar el sector eléctrico. Uno de los agentes
implicados con más peso, el Departamento de Energía de EEUU (DOE), está
desarrollando una gran cantidad de diversos programas destinados a mejorar las
tecnologías existentes, incluyendo la eficiencia de uso en edificios y vehículos,
así como desarrollar nuevas tecnologías para generar energía procedentes de
carbón, biomasa, geotérmica, hidráulica, eólica y solar. Por otro lado, el DOE
está invirtiendo en el desarrollo pilas de combustible e hidrógeno, así como en el
coche eléctrico. En la siguiente imagen, se muestra el resultado esperado de la
reducción de CO2, gracias al desarrollo de las medidas planteadas.

China

Los contenidos básicos de las políticas energéticas de China se basan en


dar prioridad a la conservación, basándose en los recursos nacionales, la
protección del medio ambiente, la promoción de la innovación científica y
tecnológica, profundización de la reforma, la ampliación de la cooperación
internacional y en mejorar la vida de las personas.

El desarrollo de las redes inteligentes en China es una de las prioridades


energéticas. Estas incluyen la mejora de la eficiencia energética, aumento en
la introducción de las energías renovables y la reducción de las emisiones de
carbono.

7
Redes de media y baja tensión |

3.3. Proyectos de desarrollo en España


Proyecto STAR

El proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red) es una


ambiciosa iniciativa promovida por el Grupo Iberdrola, cuyo objetivo es llevar a
cabo una transformación tecnológica en el campo de las redes inteligentes.

Supondrá una inversión global por parte de la compañía en España superior a


2.000 millones de euros, y finalizará en el año 2018

Proyecto PRICE

Proyecto Conjunto de redes en el corredor de Henares, PRICE, es una iniciativa


de Iberdrola junto a Unión Fenosa para afrontar los retos tecnológicos que
presentan a nivel mundial los sistemas eléctricos:

Envejecimiento de los sistemas e infraestructuras eléctricas.

 Crecimiento de la demanda de suministro energético.


 Integración activa en la operación del sistema.
 Aumento de la presencia de fuentes de energía renovables.
 Integración del vehículo eléctrico en la red.
 Necesidad de mejorar la seguridad de suministro eléctrico.
 Necesidad de reducir la dependencia de fuentes de energía de origen no
renovable.
Proyecto OSIRIS

OSIRIS (Optimización de la Supervisión Inteligente de la Red de Distribución) se


creó en 2014 y es un proyecto de I+D en el que se desarrollan conocimientos,
herramientas y equipos que permite optimizar la supervisión de la infraestructura
de red inteligente que se está desplegando con la finalidad de maximizar la
comunicación entre los elementos que la integran.

 Proyecto BIDELEK

Bidelek Sareak es una iniciativa del Gobierno Vasco a través del Ente Vasco de
la Energía y de Iberdrola Distribución Eléctrica para dotar de redes inteligentes
a zonas urbanas y rurales con el objetivo de incrementar la eficiencia y seguridad
del suministro eléctrico.

8
Redes de media y baja tensión |

Proyecto MONICA

Endesa ha iniciado en abril de 2016 el proyecto MONICA (Monitorización y


control Avanzado) con el objetivo de desarrollar tecnologías que permitan la
monitorización y el diagnóstico en tiempo real de las redes de distribución de
media y baja tensión, persiguiendo los siguientes objetivos:

 Desarrollar una tecnología por la que se pueda determinar al instante y con


precisión la situación real en que se encuentra la red de distribución, algo que
solo era posible hasta ahora para las líneas de alta tensión.

 Detectar cualquier incidencia de los clientes inmediatamente, lo que redundará


en una mejor calidad y seguridad del suministro.

Proyecto REDES 2025

El proyecto Redes 2025 se llevó a cabo en entre los años 2009 y 2012
constituyendo la primera iniciativa de I+D+i impulsada por la Plataforma
Tecnológica Española de redes eléctricas FUTURED.

Consistía en diseñar y desarrollar progresivamente la red eléctrica del año 2025,


una red capaz de satisfacer y garantizar el suministro de las nuevas necesidades
eléctricas de todos los usuarios de una forma eficiente fiable y sostenible.
Liderado por Gas Natural Fenosa, Red Eléctrica de España, Endesa, HC Energía
e Iberdrola, correspondiendo la coordinación general a Tecnalia, el proyecto
contó con un presupuesto de casi 40 millones de euros y ha sido financiado
parcialmente por el Ministerio de Ciencia e Innovación y cofinanciado con fondos
FEDER

 Proyecto ENERGOS
El proyecto de investigación tecnológica Energos tenía como principal objetivo la
investigación para el desarrollo de conocimientos y tecnologías que permitieran
avanzar en la implantación de redes inteligentes de distribución de energía
eléctrica.
Los principales objetivos se han centrado en:
 Estudios de adquisición y tratamiento de información en tiempo real.
 Desarrollo de una herramienta que permita predecir y simular el
comportamiento de la red frente a diferentes escenarios de demanda y
generación.

9
Redes de media y baja tensión |

 Proyecto I-SARE
El objetivo de este proyecto es crear una micro-red interoperable en el País
Vasco, concretamente en la comunidad de Guipúzcoa, cuya finalidad es
proporcionar una red de energía más eficiente y fiable, para mejorar la
seguridad y calidad del suministro conforme a los requisitos de la era digital.
La implementación de esta micro-red inteligente servirá como banco de
pruebas para desarrollar y validar el estado de los diferentes generadores
distribuidos de fuentes renovables y de las tecnologías de almacenamiento.
Se han establecido los siguientes objetivos temporales [70]:
 A corto plazo: generación de nuevos productos.
 A medio plazo: generación de riqueza y empleo.
 A largo plazo: mejorar la eficiencia energética.

10
Redes de media y baja tensión |

4. Resultados

Se sabe que:

 En España cerca de 166 entidades colaboran en 6 áreas


tecnológicas que involucran un total de 33 proyectos.
 Además las Smart Grids están integrando gentes de otros
sectores del tejido empresarial como las empresas TIC y las
Pymes.
 El futuro es prometedor ya que se está apostando por el
desarrollo delas redes inteligentes, todo un mercado emergente
por explotar.
Los Smart Grids (redes inteligentes) propone un nuevo concepto para
las redes de electricidad.

11
Redes de media y baja tensión |

5. Discusión
 Madurez tecnológica y riesgo de “first mover”. La falta de tecnologías
estándares y maduras aumentan el riesgo de inversión, y las escasas
pruebas piloto de escala suficiente hacen que las estimaciones y
supuestos considerados no sean fiables
 “Business case” Los costes de inversión y operación son aún demasiado
altos (no existen aún economías de escala) y por otra parte los beneficios
que pretenden conseguir son difícilmente cuantificables e imputables a
cada agente
 Falta de concienciación: Por parte de los reguladores del papel que
juegan las SmartGrids en los objetivos de fomento de las renovables,
eficiencia energética, reducción 7 de CO2 y la necesidad de fomentar la
inversión en las redes eléctricas
 Normativa y regulación: En algunos casos impone limitaciones o barreras
técnicas y en otras no genera incentivos suficientes para la inversión
 • Acceso a las fuentes de financiación: Cuando se cambia el modelo de
negocio y se aumentan los riesgos de una actividad regulada, aumentan
los costes de financiación, lo que hace menos rentables las inversiones
 Confidencialidad y privacidad de los datos: El detalle y volumen de la
información que estará disponible sobre cada consumidor puede generar
graves perjuicios si se usa de manera inadecuada.

12
Redes de media y baja tensión |

6. Conclusiones
La infraestructura actual de la red eléctrica necesita una evolución y una
modernización para mejorar su funcionalidad y seguridad con el fin de
proporcionar una energía de forma eficaz, fiable y sostenible.
Esta necesidad de modernización surge por el incremento de la demanda
energética debido a las nuevas necesidades de la sociedad, el crecimiento global
de la población y la masiva industrialización.
Estos hechos han llevado a buscar tecnologías innovadoras que ayuden a
evolucionar la red eléctrica convencional a un sistema inteligente que aporte
grandes beneficios a los consumidores y a las empresas de electricidad. Para
ello, se han formado distintas plataformas de investigación tecnológica y se han
creado actividades estratégicas en algunos países para investigar y promover el
despliegue de las smart grids.
Gracias a la integración de las smart grids las empresas del sector eléctrico
podrán reducir sus pérdidas controlando y monitorizando los dispositivos y
elementos implicados en la generación y transporte de energía. Y, gracias a los
datos aportados por los medidores inteligente instalados en los puestos de
consumo se mejorará la eficiencia energética.
De esta manera las compañías podrán ofrecer mejores servicios a sus clientes,
como la autogestión de incidencias evaluando en tiempo real el suministro.
Con estas redes inteligentes los consumidores o usuarios finales pasarán de ser
pasivos a actores activos del sistema eléctrico gracias a la introducción de
nuevos servicios que permiten al consumidor participar activamente, con el fin
de fomentar un uso más responsable de la energía y modificar conductas de
comportamiento para reducir el consumo.

7. Bibliografía:
 http://www.energiaysociedad.es/wp-content/uploads/pdf/smartgrids.pdf
 https://www.fenercom.com/pdf/publicaciones/Guia-de-redes-inteligentes-de-
energia-y-comunicacion-fenercom-2011.pdf
 https://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/9143/386883.pdf
?sequence=1
 II encuentro profesional REDES INTELIGENTES (Smart Grids 2012)

13