Anda di halaman 1dari 1

“El primer valle vitivinícola de América está en Arequipa. Y es el valle de Vítor.


Estuve leyendo un poco acerca de la historia de Pisco Postigo y me llamó la atención el valle en
el cual se produce este pisco, el Valle de Vitor. Resulta pues, que este valle fue el espacio elegido
para plantar las primeras cepas de uva de España en el Perú, esto debido a su microclima, suelo
y agua ideal para la producción y desarrollo de la vid. Aunque en sus inicios sólo se produjo vino,
con el tiempo también se comenzó a producir “aguardiente de uva” lo que más adelante se
conocería como Pisco. Y es que estos dos productos están fuertemente entrelazados, porque
como dice Ana Edith Postigo, “si hay buen vino, hay buen pisco”. Fue gracias a su producción
vitivinícola, que este valle adquirió una posición económica importante en la región, pues los
comerciantes realizaban comercio de vino hacia Potosí, actual Bolivia y también hacia Europa. Ya
que el vino en la colonia fue imprescindible, tanto para su uso religioso como gastronómico,
siendo las primeras uvas que se plantaron en este valle: italia, moscatel, torontel, quebranta,
negra criolla, mollar y tintorera. Además, un dato interesante es que la primera tinaja creada en
el Perú proviene de Vitor y data del año 1550, la cual se encuentra actualmente en el Convento
de la Recoleta en Arequipa, lo que demostraría pues que esta zona de Arequipa fue un centro
pisquero mucho más antiguo, inclusive, que la región Ica. Por eso, Arequipa ha sido desde
tiempos inmemorables una de las grandes productoras de pisco y vino en el país. No es de
extrañar pues, que se pueda sentir la influencia de esta tierra benigna en cada una de las gotas
de Pisco Postigo. ¡Salud con pisco!