Anda di halaman 1dari 5

TRABAJO DE SALUD OCUPACIONAL II

MISHELL ANDREA BETANCOURT ZÁRATE


SADIS JOSÉ MORALES CARCAMO
ANGIE JULIETH ORTEGA LEGUIZAMÓN

PROFESOR: JESÚS MARÍA CONSUEGRA

UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO


FACULTAD DE INGENIERA
DEPARTAMENTO DE INGENIERIA QUÍMICA
BARRANQUILLA
2018-1
ESTRATEGIAS DE MUESTREO: MUESTREO DE ÁREA.

La variabilidad de las concentraciones de los contaminantes y de la exposición


ocupacional, exige como etapa previa a la toma de muestras fijar, por parte del
higienista o experto, ciertos criterios de muestreo tales como qué muestrear, para
qué muestrear, dónde muestrear, durante cuánto tiempo, etc. Para ello se hace
uso de lo que se denomina muestreo, una primera etapa es la de reconocimiento
de las sustancias químicas de acuerdo a la priorización de las mismas según su
toxicidad, número de expuestos y tiempo de exposición (revisar el panorama de
riesgos o la matriz de riesgos y peligros).
Existen buenas razones para justificar el muestreo de contaminantes químicos,
algunas de estas son: Verificar el cumplimiento de los estándares, determinar la
magnitud del riesgo y diseñar y evaluar sistemas de control.
Dependiendo de la localización, el muestreo puede ser de área o personal. En
este trabajo nos enfocaremos específicamente en el muestreo de área (medio
ambiental), el cual está orientado en función de las zonas de trabajo, máquinas y
procesos. Este tipo de muestreo suministra buena información sobre la
localización y caracterización de las fuentes contaminantes, de la variación de las
áreas de trabajo; datos importantes para la evaluación de la exposición individual y
para el diseño y evaluación de los sistemas de control.
Si en una serie de muestreos se confirma que la concentración de contaminantes
supera el límite permisible, se informará de la situación a los trabajadores, se
implementarán controles, se establecerán reconocimientos médicos específicos
para cada uno de los contaminantes presentes y se vigilará la exposición como
mínimo cada mes.
Para la evaluación de la exposición ocupacional a contaminantes químicos es
importante tener en cuenta el “Principio ALARA”, enunciado como “As Low As
Reasonably Achievable”, el cual implica mantener las concentraciones de los
contaminantes químicos en el ambiente laboral tan bajas como sea posible. En
este sentido, la American Industrial Hygiene Association (AIHA), recomienda
mantener la concentración del contaminante en los lugares de trabajo por debajo
del 10% del valor límite permisible.

2
Figura1. Estrategia de muestreo recomendado por NIOSH.

La situación ideal sería muestrear a cada trabajador potencialmente expuesto en


forma individual, pero esto no es posible por cuestiones de costos.
En el diagrama de la Figura 1, se presenta la estrategia de muestreo
recomendada por la NIOSH, la cual define el "nivel de acción", considerado como
el 50% del valor límite permisible, concentración por debajo de la cual no se
esperan efectos sobre la salud de las personas expuestas.
Una vez conocidos los productos químicos liberados en el ambiente de trabajo y
seleccionados los trabajadores de máximo riesgo, el hecho de encontrar
exposiciones superiores al nivel de acción garantizará nuevos muestreos, con un
intervalo mínimo de dos meses, hasta que se encuentren dos mediciones
consecutivas inferiores al nivel de acción.
Para la realización de la medición y toma muestras de contaminantes químicos en
el medio ambiente industrial, es preciso tener en cuenta los siguientes puntos
íntimamente relacionados entre sí:
 Tiempo para el cual está definido el límite de exposición o valor de
referencia (TLVTWA, TLV-C, etc.)
 Estado físico en el que se presentan los contaminantes y las propiedades
que de ellos se quieren medir.
 Técnica de muestreo - análisis.

3
Estos tres puntos, junto con la estrategia de muestreo (número de muestras por
jornada y su duración), en función del objeto del estudio y de la localización de las
mediciones (ambientales o personales), definen el tipo de instrumentación a
utilizar.
Ejemplo para este tipo de técnicas
En un laboratorio fotográfico se utiliza hidroquinona como revelador de blanco y
negro. El valor TLV-TWA es 2 𝑚𝑔/𝑚3. Se pretende evaluar la exposición del
trabajador a dicho contaminante utilizando el método propuesto en esta NTP (NTP
449: Contaminantes químicos: esquema de decisión para la evaluación de la
exposición).
Se toman 3 muestras de jornadas completa en las condiciones adecuadas, y se
obtiene como resultados las siguientes concentraciones:
𝑚𝑔 𝑚𝑔 𝑚𝑔
𝐶1 = 1,20 𝐶2 = 0,70 𝐶3 = 1.90
𝑚3 𝑚3 𝑚3
 Se calculan los índices de exposición de la sustancia.

1,20 0,70 1,95


𝐼1 = = 0,60 𝐼2 = = 035, 𝐼2 = = 0,95
2 2 2
 Se reordenan los valores de exposición de la sustancia:

0,70 1,20 1,95


𝐼1 = = 0,35 𝐼2 = = 0,60 𝐼3 = = 0,95
2 2 2
Se considera el valor de 𝐼2 como 𝐼2 = 0,60 < 1, no se puede concluir sobre la
exposición. Por tanto se recomienda realizar un muestreo periódico.
Se toma al cabo de 4 meses (16 semanas). Se obtiene como resultado de la
concentración 𝐶 = 2,02 𝑚𝑔/𝑚3. Se calcula I el cual es igual a 𝐼 = 1,01. Como 𝐼 >
1, se concluye que la exposición es superior al valor límite.

4
BIBLIOGRAFÍA

CASELLA ESPAÑA S.A. Contaminantes químicos: detección de gases. Madrid.


CONSUEGRA GUTIERREZ, Jesús. Manual de higiene industrial. Universidad del
Atlántico. Barranquilla, 2016.
INTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO (INSHT).
(en línea). (18 de abril de 2018). Disponible en:
http://www.insht.es/portal/site/Insht/