Anda di halaman 1dari 63

IMPORTANCIA DEL CONOCIMIENTO

GEOLOGICO DE LOS YACIMIENTOS


PETROLIFEROS PARA SU MEJOR EXPLOTACION

SUBDIRECCION DE TECNOLOGIA DE EXPLOTACION


DIVICION DE EVALUACION DE FORMACIONES

1983
I N T R O D U C C I Ó N

Una de las actividades que se han desarrollado en la


subdirección de Tecnología de Explotación, en forma continua desde el inicio del
Instituto Mexicano del Petróleo, es la relacionada a determinar los aspectos
geológicos de los yacimientos petrolíferos que se requieren para lograr su mejor
explotación.

Con el fin de que los profesionales que realizan los diferentes


estudios de trabajos comprendidos en la explotación de los yacimientos conozcan
la importancia de tales aspectos geológicos, se preparó este reporte que abarca
tanto conceptos teóricos como prácticos.

Este reporte fue elaborado por el Ing. Jorge D. Pérez Matus,


jefe del Departamento de Interpretación Geológica perteneciente a la División de
Evaluación de Formaciones, de la Subdirección de Tecnología de Explotación y
exclusivamente para el control se considera dentro del Proyecto D-5101 .- “Trabajos
diversos para la Gerencia de Desarrollo de Yacimientos”

México, D.F., Agosto de 1983


Ing. Manuel Villamar Vigueras
Jefe de la División de Evaluación
De Formaciones.
Algunos cambios posteriores en la organización de Petróleos
Mexicanos diluyeron sorpresivamente las actividades primarias que sobre
Geología} de Explotación se estaban desarrollando, no obstante que aumentaba el
conocimiento de esta disciplina, así como la utilidad e importancia de esta
información. Actualmente se tiene más conciencia de su importancia; sin embargo,
no existe dentro de la organización de Petróleos Mexicanos un departamento
especializado encargado de desarrollar este tipo de estudios para cubrir las
necesidades, que sobre esta actividad pudieran requerir otras áreas.

El Instituto Mexicano del Petróleo, desde su fundación y como


parte de la Subdirección de Tecnología de Explotación, se creó el Departamento
con el nombre de Geología de Explotación, cuyo objetivo fundamental era el de
realizar estudios geológicos detallados a los campos petroleros en su explotación.

Posteriormente, por reorganización, se convirtió en División


de Evaluación de Formaciones, ampliándose sus objetivos y por lo tanto
aumentando los tipos de trabajo; con lo que la Geología Petrolera de Explotación
aunque sigue siendo una de las principales actividades dentro de tal División,
comparte su nivel con tres Departamentos más.

Las necesidades de Petróleos Mexicanos de esta


información geológica de explotación son muy grandes.

La capacidad del IMP para desarrollar esta actividad está


limitada y se considera que a la fecha no es suficiente para satisfacer los
requerimientos de Petróleos Mexicanos.
Contenido

1. Resumen
2. Antecedentes
3. Objetivo de la geología de explotación
4. Información geológica necesaria para la explotación de los yacimientos
4.1. Características geológicas regionales
4.1.1 Sedimentológicas
4.1.2 Estratigráficas estructurales
4.2. Características geológicas locales (geología de los
yacimientos).
4.2.1 Tipo de trampa almacenadora
4.2.2 Litología y zonificación
4.2.3 Tipos de limites
4.2.4 Geometría
4.2.5 profundidad, relieve estructural y buzamiento.
4.2.6 Heterogeneidad
4.2.7 Distribución original de fluidos
5. Etapas de explotación y la importancia de la geología
5.1 Perforación y desarrollo de campos
5.2 Evaluación de yacimientos
5.3 Recuperación de hidrocarburos
5.4 Simulación numérica de yacimientos
6. Recomendaciones
7. referencias
RESUMEN

En este trabajo se define la geología petrolera de explotación, se describen


en forma breve sus objetivos y se señalan los diferentes aspectos que
abarca. A demás se analizan las principales actividades de explotación de
petróleo que requieren del apoyo de tal rama.

Algunas de las etapas de explotación de un campo petrolero tales como:


perforación de pozos, desarrollo de campos y evaluación, recuperación de
hidrocarburos y simulación numérica de yacimiento, requieren información
geológica especializada; por tal motivo, se describe en este trabajo en que
consiste esta información y la manera en que participa o influye en los
trabajos que se desarrollan durante dichas etapas.

Finalmente se señala la necesidad y la conveniencia de que en todo centro


de trabajo o empresa que se dedique a la explotación de yacimientos
petroleros; como es el caso de PEMEX o el IMP, cuente con un grupo de
trabajo que se encargue, exclusivamente, de realizar tales estudios y de esta
manera contar en forma oportuna con la información geológica mencionada.
ANTECEDENTES

Hace aproximadamente 20 años, se hizo resaltar el escaso desarrollo en que


se encontraba, en nuestro país la geología de petrolera de explotación y la
necesidad urgente de fomentar sus actividades.

En ese tiempo, se conocía poco de los objetivos y de las distintas actividades


de esta rama de la geología; sin embargo, en algunas áreas de petróleos
mexicanos se lleva a cabo diversas actividades de geología de explotación
para obtener la información necesaria para el desarrollo de proyectos de
explotación de algunos campos petroleros.

Con el tiempo se llegó a madurar la idea de crear un área encargada de la


geología de explotación para proporcionar, a los diferentes departamentos
que controlaban la explotación de los campos, la información geológica
requerida para el de sus actividades.

3.- OBJETIVO DE LA GEOLOGIA DE EXPLOTACION


La geología de Explotación o Producción es una rama de la Geología Petrolera,
cuyo objetivo es el de servir como auxiliar en algunas fases de la explotación de los
yacimientos petrolíferos.

El objetivo, parece claro, sin embargo, pocos son los


profesionales que entienden en qué consiste exactamente la geología de
explotación y cuando o como se debe de aplicar.

Son muchas las etapas de explotación de un campo en las


que se requiere del auxilio de la geología. En todas ellas es necesario que se tenga
un conocimiento preciso de lo que es la Geología Petrolera de Explotación, cual es
la información que proporciona, cuales son los trabajos que requieren de esa
información y la manera en que se deben utilizar para obtener mejores resultados.
¿QUÉ ES LA GEOLOGIA PETROLERA DE EXPLOTACION?

Como se mencionó previamente la Geología Petrolera de


Explotación, llamada también Geología de Producción, es una rama de la Geología
Petrolera. Esta encargada del estudio de los aspectos geológicos que controlan la
acumulación y afectan la explotación de los hidrocarburos de un área dada.

En la Fig. No. 1 se presenta la relación que guarda la geología


petrolera de explotación con respecto a la geología petrolera general.

No existe ninguna diferencia entre cada uno de los tipos


definidos; realmente la Geología es la misma independientemente de los métodos
o de la información que se utilice. Se puede emplear la geología de exploración
petrolera utilizando información obtenida de manera directa o indirecta, de superficie
o del subsuelo; este mismo tipo de información se procesa para desarrollar la
geología de explotación.

Los resultados que se obtienen de ambos estudios


geológicos de exploración y de explotación básicamente son los mismos y
fundamentalmente es la forma de aplicarlos o bien las areas donde se apliquen lo
que les da el carácter de geología de explotación o bien de exploración; precisando
para cada una de ellas objetivos propios y bien definidos. Podría decirse que la
geología de explotación se inicia dónde termina la geología de exploración y emplea
los resultados
de esta para iniciar sus estudias propios tendientes a la caracterización precisa de
los elementos geológicos que proporcionaron la acumulación de hidrocarburos
descubierta por los trabajos exploratorios y de los que tienen efecto en la
recuperación de tales fluidos.

En el diagrama de la fig. No. 2 se presenta en forma general las principales


áreas en las que se requiere del auxilio de la geología de explotación. Los trabajos
desarrollados en estas áreas (perforación y desarrollo de campos, evaluación e
ingeniería de yacimientos) requieren de información geológica para la recuperación
de sus programas y el desarrollo de los proyectos de explotación.
4. Información geológica necesaria para la explotación de los yacimientos.

La información geológica que se debe obtener en un estudio de geología de


explotación abarca fundamentalmente los siguientes aspectos:

Cabe aclarar, que la información que se enlista en la siguiente relación


comprende los aspectos esenciales, pudiendo existir otro tipo de información,
también necesaria que no aparece en la relación.

4.1. Características geológicas regionales

4.1.1. Sedimentológicas

Ambientes de depósito y patrón de distribución de las facies almacenadoras

Estructuras sedimentarias y texturas de las facies alimentadoras.

4.1.1 Estratigráficas

* Litología de la columna geológica

* Relaciones estratigráficas de las facies

* Procesos diagenéticos existentes y su influencia

4.1.3. Estructuras

- características de las estructuras productoras

- fracturas y sus características

- fallas geológicas y su elemento

- bloques y sus características estructurales

4.2. Características geológicas locales (geología de los yacimientos).

4.2.1. Tipo de trampa almacenadora.


4.2.2. Litología, incluyendo zonificación

4.2.3. Tipo de límites

4.2.4. Geometría

4.2.5. Profundidad, relieve estructural y buzamiento

4.2.6. Heterogeneidad de la roca

4.2.7. Distribución original de fluidos, incluyendo

Determinación del contacto agua-hidrocarburos.

De acuerdo con la relación anterior son muchos los aspectos


geológicos que se requieren conocer, y que se deben aplicar para obtener mejores
resultados en la explotación de un campo petrolero y es precisamente en este punto
donde surge el problema ya que si los profesionales que deben utilizar esta
información no la conocen o no saben aplicarla, consideran que esta información
geológica no es utilidad.

A continuación se describe brevemente cada una de estos puntos.

4.1. Características geológicas regionales.

Ambiente y patrón de distribución de las facies almacenadoras.

De acuerdo con la definición (2) ; ambiente de depósito significa un ambiente


geográfico, dado a base a características morfológicas; como por ejemplo una
laguna, un desierto, etc., en el cual se efectúa el depósito de los sedimentos y en
donde las condiciones extremas que afectan el desarrollo de los sedimentos son lo
suficientemente constantes como para formar un deposito característico(3)
De lo anterior se desprende entonces que: cualquier tipo de roca sedimentaria
depende del ambiente en que se depositó ya que este influye en sus características
geométricas, petrofísicas y mineralogía.

Cada ambiente en particular está caracterizado por ciertos elementos; por ejemplo,
un medio marino presenta varios ambientes, batimétricos y de energía: el de agua
somera, agua profunda, aguas semiaisladas, aisladas, mar abierto, etc. Cada uno
de los ambientes en particular están caracterizados por ciertos elementos naturales
como: salinidad, temperatura, etc. Los cuales controlan las facies sedimentarias o
dan como resultado cuerpos característicos en litofacies, geometría, secuencias
verticales de tamaño de grano, estructuras primarias sedimentarias, textura, etc. Por
lo que si se conoce un ambiente de depósito de un intervalo litoestatigráfico se podrá
establecer el patrón de distribución de las facies.

En la Fig. No. 3 se presente la localización de diferentes ambientes de depósito. (4)

Estructuras sedimentarias y texturas de las facies almacenadoras.

Las estructuras sedimentarias pueden dividirse principalmente en inorgánicas y


orgánicas (3) ; las de mayor interés en la explotación de los yacimientos petrolíferos
son principalmente las inorgánicas.
A – MARINO SOMERO

B – LINEA DE COSTA (CERCANO A LA COSTA)

C – ARRECIFES

D – CANALES O CAÑONES EN LA PENDIENTE Y BASE DE PENDIENTE

1 – ARCILLAS ROJAS DE AGUA PROFUNDA

2 – CORRIENTES DE TURBIDEZ

3 – (BARRED BASIN) CUENCA RESTRINGIDA

B. BAJA ENERGIA M. MEDIA ENERGIA A. ALTA ENERGIA

FIG. No3.- RELACION ENTRE LOS AMBIENTES DE DEPOSITOS MARINOS

EN TERMINOS DE PROFUNDIDAD, ENERGIA CIRCULACION Y

CARÁCTER DE LOS SEDIMENTOS


Estas estructuras son producidas como un resultado de la interacción de la
gravedad, las características físicas y químicas de los sedimentos y de los fluidos
del medio hidráulico

Las estructuras primarias sedimentarias inorgánicas principalmente las de corriente


son las más importantes y deben tomarse en consideración durante algunas etapas
de explotación de un campo.

La estratificación es quizá el rasgo más importante de una roca sedimentaria; según


Campbell(5) (1967) un plano de estratificación representa esencialmente un plano
de no deposito, un cambio repentino en las condiciones de depósito o una superficie
de erosión. Generalmente un plano de estratificación constituye la superficie para el
depósito de las capas subsecuentes.

La superficie de estratificación no tiene espesor, pero tiene extensión areal,


equivalente a las capas que ella limita.

La geometría de una capa depende de la relación entre la superficie sobre la que


se deposito la capa y el plano de la superficie de la propia capa.

Las capas pueden adquirir una variedad de formas; las más comunes son: tabulas,
lenticular, cuñas, irregular, o tabular curvada.

Los tipos más importantes de las estructuras primarias a la estratificación son:


estratificación cruzada de escala pequeña y grande, rizaduras, de relleno de canal,
rizaduras con ondulaciones, lenticular y “flaser”. Ondulada, lenticular, graduada, etc.

En la Fig. No. 4 se presenta en forma esquemática cada uno de estos tipos.

La textura(6) se refiere al tamaño, forma y arreglo de los elementos que constituyen


una roca sedimentaria.

Las calizas, por ejemplo, presentan muchas variedades texturales. Consisten


esencialmente de cristales de calcita, pero algunas son totalmente cristalinas o
granulares individuales no son visibles fácilmente. Algunas están compuestos de
granos de un solo tamaño, mientras que otras están formados por grandes cristales
esparcidos en una matriz constituida de otros cristales más pequeños. En algunas
calizas, los cristales de calcita se entrelazan estrechamente, originando una
estructura no porosa, aunque otras calizas si lo sean.
FIG. No. 4.- FORMAS ESQUEMATICAS DE TIPOS DE ESTRUCTURAS
SEDIMENTARIAS

Los cristales de calcita pueden estar dispuestos en formas laminar o fibroso, en


donde se puede reconocer una estructura orgánica; también pueden ser espáticos
con una estructura columnar imperfecta, como la que se desarrolla por el
crecimiento de cristales, normales a las paredes de una cavidad abierta; más
comúnmente, los granos son de igual tamaño, dándole a la roca una apariencia
sacaroide.

Algunas calizas son oolíticas, las cuales consisten de un gran número, esferoides
pequeños que tienen una estructura concéntrica. Todavía en otras, la calcita forma
granos como de arena, los cuales pueden estar aglutinados sin cementar o bien
estar firmemente cementados por la precipitación de calcita en los poros formados
entre granos.

Todos los rasgos a que se ha hecho referencia son ejemplos de texturas.

En las rocas carbonatadas, según H.F. Nelson(7) son 4 las categorías en los cuales
se pueden agrupar las distintas texturas: cristalina, afanitica (sin cristales ni granos),
fragmental o granulada y esquetal. En la Fig. No. 5 se presenta un a clasificación
de calizas de acuerdo con estas 4 categorías principales.
FIG. No. 5.- CLASIFICACION DE CALIZAS.

1.-Esqueletal 6.- micrita fosilifera

2.- Esqueletal calcarenitica 7.- calcarenita

3.- Esqueletal micritica 8.- calcarenita micritica

4.- Calcarenita fosilifera 9.- micrita calcarenitica

5a.- Esqueletal micritica - calcarenitica 10.- micrita ica fosilifera parcialmente cristalina

5b.- calcarenita fosilitfera micritica 12.- caliza cristalina

5c.- micritica fosilifera – calcarenitica

4.1.2. Estratigráficas

Litología de la columna geológica.

Con información obtenida de la perforación de pozos en áreas vecinas o bien de


estudios geológicos de superficies es conveniente determinar el o los tipos
litológicos probables que integran la columna geológica de un área en particular.
Lógicamente una vez perforado el primer pozo se tendrán las medidas suficientes
para conocer como está compuesta la columna litológica; es decir, si son rocas
terrígenas (arenas, lititas, etc.).

Relación estratigráfica de las facies:

Es conveniente, por muchos motivos definir, para la formación que comprende la


roca almacenadora, ciertas características estratigráfica tales como: presencia de
ciclos, estructuras, secuencias sedimentarias, naturaleza delos contractos entre las
diferentes litología, relación lateral de facies y continuidad de cuerpos
almacenadores, etc.

Las rocas sedimentarias en general, de acuerdo con su proceso de sedimentación


(tipo de transporte energía y capacidad de la cuenca receptora, cantidad de
sedimentos transportados, etc.) Presentan características texturales y estructurales
definidas. Por ejemplo, rocas que son depositadas en ambientes de baja energía,
son de grano fino y generalmente estratificadas; mientras que aquellas de alta
energía son de grano grueso pudiendo ser masivas. En un ambiente marino la
posición del nivel del mar, ya sea transgresivo, origina que las capas de sedimentos
cuando son detríticos presenten secuencias verticales del tamaño del grano
(textura) disminuyendo o aumentando hacia arriba, según sea el caso, o bien
conservando su tamaño en todo el intervalo depositado. Fig. No. 6.

En rocas carbonatadas, también tiene su efecto la posición relativa del nivel del mar.
En modelos arrecifales las facies migran hacia el continente durante la transgresión,
hacia la cuenca durante la regresión y crecen verticalmente hacia arriba si la
posición del nivel del mar es estable, Fig. No. 7. [8]

En la Fig. No. 8 se presenta la secuencia vertical de algunas propiedades y


características para un cuerpo de arena depositado en condiciones regresivas.

Las estructuras primarias sedimentarias son el resultado de la energía que ejerce el


medio sobre los sedimentos durante su depósito; por ejemplo, si en el medio no
existe energía y si los sedimentos son de diferentes tamaños.
FIG. No 5 – INFLUENCIA DE LA POSICIÓN DEL NIVEL DEL MAR EN EL TAMAÑO DE LOS
GRANOS EN UN CUERPO ARENOSO
SECCIÓN Z-10
La clasificación es por gravedad originándose una estratificación graduada; si la
energía es alta, origina estratificación cruzada en una o dos direcciones,
dependiendo de la dirección de la corriente de agua o viento que genera la energía.

La variación y tipo de estratificación dentro de un intervalo estratigráfico revela la


continuidad lateral o lenticuridad de los cuerpos de rocas almacenadoras o la
extensión de algún ambiente en particular. La repetición en forma cíclica de
secuencias es indicativo de movimientos relativos, ya sea hundimientos de la base
de la cuenca de depósitos, elevación del nivel del mar o cambios en la naturaleza
de la roca fuente que dio origen a los sedimentos.

En la fig. No. 9 se presenta la distribución estratigráfica vertical de diferentes


cuerpos arenosos (9).

Es conveniente conocer en una secuencia estratigráfica si los contactos entre tipos


litológicos diferentes son graduales o abruptos, asi también, si los limites laterales
son interdigitados, graduales, abruptos o están acuñados, Fig. No. 10.

El ambiente de depósito ejerce un control en las características petrográficas y


mineralógicas de las facies que originan, por lo que cada ambiente en particular
genera un tipo litológico o una asociación de varios tipos litológicos con una
distribución estratigráfica típica.
Procesos diageneticos -La diagénesis de una roca empieza poco después de su
depósito y consiste de una serie de procesos que acompañan a los sedimentos
durante su litificación.

Los granos de carbonatos son más susceptibles a los cambios diageneticos que los
constituidos por sílice, por lo que una roca carbonatada en general presenta
sistemas porosos muchos más complejo que una arenisca. La porosidad de una
arena o arenisca está controlada generalmente por la textura primaria de la roca,
mientras que el control básico de la porosidad final de una caliza es
dominantemente diagénetico.

Las diferencias en los tipos y orígenes de las porosidades de una caliza y una
arenisca, obligan al profesional a descubrir una roca almacenadora carbonatada
con criterios diferentes a los empleados en las areniscas; por esto es necesario
conocer cuáles son los procesos diageneticos y cómo actúan sobre dichas rocas
almacenadoras.

A continuación, se describen en forma breve, solamente 6 de los procesos más


importantes (10).

1. Compactación,- Es la reducción en el volumen que ocupan los sedimentos y se


expresa como un porcentaje del volumen del cuerpo origina. La causa principal de
la compactación es el aumento de la sobrecarga ejercida por los sedimentos
depositados posteriormente con la consecuente expulsión de fluidos. La magnitud
de la compactación es pues una función de la porosidad y el contenido de agua
intersticial en los sedimentos originales, el tamaño y la forma de las partículas, su
ritmo de depósito, espesores de la sobrecarga y del tiempo.

2. Cementación,- La precipitación de sales minerales en los intersticios de los


sedimentos es uno de los cambios diagenéticos más comunes. El material
cementante puedeser derivado de la propia roca o puede ser llevado por solución.
La cementación puede ocurrir en forma simultánea o posterior al depósito.
3. Recristalización,- Es un término general aplicado a cambios de textura cristalina,
causada por un crecimiento de cristales pequeños, dentro de un agregado de
cristales más grandes. Durante la recristalización los granos más pequeños tienden
a desaparecer, aumentando en tamaño las partículas más grandes.

4. Reemplazamiento,- Es un proceso mediante el cual un nuevo mineral puede


crecer a expensas de otro tomando su lugar. Los resultados diagenéticos que
incluyen reemplazamiento son principalmente silicificación, dolomitización,
fosfatización y piritización.

5. Solución diferencial,- La solución es quizá el proceso mas común de la


diagénesis, está presente en la cementación, recristalización y reemplazo.

6. Autigénesis,- Es la ocurrencia de nuevos minerales en un sedimento durante o


después del depósito, ya sea por introducción directa o por alteración constituyentes
originales.

Los procesos diagenéticos afectan de alguna manera la porosidad de los


sedimentos ya que generalmente ellos alteran el tamaño y forma de sus granos. El
tamaño original de los granos puede ser alterado por cementación, recristalización,
reemplazo y autigénesis, Fig. No. 11.

Tomando en cuenta que todos los procesos diagenéticos afectan en mayor o menor
grado la porosidad es importante conocer el proceso y el grado en que afectó las
condiciones originales de la roca almacenadora, ya que de acuerdo con ello, se
podrá definir si las propiedades petrofísicas cambiaron o se preservaron.
4.1.3. Estructurales.

Para hacer una buena interpretación geológica estructural local es necesario


conocer a nivel regional la tectónica del área.

La definición de estos aspectos hasta cierto punto, no corresponde a la geología de


explotación. Sin embargo, si no se dispone de esta información es necesario
efectuar un estudio para determinar en forma general estas características
geológicas.

Estructura productora.- Los aspectos estructurales más importantes incluyen: definir


el tipo de estructura almacenadora, su origen, la época de su formación, su
geometría y relación con otras estructuras existentes en el área.

Esta información se obtiene, construyendo e interpretando secciones transversales


estructurales de correlación geológica del área en estudio, como la mostrada en la
Fig. No. 12.

Fracturas.- La presencia de fracturas en una roca almacenadora, cuando ésta forma


parte de un yacimiento, es de mucha importancia ya que representa un tiempo de
porosidad por lo que es necesario identificarla, definir su origen y describir sus
parámetros.
La identificación puede efectuarse ya sea observando directamente las muestras de
roca, obtenidas de la perforación de los pozos o de afloramientos, o bien mediante
el uso de cámaras, en las paredes de los pozos perforados o empleando los
métodos indirectos que proporcionan los análisis de datos de pruebas de presión
de los pozos y los registros geofísicos.

Definir el origen de las fracturas es importante ya que con esto se podrá saber, entre
otras cosas, el tiempo probable de generación, el alcance estratigráfico del
fracturamiento, la distribución de las zonas más fracturadas, etc.

En la descripción se deben incluir características tales como: orientación,


dimensión, distribución, relación con los otros tipos de porosidad; es decir, si
comunican zonas con cavernas o si se encuentran aisladas. También es importante
conocer el estado de la fractura, es decir, si están rellenas total o parcialmente o
bien, si están vacías.

Fallas geológicas.- La presencia de fallas geológicas en la estructura


almacenadora puede ser el elemento principal que controla la acumulación de
hidrocarburos, por lo que es de interés definir la existencia y localización de fallas
geológicas en una zona de acumulación. Los criterios geológicos principales que
sugieren la existencia de una falla geológica son, entre otras: diferencias
estructurales de la cima de un horizonte de correlación, perdida de espesores en la
columna geológica, diferencias de algunas características de la acumulación
(presiones, tipos de fluidos, etc.).

La definición de una falla geológica incluye la descripción de sus elementos, tales


como: rumbo, salto, echado, desplazamiento horizontal, alcance estratigráfico, etc.

Es importante en la descripción, incluir el estado del plano de la falla; es decir, si ha


sido rellenado total o parcialmente o si esta vacío y definir si constituye o no una
barrera al paso de los fluidos. El tiempo del afallamiento es importante ya que dará
idea de tiempo de acumulación.

Bloques estructurales.-La presencia de fallas geológicas en las estructuras


productoras, origina la formación de bloques, separados por los planos de las fallas.
La descripción de estos bloques incluye, la profundidad media a la que se localizan,
dirección e intensidad de buzamiento.

4.2. Características geológicas locales (geología de los yacimientos).

Los aspectos geológicos (sedimentológicos, estratigráficos y estructurales)


definidos para la roca almacenadora de un campo se utilizan para determinar, en
forma detallada algunas características geológicas de los yacimientos.

Esta información geológica de los yacimientos es de enorme utilidad ya que en ella


se apoyan los diversos trabajos que se realizan en las distintas etapas de la
explotación del campo.

4.2.1. Tipos de trampa almacenadora.

La acumulación de hidrocarburos en el subsuelo es controlada por una trampa


geológica constituida por una roca almacenadora, sellos laterales y un sello superior
que la cubre total o parcialmente, que puede ser una capa impermeable de roca.

Las trampas almacenadoras pueden ser de tipo estructural, de tipo estratigráfico


(por variación lateral de la permeabilidad), o bien estar formadas por una
combinación de ambos tipos.

Algunas etapas de la explotación de un compo requieren del conocimiento del tipo


de trampa que controla la acumulación, por lo que es conveniente definir sus
características mas importantes.

En la fig. No. 13 se presentan algunas trampas geológicas que caracterizan los tipos
mencionados.

4.2.2. Litología y zonificación.

Deben conocerse con bastante detalle los tipos litologicosy mineralógicos que
componen la roca productora. Los tipos mas comunes de rocas almacenadoras son
las carbonatadas (calizas y dolomías) y silicas (arenas y areniscas). Cada tipo en
particular presenta características propias que origina que la perforación,
terminación, desarrollo y proyectos de recuperación primaria y secundaria de los
hidrocarburos sea seleccionada de acuerdo al o los tipos litológicos y mineralógicos
propios de la roca almacenadora.

En la descripción de cada tipo litológico debe incluirse el ambiente sedimentario en


el cual fueron depositados ya que, como se mencionó previamente, el medio
controla la composición, textura, estructura, tipo de porosidad, aspectos muy
importantes en la caracterización de los yacimientos.
Se sabe que es difícil contar con muestras litológicas suficientes para poder
descubrir, desde este punto de vista, el yacimiento. Sin embargo, si se quiere tener
un conocimiento de las propiedades petrofísicas, de saturación de fluidos, etc. Y
obtener buenos resultados de la explotación de los yacimientos, es necesario
obtener información de la litología, exclusivamente para desarrollar proyectos de
recuperación de fluidos.

Existen métodos indirectos para conocer los tipos litológicos los cuales utilizan
información de registros geofísicos de pozos. Estos métodos pueden ser de utilidad
en esta etapa del estudio.

La información litológica directa o indirecta, es obtenida a nivel de pozo, pudiendo


con esto definir la distribución de los diferentes tipos litológicos de la columna
perforada. Las rocas carbonatadas son complejas en su composición y muy
heterogéneas, pudiendo cambiar sus propiedades y características a distancia
relativamente corta.

No existen métodos definitivos para conocer heterogeneidad en las zonas


localizadas entre los pozos. El más recomendable es el de definir el ambiente de
depósito¹¹ y conocer el patrón de distribución de facies; sin embargo, esto requiere
de información suficiente de muestras litológicas, por lo que con base en datos
obtenidos de registros geofísicos de pozos y de descripciones litológicas, se realiza
la zonificación, a nivel de pozo, de algunos parámetros característicos (litológicos,
tipo porosidad, textura, radiactividad, etc.), posteriormente estas zonas se
correlacionan entre pozos y se establece su probable continuidad. Una zonificación
basada en los valores de porosidad se presenta en la fig. No. 14¹².
4. 2. 3. Tipos de límites.

Para evaluar y desarrollar un yacimiento es necesario definir sus


límites (superiores, laterales e inferiores).

La precisión requerida para la cuantificación de los volúmenes originales de


hidrocarburos y la exactitud que requiere la ingeniería de yacimientos en general,
hace necesario que se defina el tipo de límite, ya que cada uno en particular
presenta condiciones de frontera diferentes.

Los tipos de límites más comunes son: planos de fallas geológicas, perdida de
permeabilidad de la capa de roca almacenadora (por cambio de facies o
acuñamiento) y el contacto agua-hidrocarburos.
Plano de falla.- Es la superficie a lo largo de la cual las paredes opuestas se mueven
una con relación a la otra con movimiento diferencial paralelo a la superficie de la
falla. Algunas fallas presentan poco desplazamiento (fracción de centímetros), en
otras el desplazamiento de mide en kilómetros o decenas de kilómetros.

Este desplazamiento puede generar una interrupción en la continuidad porosa y


permeable de la roca almacenadora o un sello al paso de los fluidos.

La pérdida de la porosidad se genera abruptamente y el espesor neto disminuye de


acuerdo con la posición del plano de la falla. En la Fig. No. 15 se presentan algunos
casos de este tipo de límites.

Perdida de permeabilidad.- La roca almacenadora puede perder su permeabilidad


cuando está en contacto con una capa de roca densa o arcillosa o bien cuando
presenta un cambio de facies. El contacto entre formaciones puede ser abrupto,
gradual continuo y gradual intercalado; asimismo el cambio lateral de facies puede
presentarse en forma abrupta, gradual, interdigitado o acuñado. En la Fig. No. 10
se presentan algunos de estos casos típicos.
FIG. No 15 CONFIGURACION ESTRUCTURAL DE LA CIMA DE UN YACIMIENTO
HIPOTETICO
Contacto agua-hidrocarburos. El plano del contacto agua-hidrocarburos
generalmente constituye el límite inferior de los yacimientos. Cuando estos tienen
espesores pequeños (forma tabular como las arenas) o bien que la roca
almacenadora presenta zonas o intercalaciones densas en la parte inferior, el límite
inferior es combinado, roca densa contacto agua-hidrocarburos.

La intersección del plano del contacto agua-hidrocarburos, con el plano de la cima


del yacimiento o de la base del sello superior, forman también limites marginales de
los yacimientos.

En la Fig. No. 15 se presentan algunos ejemplos de límites de yacimientos.

4.2.4. Geometría

La geometría de un yacimiento es un parámetro que se requiere definir.


Lógicamente estará dad por el arreglo que guarden los limites marginales a la
profundidad de la cima del yacimiento. La representación de la geometría de un
yacimiento puede lograrse mostrando en planta la posición de los límites y la
configuración de su cima.

Existen algunas actividades dentro de la explotación de un campo que requieren


conocer la geometría del yacimiento en secciones transversales, mostrando
algunas propiedades y características del yacimiento en 2 y hasta 3 dimensiones
(bloques isométricos).

4.2.5. Profundidad, relieve estructural y buzamiento.

La descripción del yacimiento debe incluir la información de algunos aspectos


estructurales, tales como profundidad, relieve estructural y buzamiento, los cuales
son de interés principalmente para la selección del método apropiado de la
recuperación secundaria.
Esta información se obtiene de la interpretación estructural del campo.

Dependiendo del tipo de estructura y roca almacenadora se tendrá un campo con


uno o varios yacimientos. Para cada uno de ellos se determina la profundidad
media.

De la diferencia entre las curvas de valores mínimo y máximo de profundidad se


obtiene el valor del relieve estructural y el ángulo del echado, que es el ángulo que
se localiza entre la línea máxima pendiente con la horizontal. El valor del ángulo del
echado adquiere mayor importancia en estructuras geológicas con fallas, formadas
por bloques estructurales que generalmente buzan en diferentes direcciones.

4.2.6. Heterogeneidad

La heterogeneidad petrofísica en las rocas almacenadoras, es uno de los factores


principales que afectan la eficiencia de recuperación del aceite de un yacimiento.
Las rocas carbonatadas son generalmente más heterogéneas que las arenas y
areniscas, debido a la mayor complejidad y variabilidad de sus ambientes de
depósito, así como a su mayor susceptibilidad a las alteraciones diageneticas.

Es común en la ingeniería de yacimientos considerar como homogénea a las rocas


carbonatadas que presentan propiedades y características muy heterogéneas.

De acuerdo con el origen de estas heterogeneidades puede considerarse que la


distribución no es errática, por lo contario debe estar controlada por cambios de
facies, continuidad lateral o variación de la estratigrafícacion y tendencias texturales
y estructurales.

La información obtenida de los perfiles verticales de núcleos y de registros no es


suficiente para predecir la heterogeneidad entre pozos. Existen algunos
procedimientos indirectos (estadísticos, de análisis de pulsos, presión transitoria,
observación directa de afloramiento) que intentan determinarla. Sin embargo, el
mejor método es el de conocer el ambiente de depósito y el patrón de distribución
de facies combinando con mediciones en el lugar a través de una prueba piloto.

La aplicación de modelos matemáticos en la simulación de los yacimientos requiere


de la información precisa de la distribución de la heterogeneidad.
4.2.7. Distribución original de fluidos.

La evaluación correcta de una formación productora o yacimiento, requiere de la


definición precisa de la distribución original de fluidos. Esta definición puede
lograrse por procedimientos directos, haciendo mediciones especiales a las rocas
almacenadoras atravesadas por el pozo o en forma indirecta con la interpretación
cualitativa y cuantitativa de los registros geofísicos.

La interpretación cuantitativa de los registros geofísicos de pozos es una actividad


que no corresponde a la geología por tal motivo, al respecto, solamente se hacen
comentarios generales.

De acuerdo con el tipo litológico que constituya la roca almacenadora, se simplifica


o complica la definición de esta distribución, principalmente cuando se pretende
determinar por métodos indirectos.

Si se considera que los espacios porosos en la formación están llenos de fluidos:


hidrocarburos y agua; unas de las técnicas más socorridas, principalmente en una
interpretación cualitativa, es la que emplea la respuesta del sistema roca-fluido al
paso de la corriente eléctrica (resistividad). Estos valores de resistividad describen
la distribución vertical de los distintos fluidos que saturan a la roca almacenadora.

Habiendo definido la distribución de los fluidos y los valores límites de saturación,


en el caso de la interpretación cuantitativa se definen las zonas de hidrocarburos-
agua y de agua y los contactos entre dichas zonas.

Las técnicas y procedimientos cuantitativos son apropiadas para cada tipo litológico,
es decir, arenas y/o areniscas, limpias o arcillosas, calizas y/o dolomías, con o sin
fracturas, etc.

Los porcentajes de saturación de fluidos calculados adqueiren importancia de


acuerdo a la etapa de explotación de un campo; por ejemplo, para la determinación
de un pozo perforado en arenas se pueden seleccionar el o los intervalos hasta en
forma cualitativa, sin embargo, para evaluar el yacimiento se requiere mayor
precisión en las determinación de estos valores de saturación.
Independientemente de la etapa de explotación, es conveniente definir el método
apropiado de acuerdo con el tipo litológico que se pretende reconocer, con esto se
tendrán resultados más reales.

Después de definir los valores límites de saturación y los contactos entre ellos, se
podrán conocer los límites y la geometría de los yacimientos dados por este
concepto.

5. ETAPAS DE EXPLOTACION Y LA IMPORTANCIA DE LA GEOLOGIA.

Son las principales etapas de explotación en las que se considera necesario contar
con el apoyo de la geología. PERFORACION DE CAMPOS, EVALUACION DE
YACIMIENTOS, RECUPERACION DE HIDROCARBUROS Y SIMULACION
NUMERICA DE YACIMIENTOS.

5.1. Perforación y desarrollo de campos.

La correcta programación y perforación de un pozo petrolero requiere del


conocimiento de los tipos litológicos que integran la columna geológica a perforar y
las profundidades probables de sus contactos, con el propósito de seleccionar
adecuadamente, entre otras cosas, el tipo de barrenas, el lodo de perforación, los
registros qeofisicos adecuados para la correcta evaluación de la formación
almacenadora, las profundidades a las que debe anclarse las tuberías de
revestimiento, los probables intervalos de zonas geopresionadas, etc.

Desarrollar un campo consiste en perforar, de acuerdo a su geometría y extensión,


el número de pozos necesarios para su correcta explotación.

con información de un solo pozo que permita determinar la distribución de los fluidos
que satura ala roca almacenadora y con apoyo en la configuración geofísica del
horizonte que corresponde a la cima productora se pueden definir los límites
tentativos y la geometría de la acumulación.

El tipo litológico, el ambiente de depósito, el patrón de distribución de facies, la


configuración de la cima productora y la geometría, son necesarios para la definición
del arreglo y perforación de los pozos de desarrollo.
Por lo anterior puede establecerse que el desarrollo de los campos depende en
buena parte del tipo litológico de la roca almacenadora que constituye el yacimiento.

Los tipos litológicos más comunes son arenas o areniscas y calizas o dolimias.

De acuerdo con el patrón geométrico de dichos tipos litológicos (alargados para las
arenas y arenisca, paralelos o perpendiculares a la línea de costa y tabulares para
las rocas carbonatadas) los yacimientos en arenas constituyen solo una parte de la
estructura geológica; en cambio las rocas carbonatadas generalmente cubren toda
el área. De acuerdo con lo anterior los criterios para desarrollar los campos deben
estar controlados por el tipo de yacimiento, desde el punto de vista litológico, ya que
en una arena la acumulación está distribuida en una franja angosta con relación
área de la estructura. En estos casos es recomendable que el desarrollo se realice
a nivel de cuerpo de arena y no estructurada.

El desarrollo de los yacimientos constituidos por rocas carbonatadas puede hacerse


de acuerdo con el control estructural. No se debe perder de vista que estas rocas
son muy susceptibles a los cambios postdeposicionales y que estos están
controlados, parcialmente, por los ambientes de depósito.

Existen casos de campos en arenas con yacimientos múltiples (multidepositos,


fig.no.9), e en donde se presentan acumulaciones de hidrocarburos en diferentes
niveles. Sin embargo, este hecho no debe cambiar el criterio del desarrollo del
campo.

En términos generales se puede concluir que la localización de los pozos de


desarrollo deben estar controlada en forma combinada por aspectos geológicos,
tanto estructurales como estratigráficos. En la fig. no. 16 se presentan 2 ejemplos
teóricos de desarrollo de campo.

De acuerdo con la geometría del yacimiento y la distribución probable de las facies


almacenadoras el desarrollo de campo se pueden llevar a cabo de las siguientes
formas.
Fig. No. 16.- CASOS TEORICOS DE DESARROLLO DE CAMPOS.
1. Perforar los pozos a partir del pozo descubridor hasta llegar o encontrar los
límites laterales de la acumulación.
2. Corroborar los límites laterales tentativos de acumulación mediante
perforaciones de avanzada y posteriormente efectuar perforaciones de
relleno.

En ambos casos se deben preparar, tras la perforación del segundo pozo, secciones
transversales estructurales para definir las tendencias probables de los mejores
intervalos con impregnación de hidrocarburos y de esta manera programar las
profundidades de los pozos a perforar.

Como parte del desarrollo de los campos se pueden considerar algunos trabajos
que se realizan para la terminación de los pozos; por ejemplo, para seleccionar los
intervalos por donde va a explotar el o los yacimientos.

En esta selección intervienen diferentes aspectos geológicos, como los tipos


litológicos y mineralógicos que integran la columna geológica productora, con lo cual
se podrán conocer los tipos y perfiles de las estructuras primarias y texturas
existentes, las relaciones estratigráficas, diferentes tipos de porosidad, la presencia
de fracturas, los procesos diagenéticos que afectaron a la roca almacenadora, el
grado de dolomitizacion, si la formación almacenadora estuvo expuesta a la
superficie, etc. Con esta información se puede fijar el tipo de terminación o bien
definir si se le debe practicar algún tipo de estimulación. Además se tendrá la
información suficiente para seleccionar el método apropiado para la interpretación
cuantitativa de los registros geofísicos y el criterio suficiente para la selección de los
mejores resultados.

5.2. Evaluación de yacimientos

Evaluar un yacimiento o un campo es de suma importancia, ya que de la cantidad


de hidrocarburos recuperables dependen las inversiones que deben hacerse para
el logro de la infraestructura necesaria para una correcta explotación del campo; por
lo que es conveniente que los aspectos geológicos y algunos parámetros
petrofísicos necesarios para la cuantificación de los volúmenes originales de
hidrocarburos sean definidos correctamente.
El cálculo de las reservas probadas de una estructura almacenadora se apoya en
el volumen de hidrocarburos calculado a condiciones originales. La definición de
este volumen original requiere de un estudio geológico detallado en el que se
determine, mediante la correlación de secciones transversales estructurales, los
perfiles de las capas de roca con hidrocarburos, señalando la cima y la base de la
acumulación, así como sus límites laterales, Fig. No. 17.

Un parámetro muy importante en la cuantificación del volumen original es la


porosidad. En rocas carbonatadas donde existen diferentes tipos de porosidad es
necesario, para hacer una evaluación más aproximada de los volúmenes de
hidrocarburos, definir los diferentes tipos de porosidad y hacer una cuantificación
del volumen correspondiente a cada tipo.

El espesor neto poroso con hidrocarburos también se requiere en el cálculo del


volumen original de hidrocarburos. Con base en información principalmente de
registros geofísicos de los pozos y dependiendo del tipo de porosidad, se pueden
seleccionar dentro de la zona con acumulación los intervalos porosos, tomando
como limites verticales la cima y la base del yacimiento, esta última generalmente
dada por intervalos densos o bien por el contacto agua-hidrocarburo.
FIG.No.17.- CASOS DE ESTRUCTURA GEOLOGICA CON ACUMULACION DE
HIDROCARBUROS
5.3. Recuperación de hidrocarburos.

La ingeniería de yacimientos aplicada a la recuperación primaria y mejorada de


hidrocarburos debe apoyarse forzosamente en modelos geológicos de yacimientos.

La descripción geológica del yacimiento requería en esta etapa de la explotación,


debe incluir principalmente los siguientes aspectos: tipos de estructuras y fallas
geológicas, presencia de fracturas, porosidad y permeabilidad, litología y
mineralogía, zonificación, estructuras primarias, etc. Esta información debe tomarse
en cuenta para el correcto desarrollo de los proyectos de recuperación de
hidrocarburos.

Estructura geológica.- conocer el tipo de estructura es importante ya que la


magnitud del relieve y cierre estructural es definitivo al elegir el tipo de inyección de
agua. En estructuras con relieves estructural alto se debe aprovechar la magnitud
del echado de las capas en la selección del arreglo de pozos inyectores.

En campos con relieves estructurales moderados, el echado de las capas no


representa ningún efecto en las operaciones de la recuperación secundaria. En este
caso otras características de las rocas almacenadoras, tales como porosidad,
permeabilidad, fracturas, fallas geológicas, litología, etc., deben tomarse en cuenta
para una correcta selección de pozos e intervalos inyectores.

Fallas geológicas. La posición y numero de las fallas geológicas en una estructura


definen bloques que pueden constituir yacimientos independientes, la definición
anticipada de este aspecto puede ser aprovechada convenientemente. Los planos
de fallas deben considerarse que constituyen barreras al paso de los fluidos por lo
que la identificación de estos planos y el arreglo de sus trazas en los planos de
simas de los yacimientos, señalarían las áreas de acumulación en las que quedarían
comprendidos los pozos inyectores y productores.

Fracturas. La descripción de un yacimiento fracturado en forma natural requiere


de procedimientos especiales por lo que es necesario que se ponga interés
particular en yacimientos de este tipo, ya que no es fácil determinar los parámetros
que caracterizan un medio fracturado (ancho, espaciamiento, intensidad y
frecuencia de fracturas) aun cuando la roca almacenadora haya sido intensamente
muestreada.

Las fracturas afectan a la recuperación de hidrocarburos en diferentes formas:


favorecen a los yacimientos como empuje de gas en solución durante la
recuperación primaria pero durante la inyección de agua o gas son verdaderas
avenidas para el movimiento de fluidos dejando grandes volúmenes de aceite
contenido en la matriz de la roca almacenadora. Si se tiene información de densidad
de fracturas y distribución, la posición de los pozos inyectores se puede localizar en
forma conveniente.

Las fracturas por otro lado, pueden ser la principal causa de problemas de
codificación.

Porosidad de permeabilidad. Cabe mencionar que los trabajos que se realizan


para la definición de estos parámetros no son estrictamente biológicos. Sin
embargo, debido a la importancia que tiene en la acumulación y recuperación de
hidrocarburos se hacen algunos comentarios, considerados de interés.

La porosidad es un factor definitivo ya que controla la capacidad de inyección de


agua; además está relacionada al volumen de aceite almacenado en el yacimiento.

La porosidad final en arenas depende fundamentalmente de las condiciones


ambientales al tiempo del depósito; dependiendo del nivel de energía. Sin embargo
en una roca carbonatada la porosidad final depende, además del nivel de energía,
de procesos orgánicos y diagenéticos que modifican la porosidad original, haciendo
más difícil su determinación y pronóstico.

Para poder considerar a una formación como adecuada para la inyección de agua,
es necesario que tenga buena porosidad y permeabilidad y que se mantenga, por
lo menos del pozo inyector al productor.

La presencia de capas densas con una distribución horizontal amplia en yacimientos


sometidos, por el ejemplo, a inyección de miscibles, constituyen barreras de
permeabilidad al barrio vertical del banco de solvente, Fig. No. 18 (14), provocando
que volúmenes considerables de aceite queden en el yacimiento.
En rocas carbonatadas heterogéneas, en donde se tiene un amplio rango de
permeabilidad, es probable que se presenten canalizaciones del agua de inyección
del pozo inyector al productor, a través de las secciones altamente permeables,
quedando los hidrocarburos atrapados en las zonas de menor permeabilidad, por lo
que es necesario conocer con detalle la distribución vertical y horizontal de ese
parámetro. Determinados estos aspectos, la elección del arreglo de los pozos y de
los intervalos de inyección y producción, así como de las cuotas de inyección se
hará con más bases, ya que para ello se tomarían en cuenta también las zonas de
menor permeabilidad, Fig. no. 19.

Fig. No. 18.- DISTRIBUCION DE FLUIDOS OBSERVADOS EN LA ACUMULACION


“GOLDEN SPIKE D3A”. (14)
Litología y mineralogía.-los diferentes tipos litológicos presentes en una roca
almacenadora deben conocerse por lo menos a nivel de pozo ya que cada tipo
presenta característica propias; por ejemplo, una caliza es más soluble que una
dolomía, el mudstone es de baja porosidad primaria y puede contener arcillas, la
dolomía normalmente es un producto de remplazo e implica circulación del agua a
través de medios porosos primarios o fracturas. Un grainstone está formado por
granos y porosidad es primaria intergranular, una arena normalmente contiene
arcilla intersticial o interestratificada, una arenisca contiene cementantes que
pueden ser carbonatos, etc. Por otro lado, es conveniente determinar el contenido
de ciertos tipos mineralógicos; por ejemplo, la pirita en presencia de oxigeno forma
ácido sulfúrico el cual es muy corrosivo, el Bario en combinación con sulfatos
produce sulfato de Bario que es insoluble y tapona los espacios porosos reduciendo
con ello la permeabilidad.

El conocimiento de estos aspectos relacionados a los tipos litológicos, son


necesarios en la programación de los proyectos o métodos de recuperación de
hidrocarburos.

Zonificación.- la zonificación geológica de la roca almacenadora juega un papel


muy importante en la inyección de agua. Las predicciones de comportamiento de
yacimientos Muchas veces fracasan debido a que no se toma en cuenta la
heterogeneidad geológica. Es común que los cuerpos de arenas almacenadoras,
de acuerdo con la energía en su ambiente de depósito, se encuentren
interestratificadas con pequeñas capas lutiticas, o bien presente estratificación
graduada ozonas que de acuerdo con los distintos niveles de energía se presenten
libres de arcillas y/o tamaños de granos mayores, lo que origina variaciones en los
valores de porosidad y consecuentemente de permeabilidad.

Las rocas carbonatadas almacenadoras comúnmente tienen porosidad del tipo


vesicular. Cuando las vesículas están conectadas forman canales con
permeabilidad muy altas que podrían admitir la mayor parte del agua de inyección,
produciendo un rápido rompiendo del agua en el pozo productor.
Durante la inyección, el agua es aceptada proporcionalmente a la permeabilidad de
cada capa.

Después de definir una zonificación de valores de porosidad o permeabilidad y de


acuerdo con la distribución horizontal y vertical de dichas zonas, la recuperación
debe de programarse o adaptarse con base en las subzonas dentro del yacimiento.

Estructuras primarias.-las rocas sedimentarias presentan estructuras originadas


durante su depósito. Los cambios constantes de condiciones afectan la mineralogía,
textura y composición de los sedimentos acumulados, originando una estratificación
o la formación de capaz.

Cuando el ambiente de depósito existe corrientes dominantes en determinadas


direcciones y estas se mantienen durante todo el tiempo del depósito, se generan
estructuras primarias de corrientes (estratificación cruzada, rizaduras, etc.). Estas
estructuras pueden crear superficies de muy alta permeabilidad.

Algunos sedimentos están intensamente bioturbados, lo que indica que durante el


depósito de los mismos, algunos organismos construyeron horadaciones, con lo
cual se destruye parcialmente la estructura interna y se homogenizan los
sedimentos. Esta actividad puede reducir el contraste de permeabilidad dentro de
los sedimentos.

Otras estructuras como las superficies estilolíticas también juegan un papel muy
importante en la recuperación de los hidrocarburos ya que normalmente se orientan
subparalelas a los planos de estratificación y generalmente están rellenas con
silicatos de grano fino y materia orgánica no carbonatada, creando barreras al flujo
entre capaz. Debe definirse la presencia de estas estructuras primarias en
formaciones productoras cuando se les pretenda someter a proyectos de
recuperación secundaria de hidrocarburos, ya que si se conoce el tipo, tamaño y
dirección de dichas estructuras pueden ser aprovechadas favorablemente.

En la fig. No. 4 se presentan algunos casos de estructuras primarias


sedimentarias.
5.4. Simulación numérica de yacimientos.

El avance de la tecnología ha permitido el desarrollo de programas complejos de


computadoras para la simulación del flujo de fluidos en un yacimiento durante las
etapas de recuperación primaria y recuperación mejorada, aplicando ecuaciones
matemáticas que describen el flujo y la trasferencias de masa (15) dentro del
yacimiento, en una, dos o tres dimensiones, pudiendo ser para tres fluidos (aceite,
gas y agua).

La aplicación de estos modelos matemáticos permite el desarrollo, de una manera


rápida y precisa, de estudios sobre la futura producción de un yacimiento bajo
diferentes condiciones, permitiendo seleccionar el óptimo o manejar varias
alternativas.

Lógicamente los resultados que se obtienen de la aplicación de estos modelos


dependen de la información que se le suministre al programa y es aquí donde la
geología del yacimiento adquiere importancia.

Los datos geológicos que se requieren para la simulación numérica de yacimientos


son principalmente: geometría, límites, subdivisiones y heterogeneidad. También se
requiere la descripción del acuífero, cuando se encuentran asociado del yacimiento,
incluyendo su geometría y límites. Tanto al yacimiento como al acuífero, se les
deben determinar, además, los valores de porosidad, permeabilidad espesores
netos y saturaciones de agua. Aunque estos datos corresponden a la roca
almacenadora que constituye tanto al yacimiento como al acuífero, los trabajos que
se desarrollan, como se comentó anteriormente, no corresponde estrictamente a las
actividades de la geología de explotación.

La simulación numérica del yacimiento requiere del conocimiento del volumen


original de hidrocarburos, ya sea de la configuración de mapas de isopacas,
estructurales (cimas y bases) o de isoindices de hidrocarburos.

El ajuste del comportamiento de un yacimiento requiere, generalmente, probar la


simulación haciendo variar algunos de los parámetros que intervienen como
información; de ahí la necesidad de contar con el dato del volumen original
obteniendo por diferentes métodos. Así también, cuando se requiere probar con
otros valores ya sean petrofísicos, de saturación o de dimensiones del yacimiento,
es recomendable modificar criterios, seleccionar nuevos métodos o recuperar
mayor información.

Geometría del yacimiento. Como ya se indicó en párrafos anteriores, el


conocimiento de la geometría del yacimiento es muy importante y necesario para
las distintas etapas de la explotación de un campo. Este parámetro está definido por
la forma que resulta del arreglo de los límites laterales, en un plano de configuración
de cimas.

En la simulación numérica, además de la geometría en planta del yacimiento, la cual


es requerida principalmente para el diseño de la retícula necesaria para el
simulador, Fig. No. 20, se requiere mostrar la geometría en dos o tres dimensiones;
para esto se preparan secciones transversales o bloques isométricos, combinando
dos o más secciones, Fig. No. 21.

Limites. La posición y tipos de límites que definen la acumulación de hidrocarburos,


es un dato necesario en la simulación, ya que define la geometría del yacimiento.
Por otro lado, el tipo de limite (falla geológica, cambio de facies, contacto agua-
hidrocarburos, etc.), establece el carácter de frontera, definiendo con estos sus
características, es decir si el límite está dado por cambios bruscos o transicionales
de la porosidad, espesor, permeabilidad, etc.

El límite inferior de la acumulación debe mostrarse mediante la configuración de un


plano de bases y también debe indicarse en las secciones transversales de
correlación y/o bloques.

Comúnmente este límite lo constituyen el plano del contacto agua-hidrocarburos,


una zona densa y/o arcillosa o una combinación de estos.

Subdivisiones.- en general se puede decir que todos los yacimientos presentan


subdivisiones.
De acuerdo a su origen, las subdivisiones pueden clasificarse en estructurales y
estratigráficas la estructura es generada principalmente por fallas geológicas, cuyos
planos representan barreras al paso de los fluidos. Dependiendo del grado de
fallamiento de una estructura se pueden generar bloques, los cuales constituyen
yacimientos independientes, fig.no.22. La simulación en estos casos, se debe
realizar en forma independiente.
FIG.NO .22. — PLANO DONDE SE MUESTRA LA SUBDIVISION
ESTRUCTURALDE UNA ARENA PRODUCTORA DEL CAMPO TUPILCO,
COMALCALCO, TABASCO.
La subdivisión estratigráfica la constituyen generalmente planos de estratificación o
intercalaciones de cuerpos arcillosos o densos. En las rocas almacenadoras del tipo
de arenas o areniscas es comen que las subdivisiones estén dadas por capas
arcillosas, Estas subdivisiones general mente constituyen barreras en el sentido
vertical, separando zonas con diferentes características de acumulación (presión de
saturación, tipo de hidrocarburos, etc.) que constituyen-yacimientos independientes,
o bien establecen barreras en el área donde se localizan, Fig. No. 23.

Es común que la mayoría de los yacimiento-á - presentan subdivisiones tanto


estructurales como estratigráficas.

Después de establecida la subdivisión y habiendo separado a la roca productora en


capas y/o bloques, los datos necesarios, así como los planos de configuración - se
preparan para cada capa o bloque identificado.

Heterogeneidad.-Además de las subdivisiones presentes en los yacimientos, cada


unidad o capa almacenadora puede presentar cambios bruscos, principalmente en
sus propiedades petrofísicas y litológicas. Estas variaciones resultan-más
frecuentes, como ya se mencionó anteriormente, en rocas-
FIG. NO. 23.- SECCION TRANSVERSAL EN LA QUE SE MUESTRA UNA
SUBDIVISION ESTRATEGICA.
carbonatadas por lo que es conveniente, cuando se pretenda describir yacimientos
en rocas de este tipo, usar procedimientos apropiados

La heterogeneidad definida debe ser presenta da en forma adecuada, es decir,


mediante secciones y planos-con lo cual se podrá indicar la variación vertical y
horizontal de los cambios existentes. De esta manera los profesionales que
requieren de esta información podrán disponer de ¬ella con facilidad y hacerla
participar en la simulación numérica de los yacimientos.

Los datos necesarios para caracterizar el - acuífero prácticamente corresponden a


los descritos para el-yacimiento (geometría, limites, propiedades petrofísicas, --
.etc.). Cabe aclarar que normalmente es poca la información-que se dispone sobre
el acuífero, para su descripción.

Otros datos geológicos tales como: ambiente-de depósito, patrón de distribución de


facies, tipos litológicos, no intervienen directamente en la aplicación de un no delo
matemático para la simulación numérica de un yacimiento; sin embargo, es
necesario que los profesionales que intervienen en el desarrollo de estas
actividades conozcan, aunque - sea en forma aproximada, esta información ya que
de esta manera podrán variar algunos parámetros, necesarios para el ajuste del
comportamiento, con cierta lógica, congruentes al tipo litológico o distribución de las
litofacies.
6. R E C O M E N D A C I O N E S

1. Debido a la importancia que tienen las diferentes etapas- de explotación de un


campo y la necesidad de obtener buenos resultados en cada una de ellas, se
recomienda que para el desarrollo de cada etapa se utilice la información ecológica
correspondiente.

2.Es bien sabido, el hecho de que para obtener buenos resultados en la evaluación
de yacimientos y la - aplicación de proyectos de recuperación primaria y secundaria,
es necesario conocer las características geológicas de - los mismos, por lo que se
recomienda que cualquier estudio de ingeniería de yacimientos esté apoyado en un
modelo geológico definido y se realicen ajustes de acuerdo con los resulta dos
obtenidos del estudio o en base a nueva información que por necesidad, se obtenga
durante la explotación del campo.

3. Un estudio geológico de explotación requiere de información suficiente y diversa


por lo que se recomienda que en las etapas de explotación de un campo donde se
deba obtener información se incluyan, dentro de los pro-¬gramas, la parte
correspondiente a los estudios de geología-de explotación, dejando la opción de
actualizar la información o de obtener otro tipo de información que se requiera
durante el desarrollo del estudio o bien, que por ajustes, debido a problemas en la
explotación, deban hacerse.

4. Son muchas las etapas de la explotación de un campo que requieren de la


información geológica y debí do a su escasa difusión, los profesionales encargados
de los-trabajos de explotación generalmente desconocen qué es la Geología de
Explotación, qué información se obtiene de un estudio de este tipo y cómo afecta a
los resultados de sus-¬propios estudios; por lo que se recomienda que dichos
ingenie ros adquieran el conocimiento necesario sobre estos aspectos. Una forma,
relativamente rápida es que asistan a pláticas o cursos donde se presente lo relativo
a la Geología de Explotación y se den a conocer cuáles son los datos que se
obtienen, pero principalmente como afectan a sus resultados.

5. Una parte muy importante de la información que se utiliza en la simulación


numérica de los yacimientos corresponde a la geología, por lo que se recomienda-
que el ingeniero geólogo conozca con cierta precisión cómo - se utilizan sus datos
y cómo afecta a los resultados obtenidos de la simulación, con lo cual podrá definir
si la información que se proporciona es suficiente y también si su presentación es
la correcta. Por otro lado es también recomendable que conozca en qué
consisten las pruebas de presión en pozos, así como las mediciones, que sobre
núcleos, se hacen en el laboratorio. Asimismo el Ingeniero debe tener conocimiento
de cuál es la información geológica que necesita-y coma afecta en sus estudios.

6.Una buena descripción geológica de un ya-cimiento incluye el conocimiento de las


características y .¬propiedades de la roca almacenadora, por lo que se recomienda
que en el estudio se incluya la determinación del ambiente - de depósito de los
sedimentos, cofia cual se podrá definir el patrón de distribución de facies
almacenadoras; aspecto muy ¬importantes para la descripción geológica ya que el
ambiente de depósito controla las características litológicas de-la - roca y el patrón
de distribución de las propiedades petrofísicas.

7. Debido a la diferente información que se utiliza en un estudio de ingeniería de


yacimientos se recomienda que estos estudios se desarrollen en forma sinergética.
Es decir combinando disciplinas y participen ingenieros de yacimientos, de
evaluación, de geología, de geofísica.

8.Dada la necesidad de contar con información geológica suficiente y oportuna para


apoyar las diferentes etapas de la explotación de un campo petrolero, es
indispensable que empresas responsables de la explotación de yacimientos
petrolíferos, como es el caso de PEMEX y el IMP, cuenten con una unidad de
trabajo que se dedique exclusivamente a la realización de estudios detallados de
geología de explotación.

REFERENCIAS

Martínez Ríos M.- Sistematización de los trabajos de-Geología,de Explotación para


estudios de yacimientos. Ingeniería Petrolera, Vol. 3 No. 2, Julio 1962.

1. Glossary of Geology and Related Sciences Am. Geologi-cal Institute. 1960.

2. 3.Reineck, H.E. Singli, I.B. "Depositional Sedimentary-Environments with


Reference to Terrigenous Clastics: Springer Verlag; Berlin Heidelberg New
York 1975".

3. 4.Crosby J. Eleanor.- " Classification of Sedimentary Environments U.S.


Geological Survey, Denver, ColoradOr

4. 5.Campbell, C.V. " lamina, laminaset, bed and bedset. Sedimentology 8,


1967.

5. 6.Williams H. Turner F.J. y Gilbert Ch. M. " Petrogra--fía, Introducción al


estudio de las rocas en seccio--nes delgadas ". Editorial Continental, S.A.,
México,-1968.