Anda di halaman 1dari 20

INTRODUCCIÓN

El desarrollo de las células sanguíneas en las diferentes etapas de la vida guarda

una relación directa con el régimen alimenticio adoptado, es debido a este motivo que

algunas de las alteraciones en los rangos normales de los indicadores morfológicos,

bioquímicos y moleculares se hacen evidentes.En el caso de las alteraciones por la

deficiencia de hierro en la dieta, origina que los glóbulos rojos desciendan en su cantidad

normal debido a que el hierro necesario para la generación de la hemoglobina no

completa el requerimiento basal. Esta condición patológica de la sangre es conocida

como anemia ferropenica.

Su estudio en los países latinoamericanos ayuda a reconocer el avance en las

políticas sociales con relación a lucha contra la pobreza, ya que la mayor prevalencia de

anemia ferropenica se identifica en la población con bajas condiciones económicas, por

lo que los programas de salud priorizan su monitoreo y control, en especial en la

población infantil y mujeres gestantes.

El diagnostico de una anemia ferropenica necesita de un estudio detallado del

metabolismo del hierro en un individuo, por lo que se utilizan las pruebas básicas como

nivel de hemoglobina y medición de hematocrito, seguidos de pruebas especializadas

como medición de ferritina sanguínea, determinación de la concentración de hierro y la

capacidad total de fijación de hierro.

El tratamiento siempre será aumentar el nivel de hierro en la dieta, para lo cual

los niveles se determinan según la edad del individuo y sus exámenes de laboratorio
realizados, en coordinación a un programa de seguimiento por parte del personal de

salud responsable.El conocer las características de la anemia ferropenica ayuda al

personal de salud a identificar correctamente los parámetros de esta patología,

generando una fortaleza en los programas de salud pública respecto a dicha

problemática.
ANEMIA FERROPÉNICA

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos

sanos. Los glóbulos rojos le proporcionan el oxígeno a los tejidos corporales. Existen

muchos tipos de anemia.

La anemia ferropénica ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad

hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de hierro es

la forma más común de anemia. La anemia por deficiencia de hierro o anemia

ferropénica es una enfermedad común y fácil de tratar que se presente cuando no hay

suficiente hierro en el cuerpo. Las concentraciones bajas de hierro se deben por lo

general a pérdida de sangre, mala alimentación o incapacidad de absorber suficiente

hierro de los alimentos.

La anemia por deficiencia de hierro es un tipo común de anemia. La anemia es

una enfermedad en la que la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal. Los

glóbulos rojos transportan oxígeno y retiran del cuerpo el dióxido de carbono, que es un

producto de desecho. La anemia también se presenta cuando los glóbulos rojos no

contienen suficiente hemoglobina. La hemoglobina es una proteína rica en hierro que

transporta el oxígeno a todas partes del cuerpo.

Por lo general, la anemia por deficiencia de hierro se presenta con el paso del

tiempo si el cuerpo no tiene suficiente hierro para producir glóbulos rojos sanos. Sin

suficiente hierro, el cuerpo comienza a usar el hierro que ha almacenado. En poco

tiempo, ese hierro almacenado se consume.


Cuando eso sucede, el cuerpo produce menos glóbulos rojos. Además, los

glóbulos rojos que se producen contienen menos hemoglobina de lo normal.

La anemia por deficiencia de hierro puede causar cansancio, sensación de falta de

aliento, dolor en el pecho y otros síntomas. Los casos graves pueden dar origen a

problemas del corazón, infecciones, problemas del crecimiento y el desarrollo en niños,

y otras complicaciones.

Las personas que corren un mayor riesgo de sufrir anemia por deficiencia de

hierro son los bebés y niños pequeños, las mujeres y los adultos que tienen sangrado

interno.

HISTORIA

Resulta una ironía que, si bien el hierro es el mineral más abundante en la Tierra,

la deficiencia de hierro (DH) afecte al menos a 2 000 millones de seres humanos en la

actualidad, de los cuales la mitad padece anemia. La anemia microcíticahipocrómica

(ADH) resultante se reconoció como DH apenas en el decenio de 1930, en tanto que sus

efectos extrahematopoyéticos no están todavía definidos por completo. Esta deficiencia

siempre ha sido más frecuente en los estratos pobres de la sociedad y lo demuestra la

presencia de coiloniquia en la “mano de Lydney”, escultura en bronce de un antebrazo y

mano de la cultura celta que muestra claramente las uñas en forma de cuchara, típicas de

la ADH. Este signo lo describió Kaznelson en 1931.


Transcurrieron siglos antes de que la función del hierro en la síntesis de

hemoglobina (Hb) y la función del glóbulo rojo se reconociera, hasta las descripciones

microscópicas de los eritrocitos por van Leeuwenhoek alrededor del año 1700. Años

antes, William Harvey había postulado ya su teoría de la circulación sanguínea sin el

beneficio del microscopio. Un momento decisivo llegó como consecuencia del

destacado trabajo de Paul Ehrlich, quien desarrolló cuando era aún estudiante los

métodos de tinción celular con anilinas, lo que posibilitó el estudio de la morfología de

la sangre periférica y con ello el nacimiento de la hematología como ciencia. Aunque

antes de Ehrlich ya se podían contar los eritrocitos, la medición confiable de la Hb fue

posible hasta el siglo XX, lo que explica el retraso en la definición de la ADH. Es

necesario también considerar que los recuentos de eritrocitos permanecen casi normales

en la ADH, lo cual dificultó su reconocimiento; además, se presuponía que no había

deficiencia de las sustancias abundantes en la Naturaleza, como el hierro, cuya presencia

en la sangre estableció Magendie en 1747 cuando calentó sangre hasta obtener cenizas y

demostró que los residuos eran atraídos por un imán o magneto, a partir de lo cual

dedujo la presencia de hierro en la sangre.

En 1902, en Basilea, Bunge escribió que el consumo regular de alimentos

deficientes en hierro podía conducir a la anemia; él mismo demostró que la leche

humana posee hierro en escasa cantidad y afirmó que, si bien la deficiencia dietética de

este mineral era casi inimaginable, ningún alimento por sí mismo contenía suficiente

hierro para ser eficaz en el tratamiento de su deficiencia.


Prevalencia mundial de la anemia y número de personas afectadas

La anemia afecta en todo el mundo a 1620 millones de personas (IC95%: 1500 a

1740 millones), lo que corresponde al 24,8% de la población (IC95%: 22,9% a 26,7%).

La máxima prevalencia se da en los niños en edad preescolar (47,4%, IC95%: 45,7% a

49,1%), y la mínima en los varones (12,7%, IC95%: 8,6% a 16,9%). No obstante, el

grupo de población que cuenta con el máximo número de personas afectadas es el de las

mujeres no embarazadas (468,4 millones, IC95%: 446,2 a 490,6 millones).

Generalidades de Anemia

Es un síntoma y no una enfermedad. Normalmente acompaña una enfermedad

(infeccionas, inflamatorias, cáncer, inmunológicas e incluso endocrina)

• Afecta a un 30% de la población.

• 4 veces más frecuente en mujeres, principalmente en periodos fértiles.

• Más del 50% son por déficit de hierro.

• Los síntomas y signos que lo acompañan son consecuencia de la hipoxia. Los

síntomas serán más severos en la medida que la anemia que presente el paciente sea más

severa, afectando al sistema circulatorio como taquicardia además de la parte

respiratoria, con polipnea.


FISIOPATOLOGÍA.

– Producción de eritrocitos en Médula Ósea, a partir de los precursores (stem cell), que

va a generar la línea de la parte eritroide gracias a ambientes de citoquinas, madurando

hasta llegar al eritrocito.

– Características especiales de la membrana del glóbulo rojo, que le permiten

deformarse, trasladarse. Esto es gracias a que no presenta núcleo, permitiendo más

espacio para su citoplasma y la reconformación estructural gracias a su citoesqueleto

– Vida media GR 90 a 120 días, aunque depende de la edad del paciente

– Formación hemoglobina, que tiene cambios que se van introduciendo a medida que

la persona crece.

La célula madre pasa a línea mieloide y luego eritroide. Parte de un

pronormoblasto (CFU-E) hasta el hematíe. Cuando la anemia es muy severa, la médula

tiende a sacar los GR, salen más reticulocitos; incluso en algunos casos eritroblastos

(aquellos que todavía contienen núcleo). Estas alcanzan madurez en circulación-

periferia.

Cuando la célula va madurando, va disminuyendo su tamaño, el nucleo

disminuye también de tamaño pero se va haciendo más concentrado por que el ADN ya

no necesita desplegarse para sintetizar proteínas y que la cantidad de ARN (que se

encarga de la síntesis de alguna de las proteínas del citoesqueleto siendo ppmente de

hemoglobina y de sus cadenas) que va disminuyendo siempre y cuando la hemoglobina

aumente.
Esquema de la membrana del glóbulo rojo

Las proteínas permiten mantener la forma del glóbulo rojo (deformidad

reversible), y mantener el anclaje a la membrana, además de . Las proteínas llevan ese

nombre por su descubrimiento con la electroforesis de proteinas, donde fueron ocupando

espacios o bandas en el trayecto donde se sometían adquiriendo esos nombres.

La hemoglobina del adulto tiene dos cadenas alfas y dos betas; puede unirse a O2

de manera reversible, con distintas afinidades dependiendo de las presiones parciales de

este gas a nivel del pulmón como a nivel de tejidos.

Gráfico de la época prenatal a la adulta, muestra cambios en la maduración en la

eritropoyesis.

- La producción de la eritropoyesis propiamente tal en la medula ósea no se va a

producir hasta más o menos las 20 semanas de gestación. Y antes de eso la misión recaía

en el hígado, bazo e incluso el saco vitelino en las primeras semanas

- Además de la producción diferente, las cadenas a y b que conformaran la

hemoglobina del adulto, estarán bajas (ppmente la cadena b) en el periodo prenatal,

mientras que la gamma esta en mayor %, generando una hemoglobina fetal, con cc

especiales que le permitirán unirse al oxigeno con mayor afinidad, a pesar de bajas

concentraciones

La importancia de esto radica en que la falta o alteración la producción medular,

los sustratos que se necesitan para la formación de los GR, la hemoglobina o la mb del

glóbulo rojo, generaran distintos tipos de anemia.


Etapas de la deficiencia de hierro

Deficiencia de hierro y anemia ferropriva

Con una nutrición adecuada, se almacena una reserva de hierro en los tejidos y se

utiliza cuando no se absorbe suficiente hierro, por ejemplo, cuando el consumo

alimentario es inadecuado o la biodisponibilidad es baja.* El tamaño de la reserva

corporal de hierro, principalmente en el hígado, es por lo tanto un índice del estado

nutricional férrico.

La deficiencia de hierro se manifiesta en tres etapas sucesivas de desarrollo.

La primera etapa es depleción de los depósitos de hierro: Esta ocurre cuando el

organismo ya no tiene reservas de hierro, aunque la concentración de hemoglobina

permanece por encima de los límites establecidos. Una depleción de los depósitos de

hierro se determina mediante una concentración sérica baja de ferritina (<12μg/L).

Debido a que la ferritina es una proteína reactiva de fase aguda, es importante tomar en

cuenta que su concentración en la sangre aumenta ante la presencia de enfermedades

inflamatorias/infecciosas clínicas y subclínicas. Por lo tanto, no se puede usar para

evaluar con exactitud la depleción de los depósitos de hierro en entornos donde los

problemas de salud son comunes.

La segunda etapa se conoce como eritropoyesis con deficiencia de hierro. Los

glóbulos rojos en desarrollo tienen mayor necesidad de hierroy, en esta etapa, la

disminución en el transporte de hierro está asociada con el desarrollo de eritropoyesis


con deficiencia de hierro. Sin embargo, la concentración de hemoglobina continúa por

encima del valor límite establecido.

Este estado se caracteriza por un incremento en la concentración receptora de

transferrina y aumento de la protoporfirina libre en glóbulos rojos.

La tercera y más grave manifestación de deficiencia de hierro es la anemia

ferropénica. La anemia ferropénica se desarrolla cuando la reserva de hierro es

inadecuada para la síntesis de hemoglobina, resultando en concentraciones de

hemoglobina por debajo de los límites establecidos. Para diagnosticar la anemia

ferropriva, se necesita calcular tanto la deficiencia de hierro como la concentración de

hemoglobina.

Por razones de orden práctico, la primera y segunda etapa, con frecuencia se

consideran conjuntamente como deficiencia de hierro.

Síntomas

Inicialmente, la anemia por deficiencia de hierro, o ferropénica puede ser tan

leve que pasa desapercibida. Pero a medida que el cuerpo se vuelve más deficiente en

hierro, y la anemia empeora, los signos y síntomas se intensifican.

Los síntomas de la anemia por deficiencia de hierro pueden incluir:

 Fatigaextrema
 Pielpálida

 Debilidad

 Dificultadpararespirar

 Dolor de cabeza

 Mareos o aturdimiento

 Manos y pies fríos

 Irritabilidad

 Inflamación o dolor de la lengua

 Uñasquebradizas

 Ritmocardíacoacelerado

 Antojos inusuales de sustancias no nutritivas, tales como hielo, tierra o almidón

 Falta de apetito, especialmente en lactantes y niños

 Un hormigueo incómodo en las piernas (Síndrome de las piernas inquietas)

Causas

La anemia ferropénica se produce cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro

para producir hemoglobina. La hemoglobina es la parte de los glóbulos rojos que le da a

la sangre su color rojo y permite que las células rojas de la sangre transporten el oxigeno

a todo el cuerpo. Si no consumes suficiente hierro, o si estás perdiendo demasiado

hierro, tu cuerpo no puede producir suficiente hemoglobina, y finalmente desarrollaras

anemia por deficiencia de hierro.


Las causas de la anemia por deficiencia de hierro son:

 Pérdida de sangre: La sangre contiene hierro dentro de las células rojas. Así

que si pierdes sangre, pierdes hierro. Las mujeres con menstruaciones

abundantes están en riesgo de anemia por deficiencia de hierro pues pierden

sangre durante la menstruación. La pérdida crónica de sangre en el cuerpo (por

ejemplo, de una úlcera péptica, hernia hiatal, un pólipo de colon o cáncer

colorrectal) puede causar anemia por deficiencia de hierro. El sangrado

gastrointestinal puede resultar del uso regular de ciertos analgésicos de venta

libre, especialmente aspirina.

 Falta de hierro en su dieta: El cuerpo obtiene regularmente hierro de los

alimentos que consume. Si consumes muy poco hierro, con el tiempo su cuerpo

puede llegar a tener niveles deficientes de hierro. Ejemplos de alimentos ricos en

hierro son las carnes, huevos, verduras de hoja verde y los alimentos fortificados

con hierro. Para el crecimiento y desarrollo adecuados, los bebés y los niños

necesitan también hierro en su dieta.

 Embarazo: Sin suplementos de hierro, la anemia por deficiencia de hierro se

produce en muchas mujeres embarazadas debido a que sus reservas de hierro

deben servir al propio aumento del volumen sanguíneo, así como ser una fuente

de hemoglobina para el feto en crecimiento.


 Incapacidad de absorber el hierro: El hierro de los alimentos se absorbe hacia

el torrente sanguíneo en el intestino delgado. Un trastorno intestinal, como la

enfermedad celíaca, que afecta la capacidad del intestino para absorber los

nutrientes de los alimentos digeridos, puede conducir a la anemia ferropénica. Si

una parte de su intestino delgado ha sido anulada o extirpada quirúrgicamente,

esto puede afectar a su capacidad para la absorción de hierro y otros nutrientes.

Quiénes necesitan dosis extras de hierro por su deficiencia

A continuación se nombran a aquellos que tienen mayor necesidad de hierro, que

tienden a perder más hierro y aquellos que no lo absorben normalmente.

 Mujeres embarazadas: requieren alrededor del doble de hierro debido a que el

volumen sanguíneo aumenta durante el embarazo, a las necesidades en aumento

del bebe y por la pérdida de sangre que ocurre durante el parto. Utilizan el hierro

para el normal desarrollo del feto y la placenta.

 Bebes prematuros o con bajo peso al nacer: tienen niveles bajos de hierro en

comparación con un bebe en buen estado de salud ya que el bebe no logra una

acumulación significativa de hierro que se da pasadas las 32 semanas de

gestación.

 Niños entre 6 meses y 4 años: debido al rápido crecimiento que se produce

durante esta etapa.


 Adolescentes: también es una etapa de crecimiento tanto para varones como

mujeres por lo cual el requerimiento de hierro es alto durante esta etapa. Además

las mujeres presentan pérdidas menstruales.

 Mujeres en edad reproductiva: la pérdida de hierro se da ante la menstruación.

 Individuos con alteraciones gastrointestinales: no pueden absorben el hierro

normalmente. Se da, entre otros, en casos de enfermedad celiaca y Síndrome de

Crohn.

 Individuos con fallo renal: el riñón no puede formar suficiente eritropoyetina

(hormona que estimula a la medula ósea para formar glóbulos rojos). Aquellos

que están bajo diálisis pueden desarrollar anemia ya que el hierro como la

eritropoyetina pueden perderse durante la diálisis

 Individuos con pérdida crónica de sangre: por hemorragia gastrointestinal

(ulcera peptica, hernia hiatal, varices esofágicas, cáncer, parasitosis, colitis

ulcerosas), por donación de sangre, hemorragias genitourinarias.

 Vegetarianos: aquellos vegetarianos que no comen ningún tipo de producto

animal necesitan alrededor del doble de hierro por día comparado a los no

vegetarianos. Esto se da debido a que la absorción de hierro no hémico

provenientes de legumbres, vegetales, etc. es mucho menor. Se recomienda

consumir alimentos con hierro no hémico junto a vitamina C (cítricos) para así

aumentar la absorción del mismo.


¿Cómo se origina la anemia ferropenica?

La deficiencia del hierro cursa por tres etapas:

 Fase uno

En su fase inicial los depósitos de hierro se agotan, según lo indica la hipoferritinemia

que se presenta, pero los demás parámetros están dentro de lo normal. Esta etapa se

denomina "Deficiencia de hierro".

 Fase dos

La siguiente fase consiste en una disminución del hierro sérico, con aumento en la

capacidad de unión con el metal, pero sin evidencia de anemia. Esta etapa se denomina

deficiencia de hierro con alteración en la eritropoyesis o "Deficiencia Eritropoyética".

En esta fase hay disminución del hierro transportado por la transferrina en el plasma

hacia la médula ósea.

 Fase tres

Por último, disminuye la síntesis de hemoglobina y así surge una anemia franca. Esta

etapa se denomina "anemia ferropénica

Valores y requerimientos del hierro

La cantidad de hierro diaria que necesita varía según la edad, el sexo, y si consume

una dieta principalmente vegetal. Los vegetarianos que no consumen carne, aves ni

mariscos necesitan casi el doble de hierro listado a continuación porque el cuerpo


absorbe mejor el hierro “hemo” de origen animal que el hierro “no hemo” de vegetales y

alimentos fortificados con hierro.


PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

1. En pacientes con factores de riesgo o sospecha clínica de anemia por deficiencia de

hierro se recomienda solicitar los siguientes exámenes de laboratorio:

A. Biometría hemática completa (BHC):

• Hemoglobina y hematócrito : *disminuidos

• Volumen corpuscular medio (VCM) : *disminuido

• Hemoglobina corpuscular media (HCM) : *normal o disminuida

• Amplitud de la distribución eritrocitaria (ADE) : *aumentado

• Recuento de plaquetas: *normales o aumentadas

• Recuento de leucocitos: *normales

B. Reticulocitos: *normales

C. Frotis de sangre periférica: *microcitosis, hipocromía

2. Si se detecta anemia microcítica hipocrómicamicrocítica hipocrómica deberán

solicitarse estudios que evalúen el estado del hierro como son:

• Hierro sérico total: *disminuido

• Capacidad total de fijación del hierro : *aumentada

• Porcentaje de saturación de la transferrina: *disminuida

• Ferritina sérica: *disminuida

*Resultado esperado en caso de anemia por deficiencia de hierro (cuadros 3 a 8)


TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

1. El tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro debe dirigirse de manera esencial

al manejo de la causa que la originó.

2. El tratamiento específico de la deficiencia de hierro es ofrecer al paciente suplementos

con hierro. 3. No se recomienda prescribir preparados que contengan ácido fólico,

vitamina B12 o algún otro compuesto vitamínico adicionado al hierro.

4. Es recomendable ofrecer siempre que sea posible la administración de sulfato ferroso

por vía oral, la dosis con base al hierro elemental con base al hierro elemental es:

• Niños: 3 a 6 mg/kg/día dividido en una o tres dosis

• Adultos: 180 mg/día dividido en tres dosis

5. Idealmente los pacientes no deben recibir suplemento de hierro dentro de las dos

primeras horas después de haber ingerido alimentos o antiácidos; se sugiere tomarlo de

15 a 30 minutos antes de los alimentos y no acompañarlo con lácteos.

6. El tiempo de prescripción del hierro es variable: una vez obtenido el valor normal de

hemoglobina y hematocrito debe continuarse con su administración, a igual dosis,

durante un tiempo similar al que fue necesario para alcanzar la normalización de la

hemoglobina.

7. La decisión de ofrecer hierro por vía parenteral deberá tomarla el hematólogo, ésta

vía de administración se recomienda en los siguientes casos :

• Intolerancia digestiva grave al hierro oral

• Patología digestiva que contraindique la vía oral

• Cuando se prevee que el tratamiento oral será insuficiente o inadecuado


PREVENCION PRIMARIA

Como medidas de prevención de la anemia por deficiencia de hierro es recomendable:

1. Indicar lactancia materna y mantenerla por lo menos durante seis meses;

posteriormente ablactación que incluya alimentos ricos en hierro (cuadro 1).

2. Incentivar a los padres y al personal involucrado en la preparación de alimentos para

que se consuman aquellos que sean ricos en contenido de hierro.

3. En el adulto mayor de 65 años asegurar un aporte de hierro suficiente a través de la

alimentación, realizar evaluación odontológica semestral y evitar el uso innecesario de

antinflamatorios no esteroideos.

4. Indicar profilaxis con hierro oral en la mujer gestante:

Dosis: 60 mg de hierro elemental al día a partir del segundo trimestre del embarazo hasta

3 meses post parto.

5. Ofrecer profilaxis con hierro oral en los niños de 6 a 12 meses de edad en los

siguientes casos:

• Productos de embarazo múltiple

• Niños de termino alimentados con leche de vaca

• Niños de termino alimentados al seno materno que no recibieron alimentos ricos en

hierro después de los 6 meses de edad

• Niños con patologías que impliquen mala absorción intestinal o pérdida crónica de

hierro

• Niños que hayan presentado hemorragia en el período neonatal

• Niños cuya madre presentó deficiencia de hierro durante el embarazo

Dosis: 2 mg/kg/día de hierro elemental durante 6 meses.


BIBLIOGRAFÍA

 Benoist B et al., eds. Worldwide prevalence of anaemia 1993-2005. Base de

datos mundial sobre la anemia de la OMS, Ginebra, Organización Mundial de la

Salud, 2008.

Webgrafía

 Recuperado de: https://www.zonadiet.com/nutricion/hierro.htm, en fecha 18 de

Octubre 2017

 Recuperado de: https://es.slideshare.net/sebatian04300/anemia-ferropenica-

27049292 en fecha 18 de Octubre 2017

 Recuperado de: http://www.biblioteca-medica.com.ar/2013/04/generalidades-

de-anemia.html en fecha 18 de Octubre 2017