Anda di halaman 1dari 1

HETER OTOP ÍA

Michael Foucault fue uno de los primeros en denunciar la obsesión que el siglo XIX y gran
parte del XX demostró por la historia y por el tiempo, reivindicando que nuestra época era
la época del espacio, “la época del cerca y el lejos, del lado a lado, de lo disperso”. En 1967
Foucault planteó un término actualmente inevitable en cualquier discurso sobre la ciudad
contemporánea: el de Heterotopía, el espacio del mundo contemporáneo por excelencia.
Frente al conjunto jerárquicamente organizado que caracterizaba al territorio medieval, hoy
en día “el espacio en el que vivimos (...) es un espacio heterogéneo. En otras palabras, no
vivimos en una especie de vacío, dentro del cual localizamos individuos y cosas. (...)
vivimos dentro de una red de relaciones que delinean lugares que son irreducibles unos a
otros y absolutamente imposibles de superponer”.1 El concepto de heterotopía como un
espacio heterogéneo de lugares y relaciones sería de vital importancia para los geógrafos y
economistas de las décadas siguientes a la hora de definir, no sólo la red global que
caracteriza el territorio tardocapitalista, sino la propia ciudad contemporánea.

El término Heterotopía forma parte del debate que condujo a sociólogos, filósofos,
economistas urbanos y demás a interesarse por el espacio urbano y poner en un segundo
término los aspectos históricos y temporales de la ciudad. A partir de los sucesos de Mayo
de 1968 las ciudades comenzaron a cambiar rápidamente: conflictos sociales, crisis
económica, reestructuraciones urbanas... La sociología no pudo permanecer ajena a los
efectos que esta revolución tuvo sobre el mundo del pensamiento, cada vez más politizado
y orientado hacia la crítica social. Fue en este momento cuando comenzó a reivindicarse un
mayor protagonismo del espacio frente al tiempo en la comprensión de la ciudad: era lo que
Edward W. Soja ha denominado “el punto de partida del tránsito hacia la postmodernidad”.
Las figuras que marcaron este punto de inflexión fueron Michael Foucault y Henri
Lefebvre.

Henri Lefebvre reorientó su obra hacia la defensa de la espacialización, que ya había


planteado en su trilogía Critique de la vie quotidienne (1946, 1961, 1968). Lefebvre
coincidía con las heterotopías de Foucault al definir la espacialidad capitalista como una
geografía fragmentada y jerarquizada pero que tendía hacia la homogeneización. En La
survie du capitalisme (1973) y La production de l’espace (1974) asociaba la supervivencia
del capitalismo a la producción de espacios mistificados donde la realidad se ocultaba tras
velos de ilusión que eran velos ideológicos. Desde el pensamiento marxista, y durante la
década de los 70, la llamada de Foucault y Lefebvre en pro de la espacialidad se trasladaría
a la sociología y la geografía urbana, activada por el estallido de la “Crisis del Petróleo”.

*******

[En línea] http://atributosurbanos.es/terminos/heterotopia/


(Consultado el 09 de mayo de 2018)

1
FOUCAULT, Michael: “Of other spaces”, Diacritics Nº 16, págs. 22-27, 1986