Anda di halaman 1dari 5

ANTECEDENTES

(Rodriguez, 2013) La toxicidad del cromo (Cr) es una de las principales causas de la
contaminación ambiental que emana de los efluentes de las curtiembres. Este metal
se utiliza en el curtido de cueros y cuero, la fabricación de acero inoxidable,
galvanoplastia, teñido textil y como abiocida en las aguas de refrigeración de las
centrales nucleares. En consecuencia, estas industrias descargaron efluentes que
contienen cromo (VI) que tienen importantes preocupaciones ambientales. Cr existe
en nueve estados de valencia que van desde -2 hasta +6. A partir de estos, solo el
[Cr (VI) hexavalente] y el cromo trivalente [Cr (III)] tienen importancia ambiental
primaria ya que son las formas oxidadas más estables en el ambiente.

(Cassano & Molinari, 2001) Se informa sobre una visión general de la potencialidad
de los procesos de membranas en el tratamiento de soluciones acuosas procedentes
de la industria del cuero. Las operaciones en húmedo del ciclo del cuero que pueden
combinarse o modificarse mediante procesos de membrana, como micro filtración,
ultrafiltración (UF), nano filtración (NF) y ósmosis inversa, se han descrito sobre la
base de aplicaciones consolidadas y pruebas experimentales en laboratorio y escala
piloto industrial. Algunas nuevas aplicaciones también se proponen.

Las membranas y los módulos empleados para el tratamiento de los efluentes, el


pretratamiento de fluidos, los procedimientos de limpieza y las condiciones dinámicas
de fluidos en aplicaciones experimentales se informan y discuten. También se
presenta un resumen del análisis de energía directo e indirecto de las operaciones de
curtido y los resultados de un modelo matemático aplicado al paso de desengrase.

Los procesos integrados de membrana descritos permiten racionalizar el ciclo de


curtido realizando la recuperación y el reciclaje de varios productos químicos
utilizados en las tenerías.

Una reducción del impacto medioambiental, una simplificación de los procesos de


limpieza de las aguas residuales, una fácil reutilización de los lodos, una disminución
de los costes de eliminación, un ahorro de productos químicos y agua y de energía
directa e indirecta son algunas de las ventajas de la membrana descrita operaciones.
En el futuro, se espera una aplicación más amplia de los procesos de membrana más
consolidados en este campo en la fase de innovación de una fábrica de curtidos.
(Martino, 2013) Se informan dos estrategias diferentes para la eliminación de cromo
trivalente (Cr3 +) del agua contaminada. El primero se basa en el proceso de sorción
en un complejo organomineral, llamado LDH-HP, obtenido a su vez por sorción de la
polimerina, la fracción similar al ácido húmico que se produce en las aguas residuales
de la almazara, en un doble hidróxido en capas (LDH) de magnesio y aluminio con
carbonato en la capa intermedia. Este proceso de sorción se desarrolló
preliminarmente en aguas residuales simuladas (SW) como modelo teórico y se aplicó
sucesivamente en aguas residuales de procesos de curtiembre (TPW) que contienen
originalmente Cr3 +. La eliminación de Cr3 + de TPW es menor que la observada
para SW, debido a la gran variabilidad composicional de TPW. El segundo se basa
en la producción directa de un LDH de magnesio y cromo (Cr3 +), utilizando como
material de partida TPW, nombrando a LDH-TPW el complejo producido. Este
proceso permite la eliminación completa de Cr3 + de TPW y también la disminución
de la demanda de oxígeno químico, lo que indica que es un proceso de purificación
muy prometedor para una aplicación industrial.

(Demirbas, 2008) Se ha demostrado que la adsorción es una excelente manera de


tratar los efluentes de desechos industriales, ofreciendo ventajas significativas como
el bajo costo, la disponibilidad, la rentabilidad, la facilidad de operación y la eficiencia.
La biosorción de metales pesados a partir de soluciones acuosas es un proceso
relativamente nuevo que ha demostrado ser muy prometedor en la eliminación de
contaminantes de los efluentes acuosos. La biosorción se está convirtiendo en una
alternativa potencial a las tecnologías existentes para la eliminación y / o recuperación
de metales tóxicos de aguas residuales. Las principales ventajas de la tecnología de
biosorción son su eficacia para reducir la concentración de iones de metales pesados
a niveles muy bajos y el uso de materiales biosorbentes de bajo costo. La adsorción
y biosorción de metales en los residuos agrícolas es un proceso bastante complejo
afectado por varios factores. Los mecanismos implicados en el proceso de biosorción
incluyen quimisorción, complejación, complejación de adsorción en la superficie y los
poros, intercambio iónico, microprecipitación, condensación de hidróxido de metal
pesado en la superficie biosural y adsorción de superficie.

(Tahir & Naseem, 2007) En este estudio, se aplicó la técnica de adsorción para la
eliminación exitosa de Cr (III) del agua residual de la curtiduría. Para este propósito,
se tomaron muestras de aguas residuales de 18 curtidurías para conocer la
concentración real de Cr (III) presente en el afluente (etapa de curtido de cromo) y el
agua residual combinada. Se ha alcanzado un máximo del 93% de adsorción en
muestras de aguas residuales pretratadas (con lodo) con un tiempo de agitación de
15 minutos, mientras que se logra un 76% en el caso de muestras sin tratar con un
tiempo de agitación de 45 minutos a un pH de 2.4-2.5 . El proceso de captación sigue
los modelos de isotermas Langmuir y Freundlich. Los parámetros termodinámicos
tales como ΔH °, ΔS ° y ΔG ° se calcularon a partir de la pendiente e intersección de
la gráfica lineal de ln KD contra 1 / T. Los estudios de columna también se han llevado
a cabo utilizando una cierta concentración de aguas residuales. Se logró más del 99%
de recuperación al usar 5 g de la bentonita con soluciones de ácido sulfúrico 3M. Se
aplicó un espectrofotómetro de absorción atómica para determinar la concentración
de Cr (III) antes y después de la adsorción.

(Vienna, 2011) La tecnología ha recorrido un largo camino durante las últimas


décadas. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) deberían hacer
visible el impacto del estado actual de la educación profesional y la formación
aplicables al cuero y la fabricación de productos de cuero. Los métodos
convencionales de capacitación y aprendizaje y las duraciones, formas y arreglos
rutinarios sugeridos para el curso no son adecuados ni para los futuros empleados ni
para las operaciones industriales.

A pesar de algunas iniciativas de diversas instituciones, la educación y la capacitación


en industrias basadas en el cuero no ha hecho pleno uso de la tecnología disponible.

(Sud & Mahajan, 2007) La remediación de metales pesados de corrientes acuosas


es de especial preocupación debido a la resistencia y persistencia de metales
pesados en el medio ambiente. Las tecnologías de tratamiento convencionales para
la eliminación de estos metales pesados tóxicos no son económicas y además
generan una gran cantidad de lodo químico tóxico. La biosorción está surgiendo como
una alternativa potencial a las tecnologías convencionales existentes para la
eliminación y / o recuperación de iones metálicos de soluciones acuosas. Las
principales ventajas de la biosorción sobre los métodos de tratamiento
convencionales incluyen: bajo costo, alta eficiencia, minimización de lodos químicos
o biológicos, regeneración de biosorbentes y posibilidad de recuperación de metales.
Los materiales de desecho agrícolas celulósicos son una fuente abundante de
biosorción significativa de metales. Los grupos funcionales presentes en la biomasa
de residuos agrícolas a saber. los grupos acetamido, alcohólico, carbonilo, fenólico,
amido, amino, sulfidrilo, etc. tienen afinidad por los iones de metales pesados para
formar complejos o quelatos metálicos. El mecanismo de proceso de biosorción
incluye quimisorción, complejación, adsorción en la superficie, difusión a través de
poros e intercambio iónico, etc. El objetivo de este artículo de revisión es proporcionar
la información dispersa disponible sobre diversos aspectos de la utilización de los
materiales de desecho agrícola para la eliminación de metales pesados. El material
de desecho agrícola que es altamente eficiente, de bajo costo y fuente renovable de
biomasa puede ser explotado para la remediación de metales pesados. Además estos
biosorbentes pueden ser modificados para una mejor eficiencia y múltiples
reutilizaciones para mejorar su aplicabilidad en escala.

(Nriagu & Pacyna, 2001) Las tasas calculadas de carga de metales traza en los tres
compartimentos ambientales demuestran que las actividades humanas ahora tienen
un impacto importante en los ciclos globales y regionales de la mayoría de los
elementos traza. Existe una importante contaminación de los recursos de agua dulce
y una acumulación acelerada de metales tóxicos en la cadena alimentaria humana.

(Rojas & Cristina, 2014) El proceso de curtiembre da origen a grandes volúmenes


de efluentes con una diversa carga contaminante. El agente curtiente utilizado es el
Cr(OH)SO4, el cual produce altas concentraciones de cromo (III) en los efluentes.
Puesto que las pieles sólo logran absorber un 60 – 70% de cromo, el 30% - 40%
restante es perdido y, al ser eliminado con los efluentes, da lugar a un grave problema
ambiental. En un intento por contrarrestar dicha contaminación y optimizar el proceso
productivo de la empresa Industria Peletera Peruana S.A. se investigó la factibilidad
de implementar un proceso de recuperación de cromo mediante su precipitación con
NaOH y Ca(OH)2. De esta forma se produjo Cr(OH)3, el cual fue disuelto con H2SO4
para producir nuevos baños de Cr2(SO4)3, los cuales ya podrían ser reinsertados al
proceso productivo. En la presente investigación se variaron diferentes parámetros
dentro de la precipitación para determinar cuál sería un mejor agente precipitante y
qué condiciones dan un precipitado más fácil de manejar. Asimismo, se realizaron
balances de masa para determinar la eficiencia del proceso de recuperación. Se
encontró que puede utilizarse tanto NaOH como Ca(OH)2 como agentes
precipitantes, donde cada uno tiene diferentes ventajas. Las recuperaciones tuvieron
porcentajes de recuperación sumamente altos, de 95,6 – 98,8% cuando se utilizaron
agentes precipitantes de grado de laboratorio, y de 81,9 – 84,4% con agentes
precipitantes de grado industrial. Asimismo, las aguas madres producidas en el
proceso (efluentes clarificados) cumplieron con el LMP (Límite Máximo Permisible) de
cromo total establecido por el Ministerio de la Producción del Perú.

(Nguyen, 2013) Esta revisión crítica discute el posible uso de biosorbentes basados
en residuos agrícolas (AWB) para secuestrar metales pesados en términos de sus
capacidades de adsorción, mecanismos de unión, factores operativos y métodos de
pretratamiento. La encuesta bibliográfica indica que los AWB han mostrado
capacidades de adsorción iguales o incluso mayores en comparación con los
adsorbentes convencionales. Gracias a las biotecnologías moleculares modernas, los
roles de los grupos funcionales en el proceso de biosorción se entienden mejor. De
los factores de proceso, el pH parece ser el más influyente. En la mayoría de los
casos, los pretratamientos químicos producen una mejora obvia en la capacidad de
captación de metal. Sin embargo, aún existen varias lagunas que requieren mayor
investigación, como (i) buscar AWB novedosas y multifuncionales, (ii) desarrollar
métodos de modificación rentables y (iii) evaluar AWB en sistemas de aguas
residuales multimetálicos y reales. . Una vez resueltos estos desafíos, se puede
esperar que en el futuro los AWB reemplacen los adsorbentes tradicionales en la
descontaminación de metales pesados de las aguas residuales.