Anda di halaman 1dari 11

Agentes contaminantes y consecuencias para el ambiente

Compuestos de carbono
compuestos nitrogenados
compuestos de azufre
CO y CO2 se producen al quemar..
concentración: 0.7 ppm por año
La fotosíntesis
El CO producido por combustiones incompletas es muy peligroso ya que...
Emisores de CO y CO2
El carbón, petróleo y gas natural lo contienen
SO2 + O -> SO3
SO3 + humedad= Ácido sulfúrico ( smog)
Ácido sulfúrico es de los más fuertes y corrosivos, provoca...
NO NO2
En altas concentraciones provoca asfixia
Se combina 300 veces más fácil con la hemoglobina que el oxigeno en el organismo.
Tiene olor desagradable y provoca daño crónico en pulmones.

Partículas sólidas en suspención

En la atmósfera urbana existe también material particulado formado por diferentes


contaminantes sólidos en suspensión. El material particulado se forma a partir de la
ruptura de fragmentos mayores de materia o por aglomeración de pequeñas
porciones. Su composición comprende partículas sólidas (polvo y cenizas) y gotitas
(vapores y nieblas) con tamaños variables, entre 0,01 y 100 micrómetros (1μm =
10-6 m). Muchas de las partículas pequeñas (sobre 0,1 μm y hasta unos 3 μm)
alcanzan los alvéolos pulmonares, ocasionando trastornos respiratorios. Por lo que
el material particulado presente en la atmósfera, podemos clasificarlo de la siguiente
manera:
 Polvo sedimentable
 Polvo suspendido
 Polvo respirable
Una de las principales fuentes de emisiones de material particulado producidas por
el ser humano proviene de los vehículos motorizados; otras son la quema de carbón
y de diversas actividades industriales y agrícolas que liberan a la atmósfera metales
finamente divididos, polvo, ceniza, residuos de pesticidas y fertilizantes, y otros.
Estas éstas fuentes de contaminación se llaman fuentes antrópicas.
Para medir los efectos de los contaminantes, sobre la salud de la población, se han
dictado normas de concentración máxima permitida (CMP) en el aire de todos los
contaminantes. Estas medidas se han tomado para proteger la salud de las
personas. El compromiso asumido consiste en mantener bajos los niveles de gases
contaminantes, minimizando los efectos adversos. Esto posibilita que cuando los
índices de contaminación sobrepasan la norma, entran a regir ciertas disposiciones
de emergencia, cuyas prescripciones deben ser informadas a la ciudadanía. En
consecuencia, se han determinado valores de concentración máxima permisible
para proteger la salud humana. Esto se ha traducido en establecer restricciones de
fuentes contaminantes móviles y fijas, cuando las estaciones de monitoreo de
calidad de aire entregan resultados según la siguiente tabla:

mg/m3: es una unidad de concentración que indica microgramos por cada metro
cúbico. 1g : 1.000.000 mg
 Los tiempos de medición corresponden a períodos de 8 horas para CO, 24
horas para SO2 y partículas respirables, y 1 hora para NO2.
 Los índices de calidad de aire y es sistema de predicción biomédica son las
señales que las autoridades informan para que la ciudadanía colabore con
las medidas de protección que cada rango establece. Todos participamos
para tener un aire respirable.

Compuestos de Carbono: Hidrocarburos

Compuestos orgánicos de carbono

Propiedades

Se conocen decenas de millones de hidrocarburos. Se encuentran en los tres


estados físicos (gas, líquido y sólido) a temperatura ambiental. El estado físico
característico de cada uno está relacionado con la estructura molecular, y en
particular, con el número de átomos de carbono que forman la molécula. Los que
contienen de uno a cuatro átomos de C son gases a la temperatura ordinaria,
mientras que aquellos con cinco o más son líquidos o sólidos. En general, la
tendencia al estado sólido aumenta con el número de átomos de carbono.

En este apartado, sólo trataremos de aquellos hidrocarburos que existen en la


atmósfera en fase gaseosa en general, aquellos que contienen un número de
átomos de carbono igual o inferior a cinco. En el apartado siguiente, consideramos
las partículas en suspensión en el aire, muchas de las cuales están formadas por
HC no volátiles.

Fuentes de emisión

Naturales

La mayor parte de los HC entran en la atmósfera procedentes de fuentes naturales,


como en el caso del CO y de los NOx . Casi todas estas fuentes implican procesos
biológicos, a pesar de que unas pocas incluyen actividad geotérmica y procesos
que tienen lugar en yacimiento de hulla, gas natural y petróleo.

El metano (CH4), el hidrocarburo más simple, se libera en la atmósfera en


cantidades mayores que cualquier otro. Las reacciones de descomposición
bacteriana representan la fuente primaria, y, como es de esperar, las cantidades
más copiosas se generan en pantanos, marismas y otras masas de agua.

Las plantas, en particular los árboles, también son fuentes naturales de


hidrocarburos en la atmósfera. La mayor parte de los HC emitidos presentan pesos
moleculares superiores y se clasifican como terpenos o hemiterpenos.

Artificiales

Como procesos de combustión , refino y transporte del petróleo. Así se origina el


metano, etano y propano, principalmente, emitidos en los escapes de los vehículos
de motor.

El tolueno y el m-xileno tienen este origen, así como el industrial en razón de su


importancia como disolvente. La evaporación de disolventes orgánicos, que en su
mayoría contienen HC contribuye en casi un 10% de las emisiones antropogénicas.

Estos disolventes forman parte importante de pinturas, barnices, lacas,


revestimientos y otros productos similares. Estos productos están formados por
proporciones de disolventes comprendidas entre el 40% y el 80%, que usualmente
se evaporan durante o después de la aplicación. Los procesos implicados en la
fabricación de estos productos constituyen también fuentes potenciales de HC.
Los hidrocarburos de la gasolina se pierden en forma de vapor durante el llenado
de camiones cisterna, el de los tanques de las gasolineras y el de los depósitos de
carburante de los automóviles.

Concentraciones medias

La importancia de los HC gaseosos está en desencadenar las reacciones del smog


fotoquímico.

Los niveles ambientales de HC así como los de NO aumentan por la mañana, a


medida que se incremento el tráfico. Durante las horas de la tarde, la atmósfera
cargada de oxidantes convierte a los HC en otros tipos de moléculas orgánicas, y el
nivel atmosférico disminuye.

El metano, el HC más común, tiene un nivel de fondo de 1,5 ppm. Dado que la
principal fuente de metano es natural y que para todos los efectos es químicamente
inerte, no suele incluirse el metano entre los hidrocarburos contaminantes del aire.

A excepción del metano, la concentración media de HC en el aire urbano está entre


0,03 ppm y 0,10 ppm.

Destino-de los HC atmosféricos

El mecanismo específico que rige la eliminación de los HC de la atmósfera depende


de la especie individual que se considere. En zonas urbanas, la transformación de
los HC en otros compuestos orgánicos se produce rápidamente en presencia de
óxidos de nitrógeno.

Compuestos de Azufre: Dióxido de azufre

Propiedades

El SO2 es un gas incoloro y no inflamable, con unos puntos de fusión y ebullición


respectivos de -75,5 ºC y -10,0 ºC. Presenta un olor acre e irritante a
concentraciones superiores a 3 ppm.

Es 2,2 veces más pesado que el aire, a pesar de lo cual se desplaza rápidamente
en la atmósfera. Es un gas estable.

El SO2 es muy soluble en agua (11,3 g en 100 cm3 a 20 ºC) . La disolución contiene
los iones SO3H- y SO3-2 por lo que es conductora de la corriente eléctrica.

En contaminación atmosférica, la propiedad más notable del SO 2es su poder


reductor, sufriendo la acción de oxidantes diversos (H2O2, Br2, I2, PbO2) y la propia
acción del oxígeno atmosférico.
Fuentes de emisión

Fuentes naturales

Los gases volcánicos contribuyen con alrededor de un 20% al total de SO 2 , de la


atmósfera.

Fuentes artificiales

Producción energética y térmica, derivado del consumo de combustibles que


contienen azufre. El S es un elemento que se encuentra presente en diversas
proporciones en una gran parte de los combustibles fósiles, tanto sólidos como
líquidos.

El azufre de los combustibles, procede del azufre presente en las proteínas de la


materia viva (plantas y organismos marinos) que existieron en el pasado y que al
fosilizarse dieron origen al combustible. El azufre de las proteínas sobrevivió al
proceso de carbonización y se convirtió en una parte del combustible resultante.

Los combustibles líquidos y gaseosos, no presentan los mismos problemas de


emisión de SO2, que el carbón, pues la mayor parte del azufre nocivo se elimina
durante el procesamiento del gas natural y durante el refino del petróleo. De ahí,
que los vehículos, con sus carburantes de petróleo refinado, no constituya una
fuente grave de contaminación de SO2. La tecnología disponible para la eliminación
del azufre depende del estado gaseoso o líquido del carburante, y no es fácilmente
transferible a los sólidos. En la actualidad se está investigando mucho con el fin de
descubrir formas económicas y efectivas de eliminar el azufre del carbón.

Procesos de elaboración industrial. La contaminación industrial por SO2 procede


a menudo de las operaciones de fundición, porque muchos elementos útiles se
presentan normalmente en forma de sulfuros. Las gangas sulfurosas, por ejemplo,
constituyen fuentes de cobre (CuFeS2 y CU2S), Cinc (ZnS) y plomo (PbS). La mayor
parte de las gangas sulfurosas se concentran y luego se tuestan en presencia de
aire, con el fin de convertir los sulfuros en óxidos, que se reducen con mayor
facilidad.

Algunas reacciones típicas de esta categoría son:

2ZnS + 3O2 2ZnO + 2SO2


2CU2S + 3º2 2Cu2O + 2SO2
Concentraciones medias

Los niveles medios de inmisión de SO2 presentan variaciones estacionales, siendo


muy superiores en el período invernal, por el mayor consumo de combustibles.

En los últimos años, se ha registrado una disminución de estos niveles, a causa de


la disminución del contenido en azufre de los combustibles utilizados.
Destino del SO2 atmosférico

Cuando se estudia la repercusión en el mundo de los contaminantes atmosféricos,


es importante identificar el destino de cada especie en la atmósfera. Para explicar,
por ejemplo, las concentraciones de contaminantes observados en el mundo,
debemos saber cuanto tiempo permanecen en la atmósfera una especie antes de
ser eliminada o transformada en una especie diferente por reacción química.

El destino de SO2 en la atmósfera es su oxidación o su deposición. La oxidación


puede tener por vía homogénea o heterogéneo (acuosa o en partículas) siendo más
efectiva la oxidación heterogénea.

La deposición del SO2 puede ser seca o húmeda. La seca comprende la absorción
del SO2 en el agua y la adsorción en materiales y la incorporación al metabolismo
de plantas. La deposición seca del SO2 es muy efectiva.

La deposición húmeda incluye la incorporación del SO2 a nubes o el arrastre por


agua de lluvia.

La retención en nubes incluye todos los procesos que tienen lugar en el interior de
las nubes y que contribuyen a la eliminación de diversas especies atmosféricas;
mientras que el arrastre por agua de lluvia consiste en el proceso de eliminación
directo de estas mismas especies, por la caída de la precipitación.

Gases fluorados

Los gases fluorados comenzaron a usarse a principios de los 90 para sustituir a las
sustancias que agotan la capa de ozono. Los gases fluorados son empleados, entre
otras aplicaciones, como refrigerantes, agentes extintores de incendios, disolventes
y para la fabricación de espumas aislantes e incluyen, entre otras, las siguientes
sustancias:
o Hidrofluorocarbonos (HFC)
o Perfluorocarbonos (PFC)
o Hexafluoruro de azufre (SF6)
Problemática ambiental
Conscientes de la problemática que suponía la destrucción de la capa de ozono, los
distintos países trabajaron en colaboración con los sectores implicados, en la
búsqueda de productos sustitutivos de los clorofluorocarbonos (CFC´s) y otras
sustancias de elevado poder destructivo del ozono estratosférico (principalmente
organohalogenados clorados y bromados). Los gases fluorados
(hidrofluorocarbonos –HFC-, perfluorocarbonos –PFC- y el hexafluoruro de azufre
(-SF6) se han empleado en muchas aplicaciones como sustitutivos de las
Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (SAO) dado que no afectan a la capa de
ozono. Sin embargo, al igual que las SAO, tienen un elevado potencial de
calentamiento atmosférico (GWP, por sus siglas en inglés), y una larga permanencia
en la atmósfera, por lo que contribuyen al denominado “efecto invernadero” y con
ello, a agravar los efectos del cambio climático. Debido a esta cualidad, estas
sustancias fueron incluidas en el Protocolo de Kyoto sobre el Cambio Climático.
Las emisiones de gases fluorados se han ido incrementando como consecuencia
del aumento en su utilización como sustitutos de las SAO, lo que ha contribuido a
dificultar la consecución de los objetivos de reducción de emisiones establecidos
por el Protocolo de Kyoto.
Sectores que utilizan gases fluorados
Los gases fluorados son empleados en varios tipos de actividades y equipos, entre
los que destacan los siguientes:
o Los hidrofluorocarbonos (HFCs) son el grupo más común de gases
fluorados. Los HFCs son empleados en varios sectores y
equipamientos como sustancias refrigerantes. Principalmente
podemos encontrar estos gases en sistemas de refrigeración y aire
acondicionado, bombas de calor, como agentes espumantes, en
extintores de incendios, como propelentes en aerosoles y en
disolventes.
o Los perfluorocarbonos (PFCs) son típicamente empleados en el
sector electrónico (por ejemplo, para la limpieza mediante plasma de
láminas de silicio), así como en la industria cosmética y farmacéutica
(por ejemplo para la extracción de productos naturales como las
esencias de origen natural). En menor medida, los PFCs también se
emplean en refrigeración en combinación con otros gases. En el
pasado estas sustancias eran empleadas como extintores de
incendios y aún podemos encontrarlas en sistemas antiguos de
protección contra incendios.
o El hexafluoruro de azufre (SF6) se emplea principalmente como gas
aislante, para el enfriamiento del arco voltaico en equipos de
conmutación de alta tensión, y como gas de recubrimiento en la
producción de magnesio y aluminio.

CONTAMINACION DE AGUAS MARINAS Y CONTINENTALES...


El agua es un elemento fundamental para la vida, cubre tres cuartas partes de la
base de la tierra;su volumen equivale a 1460 millones de kilometros cubicos: no
obstante existen areas del planeta donde el agua es escasa.

Cerca del 94% del agua no es utilizable de manera correcta para el consumo
humano, ya que se encuentra en los mares y oceanos; 4% pertenece al agua
continental, y 2% se concentra en glaciares, casquetes polares, lagos, humedad
superficial, vapor atmosferico, rios y arroyos.

Nuestro planeta tiene abundancia de agua, pero los ecosistemas terrestres y las
actividades humanas como las agricolas necesitan mayor cantidad de agua dulce,
que constituye apenas 0.4% del total del recurso.
De esta manera, los problemas por el uso del agua, la escasez y la calidad de
recurso se multiplican, ocasionando que esta se contamine.
La contaminacion del agua se define como aquella que contiene uno o mas
elementos que la hacen inadecuada para ser usada o de buen uso. El agua se ve
contaminada cuando se nve alterada en su composicion o estado directa o
indirectamente, como consecuencia de la actividad humana.

Los problemas ambientales actuales que proceden de efectos directos o indirectos


sobre el manejo de este recurso se representan por la modificacion del suelo, la
contaminacion y la extraccion del recurso.

Elementos contaminantes

Puede ser un contaminante cualquier elemento, compuesto químico o material de


cualquier tipo, natural o artificial, capaz de permanecer o ser arrastrado por el aire.
Puede estar en forma de partículas sólidas, gotas líquidas, gases o en diferentes
mezclas de estas formas.
A petición de todos los que visitan este blog, incluyo mas información:
 Contaminantes gaseosos: en ambientes exteriores e interiores los vapores
y contaminantes gaseosos aparece en diferentes concentraciones. Los
contaminantes gaseosos más comunes son el dióxido de carbono, el
monóxido de carbono, los hidrocarburos, los óxidos de nitrógeno, los óxidos
de azufre y el ozono. Diferentes fuentes producen estos compuestos
químicos pero la principal fuente artificial es la quema de combustible fósil.
La contaminación del aire interior es producida por el consumo de tabaco, el
uso de ciertos materiales de construcción, productos de limpieza y muebles
del hogar. Los contaminantes gaseosos del aire provienen de volcanes,
incendios e industrias. El tipo más comúnmente reconocido de
contaminación del aire es la niebla tóxica (smog). La niebla tóxica
generalmente se refiere a una condición producida por la acción de la luz
solar sobre los gases de escape de automotores y fábricas.
 El efecto invernadero evita que una parte del calor recibido desde el sol deje
la atmósfera y vuelva al espacio. Esto calienta la superficie de la tierra en lo
que se conoce como efecto invernadero. Existe una cierta cantidad de gases
de efecto de invernadero en la atmósfera que son absolutamente necesarios
para calentar la Tierra, pero en la debida proporción. Actividades como la
quema de combustibles derivados del carbono aumentan esa proporción y el
efecto invernadero aumenta. Muchos científicos consideran que como
consecuencia se está produciendo el calentamiento global. Otros gases que
contribuyen al problema incluyen los clorofluorocarbonos (CFCs), el metano,
los óxidos nitrosos y el ozono.
 La lluvia ácida se forma cuando la humedad en el aire se combina con el
óxido de nitrógeno o el dióxido de azufre emitido por fábricas, centrales
eléctricas y automotores que queman carbón o aceite. Esta combinación
química de gases con el vapor de agua forma el ácido sulfúrico y los ácidos
nítricos, sustancias que caen en el suelo en forma de precipitación o lluvia
ácida. Los contaminantes que pueden formar la lluvia ácida pueden recorrer
grandes distancias, y los vientos los trasladan miles de kilómetros antes de
precipitarse con el rocío, la llovizna, o lluvia, el granizo, la nieve o la niebla
normales del lugar, que se vuelven ácidos al combinarse con dichos gases
residuales.
 El daño a la capa de ozono se produce principalmente por el uso de
clorofluorocarbonos (CFCs). El ozono es una forma de oxígeno que se
encuentra en la atmósfera superior de la tierra. La capa fina de moléculas de
ozono en la atmósfera absorbe algunos de los rayos ultravioletas (UV) antes
de que lleguen a la superficie de la tierra, con lo cual se hace posible la vida
en la tierra. El agotamiento del ozono produce niveles más altos de radiación
UV en la tierra, con lo cual se pone en peligro tanto a plantas como a
animales.
 El polvo atmosférico (o Partículas de materia) es el término utilizado para
nombrar una combinación de partículas sólidas y gotitas líquidas que se
encuentran en el aire. Algunas partículas son lo suficientemente grandes y
oscuras para verse en forma de hollín o humo. Otras son tan pequeñas que
solo pueden detectarse con un microscopio electrónico. Cuando se respira el
polvo, ésta puede irritar y dañar los pulmones con lo cual se producen
problemas respiratorios. Las partículas finas se inhalan de manera fácil
profundamente dentro de los pulmones donde se pueden absorber en el
torrente sanguíneo o permanecer arraigadas por períodos prolongados de
tiempo.
 Efectos climáticos: generalmente los contaminantes se elevan o flotan lejos
de sus fuentes sin acumularse hasta niveles peligrosos. Los patrones de
vientos, las nubes, la lluvia y la temperatura pueden afectar la rapidez con
que los contaminantes se alejan de una zona. Los patrones climáticos que
atrapan la contaminación atmosférica en valles o la desplacen por la tierra
pueden, dañar ambientes limpios distantes de las fuentes originales. La
contaminación del aire se produce por toda sustancia no deseada que llega
a la atmósfera. Es un problema principal en la sociedad moderna. A pesar de
que la contaminación del aire es generalmente un problema peor en las
ciudades, los contaminantes afectan el aire en todos lugares. Estas
sustancias incluyen varios gases y partículas minúsculas o materia de
partículas que pueden ser perjudiciales para la salud humana y el ambiente.
La contaminación puede ser en forma de gases, líquidos o sólidos. Muchos
contaminantes se liberan al aire como resultado del comportamiento
humano. La contaminación existe a diferentes niveles: personal, nacional y
mundial.
 Contaminar menos en nuestro hogar; nosotros también podemos cambiar la
historia Ahorrando Energía y contaminando menos; entre todos podemos
ayudar.
OTROS CONTAMINANTES

ELEMENTOS CONTAMINANTES

Antimonio.
El antimonio se emplea en aleaciones, metal de imprenta, baterías, cerámica y
textiles.
El envenenamiento se produce por ingestión, inhalación de vapores y
principalmente por un gas llamado estibina.
Arsénico.
Se emplea en venenos para hormigas, insecticidas, pinturas, medicamentos y vidrio.
Es uno de los elementos más venenosos que hay, así como sus compuestos, todos
sin excepción.
Azufre.
Principalmente sus óxidos SO2 Y SO3 contaminan el aire y con agua producen la
lluvia ácida. Substancias tales como derivados clorados de azufre, sulfatos, ácidos,
son corrosivos. El gas H2S es sumamente tóxico y contaminan el aire. El azufre es
empleado en algunos medicamentos para la piel.
Bromo.
Sus vapores contaminan el aire, además sus compuestos derivados son
lacrimógenos y venenosos.
Cadmio.
Metal tóxico que se origina en la refinación del zinc; también proviene de
operaciones de electrodeposición y por tanto contamina agua y aire. Contenido en
algunos fertilizantes y contamina el suelo.
Cloro.
Sus vapores contaminan el aire y son corrosivos. Se le emplea en forma de cloratos
para blanquear la ropa, para lavados bucales, para cerillos. Los cloratos son
solubles en agua y la contaminan además de formar mezclas explosivas con
compuestos orgánicos.
Cromo.
El cromo y sus compuestos son perjudiciales al organismo, pues destruyen todas
las células. Se le emplea en síntesis orgánicas y en la industria del acero. Un
cromato soluble contamina el agua.
Fósforo. El fósforo blanco o amarillo es muy venenoso.
El fósforo rojo no lo es, pero se encuentra contaminado por el blanco. Se emplea
fósforo en síntesis, pinturas, fertilizantes, plaguicidas, ocasionando contaminación
de aire, suelo y agua.
El gas PH3 es muy venenoso y los vapores de compuestos orgánicos fosforados
contaminan el aire.
Manganeso. Se emplea en la manufactura del acero y de pilas secas. La inhalación
de polvos y humos conteniendo manganeso causa envenenamiento. También
contamina el agua y atrofia el cerebro.
Mercurio. Metal de gran utilidad por ser líquido, pero contamina el agua, aire y
causa envenenamiento. Las algas lo absorben, luego los peces y finalmente el
hombre. Los granos lo retienen y finalmente el hombre los come.
Plomo. El plomo se acumula en el cuerpo conforme se inhala del aire o se ingiere
con los alimentos y el agua. La mayor parte del plomo que contamina el aire
proviene de las gasolinas para automóviles, pues se requiere para proporcionarle
propiedades antidetonantes. También se le emplea en pinturas, como metal de
imprenta, soldaduras y acumuladores. Por su uso el organismo se ve afectado de
saturnismo. Sus sales son venenosas como el acetato.