Anda di halaman 1dari 1

MONSEÑOR LEONIDAS PROAÑO

(San Antonio de Ibarra, 1910 - Quito, 31 de


agosto de 1988), sacerdote y teólogo
ecuatoriano, obispo de Riobamba (1954-1985),
candidato al premio Nobel de la paz y considerado
uno de los representantes más destacados
en Ecuador de la teología de la liberación.
Fue ordenado cura en 1936 y pronto se interesó por
las tendencias más adelantadas en la doctrina
social de la Iglesia Católica. Dentro de la diócesis de
Ibarra creó la Juventud Obrera Cristiana y
posteriormente fue nombrado obispo de Riobamba en 1954.
Desde su cátedra riobambeña luchó constantemente por introducir
la justicia social en las relaciones con los indígenas, para promover su
acceso a la vida pública y al poder político -fue entonces que empezó a
ser conocido como «el obispo de los indios»- y adoptó con entusiasmo las
tesis de la teología de la liberación. En 1960 creó las Escuelas Radiofónicas
Populares, con un claro objetivo educador. En 1962 creó el Centro de
Estudios y Acción Social para ayudar al desarrollo de las comunidades
indígenas. Participó en el Concilio Vaticano II.
En 1960 fue elegido delegado sustituto ante el Consejo Episcopal
Latinoamericano CELAM, y posteriormente fue titular. Luego de un tiempo
es elegido Presidente del Departamento de Pastoral de Conjunto del
CELAM y en calidad de tal es responsable de la creación del Instituto
Itinerante de Pastoral de América Latina IPLA.
En 1973 fue acusado de guerrillero y se tuvo que presentar en Roma, pero
fue absuelto de todas las acusaciones, aunque en 1976 fue encarcelado
durante la dictadura de Guillermo Rodríguez Lara. En 1985 renunció al
obispado por tener 75 años -edad por la que todo obispo católico tiene
que enviar una carta de renuncia a la Santa Sede- y fue nombrado
presidente de la Pastoral Indígena.
El 29 de mayo de 1988 inaugura el Centro de Formación de Misioneras
Indígenas del Ecuador, en la comunidad de Pucahuaico, San Antonio de
Ibarra, para el apoyo e investigación de las culturas indígenas y la
formación de misioneras indígenas.
El 12 de agosto de 1988 crea la Fundación Pueblo Indio del Ecuador.
El 31 de agosto de 1988, murió en la pobreza, en una de las habitaciones
prestada de la casa de su amigo el Cardenal Pablo Muñoz Vega, en Quito.