Anda di halaman 1dari 16

Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 61

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1:


Mayo de 2005, 61-76,
ISSN 0121-4381

COMPRENSIÓN CUALITATIVA DE
LA EXPERIENCIA DE ANSIEDAD*

Alberto De Castro
Universidad del Norte, Colombia

ABSTRACT

This article is offered a theoretical reflection about the experience of being


anxious, which is based on both the results of a qualitative research with a
phenomenological orientation about the same theme, and the theoretical ideas
of the existential phenomenological perspective in psychology. In this sense,
this article gives a possibility of understanding that emphasizes and point
out to the need of comprehending the experience of being anxious, before
looking for a theoretical explanation about it. The main idea is that in order to
understand the way people assume and confront the experience of being
anxious, we have to be capable of grasping the meaning of this experience
for the person who is experiencing it, from both her/his existential structure
and her/his own experiential perspective. In this way, it is understood that
if we are totally contextualized about one person’s experience, we could
offer and develop theories, explanations, and techniques that attend and
are specifically focused on that person and her/his concrete needs, instead
of attending to our own theoretical and technical needs.

Key words: experience of anxiety, existential psychology, existential


psychotherapy, meaning.

RESUMEN

En este artículo, se ofrece una reflexión teórica sobre la experiencia de an-


siedad, la cual está basada en los resultados de una investigación cualita-
tiva de corte fenomenológico sobre el tema en cuestión y en los planteamientos
teóricos de la perspectiva fenomenológica existencial en psicología. En este

* Este artículo está basado en los resultados de la investigación “Comprehending the experience of
being anxious when the most important personal values are threatened”, la cual fue realizada en el
2004 como el proyecto final del curso Qualitative Research in Psychology, el cual era requisito de
grado para aspirar al título de Master of Psychology en University of Dallas, Irving, Estados Unidos.
Correspondencia: Alberto De Castro, Universidad del Norte, Programa de psicología, km 5 Vía a Puerto
Colombia, Barranquilla, Colombia, e-mail: amdecast@uninorte.edu.co

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
62 Alberto De Castro

sentido, este artículo ofrece una alternativa de entendimiento que enfatiza y


apunta a la necesidad de comprender la experiencia de ansiedad, antes que
buscar explicarla teóricamente. La idea es que seamos capaces de captar el
sentido de esta experiencia para la persona que la está vivenciando, desde
su estructura de existencia y desde su propia perspectiva experiencial, para
poder así, entender la forma en que la asume y enfrenta. De esta forma, se
asume que al estar plenamente contextualizados en la experiencia de la per-
sona, podríamos formular y desarrollar teorías, explicaciones y técnicas que
apunten a sus necesidades particulares, en vez de atender a nuestras pro-
pias necesidades teóricas y técnicas.

Palabras clave: experiencia de ansiedad, psicología existencial, psicote-


rapia existencial, sentido.

Puesto que el hombre no es una cosa, que se pueda describir


en cierta medida desde afuera, sólo se lo puede definir
a partir de la experiencia personal del hombre mismo.
Erich Fromm, El amor a la vida

INTRODUCCIÓN cual es sugerido por Fischer (1974)

E
para estudiar la experiencia de ansie-
ste artículo es una reflexión
dad fenomenológicamente. En este
teórica inspirada y basada en
método de Giorgi se siguen cinco pa-
los resultados y conclusiones
sos básicos (2003): lectura y relectura
de la investigación “Comprehending
general del protocolo o entrevista
the experience of being anxious when
transcrita para captar el sentido de to-
the most important personal values
talidad de la experiencia; división del
are threatened” , la cual fue realizada
texto en Unidades (concretas) de Sig-
en el 2004 como el proyecto final del
nificado; análisis o transformación de
curso Qualitative Research in
las Unidades de Significados de un
Psychology, el cual era requisito de gra-
lenguaje cotidiano a uno más cientí-
do para aspirar al título de Master of
fico y/o psicológico; elaboración de la
Psychology en la University of Dallas,
estructura situada de significado
Irving, Estados Unidos. Esta investi-
(donde se pretende clarificar y ana-
gación fue realizada bajo la modalidad
lizar el sentido de la experiencia es-
de estudio de casos, en la cual fueron
pecífica y concreta de cada sujeto o
analizadas dos experiencias, y cuyos
coinvestigador), y elaboración de la es-
resultados fueron analizados e inter-
tructura general de significado (don-
pretados de acuerdo a la perspectiva
de se pretende, dependiendo de la
fenomenológica-existencial en psico-
muestra, comparar y contrastar las
logía, siguiendo básicamente el mé-
experiencias de los sujetos de inves-
todo propuesto por Amedeo Giorgi, el

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 63

tigación o coinvestigadores, o univer- relevante aún, interrogarnos acerca


salizar hasta donde sea posible los de la persona específica que está cons-
principios básicos observados en las truyendo y/o constituyendo sus pro-
experiencias de los mismos). pias emociones, comportamientos y
El propósito final fue comprender pensamientos a partir de su vivencia
el sentido de la experiencia de ansie- como un ser concreto y particular que
dad para las personas que estaban vive en un mundo igualmente concre-
vivenciándola, para a partir de ahí to. Esto significaría que sólo desde el
comprender tanto la forma en que es- entendimiento de la situación
tas mismas personas asumieron y existencial propia y única de cada per-
confrontaron esta experiencia de an- sona y del significado que esta perso-
siedad, como la relación de esta for- na pretende lograr o afirmar en ella,
ma concreta de confrontar la ansiedad se debería realizar cualquier análisis
con sus vidas cotidianas. Aunque esta explicativo o construir cualquier in-
reflexión teórica acerca de la expe- terpretación teórica. Dicho en pala-
riencia de ansiedad está basada e ins- bras de May (1990, pág. 86), “la
pirada en los resultados encontrados cuestión de por qué uno es lo que es,
en la investigación anteriormente no tiene sentido hasta saber qué es
mencionada, en vez de sólo presentar uno”. En otras palabras, antes que cen-
los resultados de la misma como tal, trar nuestro esfuerzo y atención en
presentaré una aproximación teórica encontrar las causas o la explicación
al entendimiento de este fenómeno tal de un comportamiento dado, debería-
cual como surgió en la investigación mos preocuparnos en primera instan-
(especialmente en la sección titulada cia por captar, descubrir y conocer el
“comprensión del sentido de la expe- centro existencial de la persona y los
riencia de ansiedad”), la cual será valores particulares en que esta per-
sustentada básicamente por los plan- sona está centrada y que necesita re-
teamientos e investigaciones de Ro- afirmar para sentirse con algún valor
llo May, William Fischer y Medard Boss. como ser humano.
Esto implica que debemos centrar-
EL SENTIDO DE LA nos primeramente por comprender la
COMPRENSIÓN DE LA estructura existencial de una perso-
EXPERIENCIA DE ANSIEDAD
na y el sentido y forma de vivenciar
Considero que es pertinente y muy sus emociones, ideas, deseos, conduc-
importante comenzar por aclarar que tas y sentimientos que dicha persona
si bien es apropiado preguntarse por crea y que se encuentran enmarcados
aspectos propios y característicos de en su estructura de existencia (lo cual
la psicología, como son los procesos se da en el nivel de la comprensión,
cognitivos, el aprendizaje, los proce- en la búsqueda y entendimiento del
sos e impulsos inconscientes y la afec- qué). Una vez hayamos comprendido
tividad entre otros, es mucho más la estructura de existencia de una per-

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
64 Alberto De Castro

sona y el sentido que pretende afir- ansiedad ocurre, con lo cual, son de-
mar o preservar en y desde ella, pode- jados de lado y por fuera de toda com-
mos contextualizar y desarrollar prensión aquellas necesidades
cualquier diagnóstico o interpretación existenciales y valores que resultan
teórica acerca de esa misma persona significativos para la persona y que
(lo cual opera en el nivel de la explica- pretende preservar, reafirmar y/o dar
ción, en la búsqueda y entendimiento vida mediante la creación de los dis-
del por qué). Por consiguiente, se tra- tintos mecanismos, impulsos y proce-
ta de ubicar, como sugiere May (1963, sos de que se vale.
pág. 17), cualquier por qué o explica- Pues bien, si somos atentos, podre-
ción a la situación concreta mos contemplar, por ejemplo, cómo las
existencial de la persona, haciendo explicaciones que ofrece el DSM IV
que “la técnica tenga sentido en fun- para diagnosticar los trastornos de
ción de la persona y no al contrario”. ansiedad, aunque detalladamente,
En este punto, sería pertinente sólo se encuadran en todo momento
aclarar que este no es un proceso li- en lo referente a los criterios y carac-
neal, en el que primero se comprende terísticas para el diagnóstico de éstos,
y sólo luego se explica al ser humano, a los síntomas que sufre el individuo,
aunque por fines didácticos, así esté a la evolución de dichos síntomas, a
planteado. más bien, lo que ocurre es las tendencias estadísticas en cuan-
que simultáneamente, a la vez que se to al pronóstico y la prevalencia del
procura conocer la situación trastorno, a los trastornos asociados,
existencial de una persona y compren- y a los criterios para hacer un diag-
der el sentido de su experiencia, se nóstico diferencial.
contextualiza y ubica el desarrollo de Y si bien es cierto, como he dicho,
toda explicación desde dicha situación que es supremamente importante te-
concreta de existencia, lo cual permi- ner muchísima claridad sobre estos
te ajustar flexiblemente la teoría y la aspectos para quien trabaje con tras-
técnica utilizada a las necesidades tornos de ansiedad, también es muy
existenciales de la persona, en vez de importante recalcar que no se com-
adaptar ciega y rígidamente a todo ser prenderá nunca el sentido particular
humano a alguna particular y única de la experiencia de ansiedad para
forma de entender al ser humano quien la está vivenciando mientras el
como generalidad. entendimiento de esta experiencia
Ahora bien, a la luz del tema de la sólo se dé a partir de criterios estadís-
experiencia de ansiedad en psicología, ticos mediante los cuales se ajusta la
observamos que generalmente las re- experiencia de un ser humano a pa-
ferencias al ser humano se hacen sin trones universales de comportamien-
tener presente el entendimiento sur- to. En este sentido, es tanta la
gido de dicha situación concreta de generalización que se hace de la ex-
existencia en que la experiencia de periencia humana, que se crea una

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 65

brecha o escisión teórica entre el in- cha experiencia de ansiedad para la


dividuo y su propia experiencia de persona que la está vivenciando, y por
ansiedad y entre el significado de esta consiguiente, no se comprenderá tam-
última para la persona que la vive y el poco la forma en que la persona pre-
mundo en que se encuentra. Igual- tende reafirmarse a sí misma con/en
mente, con una comprensión de la la experiencia de ansiedad.
ansiedad basada únicamente en dicha Lo que mediante esta actitud no
generalización estadística, también se alcanza a comprender es que la
se crea un distanciamiento entre la experiencia de ansiedad no le llega al
persona ansiosa y aquel que busca ser humano por alguna causa exter-
comprenderlo, debido a que de esta na que no involucra su participación
forma sólo se observa la ansiedad a la en dicha experiencia, como si el ser
luz de la propia teoría y de las tenden- humano sólo tuviese ansiedad. Más
cias universales de comportamiento, bien, en vez de concebir a un ser hu-
con lo cual, en vez de descubrir y com- mano que tiene ansiedad, se le com-
prender su significado, sólo buscare- prende y atiende como un ser que es
mos confirmar o refutar una idea o está ansioso, en el sentido de que
previa acerca de la ansiedad. Aten- todos sus síntomas psicológicos y me-
diendo a esta misma idea, May (1977, canismos alrededor de la experiencia
pág. 46) comenta análogamente acer- de ansiedad no le vienen dados fortui-
ca de la psicoterapia, “la cuestión fun- tamente, sino que son creados a par-
damental es averiguar cómo tir de la estructura existencial que él
reacciona un paciente a una expe- mismo ha creado y del proyecto vital
riencia, y no si de hecho es verdadera que la persona trata de construir a
o falsa”. partir de dicha estructura. Al respec-
De esta forma, aunque mediante to, Fischer (1988, pág. 171) comenta
el entendimiento de la experiencia de que “el estar ansioso es experienciado
ansiedad basado exclusivamente en la y vivido a través de una crisis situada
comparación y contrastación estadís- o específica del propio proyecto para
tica se puedan apreciar muchos descubrir una identidad particular por
dinamismos, procesos intrapsíquicos medio de la co-creación del mundo”.
y mecanismos defensivos implicados La experiencia de ansiedad no con-
en la experiencia de ansiedad, éstos cierne, entonces, en primera instan-
serán vistos sin su relación con el sig- cia a sus mecanismos psíquicos y
nificado de la persona que vivencia es- síntomas, sino más bien al proyecto
tos procesos, por lo cual, también de vida y a la estructura de existen-
estarán siendo desligados y cia en que se apoyan y sitúan dichos
descontextualizados de su relación mecanismos psíquicos y síntomas, y
con la situación y posición particular desde los cuales cobran vida. Ahora
de la persona en el mundo, lo cual lle- bien, resulta importante resaltar que
va a no comprender el sentido de di- tanto el proyecto vital como la estruc-

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
66 Alberto De Castro

tura existencial se crean a partir del cotidianidad, también es cierto que el


significado que la persona construye temor especificado en un objeto pro-
en su relación con el mundo, los otros pio de la fobia, en últimas, enmascara
y consigo mismo, es decir, a partir de un temor más fundamental que ata-
su vivencia como ser-en-el-mundo. ñe netamente a la relación con la pro-
Dicho de otra forma, para compren- pia existencia, en este caso, el temor
der el sentido de la experiencia de a la muerte, el cual es entendido como
ansiedad, antes que preocuparnos por el miedo y rechazo de la sensación de
buscar alguna explicación causal amenaza a la propia existencia, al pro-
acerca de ella, primero debemos es- pio sentido que se pretende reafirmar
clarecer y comprender la estructura o preservar y/o al proyecto que se pre-
de la existencia de la persona que vi- tende crear. De ahí, que antes que
vencia la ansiedad, lo cual implica cla- explicar la conducta fóbica, entre otras,
rificar la forma en que esta persona es supremamente necesario com-
vivencia, crea, organiza y construye prender la experiencia de ansiedad en
el mundo concreto en que se encuen- relación con la temporalidad y las po-
tra; que valores necesita afirmar o sibilidades futuras potenciales en que
preservar para sentirse bien consigo vive y se encuadra una persona.
mismo; y la forma en que se afirma o En este sentido, la fobia puede
preserva a sí mismo. Esto significa que comprenderse como un instrumento
sólo al captar y comprender el qué de creado y utilizado por la persona para
la estructura de la existencia de una mantenerse distante y protegido de la
persona, de su proyecto vital y de su experiencia amenazante de fracasar
experiencia de ansiedad, tendremos en el intento de crearse auténtica-
un entendimiento fiel y una informa- mente a sí mismo en el mundo, y po-
ción significativa y contextualizada re- der preservar así, un sentido deseado.
ferente a los motivos (por qué) y a los En palabras de Binswanger (1977, pág.
mecanismos, estrategias y medios 255), la fobia “representa una protec-
(cómo) de los que se vale la persona en ción de la existencia contra la inva-
su vida cotidiana. sión de algo inconcebiblemente
Por ejemplo, en cuanto a la com- espantoso”, lo cual significa que la fo-
prensión de uno de los trastornos de bia es entendida como una protección
ansiedad, la fobia especifica, si bien contra la amenaza de la posibilidad de
es cierto que debemos tener presente desaparecer del mundo, bien sea en
el criterio diagnóstico que el DSM lV un sentido netamente físico, o bien
ofrece, el cual está formulado con base sea en un sentido psicológico referen-
al miedo persistente a objetos o situa- te al proyecto que la persona conside-
ciones específicas, y a que la exposi- ra de vital importancia para su
ción a dicho objeto o situación provoca bienestar.
una respuesta intensa de ansiedad de En consecuencia, no se debería en
forma tal, que interfiere con su primera instancia tratar de erradicar

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 67

o aliviar la ansiedad ante el objeto de tracto o de forma aislada del mundo


su fobia, sino más bien comprender concreto en el que se encuentra.
el sentido que la persona da a su fobia De esta forma, si procuramos com-
y que pretende con ella, para a partir prender la experiencia de ansiedad a
de ahí confrontarla con la fuente con- partir del cuestionamiento por el sen-
creta de su ansiedad, que es precisa- tido del ser, y del proyecto vital que la
mente donde se fundamenta el persona pretende desarrollar o afir-
trastorno fóbico. Entonces, según la mar, estaremos atendiendo precisa-
psicología existencial, sólo al confron- mente a ese alguien en concreto que
tar constructivamente esta experien- crea y participa de la experiencia de
cia de ansiedad, relacionada con la ansiedad de acuerdo con las necesi-
propia existencia y sus distintas posi- dades de su propia estructura de exis-
bilidades, el individuo podrá orientar tencia, con lo cual no reducimos la
por sí mismo la dirección de su pro- comprensión de la experiencia de an-
yecto vital, desarrollar su potenciali- siedad a un simple síntoma o meca-
dad de ser y, en consecuencia, superar nismo psíquico en abstracto. Así, en
los síntomas fóbicos. Un punto básico la comprensión de la experiencia de
a resaltar aquí es planteado claramen- ansiedad debemos ser capaces de
te por Yalom (1984), cuando afirma apreciar la persona que da vida y so-
que: porte a dicha experiencia, y el senti-
do que ésta otorga a esta experiencia.
La posición existencial hace hincapié
Se trata entonces de no darle po-
en un tipo diferente de conflicto bási-
der por sí mismos a la ansiedad y a los
co... que emana del enfrentamiento del
mecanismos y dinamismos implica-
individuo con los supuestos básicos
dos en ella, ya que éstos han sido crea-
de la existencia. Y con la expresión
dos por alguien concreto con un fin
“supuestos básicos” me refiero a cier-
específico, lo cual implica que siem-
tas preocupaciones esenciales, a cier-
pre debemos tratar de contextualizar
tas propiedades intrínsecas que
y comprender la experiencia de ansie-
ineludiblemente forman parte de la
dad a la luz de la estructura más am-
existencia del ser humano en el mun-
plia de existencia en la cual ésta cobra
do (pág. 13).
vida. En un contexto mucho más am-
Es decir, que es a partir de la con- plio y general, Yalom (1984) desarro-
frontación y relación del individuo con lla esta misma idea:
su existencia y sus características y
Por muy cuidadoso que seamos al es-
condiciones de vida, tanto universa-
tudiar las partes que componen la
les como particulares, donde se debe
mente (por ejemplo, la conciencia, el
enmarcar y comprender la experien-
inconsciente, el super yo, el yo y el
cia de ansiedad, debido a que es en esta
ello) no podremos captar con exacti-
relación donde el ser humano viven-
tud cuál es la fuente de energía vital
cia y asume su ansiedad, y no en abs-

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
68 Alberto De Castro

de la persona cuyo inconsciente (o cuyo particular, en el síntoma aislado, sino


super yo, o yo o ello) hemos estudia- que nos lanzamos en busca de un todo
do, más aún, mediante el enfoque orgánico dentro del cual pueda com-
empírico jamás descubriremos el sig- prenderse ese hecho particular como
nificado que tiene la estructura psí- un fenómeno parcial. Pero este todo
quica para la persona a quien lo es... en el sentido de la unidad de
pertenece. Este significado no puede un diseño del mundo (pág. 251).
deducirse del estudio de los compo-
En suma, a partir de lo hasta aquí
nentes, porque no es producto de una
planteado, debemos tener siempre
causalidad; es una creación del hom-
muy presente que toda experiencia
bre, el cual es superior a la suma de
y creación del ser humano está
las partes (pág. 37).
ubica da, enraizada, basada y
En este sentido, significa esto que contextualizada en la total relación,
antes que atendamos a la ansiedad y orientación y postura de la persona en
a los mecanismos o síntomas asocia- el mundo y en el significado que ésta
dos a ésta como si tuvieran autono- pretenda reafirmar o preservar para
mía propia o como si no estuviesen sentir que tiene algún valor como per-
ubicados y enraizados en la estructu- sona. Tal como Fischer (1970, pág. 48)
ra de existencia de la persona que afirma acerca de la experiencia de
está ansiosa, nos cuestionemos sobre estar ansioso, “es un fenómeno es-
la ansiedad y sus mecanismos y sín- tructural que varía su expresión par-
tomas desde y en función de la perso- ticular de acuerdo al estilo de vida en
na que los está creando y el sentido el cual ocurre”. Dicho en otras pala-
que pretende o busca afirmar. Esto bras, no hay experiencia que esté
implicaría que aunque el contenido de desvinculada de la total intencio-
la experiencia de ansiedad pueda es- nalidad de la persona en su vida coti-
tar en parte arraigado en algún tipo diana, lo cual significa que la ansiedad
de determinismo, bien sea psíquico, y los síntomas y mecanismos impli-
psicofisiológico o ambiental, la expe- cados en ella sólo pueden existir, si
riencia de ansiedad aun está siendo hay alguien concreto que esté ansio-
creada en el momento presente con so, y que les da vida a partir del signi-
una finalidad e intención específica, ficado concreto que busca o pretende
la cual es en últimas, lo que orienta crear, afirmar o preservar. Esta com-
la totalidad de la postura y posición de prensión de quien está creando la ex-
la persona en el mundo. De manera periencia de ansiedad, de su finalidad
similar, Binswanger (1977) comenta y significado, así como de los meca-
acerca de los psicoterapeutas nismos implicados en ella y los sínto-
existenciales: mas resultantes, es precisamente el
punto de partida de toda comprensión
Nosotros no nos detenemos como el
de dicha experiencia de ansiedad.
biólogo o el psicopatólogo en el hecho

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 69

COMPRENSIÓN DEL SENTIDO DE paz de alcanzar sus metas, de preser-


LA EXPERIENCIA DE ANSIEDAD var aquello que les es significativo y/
Psicológicamente hablando, la expe- o de afirmar sus proyectos de vida.
riencia de ansiedad está siempre pre- Entonces, podríamos decir que los
sente en toda decisión y proyecto del seres humanos encuentran sentido en
ser humano debido a que no hay se- sus vidas cuando ellos son capaces de
guridades absolutas en la vida que nos alcanzar esas metas o al poder afir-
garanticen que vamos a ser siempre mar sus proyectos de vida, lo cual los
capaces de lograr o alcanzar aquello hace sentir como seres valiosos en al-
que tanto buscamos o anhelamos. De gún sentido. Así, la experiencia de
igual forma, tampoco hay certezas ab- ansiedad parece ser una reacción na-
solutas que garanticen que vamos a tural y siempre presente contra la po-
poder crear y desarrollar un proyecto sibilidad de no poder ser quien se
de vida auténticamente, lo cual sig- quiere ser, lo cual es lo que nos hace
nifica que siempre existe la posibili- sentir en gran parte que tenemos al-
dad de que nuestro proyecto de vida gún valor como seres humanos.
falle o no sea muy apropiado para el En este sentido, basado en los re-
desarrollo de nuestra potencialidad de
sultados de sus investigaciones,
ser. O aún más, existe siempre la po- Fischer (1989) describe la experien-
sibilidad de descubrir que el proyecto
cia de ansiedad como un estado en el
vital que estamos desarrollando y las que se dan afectos contradictorios que
decisiones que estamos tomando ni las personas que lo están vivenciando
siquiera alcancen a darnos o aproxi-
sienten como significativo y expresi-
marnos a un sentido de vida que nos vo de la incertidumbre que amenaza
haga sentirnos tan bien como desea- al menos uno de los proyectos en que
mos o esperamos. Boss (1979) sinteti-
el entendimiento de sí mismos está
za esta idea cuando afirma que la basado. Es por esto que podemos com-
existencia del ser humano hace fren- prender la experiencia de ansiedad
te al peligro cuando ésta enfrenta sus
como un estado que está siempre pre-
diversas posibilidades de ser, lo cual sente cuando el sentido de la existen-
es una idea que yo también encontré cia de los seres humanos está siendo
en mi investigación, y la cual planteo
cuestionado, lo cual implica que cuan-
de la siguiente forma: do alguien percibe algo como peligro-
Parece haber una fuerte relación en- so para sí mismo, lo que esta persona
tre la experiencia de estar ansioso y siente que está amenazado no es sólo
la confrontación de la incertidumbre una parte de sí misma o un pequeño
que viene del futuro. Aparentemente, proyecto de su vida, sino el total pro-
la experiencia de ansiedad surge yecto de su vida, ya que desde éste
cuando los seres humanos sienten último es que cobran vida y se desa-
que existe la posibilidad de no ser ca- rrollan cada una de las decisiones y

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
70 Alberto De Castro

proyectos de la vida cotidiana. Fischer toma patológico, la forma como ésta va


(2003) soporta igualmente esta idea al a ser vivenciada depende directamen-
afirmar que las condiciones te de la forma como es asumida, con-
existenciales que nos hacen estar frontada e integrada a la existencia
expuestos a la posibilidad de la expe- misma por medio de la conciencia.
riencia de ansiedad son básicamente Como resultado, si somos capaces de
la importancia que tiene para noso- confrontar la ansiedad constructi-
tros mismos el clarificar quiénes so- vamente, en gran parte, estaremos es-
mos como seres humanos; el hecho tableciendo firmemente una
de que los seres humanos constitui- estructura psicológica sobre la cual y
mos quiénes somos en cada una de a partir de la que podamos ser capa-
las relaciones y proyectos que desa- ces de alcanzar en algún grado un es-
rrollamos en nuestra vida cotidiana; tado y/o modo de ser saludable.
y finalmente, la siempre presente in- Al respecto, Fischer (1988) comen-
certidumbre referente a un absoluto, ta que la experiencia de ansiedad es
total o seguro éxito de dichas relacio- descubierta y entendida por uno mis-
nes y proyectos desarrollados en la mo dependiendo de la forma como uno
vida cotidiana. se relaciona con ella, y afirma que
Ahora bien, basado en los descu- habrían al menos dos estilos genera-
brimientos de mi investigación, y de les en que una persona podría apro-
acuerdo a lo planteado anteriormen- piarse y/o vivenciar la experiencia de
te, deberíamos clarificar que la expe- ansiedad. En el primero, el ser huma-
riencia de ansiedad en sí misma no no es capaz de manejar, descubrir y
necesita ser vista en un principio explorar nuevos significados en la ex-
como una experiencia contraria a la periencia de ansiedad, mientras que
salud mental, sino como una experien- en el segundo modo, el ser humano
cia siempre presente en la existen- tiende a engañarse a sí mismo acer-
cia humana debido a que está ca del sentido de la experiencia de
implicada en las decisiones y proyec- ansiedad, para evitar así asumirla. Yo
tos de nuestra vida cotidiana, lo cual hago referencia a esta idea en las con-
la hace ser una experiencia que todo clusiones de mi investigación, cuan-
ser humano debe confrontar. Con base do afirmo:
en esto, podemos entender de mejor
Aparentemente, la experiencia de an-
forma la definición de la ansiedad rea-
siedad está relacionada con la forma
lizada por May (1963, pág. 35), “La an-
en que cada persona confronta y de-
siedad es la reacción básica de los
sarrolla su proyecto general como ser
seres humanos hacia un peligro so-
humano. Cuando la gente siente que
bre su existencia, o hacia algún valor
ellos no han sido capaces de preser-
que él/ella identifique con su existen-
var o afirmar aquello que es significa-
cia”. Entonces, dado que la ansiedad
tivo para ellos, de desarrollar sus
es una experiencia, antes que un sín-

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 71

proyectos concretos de vida, y de al- del mundo externo. Así, cuando la for-
canzar sus metas particulares, la ex- ma de relacionarse con la experien-
periencia de ansiedad no es una cia de ansiedad está caracterizada por
experiencia constructiva, sino una un marcado intento por hacer caso
muy dolorosa experiencia. Al parecer, omiso de ella, o cuando tratan de evi-
cada valor y significado es ubicado y tarla o “aliviarla” mediante alguna dis-
enraizado en un proyecto general de tracción de la vida cotidiana,
vida, y cuando la gente siente que ellos simultáneamente pierden conciencia
no pueden afirmar o preservar dicho de sí mismos y del significado que pre-
valor y/o significado, ellos sienten que tenden preservar o afirmar en sus vi-
es su completo proyecto y sentido como das cotidianas.
seres humanos lo que está siendo En este mismo sentido, siguiendo
amenazado, y no sólo un particular o las ideas de May, si nosotros acepta-
aislado valor y/o significado. mos la ansiedad como siempre presen-
te en nuestra experiencia, seremos
En este punto, según Fischer
capaces de verla y entenderla como la
(2003), el ser humano usualmente se
forma que tiene la naturaleza de in-
vuelve consciente de la experiencia
dicarnos que hay un proyecto, conflic-
de ansiedad al captar la transforma-
to o situación irresuelta. En otras
ción que ésta ha ocasionado a nivel
palabras, la experiencia de ansiedad
corporal y en como le está afectando,
es una evidencia de que está ocurrien-
y es precisamente la forma como uno
do una batalla psicológica en la perso-
se relacione con dicha transforma-
na, que necesita ser resuelta cuanto
ción corporal lo que va a determinar
antes. Paradójicamente, la experien-
si uno aceptará explorar consciente-
cia de ansiedad puede mostrarnos lo
mente dicha experiencia de ansiedad
que tenemos que enfrentar para ser
y sus significados. Por ejemplo, en mi
personas saludables, o aun más, po-
investigación encontré que en un pri-
dríamos decir que en gran parte, una
mer momento la experiencia de an-
persona saludable siempre confronta
siedad puede confundir notablemente
la ansiedad constructivamente. Como
a las personas en lo que respecta tan-
Kierkegaard alguna vez sugirió, la
to a la idea e imagen que tienen de sí
ansiedad es tal vez nuestro mejor
mismos, como a lo que sienten que
maestro debido a que es una señal que
desean conseguir, buscar o desarro-
siempre nos muestra aquello que te-
llar en/para sus vidas. Además, en un
nemos que resolver y/o confrontar.
primer momento al menos, también
May comenta que dependiendo de
hace sentir a las personas desespe-
la forma como los seres humanos con-
radas debido a que se sienten impo-
frontemos la experiencia de ansiedad,
tentes y desubicadas, lo cual hace que
hay al menos dos posibilidades gene-
olviden temporalmente al menos sus
rales en las que la ansiedad puede ser
intereses generales y las demandas
experienciada: de forma constructiva

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
72 Alberto De Castro

o destructiva. Según May (1996), sólo consciente de dicha experiencia y de


podremos relacionamos constructiva- todo lo que ésta implica en la propia
mente con la experiencia de ansiedad, vida cotidiana. Dicho de otra forma, la
si la asumimos y enfrentamos tan conciencia, o mejor, la autoconciencia,
concientemente como nos sea posible: parece tener un rol muy importante,
necesario y determinante en la trans-
La ansiedad normal es la reacción que
formación de la ansiedad vivenciada
(1) no es desproporcionada a la ame-
como una experiencia dolorosa, sofo-
naza objetiva; (2) no involucra repre-
cante y desesperante a la ansiedad
sión o algún otro mecanismo de
vivenciada como una experiencia que
conflicto intrapsíquico, y como corola-
invita a la creación y construcción de
rio al segundo punto; (3) no requiere
sí mismo y el mundo.
mecanismos defensivos para su ma-
nejo, sino que puede ser confrontada En este orden de ideas, yo pienso,
constructivamente en el nivel del co- apoyado en las ideas de May (1996),
nocimiento consciente o puede ser que para comprender claramente el
aliviada si la situación objetiva es al- proceso experiencial implicado en el
terada (pág. 194). entendimiento de la ansiedad como
una experiencia positiva, debemos
Al parecer, una persona sólo es-
atender al hecho de que los seres hu-
taría preparada para enfrentar la
manos sólo estamos subjetivamente
experiencia de ansiedad constructi-
preparados para confrontar constructi-
vamente cuando esté convencida que
vamente la experiencia de ansiedad
los valores y/o significados que podrá
cuando estamos convencidos mental
afirmar van a hacerla sentir mejor de
y experiencialmente en algún grado
lo que se siente en ese momento. En
de que los valores que ganaremos al
otras palabras, si la persona no sien-
confrontar la ansiedad y atender
te y cree que cuando confronte la ex-
auténticamente a nuestras posibili-
periencia de ansiedad va a ganar
dades presentes y futuras de ser, nos
algún significado positivo para su vida,
permitirán desarrollar nuestro poten-
ella no estará dispuesta e interesada
cial creador de una forma mucho ma-
a asumirla constructivamente. En-
yor que aquellos valores que
tonces, es indudable la relación
ganaríamos si tratáramos de escapar
existente entre el enfrentamiento
de la ansiedad.
constructivo de la experiencia de an-
En consecuencia, la experiencia
siedad y la capacidad de autoconcien-
de ansiedad sólo se convertirá en un
cia, tal como encontré y afirmo en las
síntoma negativo cuando evitemos
conclusiones de mi investigación:
confrontarla conscientemente, lo cual
La experiencia de ansiedad sólo ofre- hace que la asumamos destructiva o
ce la posibilidad de ser una experien- patológicamente. May (1996) comen-
cia constructiva cuando uno se hace ta al respecto:

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 73

La ansiedad neurótica, por otro lado, la enfermedad y su sintomatología para


es una reacción a una amenaza que la persona que la está vivenciando.
es (1) desproporcionada al peligro ob- May (1990, pág. 54) explica esta idea
jetivo; (2) involucra represión y otras cuando afirma que para cualquier per-
formas de conflicto intrapsíquico, y sona, “sus síntomas son su forma de
como corolario; (3) es manejada por elegir el campo de su mundo para que
medio de varias formas de reducción o su centro sea protegido de las amena-
supresión de la actividad y el conoci- zas”.
miento, tal como inhibiciones, desa- En este punto, debemos clarificar
rrollo de síntomas, y una variedad de que cada ser humano tiene la poten-
mecanismos neuróticos de defensa cialidad y posibilidad de desarrollar su
(pág. 197). proyecto de vida auténticamente, pero
en caso que no pueda afirmarse libre-
Ahora bien, de acuerdo a lo todo
mente como persona y no asuma cons-
planteado hasta ahora, la persona que
ciente y constructivamente la
experiencia la ansiedad destructi-
experiencia de ansiedad, lo cual es
vamente, en algún sentido experien-
influenciado por la intencionalidad de
cia una frustración relacionada no
la persona y por aquello que busca, es
sólo con una parte de sí mismo, sino
muy probable que aparezca algún tipo
con el total desarrollo de su proyecto
de proyecto inauténtico o patológico,
de vida, y debido a que no se siente
con el cual la persona pretenderá re-
capaz de confrontar la experiencia de
cuperar el significado y valor personal
ansiedad resultante de esta situación,
que no pudo afirmar auténticamente.
experimenta frustración o parálisis
total o casi completa en cuanto al de-
CONSECUENCIAS GENERALES
sarrollo de su potencialidad y proyecto PARA LA PSICOLOGÍA
auténtico de ser y a su sentido de vida.
Como consecuencia, la persona trata A nivel general, y basado en el estu-
de desarrollar algún otro proyecto (in- dio bibliográfico que realicé para la in-
auténtico y probablemente patológico) vestigación mencionada al principio
que le permita compensar, aunque de de este artículo, es común observar
forma muy restringida, el vacío crea- que cuando los psicólogos se refieren
do por el bloqueo y no desarrollo de su a algún tipo de investigación referen-
proyecto y potencialidad de ser te a la ansiedad, siempre tratan de
auténticamente, lo cual, a su vez, le clarificar detalladamente las distintas
permite sentir, por un lado, que tiene variables (internas y externas) de las
algún valor como ser humano, al tiem- personas que son objeto de estudio. Es
po que le permite mantener a distan- así como se trata de detallar variables
cia la experiencia de ansiedad que lo tales como características de persona-
hace sentirse amenazado. De esta for- lidad, estructuras psíquicas, influen-
ma, podemos comprender el sentido de cias del ambiente (tanto positivas

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
74 Alberto De Castro

como negativas), tipos de respuestas/ cia de ansiedad, sólo cuando se hable


conductas, estrategias de pensamien- de ellos en función del sentido que ésta
to para la resolución de conflictos, es- pretende afirmar o preservar. En este
tilos cognitivos, determinantes sentido, Ferro Bayona (1998), comen-
pasados (de la infancia primordialmen- ta, por ejemplo, haciendo alusión a
te), registro y categorización de res- Binswanger, que debemos buscar una
puestas psicofisiológicas, y nueva explicación del ser humano y
mecanismos empleados para defen- su comportamiento que esté basada
derse de la ansiedad entre otras. en la concordancia entre la experien-
Pues bien, es muy cierto que pue- cia subjetiva y los planteamientos teó-
de resultar necesario y pertinente ricos (objetivos), la cual exige atender
estudiar todas estas variables detalla- al ser humano como existencia vi-
damente al tratar el tema de la expe- viente, creadora de significados, y no
riencia de ansiedad, pero también es tanto como si fuese un mero objeto de
cierto que tenemos que aclarar que estudio, debido a que de esta última
todas las variables mencionadas an- forma, el estudio del ser humano y la
teriormente son creadas en el mo- totalidad de su experiencia se vería
mento presente por alguien particular reducida a meras variables descon-
con algún sentido, intención y propó- textualizadas del marco experiencial
sito específico en alguna situación en que ocurren.
concreta del mundo en que se encuen- Así, debemos darnos cuenta que
tra. Aquí, al referirme a alguien par- las tendencias y actitudes orientadas
ticular, hago énfasis en el sentido de a la objetividad/explicación y la sub-
la experiencia de ansiedad para la jetividad/comprensión, antes que ser
persona que la está vivenciando y que excluyentes o contradictorias entre sí,
está creando o desarrollando las va- son aspectos de la misma realidad que
riables mencionadas anteriormente ofrecen interpretaciones acerca del
con algún fin concreto. Así, se enfatiza ser humano que están enmarcadas en
sobre todo en aquello que la persona niveles distintos de experiencia, y una
busca o pretende lograr, preservar o de nuestras primeras labores debería
afirmar en relación a la forma como ser no confundirlos. De esta forma,
vivencia y se relaciona con la expe- podemos clarificar que mediante la
riencia de ansiedad. actitud orientada hacia la explicación
Sin embargo, como han planteado objetiva se pretende buscar primor-
May o Binswanger, la idea no es me- dialmente un por qué (conocimiento
nospreciar la validez y utilidad de la de causas) de la experiencia del ser
técnica y cuestiones metodológicas, humano, lo cual permite hacer valio-
sino captar que los planteamientos sos aportes acerca de consideraciones
teóricos acerca de la experiencia de diagnósticas, referentes en este caso
ansiedad, tendrán un real valor para a la experiencia de ansiedad, un aná-
la persona que vive dicha experien- lisis de su prevalencia, y factores y

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
Comprensión cualitativa de la experiencia de ansiedad 75

mecanismos asociados. Por otro lado, sos del pasado que condicionan mi
también podemos clarificar que me- existencia y toda la inmensa variedad
diante la actitud orientada a la com- de influencias determinantes que ac-
prensión se pretende captar y túan sobre mí. Pero en tanto abarca
entender el significado de la experien- todos estos elementos en cuanto me
cia de ansiedad para la persona que relaciono con ellos, tengo conciencia
la está vivenciando a partir de su re- de ellos, los llevo conmigo, moldeán-
lación con el mundo concreto en que dolos, formándolos, construyéndolos
se encuentra y el sentido y orienta- inevitablemente cada vez que me pon-
ción que da a su proyecto de vida en go en contacto con ellos. Pues el te-
dicha relación. Esto permitiría hacer ner conciencia del mundo significa al
valiosos aportes en lo que respecta a mismo tiempo estarlo estructurando
la articulación, contextualización y (pág. 85).
entendimiento de la totalidad de la
Así, si atendemos a la idea de que
experiencia de ansiedad, así como de
a pesar de que hay un solo mundo ob-
cualquier otra experiencia, en el
jetivo con el que interactuamos, en
marco referencial de la existencia de
últimas, cada ser humano vivencia,
la persona a quien le sucede la ex-
construye y constituye su propio mun-
periencia.
do a partir de cómo se experiencie a
En conclusión, la idea central aquí
sí mismo en su relación con éste, la
expuesta es que si bien es cierto que
experiencia de ansiedad y su compren-
la comprensión de la experiencia de
sión cobran aquí vital importancia
ansiedad no debe en ningún momen-
debido a que viene a ser un factor
to excluir la explicación de la misma,
siempre presente en esta relación del
sí debería precederla, dado que se bus-
individuo con el mundo y en la forma
ca comprender primeramente la for-
de vivenciarnos a nosotros mismos en
ma en que el individuo ha creado y
dicha relación. Es por esto que debe-
estructurado su mundo y el sentido
mos dejar muy en claro que si nues-
que éste le otorga a dicho mundo, para
tra intención es no reducir la totalidad
a partir de ahí ofrecer una explicación
de la experiencia de ansiedad del ser
contextualizada y basada en la expe-
humano a variables divorciadas unas
riencia concreta de dicho individuo en
de otras y separadas de la realidad
el mundo. Siguiendo las ideas de May
experiencial de la persona para poder
(1977), podemos entender esta idea
captar y mantener así el sentido de
muy bien si atendemos a su defini-
dicha experiencia para la persona viva,
ción de mundo:
resulta entonces, que debemos pen-
El mundo es la estructura de relacio- sarla e interpretarla desde su existen-
nes significativas en que existe una cia concreta, y no a partir de una teoría
persona y en cuya configuración toma o generalidad abstracta acerca de la
parte. Así, el mundo abarca los suce- ansiedad, previa al conocimiento y

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)
76 Alberto De Castro

comprensión de esta persona en su Fischer, W. (1970). The faces of anxiety. Journal of


phenomenological psychology, 1, 31-49.
existencia específica. Como bien
Giorgi, A. y Giorgi, B. (2003). The descriptive
plantea May (1963, pág. 17), “Cuanto phenomenological psychological method. En:
más se formulen las fuerzas y los im- P. Camic, J.E. Rhodes, & L. Yardley (Eds).
Qualitative research in psychology. (pp. 243-
pulsos de manera absoluta y comple-
273). Washington, D.C.: American
ta, tanto más se estará hablando de Psychological Association.
abstracciones y no del ser humano Lucas, M. (2004). Existential regret: a crossroads of
existente”. existential anxiety and existential guilt.
Journal of Humanistic Psychology, 44, 58-
70.
REFERENCIAS
Manual de diagnóstico y estadístico de los trastor-
Binswanger, L. (1977). La escuela de pensamiento nos mentales DSM lV, versión electrónica.
de análisis existencial. En: R. May, E. Angel (1996). Barcelona: Masson, S.A.
& H.F. Ellenberger (Eds.), Existencia, una May, R. (1990). La psicología y el dilema del hombre.
nueva dimensión en psiquiatría y psicología México: Gedisa.
(pp. 235-261). Madrid: Gredos.
May, R. (1990). On the phenomenological bases of
Boss, M. (1979). The existential foundations of me- therapy. Review of Existential Psychiatry and
dicine and psychology. New York: Jason Psychology, 20, 49-61.
Aronson.
May, R. (1977). Análisis y significado del movimien-
Ferro, J. (1998). Filosofía y psicología en el análisis to existencial en psicología; y Contribucio-
existencial de Ludwig Binswanger. Conferen- nes de la psicoterapia existencial. En: R.
cia dada en el ler. Congreso de Análisis May, E. Ángel & H.F. Ellenberger (Eds.). Exis-
Existencial. Barranquilla, Universidad del tencia, una nueva dimensión en psiquiatría y
Norte. psicología. (pp. 19-122). Madrid: Gredos.
Fischer, W. (2000). The psychology of anxiety: a May, R. (1963). El surgimiento de la psicología
phenomenological description. The existencial. En: R. May (Ed.). Psicología
Humanistic Psychologist, 28, 153-166. Existencial. (pp. 9-58). Buenos Aires: Gedisa.
Fischer, W. (1989). An empirical-phenomenological May, R. (1996). The meaning of anxiety. New York:
investigation of being anxious. En: R. Valle The Ronald Press Company. (Publicado ori-
& S. Halling (Eds.), Existential ginalmente en 1950).
phenomenological perspectives in psychology
Yalom, I. (1984). Psicoterapia existencial. Barcelo-
(pp. 127-163). New York: Plenum Press.
na: Herder.
Fischer, W. (1988). Theories of anxiety. Lanham,
USA: University Press of America.
Fischer, W. (1974). On the phenomenological mode
of researching “being anxious”. Journal of Recibido el 27 de septiembre de 2004 y aceptado el
phenomenological psychology, 4, 405-423. 3 de febrero de 2005

Suma Psicológica, Vol. 12, No. 1: 61-76, mayo 2005, Bogotá (Col.)