Anda di halaman 1dari 2

Entrega final: Composiciones utilizando la psicología del color. Helen M. Cuevas M.

Basándome en las paletas dadas en el libro escrito por Eva Heller, primero decidí con qué
conceptos o colores quería trabajar. En todos los casos, además de los bocetos pequeños
presentados en clase, realicé al menos otros 3 o 4 de entre 10cm a 5cm tratando de conservar
la proporción final, con los colores más fieles.
Para la composición figurativa, dado que ya había pensado desde comienzos de semestre que
mi entrega final sería un retrato, en una especie de estilo cartelístico, ya tenía una idea más o
menos formada de al menos el quién y a qué concepto/paleta lo iba a relacionar. Así fue como
mis opciones directas eran las basadas en los rojos y los morados, eligiendo finalmente la de
la idea de “lo seductor”, paleta que incluye el rojo, morado, rosa, negro y dorado/ocre.
Esto era necesario cuando el enfoque que lo doy a estos retratos combinados es la importancia
de ambos personajes en la historia del rock’n’roll, y el cómo se convirtieron en sex symbols
a pesar de llevar looks muy andróginos. En caso de duda, se trata de David Bowie y Prince.
Tratándose luego de la composición geométrica, esa definitivamente puedo decir que muestra
carencias técnicas e incluso algunas compositivas, ya que todo lo que este fuera de lo
figurativo es algo que realmente me saca de mi zona de confort. Para esta composición elegí
una paleta “simple” compuesta de 3 colores: el blanco, el azul y el dorado/ocre.
El concepto era “la verdad” aunque en el mismo libro apuntan que, alterando el orden del
azul con el ocre, obtienes también “lo ideal”. Originalmente mi boceto incluía formas curvas
pero decidí que, tratándose de algo como “lo verdadero”, sería un concepto más rígido, más
lineal, que sería necesario depurar las curvas y preferir los triángulos, formas que pueden ser
tanto estables como inestables y de mucha acción. Así llegue también a la idea, una
reminiscencia, de la caverna de Platón, con el interior iluminado con las antorchas y la verdad
en el exterior.
Finalmente, la composición abstracta, se sintió como un experimento al cual ya le había dado
vueltas previas tratando de atinar cómo poder obtener resultados satisfactorios para mí.
Fue así como primero hice un boceto a tamaño real del final para acostumbrarme al gouache
y en cómo lo usaría para obtener formas y colores en el producto final. Ese boceto, los
primeros bocetos y el final no tienen mucho en común (como también ocurrió con la
composición geométrica) más que en los colores y la relación que estos tendrían y más o
menos en qué áreas irían extendidos. La paleta de colores la elegí por el simple hecho de que
me agrada esa combinación de tonos, ni me había fijado en el concepto hasta después de
realizar los bocetos. Se trata de “lo frívolo”, según internet –dicho de una persona- “que no
concede a las cosas la importancia que merecen, no las hace con la seriedad, el sentimiento
o el interés requeridos y solo piensa en el aspecto divertido o lúdico de la vida” y en el caso
de las cosas frívolas que son “ligeras y de poca sustancia”. Podría aplicar la parte de la
definición en la que se menciona “solo se piensa en el aspecto divertido o lúdico de la vida”
al realizar esta composición, pues fue algo mucho más azaroso al final de lo que había podido
planear. Me topé con unos cuantos errorcillos que podrían haber sido mejorados sea con
práctica o con planeación, pero también creo que algunas soluciones resultaron igualmente
satisfactorias a si estos no hubieran ocurrido.
Entrega final: Composiciones utilizando la psicología del color. Helen M. Cuevas M.

Las técnicas usadas en todos es primordialmente la acuarela, luego variando entre gouache,
tintas/estilógrafos, plumones de alcohol y base agua, incluso acrílico dorado y resaltadores
de texto. Todo lo que fuera necesario para lograr el efecto que se acercara lo mejor posible a
un producto final que sea como me lo imaginé, aunque hubiera sido una idea vaga.