Anda di halaman 1dari 33

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO

ESCUELA DE POSTGRADO
MAESTRIA EN DERECHO

TEMA

NULIDAD DE ACTOS ADMINISTRATIVOS

PRESENTADA POR:

JOHANNA
KAMELICH
RICHARD JAIME CCASO MAYTA.
XXXXXXX

MENCION DE:

DERECHO ADMINISTRATIVO Y GERENCIA PUBLICA

PUNO, PERÚ

2017
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

INDICE

INDICE ............................................................................................................... 2
INTRODUCCIÓN ............................................................................................... 3
NULIDAD DE ACTOS ADMINISTRATIVOS....................................................... 4
1. EVOLUCION HISTORICA........................................................................... 4
2. EL ACTO ADMINISTRATIVO ..................................................................... 4
2.1. EXPRESION DOCTRINARIA ......................................................... 4
3. NULIDAD DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS ....................................... 5
4. TRÁMITE DE LA NULIDAD: 27444 ............................................................ 6
5. PRESUNCIÓN DE VALIDEZ ...................................................................... 6
6. NULIDAD DE OFICIO: ................................................................................ 9
7. DIFERENCIA ENTRE NULIDAD DEL ACTO ADMINISTRATIVO Y
REVOCACION DEL ACTO ADMINISTRATIVO ............................................... 11
8. CAUSALES DE NULIDAD ........................................................................ 11
9. SON VICIOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO QUE CAUSAN SU NULIDAD
DE PLENO DERECHO, LOS SIGUIENTES:.................................................... 17
10. REQUISITOS Y VICIOS ......................................................................... 18
11. VICIOS Y NULIDADES .......................................................................... 18
12. CLASIFICACION DE LOS VICIOS ......................................................... 19
13. DIFERENCIA ENTRE NULIDADES CIVILES Y ADMINISTRATIVAS .... 20
14. NULIDADES CIVILES ............................................................................ 20
NULIDADES ADMINISTRATIVAS ................................................................ 20
15. INSTANCIA COMPETENTE PARA DECLARAR LA NULIDAD ............ 21
16. EFECTOS DE LA DECLARACIÓN DE NULIDAD .................................. 22
17. ALCANCES DE LA NULIDAD .................................................................... 23
18. CONSERVACIÓN DEL ACTO................................................................ 24
19. INDEPENDENCIA DE LOS VICIOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO ..... 27
20. JURISPRUDENCIAS: ............................................................................. 27
21. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ................................ 29
22. BIBLIOGRAFÍA....................................................................................... 33

2
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

INTRODUCCIÓN

El la administración pública se emiten a diarios actos administrativos y actos de


la administración, en cuanto a lo primero estos producen relevancias jurídicas
que darán surgimientos a conductas jurídicas por parte de los administrados.

Los que emiten los actos administrativos son los entes públicos a través de los
funcionarios públicos competentes, los cuales tienen capacidad para decidir.

Pero que sucede cuando esos actos no están correctamente emitidos,


generando el malestar de los administrados e incluso va en contra del bien
común en este caso el derecho administrativo nos da herramientas es decir
remedios para prevenir un posible perjuicio del administrado.

En otras palabras, los caracteres jurídicos del acto administrativo deben ser un
reflejo de todo el sistema jurídico aplicable y por ello no pueden resolverse a nivel
puramente doctrinario sino que se hace necesario apelar a fundamentos
sistemáticos y no puntuales de orden jurídico. No puede primero afirmarse que
los caracteres son tales y después preguntarse “¿cuál es su fundamento?”, pues
primero hay que encontrar y demostrar que ese principio verdaderamente existe
y no se encuentra solamente en las obras de la materia.

Tenemos como una de las armas o remedios que nos probé el derecho
administrativo a la nulidad del acto administrativo el cual nos servirá para
prevenir posibles perjuicios o de lo contrario a que cesen mediante una cosa
decidida firme ya veremos las diferentes modalidades en el cual se materializa
este recurso.

3
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

NULIDAD DE ACTOS ADMINISTRATIVOS

1. EVOLUCION HISTORICA

La denominación era en lo absoluta desconocida. Es la revolución francesa la


que lo crea genialmente, como prueba inequívoca de una visión diferente y de
tratamiento de los asuntos estatales, sujetándolo a un amplio ordenamiento
jurídico, alejándolo de la omnipotencia y arbitrariedad de la monarquía.
El desarrollo posterior de la actividad multiforme del estado ha creado
precisamente una rica teoría, particularmente por las leyes francesas de
20/3/1865 y de 17/8/1907 por parte del consejo de estado. Esta teoría no ha
convalidado aun institutos suficientemente aceptados y sigue acumulando
experiencia.
Siguiendo a Dromi podemos sostener que el acto administrativo nace con la
relación práctica de la doctrina de la separación de los poderes del estado.
Utilizase por primera vez en la ley del 16 de fructidor, año III (3 de septiembre de
1795), ley en la cual se dirigían a los tribunales ordinarios reiteradas
prohibiciones de conocer respecto de los actos de administración, pues ya era
materia reservada para la competencia contenciosa (DROMI: Instituciones del
Derecho Administrativo, Astrea, Buenos Aires, 1983, p. 185.).

2. EL ACTO ADMINISTRATIVO

2.1. EXPRESION DOCTRINARIA

En lo que concierne a sus orígenes se afirma que nace en el estado de


derecho como una consecuencia de la sumisión de la actividad pública a la
norma jurídica (B. Castejon y E. Rodríguez: Derecho Administrativo
Y Ciencias De la Administración y Ciencia del Administración); y existe
el concepto generalizado que es con posterioridad a la revolución francesa al
consagrarse el principio de legalidad que se confiere a ciertos actos la
significación peculiar de los actos administrativos porque a través de ellos se
concretaba o ejecutaba una ley.
Rafael Entrena lo define como un acto jurídico realizado por la administración
con arreglo al derecho administrativo.
Duguit lo define como toda manifestación de la voluntad de los agentes
administrativos conforme al derecho objetivo, que produce una situación de
derecho objetivo o condiciona el nacimiento de una situación de derecho
objetivo.

4
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

Manuel Maria Diez lo entiende como una declaración de un órgano


del poder ejecutivo en ejercicio de su función administrativa que produce efectos
jurídicos con relación a terceros; y que cuando cumple con su ciclo de formación
y contiene todos los elementos esenciales se dice que es perfecto.
Su eficacia surgiría de su capacidad de producir efectos jurídicos (Manuel María
Diez: El Acto Administrativo, Buenos Aires 1961).
Transcribimos la opinión de Miguel Acosta Romero: "Es una manifestación
unilateral y externa de la voluntad, que expresa una decisión de
una autoridad administrativa competente, en ejercicio de la potestad
publica"(Miguel Acosta Romero, Citado por José Bartra
Cavero: Procedimiento Administrativo, Huallaga, Lima 1997).
Y para finalizar tenemos la definición del doctor Gustavo Bacacorzo, que
manifiesta que el "acto administrativo es la decisión de una autoridad en ejercicio
d sus propias funciones, sobre derechos deberes e intereses de las entidades
administrativas y/o de los administrados respecto de ellos" (Gustavo Bacacorzo:
Tratado de Derecho Administrativo, Gaceta Jurídica, Lima 2001).

3. NULIDAD DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS

Articulo 8º validez del acto administrativo:


(Es válido el acto administrativo dictado conforme al ordenamiento jurídico)
Concordancias internas:
 T.P.Art.IV1.1 principio de legalidad
 Art.3 requisitos para validez de los actos administrativos
 Art.9 presunción de validez del acto

Comentario:
La doctrina italiana, distinguiendo los conceptos jurídicos de validez y eficacia,
nos indica que un acto invalido puede ser eficaz y recíprocamente, que un acto
valido puede no ser eficaz. Así aunque ambos mantienen íntima relación con el
ciclo vital del acto administrativo, actúan en momentos distintos: ya que mientras
de su perfeccionamiento hasta la consumación de sus efectos.
Un acto jurídico es válido cuando ha sido emitido en conformidad con las normas
jurídicas previamente vigentes ordenadoras de dicha actuación y consta de
todos sus elementos esenciales , establecidos en el artículo 3º cuando exista
falla en su estructuración o mala aplicación de sus elementos, provoca el
surgimiento de los mecanismo de auto tutela de revisión o de colaboración del
administrado orientando a la búsqueda de su descalificación, pero pervive aun
la presunción de validez que establece el artículo 9º.

5
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

Un problema metodológico difícil de solucionar adecuadamente, en otro sentido,


es el de la vinculación de los caracteres del acto administrativo con el sistema
de nulidades. En rigor, ambos deben ser analizados conjuntamente y el lector
hará bien en remitirse desde ya al Capítulo de nulidades.

De todas maneras, debemos adelantar que los caracteres del acto administrativo
no son los mismos según que el acto adolezca de una u otra clase de nulidad:
específicamente, distinguimos tres categorías de nulidad del acto administrativo,
denominadas estipulativamente anulabilidad (o nulidad relativa), nulidad (o
nulidad absoluta, o actos nulos de nulidad absoluta) e inexistencia (o actos
administrativos inexistentes, o vías de hecho administrativas, o inexistencia de
acto administrativo.) A diferencia del derecho civil, en que se distingue entre el
acto nulo y anulable, como dos categorías y la nulidad absoluta y relativa, como
otras dos categorías distintas, en el derecho administrativo se hacen solamente
dos o a lo sumo tres (si se incluye la inexistencia) categorías. La utilización de
los términos anulable y nulo no tiene una necesaria correlación con los vocablos
análogos del derecho privado, pues el sistema de nulidades administrativas tiene
sus propios principios, derivados de la doctrina, la jurisprudencia y el Decreto
Ley Nº 27444.

Adelantando aquí las conclusiones que iremos desarrollando en los Capítulos


que siguen, podríamos delinear como características generales las siguientes: el
acto administrativo válido y el acto administrativo anulable, que son los que
tienen vicios intrascendentes o no demasiado graves, son considerados actos
regulares; el acto administrativo nulo, que es el que tiene vicios graves o muy
graves, es un acto irregular. En caso de vicios groseros, el acto se denomina
inexistente.

4. TRÁMITE DE LA NULIDAD: 27444

Los administrados plantean nulidad por medio de recursos administrativos

Es conocida y declarada por autoridad superior de dictó acto. Si es autoridad no


sometida a subordinación jerárquica, la declara la misma.

Si se declara nulidad, se dispondrá conveniente para hacer efectiva


responsabilidad del emisor acto inválido

5. PRESUNCIÓN DE VALIDEZ

Articulo 9º presunción de validez


Todo acto administrativo se considera válido en tanto su pretendida nulidad no
sea declarada por administrativa o jurisdiccional, según corresponda.

6
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

Concordancias internas:
 Art.12 - Efectos de la declaración de nulidad
 Art.13 - Alcances de la nulidad
 Art.15 - Independencia de los vicios del acto administrativo.
 Art.17.2 - Eficacia anticipada de la declaración de nulidad
 Art.202 - Nulidad de oficio
 Art.216.2 - Actos susceptibles de suspensión administrativo
 Art.217 - Resolución de recursos administrativo
COMENTARIO:
Actos administrativos ilícitos no pierden cualidades tales. Los vicios jurídicos
tornan al acto ilegítimo, inválido, antijurídico, pero no por ello dejan de producir
efectos jurídicos ni lo privan de su condición. Puede tener un vicio impugnable
administrativa y judicialmente que engendre responsabilidad extracontractual del
Estado por la producción de efectos antijurídicos, sin dejar de ser acto
administrativo por esa circunstancia. (Roberto Dromi)
Cuando queda perfeccionado el acto administrativo, por haber concurrido sus
elementos esenciales, se le atribuye una presunción relativa o juris tantum de
validez que dispensa a la autoridad emisora de demostrar su validez o según
algún proceso confirmatorio, consultivo o declarativo en el mismo sentido, aun
cuando alguien pusiera en duda o pretendería su invalidez. Estamos frente a la
recepción por la legislación de una de las prerrogativas del poder público
esenciales para asegurar la eficiencia y seguridad en el cumplimiento de las
decisiones gubernamentales: todo acto administrativo tiene a su favor la
presunción de constituir los ejercicios legítimos de una actividad administrativa.
Mediante esta presunción de validez de legalidad de regularidad o simplemente
de corrección , la legislación asume a priori que la autoridad obra conforme al
derecho salvo prueba en contrario que debe ser constatada, procesada y
confirmada en vía regular ( procedimiento de impugnación)

Ninguna norma de derecho administrativo establecía antes de 1972 para los


actos administrativos una presunción semejante, pero tampoco una distinta; de
tal modo, aplicando por analogía la norma civil, podía concluirse que los actos
administrativos anulables se presumen legítimos o válidos, no así los actos
administrativos nulos. (“Actos tales se reputan nulos aunque su nulidad no haya
sido juzgada.”). A ese argumento normativo civilista cabía agregar otro de índole
lógica: si un acto tiene un vicio que no es manifiesto o aparente, es plausible que
deba considerárselo, en principio y provisoriamente (hasta que una autoridad
competente resuelva lo contrario), legítimo; si, en cambio, el vicio es claro y
evidente, no podría presumirse que el acto es -a pesar de ese vicio manifiesto-
válido; ello equivaldría tanto como cerrar los ojos ante la realidad, como decir “el
sol brilla, pero presumo que no brilla.” En otras palabras, es insalvablemente
contradictorio afirmar que un acto deba o pueda presumirse legítimo si la persona

7
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

que se enfrenta con él advierte inmediatamente que no es legítimo. Esa


contradicción lógica ni siquiera podría ser superada por una hipotética norma
legal expresa que así lo dijera, pues allí tendríamos una pretendida presunción
legal cuya irrazonabilidad parece manifiesta. En tal sentido cabría imaginar una
norma que invocando el bien común o el interés público dijera que “Aunque
encuentres un acto manifiestamente ilegítimo, debes comportarte como si fuera
legítimo, pues la ley así lo impone.” Pero es claro que ello resulta irrazonable,
por ende inconstitucional.

No podría ni siquiera en ese caso, postularse que “si encuentras un acto


manifiestamente ilegítimo, presume a pesar de ello que es legítimo,” pues ello
es como ordenar que se piense en cierto modo, lo que es una imposibilidad
material y moral y por ende una imposibilidad jurídica. El Decreto Ley no cambia
ni puede cambiar, pues, la razón. Ni tampoco la ley de la gravedad.

Así surgía para nosotros que la presunción de legitimidad del acto administrativo
podía existir, por vía analógica, respecto de los actos anulables cuyo vicio no era
evidente o manifiesto; que, en ausencia de norma expresa, no podía en cambio
jurídicamente hablarse de una supuesta presunción de legitimidad para todos los
actos sin distinción. Es que, como dice Imboden, la nulidad de un acto excluye
necesariamente su exigibilidad, por la lógica inmanente al ordenamiento
jurídico. Por tales razones ya en la primera edición (1963) de El acto
administrativo sostuvimos que “el vicio manifiesto destruye precisamente la
presunción de legitimidad […] El acto administrativo nulo no debe tener
presunción de legitimidad” y agregábamos que el criterio contrario “representa
un pensamiento político estatista y autoritario;” tal criterio lo reiteramos en otra
obra, un año más tarde, destacando entonces que: “Ello, evidentemente, carece
de toda razonabilidad ya que ninguna argumentación doctrinaria puede destruir
el hecho de que puedan existir actos manifiestamente viciados; y ello, a su vez,
implicará necesariamente que en tales casos el acto no podrá tener presunción
de legitimidad.” Este mismo criterio ha sido también adoptado crecientemente
por la doctrina argentina.

La existencia de la presunción produce los siguientes efectos en el


procedimiento administrativo:
1. La necesidad de alegar la ilegalidad aun cuando se trate de vicios de
nulidad evidentes, tanto para la administración como para la autoridad. La
principal consecuencia de estas presunciones que significa una
regulación indirecta de la carga de la prueba, fijando su inversión.
2. Carácter público del acto administrativo. El documento público donde se
haya instrumentado en acto merece fe de plena acerca de su regulación
regular.
3. El carácter innecesario de que alguna autoridad declare o confirme la
legalidad para que produzca sus efectos.
8
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

4. Otorga una situación jurídica provisional de igualdad exigibilidad a todo


acto administrativo con relación a su regularidad, sean regulares, viciados
o afectados por algún vicio intrascendente.
5. Sustenta la obligación de acatarlo por parte del administrado y de la
administración la presunción da sustento a la ejecutoriedad administrativa
(art.16º)
6. La no suspensión de la ejecución por la sola interposición del recurso
administrativo o en sede judicial. Incluso delimita la posibilidad que a
autoridad lo suspenda de oficio.
Pero la proyección de esta presunción no solo se proyecta hacia el
procedimiento administrativo, sino que también tiene efecto directos sobre la
nulidad administrativa presuponiendo la tendencia a la resolución de la fuerza
invalidatoria de los vicios posibles de afectar el procedimiento administrativo9.
 Los casos de nulidad administrativa son de interpretación
restrictiva(art.10)
 Favorece la posibilidad de conservación del acto administrativo (art.14)
 Los efectos de la invalidez deben tenderse a su aislamiento (art 13 – 15)
 Agravan la situación de las autoridades y de la administración que emite
conscientemente un acto gravemente nulo por cuanto actúan contra la
buena fe procedimental al pretender acogerse a su acto la ventaja de la
presunción de validez.
 Restricción de los supuestos en que por seguridad jurídica se tornen
inalterables favoreciendo su revisibilidad de los actos nulo (art 202)
Pero como toda presunción relativa admite limites evidentes. Si bien la comisión
no incorporo la categoría de actos inexistentes o actos viciados de nulidad
manifiesta que algunos ordenamientos extranjeros emplean para categorías
eximidas de la presunción esta ley contiene el señalamiento que cuando aun no
firme, pueda generar perjuicios de imposibles reparación o se pueda apreciar
objetivamente queda liberado de esta presunción legal y queda facultado a
suspender el acto (art 216.2).

6. NULIDAD DE OFICIO:

Por: Gonzalo Cruz Sandoval

La Administración Pública, tiene la facultad de revisar sus propios Actos


Administrativos, en virtud del Control Administrativo, institución explicada en el
marco introductorio del presente artículo, pero dicha facultad también se
encuentra fundamentada en el principio de autotutela de la administración, por
cual, ésta puede dejar sin efecto sus propias actuaciones, básicamente cuando
dichos actos resultan alterados por vicio alguno de legalidad, y
consecuentemente vulnera el ordenamiento jurídico, atentando contra derechos

9
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

colectivos (violación al principio de interés público), o derechos susceptibles de


ser individualizados (derechos subjetivos de los administrados).

En ese contexto, nuestra Ley de Procedimiento Administrativo General, en el


numeral 1 de su artículo 202 prescribe la facultad que tiene toda Administración
Pública de declarar de oficio la nulidad de sus Actos Administrativos, cuando
estos se encuentran inmersos dentro de cualquiera de las causales de Nulidad
del Acto Administrativo establecidas por el artículo 10 del citado texto normativo
(1); por tanto podemos afirmar que la Nulidad de Oficio del Acto Administrativo,
se da estrictamente por motivos de legalidad (trasgresión directa o indirecta del
ordenamiento jurídico vigente), o por falta de adecuación de alguno de los
elementos del Acto Administrativo (el cual está viciado) y por tanto afectan de
manera parcial o total la validez del Acto Administrativo.

También cabe señalar, que la Nulidad de Oficio del Acto Administrativo, de


conformidad con lo dispuesto por el numeral 2 del artículo 202 de la norma
procesal administrativa antes referida, sólo puede ser declarada por el
funcionario o autoridad administrativa superior a la que expidió dicho Acto
Administrativo, y si dicho acto fue emitido por funcionario o autoridad
administrativa, no sujeta a jerarquía, será éste quien deba declarar la nulidad de
su propia resolución; sin embargo debemos tener en cuenta que la facultad que
tiene la Administración Pública para declarar la nulidad de sus propios Actos
Administrativos, prescribe al año, a partir de que los referidos actos
administrativos hayan quedado consentidos, y en caso que dicha facultad haya
prescrito, sólo procede solicitar la nulidad del acto administrativo, en sede judicial
vía proceso contencioso administrativo.

10
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

7. DIFERENCIA ENTRE NULIDAD DEL ACTO ADMINISTRATIVO Y


REVOCACION DEL ACTO ADMINISTRATIVO

NULIDAD DEL ACTO REVOCACION DEL ACTO


ADMINISTRATIVO ADMINISTRATIVO

 anulación o nulidad cuando la  El criterio del órgano, entendiéndose


eliminación del acto administrativo que hay revocación, cuando es la
corre a cargo de los tribunales propia Administración la que elimina
contencioso-administrativos un acto anterior
 mientras que la anulación o nulidad  El criterio del motivo o fundamento,
se dicta por motivos de legalidad entendiéndose que hay revocación
ello quiere decir, por falta de alguno cuando la eliminación del acto
de los requisitos de validez del acto administrativo se produce por
administrativo motivos de oportunidad
 la nulidad o anulación por  a) La revocación tiene su causa de
(ilegitimidad). extinción por (inoportunidad)
 a nulidad tiene un efecto (ex – tunc  La revocación tiene un efecto (ex –
retroactivo) nunc no retroactivo)

NOTA: De los criterios diferenciadores expresados, resulta obligatorio señalar,


que en nuestra Ley de Procedimiento Administrativo General, la revocación del
acto administrativo, sólo puede ser realizada por la más alta Autoridad
Administrativa, no se ha previsto en ningún caso que la revocación del acto
administrativo pueda ser planteado vía proceso contencioso-administrativo, lo
cual si sucede con la nulidad de oficio, la cual puede ser declarada por el mismo
funcionario que expidió el acto administrativo o el superior jerárquico y cuando
dicha facultad haya prescrito, la Administración Pública puede solicitar dicha
nulidad postulando una demanda contencioso administrativa

8. CAUSALES DE NULIDAD

Artículos 10.- causales de nulidad


Son vicios del acto administrativo, que causen su nulidad de pleno derecho, los
siguientes:
 La contravención a la constitución, a las leyes o a las normas
reglamentarias.
 El defecto o la omisión de alguno de sus requisitos de validez, salvo que
se presente alguno de los supuestos de conservación del acto a que se
refiere el artículo 14.

11
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

 Los actos expresos o los que resulten consecuencias de la aprobación


auto temática o por el silencio administrativo positivo , por los que se
adquiere facultades, o derechos , cuando son contrarios al ordenamiento
jurídico, o cuando no se cumplen con los requisitos, documentación o
tramites esenciales para su adquisición.
 Los actos administrativos que sean constitutivos de infracción penal o que
se dicten como consecuencia de la misma.
Concordancias externas:
 D.L. Nº 295 Código Civil (Art V, orden público, buenas costumbres u
nulidad del acto jurídico Arts.219 y ss, nulidad del acto jurídico)
Concordancias internas:
 Art. 32.3 - Fiscalización posterior. Fraude.
 Art. 140.3 - Obligación de cumplir un acto fuera del plazo legal establecido.
 Art. 182.3 - Omisión de audiencia pública.
 Art.188.2 - Efecto del silencio administrativo.
 Art. 202 - Nulidad de oficio.
El sistema jurídico establece los requisitos para que cualquier voluntad potencial
con objeto determinado alcance la categoría del acto jurídico reconocible que
permita individualización o verificar su existencia. Cuando estos requisitos no
concurren voluntad expresada resulta inválida.
Ahora bien ante la constatada invalidez surge como directa consecuencias la
nulidad entendida como el castigo jurídico para los actos incursos en alguna
causal privativa de los efectos jurídicos aspirados por su autor y que el acto
estaba llamado a producir de no existir tal causal.
1. contravención a la constitución, a las leyes y normas reglamentarias.
La contravención a las normas jurídicas es la primera causal de anulación de un
acto administrativo pues ninguna autoridad puede pretender sobrepasar los
límites legales o actuar al margen de ella.

2. Defecto u omisión en algunos de los requisitos d validez, salvo que


se presente algún supuesto de conservación del acto.

3. Vicios en la competencia

 Incompetencia en razón de la materia , si lo actuado tiene diferencias con


las potestades otorgadas por el ordenamiento a la autoridad
administrativa ( trasgredir la reserva de ley)
 Incompetencia territorial si excede el ámbito geográfico definido para
circunscribir la aptitud de cada órgano o funcionario de la administración,

12
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

transgrediendo con ello la descentralización territorial establecida (entre


regiones o municipios)
 Incompetencia en razón del tiempo: cuando la competencia asignada está
sujeta a la atribución antes o después de dicho plazo.
 Incompetencia en razón de grado horizontal cuando se invaden
atribuciones de otros organismo u órganos homólogos (entre la
competencias de los distintos ministerios)
 Incompetencia en razón del grado vertical, cuando se invaden
atribuciones de otros organismos u órganos ubicados en relación de
jerarquía.
 Incompetencia por cuantía
 Acto administrativo emitido por órgano colegiado sin sesión
 Acto administrativo emitido por órgano colegiado sin quórum o votación
calificada de ser el caso
 Acto administrativo emitido por órgano colegiado sin deliberación
 Extralimitación de competencias.

2.2 vicios ene l objeto o contenido (contrariar el ordenamiento jurídico o


contener un imposible jurídico)
La nulidad del acto administrativo deviene de la tragresion de las normas
jurídicas con la cuales mas bien debiera encontrar conformidad, cuyas
principales manifestaciones son los vicios por la actuación contra legem, una
falsa aplicación de la ley o en una falsa valoración de los hechos.
Según la calificación de la doctrina, los vicios de licitud pueden presentarse bajo
una de las siguientes formas:
 contenido ilícito ( inconstitucional, contrario a reglamentos a sentencias
firmes y actos constitutivos de delitos)
 contenido contrario a acto administrativo firme
 contenido jurídicamente imposible
 vicio en la motivación jurídica del acto
 fundamentarse en un criterio jurídico inexistente ( deficiente base legal )
insuficiente, contradictoria o ilícita
 fundamentarse en una incorrecta interpretación de norma( error de
derecho)
 no fundamentar decisiones
 desvíos de poder ( uso abusivo de la potestad discrecional y falta de
prudencia en su empleo)
2.3. Vicios en la finalidad perseguida por el acto
 desvíos de poder por finalidad personal de la autoridad
 desvíos de poder por finalidad a favor de terceros
 desvíos de poder por finalidad publica distinta a la prevista en la ley

13
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

2.4 vicios en la regularidad del procedimiento.


El problema central para analizar esta causal de nulidad radica en identificar
cuando no encontramos frente a la carencia de una norma esencial del
procedimiento que a contrario sensu no condujera a la sanción de nulidad. La
doctrina española al interpretar la norma análoga contenida en su propio
ordenamiento entiende que existe tal vicio cuando:
 un acto administrativo es emitido a través de un procedimiento distinto al
legalmente establecido-aunque coincida parcialmente con este.
 Cuando omita un trámite obligado por alguna disposición legal o derivados
del debido proceso.
 Cuando se dicte alguna resolución faltando totalmente al procedimiento
del cual debiera derivarse.

 La nulidad absoluta de pleno derecho, o nulidad ipso jure, se da cuando


el acto administrativo adolece de cualquiera de sus requisitos esenciales:
objeto lícito, autoridad competente, procedimiento y requisitos de la forma
prescrita por la ley, además de los establecidos en el artículo 10º de la
LPAG. Cualquier vicio que afecta uno de sus requisitos, no puede ser
subsanado ni convalidado y no puede prescribir su estado de nulidad,
porque afecta al orden público en su esencia, debido a que el acto
administrativo es de cumplimiento obligatorio por quien sea cual fuere la
autoridad u organismo que lo hubiese expedido. Se asimilan a esta
nulidad ipso jure, los principios contenidos en los artículos 219º y 220º del
Código Civil, sobre nulidad absoluta del acto jurídico. En cualquiera de los
casos enumerados en el artículo 10º de la LPAG puede declararse de
oficio la nulidad de resoluciones administrativas, aun cuando hayan
quedado consentidas, siempre que agravien el interés público. Los
conceptos de nulidad y anulabilidad se establecen en forma clara en
nuestro Código Civil; la diferencia principal entre uno y otro concepto
radica en que la nulidad no admite confirmación y la anulabilidad sí (la que
puede ser expresa o tácita). En el procedimiento administrativo se
establece una nulidad de pleno derecho o ipso iure que la declara la
autoridad superior a instancia del interesado. Se establece también la
declaración de nulidad de resoluciones administrativas de oficio en los
casos que corresponda, aun cuando hayan quedado consentidas cuando
agravien el interés público. Para ello, se establece el plazo de prescripción
de un año contado a partir de la fecha en que hayan quedado consentidas.

En conclusión, no encontramos en esta ley una alusión expresa a la


anulabilidad de actos o resoluciones administrativas. Siguiendo al criterio
diferenciador del Código Civil tampoco se menciona la subsanación por
confirmación, pudiendo vislumbrarse una confirmación tácita al dejar
pasar los plazos de prescripción sin que el interesado solicite la

14
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

declaración de nulidad, o la Administración pública la declare de oficio.


Para declarar la nulidad de oficio de un acto administrativo no solamente
se requiere que se configuren los supuestos del artículo 10° de la LPAG,
sino que además y esencialmente es necesario que dicho acto
administrativo agravie el interés público, aun cuando aquél haya quedado
firme, conforme a lo estipulado en el numeral 202.1.

La LPAG señala los vicios del acto administrativo, que causan su nulidad
de pleno derecho.

- El órgano competente de originar el acto administrativo no sólo debe aplicar el


principio de legalidad, sino debe observar el principio de supremacía
constitucional que significa que la Constitución prevalece sobre cualquier
manifestación del Derecho; principio consagrado en el artículo 51º de la
Constitución, que establece que ésta prevalece sobre toda norma legal; la ley,
sobre las normas de inferior jerarquía, y así sucesivamente. El acto
administrativo es contrario a la Constitución cuando se aplica o basa sus
fundamentos en una norma de inferior jerarquía sobre una norma de rango
constitucional que en forma expresa y clara señala el ámbito de sus facultades
o potestades, para resolver un caso concreto; o, el desconocimiento de derechos
y principios constitucionales que amparan expresamente los derechos de los
administrados. Entendiendo al acto administrativo como la declaración de la
autoridad en el ejercicio de sus potestades, estas potestades están detalladas
en un reglamento, el que se basa en una ley y éstas deben ser conformes con la
Constitución; respetándose así el principio de supremacía constitucional, y los
actos administrativos que efectúe el funcionario público deben estar establecidos
en la ley (principio de legalidad).

Partiendo de estos supuestos podemos visualizar dos situaciones:

1. Que el acto administrativo que realizaría el funcionario público esté


establecido en el reglamento o en la ley, pero que éstos sean contrarios a la
Constitución. En este caso el funcionario puede abstenerse de realizar el acto
o pronunciarse sobre su inaplicación a manera de control constitucional
difuso.

2. Que el acto administrativo no esté contemplado en norma alguna, pudiendo


cuestionarse su legalidad. También se admiten como actos administrativos
contrarios a la Constitución los que contienen un imposible jurídico, esto es,
cuando el acto administrativo esté fuera del marco legal y jurídico por ser
contrario a la ley y al orden jurídico preestablecido. Adicionalmente, la LPAG
recalca que el acto administrativo no puede contravenir en el caso concreto
disposiciones constitucionales o legales.

15
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

- El acto administrativo es contrario a las leyes, cuando se lesiona o vulnera el


principio constitucional de subordinación jerárquica de las normas en orden
descendente a partir de las normas con rango de ley, trasgrediendo o
desnaturalizando sus contenidos expresos, claros e incontrovertibles, aplicables
al caso concreto; sin que esto afecte a la facultad discrecional del funcionario
público de actuar o no actuar, siempre y cuando la norma respectiva le otorgue
la facultad de adoptar una de esas posibilidades, ya sea expresa o tácitamente.
El acto administrativo contiene un imposible jurídico cuando el acto que contiene
(normativo, resolutivo o de sustanciación) está fuera del marco legal y jurídico
por ser contrario a la ley y al orden jurídico preestablecido.

- La contravención a las normas reglamentarias produce el acto


antirreglamentario. Antirreglamentario es todo proceder o acto que infringe un
reglamento. Dícese de todo aquel acto o norma de rango inferior a la que
aprueba una norma reglamentaria, que infringe a esta última.

- De acuerdo con el principio de legalidad, los actos administrativos deben


producirse mediante los procedimientos que estuvieren establecidos. Esta
disposición es de carácter imperativo, necesario, legal y forzoso para originar un
acto administrativo. Este principio también es llamado del debido proceso
administrativo, tratando de equipararlo con el principio procesal del debido
proceso. Esta causal de nulidad y a su vez, contrario sensu, requisito de validez
de los actos administrativos, concuerda con la establecida en el Código Civil: “El
acto jurídico es la manifestación de voluntad… Para su validez se requiere:

- Observancia de la forma prescrita, bajo sanción de nulidad” (art. 140º). Quienes


ejercen el poder deben hacerlo con las limitaciones que la Constitución y las
leyes establecen. Este principio contenido en los artículos 45º y 46º de la Carta
en vigor, precisa que ningún funcionario sea cual fuere su rango dentro de la
Administración Pública puede arrogarse facultades o competencias, más allá de
las que les confiere la propia Constitución o las leyes, puesto que las mismas
estarían fuera del ámbito jurídico. Cuando esto sucede, se actúa con exceso de
poder, de facultades, de competencia. Ello da lugar a la nulidad de pleno derecho
de dicho acto administrativo, porque viola el principio de legalidad que debe
contener dicho acto conforme al numeral IV.1 de la LPAG.

- Las dos causales anteriores se aplica a los actos expresos o los que resulten
como consecuencia de la aprobación automática o por silencio administrativo
positivo, por los que se adquiere facultades, o derechos.

16
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

9. SON VICIOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO QUE CAUSAN SU


NULIDAD DE PLENO DERECHO, LOS SIGUIENTES:

1. La contravención a la constitución, a las leyes o a las normas


reglamentarias.

2. El defecto o la omisión de alguno de sus requisitos de validez, salvo que


se presente alguno de los supuestos de conservación del acto a que se
refiere el artículo 14.

3. Los actos expresos a los que resulten como consecuencia de la


aprobación automática o por silencio administrativo positivo, por los que
se adquieres facultades, o derechos, cuando son contrarios al
ordenamiento jurídico, o cuando no se cumplen con los requisitos,
documentación o tramites esenciales para su adquisición.

4. Los actos administrativos que sean constitutivos de infracción penal, o


que se dicten como consecuencia de la misma.

5. El acto administrativo tiene que satisfacer todos los requisitos relativos al


objeto, competencia, voluntad y forma, y producirse con arreglo a las
normas que regulan el procedimiento administrativo.

Requisitos de Validez

a) Competencia: ser emitido por el órgano facultado en razón de la materia,


territorio, grado, tiempo o cuantía, a través de la autoridad regularmente
nominada al momento del dictado y en caso de órganos colegiados,
cumpliendo los requisitos se cesión, quórum y de liberación
indispensables para su emisión.

b) Objeto o Contenido: los actos administrativos deben expresar su


respectivo objeto, de tal modo que pueda determinarse inequívocamente
sus efectos jurídicos. Su contenido se ajustara a lo dispuesto en el
ordenamiento jurídico, debiendo ser licito, preciso, posible física y
jurídicamente, y comprender las cuestiones surgidas de la motivación.

c) Finalidad publica: adecuarse a las finalidades de interés público


asumidas por las normas que otorgan las facultades al órgano emisor, sin
que puedan habilitársele o perseguir mediante el acto, aun
encubiertamente, alguna finalidad sea personal de la propia autoridad a
favor de un tercero, u otra finalidad publica distinta a la prevista en la ley.

17
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

La ausencia de normas que indique los fines de una facultad no genera


discrecionalidad.

d) Motivación: El acto administrativo debe estar debidamente motivado en


proporción al contenido y conforme al ordenamiento jurídico.

e) Procedimiento regular: Antes de su emisión, el acto debe ser


conformado mediante el cumplimiento del procedimiento administrativo
previsto para su generación.

10. REQUISITOS Y VICIOS

La exclusión o inexistencia de los elementos esenciales o el incumplimiento total


o parcial de ellos, expresa o implícitamente exigidos por el orden jurídico,
constituyen la formula legislativa común para definir los vicios del acto
administrativo.

En otros términos, el acto viciado es el que aparece en el mundo jurídico por no


haber cumplido los requisitos esenciales que atañen a su existencia, validez o
eficacia. El defecto, vicio e irregularidad afectan al acto en la medida o magnitud
del incumplimiento del requisito concretamente violado. La consecuencia que
hay que asignar al acto viciado no depende de supuestos apriorísticos, sino de
la importancia que en cada caso tenga el vicio cometido.

11. VICIOS Y NULIDADES

Vicios del acto administrativo con las faltas o defectos con que este aparece en
el mundo del derecho y que, de acuerdo con el orden jurídico vigente, lesionan
la perfección del acto, en su validez o en su eficacia, impidiendo su subsistencia
o ejecución. La invalidez es la consecuencia jurídica del acto viciado, en razón
de los principios de legalidad, justicia y eficacia administrativa. Ahora bien, la
gravedad de la invalides de un acto administrativo no debe medirse por la
conducta del agente creador del vicio, sino por la lesión que produzca en los
intereses de los afectados y en el orden público y jurídico estatal.

Hay una relación de causa y efecto entre vicios y nulidades. Precisamente la


nulidad es la consecuencia jurídica que se impone ante la transgresión al orden
jurídico. Las nulidades actúan como antibióticos de la juridicidad para el
saneamiento del antiderecho. Son un resultado obligado del antecedente: los
vicios jurídicos.

Los vicios se clasifican según la gravedad e importancia que reviste la


antijuricidad en el caso concreto, en muy graves, graves, leves y muy leves.

18
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

Los vicios dela acto administrativo, según la gravedad, afectan su validez. Es


inválido el acto administrativo con vicios muy graves, graves y leves. El vicio muy
leve no afecta la validez, sin perjuicio de la responsabilidad del agente público.
Los vicios que afectan la validez del acto administrativo producen como
consecuencia jurídica su inexistencia, nulidad o anulabilidad.

Existen cuatro categorías de consecuencias jurídicas aplicables a los actos,


según el vicio de que adolezcan; anulabilidad o “nulidad relativa” en la
terminología de la Corte Suprema; nulidad o “nulidad absoluta” según expresión
de la Corte y de la LNPA; nulidad constitucional o actos insanablemente nulos,
conforme al art. 36 de la Constitución Nacional, e Inexistencia.

La nulidad constitucional y la inexistencia corresponden al vicio muy grave, la


nulidad al vicio grave, y la anulabilidad al vicio leve.

De la índole de la gravedad del vicio depende aplicar el tipo de consecuencia


jurídica. Cuando la legislación no enuncia los vicios de que puede adolecer un
acto, de modo sistemático y casuístico, deberá determinarse y evaluarse
particularmente la gravedad del vicio, integrando la práctica jurisprudencial al
sistema de nulidades administrativas.

Como se ve los conceptos de inexistencia, nulidad y anulabilidad no constituyen


sino una relación entre otros conceptos, por cuya virtud el derecho asigna a un
hecho una determinada consecuencia jurídica. Esta, a la postre, no es nulidad o
anulabilidad, sino la afectiva supresión o no del acto, bajo tales o cuales
condiciones. La noción de nulidad no hace sino reunir en un concepto unitario
todas esas características que, según los casos, deberá adoptar la efectiva
supresión del acto.

12. CLASIFICACION DE LOS VICIOS

Nuestra clasificación doctrinaria de los vicios que afectan al acto


administrativo, y el tratamiento de los efectos jurídicos de la declaración de
invalidez en cada una de las categorías de nulidades, es la que analizaremos
en los párrafos que siguen.

1. VICIOS MUY GRAVES O INEXISTENCIA: Cuando

- Resulta clara y terminantemente absurdo o imposible de hecho.


- Presenta una oscuridad o imprecisión esencial e insuperable, a pesar de
un razonable esfuerzo de interpretación.

Transgrede una prohibición expresa

2. VICIOS GRAVES Y NULIDAD


3. VICIOS LEVES Y ANULABILIDAD
19
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

4. VICIOS MUY LEVES Y VALIDEZ

13. DIFERENCIA ENTRE NULIDADES CIVILES Y ADMINISTRATIVAS

Las nulidades civiles invalidan los actos jurídicos privados. Por lo tanto, es
importante señalar la conveniencia de su régimen propio y la inaplicabilidad del
sistema de nulidades civiles en el derecho administrativo.

Las pautas que hay que tener en cuenta y que indican el diverso régimen jurídico
entre las nulidades civiles y las administrativas son:

14. NULIDADES CIVILES

NULIDADES ADMINISTRATIVAS

a) ELEMENTOS DEL ACTO


Estas nulidades se conciben como sanción por la ausencia o alteración de un
elemento constitutivo del acto. Estas nulidades no dependen exclusivamente del
elemento viciado, sino de la significación y gravedad del vicio. La mayor o menor
gravedad del vicio determina el grado de nulidad que le corresponde.

b) ORGANO QUE LA DECLARA


La nulidad es siempre declarada por un órgano judicial. Las nulidades pueden
ser declaradas por un órgano judicial (por anulación) o administrativo.

c) CARÁCTER EXPRESO O IMPLICITO DE LA REGULACION.


Los vicios del acto jurídico, en su mayoría se encuentran contempladas en el
Código Civil. El sistema es estático (rígido). La enunciación del acto
administrativo no es taxativa. El sistema es dinámico (flexible)

d) FUENTE NORMATIVA
Las nulidades del derecho privado tienen su fuente en la ley. Las nulidades
pueden resultar de vicios por transgresión a normas constitucionales, legales,
reglamentarias en inclusive individuales.

e) POSIBILIDAD DE ALEGAR SU PROPIA TORPEZA No se puede alegar


su propia torpeza, salvo algunas excepciones como la lesión, imprevisión
y abuso del derecho. La administración puede alegar su equivoco en la
legitimidad u oportunidad del acto por vía de revocación administrativa y/o
lesividad judicial.

20
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

f) OBJETIVOS QUE PERSIGUEN Tienden fundamentalmente a cuestionar


la voluntad de las partes. Tratan principalmente de reafirmar la vigencia
objetiva del derecho y salvaguardar el interés colectivo.

g) ANULACION DE OFICIO La nulidad puede ser declarada de oficio por el


juez, excepto la nulidad relativa. No puede ser declarada de oficio, pero
por excepción procede ante la inexistencia del acto.

14.1. SUJETO TITULAR DE LA PETICION

Pueden peticionarla:
1. Los que tengan interés en hacerlo;
2. El ministerio público y
3. Aquellos en cuyo beneficio se han establecido.

Puede pedirla los que ostenten un derecho subjetivo o interés legítimo.

14.2. INVESTIGACION DE HECHO PARA SU DECLARACION

No necesitan investigación de hecho, aunque se exceptúan los anulables.


Por la presunción de legitimidad no puede declararse una investigación previa
del hecho, excepto para los actos inexistentes.

14.3. TIPO DE ILEGITIMIDAD

Es una sanción legal que priva de sus efectos aun acto jurídico en virtud de una
causa existente en el momento de la celebración. Puede originar tanto por
ilegitimidad originaria (vicios existentes desde el nacimiento del acto) o
sobreviniente (nació valido pero se torna invalido por un cambio en el
ordenamiento jurídico). (Cervantes Anaya, pág. 218 y 219)

14.4. EFICACIA ACTO ADMINISTRATIVO.

La eficacia es la aptitud que poseen los actos jurídicos para producir


consecuencias de toda clase que conforme a su naturaleza debe producir, dando
nacimiento, modificando, extinguiendo, interpretando, o consolidando la
situación jurídica o derechos de los administrados (Juan Carlos Morón Urbina)

15. INSTANCIA COMPETENTE PARA DECLARAR LA NULIDAD

Artículo 11° Instancia competente para declarar la nulidad

21
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

 11.1 Los administrados plantean la nulidad de los actos


administrativos que les conciernan por medio de los recursos
administrativos previstos en el Título III Capítulo II de la presente Ley.

 11.2 La nulidad será conocida y declarada por la autoridad superior


de quien dictó el acto. Si se tratara de un acto dictado por una autoridad
que no está sometida a subordinación jerárquica, la nulidad se
declarará por resolución de la misma autoridad.

 11.3 La resolución que declara la nulidad, además dispondrá lo


conveniente para hacer efectiva la responsabilidad del emisor del acto
inválido.

Comentarios:
La pretensión de nulidad que ejerce contra una resolución administrativa
no tiene la intendencia para pretender ser un recurso independiente. La
exigencia de no arborizar el derrotero del procedimiento administrativo
hace que los recurso sean delimitados perfectamente en su número y en
su ejecución de ahí que cuando aún administrado considere que se ha
dictado una resolución nula deba saber a la autoridad por medio de los
recursos administrativo que establece la ley.

La orden para instruir la responsabilidad del infractor anexa a la


nulidad.

Habiéndose reservado la calificación de la nulidad para las causales


trascedentes ha sido sentir de la comisión que la autoridad que dispóngala
nulidad del acto tenga que disponer se instruya o analice la eventual
responsabilidad administrativa que el mismo acto genere para el infractor
Con ello se busca que la declaratoria de nulidad no se considere como
una eventualidad más del proceso sino como actos gravantes que afecten
al interés público y que exigen sanción la norma no dispone que sanción
sino que explore de la existencia o no de la responsabilidad del acto.

16. EFECTOS DE LA DECLARACIÓN DE NULIDAD

 Artículo 12° Efectos de la declaración de nulidad


 12.1 La declaración de nulidad tendrá efecto declarativo y retroactivo a
la fecha del acto, salvo derechos adquiridos de buena fe por terceros,
en cuyo caso operará a futuro.

22
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

 12.2 Respecto del acto declarado nulo, los administrados no están


obligados a su cumplimiento y los servidores públicos deberán
oponerse a la ejecución del acto, fundando y motivando su negativa.

 12.3 En caso de que el acto viciado se hubiera consumado, o bien sea


imposible retrotraer sus efectos, sólo dará lugar a la responsabilidad de
quien dictó el acto y en su caso, a la indemnización para el afectado.

Comentario:

Exigibilidad del acto declarado nulo:


Por alguna autoridad o administrado persistiera en intentar mantener los
efectos de algún acto declarado nulo se ha establecido un mandato directo
y universal para administrado y autoridades todos deben oponerse a la
ejecución de un acto nulo motivando su negación para advertir a los
participes del vicio que lo afectaba y la declaración de nulidad que ha sido
objetividad.

Imposibilidad de declarar la nulidad:


La constatación de la nulidad puede atravesar de la nulidad por licitudes
adicionales que se hayan consumado los efectos del acto viciado, si los
resultados se han consolidado en tal grado de que declarado retroactivo
solo sea formal en ambos casos el pronunciamiento de la administración
no se contentara con una declaración formal de ilegalidad y nula
responsabilidad administrativa del autor.

17. ALCANCES DE LA NULIDAD

Artículo 13° Alcances de la NULIDAD

13.1 La nulidad de un acto sólo implica la de los sucesivos en el


procedimiento, cuando estén vinculados a él.

13.2 La nulidad parcial del acto administrativo no alcanza a las otras partes
del acto que resulten independientes de la parte nula, salvo que sea su
consecuencia, ni impide la producción de efectos para los cuales no obstante
el acto pueda ser idóneo, salvo disposición legal en contrario.

13.3 Quien declara la nulidad, dispone la conservación de aquellas


actuaciones o trámites cuyo contenido hubiere permanecido igual de no
haberse incurrido en el vicio.

COMENTARIOS:

23
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

La repercusión de la nulidad en otros actos del procedimiento:

Se encuentran en tensión dos reglas la de la judicidad que exige la proyección


de la nulidad my a de favorecimiento de los actos procedimentales por la
presunción de validez por los que las decisiones en todos los casos estarán
prudentemente matizadas.

Actos sucesivos:
La nulidad de un acto que integra el procedimiento administrativo determina la
nulidad de los actos sucesivos y por lo tanto implica retrotraer administrativas al
momento del trámite en que se cometió la infracción,. Esta regla está
condicionada a que los actos procedimentales se encuentren vinculados unos a
otros casualmente entre ellos.

Como bien expresa Gonzalo perez en principio la anulabilidad de acto de los que
integran un procedimiento determina la de los actos sucesivos del mismo y por
tanto retrotraer las actuaciones administrativas al trámite en que se cometió la
infracción en esta una consecuencia de la naturaleza del procedimiento como
combinación de actos cuyos efectos están vinculados casualmente entre si.

18. CONSERVACIÓN DEL ACTO

ARTÍCULO 14° CONSERVACIÓN DEL ACTO

 14.1 Cuando el vicio del acto administrativo por el incumplimiento a sus


elementos de validez, no sea trascendente, prevalece la conservación
del acto, procediéndose a su enmienda por la propia autoridad emisora.

 14.2 Son actos administrativos afectados por vicios no trascendentes,


los siguientes:

24
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

NULIDAD Y ANULABILIDAD DEL NULIDAD Y CONSERVACIÓN DEL ACTO


ACTO JURÍDICO ADMINISTRATIVO

La nulidad del acto jurídico. Nulidad del acto administrativo


1.1. Nulidad por ausencia de  Contravención a la Constitución, a las
manifestación de voluntad de agente. leyes y normas reglamentarias
1.2. Nulidad por incapacidad absoluta.  Defecto u omisión en algunos de los
1.3. Nulidad por objeto física o requisitos de validez, salvo que se presente
jurídicamente imposible o algún supuesto de conservación del acto.
indeterminable.  Vicios en la competencia.
1.4. Nulidad por fin ilícito.  Vicios en el objeto o contenido
1.5. Nulidad por simulación absoluta. (contrariar el ordenamiento jurídico o
1.6. Nulidad por no revestir la forma contener un imposible jurídico).
prescrita bajo sanción de nulidad.  Vicios en la finalidad perseguida por el
1.7. Nulidad derivada del mandato de acto.
la ley.  Vicios en la regularidad del
1.8. Nulidad por estar comprendido en procedimiento.
el artículo V del Título Preliminar.  Actos (expresos o presuntos) por lo que
La anulabilidad del acto jurídico. se adquiere facultades o derechos cuando se
2.1. Anulabilidad por incapacidad carezca de requisitos para ello.
relativa al agente.  La ilicitud Penal.
2.2. Anulabilidad por vicio de la  La nulidad será conocida y declarada
voluntad. por la autoridad superior de quien dicto el
2.2.1. Anulabilidad por error. acto. En el caso de tratarse de un acto dictado
2.2.2. Anulabilidad por dolo. por una autoridad que no esta sometida a
2.2.3. Anulabilidad por intimidación. subordinación jerárquica, la nulidad, además
2.2.4. Anulabilidad por violencia. dispondrá lo conveniente para hacer efectiva
2.3. Anulabilidad por simulación la responsabilidad del emisor del acto
relativa. inválido.
2.4. Anulabilidad derivada del mandato Conservación del acto administrativo
de la ley. Cuando el vicio del acto administrativo por el
incumplimiento a sus elementos de validez, no
sea trascendente, prevalece la conservación
del acto, procediéndose a su enmienda por la
propia autoridad emisora.
 Son actos administrativos afectados
por vicios no trascendentales, los
siguientes:
 Acto cuyo contenido sea impreciso o
incongruente con las cuestiones surgidas en
la motivación.

25
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

 El acto emitido con una motivación


insuficiente o parcial.
 El acto emitido con infracción a las
formalidades no esenciales del
procedimiento, considerando como tales
aquellas cuya realización correcta no
hubiera impedido o cambiado el sentido de
la decisión final en aspectos importantes o
cuyo incumplimiento no afectare el debido
proceso del administrado.
 Cuando se concluya indudablemente de
cualquier otro modo que el acto
administrativo hubiese tenido el mismo
contenido, de no haberse producido el vicio.
 Aquellos emitidos con omisión de
documentación no esencial.
 No obstante la conservación del acto,
subsiste la responsabilidad administrativa de
quien emite el acto viciado, salvo que la
enmienda se produzca sin pedido de parte y
antes de su ejecución.

 14.2.1 El acto cuyo contenido sea impreciso o incongruente con las


cuestiones surgidas en la motivación.

 14.2.2 El acto emitido con una motivación insuficiente o parcial.

 14.2.3 El acto emitido con infracción a las formalidades no esenciales


del procedimiento, considerando como tales aquellas cuya realización
correcta no hubiera impedido o cambiado el sentido de la decisión final
en aspectos importantes, o cuyo incumplimiento no afectare el debido
proceso del administrado.

 14.2.4 Cuando se concluya indudablemente de cualquier otro modo


que el acto administrativo hubiese tenido el mismo contenido, de no
haberse producido el vicio.

 14.2.5 Aquellos emitidos con omisión de documentación no esencial.

 14.3 No obstante la conservación del acto, subsiste la responsabilidad


administrativa de quien emite el acto viciado, salvo que la enmienda se
produzca sin pedido de parte y antes de su ejecución.

26
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

19. INDEPENDENCIA DE LOS VICIOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO

 Artículo 15° Independencia de los vicios del acto administrativo


Los vicios incurridos en la ejecución de un acto administrativo, o en su
notificación a los administrados, son independientes de su validez.

Comentario:
Este articulo muestra una toma de posiciones fundamentales de la ley.
La ejecución y la notificación, en cualquiera de sus modalidades,
constituyen actos independientes del acto administrativo del que
ejecutan o notifica, respectivamente.

Sobre la naturaleza de la notificación, la doctrina y la legislación


comparad debate dos posiciones.

a) Aquel que afirma que la notificación es la parte del procedimiento de


generación

20. JURISPRUDENCIAS:

20.1. J-103 - “Que, si bien es cierto que el artículo diez de la Ley número
veintisiete mil cuatrocientos cuarenticuatro establece las causales de
nulidad de los actos y resoluciones administrativas; también es verdad
que ello de ninguna manera autoriza a que la administración soslaye
las normas del procedimiento administrativo establecido para tal fin,
las cuales son de obligatorio cumplimiento tanto para el administrado
como para la administración, dado que el cumplimiento cabal de tales
exigencias constituye garantía del respeto del principio del debido
procedimiento administrativo establecido en el artículo cuarto inciso
uno punto dos del Título Preliminar de la precitada Ley número
veintisiete mil cuatrocientos cuarenticuatro, por el cual los
administrados gozan de los derechos a exponer sus argumentos,
ofrecer y producir prueba y a obtener una decisión motivada y fundada
en derecho”. (Sentencia en Casación Nº 011-2005 PUNO, vista el 3
de agosto de 2006).

20.2. [J-104] “Tercero: Que, bajo este marco si bien no queda duda que el
numeral doscientos dos punto uno del artículo doscientos dos de la
Ley del Procedimiento Administrativo General al señalar que en
cualquiera de los casos enumerados en su artículo diez, puede
declararse de oficio la nulidad de los actos administrativos aún cuando
hayan quedado firmes siempre que agravien el interés público,
reconoce la potestad de invalidación de la administración pública que
se fundamenta en su capacidad de autotutela orientada a asegurar

27
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

que el interés colectivo permanente respete y no afecte el orden


jurídico, también lo es que el ejercicio de esta facultad en respeto del
principio al procedimiento pre establecido por Ley debe efectuarse
observando el artículo ciento cuatro de la misma Ley que regula los
lineamientos y pautas a los que se somete el inicio del procedimiento
promovido de oficio y los requisitos contemplados en los demás
numerales del mismo artículo doscientos dos que señalan la
competencia (funcionario jerárquicamente superior al que emitió el
acto a invalidar o el mismo funcionario en caso de no encontrarse
sometido a subordinación jerárquica, salvo aquellos emitidos por
consejos o tribunales regidos por leyes especiales competentes para
resolver controversias en última instancia administrativa, numeral
doscientos dos punto dos y doscientos dos punto cinco), y plazo para
declarar la nulidad de oficio de un acto administrativo (un año a partir
de la fecha en que quedó consentido)”. (Sentencia en Casación Nº
2266-2004 PUNO, vista el 3 de agosto de 2006).

20.3. [J-105] “Por ello, nada impide –por el contrario, la Constitución obliga–
a los tribunales y órganos colegiados de la administración pública, a
través del control difuso, anular un acto administrativo inaplicando una
norma legal a un caso concreto, por ser violatoria de los derechos
fundamentales del administrado, tal como lo dispone el artículo 10° de
la Ley del Procedimiento Administrativo General, que sanciona con
nulidad el acto administrativo que contravenga la Constitución, bien
por el fondo, bien por la forma; siempre, claro está, que dicha
declaración de nulidad sea conforme a la Constitución y/o a la
interpretación del Tribunal Constitucional, de acuerdo con el artículo
VI del Título Preliminar del Código Procesal Constitucional”.
(Sentencia del Tribunal Constitucional Nº 3741-2004-AA/TC, vista el
14 de noviembre de 2005).

20.4. [J-106] “Que en consecuencia lo resuelto a través de las Sentencias


Nº 1078-2007-PA/TC y 3283-2007-PA/TC debe ser acatado y
ejecutado conforme a lo señalado por el artículo 22º del Código
Procesal Constitucional antes citado y a lo establecido en los
fundamentos 2), 3) y 4) de la STC Nº 1546-2002-AA/TC y fundamentos
14) a 17) y 23) de la STC Nº 4080-2004-AC/TC. Quiere decir que las
sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional a las que se ha
hecho referencia en el considerando 5), deben ser ejecutadas por el
Juez de la demanda, lo que, sin embargo, no ha ocurrido. En tal
sentido lo resuelto por el JNE mediante Resolución Nº 260-2007-JNE,
de fecha 21 de diciembre de 2007, y el procedimiento del cual emanó
resultan nulos de pleno derecho de acuerdo a lo señalado por el inciso
1) del artículo 10º de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento
Administrativo General, toda vez que se ha desnaturalizado el
procedimiento predeterminado por la ley, arrogándose una
competencia que no tiene. En consecuencia corresponde al juez
ejecutor requerir al JNE para que dicte la respectiva resolución
conforme a los resuelto por el Tribunal Constitucional y, de ser el caso,

28
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

este último admita la iniciativa legislativa para su somentimiento a


referéndum y, sea luego, el órgano competente el que lo convoque en
el tiempo, condición y modo necesarios de acuerdo a lo señalado por
el artículo 44º de la Ley Nº 26300, Ley de los Derechos de
Participación y Control Ciudadanos, modificado por el artículo 2º de la
Ley Nº 27520. Además se debe señalar que el Congreso de la
República dictó la Ley Nº 27677, Ley de uso de los recursos de la
liquidación del FONAVI, la que modificó sustancialmente la iniciativa
legislativa propuesta, por lo que da lugar a la solicitud de referéndum,
de conformidad con lo dispuesto por el artículo 16º de la Ley Nº 26300
antes citada”. (Sentencia del Tribunal Constitucional Nº 5180-2007-
PA/TC, vista el 7 de enero de 2008, fundamento jurídico 7).

20.5. [J-107] “[El] artículo 10º de la Ley del Procedimiento Administrativo


General, Ley Nº 27444, señala como uno de los vicios del acto
administrativo, que causan su nulidad de pleno derecho, el defecto o
la omisión de uno de los requisitos de validez, salvo que se presente
alguno de los supuestos de conservación del acto a que se refiere el
artículo 14º, lo que no ocurre en esta oportunidad”. (Resolución Nº
218-2003-OS-CD del 24/11/2003).

21. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Moquegua, a los 25 días del mes de marzo de 2004, reunida la Sala Primera
del Tribunal Constitucional, con asistencia de los magistrados Alva Orlandini,
Presidente; Gonzales Ojeda y García Toma, pronuncia la siguiente sentencia

ASUNTO

Recurso extraordinario interpuesto por las siguientes personas: Pedro Felipe


Raa Retamozo, Reny Amparo Delgado Gutiérrez, Roxana Rensy Torres
Ordoñez, Roberto Gonzalo Cárdenas Cruz, Carmen Graciela López Lazo, María
Isabel Condori Huacac, Ricardo Antonio Valdivia Llamoca, Norma Elva Ruelas
Enriquez, Angélica Aragon Cuadros, Roberto Eloy Torres Loayza, Julian
Campos Quispe, Antonio Alfredo Quico Palomino y Carlos Agapito Gutiérrez
Claros contra la sentencia de la Sala Mixta Descentralizada e Itinerante de
Moquegua e Ilo de la Corte Superior de Justicia de Tacna y Moquegua, de fojas
239, su fecha 20 de enero de 2004, que declara infundada la demanda de
amparo de autos.

ANTECEDENTES

Con fecha 11 de junio de 2003, los recurrentes interponen demanda de amparo


contra la Municipalidad Provincial de Ilo con el objeto que se declare inaplicable
el Acuerdo de Concejo N.° 04-2003-MPI, del 3 de febrero de 2003, que deja sin

29
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

efecto sus nombramientos y del Acuerdo de Concejo N.° 09-2003-MPI, de fecha


3 de abril de 2003, que declara improcedente la nulidad y/o apelación
interpuesta contra la resolución administrativa indicada, y, reponiendo las cosas
a su estado anterior, se declare la validez y vigencia de las Resoluciones de
Alcaldía N.os 673-2002-MPI, 670-2002-MPI, 669-2002-MPI, 675-2002-MPI, 672-
2002-MPI, 658-2002-MPI, 641-2002-MPI, 671-2002-MPI, 656-2002-MPI, 648-
2002-MPI, 650-2002-MPI, 674-2002-MPI y 662-2002-MPI .

Alegan que al declararse la nulidad de las resoluciones mediante las cuales se


les nombra e incorpora a la carrera administrativa no se ha considerado que
cumplieron con los requisitos legales para tal fin.

La emplazada señala que los nombramientos que incorporan a los demandantes


a la carrera administrativa son irregulares e ilegales, por cuanto se han efectuado
sin respetar lo previsto por el Decreto Legislativo N.° 276 y su reglamento,
debiendo haber recurrido, en todo caso, a la vía ordinaria para cuestionar la
resolución que declara la nulidad de aquellas mediante las cuales se produce su
nombramiento e incorporación.

El Primer Juzgado Mixto de Ilo, con fecha 28 de agosto de 2003, declara fundada
la demanda, considerando que las resoluciones de alcaldía mediante las cuales
se nombra e incorpora a las accionantes a la carrera administrativa han sido
expedidas de conformidad con las normas que regulan el ingreso de los
trabajadores que desarrollan labores permanentes por más de tres años siendo
de aplicación el principio de primacía de la realidad.

La recurrida, revocando la apelada, declara infundada la demanda, por


considerar que las resoluciones de alcaldía que nombraron e incorporaron a los
demandantes han incurrido en causal de nulidad al no haber cumplido los
requisitos legales y colisionar con las normas de austeridad presupuestal, por lo
que la resolución administrativa que lo declara no es incompatible con la
Constitución ni afecta derechos constitucionales.

FUNDAMENTOS

1. La nulidad de las Resoluciones de Alcaldía N. os 673-2002-MPI, 670-


2002-MPI, 669-2002-MPI, 675-2002-MPI, 672-2002-MPI, 658-2002-MPI, 641-
2002-MPI, 671-2002-MPI, 656-2002-MPI, 648-2002-MPI, 650-2002-MPI, 674-
2002-MPI y 662-2002-MPI, todas expedidas el 29 de noviembre de 2002, se
declara dentro de los alcances del artículo 202° de la Ley N.° 27444, que
establece que puede declararse de oficio la nulidad de los actos administrativos,
aun cuando hayan quedado firmes, siempre que agravien el interés público,
precisando que la nulidad sólo puede ser declarada por el funcionario jerárquico
superior al que expidió el acto que se invalida y dentro del plazo de un año,
30
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

computado a partir de la fecha en que hayan quedado consentidos, situaciones


que luego de ser sometidas a evaluación se cumplen en el accionar de la
demandada.

En ese mismo plano, debe advertirse que los demandantes (f. 35 a 46 y 50),
interponen recurso administrativo de nulidad, y alternativamente de apelación,
contra el Acuerdo de Concejo N.° 04-2003-MPI, el mismo que fue declarado
improcedente agotándose de ese modo la vía administrativa.

2. Al respecto, este Colegiado, conforme a lo resuelto en la sentencia


recaída en el Exp. N.° 1196-2004-AA/TC, estima pertinente reiterar que en los
supuestos de remoción de personal administrativo y de servicio o de funcionarios
de confianza el Concejo Municipal también goza, al igual que el Alcalde, de
dicha atribución pues dentro de la organización de un gobierno municipal los
actos administrativos dictados en contravención a la Constitución y a las leyes
deben estar sujetos a una instancia jerárquicamente superior con facultades
revisoras que, actuando de oficio o absolviendo el grado, pueda declarar su
nulidad de conformidad con lo previsto en el ordenamiento procesal
administrativo.

3. Como lo ha señalado, este Tribunal, en la STC N.° 1196-2004-AA/TC “El


artículo 15° del Decreto Legislativo N.° 276 establece que el contrato de un
servidor para realizar labores administrativas de naturaleza permanente no
puede renovarse por más de tres años consecutivos. Vencido este plazo, el
servidor que haya venido realizando tales labores podrá ingresar en la carrera
administrativa, previa evaluación favorable y siempre que exista una plaza
vacante, reconociéndosele el tiempo de servicios prestado como contratado”,
acotando, en armonía con lo indicado en el fundamento precedente, que “Por
último, es necesario señalar que el ingreso a la administración pública en la
condición de servidor de carrera se efectúa obligatoriamente mediante concurso
público, previa evaluación, siempre y cuando exista plaza vacante, siendo nulo
todo acto administrativo contrario a dicho procedimiento.”

4. El Acuerdo de Concejo N.° 04-2003-MPI, de fecha 3 de febrero de 2003,


que declara la nulidad de las Resoluciones de Alcaldía N.os 673-2002-MPI, 670-
2002-MPI, 669-2002-MPI, 675-2002-MPI, 672-2002-MPI, 658-2002-MPI, 641-
2002-MPI, 671-2002-MPI, 656-2002-MPI, 648-2002-MPI, 650-2002-MPI, 674-
2002-MPI y 662-2002-MPI, constituye un acto administrativo que no afecta los
derechos constitucionales invocados por los demandantes, pues la declaración
de nulidad inserta en él, se sustenta en que los nombramientos e incorporaciones
se efectuaron transgrediendo las disposiciones del Decreto Legislativo N.° 276
y su reglamento, toda vez que no se cumplieron con los requisitos indicados en
el fundamento 3. Supra, por lo que este Colegiado desestima la demanda.

31
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

5. Es pertinente señalar, que la declaratoria de nulidad de las resoluciones


de alcaldía solamente se extiende a los nombramientos e incorporaciones y a
sus efectos, más no a la vigencia del vínculo laboral el que, de acuerdo a los
documentos obrantes a fojas 81 a 93, no debe verse afectado.

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le


confiere la Constitución Política del Perú,

32
Universidad Nacional del Altiplano
Escuela de Posgrado: Maestría en Derecho Administrativo y Gerencia Publica

22. BIBLIOGRAFÍA

DOCTRINA

- DROMI, Roberto. Derecho Administrativo, Lima, Gaceta Jurídica, Lima,


2005.

- MORON URBINA, Juan Carlos. Comentarios a la Ley del Procedimiento


Administrativo General, Segunda Parte, Gaceta Jurídica, 3º Edición, Lima,
2004
- Bartolomé, Teoría jurídica del acto administrativo, Buenos Aires, Abeledo-
Perrot, 1969.

- Comadira, Julio Rodolfo, El Acto Administrativo. Buenos Aires, LL, 2003

LINCOGRAFIA

- http://www.ijeditores.com.ar/articulos.php?idarticulo=29849&print=1recup
erado el 10 de junio de 2012 a las 10:15am

- http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,98,m,3451&r=ReP-26299-
DETALLE_REPORTAJESABUELO recuperado el 15 de junio de 2012 a
las 10:45 am

33