Anda di halaman 1dari 2

EL CANTAR DEL

CAMPESINO

Atractivo desde el nombre “El cantar


del Campesino” es un compendio de per-
sonajes, vivencias y situaciones muy
bien manejadas, fruto del poder de ob-
servación de este autor.
ZZ
Dueño de una poesía formalista, con un
cuidado manejo de métrica y rima, ento-
na un canto que nos lleva a recorrer el
mundo de campesinos, fruto de los mini-
fundios de su Canelones natal.

Su poesía no proviene de un cantar va-


cío sino que está asentado en la tierra
Sencilla y rica como una mata
como la raíz de un coronilla.
de trigo, fuerte y noble como la se-

Es así que retoma el lenguaje tan nues- milla de maíz, así es la poesía de
tro que conviviera en Serafín J. García, Estanislao, así es este libro : “El
Wenceslao Varela, Romildo Riso, Yamandú cantar del campesino” , que viaja
Rodríguez y otros, pero con la particu- en el tiempo para regalarnos la
EL CANTAR DEL laridad de presentarnos neologismos (…)
CAMPESINO estampa de una época que aún late
palabras de uso común en el mundo en
en su corazón.
ESTANISLAO RIERA que Estanislao vive su poesía.

Celebremos el regalo de conocerlo,


Ricardo Arasil
6ta FERIA DEL LIBRO DE ATLÁNTIDA de habitar en su tiempo y compar-
Prologuista del libro
ENERO 2016 tir su espacio.
Salma Hassan
E S TA N I S L A O RIERA

Lugar y fecha de nacimiento: Paraje de Cochengo, al norte de San Jacinto, Dep. de Canelones, Uruguay el 7 de mayo de
1935.- Hijo de Inocencio Riera Borges y Leopoldina Rodríguez Martínez. Hermanos: seis; tres varones y tres mujeres,
siendo yo el menor de aquellos.

Estudios: 3° grado, escuela primaria n° 79, a orillas del arroyo Cochengo. En su biblioteca descubría mi gusto por la
lectura e inclinación por la literatura; de ahí que pergeñara mis primeros versos y “cuentitos”, con cierto aire
cervantino por haber leído El Quijote. En justicia, mi única maestra en la escuela durante mi concurrencia, fue Con-
cepción Barcala de Onega, la que nos proporcionaba los mejores libros a los alumnos que sabíamos para qué habían
sido escritos.

Simultáneamente ayudaba en las tareas de la tierra, acorde a mi edad, y esto y el contacto estrecho con la natura-
leza, me formó en cuerpo y espíritu. Ello coronado por los sanos ejemplos de aquéllos, mis padres campesinos que
sembraban para su vida y la de sus hijos en el surco recto de las amelgas.

A mis diecisiete años mis padres dejarían por primera vez la tierra y se afincarían en la entonces Villa del Sauce; yo me iría a padecer
en la Capital una vida abigarrada de sucesos, tanto buenos como malos; éxitos y fracasos, días felices, y frecuentes diálogos con la muer-
te. Desde muy tempano se me publicó en revistas nacionales y aun argentinas, ciertas creaciones (de las que no quiero acordarme)

En 1970 volví al campo, esta vez en los alrededores de Sauce ya ciudad. Lo hice con esposa e hijos y allí permanecimos por diez
años. Allí escribí algunas de las obras de las que he publicado parte. Ciertos sucesos imprevistos hicieron que volviese a Montevideo, y
con algún esfuerzo logré llevar una vida digna y casi cómoda. A pesar de ello la muerte no dejó de dialogar conmigo con más frecuencia
de lo esperable, pero no dejó de ser interesante. No que me agradara, ¡no!

En el año 1992 publiqué mi primer poemario: ”Las Terraneras”. En el año 2000 me radiqué en el balneario Las Toscas, Canelones, en el momen-
to resido en Parque del Plata.

Mis libros publicados al 2015 suman quince : poemas y narrativa ; más seis Antologías. Varios de mis poemas han sido musicalizado por
cantautores nacionales, y varios de mis versos declamados en círculos literarios.

Varias bibliotecas dan lugar a mis libros tanto en el país como en el Exterior. He tomado parte de muchos encuentros poéticos y también
fundado espacios. He prologado varios libros de otros autores.

Mi gloria mayor: mis cuatro hijos, mis siete nietos y mis dos bisnietos.

http://estanislao-riera.blogspot.com.uy/

Minat Terkait