Anda di halaman 1dari 145

INSTITUTO NACIONAL TECNOLÓGICO

DIRECCIÓN GENERAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL


DIRECCIÒN TÈCNICA DOCENTE
DEPARTAMENTO DE CURRÍCULO

MANUAL PARA EL PARTICIPANTE


CONTROL ELECTROMECÁNICO

COMUNICACIÓN
AGROPECUARIA SOCIAL
ELECTRICIDAD
DIBUJO TÉCNICO

ESPECIALIDAD: Electricidad
ADMINISTRACIÓN

Abril, 2009

INGLÉS
INSTITUTO NACIONAL TECNOLÓGICO (INATEC)
DIRECCIÒN ENERAL DE FORMACIÒN PROFESIONAL
DIRECCIÒN TÈCNICA DOCENTE
DEPARTAMENTO DE CURRÍCULUM

UNIDAD DE COMPETENCIA:

 Automatizador Industrial

ELEMENTO DE COMPETENCIA:

 Control Electromecánico

2
ÍNDICE

Página(s)
INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................................... 1
OBJETIVO GENERAL................................................................................................................................. 2
OBJETIVOS ESPECÍFICOS........................................................................................................................ 2
RECOMENDACIONES GENERALES......................................................................................................... 3
UNIDAD I: DISPOSITIVOS DE CONTROL Y DE PROTECCIÓN DE MOTORES ELÉCTRICOS...............4
1 Introducción a la automatización...........................................................................................4
1.1 Tipos de controles eléctricos..............................................................................................6
1.1.1 Manual................................................................................................................................ 6
1.1.2 Semiautomático................................................................................................................. 7
1.1.3 Automático......................................................................................................................... 7
2 Dispositivos de control......................................................................................................... 10
2.1 El Contactor........................................................................................................................ 10
2.2 El relé................................................................................................................................... 15
2.3 El relé de tiempo................................................................................................................. 16
3 Protecciones.......................................................................................................................... 17
3.1 Tipos de protecciones........................................................................................................17
3.2 El relé de sobrecarga térmica............................................................................................18
3.3 El interruptor automático magnetotérmico......................................................................22
3.4 El seccionador.................................................................................................................... 24
3.5 El interruptor y el interruptor seccionador.......................................................................25
3.6 El guardamotor................................................................................................................... 26
3.7 Fusibles............................................................................................................................... 30
4. Elementos de accionamiento..............................................................................................33
4.1 Pulsadores.......................................................................................................................... 33
4.2 Colores normalizados para los pulsadores......................................................................34
4.3 Lámparas de señalización y su significado.....................................................................36
4.4 Interruptores de posición electromecánicos (finales de carrera)...................................37
4.5 Interruptor control de nivel................................................................................................39
5 Detectores.............................................................................................................................. 39
5.1 El presostato....................................................................................................................... 39
5.2 Detector inductivo.............................................................................................................. 40
5.3 Detector capacitivo............................................................................................................ 43
5.4 Detector fotoeléctrico.........................................................................................................44
5.4.1 Definiciones importantes................................................................................................45
5.4.2 Barrera fotoeléctrica de reflexión (reflex)......................................................................45
5.4.3 Procedimientos de detección.........................................................................................46
6. Accesorios para el montaje eléctrico..................................................................................49
6.1 Cofres o gabinetes............................................................................................................. 49
6.2 Rieles o perfiles.................................................................................................................. 51
6.3 Canaletas de cableado.......................................................................................................52
6.4 Borneras de conexión o de paso......................................................................................53
6.5 Tipos de borneras.............................................................................................................. 53
6.6 Cintas de amarre................................................................................................................ 55
6.7 Libreta de rotulación.......................................................................................................... 55
EJERCICIO DE AUTOEVALUACIÓN........................................................................................................ 56
UNIDAD II: INTERPRETACIÓN DE CIRCUITOS DE CONTROL PARA EL ARRANQUE DE MOTORES
ELÉCTRICOS............................................................................................................................................ 57
1 Generalidades para la interpretación y elaboración de diagramas de control.................57
2 Función de dialogo hombre-maquina..................................................................................57
2.1 Datos del diálogo hombre-máquina..................................................................................58
2.2 Señales Todo o Nada (TON)...............................................................................................58
2.3 Señales analógicas (análogas)..........................................................................................58
2.4 Características que deben cumplir los esquemas de control.........................................60
3 Símbolos y gráficos, según normas DIN, ANSI, IEC y NEMA.............................................62
4 Tablas comparativas de los símbolos normalizados más habitualmente usados...........70
5 Símbolos según norma NEMA.............................................................................................80
6 Simbología según norma DIN...............................................................................................84
7 Indicaciones generales para los equipos eléctricos según norma DIN............................98
8 Referenciado de esquemas normalizados........................................................................101
9 Referenciado de borneras de conexión de los aparatos de control................................101
10 Interpreta e instala circuitos de control de motores eléctricos.....................................................106
10.1 Arranque directo de motores eléctricos.......................................................................106
10.1.1 Arranque directo de un motor monofásico...............................................................107
10.1.2 Arranque directo de un motor monofásico con control local y a distancia............108
10.1.3 Arranque directo de un motor trifásico, con interruptor..........................................109
10.1.4 Arranque directo de un motor trifásico con o sin seccionador portafusibles........110
10.1.5 Arranque directo de un motor trifásico mediante disyuntor magnetotérmico
(Guarda motor).................................................................................................................. 112
10.1.6 Circuitos de control para el arranque directo de motores empleando simbología
NEMA................................................................................................................................. 113
10.1.6. a) Circuito de arranque directo por medio de pulsadores marcha y paro.............113
10.1.6 b) Control con estación de botones múltiple de contacto momentáneo................113
10.2 Actividades prácticas de arranque directo de motores...............................................114
10.3 Arranque directo de motores asíncrono con cambio de sentido de giro...................117
10.4 Arranque de motor asincrónico trifásico con conexión Estrella-Delta......................120
10.5 Arranque secuencial de varios motores trifásico asincrónicos.................................124
10.6 Arranque de motores trifásico asincrónico de varias velocidades “Conexión
Dahalander”...................................................................................................................... 127
10.7 Arranque de motores de devanados partidos “part-winding”....................................132
10.8 Arranque especiales de motores eléctricos.................................................................133
10.8.1 Arranque con resistencias estatórica........................................................................133
10.8.2 Arranque con autotransformador...............................................................................134
10.8.3 Arranque conexión KUSA...........................................................................................135
10.8.4 Frenado eléctrico de los motores asíncronos trifásicos..........................................136
10.8.5 Principales conexiones en motores trifásicos..........................................................137
EJERCICIO DE AUTOEVALUACIÓN...................................................................................................... 138
GLOSARIO.............................................................................................................................................. 140
BIBLIOGRAFÍA......................................................................................................................................... 142

4
INTRODUCCIÓN

El manual del participante “Control Electromecánico” pretende que los/as participantes


a través del estudio del mismo, adquieran la competencia necesaria para instalar y
realizar mantenimiento a circuitos de mando y fuerza para el control de motores
eléctricos, empleando los medios, equipos y las herramientas adecuadas, tomando en
consideración las normas de seguridad correspondientes.

El manual contempla dos unidades modulares, presentadas en orden lógico que


significa que inicia con los elementos más sencillos hasta llegar a los más complejos.

El manual del participante esta basado en sus Módulos Formativos y Normas Técnicas
respectivas y corresponde a la unidad de competencia “Automatizador Industrial” de la
especialidad de técnico en electricidad.

Se recomienda realizar las actividades y los ejercicios de auto evaluación para alcanzar
el dominio de la competencia automatizador industrial. Para lograr alcanzar los
objetivos planteados, es necesario que los y las participantes adquieran pleno dominio
sobre el principio de funcionamiento de los circuitos básicos convencionales de control
de actuadores motrices (motores eléctricos) y no motrices (actuadores lineales,
giratorios, sistemas de alarma, alumbrado etc.), y de esta manera se le facilite tanto la
actividad de montaje, como la de mantenimiento de los mismo, utilizando las normas de
seguridad establecidas y el uso adecuado de los medios, herramientas y equipos
necesarios para desarrollar la actividad.

1
OBJETIVO GENERAL

 Instalar y/o realizar mantenimiento preventivo o correctivo a circuitos de control


para actuadores motrices, no motrices y circuitos de fuerza en máquinas,
aplicando procedimientos técnicos y normas de seguridad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Identificar correctamente el funcionamiento de los dispositivos de control y de


protección eléctrica empleando equipos de medición.

 Interpretar correctamente planos eléctricos de control y de fuerza de acuerdo a la


secuencia lógica de operación de la máquina.

 Efectuar correctamente operaciones de montaje de circuitos control y fuerza según


la secuencia lógica de operación de la máquina.

 Verificar correctamente la existencia de tensión eléctrica en los circuitos de fuerza


y mando empleando multímetro.

 Efectuar correctamente la operación de montaje en el armario de control de los


diferentes dispositivos de mando, control y protección según el orden indicado en
el plano de disposición.

 Realizar correctamente el cableado de los dispositivos internos y externos


empleados para el control y protección de la máquina de acuerdo a plano
eléctrico.

 Realizar correctamente mantenimiento correctivo o preventivo a los circuitos de


fuerza y mando utilizando plano eléctrico.

 Verificar correctamente el estado de funcionabilidad de los dispositivos de mando,


control y de protección utilizando multímetro y plano eléctrico.

2
RECOMENDACIONES GENERALES
Para iniciar el estudio del manual, debe estar claro que siempre tu dedicación y
esfuerzo te permitirá adquirir la unidad de competencia a la cual responde el Módulo
Formativo de materiales y herramientas.

 Al iniciar el estudio de los temas que contiene el manual, debe estar claro que tu
dedicación y esfuerzo te permitirá adquirir la competencia a la cual responde el
módulo formativo.
 Al comenzar la unidad, debes leer detenidamente los objetivos y recomendaciones
generales.
 Trate de comprender las ideas y analícelas detenidamente, para alcanzar
objetivamente los ejercicios de auto evaluación.
 Consulte siempre al instructor, cuando necesite alguna aclaración.
 Amplíe sus conocimientos con la bibliografía indicada u otros textos que estén a
su alcance.
 A medida que avance en el estudio de los temas, vaya recopilando sus
inquietudes o dudas sobre éstos, para solicitar aclaración durante las sesiones de
clase.
 Resuelva responsablemente los ejercicios de auto evaluación.
 Al final de la segunda unidad debes realizar el montaje de los circuitos propuestos,
por lo que deberás solicitar los materiales y herramientas necesarias para el
montaje a tu instructor.
 Los esquemas que se presentan son simplemente sugerencias, por lo que es
conveniente tratar de diseñar esquemas diferentes a los que se presenta, pero
que cumplan las mismas funciones.
 Por seguridad se recomienda realizar en primer lugar los diferentes circuitos de
mando, y únicamente al finalizar cada bloque de prácticas el circuito de potencia
correspondiente.
 Analiza e interpreta cada esquema hasta obtener total comprensión del mismo, así
como de su ciclo de funcionamiento.
 Ten siempre presente, que los esquemas de funcionamiento no indican la posición
física de los diversos elementos o componentes, por lo cual, antes de iniciar el
cableado, hay que ubicarlos, identificarlos y determinarlos claramente
colocándoles las respectivas marcas.
 Recuerda siempre trabajar de manera ordenada y antes de energizar cualquier
circuito, consulta a tu instructor para que revise el cableado del mismo.

3
UNIDAD I: DISPOSITIVOS DE CONTROL Y DE PROTECCIÓN DE
MOTORES ELÉCTRICOS

1 Introducción a la automatización

El control automático ha tenido un rápido desarrollo en los últimos años, sin embargo, a lo largo
del tiempo ha sufrido un proceso de evolución que se inició en el año 800 A.C, en la civilización
Griega, donde en el pensamiento del hombre ya estaba vivo el placer de obtener el movimiento
por sí mismo, y así lo manifiesta Homero en sus escritos, como La Iliada. Cuatro siglos
después, Aristóteles intuía que el automatismo liberaría el trabajo humano cuando cada una de
las herramientas pudiese cumplir su tarea obedeciendo una orden o simplemente intuyéndola.

La historia de la humanidad se puede seguir en base al desarrollo de sus avances tecnológicos


y científicos. Se puede considerar que entre los principales descubrimientos o inventos que han
revolucionado la forma de vida del hombre están: la invención de la rueda, la construcción de la
imprenta, la aparición de la máquina de vapor que generó “La Revolución Industrial”, la
electrónica y sus aplicaciones en la informática y la aparición de la red de redes, Internet, como
vehículo unificador en nuestra aldea global.

El control automático ha desempeñado


una función vital en el avance de la
ingeniería y la ciencia. El primer trabajo
importante en control automático surge a
finales del siglo XVIII, y fue el regulador de
velocidad centrífugo de James Watt para
el control de velocidad de una máquina de
vapor. Cuando la máquina de vapor fue
inventada y se dio inicio a la Revolución
Industrial, se inició paralelamente la
necesidad de crear un sistema de control
para poder manipular los diferentes
parámetros de esta máquina. Un ejemplo
de esto fue el desarrollo del regulador de
presión con el fin de controlar este
parámetro en el sistema.
Fig. 1. Maquina de Vapor de James Watt.

La influencia de la matemática en el surgimiento de la teoría de control

Después de la Revolución Industrial, el diseño de sistemas de control realimentado estaba


desarrollándose por medio de prueba y error junto con mucha intuición de la ingeniería, era más
un arte que una ciencia. En las matemáticas de mediados del siglo XIX, primero fue usado el
análisis de la estabilidad de sistemas de control realimentado, como la matemática es la lengua
formal de la teoría del control automático, se podría llamar al período anterior la prehistoria de la
teoría del control.

4
Procesos industriales

A principios del siglo XX, hubo una necesidad industrial de instrumentos capaces de medir,
grabar y controlar presiones, temperaturas y otras variables. Desde mediados de 1930, los
controladores automáticos eran principalmente de tres tipos:

1. Relé eléctrico con válvula operada por un solenoide que da una acción de on/off.
2. Relé eléctrico con válvula operada por un motor: una acción proporcional de banda ancha.
3. Relé neumático.

Se dieron grandes avances en conceptos y procesos de control, entre los cuales se pueden
ofrecer algunos ejemplos:

 En 1922, Minorsky mostró que la estabilidad puede determinarse a partir de las


ecuaciones diferenciales, y da a conocer lo valioso de un controlador PID (Proporcional
Integral Derivativo). La función proporcional se conocía desde el comienzo del relé, pero
la parte integral no se conoció hasta 1920 y la derivativa en 1930.
 Ivanoff fue una de las primeras personas en intentar desarrollar las bases teóricas que
apoyarían el análisis y la síntesis de los controladores de temperatura.
 Nyquist, en 1932, diseñó un procedimiento simple para determinar la estabilidad en
sistemas de lazo cerrado.
 C.E. Mason y G.A. Philbrick patentaron en 1934 un controlador que tiene, además de la
acción proporcional, la acción integral. Este controlador fue capaz de eliminar el error
permanente.
 En 1940.G Ziegler y N.B. Nichols ponen en el mercado el primer controlador PID:
Fulscope modelo 100.
 En 1936 Ed S. Smith enfatizó en la importancia de usar controladores con parámetros
ajustables. Antes de él, los parámetros en los controladores eran fijos.

El control automático a partir de 1950

Conforme las plantas modernas con muchas entradas y salidas se vuelven más y más
complejas, la descripción de un sistema de control moderno requiere una gran cantidad de
ecuaciones. La teoría de control clásica, que trata de los sistemas con una entrada y una salida,
pierde su solidez ante sistemas con entradas y salidas múltiples.

Desde 1960, la teoría de control moderno se ha desarrollado para enfrentar la creciente


complejidad de las plantas industriales y los requerimientos limitativos respecto a la precisión, el
peso y el costo en aplicaciones espaciales e industriales.

Durante las décadas de 1960 y 1970, se investigaron a fondo el control óptimo, tanto de
sistemas determinísticos como estocásticos, y el control adaptable, mediante el aprendizaje de
sistemas complejos.

De 1980 hasta la fecha, los descubrimientos en la teoría de control moderna se centran en el


control robusto, aparecen los transmisores inteligentes, y se aplica el Sistema Industrial Abierto,
entre otros.

5
Definición de Automática, Automatización y Control

La real academia de ciencias exactas física y naturales define la Automática, como el estudio
de los métodos y procedimientos cuya finalidad es la sustitución del operador humano por el
operador artificial en la generación de una tarea física o mental previamente programada.

La Automatización, es el estudio y aplicación de la Automática al control de los procesos


industriales y de gestión de la producción.

Control, es la manipulación indirecta de las magnitudes de un sistema denominado planta a


través de otro sistema de control.

1.1 Tipos de controles eléctricos

En los comienzos de la industrialización, las máquinas fueron gobernadas esencialmente a


mano e impulsadas desde un eje común de transmisión o de línea, dicho eje de transmisión era
impulsado por un gran motor de trabajo continuo, el cual accionaba mediante una correa a las
máquinas en el momento que fuese necesario, una de las desventajas principales que este
sistema de transmisión de potencia fue que no era conveniente para una producción de nivel
elevada.

El funcionamiento automático de una máquina se obtiene exclusivamente por la acción desde el


motor y del control de la máquina. Este control algunas veces, es totalmente eléctrico y otras
veces suele combinarse al control mecánico, pero los principios básicos aplicados son los
mismos.

Una máquina moderna se compone de tres partes principales que son las siguientes:

1. La misma máquina, que está destinada para realizar un tipo de trabajo.


2. El motor, el cual es seleccionado considerando los requisitos de la máquina en cuanto a la
carga, tipo de trabajo y clase de servicio que se requiere.
3. El sistema de control, que está estrechamente relacionado a las condiciones de
funcionamiento tanto del motor como de la máquina.

1.1.1 Manual

Este tipo de control se ejecuta manualmente en el mismo lugar en que está colocada la
máquina, este control es el más sencillo y conocido, es generalmente utilizado para el arranque
directo de motores pequeños a tensión nominal.

Este tipo de control se utiliza frecuentemente con el propósito de la puesta en marcha y parada
del motor en forma directa. El costo de este sistema de arranque es aproximadamente menos
de la mitad del costo de un arrancador empleando contactor y relé bimetálico, el arrancador
manual mediante interruptores bipolares o tripulares, proporciona generalmente protección
contra sobrecarga y desenganche de tensión mínima, pero no garantiza una protección contra
baja tensión en el motor.

Este tipo de control abunda en talleres pequeños de carpintería y metalistería, donde se utilizan
máquinas pequeñas que pueden arrancar a plena tensión (Pej. Empleando interruptor de
cuchilla, interruptor termo magnético, interruptor selector etc.) Sin causar perturbaciones en las
líneas de alimentación o en la máquina.

6
El control manual se caracteriza por el hecho de que el operador debe mover un interruptor o un
botón para que se efectúe cualquier cambio en las condiciones de funcionamiento de la
máquina o equipo.

1.1.2 Semiautomático

Los controladores que pertenecen a esta clasificación, utilizan un arrancador electromagnético


(contactor) y uno o más dispositivos pilotos manuales tales como pulsadores, interruptores,
interruptores de maniobra, combinadores de tambor o dispositivos análogos. Quizás los
mandos más utilizados son las combinaciones de pulsadores a causa de que constituyen una
unidad compacta y relativamente económica.

El control semiautomático, se usa principalmente, para facilitar las maniobras de mano y control
en aquellas instalaciones donde el control manual no es posible.

La clave de la clasificación como un sistema de control semiautomático, es el hecho de que los


dispositivos pilotos son accionados manualmente por el operador y el resto de operaciones se
realizan casi en forma automática, por ejemplo La activación de un final de carrera por
accionamiento mecánico, en cual puede enviar una orden para el cambio de un proceso.

1.1.3 Automático

Un control automático está formado por un arrancador electromagnético o contactor controlado


por uno o más dispositivos pilotos automáticos. La orden inicial de marcha puede ser
automática, pero generalmente inicia con una operación manual realizada por el operario
efectuado desde un panel de pulsadores, interruptores, computadora etc.

En algunos casos el control puede tener combinación de dispositivos manuales y automáticos,


si el circuito contiene uno o más dispositivos automáticos, debe ser clasificado como control
automático.

En la actualidad, las grandes empresas están dejando a un lado los controles que utilizan lógica
de relé, para recurrir a sistemas controladores automatizados empleando PLC’s, ya que con
esta tecnología se disminuyen el mantenimiento y optimizan los procesos para los cuales fueron
diseñados, la capacidad y versatilidad que poseen estos sistemas hace que los gastos de
mantenimiento disminuyan proporcional y progresivamente, además de que el producto se
elabora con mayor precisión, por lo tanto, son estos sistemas tan importantes en la industria
actual que se requiere personal capacitado para implementarlos de manera que se les pueda
sacar el mayor provecho.

La aparición de los variadores de velocidad, los cuales se basan en el principio de modificación


de velocidad a través de la variación de frecuencia, pueden ser programados para cambiar la
velocidad en un proceso de manera controlada sin causar disturbios en la red de alimentación,
además, alarga la vida útil del motor y de las piezas mecánicas ya que se le pueden asignar a
las maniobras rampas de aceleración - deceleración que hacen que la velocidad aumente
progresivamente sin causar esfuerzos, ni fatiga mecánica. La desventaja es su costo con
relación a los controles de motores convencionales pero a la larga el beneficio es mayor.

7
Fig. 2. Ejemplo de aplicación de los tipos de controles

Actualmente, en los procesos automatizados se emplean el término, “Sistema de lazo cerrado”


y “sistema de lazo abierto” para referirse a un sistema totalmente automatizado, este termino se
aplica a los sistemas que son controlados por medio de PLC’s.

 Sistemas de lazo cerrado: En este caso existe alguna forma por la cual lo que ocurre en
el proceso se realimenta de modo de permitir que el operario o el autómata tome
decisiones en función de un programa almacenado.

Fig. 3. Ejemplo de un sistema de lazo cerrado.

 Sistema de lazo abierto: En este esquema el operario decide a través del Set Point el
ajuste del proceso pero no recibe ninguna realimentación o feedback de parte del mismo,
por lo que se desconoce con certeza, si el proceso cumple con lo deseado y en que
medida. No se utiliza este esquema en los sistemas de control actuales.

Fig. 4. Ejemplo de un lazo abierto

8
Partes de un sistema automatizado

1) PARTE OPERATIVA

Si tuviéramos que buscar un símil que definiera mejor esta parte, lo hallaríamos en nosotros
mismos. El cuerpo humano tiene dos partes bien diferenciadas, por un lado la parte operativa
que se correspondería a los músculos, articulaciones, que tienen una función concreta la de
hacer “cosas” tangibles. Así la parte operativa de un sistema de control está formada por:

1) El proceso
2) Los sensores
3) Las interfaces
4) Los preaccionadores
5) Los accionadores o actuadores.

En líneas generales, cada una de estas partes serían:

El proceso: Es el conjunto de operaciones que se realizan para obtener un producto de una


determinada calidad, a partir de unos equipos y una serie de materiales.

Los sensores: Son los encargados de captar la información necesaria y precisa para la
ejecución de todo proceso, puede detectar posiciones, temperaturas, caudales etc.

Las interfases: Módulo de comunicaciones entre máquinas y/o máquina-hombre.

Los preaccionadores: Son los elementos que transforman las órdenes recibidas y permiten
que se ejecuten las acciones concretas en los actuadores. Por ejemplo, cuando se aplica
tensión a la bobina de un contactor, y este cierra sus contactos de fuerza, permite que se
alimente con tensión el bobinado del motor, el cual a su vez mueve un mecanismo en una
maquina.

Los accionadores: Son los elementos que finalmente reciben las órdenes directas de los
preaccionadores. Por ejemplo, Cilindros, Motores, etc.

2) PARTE DE CONTROL

Siguiendo con la comparativo con el cuerpo humano, se correspondería con el cerebro, cuya
misión es la de procesar los estímulos correspondientes según la que hay que hacer y dar
ordenes oportunas a la parte operativa.

Si el proceso de control, es realizado por un operario, estaríamos ante un control de proceso


manual. Por el contrario, si este control se efectúa por máquinas, tales como robot, nos
referimos a proceso de control automático.

En cualquier caso, las funciones que definen el sistema de control en su conjunto son las
mismas y en general son las siguientes:

1) Lectura del estado de variables de salida del proceso, bien con los sensores industriales o
a través de nuestros sentidos.
2) Transmisión del estado de las variables de salida del proceso, bien por medio de los
transductores industriales hacia la unidad de control (PLC’s) o al cerebro del operario.

9
3) Comparación, si procede, del estado de las variables de salida con las de consigna, para
saber en que sentido y cantidad deben ser las acciones de la parte operativa para
conseguir los objetivos marcados.
4) Emisión de las órdenes de control, que en función del estado de las variables de salida,
de las consignas y del algoritmo de control utilizados son emitidas por la parte de control a
través de los preaccionadores a los accionadores.
5) Ejecución de las órdenes de control. Los accionadores responden a las señales de control
modificando el estado de las variables de salida según lo previsto.

PARTE OPERATIVA PARTE DE CONTROL

Fig. 5. Interacción de la parte operativa y la de control

Se debe de tener muy presente que hoy en día, la automatización tiene por objetivos. El
incremento de la productividad, incrementar la calidad y precisión de los productos, remplazar
parcial o totalmente la intervención del hombre en el proceso productivo y liberar al hombre de
labores tediosas.

2 Dispositivos de control

2.1 El Contactor

Es un mecanismo cuya misión es la de cerrar unos contactos, para permitir el paso de la


corriente a través de ellos, y de abrir otros contactos para impedir el paso de corriente a través
de ellos. Esto ocurre cuando la bobina del contactor recibe corriente eléctrica, comportándose
como electroimán y atrayendo dichos contactos. En síntesis, se puede definir al contactor como
un interruptor múltiple de corriente, cuyas operaciones de cierre y apertura se realiza en forma
no manual, o sea que se realiza de forma automática, mediante algún mecanismo capaz de
establecer, soportar e interrumpir corriente en condiciones normales del circuito y que envía
corriente a la bobina de éste. Por ejemplo, la conexión en serie con la bobina del contactor de
un circuito conformado un contacto de un pulsador cerrado, la de uno abierto y la de un
contactor cerrado de un relé bimetálico.

El contactor, es el elemento mas comúnmente utilizado en la industria para el arranque de


motores y es un dispositivo conformado por diferentes números de elementos o contactos, cuya
misión característica en el funcionamiento del aparato son diferentes.

Partes que conforman un contactor

1) Contactos principales: Tienen por finalidad abrir o cerrar, el circuito de fuerza o potencia.
Estos contactos se encuentran identificados por los índices normalizados para cada
contacto con los números: 1L1, 3L2 y 5L3 para la parte en la que se conectan las líneas
de alimentación de tensión y 2T1, 4T2 y 6T3 para el lado en que se conecta la carga.

2) Contactos auxiliares: Se emplean en el circuito de mando o maniobras, por este motivo


soportarán menos intensidad de corriente que los contactos principales. Estos contactos
se encuentran identificados por los índices normalizados para cada contacto con los
números 13-14, 43-44 para los contactos
abiertos (NO) y 21-22, 31-32 para los
contactos cerrados (NC).

10
Fig. 6. Contactos auxiliares de un contactor

En la figura No. 6, se muestra el símbolo de un contactor, el cual solo tiene un solo contacto
auxiliar que es normalmente abierto, tres contactos de fuerza y su bobina.

Si observas, a los contactos NO, se les asigna una cifra con dos números, el primer número
que está a tu izquierda cuando ves al aparato de frente, indica el número de orden del contacto
y la segunda cifra deberá ser 3 y 4 que hacen referencia al tipo de contacto NO. Por ejemplo.
Si tenemos un contactor cuyos contactos están enumerado de la forma siguiente: 13 - 14, 23 -
24, 33 - 34, si los leemos, se leerían, primer contacto abierto, segundo contacto abierto y tercer
contacto abierto.

Igualmente ocurre con los contactos NC, se les asigna una cifra de dos números, el primer
número indica el número de orden del contacto y el segundo hace referencia al tipo de contacto
NC el cual debe ser 1 y 2. Por ejemplo. 11 - 12, 21 – 22 y 31 – 32, si los leemos, se leería,
primer contacto cerrado, segundo contacto cerrado y tercer contacto cerrado.

3) Circuito electromagnético: El circuito electromagnético consta de tres partes.

1. El núcleo, que tiene forma de E. Parte fija (Ver la figura 9, en la página 14).
2. La bobina, que se encuentra identificada por los índices normalizados A1 y A2
3. La armadura. Parte móvil (Ver la figura 9, en la pagina 14).

Símbolo

Fig. 7. Simbología de un contactor.


Elección del contactor

Cuando se va a elegir un contactor hay que tener muy en cuenta los siguientes factores:

 Las categorías de empleo, resumen los principales campos de aplicación de los


contactores en corriente alterna (categorías AC-.) y en corriente continua (DC-.).

Definen, en el marco de una utilización normal de los contactores, las condiciones de


establecimiento y corte de la corriente en función de la corriente asignada de empleo Ie y de la
tensión asignada de empleo Ue.

Dependen:
11
1) De la naturaleza del receptor controlado (resistencias, motor de jaula, etc.),
2) De las condiciones en las que se efectúan los cierres y los cortes (motor lanzado o
calado, inversión de sentido de marcha, etc.).
3) De las características de servicio las cuales se clasifican para corriente alterna y corriente
directa.

Para corriente alterna, se encuentran normalizadas las siguientes categorías:

AC-1: Cargas no inductivas o ligeramente inductivas, hornos de resistencia. cos ϕ ≥ 0,95


AC-2: Motores de anillos: arranque, frenado a contracorriente y funcionamiento por sacudidas.
AC-3: Motores de jaula, arranque, corte del motor lanzado,
AC-4: Motores de jaula: arranque, frenado a contracorriente y funcionamiento por sacudidas.
AC-5a: Mando de lámparas de descarga
AC-5b: Mando de lámparas incandescentes
AC-6a: Mando de transformadores.
AC-6b: Mando de condensadores
AC-7a y AC-7b: Se definen para aplicaciones domésticas.
AC-8a: Mando de compresores herméticos de refrigeración con rearme manual de los
disparadores de sobrecarga.
AC-8b: Mando de compresores herméticos de refrigeración con rearme automático de los
disparadores de sobrecarga.

La categoría AC-11 (IEC 60337) para control de cargas electromagnéticas mediante contactos
auxiliares o contactores auxiliares queda sustituida por las dos siguientes:
AC-14: para electroimanes que absorban menos de 72 VA en estado cerrado (corriente
establecida 6 Ie), y
AC-15: cuando la potencia absorbida sea superior a 72 VA (corriente establecida 10 Ie) La
aplicación más habitual es el control de bobinas de contactores.

Para corriente directa se encuentran normalizadas las siguientes categorías:

DC-1: Cargas no inductivas o ligeramente inductivas, hornos de resistencias.


DC-2: Motores shunt, corte a motor lanzado.
DC-3: Motores shunt: arranque, inversión de marcha, marcha a impulsos. Corte dinámico de
motores de corriente continua.
DC-4: Motores seria, corte a motor lanzado.
DC-5: Motores serie: arranque, inversión de marcha, marcha a impulsos. Corte dinámico de
motores de corriente continua.
DC-6: Mando de lámparas de incandescencia.
 El nivel de alimentación de tensión de la bobina
 Las características del circuito o carga a controlar, si es para circuito de alumbrado,
para circuito de distribución, para acoplamiento de corriente, circuito de transferencia de
potencia, para circuitos de compensación de cargas, para alimentación de resistencias, para
alimentación del devanado primario de transformadores, para alimentación de motores de
corriente directa, o bien para alimentación de corriente a motores asíncronos de jaula de ardilla
 Corriente nominal de trabajo del motor o carga a controlar.
 Numero de maniobras por hora, según la corriente nominal de servicio del motor o
carga.
 Condiciones del área de trabajo y temperatura ambiente del mismo.
 Tiempo en milisegundo de retraso de cierre y apertura de los contactos.
 Tensión nominal de aislamiento del contactor.
12
 Números de contactos de fuerza, tripulares o tetrapolares, mayormente se emplean
contactores tripolares.
 Números de Contactos auxiliares, para poder disponer de más contactos auxiliares y
según el modelo de contactor, se le puede acoplar a este una cámara de contactos auxiliares o
módulos independientes, normalmente abiertos (NO), o normalmente cerrados (NC).

Si vemos, son muchos los factores que se deben de considerar para


seleccionar uno o más contactores, por lo tanto, es conveniente
emplear de catálogos según el tipo de fabricantes que prefiera, ya
que en ellos se indican las distintas características antes
mencionadas en función del modelo a elegir o remplazar.

En la figura 8. se muestra un contactor con sus contactos auxiliares


frontales montados.

Los contactores, se designan en los esquemas para motores según


la norma DIN con la letras KM seguidas de un número el cual hace
referencia al número de motor o motores que tenga la máquina.

Fig. 8. Aspecto físico de un contactor


Fallas comunes en los contactores

Si el contactor no queda realimentado o auto sostenido (enclavado), puede ser productos de


conductores interrumpidos en el circuito, o bien, por conexiones mal hechas en el contactor o
en los pulsadores, como contactos con conductores aislados, tornillos mal apretados, etc.

También es posible que se presenten fallas en el contactor por calentamiento excesivo,


desgaste prematuro, presión débil de los resortes, por contactos corridos o soldados.

Puede que también se presenten fallas en la bobina, por daño en la misma debido a una
sobretensión, sobreintensidad o cortocircuito. Desconexión en los bornes por vibración excesiva
del circuito electromagnético, calentamiento excesivo (normalmente no debe pasar de 80º C).

Las fallas en el circuito electromagnético, lo puede provocar una falla mecánica de alguna de
las partes que lo constituyen, escasa fuerza magnética para atraer la armadura, deficiencia en
la desconexión (los resortes estén flojos) y circuito magnético ruidoso y vibración excesiva.

Fig. 9. Partes del contactor.


13
PARTES

1 = Cámara de Extinción
2 = Contacto Fijo
2.1 = Contacto Móvil
3 = Interruptor Auxiliar
4 = Caja
5 = Porta Contacto
6 = Armadura
7 = Bobina
8 = Culata
9 = Cámara del imán

14
2.2 El relé

El relé tiene la misma construcción que la de un contactor electromagnético, pero con la


diferencia que el relé opera o trabaja en servicios con baja potencia.

Los relees son dispositivos electromecánicos que se


accionan por medio de corriente eléctrica aplicada a
su bobina, la que hace mover uno o varios contactos
abriéndolos (Franqueador), cerrándolos (Obturador)
o cambiando su posición inicial (Conmutador). El relé
arranca inmediatamente si tiene corriente en su
bobina y si no la tiene, se desacelera, las bobinas de
los relees se pueden alimentar con corriente directa
o con corriente alterna.

Fig. 10. Tipos de relés.

Bobinas de corriente continua: Los relees de bobinas de corriente directa (DC o CD) son
alimentadas con señales eléctricas que no cambian su polaridad, o sea que tienen bien definido
donde aplicar el voltaje positivo y el negativo como una batería o pila. El voltaje que se le aplica
generalmente al relé es 24 voltios CD.

Bobinas de corriente alterna: Los relees de bobinas de corriente alterna (AC o CA) son
alimentadas con señales eléctricas que cambian su polaridad, o sea que el polo positivo y
negativo están todo el tiempo cambiando ejemplo la energía comercial que llega a nuestras
casas. El voltaje que se le aplica generalmente es de 24, 120 o 240 voltios.

Los contactos internos de conmutación de conexión y desconexión de un relé pueden operar de


la siguiente manera:

1. Obturador: Es un contacto normalmente abierto que se cierra cuando la bobina


del relee se energiza, haciendo que la corriente eléctrica circule por el contacto.
Este contacto al igual que en los contactos auxiliares del contactor, se identifican
por una cifra compuesta por dos números que identifican al contacto según el
orden y tipo de contacto, lo mismo ocurre con los contactos cerrados.
Fig. 11. Contacto
Normalmente abierto.

2. Franqueador: Es un contacto normalmente cerrado que se abre cuando la bobina


del relé se energiza, haciendo que la corriente eléctrica no circule por el contacto.

Fig. 12. Contacto


normalmente abierto.

3. Conmutador: Es un contacto que cambia su posición inicial cuando se energiza


la bobina del relee, con el objeto de hacer que la corriente eléctrica cambie de
dirección. Mayormente en los relee se emplea este tipo de contacto
Fig. 13. Contacto
conmutador de un relé.

15
En los circuitos de control, a veces es posible encontrarse casos donde se emplean uno o más
relés, principalmente a causa de que el relé proporciona flexibilidad. El relé por su propia
construcción es un amplificador mecánico, es decir, que cuando se activa o se excita la bobina
con tensión de 24 voltios, sus contactos pueden controlar un circuito que opera con 440 voltios,
por ejemplo, pero la corriente de esa carga debe ser baja, ya que estos contactos no soportan
altas corrientes, desventaja que limita su utilidad.

2.3 El relé de tiempo

Son aparatos que cierran o abren determinados contactos (contactos temporizados) al cabo de
un tiempo, debidamente establecido, de haberse abierto o cerrado su circuito de alimentación.
Es muy importante no confundir los contactos temporizados con los contactos auxiliares NO
TEMPORIZADOS que puede tener un temporizador, y que actuarán tan pronto se energice
este.

Los temporizadores según la técnica de construcción y funcionamiento, pueden ser:

1) Temporizadores con mecanismo de relojería: Este tipo de temporizado está casi en


desuso, el retardo se conseguía por un mecanismo de relojería, a base de engranajes,
que actúan accionados por un pequeño motor; con embrague electromagnético, de
manera que al cabo de cierto tiempo de funcionamiento del motor, entra en acción el
embrague y se produce la apertura o cierre del circuito de mando.

2) Temporizadores electrónicos: Es el que más se emplea en la actualidad y que también


está saliendo del mercado por la versatilidad de los temporizadores que contienen los
PLC’s. Este es un sistema basado en un circuito electrónico y que presenta una gama
muy extensa en cuanto a valores y precisión de tiempo en máquinas donde la precisión
de tiempo en muy fundamental.

3) Temporizadores neumáticos: el retardo de sus contactos temporizados se obtiene por el


movimiento de una membrana, en fundón de una entrada regulable de aire, por acción de
una bobina, por lo general se montan sobre contactores electromagnéticos.

Zona de aplicación

Los relés de tiempo se emplean en todos los procesos de conexión diferida para las
instalaciones de mando, de arranque de protección y de regulación. Ellos garantizan una alta
precisión de repetición en la secuencia de tiempos preajustados.

Indicaciones de conexión

1. Los cambios de la Gama de tiempo y de la función solo surten


efecto si se los lleva a cabo sin estar bajo tensión.
2. Entrada de arranque B1 ó B3, solo se pueden excitar cuando la
tensión de alimentación está presente.
3. El mismo potencial en A1 y B1 ó A3 y B3, para ejecuciones con
dos tensiones, sólo conectar respectivamente una gama de
tensión.
4. En corriente alterna, no se permite la excitación de cargas
paralelas a la entrada de arranque.
Fig. 14. Simbología y esquema
de conexión de un relé de tiempo.
16
Los relés de tiempo se fabrican de dos tipos, uno de ellos se activa con cierto retardo de tiempo
que comercialmente es conocido como ON DELAY, y el otro se desactiva con cierto retardo de
tiempo, conocido comercialmente con el nombre de OFF DELAY, en la gráfica de la figura 15 a.
y 15 b. se puede observar la diferencia de ambos relé.

Fig. 15a. Diagrama de temporización del relé On Delay. Fig. 15b. Diagrama de temporización del relé Off Delay.

Fig. 16. Relé de tiempo ON DELAY y OFF DELAY.

3 Protecciones

La disponibilidad de las instalaciones eléctricas tiene una gran importancia y se ha convertido


en un factor crucial para una fabricación exitosa, donde la obtención de la producción en tiempo
y forma “just-in-time” es clave, ya que los retrasos en la producción provocan un incremento
adicional del coste. Por eso, las protecciones eléctricas y mecánicas en los sistemas trifásicos
resultan muy útiles e importantes, haciendo las instalaciones más seguras para él o los
operarios y ayudan eficientemente a la disminución de los costes, lo que beneficia al propietario
de la instalación.

3.1 Tipos de protecciones

Toda máquina o receptor puede sufrir accidente, y estos pueden ser de dos tipos:

1) De origen eléctrico

Producto de una sobre tensión; caída de tensión; desequilibrio o ausencia de fases que
provocan un aumento de la corriente absorbida; cortocircuitos cuya intensidad puede superar el
poder de corte del contactor.
17
2) De origen mecánico

Producto del calado del rotor; sobrecarga momentánea o prolongada que provocan un aumento
de la corriente que absorbe el motor, haciendo que los bobinados se calienten peligrosamente.

Con el fin de que dichos accidentes no dañen los componentes, ni perturben la red de
alimentación, todas las protecciones para arrancadores de motores o para cualquier otro tipo de
instalación eléctrica deben incluir obligatoriamente lo siguiente:

a). Protección contra los cortocircuitos, para detectar y cortar lo antes posible las
corrientes anómalas superiores a 10 In,
b). Protección contra las sobrecargas, para detectar los aumentos de corriente hasta 10 In
y cortar el arranque antes de que el recalentamiento del motor y de los conductores dañe
los aislantes.

Si es necesario, se pueden añadir protecciones complementarias como el control de fallos de


aislamiento, de inversión de fases, de temperatura de los bobinados, etc.

La protección corresponde a:

 Aparatos específicos: seccionadores portafusibles, disyuntores, relés de protección y relés


de medida,
 Funciones específicas integradas en los aparatos de funciones múltiples.

3.2 El relé de sobrecarga térmica

Es un mecanismo que sirve como elemento de protección del motor, su misión consiste en
desconectar el circuito de mando cuando la intensidad de corriente consumida por el motor,
supera durante un tiempo corto, a la permitida por este, evitando que el bobinado del motor se
queme. Esto ocurre gracias a que el relé de sobrecarga térmico consta de tres láminas
bimetálicas con sus correspondientes bobinas calefactoras que cuando son recorridas por una
determinada intensidad de corriente, provocan el calentamiento del bimetal y la apertura de un
mismo, el cual abre el contacto cerrado del relé produciéndose de esta manera la interrupción
del pase de tensión a la bobina del contactor en cuestión.

La velocidad de corte no es tan rápida como la de un interruptor magneto térmico, por lo que se
debe regular mediante un el tornillo a la intensidad nominal del motor (In), para el arranque
directo del mismo, observa la figura 17.

Esta intensidad, deberá venir indicada en la placa de características del motor.

En el relé térmico, los bornes principales, se marcan de la misma forma que en los contactores
o sea 1L1 - 2T1, 3L2 - 4T2 y 5L3 - 6T3. Los contactos auxiliares son identificados con las
marcas normalizadas, 95 - 96 contacto cerrado y 97 - 98 contacto abierto.

18
Fig. 17 Aspecto físico y partes de que está compuesto el relé bimetálico.

Partes

Reglaje

Los relés se regulan con un pulsador o tornillo de ajuste de intensidad que modifica el recorrido
angular que efectúa el extremo de la bilámina de compensación para liberarse del dispositivo de
sujeción que mantiene el relé en posición armada (de reposo). La rueda graduada en amperios
permite regular el relé con mucha precisión, la corriente límite de disparo, está comprendida
entre 1,05 y 1,20 veces el valor indicado.

Relé con detección de una pérdida de fase

Algunos relé se fabrican con este dispositivo que provoca el disparo del relé en caso de
ausencia de corriente en una fase (funcionamiento monofásico). Lo componen dos regletas que
se mueven solidariamente con las biláminas, la bilámina correspondiente a la fase no
alimentada no se deforma y bloquea el movimiento de una de las dos regletas, provocando el
disparo. Los receptores alimentados en corriente monofásica o continua se pueden proteger
instalando en serie dos biláminas que permiten utilizar relés sensibles a una pérdida de fase.
Para este tipo de aplicaciones, también existen relés no sensibles a una pérdida de fase.

Los relés térmicos se utilizan como ya se mencionó anteriormente, para proteger a los motores
de las sobrecargas, pero durante la fase de arranque, deben permitir que pase la sobrecarga
temporal que provoca el pico de corriente, y activarse únicamente si dicho pico, es decir la
duración del arranque, resulta excesivamente larga.

La duración del arranque normal del motor es distinta para cada aplicación; puede ser de tan
sólo unos segundos (arranque en vacío, bajo par resistente de la máquina arrastrada, etc.) o de
varias decenas de segundos (máquina arrastrada con mucha inercia), por lo que es necesario
contar con relés adaptados a la duración de arranque. La norma IEC 947-4-1-1 responde a esta
necesidad definiendo tres tipos de disparo para los relés de protección térmica:

19
 Relés de clase 10: Válidos para todas las aplicaciones corrientes con una duración de
arranque inferior a 10 segundos.
 Relés de clase 20: Admiten arranques de hasta 20 segundos de duración.
 Relés de clase 30: Para arranques con un máximo de 30 segundos de duración.

Una observación muy importante es que en las aplicaciones con un arranque prolongado,
conviene comprobar que todos los elementos del arrancador (contactores, aparatos de
protección contra los cortocircuitos, cables, etc.) están dimensionados para soportar la corriente
de arranque sin calentarse demasiado.

Modos de rearme o de reposición del relé

El relé de protección se puede adaptar fácilmente a las diversas condiciones de explotación


eligiendo el modo de rearme Manual o Auto mediante el dispositivo de selección o conmutador
selector RESET manual/automático situado en la parte frontal del relé, (observa la figura 17, en
la página anterior) que permite tres procedimientos de rearranque:

1. En máquinas simples, que pueden funcionar sin control especial y consideradas no


peligrosas (bombas, climatizadores, etc.) se pueden rearrancar automáticamente cuando
se enfrían las biláminas. Este modo de rearme o de reposición, se conoce como rearme
automático y es aplicables en sistemas de tres hilos.
2. En sistemas de automatismos complejos, como por
ejemplo la puesta en marcha de motores
monofásicos de gran potencia, muchas veces para el
rearranque se requiere la presencia de un operario
por motivos de índole técnica y de seguridad. Este
modo de rearme o de reposición, se conoce como
rearme automático y es aplicables en sistemas de
dos hilos, también se recomienda este tipo de
esquema para los equipos de difícil acceso.
3. Por motivos de seguridad, las operaciones de rearme
o reposición del relé en funcionamiento local y de
arranque de la máquina debe realizarlas
obligatoriamente el personal calificado, el rearme se
conoce como manual.
Fig. 18 Simbología del relé.

Fig. 19. Conexión del relé Fig. 20. Conexión del relé Fig. 21. Conexión recomendad del relé
con motores monofásicos con motores trifásicos. para el aviso de disparo por
sobreintensidad de corriente.

20
Asociación con un contactor

Como se observa en las figuras, 19 y 20, el relé bimetalito se debe conectar con el circuito de
potencia, donde cada bobinado de calentamiento debe intercalarse en una fase o polaridad del
receptor protegido.

En el circuito de control, el contacto de apertura del relé (95 – 96) debe conectarse en serie
dentro del circuito de la bobina del contactor que controla la puesta bajo tensión del receptor.

Algo muy importante y que se debe tener presente siempre, es que los relés térmicos no
protegen a las cargas (motores) contra los cortocircuitos, por lo que se requiere instalar una
protección contra los mismos en todo sistema de arranque.

Fig. 22. Partes internas de un relé bimetálico.

21
3.3 El interruptor automático magnetotérmico

Su misión del interruptor automático magnetotérmico, es la de proteger a la instalación y al


motor, abriendo el circuito de control en los siguientes casos:

 En coso de cortocircuito en cualquier punto de la instalación.


 En caso de sobrecarga, cuando la intensidad de corriente consumida en un instante
supera la intensidad a la que está calibrada el interruptor magnetotérmico.

Fig. 23 a. Aspecto físico de un interruptor trifásico Fig. 23 b. Símbolo

Para la selección del


interruptor
automático
magnetotérmico,
se deberán de seguir
los siguientes pasos:

1. Elegir el calibre o
intensidad nominal
(INom), cuyo valor será inferior o igual a la que
consume el receptor de forma permanente.
2. Hay que seleccionar el tipo de curva de disparo. En la siguiente tabla, se indica la
corriente de magneto, la curva de disparo del dispositivo y la aplicación del mismo.

Corriente de
Curva de disparo magnético Calibre Aplicaciones
2 Protección generadores, de personas y
B 5 3 grandes longitudes de cable
C 10 4 Protección general
6 Protecciones de receptores con
D 20 10 elevadas corrientes de arranques.
16
20
Z 3,6 25 Protección de circuitos electrónicos

Por ejemplo: Elegir el interruptor automático magnetotérmico necesario para proteger un motor
trifásico, que consume 10 A y en su arranque se produce una sobre intensidad admisible de 12
veces esa corriente.

 Se elige la curva de disparo tipo D por ser la corriente de magnético (20 x 10 = 200 A)
superior a la sobre intensidad admisible (12 x 10 = 120 A), y no desconectaría el
magnetotérmico
 Por lo tanto el calibre a elegir es el de 10 A, por ser igual a la corriente del motor.

Los interruptores termomagnéticos, son fabricados en tres tipos: De un solo polo, de dos polos
y de tres polos, son muy ideales para la protección por cortocircuito en los circuitos de mando.
Fig. 24. Tipos de interruptores termomagnéticos

22
.
1 POLO 2 POLOS 3 POLOS

Interruptor automático magnetotérmico de alta capacidad interruptiva

Los interruptores de alta capacidad interruptiva se instalan por lo


general en gabinetes metálicos, son adecuados para proteger
cables, tableros y motores contra efectos de corto circuito contra
sobrecargas sostenidas o prolongadas.

También estos Interruptores, se emplean para proteger circuitos y


aparatos en instalaciones eléctricas residenciales, comerciales e
industriales contra sobrecarga y cortocircuitos. Ellos tienen un
mecanismo de operación de característica “cierre-apertura”
rápido.

La interrupción por disparo libre, permite (cuando exista la


incidencia de sobrecarga sostenida o falla de cortocircuito) que
prevalezca la operación automática de apertura sobre la
operación de cierre. La posición de la manija muestra al
dispararse el efecto de la interrupción, cualquier falla que ocurra
en algún polo, operará al mecanismo tripolar, efectuando la
apertura simultanea en las tres fases.
Fig. 25. Interruptor automático magnetotérmico
de alta capacidad interruptiva.
Aplicaciones

Estos interruptores, están clasificado en diferentes tipos y van de acuerdo a ciertos márgenes
de corrientes nominales de interrupción las cueles se detallan a continuación:

 Interruptores para corrientes nominales desde 15 hasta 100 Amperios, tienen


importantes aplicaciones en combinación con arrancadores, centros de control de motores,
tableros de distribución y control, protección en máquinas y herramientas, así como en la
protección de circuitos de distribución y fuerza.
 Interruptores para corrientes nominales desde 15 hasta 125 Amperios, tienen
importantes aplicaciones en combinación con arrancadores, para centro de control de motores,
interconexión de barras colectoras (bus), así como en tableros de control para protección de
circuitos de distribución y potencia, tableros de control de máquinas-herramienta.
 Interruptores para corrientes nominales de 150 hasta 250 Amperios, proporcionan
una gran confiabilidad para aplicaciones en instalaciones industriales y comerciales, en centro
de control para motores, tableros de distribución y control.

 Interruptores para corriente nominales de 300 y 400 Amperios, están diseñados


principalmente para ser utilizados en tableros de distribución y potencia, tableros de soldadoras
por resistencia, tableros de distribución general, centros de control de motores. Por su

23
característica de disparadores no intercambiables, permiten la alimentación por la parte inferior
sin menoscabo de la capacidad interruptiva.
 Interruptores para corriente de 500 y 600 Amperios de corriente nominal, están
diseñados con disparadores intercambiables, sus aplicaciones son adecuadas tanto para centro
de control de motores como para tableros de distribución y potencia.
 Interruptores para corriente de 700 y 800 Amperios de corriente nominal, tiene su
adecuada aplicación como interruptor principal en la protección de alimentadores principales, en
tableros generales de distribución y potencia, interruptores de transferencia y en centros de
control de motores.
 Los interruptores para corrientes nominales de 1000 y 1200 Amperios, tienen su
principal aplicación como interruptores generales en alimentadores y en tableros de distribución
y control.

La operación automática de todos los interruptores antes mencionados, se realiza por medio de
los dispositivos térmicos y magnéticos, localizados en cada polo y poseen características de
disparo con retardo de tiempo inverso y disparo instantáneo para la protección de circuitos. Los
interruptores pueden ser calibrados para llevarlos al 100% de su corriente nominal y a una
temperatura ambiente de 40°C. El disparo magnético instantáneo, se ajusta en forma fácil y
accesible, desde el frente del interruptor para los marcos con corriente nominal de 250 A y
mayores.

3.4 El seccionador

Los equipos eléctricos por seguridad, sólo se deben manipular cuando están desconectados, o
sea sin tensión eléctrica. El seccionamiento consiste, en aislar eléctricamente una instalación de
su red de alimentación, según los criterios de seguridad que establecen las normas.

El seccionamiento se puede completar con una medida de protección adicional, el


enclavamiento, un dispositivo de condenación del seccionador en posición abierta que impide
que la instalación se vuelva a poner bajo tensión de forma imprevista, garantizando así la
seguridad de las personas y de los equipos.

La función de seccionamiento se realiza con:


 Seccionadores,
 Interruptores seccionadores,
 Disyuntores y contactores disyuntores, siempre que el fabricante certifique que son aptos
para dicha función.

El seccionador, es un aparato mecánico de conexión que en posición abierta


cumple las prescripciones especificadas para la función de seccionamiento
(norma IEC 947-3). Sus principales elementos son un bloque tripolar o
tetrapolar, uno o dos contactos auxiliares de precorte y un dispositivo de
mando lateral o frontal que permite cerrar y abrir los polos manualmente.

Fig. 26. Seccionador

La velocidad de cierre y de apertura depende de la rapidez de accionamiento del operario


(maniobra manual dependiente). Por tanto, el seccionador es un aparato de “ruptura lenta” que

24
nunca debe utilizarse con carga, la corriente del circuito debe cortarse previamente con un
aparato de conmutación previsto a tal efecto, normalmente se hace con un contactor.

El contacto auxiliar de precorte, se conecta en serie con la bobina del contactor en el circuito de
mando. Se abre antes y se cierra después que los polos del seccionador, por lo que en caso de
manipulación accidental con carga, interrumpe la alimentación de la bobina del contactor antes
de que se abran los polos del seccionador. Sin embargo, los contactos de precorte no deben
considerarse como un mando de control del contactor, que dispone de su propio mando de
Marcha/Paro.

El estado de los contactos debe indicarse de forma segura mediante la posición del dispositivo
de control, mediante un indicador mecánico independiente (corte plenamente aparente) o
permitiendo que los contactos estén visibles (corte visible). En ningún caso se podrá enclavar el
seccionador cuando esté en posición cerrada o cuando sus contactos se hayan soldado
accidentalmente.

Se puede añadir a los seccionadores portafusibles en sustitución de los tubos o de las barretas
de seccionamiento.

Fig. 27 Símbolos de los seccionadores y de los interruptores seccionadores

3.5 El interruptor y el interruptor seccionador

El interruptor es un aparato mecánico de conexión capaz de establecer, tolerar e interrumpir


corrientes en un circuito en condiciones normales, incluidas las condiciones especificadas de
sobrecarga durante el servicio, y tolerar durante un tiempo determinado corrientes dentro de un
circuito en las condiciones anómalas especificadas, como en caso de un cortocircuito (norma
IEC 947-3).

El mecanismo vinculado al dispositivo de mando manual garantiza la apertura y el cierre brusco


de los contactos, independientemente de la velocidad de accionamiento del operario, por lo
tanto, el interruptor está diseñado para ser manejado con carga con total seguridad.
Sus características se basan en las categorías de empleo normativas utilizadas para clasificar
los circuitos cuya alimentación resulta más o menos difícil de establecer o interrumpir en función
del tipo de receptores utilizados.

Los interruptores que cumplan las condiciones de aislamiento especificadas en las normas para
los seccionadores son interruptores seccionadores, aptitud que el fabricante debe certificar
marcando el aparato con un símbolo.

25
Al igual que los seccionadores, los interruptores y los interruptores seccionadores se pueden
completar con un dispositivo de enclavamiento, para el enclavamiento y, según el caso, con
fusibles.

Fig. 28. Interruptores seccionadores de mando giratorio. Fig. 29. Interruptor seccionador ampliable con módulos

El interruptor seccionador modular

Esta nueva generación de interruptores seccionadores se caracteriza por la posibilidad de


completar y modificar la composición de los aparatos básicos, para adaptarlos con la mayor
precisión a nuevas necesidades, utilizando los siguientes módulos adicionales:

 Polos de potencia.
 Polos neutros de cierre anticipado y de apertura retardada.
 Barretas de tierra.
 Contactos auxiliares de cierre y de apertura.
 Bloques de conexión reversibles que permiten cablear desde la parte frontal o posterior.

Los interruptores seccionadores de mando giratorio ampliables con módulos pueden realizar las
funciones de interruptor principal, de paro de emergencia o de control manual de los motores.

3.6 El guardamotor

El Guardamotor, es un dispositivo de protección


contra sobrecarga y cortocircuito, que opera bajo
los mismos principios que el interruptor
automático magnetotérmico y relé térmico. El
guardamotor, tiene un desconectador conocido
también como, disparador térmico de sobre
intensidad, el cual interrumpe la circulación de
corriente del circuito de fuerza con cierto retardo,
cuando la misma se eleva en un cierto tiempo
prolongado y supera la intensidad a la que está
calibrada el interruptor.
Fig. 30 Formas comerciales de guardamotores.

El disparador térmico también se combina con un disparador electromagnético, el cual lo abre,


en caso de cortocircuito, ellos se fabrican para protecciones entre ciertos márgenes de corriente
nominal adaptables las que pueden ajustarse mediante un tornillo de ajuste que posee el
aparato en su parte frontal el cual permite un ajuste de acuerdo a la corriente nominal del motor
a instalar, por lo tanto para su selección es necesario conocer la INominal de motor a proteger a
plena carga.

26
Las curvas características de disparo de estos interruptores automáticos están diseñadas
fundamentalmente para la protección de motores trifásicos, por ello, estos interruptores son
también denominados interruptores de protección de motor, de allí se deriva el nombre de
guardamotor.

Como se mencionó anteriormente, la intensidad del motor a proteger se ajusta en la escala de


ajuste. El disparador de cortocircuito viene instalado de fábrica en un valor 12 veces mayor que
el de la intensidad asignada del interruptor, gracias a ello se obtiene una aceleración a plena
marcha sin dificultades y una protección segura del motor.

La sensibilidad al fallo de fase en estos interruptores garantiza que, en caso de caída de una
fase, y con la consiguiente sobreintensidad ocasionada por ello en las otras dos fases, el
interruptor será disparado a tiempo. Los interruptores con disparadores de sobrecarga térmicos
vienen diseñados por lo general en la clase de disparo 10 (CLASS 10) y clase de disparo 20
(CLASS 20), los que posibilita con ellos el arranque de motores bajo duras condiciones.

Ejemplos recomendados para su conexión.

En las figuras, 31, 32 y 33, se indican las protecciones para motor monofásico, motor trifásico y
su conexión como arrancador directo para pequeños motores trifásicos.

Fig. 31 Motor monofásico Fig. 32. Motor trifásico. Fig. 33. Arrancador directo.

En caso de sobrecarga, algunos guardamotores poseen dos contactos laterales (1NC y 1NO)
que se conectan en serie con la bobina del contactor provocando el disparo del contactor, pero
manteniéndose conectado el interruptor automático. Sólo en caso de cortocircuito en la
derivación o circuito de fuerza, se disparará también el interruptor automático, en las figuras de
la siguiente página se muestran dos ejemplos de conexión.

27
Fig. 34 Aviso para desconexión por cortocircuito (contacto 77 - 78) y aviso de disparo (contacto 85 – 86).

Fig. 35. Los disparadores de mínima tensión con contactos auxiliares de acción adelantada
impiden el arrastre de potencial en el mando con el interruptor en posición “OFF”. En la posición
de disparo “tripped” de los interruptores automáticos no está garantizada la apertura de estos
contactos.

28
Fig. 36. Estructura interna del guardamotor.

29
Cortocircuito

Recuerda que un cortocircuito, es el resultado del contacto directo de dos puntos con
potenciales eléctricos distintos:

 En corriente alterna, puede presentarse como producto de contacto entre fases, entre
fase y neutro o entre fases y la masa conductora.

 En corriente continua, se puede presentar como producto del contacto entre los dos
polos de alimentación o entre la masa y el polo aislado conocido como polo positivo.

Las causas también pueden ser varias, debido a: Cables rotos, flojos o pelados, presencia de
cuerpos metálicos extraños, depósitos conductores como polvo, humedad, etc., filtraciones de
agua o de otros líquidos conductores, deterioro del receptor o error de cableado durante la
puesta en marcha o energización o durante una manipulación.

El cortocircuito desencadena un brutal aumento de corriente que en milésimas de segundo


puede alcanzar un valor cien veces superior al valor de la corriente de empleo. Dicha corriente
genera efectos electrodinámicos y térmicos que pueden dañar gravemente el equipo, los cables
y los juegos de barras situados arriba del punto de cortocircuito.

Por lo tanto, es preciso que los dispositivos de protección detecten el fallo e interrumpan el
circuito rápidamente, a ser posible antes de que la corriente alcance su valor máximo. Dichos
dispositivos pueden ser:

 Disyuntores, que como ya se estudió, interrumpen el circuito abriendo los polos y que
con un simple rearme se pueden volver a poner en servicio.
 Fusibles, que interrumpen el circuito al fundirse, por lo que deben ser sustituidos. A
continuación estudiaremos sobre el tema.

3.7 Fusibles

Los fusibles proporcionan una protección fase a fase, con un poder de corte muy elevado y un
volumen reducido. Se pueden montar de dos maneras:

1. En soportes específicos llamados portafusibles,


2. En los seccionadores, en lugar de los casquillos o las barretas.

Los fusibles se dividen en dos categorías:

Fusibles “distribución” tipo gG

Protegen a la vez contra los cortocircuitos y contra las sobrecargas a los circuitos con picos de
corriente poco elevados (ejemplo: circuitos resistivos). Normalmente deben tener un calibre
inmediatamente superior a la corriente del circuito protegido a plena carga.

Fusibles “motor” tipo aM

Protegen contra los cortocircuitos a los circuitos sometidos a picos de corriente elevados (picos
magnetizantes en la puesta bajo tensión de los primarios de transformadores o electroimanes,
picos de arranque de motores asíncronos, etc.).

30
Las características de fusión de los fusibles aM “dejan pasar” las sobre intensidades, pero no
ofrecen ninguna protección contra las sobrecargas. En caso de que también sea necesario este
tipo de protección, debe emplearse otro dispositivo (por ejemplo, un relé térmico). Normalmente
deben tener un calibre inmediatamente superior a la corriente del circuito protegido a plena
carga.

Campo de aplicación

Por su clase de fusión, estos se dividen en:

 g: los fusibles de gama total pueden soportar continuamente la intensidad nominal y las
intensidades desde la mínima de fusión hasta la nominal de desconexión.
 a: los fusibles de gama parcial pueden soportar continuamente la intensidad nominal y las
intensidades superiores a la normal, hasta un múltiplo determinado de la intensidad de
desconexión.

1. Por la clase de objetos de protección se dividen en:

 L: Protección de cables y líneas.


 M: Protección de aparatos de conexión.
 R: Protección de semiconductores.
 B: Protección de minas e instalaciones.

2. Por la clase de servicio se dividen en:

 gL: Protección de cables y líneas de gama total.


 aM: Protección de aparatos de distribución en gama total.
 aR: Protección de semiconductores en gama parcial.
 aR: Protección de semiconductores en gama total.
 gB: Protección de instalación de minas en gama total

En la siguiente tabla se muestran las características de los fusibles conocidos como tipo Botella.

Tamaño de la rosca y de la
tapa rosca (para fusibles de
Fusible y resalto del ajuste la marca siemens)
Intensidad nominal Color Intensidad nominal del
en Amperios característico casquillo en amperios Diazed Neozed
2 Rosado
DO 1
4 Castaño
(E 14)
6 Verde
D II
10 Rojo 25
(E 27)
16 Gris
20 Azul
DO 2
25 Amarillo
(E 18)
35 Negro
D III
50 Blanco 63
(E 33)
63 Cobre
80 Plata D IV DO 3
100
100 Rojo (R ¼) (M 30.2)

31
En la tabla siguiente se muestra el conjunto de piezas para fusibles DIAZED

En la siguiente tabla se muestran las características de los fusibles tipo NH, para interruptor
seccionador fusible.

Base Cartucho Longitud Perdidas de Sección del conductor de uno


intensida fusible en total en potencia nominales o varios hilos en
d nominal amperios mm. admisibles en watts
en amp 500 600 mm2 mínimo mm2 máximo
Tamaño Volts Volts
00 100 35 a 100 78 7.5 9 16 50
0 160 35 a 160 125 16 19 35 95
1 250 80 a 250 135 23 28 70 150
2 400 125 a 400 150 34 41 150 300
3 630 315 a 630 150 48 58 2 x (40 x 5)
4 1000 500 a 1000 200 90 90 2 x (60 x 5)
4a 1250 500 a 1000 200 110 110 2 x (80 x 5)

En la siguiente tabla se muestran las características de los fusibles de protección de pequeños


aparatas eléctricos, mayormente empleados en electrodomésticos.

Actualmente, el empleo de fusibles en los circuitos de control y de fuerza para motores


eléctricos ha caído en desuso, debido al alto costo de mantenimiento que esto representa. Los
fusibles han sido sustituidos por los interruptores automáticos magnetotérmico y guarda
motores.

32
4. Elementos de accionamiento

4.1 Pulsadores

Los pulsadores son elementos de accionamiento que sirven para cerrar o abrir un circuito
permitiendo o impidiendo el paso momentáneo de la corriente a través de ellos. Los pulsadores
una vez que se dejan de presionar, toman su posición de reposo los cuales se muestran en las
figuras 38, 39 y 40.

En la figura 37. Se muestran algunos aspectos físicos de pulsadores.

Existen por su forma constructiva, comercialmente tres tipos diferentes:

Pulsador de paro Pulsador de marcha Pulsador de doble cámara

Símbolo: Símbolo Símbolo

Fig. 38. Fig. 39. Fig. 40.

Los pulsadores, también pueden poseer más de dos contactos, abiertos o cerrados como se
muestra en la figura 41.

Fig. 41. Despiece de una caja de pulsadores.


33
Los pulsadores, son interfaces de diálogo entre el hombre y la máquina, son perfectamente
adaptados a las situaciones en las que la información que intercambia el operador y la máquina
es poco numerosa limitándose a señales de tipo “Todo o Nada” (órdenes de marcha,
señalización de estados). Son considerados componentes electromecánicos de fácil instalación,
robustos, fiables, ergonómicos y adaptados a cualquier condición ambiental.

Pueden equiparse con variedad de cabezas de mando


circulares o cuadradas como se aprecia en las figuras No
37 y 42. Su identificación resulta fácil gracias a un código
de color normalizado, según la función que desempeña.

Se utilizan igualmente para las operaciones relacionadas


directamente con la seguridad, que requieren mandos tan
simples y directos como sea posible:

 Mandos generales de arranque y de parada,


funcionamiento de ajuste, funcionamiento manual
degradado. Fig.42. Tipos y formas de pulsadores.
 Mandos de los circuitos de seguridad (paro de emergencia).
 Cabeza con embellecedor metálico cromado, para todo tipo de aplicaciones en ambientes
industriales severos y en condiciones de servicio intensivo.
 Totalmente plástico, para aplicaciones en ambientes agresivos: industria química,
agroalimentaria.

Los pulsadores son diseñados, con diámetros de 16, 22 y 30 mm (según la Norma NEMA) y en
distintas versiones. Existe una gran variedad de cabezas de mando disponibles, como se puede
observa en las figuras No. 37 y 42.

4.2 Colores normalizados para los pulsadores

Los colores normalizado, se rigen bajo la norma EN 60204-1 establece el código de colores
para los visualizadores y los pilotos, los cuales se indican el la tabla siguiente.

Significado para Significado para Aplicación


avisos Pulsadores
Significado para
Color Aclaración Luminosos Luminosos
pulsadores
(Condiciones de
Trabajo)
EMERGENCIA. Accionar en un Condición PARO (Es posible Desconexión
estado, Peligro o en Normal. que no se emplee (Parada) de
Paro, una emergencia ningún color. emergencia.
Desconexión, Pej. Sobrecarga, Iniciar funciones de
ROJO Paro de Accidentes. desconexión
Emergencia. (Parada) de
emergencia, en
forma condicional de
para PARADA/NO.
Anormal. Accionar en un Atención o Atención ó
Intervención para
Inicio de un estado anormal. Precaución. Precaución. (Las
suprimir un estado
retorno fuera de la funciones
normal.
carrera de trabajo. Pej. Haber previamente
AMARILLO Intervención para
Inicio para la llegado un seleccionadas se
volver a arrancar un
eliminación de proceso a un pueden inhabilitar).
desarrollo automático
una condición límite admisible.
que se interrumpió.
peligrosa.

34
Seguro. Accionar en Maquina a punto Arranque de la ARRANQUE/SI, sin
Arrancar, condición segura o de?. Máquina o Unidad embargo se prefiere
VERDE
Conectar, Marcha preparar en estado el color BLANCO.
a impulsos. normal.
Obligatorio Accionar en un Todas las Cualquier función
Cualquier función estado que requiere funciones que no que no corresponda
AZUL ó
que no una operación correspondan a a los colores
CELESTE
corresponda a los obligatoria. los colores anteriores.
colores anteriores. anteriores.
Para la iniciación ARRANQUE/SI
BLANCO general de (Preferido).
Tensión en el
No tienen funciones salvo Conexión de un PARADA/NO
circuito.
asignados un desconexión de circuito. ARRANQUE/SI
GRIS
significado emergencia. (Ver Arranque, PARADA/NO
Normal en
especial nota siguiente) Preselección. ARRANQUE/SI
servicio.
NEGRO PARADA/NO
(Preferido).
Nota: Cuando se aplica una, medida de identificación adicional (Pej. Estructura, forma, posición) para los elementos de
mando de pulsadores, podrán usarse los mismos colores BLANCO, GRIS o NEGRO para diferentes funciones. Pej.
BLANCO para ARRANQUE/SI y PARADA/NO para los elementos de mando.

 La posición CONECTADO de un conmutador (Pulsador) se marca con el símbolo: l


 La posición DESCONECTADO de un conmutador (Pulsador) se marca con el símbolo: O
 El dispositivo PARO DE EMERGENCIA tiene que estar siempre señalado con el color
Rojo vivo, debajo del pulsador cómo color contraste tiene que estar el Amarillo.

Por ejemplo. Aplicación práctica de pulsadores para indicar al operador que acción realizar

 Piloto rojo: Emergencia – condición peligrosa que requiere una acción inmediata (presión
fuera de los límites de seguridad, sobre recorrido, rotura de acoplamiento).
 Piloto amarillo: Anormal – condición anormal que puede llevar a una situación peligrosa
(presión fuera de los límites normales, activación de un dispositivo de protección).
 Piloto blanco: Neutro – información general, presencia de tensión de red.
 Pulsador rojo/amarillo: Emergencia – acción en caso de peligro, paro de emergencia.
 Pulsador amarillo: Anormal – acción en caso de condiciones anormales (intervención
para poner nuevamente en marcha un ciclo automático interrumpido).
 Pulsadores rasantes, salientes, empotrados, con capuchón de goma, “de seta”, dobles.
 “De seta” de enganche “paro de urgencia”, parada total de funcionamiento.
 Selectores de maneta corta, de maneta larga, conmutadores de llave, 2 ó 3 posiciones
fijas o de retorno.
 De varilla metálica (mando omnidireccional).
 Pulsadores luminosos rasantes, salientes, con capuchón de goma.

El diseño modular de las unidades de mando y de señalización ofrece gran flexibilidad de uso.
Los pilotos y los pulsadores luminosos están equipados con lámparas de filamento o con diodos
electroluminiscentes. Las unidades de mando pueden recibir entre 1 y 6 contactos “NA” o “NC”
máximo.

Recuerda siempre, que un pulsador es diferente a un interruptor, el interruptor tiene 1 1 2 3


por lo general una palanca o perilla, la cual cierra y abre un contacto. El estado de
conexión o de desconexión se mantiene siempre después de accionar el interruptor.
Fig. 43 Representación simbólica 2 4
de los pulsadores con contacto
NC y NO

35
A continuación en la figura 44, se representa el significado de las plaquitas y caperuzas de
etiquetado insertables en los pulsadores y en lámparas de señalización.

Fig. 44. Simbología de etiquetado para pulsadores.

4.3 Lámparas de señalización y su significado

De acuerdo a la norma DIN EN 60204, y que en la tabla siguiente se indica el significado y


aplicación para cada color.

Color Significado Aclaración Acción por parte del Ejemplos de Aplicación


Operador
Presión/temperatura fuera de
Acción inmediata para
límites seguros.
reacción ante un estado
Caída de tensión, colapso del
ROJO Emergencia Estado peligroso peligroso.
suministro de tensión.
Pej. Parada de
Sobrepaso de una posición de
Emergencia.
parada.
Estado normal; Supervisión y/o Presión/temperatura sobrepasa
Estado critico inminente intervención. las zonas normales.
AMARILLO Anormal
Pej. Reposición de una Disparo de un dispositivo de
acción requerida. Protección.
Presión/temperatura dentro de
las zonas normales.
VERDE Normal Estado normal Opcional.
Disparo de un dispositivo de
Protección.
Indicación de un estado
que requiere de una Indicación para ingresar valores
AZUL Obligatorio Acción Obligatoria
acción por parte del prefijados.
operador
Otros estados, se podrán
usar si existen dudas
sobre la aplicación de
BLANCO Neutro Supervisión Información General.
lámparas de colores
ROJO, AMARILLO,
VERDE o AZUL.

36
4.4 Interruptores de posición electromecánicos (finales de carrera).

Los interruptores de posición electromecánicos, o finales de carrera, se reparten en dos


grandes familias:

 Interruptores de control, cuyo papel, en el ámbito de los equipos de automatismo,


consiste en detectar la presencia o el paso. Se conectan a las entradas de la unidad de
tratamiento de datos.
 Interruptores de potencia, insertados en las fases de alimentación de los accionadores.
Generalmente, su función se limita a la seguridad.

Los interruptores de posición electromecánicos se utilizan en variedad de aplicaciones debido a


sus numerosas cualidades: seguridad de funcionamiento (fiabilidad de los contactos, maniobra
de apertura positiva), alta precisión (fidelidad en los puntos de accionamiento), corriente
nominal térmica de 10 A, inmunidad natural a las perturbaciones electromagnéticas, facilidad de
manejo (fácil instalación y funcionamiento).

Los principales factores que determinan la elección de un interruptor de posición de control


mecánico son:

 La protección contra los golpes, las salpicaduras.


 Las condiciones ambientales: humedad, polvo, corrosión, temperatura.
 El espacio disponible para instalar, fijar y ajustar el aparato.
 Las condiciones de uso: frecuencia de las maniobras naturaleza, masa y velocidad del
móvil que se controla, exigencias de precisión y fidelidad, posible sobre recorrido en uno u
otro sentido, esfuerzo necesario para accionar el contacto.
 El número de ciclos de maniobra,
 El número y el tipo de los contactos: ruptura lenta o brusca, posibilidad de ajuste.
 La naturaleza de la corriente, el valor de la tensión y de la corriente que se deben
controlar.

Normalmente los interruptores de posición, que se utiliza en apertura automática de puertas,


como elemento de seguridad, o bien, para invertir el sentido de giro de un motor o para pararlo,
los interruptores de posición constan de los tres elementos básicos: un contacto eléctrico, un
cuerpo y una cabeza de mando con su dispositivo de ataque. La mayoría de estos aparatos se
componen a partir de distintos modelos de cuerpos dotados de un contacto eléctrico, de
cabezas de mando y de dispositivos de ataque (en la figura 47, en la página siguiente, se
pueden observar más detalles). Esta modularidad facilita en gran medida el mantenimiento
gracias a la posibilidad de cambiar cualquier elemento con comodidad.

Contacto eléctrico

Es el denominador común de la mayoría de los aparatos, aunque existen versiones


con un contacto NO/NC, con dos contactos NO/NC simultáneos, con dos contactos
NO-NC decalados de ruptura brusca y NO+NC decalados de ruptura lenta.

Como se puede observar el final de carrera de la figura 45, está compuesto por un
contacto normalmente cerrado y otro normalmente abierto. Cuando se presiona
sobre el vástago, cambian los contactos de posición, cerrándose el abierto y
viceversa.
Fig. 45. Simbología del final de carrera.

37
Fig. 46 Aspecto físico de los finales de carrera.

Fig. 47. Mecanismo disponibles para el accionamiento de los finales de carrera.

1) Vástago de Rodillo. 1) Vástago Sencillo. 5) Palanca de rodillo Alargable.


2) Rodillo y palanca sencilla. 2) Vástago Reforzado. 6) Palanca de Varilla (Plástica,
3) Rodillo y palanca acodada. 3) Vástago de Rodillo. Aluminio o Elástica).
4) Palanca de rodillo. 4) Rodillo y palanca sencilla
(con tornillo y junta anular).

5) Rodillo y palanca acodada. 7) Varilla elástica. 9) Cabeza de accionamiento.


6) Palanca con horquilla. 8) Vástago reforzado. 10) Cabeza de accionamiento.
7) Palanca de rodillo para eje. 9) Vástago de rodillo. 11) Pieza de fijación para palanca
Redondo con estirado central. de rodillo alargable y palanca
8) Palanca con rodillo. de varilla.
(solamente para ejes redondos). 12) Palanca de rodillo con pieza
de fijación alargable.

38
4.5 Interruptor control de nivel

El interruptor de control de nivel se utiliza principalmente para controlar


el arranque y la parada de los grupos de bombas eléctricas y para
indicar el nivel del depósito. Su diseño le permite controlar tanto el
punto alto (bomba de desagüe) como el punto bajo (bomba de
alimentación).

La elección del modelo depende de las características del depósito, de


la naturaleza y temperatura del líquido y del ambiente en el que
funciona el aparato. Un interruptor de flotador consta del propio
interruptor, en forma de caja estanca que contiene los contactos
activados por una palanca de balanza, de un flotador, de un
contrapeso y de un cabo o una varilla. Fig. 48. Aspecto físico
del interruptor de nivel.

5 Detectores

5.1 El presostato

El presostato, es un mecanismo que abre o cierra unos contactos que posee, en función de la
presión que detecta. Esta presión puede ser provocada por aire, aceite o agua, dependiendo
del tipo de presostato.

 Se suelen usar en grupos de presión de agua, poniendo en


marcha un motor-bomba cuando la presión de la red no es
suficiente.
 Controlar la puesta en marcha de grupos compresores en función
de la presión del depósito.
 Asegurarse de la circulación de un fluido lubricante o refrigerador.
 Limitar la presión de ciertas máquinas-herramienta provistas de
cilindros hidráulicos.
 Detener el funcionamiento de una máquina en caso de baja
presión.
Fig. 49. Aspecto físico de un presostato.

Los principales criterios de selección son los siguientes:

 Tipo de funcionamiento, vigilancia de un umbral o regulación entre dos umbrales


 Naturaleza de los fluidos (aceites hidráulicos, agua, aire)
 Valor de la presión que se controla,
 Entorno,
 Tipo de circuito eléctrico, circuito de control (el caso más frecuente), circuito de potencia
(presostato de potencia).

En la figura 50, se muestran los símbolos normalizados, los cuales pueden ser
normalmente abiertos o normalmente cerrados. En algunos tipos de presostato
es posible que los contactos sean de cierre y apertura simultanea.
Fig. 50. Representación
de los contacto del presostato.

39
5.2 Detector inductivo

El Detector o sensor Inductivo, es un interruptor final de carrera que trabaja exento de roces y
sin contactos, no está expuesto a desgastes mecánicos y en general es resistente a los efectos
del clima. Su empleo es especialmente indicado allí donde se requieren elevadas exigencias,
precisión en el punto de conexión, duración, frecuencia de maniobras, y velocidad de
accionamiento.

Funcionamiento: El detector inductivo es excitado o activado por un campo alterno de alta


frecuencia, el cual se origina en la "superficie activa" del detector inductivo, la magnitud de
este campo alterno determina el "alcance de detección" del aparato. Cuando se aproxima un
material buen conductor eléctrico o magnético, el campo se amortigua, ambos estados
(campo amortiguado o no amortiguado) son valorados por el detector inductivo y conducen a un
cambio de la señal en la salida.

En la figura 51, se representa el campo electromagnético generado por un detector inductivo, la


intensidad del campo disminuye rápidamente a medida que se aleja de la cara sensible. La
zona de influencia (la zona en la que la intensidad del campo es suficiente para que se
produzca la detección) es por tanto más pequeña, condiciona las distancias que deben
respetarse entre aparatos o entre aparatos y masas metálicas.

El alcance nominal o alcance asignado Sn, es el alcance convencional que permite designar el
aparato, dato que normalmente se encuentra especificado en los catálogos de los fabricantes.
No tiene en cuenta las dispersiones, fabricación, temperatura ambiente, tensión de
alimentación. Observa la figura 52.

Fig. 51. Campo de detección. Fig. 52. Alcance nominal.

En la figura 53, se muestran algunos aspectos físicos de sensores inductivos.

Fig. 53. Aspectos físicos.

40
Como ya se explicó anteriormente que un detector de proximidad inductivo detecta la presencia
de cualquier objeto de material conductor sin necesidad de contacto físico, internamente el
sensor inductivo, consta de un oscilador, cuyos bobinados forman la cara sensible, y de una
etapa de salida. El oscilador crea un campo electromagnético alterno delante de la cara
sensible. La frecuencia del campo varía entre 100 y 600 kHz según el modelo. Cuando un
objeto conductor penetra en este campo (observa las fig. 51 y 52 en la página anterior), soporta
corrientes inducidas circulares que se desarrollan a su alrededor (efecto piel), estas corrientes
constituyen una sobrecarga para el sistema oscilador y provocan una reducción de la amplitud
de las oscilaciones a medida que se acerca el objeto, hasta bloquearlas por completo.

La detección del objeto es efectiva cuando la reducción de la


amplitud de las oscilaciones es suficiente para provocar el
cambio de estado de la salida del detector. En la figura 54. se
muestra el diagrama en bloque de la composición de un
detector de proximidad inductivo.

Fig. 54. Etapa de la circuitería


interna del detector inductivo.

Los detectores inductivos, pueden tener cualquiera de las siguientes salidas:

1) Cierre NO: el transistor o tiristor de salida se activa en presencia de una pantalla.


2) Apertura NC: el transistor o tiristor de salida se bloquea en presencia de una pantalla.
3) Inversor NO/NC: dos salidas complementarias, una activada y la otra bloqueada en
presencia de una pantalla

Fig. 55. Esquema de conexión. Fig. 56. Tipos de contactos de salida.

Los detectores inductivos con salida analógica expresan la distancia desde el objeto al detector
en la forma de una intensidad o una tensión variable. En el caso de los detectores con salida
discreta, algunos tienen salida a relé pero los más usados son los de salida a transistor de 3
hilos como se muestra en la figura 57.

Fig. 57. Conexión de sensores con salida a transistores

Los detectores se dividen en dos grandes categorías o técnicas:

1. Técnica o tipo 2 hilos: Los aparatos de este tipo se conectan en serie con la carga que
se controla. Presentan una corriente de fuga Ir: corriente que atraviesa el detector en estado
bloqueado; una tensión residual Ud: tensión en las bornes del detector en estado activado, cuya
posible influencia en la carga debe verificarse (umbrales de accionamiento y de desactivación).
41
Existen también las versiones de detectores de 2 hilos, con alimentación de corriente continua,
no polarizados y por alimentación de corriente alterna/continua. Los aparatos de corriente
continua no polarizados tienen protección contra sobrecargas y cortocircuitos, las polaridades
de conexión son indiferentes (sin ningún riesgo de error en la conexión), por lo que la carga
puede unirse indistintamente al potencial positivo o negativo.

Asociación de los detectores de 2 hilos

La puesta en serie sólo es posible con aparatos multitensión, por ejemplo, detectores de
110/220 V o puesta en serie de dos aparatos con alimentación de 220 V. La caída de tensión en
las bornes de la carga es igual a la suma de las tensiones residuales de los detectores.

En caso de puesta en serie con un contacto mecánico, el


detector no se alimenta cuando el contacto está abierto,
a su cierre, el detector sólo funciona una vez que
transcurre el tiempo de retraso en la disponibilidad. No
es aconsejable la puesta en paralelo de detectores de 2
hilos entre sí o con un contacto mecánico, observa la
figura 58.

Fig. 58 Asociación de detectores de 2 hilos.

De hecho, si el detector d1 (observe la fig. 58) se encuentra en estado cerrado, d2 no se


alimenta, tras la apertura de d1, d2 comienza a funcionar una vez que transcurre el tiempo de
retraso de la disponibilidad.

2. Técnica de 3 hilos: Los detectores de 3 hilos se alimentan en corriente continua,


disponen de 2 hilos de alimentación y uno para la transmisión de la señal de salida, algunos
aparatos tienen un hilo adicional para transmitir la señal complementaria (tipo 4 hilos NO + NC).
Todos están protegidos contra la inversión de los hilos de alimentación, la mayoría también lo
están contra sobrecargas y cortocircuitos, estos aparatos no tienen corriente de fuga y su
tensión residual es desechable, por tanto, sólo debe tenerse en cuenta su límite de corriente
conmutada para comprobar su compatibilidad con la carga.

Existen dos tipos de detectores de 3 hilos:

 Aparatos básicos con salida PNP (carga a potencial negativo) o salida NPN (carga a
potencial positivo),
 Aparatos programables que, dependiendo de la polaridad de la conexión, permiten
realizar una de las cuatro funciones PNP/NO, PNP/NC, NPN/NO, NPN/NC.

Asociación de los detectores de 3 hilos

La puesta en paralelo de los detectores de 3 hilos no tiene ningún tipo de restricción, sin
embargo, en el caso de puesta en serie, es necesario tener en cuenta los siguientes puntos:

 El detector d1 transporta la corriente consumida por la carga y las corrientes consumidas,


sin carga, de los detectores restantes.
 Cada detector produce una caída de tensión aproximada de 2 V en estado activado.
 Cuando el detector d1 pasa al estado activado, el detector d2 sólo funciona una vez
transcurrido el tiempo de retraso en la disponibilidad.
 Utilizar diodos antirretorno con una carga inductiva.
42
En observa las figuras No. 59, 60, 61 y 62. en página siguiente.

Fig. 59. Asociación de detectores de 3 hilos. Fig. 60. Alimentación PNP. Fig. 61. Alimentación NPN.

Fig. 62 Detectores de tres hilos programables.

Todos los sensores inductivos están equipados con un LED omnidireccional, situado en la parte
trasera del mismo, que señaliza el estado de la salida. Existen algunos tipos provistos de dos
LED que sirven de ayuda al diagnóstico y que indican el estado de la salida del sensor y el
estado de funcionamiento del detector.

5.3 Detector capacitivo

El detector de proximidad capacitivo, es un interruptor de límite que trabaja sin roces ni


contacto. Detecta materiales de conducción o de no conducción eléctrica, que se
encuentran en estado sólido, líquido o pulverulento, entre otros.

Por ejemplo: Puede detectar perfectamente vidrio, cerámica, plástico, madera, aceite, agua,
cartón, papel, talco etc.. El detector se conecta o activa, cuando él y el material se encuentran
uno enfrente del otro a una determinada distancia.

Fig. 63. Zona de detección.

La superficie activa de un sensor está formada por dos electrodos metálicos dispuestos
concéntricamente, éstos se pueden considerar como los electrodos de un condensador, que al
acercarse un objeto a la superficie activa el sensor, origina un campo eléctrico delante de la
superficie del electrodo, esto se traduce con una elevación de la capacidad y el oscilador
comienza a oscilar, cuyos condensadores forman la cara sensible del sensor, cuando se sitúa
en este campo de un material conductor o aislante de permitividad superior a 1, se modifica la
capacidad de conexión y se bloquean las oscilaciones.

Estos detectores disponen de un potenciómetro de regulación de sensibilidad, ubicado en la


parte trasera del sensor.

43
Aplicaciones

 Señalización del nivel de llenado en recipientes de material plástico o vidrio.


 Control del nivel de llenado con embalajes transparentes.
 Aviso de roturas de hilo en bobinas.
 Aviso de rotura de cinta transportadora.
 Cuenta de botellas.
 Regulación del bobinado y de los esfuerzos de tracción de cintas.
 Cuenta de todo tipo de objetos.

Fig. 64. Aspecto físico del sensor capacitivo. Fig. 65. Simbología. Fig. 66. Esquema de conexiones.

5.4 Detector fotoeléctrico

El detector fotoeléctrico o sensor óptico, reaccionan a cambios de la cantidad de luz


recibida. Cuando el objeto a detectar interrumpe o refleja el haz luminoso emitido por el diodo
emisor, según el tipo de aparato, se evalúa o bien la reflexión del haz luminoso o la interrupción
del mismo. Sus dos componentes básicos son un emisor y un receptor de luz.

La luz del emisor en un objeto, se refleja de forma difusa y una parte de la luz alcanza la parte
receptora del aparato, si la intensidad de luz es suficiente, se conecta la salida. La distancia de
reflexión depende del tamaño y del color del objeto así como del acabado de la superficie, la
distancia de reflexión se puede modificar entre amplios límites mediante un potenciómetro
incorporado en el sensor y que se encuentra en la parte trasera del mismo.

Los detectores fotoeléctricos disponen de un emisor de diodo electroluminiscente y de un


receptor de fototransistor. Estos componentes se utilizan por su elevado rendimiento luminoso,
su insensibilidad a los golpes y a las vibraciones, su resistencia a la temperatura, su durabilidad
prácticamente ilimitada y su velocidad de respuesta.

Dependiendo del modelo de detector, la emisión se realiza por medio de luz infrarroja o en luz
visible de color verde o roja. La corriente que atraviesa el LED emisor se modula para obtener
una emisión luminosa pulsante e insensibilizar los sistemas a la luz ambiental.

Fig. 67 Composición de un detector fotoeléctrico. Fig. 68. Modulación del haz luminoso

44
El haz luminoso emitido por el sensor se compone de dos zonas:

1. Una zona de funcionamiento recomendada, en


la que la intensidad del haz es suficiente para
asegurar una detección normal. Dependiendo del
sistema utilizado, barrera, réflex o proximidad, el
receptor, el reflector o el objeto detectado deben estar
situados en esta zona.
2. Una zona en la que la intensidad del haz deja
de ser suficiente, para garantizar una detección fiable.

Fig. 69. Zonas de funcionamiento


de una zona de detección

5.4.1 Definiciones importantes

Alcance nominal Sn: Es la distancia máxima aconsejada entre el emisor y el receptor, reflector
u objeto detectado, teniendo en cuenta un margen de seguridad. Es el alcance que figura en los
catálogos y que permite comparar los distintos aparatos según lo establecido por el fabricante.

Alcance de trabajo Sa: Es la distancia que garantiza la máxima fiabilidad de la detección


teniendo en cuenta los factores ambientales (polvo, humo etc.) y un margen de seguridad.

Retraso en la disponibilidad: Es el tiempo que debe transcurrir desde la puesta bajo tensión
para que la salida se active o bloquee.

Retraso al accionamiento Ra: Es el tiempo que transcurre entre el momento en que el objeto
detectado penetra en la zona activa del haz luminoso y el del cambio de estado de la salida.
Condiciona la velocidad de paso del objeto detectado en función de su tamaño.

Retraso en el desaccionamiento Rr: Es el tiempo que transcurre entre el momento en que el


objeto detectado abandona la zona activa del haz y el momento en que la salida recupera su
estado inicial, este efecto es conocido también con el nombre de histéresis. Este efecto
condiciona el intervalo que debe respetarse entre dos objetos, uno que abandona el área de
accionamiento y otro que entra a la misma.

Frecuencia de conmutación: Es el número máximo de objetos que el sistema puede detectar


por unidad de tiempo considerando los retrasos en el accionamiento y en el desaccionamiento.
Normalmente, se expresa en Hz.

5.4.2 Barrera fotoeléctrica de reflexión (reflex)

El haz de luz impulsado por el diodo emisor es captado por una lente y enviado, a través de un
filtro de polarización, a un reflector (reflex) que opera bajo el principio del espejo triple. Una
parte de la luz reflejada alcanza otro filtro de polarización del reflector.

Los filtros se eligen y disponen de forma que solamente el haz luminoso enviado por el reflector
alcance el receptor, y no los haces de luz de otros objetos que se encuentran dentro del campo
de irradiación.

45
Un objeto que interrumpa el haz de luz enviado por el emisor a
través del reflector hacia el receptor origina una conexión de la
salida.

Fig. 70. Aspecto físico


del reflector.

5.4.3 Procedimientos de detección

Los detectores fotoeléctricos emplean dos procedimientos para detectar objetos:

1. Bloqueo del haz: En ausencia de un objeto, el haz luminoso alcanza el receptor. Un


objeto bloquea el haz al penetrar en él.

No hay luz en el receptor = detección

Tres sistemas básicos emplean este procedimiento, que se basa en las propiedades
absorbentes de los objetos:

 Barrera.

Fig. 71. Ejemplo de detección por barrera.


 Réflex.

Fig. 72. Ejemplo de detección por réflex

 Réflex polarizado.

Los objetos brillantes, que en lugar de bloquear el haz reflejan parte de la luz hacia el receptor,
no pueden detectarse con un sistema réflex estándar, en estos casos, es preciso utilizar un
sistema réflex polarizado.

Este tipo de detector emite una luz roja visible y está equipado con dos filtros polarizadores
opuestos, un filtro sobre el emisor que impide el paso de los rayos emitidos en un plano vertical

46
y un filtro sobre el receptor que sólo permite el paso de los rayos recibidos en un plano
horizontal.
En ausencia de un objeto, el reflector devuelve el haz emitido, polarizado verticalmente,
después de haberlo despolarizado. El filtro receptor deja pasar la luz reflejada en el plano
horizontal.

En presencia de un objeto, el objeto detectado devuelve el haz emitido sin ninguna


modificación, el haz reflejado, polarizado verticalmente, queda por tanto bloqueado por el filtro
horizontal del receptor.

La elección del reflector, el funcionamiento en la zona próxima y el uso en entornos


contaminados siguen los criterios del sistema réflex estándar. El funcionamiento de un detector
réflex polarizado puede verse perturbado por la presencia de ciertos materiales plásticos en el
haz, que despolarizan la luz que los atraviesa, por otra parte, se recomienda evitar la exposición
directa de los elementos ópticos a las fuentes de luz ambiental.

Fig. 73. Principio de funcionamiento del sistema réflex polarizado.

El alcance de este sistema de proximidad es inferior al de un sistema réflex, por lo que no se


aconseja su uso en entornos contaminados. El alcance depende del color del objeto a detectar
y de su poder reflectante (un objeto de color claro se detecta a mayor distancia que un objeto
oscuro); de las dimensiones del objeto (el alcance disminuye con el tamaño).

2. Retorno del haz: En ausencia de un objeto, el haz no llega al receptor, cuando un objeto
penetra en el haz, lo envía al receptor:
Luz en el receptor = detección

Fig. 74. La detección se produce cuando un cuerpo reflectante provoca el retorno del haz de luz hacia el
receptor.

Dos sistemas básicos emplean este procedimiento, que se basa en las propiedades reflectantes
de los objetos a pequeña distancia: Proximidad y proximidad con borrado del plano posterior.

47
Fig. 75. Diferentes aspectos físicos y campo de aplicación para detección.

Los detectores de proximidad se equipan frecuentemente


con un potenciómetro de reglaje de sensibilidad, para una
distancia dada entre el objeto detectado y el emisor. La
detección de un objeto menos reflectante requiere un
aumento de la sensibilidad, lo que puede provocar la
detección del plano posterior en caso de ser más reflectante
que el propio objeto, en estos casos, el uso de un sistema
de proximidad con borrado del plano posterior asegura la
detección del objeto.
Fig. 76. Simbología representativa
del sensor óptico.
Abreviatura de identificación de los sensores:

Tipo de sensor

SI = Inductivo
SC = Capacitivo
SO = Fotoeléctrico
SU = Ultrasónico
L = Guía de luz

48
Designación de acuerdo al tipo de señales de salida

PO = 24 VCC, 3 hilos PNP, NA


PC = 24 VCC, 3 hilos PNP, NC
PK = 24 VCC, 4 hilos PNP, conmutado NA/NC
NO = 24 VCC, 3 hilos NPN, NA
NK = 24 VCC, 4 hilos NPN, conmutado NA/NC
DO = 24 VCC, 2 hilos, NA
AO = 230 VCA, 2 hilos, NA
AC = 230 VCA, 2 hilos, NC
AK = 230 VCA, 4 hilos, conmutado NA/NC.
KK = 12 ... 240 VCC / 24 ... 240 VCA, 4 hilos PNP, Salida de relé
M = Señal analógica.

6. Accesorios para el montaje eléctrico

Para proteger el material de los choques, de la intemperie y para que resista las condiciones de
uso más extremas de la industria, los equipos de control y protección, deben ir montados en
cofres o armarios, dichas envolventes deben reunir todas las características necesarias para
acortar el tiempo de montaje y de intervención.

6.1 Cofres o gabinetes

Los cofres o gabinetes metálicos, se fabrican en chapa de acero plegada y soldada, y cumplen
con los estándares de calidad normalizados. Las puertas llevan refuerzos verticales con
taladros separados por espacios de 25 mm, se articulan en unas bisagras de acero o acero
inoxidable, invisible y reversible.

Tanto una junta de caucho aplicada en todo el contorno de la puerta como la forma triangular
del borde del cofre, que al mismo tiempo sirve como canalón, garantizan una estanqueidad.

Los cofres están equipados con una placa perforada, o con una placa compacta, o con 2
montantes verticales. La superficie útil de las placas puede alcanzar 87 dm2, existe una gran
variedad de accesorios para el montaje.

Los cofres metálicos por norma deben cumplir con los siguientes criterios:

1. Resistencia
 Grosor de la chapa: de 12 a 20/10 de mm,
 Puertas reforzadas con bisagras de acero inoxidable,
 Resistencia a los choques 20 julios (grado 9),
 Pintura texturizada.

2. Seguridad
 Cierre automático de la puerta con solo empujar.
 Apertura de la puerta con pulsador de llave 45o.
 Un solo punto de maniobra con 1 ó 2 puntos de
enganche.

49
Fig. 77. Tipos de cofres o gabinetes metálicos.

Cofres aislantes

Estos gabinetes son de tipos especiales, se fabrican en poliéster,


son muy robustos, resistentes a agresiones químicas e
insensibles al moho, por lo que se recomienda su utilidad en
ambientes altamente corrosivos (industrias químicas, centrales
lecheras, etc.) y entornos expuestos a la intemperie. Gozan de la
clasificación de “doble aislamiento”, y se adaptan bien a
condiciones de uso muy duras. Los hay de dos tipos:

Fig. 78. Aspecto físico de cofres aislantes.


Armarios monobloque

También se fabrican armarios conocidos como armario monobloques, los que se fabrican en
chapa de acero de 1,5 mm, plegada y soldada, con 1 ó 2 puertas en función del tamaño. Los
modelos de 2 puertas no llevan montante central, de modo que se accede cómodamente al
fondo del armario central y resulta muy fácil instalar el equipo.

Las puertas se articulan en unos goznes invisibles, reversibles y fácilmente desmontables, en la


cara interior de las puertas pueden acoplarse aparatos, en un cuadro de refuerzo soldado y con
perforaciones de 4,5 mm de diámetro cada 25 mm.

Dentro del armario la conexión a tierra se realiza mediante espárragos soldados, y en las
puertas conectando el conductor de tierra al cuadro de refuerzo. Las conexiones se realizan en
la parte inferior utilizando placas desmontables, el armario se fija al suelo directamente a través
de cuatro puntos o se monta en un zócalo que permite acceder a los cables de conexión por
delante y por detrás. También existen armarios asociables como los mostrados en la figura 80.

Fig. 79. Aspecto físico de armario monobloque. Fig. 80. Armarios asociables.

50
6.2 Rieles o perfiles

Existen tres tipos de perfiles, el perfil simétrico de 35


mm, de 7,5 o 15 mm de profundidad, para enganchar
aparatos; el perfil asimétrico, para fijación de aparatos
mediante tornillo y el perfil combinado de 35 mm, para
enganchar y atornillar aparatos con sólo 2 modelos de
tuercas que ofrecen cada uno 2 diámetros de
atornillado. Estas tuercas deslizantes se enganchan
por el frente de los perfiles, lo que permite añadir
material o modificarlo de forma rápida y sencilla, con
estas tuercas el entre eje de fijación puede ajustarse
a ± 10 mm.

Fig. 81. Diferentes tipos de perfiles


Los montantes verticales

Los montantes verticales, comercialmente se encuentran en dos tipos diferentes:

1. Montantes en Z, perforados cada 20 mm,


2. Montantes en C, perforados y con muescas.

Los montantes en C permiten, con el mismo


producto una fijación gracias a las muescas de
2,5 mm de paso que posee, se puede hacer un
posicionamiento previo de los perfiles en altura
sin apretar las tuercas, las tuercas deslizantes
con muescas se enganchan por la parte
delantera a cualquier altura del montante; O una
fijación por espacios de 25 mm gracias a las
perforaciones laterales. Los perfiles se sujetan
con tuercas de centrado automático.

Los montantes llevan, cada 25 mm, una marca


de corte para facilitar la adaptación de los
mismos a la longitud deseada.

Fig. 82. Montante verticales

Placas

Las placas se colocan en los cofres y los armarios es su interior, para montar o fijar
directamente por el frente todos los aparatos, sea cual sea su entre eje de fijación, y para fijar
las canaletas para cables.

Existen dos tipos de placas:

51
1. Placas compactas, de 2 ó 3 mm de espesor, en las que deben hacerse los agujeros para
fijar los aparatos, rieles y perfiles.

2. Placas perforadas, en las que no hay que hacer nada, ya que los aparatos se sujetan
mediante tuercas-clips de dimensiones adecuadas (normalizadas) que se introducen y se
colocan en los huecos por el frente de la placa. Se pueden colocar verticalmente varias
placas perforadas en armarios manteniendo la continuidad de los agujeros.

Fig. 83. Placa compacta. Fig. 84. Placa perforada.

6.3 Canaletas de cableado

La función de las canaletas y las liras de cableado consiste en canalizar los cables para formar
capas horizontales y verticales situadas en el mismo plano que los aparatos. Todo el cableado
se realiza por delante, lo que facilita reparaciones y modificaciones.

Si las canaletas de cableado y las liras se fabrican con material PVC, y su principal
característica es que no comportan ninguna pieza metálica en contacto con los conductores que
contienen en su interior.

Las canaletas poseen hendiduras laterales


marcadas y perforaciones en el fondo, se fijan
vertical u horizontalmente a unos pies soporte
dotados de un dispositivo de fijación, dichos
pies soporte se enganchan en los perfiles
combinados o simétricos de 35 mm y en las
placas perforadas. Existen canaletas con varias
dimensiones y pueden llegar a contener 700
hilos o alambres de 1,5 mm 2 la de mayor
dimensión. Además posee una tapa de cierre
que encaja en la canaleta, la cual protege a los
conductores, dándole un mayor orden y
presentación al trabajo de instalación realizado.

Fig. 85. Empleo de la canaleta de cableado.

52
Liras, son piezas engatillables que favorecen la disipación
térmica ya que separa de la placa a los conductores que se
encuentran dentro de la canaleta.

Se montan mayormente en placas perforadas en las que se


pueden colocar en alineación decalada para permitir el paso de
un número mayor de cables, también se pueden montar entre
los perfiles, perfiles combinados o asimétricos que se emplean
para fijar los aparatos, contienen una tapa en la que pueden
montarse porta referencias y que cierran el camino de los
cables.

Fig. 86. Ejemplo del uso


de las liras

6.4 Borneras de conexión o de paso


Las borneras de conexión o de paso, son los accesorios que
permiten la interconexión de todos los elementos de protección,
preaccionadores, autómatas, etc., los cuales se encuentran
dentro del gabinete o armario de control, con respecto a
aquellos dispositivos por medio de los cuales se dan las
órdenes de encendido y la vigilancia de todo el proceso que
realizan las máquinas en una industrial o taller. Las borneras se
fabrican en diferentes modelos, los cuales cubren todas las
necesidades de conexión para una amplia gama de corriente,
en la fabricación de estos accesorios, se emplean los
materiales aislantes de muy buena calidad.

Fig. 87. Borneras de conexión.

Las bornas o borneras, se fabrican en bloques unipolares o multipolares fijas o desenchufables,


conexiones por tornillo, tuerca, clip o soldadura, bloques para funciones específicas como
soportes de fusibles o de componentes electrónicos, bornas seccionables, conexión del
conductor de protección, etc.

6.5 Tipos de borneras

Bornes de paso: Representa la aplicación más usada, ya que sirve de paso o interconexión a
un determinado circuito eléctrico con otro de función adicional, estas se comercializan en
distintos colores, su tamaño depende de la sección del conductor a conectar y de la corriente de
paso. Como caso muy particular de las bornes de paso, estas pueden encontrarse en el
comercio de doble y triple piso, las cuales son ideales donde la densidad de conexionado es un
aspecto crítico.

53
Bornes de puesta a tierra: Están basados en la idea de utilizar el riel de fijación de los bornes
no sólo mecánicamente, sino también como barra de puesta a tierra, con el consiguiente ahorro
de espacio y tiempo de montaje. Esta borna se provee en el color normalizado amarillo-verde.

Bornes de neutro: Esta bornera permiten montar directamente la barra o línea de neutro al
borne, y mediante una cómoda corredera, conectar al resto de los circuitos o bien aislarlo de los
mismos. Se proveen también el resto de los accesorios, como son la barra de neutro, el
morseto de acometida a la barra y el apoya barra. Esta borna viene en color normalizado azul.

Bornes portafusibles: Este tipo de bornera, permiten alojar fusibles de vidrio de 5 mm. de
diámetro y 20 mm. de largo. Posibilitan la extracción del fusible sin manipular elementos con
tensión. Existen unos tipos con indicación luminosa, ofrece además la señalización visual de
interrupción del circuito.

Bornes seccionables a corredera: Son especialmente aptos para borneras de medición y


contraste de instrumentos.

Bornes seccionables a cuchilla: Estas son muy útiles en circuitos de comprobación o medida
y en cualquier otro esquema en el que se necesite la interrupción segura de un circuito
eléctrico.

Bornes de conexión rápida (BKF): Sistema a resorte, la línea se compone de bornes de paso
y tierra de 1,5 a 10 mm2., porta fusible para fusibles de 5 x 2 mm. y seccionable a cuchilla. Los
elementos de apriete son de acero inoxidable y el elemento de conducción de cobre.

Todas las líneas de paso y puesta a tierra, se recomienda que se encuentre certificadas
conformes a la norma IEC 79-7, “la cual hace referencia a materiales eléctricos para atmósferas
gaseosas explosivas, seguridad aumentada”.

Existen otros tipos de bornera de características especiales como: Bornes con diodos, bornes
enchufables, monobornes, bornes de potencia de barra pasante, bornes para circuitos
impresos, bornes doble piso, bornes triple piso para sensores de proximidad y alimentación.

En cuanto a condiciones de auto extinguibilidad a la llama en caso de cortocircuito, las bornas


deben presentar altísimos valores de rigidez dieléctrica y resistencia a las corrientes
superficiales, todas las partes conductoras de corriente deben de ser de cobre o aleación de
cobre de excelente calidad. Los distintos tipos constructivos deben permiten su montaje sobre
rieles del tipo DIN en 15, 32, y 35mm.

Fig. 88. Aspecto físico de las bonas y su estructura interna

54
6.6 Cintas de amarre

La cinta de amarre o sujetadora de cables, son fabricadas de material plástico transparente o


bien puede ser de color, se encuentran en diferentes tamaños normalizados. Son ideales para
organizar los cables ubicados dentro de una canaleta o ducto, haciendo manojos con los
mismos, sin dañar la parte protectora o aislante de los conductores.

La cinta de amarre, tiene un sistema de seguridad que consiste en un sujetador hembra /


macho, que le permite quedarse fija por medio de un sistema de adhesivo permanente, cuando
en su interior se coloca un manojo de cables y la cinta se remueven según lo deseado.

6.7 Libreta de rotulación

La libreta de rotulación o de codificación de cables, se encuentran


comercialmente con números, letras o letras y números, los que se
desprenden de la misma y vuelven autoadhesivos para ser
colocados en los extremos de los cables para su debida
codificación siguiendo un orden de acuerdo a plano de instalación o
de cableado.

También, se pueden emplear para codificar las borneras de


conexión o de paso, como se observa en la figura 89.
Fig. 89 Codificación de borneras.

Otros accesorios que también se emplean, son las


terminales eléctricas para engastado por presión,
existe una amplia gama de terminales aislados con
recubrimiento de estaño, conformes a normas DIN.
Enchufe doble plano y distribuidor sin aislar, que dan el
complemento para las necesidades del taller eléctrico
de mantenimiento y de líneas de montaje. En la tabla
de la izquierda, se especifica el nombre de cada
terminal, así como también se indica la sección del
conductor a emplear.

55
EJERC ICIO DE AUTOEVALUACIÓN
Responde las siguientes preguntas.

1) Explica la diferencia que existe entre automatización y control.

2) Menciona, ¿cuántos tipos de controles eléctricos existen?

3) Menciona, las partes de un sistema automatizado.

4) Cómo pueden definir ¿qué es un contactor?.

5) Explica la diferencia que existe entre un relé y un contactor.

6) ¿Qué es un guardamotor?

7) Explica la diferencia que existe entre un final de carrera y un sensor

8) Menciona los accesorios que se emplean en el montaje de los sistemas de control.

56
9) ¿Qué ventaja presenta el sensor capacitivo, respecto al sensor óptico?

UNIDAD II: INTERPRETACIÓN DE CIRCUITOS DE CONTROL PARA EL


ARRANQUE DE MOTORES ELÉCTRICOS

1 Generalidades para la interpretación y elaboración de diagramas de control

Definiciones:

Un esquema eléctrico: es la representación gráfica de un circuito o de una instalación, en el


que se indican las relaciones mutuas que existen entre los diferentes elementos que los
componen, así como también, los sistemas que los interconectan.

Para su realización, se emplean una serie de símbolos gráficos, trazos, marcas e índices, cuyas
finalidades permiten representar, en forma simple y clara, cada uno de los elementos que se
van a utilizar en el montaje del circuito.

Símbolo: Es la representación gráfica de un dispositivo físico, tal como un equipo, una máquina
o partes de ella, elementos de mando, aparatos de medida, de protección, de señalización, etc.

Trazos: Es la representación de conductores, los cuales indican las conexiones eléctricas que
existe entre los diferentes elementos que intervienen en un circuito, o bien representa las
uniones mecánicas entre los símbolos de un aparato Pej. El cierre y apertura de los contactos
de un contactor.

Marcas e índices: Son las letras y números que se emplean para lograr una completa
identificación de los diferentes elementos que intervienen en un esquema. Siempre se deben
colocar al lado de cada símbolo o elemento y su respectivo contacto, es muy importante tener
presente, que las marcas se indican tomando en consideración la letra característica para
identificar la clase de un equipo eléctrico de acuerdo a la norma DIN 40719. (En el tema de
referenciado de borneras de conexión de aparatos, se especifican mas detalles)

Índice

Marca

Fig. 90. Marca e índice.

2 Función de dialogo hombre-maquina

En la función de diálogo hombre-máquina, el operador desempeña un papel importante, en


base a los datos de los que dispone, debe realizar acciones que condicionan el buen
funcionamiento de las máquinas y las instalaciones sin comprometer la seguridad ni la

57
disponibilidad. Es, por tanto, indispensable que la calidad de diseño de los interfaces y de la
función de diálogo, garantice al operador la posibilidad de actuar con seguridad en todo
momento.

2.1 Datos del diálogo hombre-máquina

El diálogo hombre-máquina activa la circulación de dos flujos


de datos que circulan en los siguientes sentidos:
Máquina Hombre
Hombre Máquina

Ambos flujos son independientes, pero están ligados al


mismo tiempo:
Fig. 91. Circulación de la información
en el diálogo hombre- maquina

Independientes: Ya que pueden presentar distintos niveles de información, el diseñador del


automatismo define estos niveles en base a las necesidades del proceso y a los deseos del
usuario: por ejemplo, señales “Todo o Nada” del operador hacia la máquina, mensajes
alfanuméricos o sinópticos animados de la máquina hacia el operador.

Ligados: Ya que la intervención del operador sobre un interfaz de control se traduce, a nivel del
automatismo, por una acción bien definida y por la emisión de una información que depende de
la buena ejecución de la acción. La intervención del operador puede ser voluntaria (parada de
producción, modificación de datos, etc.) o consecutiva a un mensaje emitido por la máquina
(alarma, fin de ciclo, etc.).

2.2 Señales Todo o Nada (TON)

Las señales Todo o Nada, son señales discretas que


por su naturaleza sólo pueden tomar dos estados
definidos y diferentes entre si. A estas señales también
se las llama señales digitales, ON-OFF, Todo o Nada,
TON, SI - NO. Fig. 92. Representación de una
señal discreta.

2.3 Señales analógicas (análogas)

Las señales analógicas o análogas, son aquellas que entre un máximo y un mínimo pueden
tomar infinitos valores intermedios. Ejemplos de estas señales pueden ser: temperatura,
presión, volumen, nivel, caudal, velocidad, etc.

58
Fig. 93. Gráfica de una señal analógica de temperatura.

Papel del operador

El diálogo operador, agrupa todas las funciones que necesita el operador para controlar y vigilar
el funcionamiento de una máquina o instalación. Dependiendo de las necesidades y de la
complejidad del proceso, el operador puede realizar:

1. Tareas que corresponden al desarrollo normal del proceso

 Ordenar la puesta en marcha o la parada del proceso, ambas fases pueden constar de
procedimientos de arranque o de parada realizados por el automatismo o por el operador,
en modo manual o automático.

 Realizar los controles y ajustes necesarios para el desarrollo normal del proceso y vigilar
su evolución.

2. Tareas derivadas de los sucesos imprevistos

 Descubrir una situación anormal y tomar las medidas correctivas para impedir que la
situación llegue a agravar las perturbaciones (por ejemplo, en caso de pre alarma de
sobrecarga de un motor, restablecer las condiciones normales de carga antes de la
activación del relé de protección),
 Hacer frente a un fallo del sistema, deteniendo la producción o instaurando un modo de
funcionamiento degradado que permita mantener la producción mediante la sustitución
total o parcial de los mandos automáticos por mandos manuales,
 Garantizar la seguridad de las personas y del material mediante el uso de los dispositivos
de seguridad en caso de necesidad.

El examen de estas tareas muestra la importancia del papel del operador, en base a los datos
de los que dispone, puede verse ante la necesidad de tomar decisiones y de llevar a cabo
acciones que se salen de la actuación en condiciones normales y que influyen directamente en
la seguridad y la disponibilidad de las instalaciones, por consiguiente, el sistema de diálogo no
debe ser un simple medio para el intercambio de información entre el hombre y la máquina, su
diseño debe facilitar la tarea del operador y permitirle actuar con total seguridad en todo tipo de
circunstancias.

Calidad de diseño del diálogo

Es posible medir la calidad de diseño del diálogo operador por la facilidad con la que el usuario
puede percibir y comprender los sucesos y la eficacia con la que puede reaccionar ante ellos.

Percibir: Generalmente, todo cambio en las condiciones de funcionamiento de una máquina se


traduce por la modificación o la aparición de un dato en un piloto, un visualizador o una pantalla,
ante todo, es preciso que el operador perciba el suceso en cualquier condición de luz ambiental.
Pueden utilizarse distintos medios para llamar su atención, por ejemplo. parpadeo de la
información, cambio de color, señal sonora, protección contra reflejos, etc.
59
Comprender: Para evitar cualquier riesgo de acciones contraproducentes para la seguridad, la
información que percibe el operador debe ser suficientemente legible y precisa, de manera que
sea posible comprenderla y utilizarla inmediatamente. La ergonomía de lectura de los
componentes desempeña un papel tan importante como el del diseño de la función:

 Para los pilotos luminosos: respeto del color indicado por la norma, cadencias de
parpadeo lento y rápido claramente diferenciadas.
 Para un visualizador: textos precisos en el idioma del usuario, distancia de legibilidad
apropiada.
 Para una pantalla: uso de símbolos normalizados, zoom que muestre detalladamente la
zona a la que hace referencia el mensaje.

Reaccionar

Según el contenido del mensaje transmitido por la máquina, el operador puede verse obligado a
intervenir rápidamente accionando los pulsadores o utilizando el teclado, esta acción se debe
facilitar mediante:

 Un referenciado claro que permita identificar fácilmente los pulsadores y las teclas, por
ejemplo mediante el uso de símbolos normalizados para marcar los pulsadores.
 Una ergonomía cuidada con pulsadores de gran superficie, teclas de efecto táctil.

2.4 Características que deben cumplir los esquemas de control

Los esquemas o diagramas de control deben cumplir con las siguientes características:

1) Un esquema debe ser realizado (Dibujado) en forma tal que pueda ser interpretado por
cualquier técnico. Para ello es necesario que se indiquen claramente los circuitos de que
está compuesto, así como su ciclo de funcionamiento.

2) Los esquemas se deben de diseñar siempre en estado de reposo, es decir, considerando


que todos los elementos: contactores, relé, válvulas, electroválvulas (solenoide) etc., se
encuentren con sus bobinas desenergizadas.

3) Una vez diseñado el esquema de potencia (fuerza) y el de funcionamiento (mando), debe


hacerse el correspondiente esquema de situación e interconexión (cableado), en el cual
se vea con toda claridad la forma en que debe realizarse el conexionado de los elementos
exteriores (red de alimentación, motores, elementos de mando y señalización, etc.) con
los elementos internos del gabinete o armario de control.

4) Puede realizarse, opcionalmente, un esquema de conexiones multifilar o inalámbrico


destinado al personal que tenga que realizar el cableado (cableadores).

5) El o los esquemas, deben servir posteriormente para ensayar y simular las condiciones
reales de funcionamiento de un actuador. Igualmente, serán una valiosa ayuda para el
mantenimiento del equipo, o bien, para la localización de posibles fallas, daños que
permitan proceder a su respectiva corrección ó reparación.

Aspectos prácticos para la realización de esquemas de control

60
1. Se acostumbra representar en el mismo plano, aunque en forma separada, los esquemas
de potencia (fuerza) y de mando, por cuanto son esquemas complementarios, donde a
cada esquema de mando le corresponde un esquema de potencia.
2. Las líneas de alimentación pueden ser dos o más para el esquema de mando y depende
de las características de tensión que tengan o trabajen las bobinas, elementos de
señalización, sensores, así como también, los demás elementos auxiliares de mando que
necesitan ser energizados.
3. Las líneas de alimentación para el esquema de potencia son tres, solo para el caso de
motores monofásico son dos.
4. Según la norma DIN, las líneas verticales representan, cada una o varias de ellas, un
circuito parcial completo. Según la norma NEMA estos circuitos se representan con líneas
horizontales (diagrama tipo escalera).
5. Debido a que en el esquema de funcionamiento, los componentes de un mismo elemento
o aparato se encuentran por lo general separados entre sí, encontrándose precisamente
situados sobre la línea vertical u horizontal donde deben realizar una función específica,
es necesario identificar a todos ellos con la misma marca (Letra) del aparato al cual
pertenecen y ha de usarse también la misma para el circuito de potencia. Por ejemplo, si
la bobina de un contactor se marca como KM1, sus contactos en el circuito de fuerza de
be poseer la misma marca e igualmente los contactos auxiliares utilizados.
6. Los contactos equivalentes de los diferentes elementos de control (contactos NO y NC),
deben representarse siempre en un mismo sentido, el de reposo, (o sea considerando
que el aparato esta desenergizado) para evitar falsas interpretaciones.
7. Todos los contactos instantáneos que van precedidos de la misma marca, cambian de
posición simultáneamente. Se exceptúan los contactos temporizados, los cuales se abren
o cierran una vez haya transcurrido el tiempo establecido para que se produzca su
accionamiento.
8. La representación de los circuitos que configuran el esquema de mando debe ser hecha,
siempre que sea posible, siguiendo una sucesión lógica de maniobra.
9. La posición de los distintos elementos que intervienen en el esquema de control y de
potencia se deben de dibujar en posición de reposo, por lo cual debe cuidarse, que en
este estado, todos los circuitos estén abiertos.
10. Por motivos de seguridad, se recomienda, que una de las líneas de alimentación del
circuito de mando, se una directamente y sin intercalación de elemento alguno, a la salida
de las partes que constituyen cargas (bobinas, pilotos, temporizadores, etc.). El resto de
elementos de control (pulsadores, contactos auxiliares, interruptores de posición,
contactos temporizados, etc.) se ubican entre la otra línea de alimentación y la entrada de
los elementos que constituyen una carga, señalados anteriormente.
11. Una vez realizado el esquema de funcionamiento, es aconsejable numerar todos los
circuitos que lo componen (cada vertical u horizontal equivale a un circuito), para
consignar en la parte inferior (según norma DIN) o izquierda (según norma NEMA)
aquellos que contengan bobinas y por consiguiente accionan algún contactor en otro
circuito, cuántos contactos auxiliares abiertos o cerrados accionan, y en qué circuitos
están ubicados. Esta información será de gran utilidad para seleccionar el dispositivo a
emplear.
61
12. Es conveniente colocar al pie del esquema, o en un lugar adecuado del mismo, una lista o
leyenda de las convenciones y referencias empleadas, así como el ciclo de
funcionamiento. Puede complementarse este punto especificando las características más
resultantes de los mismos.
13. En el caso de circuitos que se controlan desde varias estaciones o cajas de pulsadores,
puede complementarse el esquema de funcionamiento, con un esquema adicional
(esquema, multifilar para representar una parte o detalle del esquema de funcionamiento)
que muestre la forma en que se conectan únicamente los pulsadores, a fin de facilitar el
trabajo de montaje o instalación del circuito.
14. Finalmente, no olvidemos que las identificaciones puestas en los esquemas deben
coincidir plenamente con las marcas e índices grabados o impresos en los aparatos.

3 Símbolos y gráficos, según normas DIN, ANSI, IEC y NEMA

Como en la mayoría de las aplicaciones de la electricidad la simbología representa una forma


de expresarse o bien es un lenguaje para las personas familiarizadas con el tema. El lenguaje
de control, consiste en símbolos que permiten expresar una idea para formar un diagrama de
un circuito que pueda comprender cualquier persona debidamente capacitado en el tema.
Desde luego, existen disposiciones de tipo convencional para el empleo de símbolos para el
diseño de sistemas de control de motores y formas de representación de los diferentes
dispositivos según normas internacionales (NEMA, DIN, IEC).

A continuación, se te presentan algunas representaciones simbólicas de los diferentes


dispositivos, equipos, mecanismos, etc. Estos símbolos gráficos son habituales para la
realización de esquemas eléctricos y están en conformidad con la normas IEC, DIN, UNE y
NEMA.

62
63
64
65
66
67
68
4 Tablas comparativas de los símbolos normalizados más habitualmente usados

69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
5 Símbolos según norma NEMA

79
80
81
82
6 Simbología según norma DIN

83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93
94
95
96
7 Indicaciones generales para los equipos eléctricos según norma DIN

97
98
99
8 Referenciado de esquemas normalizados

En los esquemas desarrollados, el referenciado se rige por reglas de aplicación precisas. Las
referencias definen los materiales, las bornas de conexión de los aparatos, los conductores y
los borneros.

El uso de estas reglas facilita las operaciones de cableado y de puesta a punto, al tiempo que
contribuye a mejorar la productividad de los equipos debido a la reducción del tiempo de
mantenimiento que conlleva.

9 Referenciado de borneras de conexión de los aparatos de control

Las referencias que se indican son las que figuran en las bornas o en la placa de características
del aparato. A cada mando, a cada tipo de contacto, principal, auxiliar instantáneo o
temporizado, se le asignan dos referencias alfanuméricas o numéricas propias.

Contactos principales: La referencia de sus bornas consta de una sola cifra:

– De 1 a 6: tripolares,
– De 1 a 8: tetrapolares.

Las cifras impares se sitúan en la parte superior y la progresión se efectúa en sentido


descendente y de izquierda a derecha. En los contactores de pequeño calibre, el cuarto polo de
un contactor tetrapolar es la excepción a esta regla: la referencia de sus bornas es igual a la del
contacto auxiliar “NC”, cuyo lugar ocupa. Por otra parte, las referencias de los polos ruptores
suelen ir precedidas de la letra “R”.

100
Contactos auxiliares: Las referencias de las bornas de los contactos auxiliares constan de dos
cifras. Las cifras de las unidades, o cifras de función, indican la función del contacto auxiliar:

 1 y 2: Se utiliza para identificación de contacto de apertura,


 3 y 4: Se utiliza para identificación de contacto de cierre,
 5 y 6: Se utiliza para identificación de contacto de apertura de funcionamiento especial;
por ejemplo, temporizado, de paso, de disparo térmico,
 7 y 8: Se utiliza para identificación de contacto de cierre de funcionamiento especial; por
ejemplo, temporizado, decalado, de paso, de disparo en un relé de prealarma.

La cifra de las decenas indica el número de orden de cada contacto del aparato, dicho número
es independiente de la disposición de los contactos en el esquema. El rango 9 y el 0, si es
necesario, quedan reservados para los contactos auxiliares de los relés de protección contra
sobrecargas, seguido de la función 5 y 6 ó 7 y 8.

Mandos de control (bobinas)

Las referencias son alfanuméricas y la letra ocupa la primera posición:

– Bobina de control de un contactor: A1 y A2,


– Bobina de control con dos devanados de un contactor: A1 y A2, B1 y B2.

Fig. 94. Ejemplos de referenciado.

Referenciado de bornas en los borneros

Circuito de control: En cada grupo de bornas, la numeración es creciente de izquierda a


derecha y de 1 a n.

Circuito de potencia: De conformidad con las últimas publicaciones internacionales, se utiliza


el siguiente referenciado:

– Alimentación: L1 - L2 - L3 - N - PE,
– Hacia un motor: U - V - W ; K - L - M,
– Hacia resistencias de arranque: A - B - C, etc.

Representación del esquema de los circuitos en forma desarrollada

Este tipo de esquema es explicativo y permite comprender el funcionamiento del equipo,


ejecutar su cableado y facilitar su reparación. Mediante el uso de símbolos, este esquema
representa un equipo con las conexiones eléctricas y otros enlaces que intervienen en su
funcionamiento (ver figura 94).

101
Los órganos que constituyen el aparato (bobina, polos, contactos auxiliares, etc.) no se
representan los unos cerca de los otros, tal como se implantan físicamente, sino separados y
situados de modo que faciliten la comprensión del funcionamiento, salvo excepción, el esquema
no debe contener ningún enlace (trazo interrumpido) entre elementos de un mismo aparato.

Se hace referencia a cada elemento por medio de la identificación del aparato, lo que permite
definir su interacción. Por ejemplo, cuando se alimenta la bobina KM2, se abre el contacto 21-
22 correspondiente.

Hemos podido ver anteriormente:

 Que todos los aparatos que intervienen en la composición de un equipo de automatismo


se identifican por medio de una serie alfanumérica.
 Que todas las bornas de conexión de los aparatos también se identifican por medio de su
marcado.

Las reglas que definen la situación de las referencias identificativas en los esquemas de
circuitos son las siguientes:

La referencia identificativas debe figurar:

 En el caso de los mandos de control, bajo el símbolo o a su izquierda (IEC 1082-1),


 En el caso de los contactos y aparatos, a la izquierda del símbolo (representación vertical
de los símbolos).

Las referencias de marcado de las bornas de un


aparato se escriben obligatoriamente a la izquierda
del símbolo gráfico del órgano representado, en
sentido de lectura ascendente. Si se emplea la
representación horizontal, se aplican las mismas
reglas, pero la escritura gira un cuarto de vuelta.
Fig. 95 Ejemplos de refenciados en posición
Vertical y horinzontal.

Fig. 96. Ejemplos practico de referenciado.


102
Clasificación por letras de referencia

103
Clasificación por tipos de materiales

Como podrás observar, son muchos los detalles que se deben considerar y/o manejar, para
interpretar ó dibujar correctamente un esquema de control llamado también, esquema de
automatismo. Seguramente en la práctica te familiarizarás con toda esta información antes
descrita.

104
10 Interpreta e instala circuitos de control de motores eléctricos

Durante la puesta en tensión de un motor, la corriente solicitada es considerable y puede


provocar una caída de tensión que afecte al funcionamiento de los receptores, especialmente
en caso de insuficiencia de la sección de la línea de alimentación, en ocasiones, la caída puede
llegar a ser perceptible en los aparatos de alumbrado.

Para poner remedio a estos inconvenientes, ciertos reglamentos sectoriales prohíben el uso de
motores de arranque directo que superen cierta potencia, otros, se limitan a imponer la relación
entre la corriente de arranque y la nominal en base a la potencia de los motores. Los motores
de jaula son los únicos que pueden acoplarse directamente a la red por medio de un equipo
simple.

Tan sólo las extremidades de los devanados del estator sobresalen de la placa de bornas de
conexión, dado que el fabricante determina de manera definitiva las características del rotor, los
distintos procesos de arranque consisten principalmente en hacer variar la tensión en las
bornas del estator. En este tipo de motores, cuya frecuencia es constante, la reducción de la
punta de corriente conlleva de manera automática una fuerte reducción del par.

10.1 Arranque directo de motores eléctricos

Se trata del modo de arranque más sencillo en el que el estator se acopla directamente a la red,
el motor se basa en sus características naturales para arrancar. En el momento de la puesta
bajo tensión, el motor actúa como un transformador cuyo secundario, formado por la jaula muy
poco resistente del rotor, está en cortocircuito.

La corriente inducida en el rotor es importante, la corriente primaria y la secundaria son


prácticamente proporcionales, por tanto, se obtiene una punta de corriente importante en la red
donde la corriente de arranque es igual de 5 a 8 veces la corriente nominal (I arranque = 5 a 8 l
nominal) . El par de arranque medio es: C arranque = 0,5 a 1,5 C nominal.

A pesar de las ventajas que conlleva este tipo de


arranque (sencillez del equipo, elevado par de arranque,
arranque rápido, bajo coste), sólo es posible utilizarlo en
los siguientes casos:

1) La potencia del motor es débil con respecto a la de


la red, para limitar las perturbaciones que provoca
la corriente solicitada.
2) La máquina accionada no requiere un aumento
progresivo de velocidad y dispone de un dispositivo
mecánico (por ejemplo, un reductor) que impide el
arranque brusco.
3) El par de arranque debe ser elevado.

Fig. 97. Curva de corriente/velocidad


del arranque directo

105
Por el contrario, siempre que:

1) La caída de tensión provocada por la corriente demandada pueda perturbar el buen


funcionamiento de otros aparatos conectados a la misma línea.
2) La máquina accionada no pueda admitir sacudidas mecánicas.
3) La seguridad o la comodidad de los usuarios se vea comprometida (por ejemplo, en el
caso de las escaleras mecánicas).

Será imprescindible recurrir a una artimaña para disminuir la corriente solicitada o el par de
arranque. En estos casos, el medio más utilizado consiste en arrancar el motor bajo tensión
reducida ó compensando el motor.

10.1.1 Arranque directo de un motor monofásico

La asociación de un contactor y un relé de protección térmica, protege el motor contra


sobrecargas, la presencia de un interruptor permite el corte en carga (esquema A, fig. 98). De
acuerdo con las normas de instalación vigentes, todas las salidas deben ir protegidas contra
cortocircuitos mediante cortacircuitos de fusibles, o un disyuntor, situados antes de dichas
salidas.

Fig. 98. Circuito de mando y de potencia.


Controles

1) Activación: Manual, mediante pulsador.


2) Disparo: Manual, mediante pulsador. Automático, cuando actúa el relé de protección
térmica o en caso de falta de tensión.
3) Rearme: Manual, tras un disparo por sobrecarga.
4) Señalización del disparo, por un contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica.

Protecciones garantizadas

Por un relé tripolar de protección térmica. Enclavamiento de la apertura del cofre si el interruptor
no está abierto (esquema A).

106
Funcionamiento del circuito de potencia

Cierre manual del interruptor Q1 (esquema A). Cierre de KM1.

10.1.2 Arranque directo de un motor monofásico con control local y a distancia

La asociación de un contactor y un relé de protección térmica protegen el motor contra


sobrecargas, la presencia de un interruptor permite el corte en carga (esquema A). De acuerdo
con las normas de instalación vigentes, todas las salidas deben ir protegidas contra
cortocircuitos mediante cortacircuitos de fusibles, o un disyuntor, situados antes de dichas
salidas.

El aparato está equipado con un control local, pero como éste puede resultar inaccesible,
dispone de un control complementario a distancia.

Controles

1) Activación: Manual, control local mediante pulsador. Manual, a distancia mediante


pulsador.
2) Disparo: Manual, control local mediante pulsador. Manual, a distancia mediante pulsador y
Automático, cuando actúa el relé de protección térmica, o en caso de falta de tensión.
3) Rearme: Manual, tras un disparo por sobrecarga. Posibilidad de rearme a distancia, si el
correspondiente aditivo está montado en el relé de protección térmica.
4) Señalización: Del disparo, por el contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica. En la activación, por un piloto incorporado al control a distancia.

Fig. 99. Arranque directo de un motor monofásico con control local y a distancia

107
10.1.3 Arranque directo de un motor trifásico, con interruptor

Control local

La asociación de un interruptor, un contactor y un relé de protección térmica permite el corte en


carga y protege contra sobrecargas.

Controles

1) Activación: manual, mediante pulsador.


2) Disparo: manual, mediante pulsador; automático, cuando actúa el relé de protección
térmica, o en caso de falta de tensión.
3) Rearme: manual, tras un disparo por sobrecarga.
4) Señalización del disparo: por el contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica.

Protecciones garantizadas

Por un relé tripolar de protección térmica, contra sobrecargas débiles y prolongadas y corte de
fase. Enclavamiento de la apertura del cofre si el interruptor no está abierto.

Funcionamiento del circuito de potencia

 Cierre manual del interruptor Q1. Cierre de KM1.


 l Características: Q1: según la In motor del motor.
 KM1: calibre In motor en función de la categoría de uso.
 F1: calibre In motor.

Funcionamiento del circuito de control

Impulso en I (17-18). Cierre de KM1. Automantenimiento de KM1 (13-14). Parada mediante


impulso en O o por disparo del relé de protección térmica F1 (95-96).

Fig. 100. Circuito de fuerza y de control Arranque directo de un motor trifásico, con interruptor

108
Control local y a distancia

El aparato está equipado con un control local, pero como éste puede resultar inaccesible,
dispone de un control complementario a distancia.

Controles

1) Activación: Manual, control local, mediante pulsador. Manual, a distancia, mediante


pulsador.
2) Disparo: Manual, control local mediante pulsador; manual. A distancia, mediante pulsador;
automático, cuando actúa el relé de protección térmica, o en caso de falta de tensión.
3) Rearme: Manual, tras un disparo por sobrecarga. Posibilidad de rearme a distancia, si el
correspondiente aditivo está montado en el relé de protección térmica.
4) Señalización del disparo por un contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica; en la activación, mediante piloto incorporado al control a distancia.

 Protecciones garantizadas: Idéntico al control local.


 Funcionamiento del circuito de potencia: ídem control local.
 Funcionamiento del circuito de control: Impulso en I (17-18) o I (13-14); Cierre de
KM1;

Automantenimiento de KM1 (13-14); Parada: impulso en O (21-22) o por disparo del relé de
protección térmica F1 (95-96).

10.1.4 Arranque directo de un motor trifásico con o sin seccionador portafusibles

Control local

La asociación de un seccionador portafusibles, un contactor y un relé de protección térmica


protege contra cortocircuitos y sobrecargas.

Controles

1) Activación: manual, mediante pulsador.


2) Disparo: manual, mediante pulsador; automático, cuando actúa el relé de protección
térmica, o en caso de falta de tensión o de fusión de un fusible (seccionador portafusibles
dotado de un dispositivo contra funcionamiento monofásico).
3) Rearme: manual, tras un disparo por sobrecarga.
4) Señalización del disparo: por un contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica.

Protecciones garantizadas

Por un seccionador portafusibles, contra cortocircuitos. Por un relé tripolar de protección térmica
contra sobrecargas débiles y prolongadas y corte de fase.

Funcionamiento del circuito de potencia

Cierre manual del seccionador Q1. Cierre de KM1.


Características: Q1: calibre In motor; KM1: calibre In motor en función de la categoría de uso;
F1: calibre In motor.

109
Funcionamiento del circuito de control

Impulso en I (17-18); Cierre de KM1. Automantenimiento de KM1 (13-14). Parada mediante


impulso en O o por disparo del relé de protección térmica F1 (95-96).

Fig. 101. Arranque directo de un motor trifásico con o sin seccionador portafusibles

Control local y a distancia

El aparato está equipado con un control local, pero como éste puede resultar inaccesible,
dispone de un control complementario a distancia.

Controles

l Activación: manual, control local, mediante pulsador; manual, a distancia, mediante pulsador.
l Disparo: manual, control local, mediante pulsador; manual, a distancia, mediante pulsador;
automático: ídem control local.
l Rearme: manual, tras un disparo por sobrecarga; posibilidad de rearme a distancia si el
correspondiente aditivo está montado en el relé de protección térmica.
l Señalización del disparo: por un contacto auxiliar (97-98) incorporado al relé tripolar de
protección térmica; en la activación, mediante piloto incorporado al control a distancia.

Protecciones garantizadas: igual que el control local

Funcionamiento del circuito de potencia: Igual que el control local

Funcionamiento del circuito de control: Impulso en I (17-18) ó I (13-14). Cierre de KM1.


Automantenimiento de KM1 (13-14). Parada mediante impulso en O (21-22) o por disparo del
relé de protección térmica F1 (95-96).

110
10.1.5 Arranque directo de un motor trifásico mediante disyuntor magnetotérmico
(Guarda motor)

Control local

El aparato realiza el control manual local, protege contra


cortocircuitos y sobrecargas.

Controles

1) Activación: Manual, mediante pulsador.


2) Disparo: Manual, mediante pulsador. Automático, cuando
actúa el relé de protección magnetotérmico.
3) Rearme: Manual, mediante pulsador.
4) Señalización: Acoplando un bloque de contactos instantáneos
al disyuntor guardamotor.
Fig. 102. Control local con disparo a distancia
Protecciones garantizadas

Por un disparador magnetotérmico tripolar, incorporado al aparato, contra cortocircuitos


(elementos magnéticos), contra sobrecargas débiles y prolongadas (elementos térmicos).

Disparo a distancia

El aparato realiza el control manual local, protege contra cortocircuitos y


sobrecargas. Acoplando un dispositivo de disparo por mínima tensión o de
emisión de tensión puede efectuarse el disparo a distancia.

Controles

1) Activación: Manual, mediante pulsador incorporado en el aparato.


2) Disparo: Manual, mediante el pulsador. Automático, cuando actúa el
relé de protección magnetotérmico, manual o automático a distancia,
por emisión o falta de tensión.
3) Rearme: manual, mediante pulsador del aparato.
4) Señalización: Acoplando un bloque de contactos instantáneos al
disyuntor.
Fig. 103. Control local directamente
a través del aparato
Protecciones garantizadas

Por un disparador magnetotérmico tripolar, incorporado al aparato, contra cortocircuitos


(elementos magnéticos), contra sobrecargas débiles y prolongadas (elementos térmicos).

111
10.1.6 Circuitos de control para el arranque directo de motores empleando
simbología NEMA.

Control a dos hilos

El esquema de la figura 104, es un “control a 2 hilos”,


usando un dispositivo piloto con contacto sostenido,
conectado en serie con la bobina del arrancador. Este
esquema es usado cuando un arrancador es
requerido para funcionar automáticamente sin la
atención de un operador.
Fig. 104. Ejemplo de esquema de 2 hilos.

Si ocurriera una falla en el circuito de fuerza mientras que los contactos del dispositivo piloto
están cerrados, el arrancador abrirá, cuando el circuito de fuerza es restaurado, el arrancador
cerrará automáticamente a través de los contactos cerrados del dispositivo piloto. El término
“control a 2 hilos” surge de la realidad que en un circuito básico, únicamente son requeridos dos
hilos para conectar el dispositivo piloto al arrancador.

10.1.6. a) Circuito de arranque directo por medio de pulsadores marcha y paro

Este esquema es usado para prevenir el


inesperado arranque de los motores,
pudiendo resultar un posible daño a los
operadores de las máquinas o peligro para el
manejo de la maquinaria. El arrancador es
energizado por presión del botón de arrancar.
Un contacto auxiliar para el circuito de
retención se monta sobre el arrancador
formando un circuito paralelo alrededor de los
contactos del botón de arranque, sosteniendo
el arrancador energizado después de que el
botón se suelta. Fig. 105. Arranque directo según norma NEMA.

Si ocurriera una falla en el circuito de fuerza, el arrancador se abrirá y por consiguiente se abrirá
también el contacto auxiliar de retención. En la restauración del circuito de fuerza, el botón de
arrancar debe ser operado otra vez para que el motor opere nuevamente.

10.1.6 b) Control con estación de botones múltiple de contacto momentáneo

Cuando un motor debe ser arrancado y parado


desde más de una localización, cualquier
número de botones “ARRANCAR-PARAR”
puedan ser alambrados unidos, tantos como se
requieran. Es también posible el usar
únicamente una estación “ARRANCAR-PARAR”
y tener varios botones de “PARAR” en
diferentes lugares, para el servicio de paro de
emergencia.

Fig. 106. Arranque directo desde varios puntos.


112
10.2 Actividades prácticas de arranque directo de motores

Dado los siguientes circuitos de control y fuerza para el arranque directo de un motor trifásico
asincrónico, realiza el montaje eléctrico de los mismos, para ello, tu instructor te proporcionará
los materiales, equipos y las herramientas necesarias para realizar la actividad. Trabaja en
equipo, de manera ordenada y en silencio, cuando hayas terminado el montaje, llama al
instructor para que revise el cableado realizado y autorice la puesta en marcha del motor.

PRÀCTICA No. 1

Fig. 107. Circuito de mando y fuerza

Describe el funcionamiento:

113
PRÀCTICA No. 2

Fig. 108. Circuitos de fuerza y mando.

Describe el funcionamiento:

114
PRÀCTICA No.3

Fig. 109. Circuito de mando (Fuerza igual que el anterior)

Describe el funcionamiento:

115
10.3 Arranque directo de motores asíncrono con cambio de sentido de giro

Para efectuar el cambio de sentido de giro de los motores eléctricos de corriente alterna se
siguen unos simples pasos tales como:

1) Para motores monofásicos únicamente es necesario invertir directamente en la bornera


de conexión, las terminales del devanado de arranque para conseguir el cambio.

2) En lo motores trifásicos es necesario invertir dos de las conexiones de alimentación


correspondientes a dos fases de acuerdo a la secuencia de trifases. Observa la figura
110.

Fig.110. Cambio de fases para la inversión de giro en motores trifásicos

Los bornes de los motores trifásicos están marcados de tal


manera, que el orden alfabético de la denominación de bornes
U, V, W, coincide con el orden cronológico si el motor gira
hacia la derecha. Esta regla es válida para todas las
máquinas, cualquiera que sea su potencia y su tensión.
Tratándose de máquinas que sólo sean apropiadas para un
sentido de giro, estará éste indicado por una flecha en la placa
de características. Debajo de la flecha consta en qué orden se
desconectarán los bornes con las fases correlativas de la red.

Se consigue invertir el sentido de giro, intercambiando la


conexión de dos conductores de fase en el circuito de fuerza
del motor, o sea, que el cambio se hace directamente en los
bornes de salida de los contactores, el gobierno de las
bobinas de éstos, se hace de diferentes formas entre las
cuales se encuentran: relé de tiempo, sensores, finales de
carreras, pulsadores, interruptores, o bien desde un
ordenador. A continuación realiza el montaje de los siguientes
circuitos prácticos para la inversión de giro, Antes de poner en
marcha el motor debe revisarse la conexión y el sentido de
giro.

Fig. 111. Circuito de fuerza


estándar para todos los circuito de mando.
Circuitos de mandos

116
Fig. 112. Circuito de mando controlado por pulsador

Fig. 113. Circuito de mando controlado por finales de carrera

117
Fig. 114. Circuito de mando controlado por fin de carrera y pulsador.

Fig. 115. Circuito de mando controlado por relé de tiempo.

118
10.4 Arranque de motor asincrónico trifásico con conexión Estrella-Delta

Sólo es posible utilizar este modo de arranque en motores en los que las dos extremidades de
cada uno de los tres devanados estatóricos vuelvan a la placa de bornas. Por otra parte, el
bobinado debe realizarse de manera que el acoplamiento en triángulo corresponda con la
tensión de la red: por ejemplo, en el caso de una red trifásica de 380 V, es preciso utilizar un
motor bobinado a 380 V en triángulo y 660 V en estrella.

El principio consiste en arrancar el motor acoplando los devanados en estrella a la tensión de la


red, lo que equivale a dividir la tensión nominal del motor en estrella por √ 3, (ejemplo si la
tensión de la red es 380 V = 660 V /√3).

La punta de corriente durante el arranque se divide por 3: Id = 1,5 a 2,6 In. Así un motor de 380
V/660 V acoplado en estrella a su tensión nominal de 660 V absorbe una corriente √3 veces
menor que si se acopla en triángulo a 380 V. Dado que el acoplamiento en estrella se realiza a
380 V, la corriente se divide nuevamente por √3. Por tanto, se divide por un total de 3.

El par de arranque se divide igualmente por 3, ya que es proporcional al cuadrado de la tensión


de alimentación: Cd = 0,2 a 0,5 Cn.

La velocidad del motor se


estabiliza cuando se
equilibran el par del motor y
el par resistente,
normalmente entre el 75 y
85% de la velocidad
nominal. En ese momento,
los devanados se acoplan
en triángulo y el motor rinde
según sus características
naturales. Un temporizador
se encarga de controlar la
transición del acoplamiento
en estrella al acoplamiento
en triángulo. El cierre del
contactor de triángulo se
produce con un retardo de
30 a 50 milisegundos tras la
apertura del contactor de
estrella, lo que evita un
cortocircuito entre fases al
no poder encontrarse ambos
cerrados al mismo tiempo.

Fig. 115. Esquema de fuerza estándar para el arranque E/D

119
Circuitos de mandos

Fig. 116. Circuito de mando mediante pulsador.

Fig. 117. Circuito de mando mediante relé de tiempo.


120
Fig. 118. Circuito de mando mediante relé de tiempo, segunda alternativa.

121
Esquema de conexión para el arranque estrella triángulo de un motor trifásico asincrónico con
dos sentidos de giro.

Fig. 119. Circuito de fuerza. Fig. 120. Circuito de mando.

122
10.5 Arranque secuencial de varios motores trifásico asincrónicos

El mando secuencial, se trata de un mando con pasos obligatorios; la conmutación de un paso


hacia el siguiente se efectúa en función de las condiciones para dicha conmutación. La
secuencia de los pasos puede estar programada de diversas formas como por ejemplo, saltos,
bucles, bifurcaciones. La secuencia de los pasos del mando suele coincidir con la secuencia de
los pasos del proceso técnico que es objeto del control. No se debe confundir el concepto de un
mando secuencial y relacionarlo con el control de programas y control temporizado, ya que se
prestan a confusiones.

El mando secuencial controlado por el tiempo, se trata de un mando con condiciones de


conmutación que dependen exclusivamente del factor tiempo. Para conmutar el primer paso
con el siguiente paso, puede recurrirse, por ejemplo, a elementos temporizadores, contadores
de tiempo o rodillos de giros continuos y constantes. El concepto de mando por programa solo
deberá utilizarse para la definición de magnitudes de control en función del tiempo.

Mando secuencial controlado por el proceso, se trata de un mando secuencial en el que la


conmutación de un paso al siguiente se produce solamente en función de las señales
provenientes del equipo objeto del control (proceso). Un mando secuencial controlado por el
proceso funciona dentro de un circuito cerrado. El mando según recorridos, definido en la
norma DIN 19 226, es un tipo de mando secuencial controlado por el proceso, aunque en él la
conmutación al siguiente paso depende exclusivamente de señales generadas por los
recorridos del equipo sujeto al control.

A como podemos observar, el arranque secuencial de varios motores se debe efectuar en


funciones de ciertas condiciones obligatorias que se deben de cumplir.

Fig. 121. Circuito de fuerza para el arranque secuencial de cuatro motores.

123
Circuitos de mando para el arranque secuencial de cuatro motores

Fig. 122. Circuito de mando controlado por pulsador y contactor auxiliar.

Fig. Circuito de mando controlado directamente Fig. 124. Circuito de mando controlado
por pulsador. Directamente por interruptor selector.

124
Fig. 125 Circuito de fuerza para el arranque secuencial de tres motores.

Fig. 125. Circuito de mando


controlado por pulsadores.
125
10.6 Arranque de motores trifásico asincrónico de varias velocidades “Conexión
Dahalander”

Los motores asíncronos trifásicos pueden construirse para más de una velocidad, bien sea
realizándolos con varios bobinados, de distinto número de polos, o bien con un solo bobinado,
pero construido de tal forma que pueda conectarse exteriormente con diferente número de
polos. Por tal motivo algunos tipos de motores asíncronos trifásicos de varias velocidades se les
denominan también motores de polos conmutables.

En la figura 126 se muestra esquemáticamente, los diferentes tipos de bobinados y conexión de


los mismos, que más se emplean en la construcción de motores de varias velocidades, siendo
el segundo tipo él mas utilizado de todos ellos.

Conexión: 2 devanados separados, 2 velocidades

Conexión: 1 devanado Dahlander, 2 velocidades.

Conexión: 1 devanado Dahlander, 1 devanado


separado, 3 velocidades

Conexión: 2 devanado
Dahlander, 4 velocidades

Fig. 126. Conexión de motores trifásico asincrónico de varas velocidades.

Este tipo de motores, cuyo rotor se construye siempre de jaula de ardilla, se suele emplear por
lo general para el accionamiento de máquinas herramientas y ventiladores, en el caso de los
tipos constructivos de la figura 126, sus características principales son las siguientes:

1) Motores con dos devanados independientes. Estos motores tienen dos velocidades,
y se construyen de tal forma que cada devanado se ejecuta, interiormente, con un número
de polos diferente y por tanto, según se conecte a la red uno u otro devanado, el motor
girará con un número de revoluciones diferente. En este tipo de motores suelen
conectarse ambos devanados en estrella y las combinaciones de polos más frecuentes
son: 6/2, 6/4, 8/2, 8/6, 12/2 y 12/4.

2) Motores con un solo devanado, en conexión Dahlander. Estos motores, de dos


velocidades, se construyen con un devanado trifásico normal, pero conectado
interiormente de tal forma, que según se conecten los bornes exteriores a la red, el motor
tendrá un número de polos u otro distinto, pero siempre doble el uno del otro; por tanto
tendrá dos velocidades de rotación, una doble que la otra. Según se aprecia en la figura
19.1, la conexión de sus devanados, se realiza en triángulo o estrella, para la velocidad
menor y en doble estrella para la mayor, y las combinaciones de polos más frecuentes
son: 4/2, 8/4 y 12/6.

126
3) Motores con un devanado Dahlander y otro independiente. Con este tipo de motores
se consiguen tres velocidades diferentes, dos con el devanado en conexión Dahlander y
la tercera con el devanado independiente, que estará construido con un número de polos
distinto a las dos polaridades obtenidas con el primero. Las conexiones más utilizadas son
las representadas en la figura 19.1 y las combinaciones de polos más frecuentes son:
6/4/2, 8/4/2, 8/6/4, 12/4/2, 12/6/4, 12/8/4, 16/12/8 y 16/8/4.

4) Motores con dos devanados Dahlander. Con este tipo de motores se consiguen cuatro
velocidades, dos con cada devanado, que han de estar diseñados para polaridades
diferentes el uno del otro, siendo las combinaciones de polos más utilizadas: 12/8/6/4 y
12/6/4/2.

Motores de dos velocidades, en conexión Dahlander o de polos conmutables

El tipo de motor asíncrono trifásico de varias velocidades mas utilizado, es el de un solo


devanado en conexión Dahlander y por tanto es el que describiremos con detalle a
continuación.

En la figura 127, está representado el devanado de un motor asíncrono trifásico en conexión


Dahlander, donde se pueden apreciar tanto las conexiones internas como las conexiones de la
placa de bornes a la red, en sus dos posiciones de funcionamiento. Este motor está diseñado
para trabajar con cuatro polos, cuando se conecta en triángulo y dos polos, cuando se conecta
en doble estrella, según se aprecia en el devanado de la fase U1-V1 resaltada en el dibujo.

Fig. 127. Conexiones internas en triángulo y doble estrella del devanado de un motor Dahalander de 2 y 4
polos.

Como se aprecia en la figura 127, para el arranque en la velocidad menor, no hay mas que
aplicar la tensión de la red a los bornes U1, V1 y W1 de la placa de conexiones, por estar ya
realizada la conexión triángulo, entre sus tres fases, en el interior del motor.

127
Por el contrario, para la velocidad mayor, se deben de realizar dos operaciones: primeramente
hay que cortocircuitar los bornes U1, V1 y W1, y a continuación, aplicar la tensión de la red a los
bornes U2, V2 y W2, en su placa de conexiones. La conclusión obtenida de lo anteriormente
expuesto es que, para el arranque automatizado de un motor en conexión Dahlander, se
necesitan tres

También se aprecia en la figura 127, que cuando se conecta el motor para la pequeña
velocidad, se forma doble número de polos, por quedar todas las bobinas de una fase
conectadas en serie, mientras que para la velocidad mayor, las bobinas de cada fase se
conectan por mitades en paralelo, obteniéndose de esta forma, la mitad del número de polos
que en el caso anterior.

Seguidamente pasamos a describir, los esquemas de mando y protección, mas comúnmente


empleados, para el accionamiento de motores en conexión Dahlander, que están presentados
en las figuras 128 y 129. El primero es un arranque simple, en cualquiera de las dos
velocidades y el segundo es el mismo tipo de arranque, pero con los circuitos necesarios para
que en cada una de sus dos velocidades, pueda arrancarse el motor en ambos sentidos de giro
indistintamente.

Fig. 128. Circuito de fuerza para el arranque de un motor de polos conmutables (conexión Dahlander).

128
Fig. 129. Circuito de mando para el arranque de un motor de polos conmutables (conexión Dahlander).

129
Fig. 130. Circuitos de fuerza y de mando para el arranque de un motor
de polos conmutables con inversión de giro

130
10.7 Arranque de motores de devanados partidos “part-winding”

Este tipo de motor está dotado de un devanado estatórico desdoblado en dos devanados
paralelos con seis o doce bornas de salida. Equivale a dos “medios motores” de igual potencia
figura 131.

Durante el arranque, un solo “medio motor” se acopla en


directo a plena tensión a la red, lo que divide
aproximadamente por dos tanto la corriente de arranque
como el par. No obstante, el par es superior al que
proporcionaría el arranque estrella-triángulo de un motor
de jaula de igual potencia.

Al finalizar el arranque, el segundo devanado se acopla a


la red. En ese momento, la punta de corriente es débil y
de corta duración, ya que el motor no se ha separado de
la red de alimentación y su deslizamiento ha pasado a
ser débil. Fig. 131. Devanados paralelos

Fig. 132. Esquema de fuerza y mando para un motor asincrónico con


2 devanados separados, 2 velocidades y un sentido de giro.

131
10.8 Arranque especiales de motores eléctricos

10.8.1 Arranque con resistencias estatórica

Este tipo de arranque se utiliza para reducir la corriente de arranque en motores de gran
potencia. El funcionamiento es similar al arranque estrella delta, pero en este caso,
primeramente entra en funcionamiento las resistencias y después el motor es alimentado
directamente. Para este proceso se requieren dos contactores y un temporizador.

Las particularidades más interesantes son que las resistencias tienen un número limitado de
arranque cada determinado tiempo, el cual debe ser señalado por el fabricante. La ventaja que
presenta este método de arranque, es que no se produce una caída de tensión, algo que si
sucede con el arranque estrella triángulo. Este método de arranque se recomienda en motores
que deben accionar máquinas con un par bajo en su arranque.

Fig. 133. Circuito de fuerza y mando arranque por resistencia estatórica.

132
10.8.2 Arranque con autotransformador

Este tipo de arranque mejora al arranque con resistencias estaróticas, al tener un mejor par y
no existir pérdidas por la disipación de calor. Sin embargo, presenta un inconveniente, es su
precio, se emplea para el arranque de motores de gran potencia, como por ejemplo en motores
bombas de gran potencia. Con la implementación del autotransformador en el arranque,
también se reduce la intensidad adsorbida.

Fig. 134. Circuitos de fuerzas y mandos arranque con autotransformador.

133
10.8.3 Arranque conexión KUSA

Este tipo de arranque, solo se coloca una sola resistencia en una de las fases la cual es
indiferente a la fase que se elija. El valor de la resistencia debe de ser suministrado por el
propio fabricante del motor.

Como observaras, todos los tipos de arranque especiales que estamos estudiando, tienen la
finalidad de reducir la intensidad de arranque.

El arranque con conexión Kusa, se recomienda su empleo en motores de pequeña y mediana


potencia, que necesiten un reducido par de arranque.

Fig. 135. Circuito de fuerza y mando arranque conexión KUSA.

134
10.8.4 Frenado eléctrico de los motores asíncronos trifásicos

En numerosas aplicaciones, la parada del motor se lleva a cabo por simple deceleración
natural. En estos casos, el tiempo de deceleración depende exclusivamente de la inercia de la
máquina accionada. Sin embargo, en muchas ocasiones es necesario reducir este tiempo, y el
frenado eléctrico constituye una solución eficaz y simple. Con respecto al frenado mecánico o
hidráulico, ofrece la ventaja de la regularidad y no utiliza ninguna pieza de desgaste.

Frenado por contracorriente

Este método consiste en reconectar el motor a la red en sentido inverso después de haberlo
aislado y mientras sigue girando. Es un método de frenado muy eficaz, pero debe detenerse
con antelación suficiente para evitar que el motor comience a girar en sentido contrario.

Se utilizan varios dispositivos automáticos para controlar la parada en el momento en que la


velocidad se aproxima a cero: detectores de parada de fricción, detectores de parada
centrífugos, dispositivos cronométricos, etc.

Motor de jaula

Antes de adoptar este sistema, es imprescindible comprobar que el motor sea capaz de
soportar frenados por contracorriente. Además de las restricciones mecánicas, este
procedimiento impone ciertas limitaciones térmicas importantes al rotor, ya que la energía
correspondiente a cada frenado (energía de deslizamiento tomada de la red y energía cinética)
se disipa en la jaula.

En el momento del frenado,


las puntas de corriente y de
par son claramente
superiores a las que se
producen durante el
arranque. Para obtener un
frenado sin brusquedad,
suele insertarse una
resistencia en serie con
cada fase del estator
durante el acoplamiento en
contracorriente. A
continuación, el par y la
corriente se reducen como
en el caso del arranque
estatórico.

Los inconvenientes del


frenado por contracorriente
de los motores de jaula son
tan importantes que este
método sólo se utiliza en
ciertas aplicaciones con
motores de escasa potencia.
Fig. 136. Circuito de fuerza y mando arranque conexión KUSA.

135
10.8.5 Principales conexiones en motores trifásicos

136
EJERCICIO DE AUTOEVALUACIÓN

1) Identifique las siguientes representaciones simbólicas de dispositivos de control.

___________________________________________________________

_____________________________________________________

_________________________________________________________________

_________________________________________________________________

________________________________________________________________

____________________________________________________________

_________________________________________________________________

__________________________________________________________________

2) ¿Para qué se utilizan las marcas e índices en los esquemas o planos eléctricos?

137
3) ¿Qué elementos de protección se emplean en los circuitos de fuerza (potencia) en
motores eléctricos asincrónicos trifásicos o monofásicos?

4) Explique, ¿por qué se emplean un código de color normalizado en la cabeza de los


pulsadores de mando?. menciona tres colores y su aplicación.

5) Dada el siguiente diagrama de mando y fuerza para la inversión de giro de un motor


eléctrico trifásico. Explique el principio de operación.

138
GLOSARIO
Aislante: Sustancia o cuerpo cuya conductibilidad eS nula, o que en la práctica en muy débil.

ANSI / IEEE: Instituto Nacional Estadounidense de Estándares/Instituto de Ingenieros Eléctricos


y Electrónicos.

Asíncrono, na: adj. Se dice del proceso o del efecto que no ocurre en completa
correspondencia temporal con otro proceso u otra causa. Máquina de corriente alterna en la
cual la frecuencia de las fuerzas electromotrices inducidas no es proporcional a la velocidad.

AWG: El calibre de alambre estadounidense (CAE, en inglés AWG - American Wire Gauge) es
una referencia de clasificación de diámetros de los conductores, especialmente de origen
norteamericano, es común encontrar la medida de conductores eléctricos (cables o alambres)
indicados con esta referencia.

Bifurcación. f. Acción y efecto de bifurcarse. || Lugar donde un camino, río, etc., se divide en
dos ramales o brazos.

Caperuza: f. Bonete que remata en punta inclinada hacia atrás. || Cubierta de la punta o
extremo de una cosa. Caperuza de un bolígrafo.

Devanado: Conjunto de espiras conductoras, que forman parte de un mismo circuito, en un


aparato o en una máquina eléctrica.

Delta: Conexión en serie de los devanados de un sistema polifásico, de modo que formen un
circuito cerrado. Esta conexión en los sistemas polifásico también se le llama triángulo.

Disyuntor: m. Dispositivo que corta automáticamente la corriente eléctrica cuando esta


sobrepasa una determinada intensidad.

DIN: Deutsches institut fur normung. Instituto Alemán de Normalización.

Ducto: m. Conducto, canal, tubería.

Electroluminiscente: adj. Dicho de un material o de una sustancia, que emite luz cuando
recibe el choque de un haz de electrones.

Estrella: Conexión de aparatos polifásicos consistentes en unir a un punto común una


extremidad de cada uno de los devanados, conductores o aparatos correspondientes a cada
fase, destinándose la otra extremidad a ser conectada al conductor correspondiente a la red.

Fase: Valor de la fuerza electromotriz o intensidad de una corriente eléctrica alterna en un


momento determinado. || Corriente alterna que es una de las componentes de una corriente
polifásica.

Haz: Conjunto de partículas o rayos luminosos de un mismo origen, que se propagan sin
dispersión.

Interfaz: f. Conexión física y funcional entre dos aparatos o sistemas independientes.

139
IEC: Comisión Electrotécnica Internacional, esta es una norma internacional utilizada con el
objetivo de estandarizar los lenguajes de programación.

Masa: f. Magnitud física que expresa la cantidad de materia que contiene un cuerpo. Su unidad
en el Sistema Internacional es el kilogramo (kg). || Armazón o soporte metálico de una máquina
o aparato en el que están montados componentes eléctricos o electrónicos, generalmente unido
a tierra.

Motor: Máquina que produce energía mecánica por transformación de la energía eléctrica.

NEMA: (The National Electrical Manufacturers Association o Association of Electrical and


Medical Imaging Equipment Manufacturers) Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos y de
Equipamiento de Imágen Médica americana NEMA, es una asociación industrial
norteamericana, creada en 1 de Septiembre de 1926 tras la fusión de la Associated
Manufacturers of Electrical Supplies (Fabricantes de Suministros Eléctricos Asociados) y la
Electric Power Club (Club de Potencia Eléctrica). Es responsable de diversos estándares
industriales usados en los campos de la electricidad y la electromedicina.

Obturador, ra: adj. Que sirve para obturar.

Obturar. tr. Tapar o cerrar una abertura o conducto introduciendo o aplicando un cuerpo.

Poliéster: m. Resina termoplástica obtenida por polimerización del estireno y otros productos
químicos, se endurece a la temperatura ordinaria y es muy resistente a la humedad, a los
productos químicos y a las fuerzas mecánicas. Se usa en la fabricación de fibras,
recubrimientos de láminas, etc.

Permitividad: f. Capacidad de un dieléctrico para almacenar energía electrostática en


presencia de un campo eléctrico.

Pulverulento, ta: adj. En estado de polvo. Sustancia pulverulenta. || p. us. polvoriento.

Reset: del inglés reponer o reiniciar. Se conoce como reset a la puesta en condiciones iniciales
de un sistema. Este puede ser mecánico, electrónico o de otro tipo.

Tierra: Masa conductora de la tierra, o todo conductor unido a ella por una impedancia muy
pequeña.

Set: Setear o seleccionar.

Símil: adj. p. us. semejante (ǁ que semeja). || m. Comparación, semejanza entre dos cosas. ||
Figura que consiste en comparar expresamente una cosa con otra, para dar idea viva y eficaz
de una de ellas.

Umbral: m. Parte inferior o escalón, por lo común de piedra y contrapuesto al dintel, en la


puerta o entrada de una casa. || Paso primero y principal o entrada de cualquier cosa. || Valor
mínimo de una magnitud a partir del cual se produce un efecto determinado.

Zócalo: m. Cuerpo inferior de un edificio u obra, que sirve para elevar los basamentos a un
mismo nivel. || faja de la parte inferior de las paredes. || Miembro inferior del pedestal, debajo
del neto. || Especie de pedestal.

140
BIBLIOGRAFÍA

1) Manual electrotécnico Telesquemario. Autor: Telemecanique.

2) Manual de Baja Tensión. Autor: Siemens.

3) Dispositivos de control y protección. Autor: Enrique Vilches.

4) Manuales de automatización y control. Autor: Siemens.

Direcciones en Internet

http://www.siemens.com.ar

http://www.siemens.com.mxr

http://www.schneider_electric.com.

http://es.wikipedia.org

http://www.geocities.com

http://www.nichese.com

141