Anda di halaman 1dari 2

¿Cómo se elaboran las categorías lingüísticas que utilizamos?

Se denomina así cada una de las clases generales en que se reparten todos los elementos de un sistema
lingüístico. Para la determinación de categorías, puede atenderse a varios criterios:

1. Según la función que una palabra desempeña en la frase, se obtienen diversas categorías, como
sustantivo, adjetivo, pronombre, verbos, adverbio, preposición, conjunción e interjección. Son las
llamadas categorías funcionales, partes de la oración o partes del discurso. [A. Wortarten, Redeteile.
F. Parties du discours].

2. Hay otras categorías, que se realizan en varias partes del discurso o exclusivamente en una de ellas,
denotadas por morfemas específicos. Son las propiamente llamadas categorías gramaticales: género,
número, caso, persona, aspecto, voz, tiempo y modo.

3. Jespersen (1924) y Hjelmslev (1928) han hecho notar que, muchas veces, lo que se muestra a primera
vista como una sola categoría, con un examen más atento ofrece la posibilidad de una serie de
subdivisiones que parecen continuarse hasta el infinito. Cuando esto ocurre, podemos hablar de grupos
de categorías. Así, por ejemplo, la parte del discurso verbo está constituida por multitud de categorías:
verbo activo, pasivo, transitivo, intransitivo, medio, reflexivo, recíproco, intensivo, iterativo, etc. La
categoría gramatical caso abarca un grupo de categorías, llamadas nominativo, acusativo, dativo,
benefactivo, etc.

4. Bally (1932) designa con el nombre de categorías léxicas [F. Catégories lexicales] „las clases de signos
que expresan las ideas destinadas a combinarse en el discurso por medio de nexos gramaticales“. Son
estas cuatro: sustantivo, adjetivo, verbo y adverbio.

5. Atendiendo a la significación, Hjelmslev (1928) habla de categorías lexicológicas, constituidas por las
palabras o grupos de palabras que contienen un mismo semantema: certeza, certidumbre, cierto,
cerciorar, etc. Una categoría lingüística (= un paradigma) es generalmente mucho más que una
colección de elementos (o conjunto, en el sentido matemático). Por lo común, comporta una
organización interna e instituye entre sus elementos relaciones particulares. Comparando estas diversas
organizaciones, algunos lingüistas han creído descubrir que existen ciertas propiedades comunes a ellas
o que, al menos, se encuentran frecuentemente.
¿Qué relación tienen con la realidad?

Para muchos, el lenguaje no es más que un instrumento a través del cual los seres humanos expresan el
pensamiento que, a priori, han formado en su mente. Es decir, que las palabras sirven únicamente para
convertir en enunciados inteligibles lo que pensamos.

A comienzos del siglo XIX, el filósofo alemán Wilhem Von Humboldt se planteó el lenguaje de un modo
distinto. Para él, lenguaje y pensamiento; conocimiento y expresión, eran una sola cosa. Con este
planteamiento, se dio paso a la idea de que no existe una verdad objetiva, que no existen palabras ni
enunciados que designen mejor la realidad que otros, Y es que la realidad no existe fuera de nuestros ojos,
sino que la construimos a través de nuestra mirada, nuestra toma de contacto con el mundo. Con el
lenguaje creamos mundos propios. El lenguaje es quien da significado a lo que nos rodea y nos rescata del
mar de sensaciones que para nosotros es la realidad. Cuando uno va por la calle y, por ejemplo, ve un árbol,
se limita a relacionarlo con el concepto árbol que tiene memorizado y deja de lado la capacidad de mirar, de
fijarse, de observar… Tenemos la mirada habituada a los estereotipos y a la que se nos presenta algo que
coincide con alguna de las categorías que ya tenemos establecidas, ni miramos ni escuchamos, volvemos a
nuestros prejuicios, borramos las emociones que surgen en nuestro interior ante esa realidad y nos
quedamos tranquilos. Nos pasamos el día relacionando lo que vemos con lo que ya tenemos almacenado.
Preferimos lo conocido a lo inquietante. Nunca nos dejamos penetrar por la magia que contiene la realidad
más cotidiana. Nos da miedo sentir.

¿Las elaboramos a partir de la experiencia, o la experiencia depende de las categorías lingüísticas?

Siendo esto lo que distingue al lenguaje humano de otros lenguajes. No lo considera una
nomenclatura, sino un sistema de signos arbitrarios común a todas las lenguas. Su metodología
consiste en un estudio científico del lenguaje humano (sin toma de partido) a través del análisis de
corpus de oraciones, desde el registro y la explicación del mismo.
Recupera la diferencia establecida entre lengua y habla saussureana y la pone en términos de
código, organización que permite la redacción del mensaje, y mensaje donde se concreta dicha
organización. Por ello señala que a través del examen del habla es posible el conocimiento de la
lengua.

Bibliografía
http://www.hispanoteca.eu/Lexikon%20der%20Linguistik/k/KATEGORIE%20LINGUISTIK%20Categor%C3%A
Das%20ling%C3%BC%C3%ADsticas.htm