Anda di halaman 1dari 29

AJUSTE

ESTRUCTURAL Y
ORDENAMIENTO
TERRITORIAL EN
COSTA RICA
ENFASIS EN LA GAM 1975-2005

En este trabajo se aborda la relación entre el


cambio de modelo estructural a mediados de la
década de los ochenta y la redefinición de los
espacios y el territorio a nivel nacional y en
particular en la Gran Área Metropolitana; a partir
de criterios de rentabilidad de mercado antes que
de procesos de planificación territorial. La apertura
comercial de la economía, como signo indiscutible,
de este proceso conlleva a un aumento y
diversificación de productos exportables, con un
gran componente de recursos naturales,
generando una presión sobre el ambiente y la
vocación propia del uso del suelo

Dr. Marino Marozzi Rojas


13/10/2011
2

AJUSTE ESTRUCTURAL Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL EN COSTA RICA-

ENFASIS EN LA GAM 1975-2005 (Primera Versión) Marino Marozzi Rojas,

julio2011.

Contenido
INTRODUCCIÓN: ............................................................................................................................ 2
HIPÓTESIS: ..................................................................................................................................... 3
METODOLOGÍA: ............................................................................................................................ 4
ANTECEDENTES DEL CAMBIO ESTRUCTURAL: .............................................................................. 4
LOS PROGRAMAS DE AJUSTE ESTRUCTURAL: ............................................................................... 9
UN BALANCE DEL CAMBIO ESTRUCTURAL AL ENTRAR EL S.XXI:................................................. 15
PAISAJE URBANO, PROCESO DE METROPOLIZACIÓN Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL: ........... 19
CONCLUSIONES PROVISIONALES: ............................................................................................... 26
BIBLIOGRAFÍA: ............................................................................................................................. 28

INTRODUCCIÓN:

En este trabajo se aborda la relación entre el cambio de modelo estructural a

mediados de la década de los ochenta y la redefinición de los espacios y el territorio a

nivel nacional y en particular en la Gran Área Metropolitana; a partir de criterios de

rentabilidad de mercado antes que de procesos de planificación territorial. La apertura

comercial de la economía, como signo indiscutible, de este proceso conlleva a un

aumento y diversificación de productos exportables, con un gran componente de

recursos naturales, generando una presión sobre el ambiente y la vocación propia del

uso del suelo. El desarrollo industrial está asociado a altos volúmenes de consumo
3

energético y crecimiento desordenado del sector transportes. Finalmente el alto

crecimiento del sector servicios determina una gran demanda de logística urbana para

su desempeño. El balance a principios del siglo XXI de este modelo aperturista no

presenta un saldo del todo positivo, dados los niveles de pobreza, contaminación

ambiental y concentración de la riqueza sobre todo en las áreas de concentración

urbana como la GAM.

HIPÓTESIS:
El modelo de cambio estructural de Costa Rica, que se induce en los Programas de

Ajuste Estructural I,II,III; y preparan al país para entrar en el proceso de globalización

planetaria, se da a partir de la lógica dominante del mercado externo y reducción del

estado; en un contexto de agotamiento de la frontera agrícola; generando procesos

económicos y sociales que han redefinido y redistribuido el uso del espacio y el

territorio. Tal cambio se da a partir de criterios de rentabilidad y calidad de los

mercados y a las ventajas comparativas naturales que ofrece el paisaje y los

ecosistemas.

La degradación ambiental dentro de esta nueva forma de inserción en la economía

internacional viene determinada por el uso intensivo de tecnologías duras y demás

procesos de artificialización agrícola como el uso intensivo de agroquímicos y

plaguicidas, maquinaria y “paquetes agrícolas” importados que incluye la manipulación

de diversas formas de las semillas por las compañías transnacionales del sector; en

forma diferente a lo que ocurriera en décadas anteriores donde la degradación estaba

más determinada por los usos reales y potenciales del territorio. Se empieza a dar una
4

gran competencia por el recurso tierra y su renta relativa. En todo caso ese mismo

deterioro va en contra de la misma valorización del capital. Es decir hay una expresión

territorial del cambio estructural.

METODOLOGÍA:
Hay una gran cantidad de estudios de caso sobre las condiciones socioeconómicas y los

recursos naturales, pero dispersos y no apuntan a la estrategia general del cambio

estructural. Las bases de datos son dispersas y casi inexistentes para el caso de la

GAM. La carencia de matrices de insumo-productos y modelos de equilibrio general

actualizados son inexistentes así como las matrices de contabilidad social que darían

una imagen del cambio intersectorial y su impacto ambiental. Es por esto que en este

estudio se opta por el análisis composicional del aporte de los diferentes sectores al

conjunto de la producción. Así mismo la región como unidad de análisis que expresa la

síntesis entre diferentes paisajes del espacio geográfico, que es donde se ejerce el

ordenamiento territorial como proceso científico técnico y al mismo tiempo estrategia

política. Las unidades paisajísticas y las cuencas hidrográficas complementan la

metodología de abordaje analítico.

ANTECEDENTES DEL CAMBIO ESTRUCTURAL:


1. PREVIO AL MODELO DE SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES:

Desde el período colonial en Costa Rica confluyen varios factores: una economía

basada en la explotación de la tierra y el comercio, una población creciente,

instituciones y grupos sociales con intereses particulares, coexisten ; donde el espacio


5

territorial es el locus de esta relación económica, social, institucional. Al respecto

Acuña y Molina (1991) dicen: “La puesta en cultivo de tierra virgen fue el pilar de la

vitalización económica del s. XVIII. La emigración campesina desde el Valle del Guarco

hacía el oeste de la Meseta Central obedecía sin duda, a la escasez territorial. El suelo

cartaginés que el terrateniente no había acaparado, fue controlado por el

ayuntamiento y por la burocracia colonial…la fragmentación fundiaria fruto del alza

demográfica agravaba la carestía.” Más adelante, continua, sobre el comercio y el

incipiente desarrollo urbano: “La trayectoria ascendente del comercio exterior

(exportación de tabaco, cacao, azúcar, carne, madera, víveres e importación de

herramientas, vajillas y textiles, libros y otros) se favoreció por el crecimiento

demográfico y el desarrollo urbano de San José, Cartago, Heredia y Alajuela”

El siglo IX muestra la consolidación de la producción y exportación de café entre 1850-

1890, este cultivo fue la base de la economía nacional por más de cien años. Desde

Cartago hasta Alajuela la producción del café fue dominante y alrededor de su

dinámica fueron cediendo los territorios boscosos y creciendo las ciudades. No

obstante fue la ganadería que permitió la vinculación al mercado del valle central de

aquellos que emigraron al noroeste. La banca, el estado, el comercio exterior, el

mercado de tierras, florecían alrededor de la actividad cafetalera fundamentalmente

en lo que hoy podríamos ubicar aproximadamente como la GAM.

El siglo XX el espacio territorial en lo que hoy es la GAM va a ser escenario de la

competencia entre la producción cafetalera y un desarrollo urbano incipiente a la par

de una naciente industria manufacturera. Se asientan las instituciones del estado en la

capital San José y núcleos urbanos en las cabeceras de las provincias. Las demandas
6

por servicios para la población, los medios de transporte y la conectividad empiezan a

trazar las características de una sociedad difusa que va a encontrar una definición

estratégica hasta el pacto social surgido de la revolución de 1948 y la creación de la

Segunda República (Constitución Política de 1949) que creará las bases para el modelo

de sustitución de importaciones de inspiración cepalina y el estado benefactor,

(primario-exportador doméstico-industrial) hasta finales de la década de los años

setenta y que dará paso al proceso de ajuste estructural de la economía.

Los resultados de este modelo de desarrollo entre 1963 y 1973 fueron impresionantes.

El sector industrial creció a una tasa promedio anual del 9,4%, siendo su contribución

al PIB en el período del 15 % al 20 %. La Población económicamente activa en la

industria paso del 12% al 16 %. En el estado el aumento del empleo pasó del 10% al 17

% y el comercio con la región estimulado por la integración centroamericana se elevo

del 8% de las exportaciones en 1963 a un 25 % en 1973, y 28 % en 1980. Así mismo la

agricultura paso de un 31 % a un 21 % en ese período. La participación del gobierno en

el PIB paso de un 9 % a un 14 %, 51.000 trabajadores del estado, en más de 50

instituciones creadas por el estado donde destacan procesos de planificación del

desarrollo (1949 a 1979 se crearon 113 instituciones públicas( w. Jiménez 1986, citado

por R. Sánchez 2005) . Y un dato muy importante es que la Inversión estatal se duplicó

para estos años. Entre 1958 y 1970 dos tercios de la inversión pública se destinaron a

construcción de infraestructura en caminos, puentes y empresas eléctricas. La

nacionalización bancaria como proceso sui generis jugó un papel fundamental en este

proceso. La población se duplicó entre 1950-1973 hasta llegar casi a dos millones de

personas. Los habitantes urbanos ascendieron de 34 a 42% de la población total. San

José que un siglo antes despedía a jóvenes parejas a colonizar tierras ahora tenía más
7

de 35000 personas y recibía un proceso de migración interna producto de la

contracción agrícola y el auge de la industria asentada en la región central

fundamentalmente. Ya para 1973 un 57 % de los costarricenses vivía en el Valle

Central. Otro proceso adicional coadyuvo a este proceso: el crecimiento del sector

terciario. Aparte de los habitantes de San José, medio millón de personas visitaban San

José diariamente. (J. Villasuso, 2002; S. Reuben 1982; I.Molina y S. Palmer 2005).

El sector agropecuario si bien se contrajo, experimento la consolidación de nuevos

productos de exportación, en particular la ganadería y la producción azucarera. La

ganadería creció a niveles nunca vistos ante la apertura del mercado en EEUU con lo

que ya para 1973 el 50 % del área utilizable para fines agropecuarios corresponde a

pastos con lo que se agrava la deforestación y disminuye el área dedicada a producción

de granos básicos. Por otra parte la producción de café se cuadriplicó en el período.

Estos procesos se asentaron en buena parte en las zonas de producción cafetalera de

la GAM y la parte oeste, en el caso de la ganadería y caña de azúcar. ( F. Esquivel 2002,

citado por L. Vargas 2002)

A finales de la década de 1970 Costa Rica tenía indicadores sociales mejores que los

que exhibían la mayoría de países del tercer mundo. La esperanza de vida era de 70

años, la mortalidad infantil era del 20 por mil nacimientos, el 90 % de la población

alfabetizada, 75 % de la población asegurada y el desempleo cercano a un mero 5 %.

Los beneficiarios de este proceso fueron las clases medias sobre todo urbanas y

rurales. (I. Molina, S.Palmer 2005)

2. EL AGOTAMIENTO DEL MODELO DE SUSTITUCION DE IMPORTACIONES:


8

Ya en los años 1973, 1974, 1975 la producción deja de mostrar las tasas de crecimiento

del período de auge (5-6%) llegando en 1975 a una tasa de crecimiento cercana al 2%,

afectando al sector productivo más dependiente de las importaciones. La crisis

internacional que se expresó en términos de aumentos inusitados del precio del

petróleo, disminución de los precios del café y por consecuencia un gran deterioro de

los términos de intercambio; el aumento de las tasas de interés internacionales (hasta

un 21 % con una deuda pública externa que pasó de $ 590 millones en 1976 a $ 1.800

millones en 1980, $ 3825 millones en 1984, absorbiendo el 44 % de las exportaciones

entre 1983 y 1988; en la que se incurrió para mantener la industria y evitar el caos

social), y el quiebre del mercado común centroamericano por las guerras civiles en la

región, golpearon severamente la economía nacional. El PIB per cápita disminuyó un

2% en 1979-1980, un 4% 1980-81 y un 11% en 1981-82. La economía generó 39700

nuevos puestos de trabajo en 1977 y creó sólo 3900 en 1981, con una tasa de

desempleo de casi el 10% en 1982. Los salarios reales cayeron un 40 % entre 1979 y

1982 a medida que la inflación oscilaba entre un 80% y un 100% anual, con una

devaluación acelerada en 1982 ( F. Esquivel, T Vargas,1992; I. Molina,S. Palmer,2005)

Estas condiciones prepararon el terreno del ajuste estructural que además dominaba

como ideología monetarista y neoliberal en el mundo en organismos financieros

internacionales como el FMI y el Banco Mundial, dando origen al inicio de lo que luego

se llamó la “década perdida” en América Latina. Todos los procesos de planificación, e

inversión pública en desarrollo de infraestructura sufrieron una contracción ( en las

instituciones públicas costarricenses los burócratas utilizan el eufemismo de rezago en

las inversiones) que prácticamente anuló la gestión de políticas públicas y por ende del

desarrollo necesario en los ámbitos de ocupación y ordenamiento territorial. El


9

PRUGAM 1982 es un ejemplo de eso y sólo se quedó en un ejercicio sin raíces ni mayor

proyección.

LOS PROGRAMAS DE AJUSTE ESTRUCTURAL:


Parece importante reproducir aquí en palabras del ideólogo -economista, y conductor

principal del ajuste, El Dr. Eduardo Lizano Fait, lo que se considera deben lograr los

programas de ajuste estructural:

“ a) Política arancelaria: Al reducir el proteccionismo el mercado se amplia. De esta

manera las oportunidades de inversión, de especialización y las economías de escala

aumentan… la ampliación del mercado es un aspecto esencial del PAE.

b) Política de precios: Los subsidios para reducir los precios al consumidor, los precios

de sustentación elevados, así como las fijaciones de precios en general alteran

drásticamente el funcionamiento adecuado de los mercados de bienes y factores… se

busca en definitiva, que los mercados funciones lo mejor que se pueda y lograr los

precios que en general sean indicadores aceptables de las escaseces relativas que

caracterizan el mundo económico.

c) Política impositiva: Los impuestos transfieren recursos de unas personas y empresas

a otras. El PAE busca que esta transferencia se lleve a cabo sin perjudicar el proceso de

producción y de ahorro.

Ch) Finanzas públicas:

i. El financiamiento del sector público no debe ser de carácter inflacionario

para impedir los perjuicios de la inestabilidad


10

ii. El precio y las tarifas de los bienes producidos por las empresas e

instituciones del estado deben reflejar la realidad económica y no ser

utilizados como fuente camuflada de impuestos o de subsidios.

iii. El tamaño del Sector Público, aún cuando su financiamiento sea sano no

propicie el estrujamiento del Sector Privado de la Economía.

En definitiva debe tenerse presente después de hacer esta breve enumeración que el

PAE no consiste simplemente en una eliminación del estado en la vida económica del

país. La acción gubernamental tiene una gran importancia para promover el adecuado

funcionamiento del mercado.” E. Lizano F.(2002) en Crisis económica y Ajuste

Estructural, editor Luis Paulino Vargas, Editorial EUNED, 2002, San José, Costa Rica.

Evidentemente en este discurso están las líneas generales de un discurso ideológico-

económico que orientará todo el Ajuste Estructural, y el proceso de apertura comercial

hasta la fecha. La preeminencia de los mercados para la asignación de recursos, la

reducción del estado, y la apertura de la economía al comercio y al capital

trasnacional. Es claro que entonces, la asignación del espacio territorial se va a dar en

función de criterios de rentabilidad que son los que rigen el mercado antes que a

procesos de planificación orientados desde el estado.

1. LOS PAES:

i. El PAE I: En un contexto de ayuda masiva externa vía AID (Agencia Internacional

de Desarrollo de EEUU) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) entre los años

1983-1985 se logró un mejoramiento en los indicadores de desempeño económico que

como contraparte exigía el cumplimiento de los acuerdos que imponían estos


11

organismos desde su óptica neoliberal. La AID particularmente tenía un amplio margen

de maniobra al interior de las políticas gubernamentales siempre orientadas a los

requisitos de estabilización de la economía, la reducción del gasto público y la

preeminencia de los mercados en detrimento de cualquier esfuerzo de planificación

del desarrollo. Aquellos tenían como su vocero al Banco Central y su director el Sr.

Lizano Fait y en el ministerio de Planificación con una postura más gradualista al Sr. J.

Villasuso, el cual termina renunciando ante las presiones más liberales. La AID jugó un

rol estratégico en la conducción de la política económica y la apertura de mercados

como lo fue la Iniciativa Para la Cuenca del Caribe que afirmaba el rol exportador del

país. Un detalle interesante es que los fondos de ayuda para el país se depositaban a

cuenta del Banco Central de Costa Rica y no del Gobierno. El 20 de agosto de 1985 se

firma el primer programa de Ajuste Estructural con ayudas explícitas de $83.5 millones

por tres años; que en lo fundamental establecía un conjunto de políticas para la

industrialización, el comercio y la exportación, dándole todas las facilidades conocidas

a este sector. Las políticas del sistema Bancario Nacional, el mejoramiento de la

producción agrícola con grados mayores de artificialización y la reducción del sector

público. Todos eufemismos para decir realmente que se estaba frente al

desmantelamiento del estado benefactor y al reinado de los mercados y los criterios

de rentabilidad de los mismos. Claramente el crecimiento del PIB fue del 7% en 1984,

con una inflación del 10% y un desempleo cercano al 7%. Con esta bandera de “éxito

relativo” se continuó profundizando el ajuste estructural.

ii. EL PAE II:

En el contexto de un gobierno liberacionista dirigido por Oscar Arias, y con una pugna

interna entre gradualistas del ajuste y ortodoxos los compromisos fueron de crear
12

25.000 empleos por año, construir 80.000 viviendas con la creación del Banco de la

Vivienda para atender problemas de precarios urbanos, renegociar la deuda externa y

aumentar la exportaciones, siempre con un gran componente de recursos naturales, a

$ 2.000 millones. Ante el tono gradualista del ajuste las presiones del Banco Mundial y

el AID no se hicieron esperar y como ejemplo de ello fue el no desembolso de $40

millones en ayuda externa.

El 17 de marzo de 1989 se sometió ante la Asamblea Legislativa el PAE II por $200

millones fundamentalmente para reconversión productiva y no para gasto social ni

para inversión en infraestructura.

Específicamente este segundo programa apunta a las políticas de promoción de

exportaciones fundamentalmente de base agrícola exportadora y de alto contenido de

recursos naturales como insumos; reformas a las tarifas de importaciones, políticas de

precios agrícolas que van a reducir aún más el papel del Ministerio de Agricultura y

Ganadería y del Consejo Nacional de Producción, la limitación del gasto público y por

tanto de la inversión social, la política financiera que va a eliminar la banca

nacionalizada a favor de la banca privada y sus interés lucrativos. El desmantelamiento

del sector productivo agrícola y la seguridad alimentaria, así como de otras

instituciones del estado para el bien social, son un hecho. El desarrollo agrícola

empieza a sustituir al agricultor tradicional por la agricultura tecnificada de las

empresas trasnacionales que por su puesto ocupan grandes espacios territoriales y son

verdaderos enclaves extractores de recursos naturales. Mientras que en los países

desarrollados se mantienen los subsidios a la agricultura estratégica que provee la

seguridad alimentaria incluido EEUU, aquí se desmantela ese sistema. La planificación


13

cede paso al mercado en todos los espacios sociales. Según (Solis 1991) este período

es el primero en la historia en que los salarios reales están decreciendo mientras el PIB

está creciendo.

iii. EL PAE III:

Al cabo de tres administraciones el PAE III se logró imponer de diversas formas,

convirtiéndose en el “modelo de desarrollo” de Costa Rica; desde la administración

Calderón Fournier (1990-1994) hasta la administración Rodríguez Echeverría (1998-

2002) en el intermedio la administración Figueres Olsen (1994-1998). Ya en esta

administración uno de los grandes íconos del estado empresario CODESA y sus 25

empresas son privatizadas o cerradas totalmente. Empresas en el campo

agroindustrial, naviero, comercial, financiero, transportes y otros. La eliminación de los

trenes da paso al traslado de una gran cantidad de carga por las vías nacionales ahora

con nuevas empresas de transporte aumentando la competencia por el espacio vial.

Cabe destacar como los Programas de Ajuste Estructural en estos gobiernos va a ser

parte de su programa. Así el programa de la administración Calderón Fournier que

afirmaba que el gobierno de Oscar Arias les dejo “con las arcas vacías” planteaba:

El despido de cerca de 7000 trabajadores del sector público en 1990, congelamiento

de salarios, aumento de la edad de jubilación, renegociación o desconocimiento de las

convenciones colectivas, reajustes frecuentes de precios incluidos los bienes de la

canasta básica, despido de 2100 cocineras de los comedores escolares (R. Sánchez

2004) Según datos de la Comisión Económica para América Latina el PIB creció sólo el

0.7% en 1990 y 0,4% en 1991, los salarios reales perdieron 5,5% de su valor real y la

pobreza aumento del 23,4 % al 27,9%. La ayuda internacional ya no amortiguaba el


14

golpe de la crisis; se recibía menos de una sexta parte del promedio recibido entre

1983-1987. La administración Calderón realizó todos los esfuerzos posibles para

desmantelar el intervencionismo de estado y el crecimiento de este; e imponer las

reglas del mercado como determinantes de la distribución de los recursos y el

bienestar social.

A mediados de abril de 1995 el presidente Figueres firma un pacto con el Dr. Miguel

Angel Rodríguez, para dar continuidad a las políticas neoliberales implementadas por

el anterior gobierno socialcristiano. El gobierno de la administración Rodríguez

Echeverría (1998-2002) aseguró las políticas de ajuste y la implementación de un

modelo de desarrollo basado en la apertura comercial sin precedentes, la reducción

del estado y la inversión social, la inversión directa; y en general al predominio de las

leyes del mercado y los criterios de rentabilidad sobre la economía. (R.Sánchez, 2004)

Entre 1989 y 1993 los precios del café experimentaron una drástica caída que hizo que

muchos terrenos se abandonaran y luego fueran copados por las urbanizadoras de

viviendas. Los productos no tradicionales, el banano y la ganadería continuaron su

extensión, así durante las décadas de 1980-1990, a expensas del bosque tropical. Entre

1985 y 1988 fueron destruidas 100.000 hectáreas por año convirtiéndose Costa Rica en

el país con la tasa de deforestación más alta de Centroamérica, comparable con la

destrucción del Amazonas. Estos son resultados evidentes de un modelo de apertura

comercial y exportaciones. $ 2.000 millones para 1990 en el gobierno de Oscar Arias,

con una participación del 21% de productos no tradicionales, en su mayoría con base

en la extracción de recursos naturales. Las presiones del FMI para promover el auge de

las exportaciones agrícolas y las presiones de la industria maderera y bananera para


15

disponer de tierra frente a un estado cada vez más débil; fue incapaz de ejercer un

control y una planificación del uso del territorio (I. Molina, S. Palmer 2005)

UN BALANCE DEL CAMBIO ESTRUCTURAL AL ENTRAR EL S.XXI:


1. RASGOS DE LA GLOBALIZACIÓN:

El proceso económico en Costa Rica no es aislado. Se da en el contexto de una

globalización, donde incluso algunos historiadores ponen la fecha de noviembre de

1989 con la caída del muro de Berlín, la apertura de los mercados al este de Europa y la

Exunión soviética con su política de glastnov-perestroika y el gran potencial del sistema

de comunicaciones satelitales otrora usados para fines militares. La misma es

entendida desde el razonamiento neoliberal, simplememnte como: la

intercomunicación de los mercados, el desarrollo de las tecnologías de la información,

las super “autopistas” computarizadas, las transformaciones administrativas, la

“reingeniería” de entidades y empresas, la interconexión de las telecomunicaciones, la

difusión amplísima de los “multimedias” y la desterritorialización o reubicación de las

unidades de producción y servicios en el espacio global. Es la internacionalización de

los mercados, pero también es la internacionalización de los problemas ambientales, y

de una alta y caótica competencia por el espacio urbano en función de criterios de

rentabilidad.

En realidad hay otras formas diversas de entender la globalización. Para

(L.Vargas,2008) en base a los planteamientos de Wallerstein y su concepto de sistema-

mundo; la globalización es una fase particular del desarrollo histórico del sistema de
16

mercado o más precisamente sistema capitalista mundial. Mas saliente y superficial. La

manifestación de un proceso estructural de reestructuración del sistema y su

funcionamiento en el ordenamiento espacial y temporal de configuración planetaria; y

surge a partir de los años setenta. La globalización en realidad es un proceso complejo

de interacciones entre actores portadores de intereses y visiones ideológicas distintas

sobre el devenir histórico, y los cuales, están dotados de recursos y poder asimétricos.

Es decir es un proceso políticamente construido. Es un proceso de regulación global

sobre nuevas bases políticas para reorganizar el sistema económico trasnacional, los

caóticos flujos financieros, restablecer un orden en las inversiones, reorientar los

mercados a nuevos criterios de rentabilidad, construir nuevas alianzas o bloques a

escala planetaria, para enfrentar los problemas de pobreza, enfermedad, carencia de

servicios, y destrucción del ambiente. No obstante la tasa de crecimiento mundial cae

4,5 % entre 1970 y 1979, a 3,4 % en 1980-1989, hasta 3,0% entre 1990 y 1999, la

pobreza aumenta a más de un tercio de la humanidad y los problemas ambientales se

agudizan.

En definitiva algunos rasgos económico-ecológicos de la globalización que definen la

relación Norte- Sur, son:

“ 1. Transformación de las estructuras de producción antes dominadas por ramas

especializadas en función de los antiguos complejos industriales de tipo fordista y

ahora reorientadas hacía ramas diversificadas con base en las nuevas tecnologías de

punta (telecomunicación, biogenética, servicios telemáticos, reingeniería financiera,

etc)
17

2. Localización más diversa e integración vertical de los segmentos en las cadenas

de valor transnacionales.

3. Reestructuración dinámica del comercio internacional con base en nuevas

modalidades y perfiles, en particular de tipo intraindustrial con inclusión de los

países emergentes en este mismo.

4. Expansión y desplazamiento de relaciones comerciales a través de la puesta en

marcha del libre comercio amparados a la formación de bloques regionales en

los continentes de Europa, América y Asia-Pacífico.

5. Creación siempre más intensa de redes tecnológicas y corporativas a nivel

mundial.

6. Profundización renovada de las relaciones de subcontrato, suministro,

transporte y mercado final.

7. Oleadas de fusiones de corporaciones y alianzas estratégicas en los campos de

negocios de punta para asegurarse mercados antes competitivamente

compartidos y emprender reingenierías globales de sus imperios trasnacionales

en la búsqueda de competitividad universal.

8. Interdependencia siempre más vinculante entre mercados, en particular los

financieros, y decisiones de inversión, sobre todo los share-holders mundiales y

su impacto sobre los local y viceversa.

9. Reacomodo de los márgenes de la política gubernamental nacional tendiente a

reducir, pero no quitar el espacio de decisiones políticas tomadas dentro de las

fronteras nacionales.

10. Búsqueda de nuevas modalidades institucionales y mecanismos operativos de

gobernabilidad internacional.” E. Furst (2000)


18

Este es el panorama al que se enfrenta la planificación regional. Porque este

proceso será primordialmente expropiador de espacios ambientales adecuados

para sus procesos (tipo INTEL) que elevarán la intensidad en uso de energía,

servicios, materia y recursos bióticos, viabilidad y puertos de embarque ágiles.

2. LA ECONOMÍA COSTARRICENSE EN EL PERÍODO HASTA 2004:

Según datos del Banco Central de Costa Rica, la estabilidad macroeconómica ha sido el

objetivo fundamental de este período, sin embargo no se ha logrado puesto que en

ningún momento la inflación ha bajado del 10 % y en 2005 rondó el 14 %. El déficit

fiscal se ha mantenido cerca del 3% del PIB lo cual ha hecho crecer la deuda interna. El

desequilibrio comercial se ha multiplicado por diez en el período, ya que si bien las

exportaciones han aumentado notablemente el crecimiento de las importaciones ha

sido más acelerado. El sector turismo es el que ha financiado este desequilibrio

duplicando su contribución en el período.

Por otra parte el crecimiento en la producción ha sido muy inestable especialmente en

el sector industrial y la rama de construcción. El sector agropecuario se ha venido

reduciendo cada vez más mientras que el sector financiero por ejemplo ha tenido altas

tasas. Los créditos a la agricultura y a la industria se han contraído. El financiamiento a

la vivienda y al consumo se incrementó. El boom de la construcción de viviendas y no

de ciudad, es un hecho.

En lo que respecta a pobreza y a la distribución del ingreso los resultados son

indeseables. La pobreza no se ha reducido. El porcentaje de familias que no pueden

cumplir sus necesidades básicas se mantiene entre un 20-21 %. Así mismo el poder de
19

los salarios mínimos ha venido disminuyendo. La distribución del ingreso muestra una

polarización preocupante. En 1994 el salario promedio del último decil era 25 veces

superior a los ingresos del primer decil. Esta diferencia se incremento a 35 veces para

2004. (J. Villasuso,2007)

Se puede afirmar que la política macroeconómica del último período ha sido

desacertada y con resultados poco satisfactorios en cuanto a estabilidad, crecimiento,

pobreza, distribución del ingreso, y papel del estado.

PAISAJE URBANO, PROCESO DE METROPOLIZACIÓN Y


ORDENAMIENTO TERRITORIAL:

A este nivel se debe constatar las tendencias fundamentales que ha generado este

modelo de desarrollo iniciado en los programas de ajuste estructural en la década

de los ochenta:

1. La estructura productiva y la ocupación del espacio territorial:

Efectivamente el análisis de composición del PIB, según datos del Banco Central, por

sectores de la economía refleja una terciarización de la economía basada en servicios,

de 52% de participación en el PIB en 1975 a 58.1% en 2005; en detrimento del sector

agrícola que disminuye su aporte al PIB en ese período de 21,2 % al 9,7%. La industria

aumenta del 26,4 % al 26.9%. Así mismo la región central muestra para el período

2001-2005 la mayor tasa de crecimiento de su producción a 5.5% mientras que las

otras regiones del país solo un 1,2%. El aporte en términos de valor agregado al PIB es

de un 70,26 %.Esto demuestra la ocupación del espacio territorial y la demanda de


20

servicios en el área más aproximada a la GAM. Por supuesto la conformación de

anillos de vivienda para alojar a los empleados de estos sectores, y la subsecuente

contaminación, consumo de energía, y ocupación de espacio otrora para el cultivo de

café y hortícolas.( no hay datos para GAM)

2. El sector Gobierno:

Los procesos de desregulación y privatización de los que ya hemos hecho mención en

este trabajo por disposiciones explícitas de los PAEs; condujeron a una reducción

dramática del Estado y muchas de las instituciones que fundó el estado de bienestar.

Instituciones estratégicas como el Ministerio de Agricultura, el Instituto Nacional de

Vivienda, el Ministerio de Salud, El Instituto de Acueductos y Alcantarillados, el

Ministerio de Obras Públicas y Transportes, CODESA, RECOPE; fueron prácticamente

marginadas del proceso de desarrollo que venían desarrollando y reorientadas hacía la

promoción de exportaciones como nuevo eje fundamental de la nueva política

económica cuando no eliminadas ya que los despidos en el gobierno llegaron en un

momento a metas de 12.000 empleados en gran parte tecno-burócratas que

participaban de procesos de planificación pública. Un indicador muy importante para

mostrar el efecto “contracción del estado” y su función es que la inversión social se

mantuvo con tendencias similares entre de 1987-2005 no obstante el crecimiento de la

producción y la población: con base al presupuesto nacional: 27% en educación, 28%

en salud, 32.9% en asistencia social y una tendencia decreciente en vivienda con un

10.9% para el período. En este sentido la planificación de procesos cedió terrenos a la

nueva ideología: el mercado y sus criterios de rentabilidad.

3. La población y su efecto territorial-espacial:


21

La población en la lógica de este estudio tiene al menos las siguientes funciones

importantes: es demandante de servicios, compite por el espacio territorial en

términos de usos por vivienda, espacio recreativo y otros; y aporta a la producción

nacional en sus diversos sectores, esto genera una demanda por trasporte y gasto de

energía en función de la localización de las fuentes de empleo. Genera desechos y

contaminación.

Ya desde la herencia colonial como veíamos en este trabajo, la población compite por

un espacio dentro de la oferta territorial, que está en función de la fertilidad de la

tierra y la disposición del clima y la disposición de los recursos naturales,(stock de

capital natural) para ciertos cultivos como el café y las hortalizas, también el ganado.

Pero también por el espacio que demanda y ofrece el naciente comercio con sus

bienes y servicios. Concomitante con lo anterior, la naciente burocracia institucional y

eclesiástica es generadora de empleo y de ocupación territorial para el logro de sus

beneficios.

Esa herencia colonial se mantiene hoy, y por supuesto, aumentada exponencialmente.

Según datos de PRUGAM 2008, la tasa de crecimiento mostró un crecimiento

sorprendente entre 1973 y 2000 cercana al 3%. La población se duplicó en cerca de un

cuarto de siglo (2.17) veces para contabilizar 2.016.319 para el año 2000!!! Y con ello

la ocupación territorial, espacial, energética y contaminante respectiva. También la

mano de obra necesaria para un determinado modelo de desarrollo industrial-

exportador y de significativo desarrollo del sector servicios. Una Población

económicamente activa (PEA) de 863.089 personas. En un contexto de retroceso de los

procesos de planificación estatales y de ordenamiento del territorio. Hoy en día sólo 11


22

cantones de la GAM tienen algún tipo de plan de ordenamiento territorial. El mercado

y sus criterios de rentabilidad han sido los criterios de asignación del territorio. Las

zonas de mayor riesgo ambiental, más baratas, son las más ocupadas y más

“precarizadas” por la pobreza y la emigración externa. Problema que aparece ya con

fuerza desde los años setenta y ha tendido a agravarse cada día con los subsecuentes

problemas sociales, de mal uso del territorio y demanda de servicios.

4. Consumo de energía y su insostenibilidad:

El uso de la energía es un indicador importante para determinar el grado de cambio

estructural en los sectores productivos y en la población. En cifras agregadas el uso

total de energía en Costa Rica cambió significativamente entre 1989 y 1995 crece un

46 % y entre 1995 y 2008 un 151% con crecimiento sorprendente en el sector

transportes al consumir casi la mitad de la energía disponible. Luego le sigue en

aumento el sector agropecuario y se mantiene la tendencia anterior en el consumo

del sector industrial. El país experimenta un consumo de energía sin antecedentes

asociado al crecimiento de los sectores productivo y al uso del vehículo particular así

como al aparecimiento de otros productos derivados del petróleo como la gasolina

super. La flota de vehículos particulares paso de 282.000 unidades en 1989 a 365.000

en 1995 hasta casi un millón en la actualidad (PRUGAM) La intensidad energética es

decir, la utilización de más unidades energéticas por unidad de producto interno bruto,

se incremento cerca del 15% en estos períodos. (Furst y Orozco 2.000)

Así mismo el consumo eléctrico aumenta por la demanda residencial e industrial. El

sector industrial consume más del 50 % del consumo total. Obsérvese que la
23

generación es hidroeléctrica y no deja de generar una importante presión sobre el

caudal de los ríos de Costa Rica para un potencial estimado según PRUGAM 9 millones

de KW. Según este mismo estudio para 1980 la capacidad instalada en la GAM, en MW

era de 357.8 y para el año 2000 había ascendido a 495,8, indicador correlativo a la

cantidad de consumo industrial, residencial y agropecuario en la GAM.

Desempeño de los sectores y el cambio del espacio ambiental:

5. Los problemas del espacio ambiental.

El diagnóstico del PRUGAM en base a imágenes de satélites Landsat (2007) ha

utilizado como categoría de análisis las unidades de paisaje: macro-unidades, unidades

y micro-unidades. De acuerdo a esta metodología (recuérdese que el análisis

tradicional ambiental utiliza la cuenca hidrográfica como unidad de análisis) hay tres

unidades de paisaje en la GAM: paisaje natural, agro-paisaje y paisaje antrópico (las

actividades generadas por el ser humano). Es en el conjunto de estos paisajes que se

expresan las políticas de ajuste estructural como se ha venido viendo en este trabajo.

Dentro del macro-paisaje natural se da una limitada acción antrópica y destaca el

bosque denso, (bosque primario y secundario), tacotales y charrales. Esta unidad

corresponde ahora sólo al 10 % del área de la GAM con una superficie de 47.142,9

hectáreas. Un 82% de esta área no tiene ninguna figura oficial de protección.

En la Unidad de Agro-paisaje que refleja un fuerte impacto humano y aún conserva

parte de la dinámica ecológica. Esta área corresponde a 28.311 Ha dentro de la GAM.

Hay plantaciones forestales sobre todo al este de 379 Ha, pastos de 4.480 ha y 4.283
24

ha de café con sombra y el resto café sin sombre y otros tipos de unidades

paisajísticas.

El paisaje antrópico que contempla una fuerte acción humana, en uso urbano,

industrial, pastos, café, caña, hortalizas, viveros y otros; cubre el 74% de la GAM y

tiene una alteración total o parcial de su ecología y ciclos hidrológicos y

biogeoquímicos.

Al interior de estos flujos operan cuatro cuencas hidrográficas. La del Río Grande de

Tárcoles a la Vertiente Pacífica, que ocupa el mayor espacio de la GAM soporta el

mayor peso de la degradación y corresponde a las Provincias de San José, Heredia y

Alajuela; la cuenca del Río Reventazón a la Vertiente Atlántica, que corresponde a la

Provincia de Cartago y menormente la cuenca del Río Chirripó a la Vertiente Atlántica;

y Río Parrita en el sur a la Vertiente Pacífica.

Así según datos de FUNDECOR y PRUGAM 2006 la cobertura forestal paso de 60.471

ha en 1986 a 46.430 ha a 2006; los cultivos permanentes pasaron de 54.228 ha a

57.084 en el período, los anuales aumentaron 4021 has y el terreno urbano aumento

1793 has respectivamente. El aumento de la población, de uso de la energía, la

densidad urbana y su patrón de desarrollo horizontal; y los transportes, aspectos que

ya hemos analizado, operan como variables de presión en este espacio ambiental.

Todo este panorama donde la rentabilidad del mercado y no la planificación, generan

la respectiva deforestación, pérdida de biodiversidad, vulnerabilidad, y deterioro de las

cuencas hidrográficas lo que en términos económicos implica una importante pérdida

de capital natural que genera importantes des-economías ( según el diagnóstico de

PRUGAM que debe ser revisado pero que da un dato muy importante, alcanzan hasta
25

un 4.24 % del PIB siendo las más importantes el caos del transporte, la contaminación

la inseguridad ciudadana) e impiden una adecuada valorización del mismo capital. De

ahí no es de extrañar el apoyo que están brindando las cámaras al PRUGAM y al

ordenamiento territorial. Es una necesidad para el mismo capital.

Algunos datos que ayudan a comprender mejor el proceso de ciudad difusa que se ha

desarrollado en los últimos años son la exportaciones que se generan en la GAM; sólo

la Provincia de Heredia entre 2004 y 2005 aumento un 25% y la Provincia de Alajuela

un 17 % en el mismo período. También el consumo entre 1987-2005 sólo en

transportes y comidas aumento un 25 %, comunicaciones un 265%, transporte privado

un 101%; con su subsecuente demanda de infraestructura.

Por otra parte la generación de desechos, la falta de tratamiento de aguas que generan

contaminación en las cuencas, y el uso de agroquímicos; son buenos indicadores que

reflejan esa falta de planificación y una orientación y preocupación fundamental de la

economía hacía la apertura comercial. La generación de desechos-en relación directa

al tipo de sociedad consumista- alcanza hasta un promedio mensual por cantón de 7.7

toneladas por mes, consumiendo hasta el 30% del presupuesto municipal; ni siquiera

el 3% de las aguas negras son tratadas, la mayoría de los pozos de agua tienen algún

grado de contaminación y Costa Rica tiene una de las más altas tasas del mundo en uso

de fertilizantes y agroquímicos (Dpto de plaguicidas de la UNA, y CEGESTI Y MICIT

1995, citado por E. Furst 2000), justamente grandes causantes de la contaminación de

aguas. Definitivamente queda demostrado en principio que esto es producto de un

determinado modelo de desarrollo que se inicia con los programas de ajuste


26

estructural que hicieron de la apertura comercial, y la reducción del estado sus ejes

principales.

CONCLUSIONES PROVISIONALES:
1. La herencia colonial crea las bases para el poblamiento de las primeras

ciudades de Costa Rica, en la actual GAM, tomando como elementos fundamentales el

clima, la rentabilidad de la tierra, la riqueza de las aguas y el suelo. Las instituciones

coloniales heredan una institucionalidad que crea los primeros empleos públicos,

primero en la Capital Cartago, y luego en San José; una élite comerciante y militar, y la

explotación agrícola –ganadera. Donde luego la explotación – exportación del café van

a ser eje fundamental de la economía. Estos son los elementos que van a crear los

primeros espacios urbanos y van a ocupar el espacio territorial.

2. El modelo sustitución de importaciones:

El modelo de sustitución de importaciones de inspiración Cepalina, que tendrá como

marco la constitución Política del 1949, surgida de un gran pacto social en Costa Rica;

va conformar el modelo de Estado Empresario que logrará para los años setenta los

mejores índices regionales de desarrollo socioeconómico para el país. Aquí se impulsa

un modelo industrial y de desarrollo rural que empieza a generar una ciudad difusa. Se

da inicio a un cambio estructural de la economía en que el sector agrícola o primario va

a ceder espacio al desarrollo industrial y al sector servicios. El espacio de competencia

de los factores se centra en la GAM. La GAM empieza a ser tomada por el parque

industrial, los servicios, la migración, la vivienda, y ya desde decenios antes, por la

siembra del café nuestro principal producto de exportación. No obstante existía una
27

preocupación importante a nivel de planificación sectorial prueba de ello se que ya

antes de 1982 surgen los primeros esfuerzos de lo que hoy es el PRUGAM. Desde luego

que la crisis mundial y los límites del Estado Benefactor abren la puerta al ajuste

estructural de la economía cuya preocupación principal va a ser la apertura comercial y

la reducción del estado, organizada por los mercados.

3. La globalización:

La globalización o internacionalización del capital en todo el planeta, luego de

derribadas las políticas principales de la guerra fría, en medio de las secuelas

mundiales de la grave crisis económica, social, ambiental y política de 1973; va a

enmarcar el proceso de desarrollo de los países. El FMI y el Banco Mundial son los que

llevaran a cabo la llamada revolución monetarista a nivel mundial, con pensadores

como Hayeck, Poopeer, Friedman y la Escuela de Chicago encargados del desarrollo

teórico de esta corriente. Su principal objetivo darle espacio a los mercados y al

mercado mundial, por tanto la rentabilidad, como criterio de asignación de recursos.

Ya el Club de Roma 1972-3 había mostrado sus profundas preocupaciones respecto al

estado-degradación del ambiente. La crisis de 1973 fue detonada por los precios del

petróleo principal combustible de sistema capitalista mundial.

Desde la primera gran división del trabajo con el descubrimiento de América. Los

países denominados hoy del sur, pobres, de base agrícola; empezaron a especializarce

como abastecedores de materia prima, minerales, alimentos. La base de su economía

siempre han sido los recursos naturales. Hoy esa tendencia se acentúa y nuestras

exportaciones tienen un alto componente en recursos naturales (casi el 75% según

CEPAL), siendo estas la base de nuestra economía.


28

4. Los programas de ajuste estructural:

Los Programas de Ajuste Estructural de los ochenta y noventa; modelan un nuevo

modelo de desarrollo para Costa Rica que va a generar cambios estructurales

fundamentales con sus respectivos impactos ambientales y des-economías; en el

conjunto del espacio territorial de la GAM. Afectando en forma asimétrica pero

constatable las macro-unidades y unidades de paisaje así como las cuencas

hidrográficas más importantes de la GAM y los recursos del subsuelo como los grandes

Mantos Acuíferos, de la Meseta Central contaminados por un patrón de producción

agrícola altamente artificializado en base a agroquímicos y plaguicidas, y por la falta de

tratamiento de aguas usadas, así mismo y en particular por los tanques sépticos de las

regiones.

Se puede concluir diciendo que los criterios de rentabilidad de los mercados han

asignado el espacio territorial en la GAM, particularmente a partir de los Programas de

Ajuste estructural, haciendo retroceder los procesos de planificación de las

instituciones del estado, que fueran blanco de sus orientaciones, algunas eliminadas,

otras cercenadas del todo.

BIBLIOGRAFÍA:

Acuña M., Furst E. y Orozco J. (1999) Cambio Estructural en Costa Rica: Un Análisis
Cualitativo de Escenarios Utilizando el Modelo Telaraña. CINPE, UNA,
FUNDECOOPERACIÓN. Heredia, Costa Rica.

Arrieta,O y Acuña M. (1999) Análisis de la Expresión Territorial del Cambio Estructural


en Costa Rica 1980-1998. CINPE-UNA, Heredia, Costa Rica.

Chaves L. (1992) Deficit Fiscal y Ajuste Estructural en Centroamérica. UNA, Litografía


L I L . S . A . S a n J o s é , C o s t a R i c a
29

Falconi F. y otros (2004) Globalización y Desarrollo en América Latina. Imprenta


RISPEGRAF, FLASCO. Ecuador

Furst E. (1992) La liberación Comercial y Promoción de Exportaciones en Costa Rica


(195-1990) CINPE-UNA, Serie Política Económica No.1, Heredia Costa Rica.

Molina I., S. Palmer (2005) Costa Rica del Siglo XX al XXI. Editorial EUNED, San José,
Costa Rica.

PRUGAM (2010) Diagnóstico, Resumen Ejecutivo y Valoración Crítica. Mimeo, INVU,


San José Costa Rica

Rovira J. (2007) Desafíos Políticos de la Costa Rica Actual. Editorial UCR. San José, Costa
Rica.

Reuben S. (1982) Capitalismo y Crisis Económica en Costa Rica. Treinta años de


desarrollo. Editorial Porvenir, San José, Costa Rica

Sánchez R. (2004) Estado de Bienestar, Crisis Económica y Ajuste Estructural en Costa


Rica. Editorial EUNED, San José, Costa Rica.

Vargas L.(2008) El Verdadero Rostro de la Globalización. V.I, VII. Editorial EUNED, San
José, Costa Rica.

------------ (2002) Costa Rica. Liberalización y Ajuste Estructural o la Destrucción del


Neoliberalismo. Editorial EUNED, San José, Costa Rica.
________ (2002) Crisis Económica y Ajuste Estructural. Editorial EUNED, San José,
Costa Rica.

1991. V. Acuña y I. Molina( 1991) Historia Económica y Social de Costa Rica (1750-
1950),Ed Porvenir, Costa Rica