Anda di halaman 1dari 2

Meg Whitman tiene muy claro que para que HP salga de su letargo debe enfocarse en el

consumidor y en desarrollar soluciones para lo que ella llama el “nuevo estilo de IT, caracterizado
por la computación en nube, la movilidad, los Big Data, la seguridad”.

“Estamos orientando toda la empresa hacia la próxima generación de soluciones de TI (…) La


innovación está viva y coleando”, dice la CEO de HP en entrevista con la revista Expansión del 1 de
febrero de 2014.

Y en esta estrategia es elemental establecer alianzas de colaboración con sus rivales, como
Microsoft, sin dejar de competir con ellos.

“Creo que éste es el nuevo orden mundial. Y tenemos que volvernos muy buenos en mantener dos
ideas en la cabeza, y ser capaces de competir como locos cuando es necesario, pero también
asegurarnos de que reconozcamos que juntos seremos muy fuertes en términos de servir las
necesidades de los consumidores”, agrega.

Whitman tomó las riendas de la compañía en septiembre de 2011 cuando ésta valía menos, perdía
competitividad y su posición como líder mundial en la fabricación de computadoras personales era
amenazada por la china Lenovo.

“Llegué en un momento difícil para la empresa, ya sabes, siendo la tercera CEO en igual número de
años. Y básicamente planteé un plan de reestructuración de cinco años (…) Y yo diría que vamos
según lo planeado”, asegura.

Y los valores centrales, lo que esta empresa hace realmente bien es la ingeniería y la innovación.
Somos una empresa de innovación impulsada por la ingeniería; seguido también por el servicio y
el soporte al cliente. Haríamos lo que fuera por los clientes. Y luego, finalmente, somos una
compañía canal. Ya sabes, los revendedores de valor agregado construyeron a HP. Así que, ésas
son las tres piedras de toque a las que regresé: Ok, pongamos en marcha el motor de la
innovación, reconozcamos a los ingenieros, invirtamos en investigación y desarrollo,
diferenciémonos mediante la innovación y, luego, asegurémonos de revivir la excelencia en torno
al soporte al cliente y la atención al cliente, y luego volvamos a adoptar el canal.

Así que, es bastante diferente, de una manera curiosa. Regresé al centro de lo que es esta
empresa, y además estamos trabajando en salir al mercado, en la ejecución, en hacer más fácil
hacer negocios con nosotros. Hay una serie de cuestiones en las que debemos mejorar, pero creo
que cuando llegas a una organización, ninguna organización quiere oír: “Éstas son las 27 cosas en
las que todos ustedes son malos”. (Es mejor decir): “Éstas son las cosas en las que realmente son
buenos, hagamos más de eso. Y luego, de manera lenta pero segura abordaremos las cosas que
necesitamos mejorar.

Yo creo que otra parte en lo que HP se enfoca es que somos una buena empresa de alianzas, ya
sea con revendedores de valor agregado, o Microsoft o Intel o SAP, o incluso en su momento con
Oracle. Y así que he tratado de aportar esa noción de ser realmente un buen socio, y estoy
bastante cómoda con cómo en ocasiones competimos y en ocasiones nos asociamos.
Así que, tuve que construir confianza en torno a la consistencia de mis acciones. Cuando decía que
iba a hacer algo, lo hacía. Definí una estrategia clara, atendiendo problemas que necesitaban ser
atendidos; colocando a la gente correcta en el empleo correcto en el momento correcto, con la
actitud correcta; restaurando la conexión con los consumidores, y entre HP y nuestros socios y
consumidores.