Anda di halaman 1dari 4

Funciones del banco central en países con moneda propia

Las funciones y objetivos de los Bancos Centrales depende de cada país, que cuenta con
su propio banco central, en el caso de la unión Europea existe el Banco Central Europeo
(BCE) y además cada miembro tiene su propio banco central, todos ellos coordinados y
respaldados por el BCE. (Jaime, 2016)

Objetivos de los Bancos Centrales

El principal objetivo de todo banco central es el de mantener la estabilidad de precios a


través del control en el tipo de inflación. En los países desarrollados el objetivo de
inflación es mantenerlo entre el 2% y el 3 %. Un objetivo del 0% no es habitual ya que
aumenta el riesgo de deflación que puede ser perjudicial para la economía. (Jaime, 2016)

Otros objetivos secundarios son:

 La estabilidad en el tipo de cambio con respecto a otras divisas.


 Conseguir el pleno empleo.
 Lograr un crecimiento económico positivo y sostenible.
 Moderar los tipos de interés en el Largo plazo.

Funciones clave de los Bancos Centrales


 Son el único proveedor de dinero. Son los únicos con autoridad para suministrar
dinero a la economía. Tradicionalmente el dinero estaba respaldado por el oro
como forma de valorar una unidad monetaria en una cantidad de oro (Patrón oro).
En la actualidad disponemos del dinero fiduciario(los billetes y monedas que
usamos) que se valora por la autoridad monetaria que lo emitió y que goza de la
aceptación entre las personas que lo utilizan. (Jaime, 2016)
 Banco de bancos y de gobiernos. Dan servicios bancarios tanto a gobiernos
como a otros bancos, se les presta a un tipo de interés que depende de la política
monetaria. Además, son los que establecen el coeficiente de reservas, es decir que
porcentaje de los depósitos de la banca privada se destinan a las reservas. (Jaime,
2016)
 Regulan e inspeccionan los sistemas de pagos. Diseñan las normas de la banca
privada, en muchos países el BC impone los estándares de riesgo aceptado,
autorizan la apertura de nuevos bancos y entidades de crédito, las inspecciona y
las sanciona si es necesario. También controlan y aseguran las operaciones del
sistema nacional o de forma conjunta con otros BC en caso de transacciones
internacionales. (Jaime, 2016)
 Diseñan la política monetaria. Son los encargados de analizar la situación
económica presente, diseñar las estrategias de las políticas monetarias y llevarlas
a cabo. Esto significa analizar las variables que pueden ser controladas por el BC
como el dinero en circulación, coeficientes bancarios o los agregados
monetarios (M1,M2). (Jaime, 2016)
Funciones del banco central en países sin moneda propia
El Banco Central del Ecuador, al igual que los bancos centrales internacionales que
igualmente renunciaron a su moneda propia, conserva plenamente la facultad de realizar
política monetaria y cambiaria activa bajo dolarización. Más aún, la revisión de la
experiencia internacional muestra que, además de que todos los países analizados
conservan su banco central, estas instituciones cumplen varias otras funciones, que,
debido a las particularidades de cada esquema monetario, pueden ser más especializadas
y rigurosas. (BCE, 2014)

En primer lugar, el Banco Central del Ecuador, así como los demás bancos centrales
estudiados, perdió importantes instrumentos de política monetaria y cambiaria debido a
la adopción de un esquema monetario rígido. Para todas estas instituciones la pérdida de
estos poderes tiene varias consecuencias y, tal vez, la más importante es que una vez
mutilados dos elementos antes cruciales para la gestión del banco central, se abre la
oportunidad de revalorizar y redefinir las otras tareas tradicionales de estas
organizaciones. (BCE, 2014)

La dolarización, convertibilidad y unión monetaria, al ser regímenes que aseguran cierta


credibilidad, tienen la gran ventaja de crear un ambiente propicio para el establecimiento
de reformas positivas para la economía. Una de las reformas más importantes es,
indiscutiblemente, la que tiene que ver con el fortalecimiento del marco institucional. En
efecto, los esquemas monetarios rígidos, por sus características particulares, permiten
reconocer la importancia de las funciones que cumplen los bancos centrales como
artífices de la estabilidad y crecimiento. Más aún, a la luz de la institucionalidad
internacional, se puede decir que la pérdida parcial del control de la política monetaria y
cambiaria no le resta funciones a los bancos centrales, sino más bien, las redefine y
fortalece. (BCE, 2014)

Dado que los esquemas monetarios rígidos no son una panacea que resuelve todos los
problemas de un país y que existen imperfecciones de los mercados, es indispensable que
exista una institución que se encargue de corregir estas fallas y de velar por la estabilidad
de la economía. (BCE, 2014)
Sin duda alguna, la revisión de la experiencia internacional demuestra que la política
monetaria y cambiaria son sólo algunas de muchas otras tareas que realizan los bancos
centrales alrededor del mundo. El desarrollo de los países y el fortalecimiento del
esquema monetario vigente demandan del cumplimiento de una serie de tares
especializadas que se relacionan con la política contracíclica, la independencia
institucional, la estabilidad de precios y del sistema financiero, la información, y la
promoción del bienestar de la población a través de un crecimiento equitativo, sustentable
y democrático. (BCE, 2014)

De hecho, y para citar un ejemplo, cuando un banco central pierde el control sobre la
política monetaria y cambiaria, el público no se dará cuenta de esto en el corto plazo. No
obstante, si el sistema de pagos no funciona de manera eficiente, o la regulación del
sistema financiero falla, el público lo notará inmediatamente. (BCE, 2014)

Por otro lado, hay que insistir en que, con ciertas especificidades, el Banco Central del
Ecuador, al igual que los bancos centrales latinoamericanos y europeos que igualmente
renunciaron a su moneda propia, conserva la facultad de realizar política monetaria activa
bajo dolarización. En efecto, los riesgos de que los choques externos tengan un efecto pro
cíclico podrían llevar a acentuar etapas en las que exista escasez de circulante y
consecuentemente a profundizar la crisis económica. En este sentido existen varios
mecanismos de acción inmediata sobre los cuales el Banco Central tiene control directo
e indirecto como son: el reciclaje de la liquidez, el encaje, los fondos de estabilización, el
sistema de pagos y el crédito. (BCE, 2014)

El análisis comparativo de las funciones de los bancos centrales estudiados pone en claro
que absolutamente todas estas instituciones si bien han perdido la posibilidad de emitir
circulante propio, pueden influir positivamente bajo diversas ópticas en el quehacer
económico del país. (BCE, 2014)

En resumen, la experiencia internacional permite concluir que después de que un banco


central pierde la capacidad de usar la política monetaria y cambiaria de manera
discrecional, éste debe renovarse de tal forma que se ajuste a las nuevas condiciones de
la economía sin perder su identidad como institución. Si bien, las autoridades monetarias
de los países analizados han perdido cierto poder sobre algunos instrumentos
tradicionales, eso no implica que no puedan cumplir de manera eficiente sus otras tareas.
(BCE, 2014)