Anda di halaman 1dari 5

CHEQUE

Intervinientes
Veamos los sujetos que normalmente intervienen:
 El librador: es la persona o empresa que emite y firma el cheque.
 El librado: es la entidad bancaria que paga el importe del cheque.
 El tenedor o beneficiario: es la persona o empresa que puede cobrar el
cheque. En ciertas ocasiones también puede existir un endosante y/o un
avalista.
Definición
Un cheque es un documento utilizado como medio de pago por el cual una
persona (el librador) ordena a una entidad bancaria (el librado) que pague una
determinada cantidad de dinero a otra persona o empresa (el beneficiario o
tenedor). El librador puede ser también el beneficiario, como ocurre cuando uno
utiliza un cheque para sacar dinero de su propia cuenta.

Formas de emitir los cheques

Un cheque puede emitirse:


 Al portador: Cualquier persona que presenta este tipo de cheque tiene
derecho a cobrarlo. Tenga mucho cuidado: si usted lo pierde y cualquiera lo
cobra, no podrá reclamar nada.
 Nominativo: En este caso, sólo la persona o empresa cuyo nombre figura
en el cheque lo podrá cobrar.
 No obstante, existe la posibilidad de transferir el derecho de cobro a un
tercero mediante lo que se llama el “endoso”. Para endosar un cheque, el
beneficiario escribe en el documento el nombre de otra persona, quien pasa
a ser el nuevo beneficiario, y lo firma. Los cheques nominativos pueden
incluir la cláusula “a la orden”, que permite expresamente su endoso o la
cláusula “no a la orden” que impide su transmisión mediante endoso.
 Cheque cruzado: Cruzamos un cheque cuando dibujamos dos lineas
diagonales paralelas en su anverso. De este modo sólo puede ser cobrado
en una determinada entidad bancaria, para que ésta a su vez lo cobre en la
entidad librada. Los cheques pueden “cruzarse”, bien por el librador, bien por
el tenedor.

Nota: si usted es cliente de la entidad que debe pagarlo (librado),


normalmente podrá cobrar un cheque cruzado en efectivo.
 Cheque “para abonar en cuenta”: Si un cheque lleva escrita la expresión
“abonar en cuenta” significa que el dinero no se podrá retirar en efectivo, sino
que tendrá que ser ingresado en una cuenta bancaria. Esto se hace para
reducir el riesgo en caso de pérdida o robo.
Los cheques cruzados y los cheques para abonar en cuenta facilitan la
identificación de quien los cobra.

Elementos de un cheque
Requisitos esenciales:
Los siguientes elementos son obligatorios en un cheque y la falta de cualquier
de ellos lo invalidaría.
 La denominación específica de “cheque” inserta en el documento (en el
idioma empleado para la redacción del mismo).
 El mandato de pagar una determinada cantidad de dinero en euros o en
moneda extranjera.
 El nombre del librado, siempre una entidad bancaria.
 La fecha de emisión.
 La firma del librador.

Además, existen dos requisitos naturales cuya omisión es suplida por la ley
en los siguientes términos:
 Lugar de pago: si no está especificado, se considerará lugar de pago del
cheque el que aparezca junto al nombre del librado. Si se han designado
varios lugares, el cheque será pagadero en el primero de ellos. A falta de
estas indicaciones, el cheque se pagará en el lugar de su emisión.
 Lugar de emisión: si no aparece indicado en el cheque éste se considerará
emitido en el lugar que aparezca junto al nombre del librador.

Para cobrar con cheques:


Si le pagan con un cheque, asegúrese de que no falta ninguno de los elementos
esenciales.
Si quiere cobrar el cheque en efectivo, para evitar comisiones, preséntelo en la
misma sucursal que figura como librado. Normalmente, tampoco tendrá que
pagar comisiones si lo abona en una cuenta de la misma entidad.
Tenga en cuenta que si ingresa un cheque procedente de otra entad en su
cuenta, la fecha valor será el día hábil después de la operación.
Si no conoce bien a la persona o empresa que extiende el cheque, puede ser
mejor exigir un cheque conformado u otro medio de pago.
http://www.finanzasparatodos.es/es/productosyservicios/productosbancariosop
erativos/mediosdepagocheques.html

CUENTA CORRIENTE

Las cuentas corrientes son depósitos que te ofrecen


la liquidez que necesites a través de herramientas
como cheques o tarjetas débito. Además te ofrece la
posibilidad de realizar tus depósitos en efectivo o con
cheques girados a favor tuyo.

Características:

 Cuentas con una tarjeta débito con la que puedes manejar tu dinero y
utilizarlo en cualquier lugar donde encuentres un cajero.
 Puedes autorizar débitos automáticos para que realicen tus pagos de
servicios o facturas sin tener que salir de tu hogar o preocuparte la fecha
de pago.
 Tienes la posibilidad de girar cheques personales que te permiten contar
con tu dinero en cualquier lugar a diferencia de las cuentas de ahorros.
 Con tu tarjeta débito de cuenta corriente puedes administrar tu cuenta de
ahorros, sin ningún costo adicional y realizar transferencias entre ellas.
 Solicitar sobregiros y realizar pagos con la tarjeta en otros países a
diferencia de las cuentas de ahorro con las que no puedes solicitar
sobregiros.
 Dependiendo de tu entidad, las cuentas corrientes tienen diversos costos
derivados de: cuotas de manejo, retiros en caja o cajero automático,
transferencias, entre otros.

Ventajas de tener una cuenta corriente:

 Tienes la posibilidad de realizar pagos diferidos con tus cheques, sin la


necesidad de solicitar un préstamo, no olvides que estos cheques podrán
ser cobrados antes y el banco está en la obligación de pagarlo.
 Tus cheques tienen el respaldo de tu banco, de esta manera serán
recibidos en cualquier establecimiento de crédito. Algunas entidades
bancarias te permiten recibir las remesas que te envían tus familiares
desde el exterior, con la comodidad y seguridad que te ofrece tu banco.
 Puedes realizar retiros y depósitos con cheques de otras entidades sin
incurrir en otros gastos, evitando así, los peligros de cargar dinero físico.
 El pago que realices con tus cheques será debitado de tu cuenta, si por
algún motivo tu dinero no es suficiente, y el banco te ha autorizado
un sobregiro, este cubrirá el valor faltante para poder pagar el cheque.
 El sobregiro que se te otorgue por medio de tus cheques o tarjeta débito
representa un crédito que debes cancelar al banco, por lo tanto te genera
intereses desde el momento en que sea otorgado hasta que realices el
pago correspondiente.
 El banco no está obligado a otorgar sobregiros y puede autorizarlos o no
según sus políticas internas y la evaluación del comportamiento de cada
cliente.

Cosas que debes tener en cuenta para el manejo correcto de tu cuenta


corriente:
 Costos de transacción y manejo más altos que las cuentas de ahorros.
 Si no utilizas bien los sobregiros puedes ocasionar que seas reportado a
las centrales de riesgo.
 Riesgos de seguridad con tu chequera ya que pueden robarla y falsificar
tus datos.
 Montos mínimos en la cuenta para que los intereses que te generen sean
representativos.
 La pérdida de tu chequera debe ser informada de manera escrita al banco
inmediatamente