Anda di halaman 1dari 5

1.

Teoría conductista:

¿Qué es el conductismo?

El conductismo es una corriente de la psicología que se centra en el estudio de las


leyes comunes que determinan el comportamiento humano y animal. en su origen,
el conductismo tradicional deja de lado lo intrapsíquico para focalizarse en la
conducta observable, es decir, prioriza lo objetivo por encima de lo subjetivo. esto
opone el conductismo a planteamientos previos como los psicodinámicos y los
fenomenológicos. de hecho, desde la perspectiva conductista aquello que solemos
entender como "mente" o "vida mental" es tan solo una abstracción de lo que
realmente debería estudiar la psicología: los vínculos entre estímulos y respuesta
en contextos determinados.

2. Condicionamiento clásico

Los que no conocen a iván pavlov y sus experimentos con perros. Para aquellos
que todavía no lo conocen, a continuación explicamos su teoría al detalle.
El condicionamiento clásico (o condicionamiento pelviano) es uno de los temas
introductorios que se estudian en la carrera de psicología, y es uno de los
principios básicos del aprendizaje.

Por eso, todos los psicólogos y maestros tienen conocimiento sobre su


importancia en el aprendizaje asociativo o en la formación de patologías como
las fobias. Son pocos los que no conocen a iván pavlov y sus experimentos con
perros. para aquellos que todavía no lo conocen, a continuación explicamos su
teoría al detalle

Una de las características más importantes de este tipo de aprendizaje es que


implica respuestas automáticas o reflejas, no conductas voluntarias (a diferencia
del condicionamiento operante o instrumental). se denominó "condicionamiento
clásico" a la creación de una conexión entre un estímulo nuevo y un reflejo ya
existente, por tanto, es un tipo de aprendizaje según el cual un estímulo
originalmente neutro, que no provoca una respuesta, llega a poder provocarla
gracias a la conexión asociativa de este estímulo con el estímulo que normalmente
provoca dicha respuesta.

El condicionamiento clásico sentó las bases del conductismo, una de las escuelas
más importantes de la psicología, y nace como consecuencia de los estudios
pavlov, un psicólogo ruso que se interesó por la fisiología de la digestión,
especialmente en los reflejos de salivación en perros. Las investigaciones de
pavlov son una de las bases de las ciencias del comportamiento. En sus
investigaciones iniciales, pavlov había observado que tras poner alimentos en la
boca de del perro que estaba investigando, éste empezaba a segregar saliva
procedente de determinadas glándulas. pavlov denominó este fenómeno como
"reflejo de salivación".

al realizar el experimento en repetidas ocasiones, observó que su presencia (la del


propio pavlov) causaba que el perro empezara a segregar saliva sin tener la
comida presente, pues había aprendido que cuando pavlov se presentaba en el
laboratorio, iba a recibir comida. entonces, para poder saber si estaba en lo cierto,
puso un separador entre el perro y la comida, de esta manera el can no podía
visualizarla. el investigador introducía el alimento por una compuerta y registraba
la salivación del animal.

más adelante, pavlov empezó a aplicar distintos estímulos (auditivos y visuales)


que entonces eran neutros, justo antes de servirle la comida al perro. sus
resultados indicaron que, tras varias aplicaciones, el animal asociaba los estímulos
(ahora estímulos condicionados) con la comida. pavlov llamó “reflejo
condicionado” a la salivación que se producía tras esta asociación.

3. Condicionamiento operante

Durante los años que has ido a la escuela, a la universidad o incluso a algún
curso, debes de haber tenido contacto con decenas de maestros y profesores.
Algunos de ellos probablemente habrán sido muy estrictos, mientras otros habrán
preferido premiar las conductas intelectuales apropiadas antes que castigar las
incorrectas, es decir, con la intención de incitar los pequeños logros, paso a paso,
prestando más atención a las actitudes positivas. los estudiantes que
“sobrevivieron” al primer sistema habrán podido adquirir un sentido “competitivo” y
muy riguroso, con el cual su bagaje ante los retos constantes de la vida
académica les será a priori útil. pero también habrán desarrollado más ansiedad
de la deseable y algunos expresarán aversión al método e incluso a todo lo que
suene a “pedagogía”. el otro grupo de profesores se habrá ganado un lugar cálido
en el corazón de los alumnos; pero el afecto por un maestro no garantiza
necesariamente el aprendizaje de las aptitudes básicas necesarias para a la
adaptación a las futuras situaciones adversas.

Castigos y recompensaste ejemplo de la vida cotidiana nos muestra cómo nos


movemos en un constante vaivén de recompensas (esas las buscamos
diariamente) y castigos (que pretendemos evitar), los cuales guían nuestras
conductas más complejas. ya hemos visto cómo el condicionamiento clásico
vincula los estímulos neutros con las respuestas simples e involuntarias.

Pero ¿cómo aprendemos otras formas más variadas y voluntarias de


comportamiento? una cosa es enseñar a salivar al gatito cuando escucha el bolso
de las croquetas o a un niño a temer los vehículos en la calle, y otra muy distinta
es que un oso aprenda a bailar (aunque sea patosamente, como muchos
humanos) una rumba o que un niño aprenda inglés

Muchas de estas funciones están reservadas a otro tipo de aprendizaje que se


encarga de inculcarnos esas formas de conducta. se trata del condicionamiento
instrumental u operante, mediante el cual un sujeto tiene más probabilidades de
repetir los comportamientos premiados y menos de continuar con las formas de
conducta castigadas. Las acciones siempre traen consecuencias de uno u otro
tipo. por ejemplo, decirle “te quiero” a alguien dará un resultado muy diferente al
esperado si la frase se pronuncia tartamudeando. En conclusión, hay una
conexión directa e importante entre las acciones que ejecutamos y las
consecuencias que se derivan de ellas. y éste es el proceso que conforma el
condicionamiento operante, porque el acto opera sobre el ambiente para obtener
estímulos compensatorios o positivos. En la segunda parte de éste
artículo recorreremos punto por punto los pasos de éste aprendizaje así como la
superstición, la indefensión aprendida y el control personal.

4. Aprendizaje por observación

Muchas de las conductas que manifiesta el ser humano no pueden ser aprendidas
por ensayo y error. por ejemplo, a nadie se le ocurriría aprender a pilotar un avión
de esta manera. para el aprendizaje de este tipo de conductas, los seres humanos
(y algunas otras especies) disponen de procesos avanzados que se superponen a
los mecanismos operantes revisados en los dos temas anteriores. uno de estos
mecanismos es la capacidad de aprender por observación el aprendizaje por
adquisición. Consiste en la observación del modelo a imitar, y la identificación de
las características centrales de la acción o conducta que efectúa.

Lo observado debe almacenarse en la memoria para su consecuente ejecución.

Ejecución. Reproducción de la acción o conducta observada. en este punto


recobra importancia los refuerzos positivos, tanto de lo observado en terceros
como de lo ejecutado.

Consecuencias. Si la conducta reproducida recibe refuerzos positivos, la persona


tenderá a realizarla con mayor frecuencia. de lo contrario, tenderá a desaparecer.

Son muchas las conductas derivadas del aprendizaje por observación (sobre todo
en más pequeños); y no necesariamente somos conscientes de ello si el
aprendizaje lo definimos como el cambio que se produce en la conducta debida a
la experiencia, el aprendizaje por observación (o vicaria) puede ser definido como
el cambio que se produce en la conducta de una persona (o animal) como
consecuencia de la experiencia consistente en observar a otra. este tipo de
aprendizaje debe contar, por tanto, con al menos dos actores, el observador y el
modelo. por esta razón, también se le denomina “aprendizaje por modelado” o,
simplemente, “modelado” además, la conducta del modelo puede presentarse en
vivo, o de forma simbólica. el modelado en vivo consiste en la exposición a la
conducta de modelos reales, presentes físicamente. el modelado simbólico, por su
parte, consiste en una exposición indirecta, a través de películas, lecturas, relatos
,por observación dando lugar a una gran cantidad de investigaciones sobre la
influencia del «modelado» sobre la conducta humana. en todos las culturas, los
niños adquieren y modifican patrones complejos de comportamientos,
conocimientos y actitudes a través de la observación de los adultos. que
«afortunadamente, la mayor parte de la conducta humana se aprende por
observación mediante modelado». esta afirmación tiene su explicación en el hecho
de que si las conductas se aprendiesen sólo por ensayo y error los procesos de
desarrollo se verían muy retrasados y los individuos quedarían a merced de las
consecuencias de sus errores.

El Aprendizaje observacional: acelera y posibilita el desarrollo de mecanismos


cognitivos complejos y pautas de acción social. Cuando la imitación está
seriamente dañada, los procesos de humanización se hacen extremadamente
difíciles y las personas que los padecen muestran deterioros funcionales
importantes.

Las primeras investigaciones realizadas por Bandura sobre el aprendizaje por


observación se realizaron sobre conductas agresivas. uno de sus primeros
experimentos fue el que realizó con walters en 1963. en éste dividió a una serie de
niños en tres grupos:

El primer grupo ve una película de un niño que es premiado por realizar una
conducta agresiva con un muñeco. El segundo grupo ve al mismo niño que es
castigado por esa conducta agresiva. El tercer grupo ve al niño que no es ni
castigado ni premiado por su conducta.

En la fase de prueba a los niños se les dejó en la habitación con los mismos
elementos que había en la película.

en un segundo momento se ofrecen premios por repetir las conductas observadas


en la película. los resultados muestran cómo en la fase de prueba los niños del
segundo grupo realizan menos conductas agresivas, pero cuando se les ofrece
recompensas los tres grupos aumentan sus conductas agresivas.

Observaron, por ejemplo, que los modelos reales son más eficaces que los
filmados en la evocación de pautas imitativas de agresión, que los niños
expuestos a modelos agresivos no solamente realizaban respuestas imitativas
específicas sino también (comparándolos con niños expuestos a modelos no
agresivos) un número más elevado de conductas agresivas no imitadas, y por
último que la observación de modelos agresivos tiene efecto des inhibitorio de la
agresión tanto en niños como en adultos

Efecto instructor: implica la adquisición, por parte del observador, de respuestas y


habilidades nuevas. El primer efecto que puede apreciarse en el aprendizaje por
observación es la incorporación por parte del sujeto aprendiz de nuevos patrones
de conducta o destrezas, así como las reglas para desarrollar nuevas conductas.
También se ha demostrado la adquisición de respuestas emocionales mediante
procedimientos de a aprendizaje vicario. Efectos de inhibición o desinhibición: este
segundo efecto actúa sobre los aspectos motivacionales aumentando o
disminuyendo la inhibición de conductas previamente adquiridas. Bandura plantea
que existen varios factores que influyen en este efecto, como la capacidad auto
percibida por el sujeto, las consecuencias que ha percibido que el modelo obtiene
al realizar la conducta, las expectativas acerca de las posibilidades que tiene de
alcanzar tales consecuencias si realiza la conducta.

Efectos de facilitación: consiste en facilitar la realización de conductas que no son


nuevas ni están inhibidas.