Anda di halaman 1dari 8

Diagrama de Wiggers

La relación entre los eventos eléctricos y mecánicos que suceden durante el ciclo cardíaco puede
ilustrarse mediante el diagrama de Wiggers.

El diagrama de Wiggers es una excelente herramienta para ilustrar los distintos componentes en
todo un ciclo cardíaco, además de la relación que existe entre ellos. Posiblemente ahora pueda
comprender cuándo y por qué sucede cada componente del diagrama de Wiggers.

El diagrama que se presenta a continuación muestra registros obtenidos simultáneamente de un


animal consciente conectado a instrumentos. Dichos registros señalan cómo pueden reunirse
varios registros durante el mismo período para crear un diagrama del tipo Wiggers.

Volumen, presión y flujo en todo el ciclo cardíaco


A medida que el corazón se llena y luego se contrae, cambia el volumen de las aurículas y los
ventrículos, que, a su vez, alteran la presión en dichas cavidades. Los cambios de presión influyen
sobre el flujo de sangre dentro del corazón mismo y en todo el cuerpo. La relación que existe entre
el volumen y la presión en las aurículas, los ventrículos y la aorta se ilustra en el diagrama de
Wiggers. Dicho diagrama también ilustra la relación que existe entre la actividad eléctrica (ECG) y
los ruidos cardíacos.

En esta lección, trabajaremos con cada componente del diagrama de Wiggers, paso a paso.
Analizaremos los episodios que ocurren a medida que la sangre fluye desde las aurículas, hacia los
ventrículos, la aorta y las arterias coronarias. El diagrama de Wiggers de esta lección ilustra
cambios en los componentes del ciclo cardíaco del lado izquierdo del corazón. El texto de esta
lección abordará detalladamente los cambios en el lado izquierdo del corazón, pero los conceptos
con respecto a la presión y al flujo pueden aplicarse también al lado derecho.
Válvulas y ruidos cardíacos
Las válvulas cardíacas tienen la función de
asegurar que la sangre fluya en un único
sentido dentro del corazón. Las válvulas se
abren y se cierran en respuesta a cambios de
presión. Como las válvulas se cierran
rápidamente, envían vibraciones por todas las
paredes del corazón y son estas vibraciones las
que pueden oírse como ruidos cardíacos.

*Los ruidos cardíacos son provocados por el cierre de las válvulas cardíacas
Podemos escuchar ruidos cardíacos característicos si colocamos un estetoscopio sobre la pared
torácica. El cierre de la válvula mitral produce el primer ruido “lub”, mientras que el cierre de la
válvula aórtica produce el segundo ruido “dub”.

En algunas ocasiones, puede oírse un tercer ruido cardíaco mediante un estetoscopio. Este tercer
ruido, poco frecuente, es producido por un llenado rápido de los ventrículos durante la diástole, y
es un sonido suave de baja intensidad.
La apertura y el cierre de las válvulas cardíacas ocurren por cambios de
presión
La función de las válvulas del corazón es evitar el flujo inverso de la sangre. La válvula mitral
impide que la sangre fluya de regreso a las aurículas desde los ventrículos, mientras que la válvula
aórtica impide que la sangre fluya de regreso hacia los ventrículos desde la aorta o la arteria
pulmonar principal.

¿De qué manera las siguientes diferencias de presión afectan a las válvulas cardíacas del lado
izquierdo del corazón? Una la acción de cada válvula con la diferencia de presión.

 Presión auricular
La acción de la sangre al llenar las aurículas aumenta la presión en dichas cavidades. Cuando la
presión auricular pasa a ser más alta que la ventricular, las válvulas AV (mitral y tricúspide) se
abren forzosamente y la sangre fluye desde las aurículas hacia los ventrículos.

 Diástole auricular

El área de interés está resaltada en azul.

Durante esta fase del ciclo cardíaco, las aurículas


están relajadas y se llenan con sangre, lo cual
produce un pequeño aumento de la presión
auricular. Cuando esto ocurre, la presión
auricular es más alta que la ventricular, de
manera que la válvula mitral está abierta. Dado
que la válvula mitral está abierta, la sangre
puede fluir a través de ella y llenar los
ventrículos.

 Sístole auricular

Durante esta fase del ciclo cardíaco, las aurículas


se contraen y esto contribuye a llenar aún más los
ventrículos. Esto está señalado por el aumento
repentino de la presión, tanto auricular como
ventricular. Ahora la presión ventricular es más
alta que la auricular y la válvula mitral se cierra
(señalado por el primer ruido cardíaco).
Diástole ventricular
La diástole ventricular es el período en el que los ventrículos se relajan. Durante este momento, el
llenado ventricular se logra principalmente mediante el flujo pasivo de sangre. Hacia el final de la
diástole, las aurículas se contraen y bombean sangre activamente hacia los ventrículos.

 Relajación isovolumétrica

La diástole comienza con una fase corta llamada fase de relajación isovolumétrica, en la que tanto
las aurículas como los ventrículos se relajan. La presión ventricular es mayor que la auricular, pero
sigue estando por debajo de la presión aórtica, de manera que ambas válvulas están cerradas.
Como resultado, no fluye sangre dentro ni fuera del ventrículo, así que no hay cambios en el
volumen ventricular. Es durante esta fase del ciclo cardíaco que las aurículas comienzan a llenarse
con sangre.

 Llenado ventricular activo

Al final de la fase de llenado pasivo, las aurículas se contraen para llenar con más sangre los
ventrículos. Este proceso se conoce como “llenado activo”, ya que el flujo de sangre es resultado
de la contracción del músculo cardíaco. Está señalado por el aumento repentino del volumen y la
presión ventricular.
Sístole ventricular
Durante gran parte del ciclo cardíaco, la presión ventricular es significativamente más baja que la
presión aórtica. Por lo tanto, se debe generar una elevada presión ventricular para abrir la válvula
aórtica a fin de expulsar la sangre de los ventrículos.

 Contracción isovolumétrica

Durante esta fase del ciclo cardíaco, la presión ventricular es mayor que la auricular y la válvula
mitral se cierra repentinamente (cierre indicado por el primer ruido cardíaco). Sin embargo, la
válvula aórtica permanece cerrada. Este breve período se llama fase de contracción
isovolumétrica. Durante esta fase del ciclo cardíaco, el ventrículo se contrae pero el volumen de
sangre que contiene permanece constante mientras las dos válvulas del corazón se mantienen
cerradas.

 Fase de eyección

Durante esta fase del ciclo cardíaco, la presión ventricular aumenta por encima de la presión
aórtica, y la válvula aórtica se abre. El volumen ventricular decrece a medida que la sangre sale
rápidamente del ventrículo y la presión ventricular comienza a disminuir. Cuando la presión
ventricular vuelve a estar por debajo de la presión aórtica, la válvula aórtica se cierra (indicado por
el segundo ruido cardíaco).
 Presión aórtica: La presión aórtica es significativamente más alta que la presión
ventricular durante la mayor parte del ciclo cardíaco. La válvula aórtica se abre solamente
cuando la presión ventricular supera esa elevada presión aórtica.

 Diástole: A medida que la sangre fluye a través de la aorta y hacia la circulación


sistémica, la presión en la aorta disminuye de forma sostenida.

 Sístole:Cuando los ventrículos se contraen, la presión ventricular aumenta rápidamente.


Tan pronto como la presión ventricular pasa a ser mayor que la aórtica, la válvula aórtica
se abre y la sangre sale expulsada hacia la aorta. Esto está señalado por el aumento
repentino de la presión aórtica. Cuando la presión ventricular cae por debajo de la presión
aórtica, la válvula aórtica se cierra rápidamente (indicado por el segundo ruido cardíaco).
El cierre de la válvula aórtica coincide con una pequeña baja de la presión aórtica (al
comienzo de la diástole) que recibe el nombre de “escotadura dícrota”.(Sucede como
resultado de la expansión y retracción de la aorta a medida que la sangre avanza a través
de ella. A medida que la aorta se retrae, se produce un reflujo de la sangre en dirección a la
válvula aórtica, lo cual produce que se cierre. Este movimiento de sangre produce el
característico descenso y luego el aumento de la presión aórtica)

La alta presión que genera el ventrículo es fundamental. Garantiza que el corazón eyecte la sangre
con suficiente fuerza como para mantener el flujo de sangre en todo el cuerpo, durante todo el
ciclo cardíaco, y no solamente durante el período de contracción.

Flujo sanguíneo coronario


La sangre oxigenada se distribuye al músculo cardíaco a través de las arterias coronarias, y la
sangre desoxigenada sale a través de las venas coronarias. El flujo de sangre coronaria aumenta
rápidamente durante la diástole y cae abruptamente durante la sístole.

Ubicación de los ostia y los senos coronarios


Los orificios de origen de las arterias coronarias se denominan ostia coronarios. Son dos orificios
ubicados en la aorta, junto a la válvula aórtica. Uno de esos orificios es el que se abre hacia la
arteria coronaria derecha, y el otro, hacia la arteria coronaria izquierda. Dichas arterias se
ramifican y suministran al corazón la sangre enriquecida con oxígeno.

Los orificios de conexión con las venas coronarias se denominan senos coronarios. El seno
coronario está ubicado en la aurícula derecha, entre el orificio de la vena cava inferior y la válvula
tricúspide. Las venas coronarias llevan la sangre desoxigenada hacia la aurícula derecha, a través
del seno coronario.
Flujo sanguíneo coronario
Durante la sístole, el flujo de sangre coronaria es
bajo ya que la contracción ventricular comprime las
arterias y venas coronarias dentro de la pared
ventricular. A medida que los ventrículos comienzan
a relajarse en la diástole, cae la resistencia en la
circulación coronaria y el flujo de sangre coronaria
aumenta nuevamente.