Anda di halaman 1dari 2

Procesos cognitivos

Los procesos cognitivos se entienden como todo aquel conjunto de operaciones mentales que realizamos de forma más
o menos secuenciada con el fin de obtener algún tipo de producto mental. Se trata de cada una de las operaciones que
realizamos que nos permiten captar, codificar, almacenar y trabajar con la información proveniente tanto del exterior
como del interior.

Atención

La atención es el proceso cognitivo que permite que el ser humano seleccione, focalice y mantenga sus recursos
mentales en una estimulación determinada, dejar de dedicárselos o separar los recursos. Existen diferentes tipos de
atención, entre ellas la focalizada o la sostenida, la dividida, la voluntaria o la involuntaria, la abierta o la encubierta.

Procesamiento de la información

Muy vinculado a la atención y a la percepción, el procesamiento de la información es uno de los procesos cognitivos
básicos el cual nos permite que la información captada sea procesada y pueda llegar a ser elaborada.

Memoria

Otro de los procesos básicos, la memoria ejerce un papel fundamental en la cognición puesto que permite mantener en
el sistema la información percibida previamente y trabajar con ella tanto a corto como largo plazo.

Aprendizaje

La capacidad de aprendizaje se deriva en gran medida de la capacidad de prestar atención a la estimulación para
posteriormente almacenarla en la memoria y poder recuperarla posteriormente.

Lenguaje

El lenguaje es considerado un proceso cognitivo superior, que además de para comunicarnos con el entorno y nuestros
semejantes es utilizado para regular internamente nuestra conducta (a través de autoinstrucciones).

INTELIGENCIA Y PENSAMIENTO

¿Qué es la Inteligencia?

La inteligencia es la capacidad de relacionar conocimientos que poseemos para resolver una determinada situación. Por
lo que podemos deducir que ser inteligente es saber elegir la mejor opción entre las que se nos brinda para resolver un
problema. Según la teoría de las inteligencias múltiples según Howard Gardner podemos distinguir tipos diferentes de
inteligencia formal:

Inteligencia Lógica-Matemática: Es la habilidad que poseemos para resolver problemas tanto lógicos como
matemáticos. Comprende las capacidades que necesitamos para manejar operaciones matemáticas y razonar
correctamente. Nuestra procesamiento aritmético, lógico, razonado, ... va ligado a ella.

Inteligencia Lingüistica-Verbal: Es la fluidez que posee una persona en el uso de la palabra. Destreza en la utilización
del lenguaje, haciendo hincapié en el significado de las palabras, su orden sintáctico, sus sonidos, ... Esta inteligencia nos
capacita para escribir poemas, historias, ...

Inteligencia Visual-Espacial: Es la habilidad de crear un modelo mental de formas, colores, texturas, ... Está ligada a la
imaginación. Una persona con alta inteligencia visual está capacitada para transformar lo que crea en su mente en
imágenes, tal como se expresa en el arte gráfico. Esta inteligencia nos capacita para crear diseños, cuadros, diagramas y
construir cosas.
Arquitectos

Inteligencia Corporal-Cinética: Es la habilidad para controlar los movimientos de todo el cuerpo para realizar
actividades físicas. Se usa para efectuar actividades como deportes, que requiere coordinación y ritmo controlado.

Inteligencia Musical: Es la habilidad que nos permite crear sonidos, ritmos y melodías. Nos sirve para crear sonidos
nuevos para expresar emociones y sentimientos a través de la música.
Mozart, Bethoven

Inteligencia Interpersonal: Consiste en relacionarse y comprender a otras personas. Incluye las habilidades para
mostrar expresiones faciales, controlar la voz y expresar gestos en determinadas ocasiones. También abacar las
capacidades para percibir la afectividad de las personas.

Inteligencia Intrapersonal: Es nuestra conciencia. Entender lo que hacemos nosotros mismos y valorar nuestras
propias acciones.

Inteligencia Naturalista: Consiste en el entendimiento del entorno natural y la observación científica de la naturaleza
como la biología, geología o astronomía.

¿Qué es el Pensamiento?

De las muchas definiciones que podrían darse, algunas de ellas lo consideran como una actividad mental no rutinaria
que requiere esfuerzo, o como lo que ocurre en la experiencia cuando un organismo se enfrenta a un problema, lo
conoce y lo resuelve. El pensamiento tiene una serie de características particulares, que lo diferencian de otros
procesos, como por ejemplo, que no necesita de la presencia de las cosas para que éstas existan, pero la más
importante es su función de resolver problemas y razonar.

Pensamiento inductivo: aquí se razona a partir de casos particulares para llegar a lo general. Este tipo de pensamiento
surge de la suposición de que si algo en ciertas circunstancias es cierto, lo será en situaciones semejantes aunque no se
haya comprobado. Algunas operaciones inductivas serían por ejemplo la causalidad y la predicción.

Pensamiento deductivo: este, en cambio, llega a afirmaciones sobre casos partículas partiendo de categorías generales.
De esta manera, se infiere una conclusión a partir de una o más premisas.

Pensamiento analítico: en este, se llega a comprender una situación particular mediante la división de la misma en
fragmentos o estableciendo implicaciones entre varias situaciones. De esta manera, lo que se hace es comparar
distintas características de las situaciones, establecer relaciones causales o condicionales entre ellas o identificar
secuencias temporales.

Pensamiento divergente: en esta clase de pensamiento lo que se producen son las respuestas u opciones posibles
frente a un reto o pregunta abierta.

Pensamiento convergente: este, en cambio, elige entre diversas opciones para llegar a una conclusión.