Anda di halaman 1dari 55

UNIVERSIDAD SANCARLOS

INTRODUCCIÓN

En biología, el sexo es el conjunto de las peculiaridades que caracterizan los

individuos de una especie dividiéndolos en masculinos y femeninos, y hacen posible una

reproducción que se caracteriza por una diversificación genética.1 La reproducción sexual

implica la combinación de células especializadas llamadas gametos para formar hijos que

heredan el material genético, y por tanto los rasgos y naturaleza de ambos padres. Los

gametos pueden ser idénticos en forma y función (isogametos), pero en algunos casos han

evolucionado hacia una asimetría de tal manera que hay dos tipos de gametos específicos por

sexo (heterogametos): los gametos masculinos son pequeños, móviles, y optimizados para el

transporte de su información genética a cierta distancia; mientras que los gametos femeninos

son grandes, no móviles y contienen los nutrientes necesarios para el desarrollo temprano del

organismo joven.

El sexo de un organismo se define por los gametos que produce: los del sexo

masculino producen gametos masculinos (espermatozoides) mientras que los de sexo

femenino producen gametos femeninos (óvulos), los organismos individuales que producen

tanto gametos masculinos como gametos femeninos se denominan hermafroditas. En la

especie humana no existe el hermafroditismo, pero sí la intersexualidad (anteriormente

llamada seudohermafroditismo), una anomalía física congénita que, en apariencia, tiene

similitudes con el hermafroditismo. Con frecuencia, las diferencias físicas se asocian con el

sexo del organismo; este dimorfismo sexual puede reflejar las presiones reproductivas

diferentes de cada sexo.

GUIDO ALEXIS 1
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Las relaciones sexuales son un conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y

psicológico-afectivas que caracterizan cada sexo. También es el conjunto de fenómenos

emocionales y de conducta relacionados con el sexo, que marcan de manera decisiva al ser

humano en todas las fases de su desarrollo. La sexualidad es una manera de comportarnos,

de sentir, de hacer y tiene que ver con factores biológicos, psicológicos y sociales. En la

sexualidad tenemos que analizar la sociedad, la familia o el grupo humano que rodea a la

persona.

Se manifiesta de muchas maneras. Desde cómo se considere uno, masculino o

femenino, cuál es la identidad que se tiene como genero o sexual. También se manifiesta con

una actividad que es explícitamente sexual, juegos sexuales. Además se manifiesta desde

etapas tempranas. Hace tiempo apareció una teoría psicoanalítica que señalaba que el niño

tenía sexualidad. También se pensaba que la sexualidad aparecía con el desarrollo de las

características sexuales secundarias, es decir cuando en la adolescencia se desarrollan

biológicamente los cuerpos del hombre y la mujer

El sexo se relaciona con la sexualidad ya que es una característica biológica que nos

identifica a las personas como hombres o mujeres. Esta diferencia nos permite participar en

la reproducción de los seres humanos.

Los cuerpos de los hombres y de las mujeres son diferentes, la muestra más notable

está en los órganos sexuales externos, porque las mujeres tienen vulva y los hombres, pene y

testículos. En el momento en que nace un ser humano, al observar sus órganos sexuales

externos, se dice que es un niño o una niña.

GUIDO ALEXIS 2
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La sexualidad humana representa el conjunto de comportamientos que conciernen la

satisfacción de la necesidad y el deseo sexual. Al igual que los otros primates, los seres

humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de

vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también

desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación

a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, así como ven en

ello un método para mejorar (o perder) la salud.

La complejidad de los comportamientos sexuales de los humanos es producto de su

cultura, su inteligencia y de sus complejas sociedades, y no están gobernados enteramente

por los instintos, como ocurre en casi todos los animales. Sin embargo, el motor base del

comportamiento sexual humano siguen siendo los instintos, aunque su forma y expresión

dependen de la cultura y de elecciones personales; esto da lugar a una gama muy compleja

de comportamientos sexuales. En la especie humana, la mujer lleva culturalmente el peso de

la preservación de la especie.

En la sexualidad humana pueden distinguirse aspectos relacionados con la salud, el

placer, legales, religiosos, etcétera. El concepto de sexualidad comprende tanto el impulso

sexual, dirigido al goce inmediato y a la reproducción, como los diferentes aspectos de la

relación psicológica con el propio cuerpo (sentirse hombre, mujer o ambos a la vez) y de las

expectativas de rol social. En la vida cotidiana, la sexualidad cumple un papel muy destacado

ya que, desde el punto de vista emotivo y de la relación entre las personas, va mucho más

allá de la finalidad reproductiva y de las normas o sanciones que estipula la sociedad.

GUIDO ALEXIS 3
UNIVERSIDAD SANCARLOS

1.SEXO

El sexo es un conjunto de características biológicas, físicas, fisilógicas y anatómicas

que definen a los seres humanos como hombre y mujer, y a los animales como macho y

hembra.

El sexo no se elige ya que es una construcción determinada por la naturaleza, que

viene dada desde el nacimiento.

También es el conjunto de fenómenos emocionales y de conducta relacionados con

el sexo, que marcan de manera decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo.

La sexualidad es una manera de comportarnos, de sentir, de hacer y tiene que ver con

factores biológicos, psicológicos y sociales. En la sexualidad tenemos que analizar la

sociedad, la familia o el grupo humano que rodea a la persona.

Se diferencia del género, que es una construcción sociocultural referida a los rasgos

que la sociedad considera femeninos o masculinos, con múltiples opciones.

El sexo no puede cambiarse porque es una condición genética que tiene origen en la

concepción en el seno materno.

La naturaleza hace hombres o mujeres, y si bien una operación de cambio de sexo

puede eliminar los genitales externos del hombre, no puede cambiar el sistema hormonal, la

fisonomía humana ni su ADN.

El sexo es una variable genética y biológica que divide a las personas en hombre y

mujer según sus genitales, aparato reproductor y otras diferencias corporales, dicotomía con

GUIDO ALEXIS 4
UNIVERSIDAD SANCARLOS

raras excepciones biológicas (hermafroditas) cuyas diferencias se reflejan claramente en los

roles sociales.

El sexo como categoría física y biológica, alude a la diferenciación entre el hombre y

la mujer sin depender de la evolución histórica de la sociedad.

Las construcciones socioculturales, en cambio, varían a través de la historia y son

cambiantes de acuerdo con la educación, los medios de comunicación, el lenguaje, la familia,

las costumbres, las instituciones, la política.

Estos factores determinan las características psicológicas y culturales por las cuales

para la sociedad las personas son femeninas o masculinas (género), pero no pueden

determinar el sexo ya que es una condición natural.

También debe distinguirse el sexismo o manera de enfatizar las diferencias biológicas

entre el hombre y la mujer (machismo y feminismo).

El sexismo tiene una perspectiva vejatoria y ultrajante para la mujer, que lleva

consigo discriminación y prejuicios. La misoginia y el machismo se relacionan con el odio,

la dominación y el poder del hombre por encima de la mujer.

La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos,

socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales.

Si bien la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no es necesario que se

experimenten ni se expresen todos. Sin embargo, en resumen, la sexualidad se experiencia y

se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

GUIDO ALEXIS 5
UNIVERSIDAD SANCARLOS

2.SEXUALIDAD

El termino sexualidad se refiere a un dimensión fundamental del hecho del ser

humano: basada en el sexo, incluye al género, las identidades de sexo y género, la orientación

sexual, el erotismo, la vinculación afectiva y el amor, y la reproducción. Se experimenta o se

expresa en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores,

actividades, prácticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de

factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o

espirituales.

La sexualidad es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y

psicológicoafectivas del mundo animal que caracterizan cada sexo. También es el conjunto

de fenómenos emocionales y de conductas relacionados con el sexo, que marcan de manera

decisiva al ser humano en todas las fases de su desarrollo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, (2006), la sexualidad es un

aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades

y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación

sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias,

actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad

puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencias o se expresan

siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores bilógicos, psicológicos,

sociales, económicos, políticos, culturales, peticos, legales, históricos, religiosos y

espirituales.

GUIDO ALEXIS 6
UNIVERSIDAD SANCARLOS

2.1. IDENTIDAD SEXUAL

Es el aspecto psicológico de la sexualidad y comprende tres elementos indivisibles;

la identidad de género, el rol o papel de género y la orientación sexual. Money (1965).

2.3 IDENTIDAD DE GENERO

Es el aspecto psicológico de la sexualidad, sentirse hombre o mujer manifestando

extremadamente por medio de rol o papeles de género que es “todo lo que una persona hace

o dice para indicar a otros y/a sí mismos, el grado en que es hombre, mujer o incluso

ambivalente, según Money.

2.4 LA ORIENTACION SEXUAL

Se refiere a la atracción, gusto o preferencia de la persona para elegir compañero

sexual. Teniendo en cuenta que el ser humano es un ser social, pues se concibe asociado a

otros formando grupos en las que cada quien satisface sus necesidades físicas, afectivas y

sociales. Según Money.

2.5 ACTIVIDAS SEXUAL

La actividad sexual es una expresión conductual de la sexualidad personal donde el

componente erótico de la sexualidad es el más evidente.

Está se caracteriza por los comportamientos que buscan el erotismo y es sinónimo de

comportamiento sexual.

2.6 RELACIONES SEXUALES PRECOZES

GUIDO ALEXIS 7
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Según Cutié, Laffita, y Toledo, (2005), en su estudio Primera Relación Sexual en

Adolescentes peruanos.

En las últimas generaciones es manifiesta la aparición cada vez más temprana de la

maduración sexual y la participación activa de los jóvenes en la esfera social, cultural y

económica, por lo que representa un desafió importante para los países y en particular para

los sistemas de salud, como contribuir a que esta etapa transcurra exitosamente con

satisfacción de la calidad de vida y de sus necesidades de salud, bienestar y desarrollo.

Este desarrollo temprano del desarrollo sexual no va aparejado de una maduración

psicológica importante en lo que a la sexualidad se refiere, por lo que no existen los

conocimientos suficientes para asumir una sexualidad responsable que les produzca

satisfacción que para el ser humano debe representar estas prácticas, sin estar expuestos a

eventos tan desagradables como embarazos no deseados o no planificados, contagios con

enfermedades venéreas.

2.7 FACTORES QUE INFLUYEN EN EL EJERCICIO DE LA SEXUALIDAD

La Influencia de los Padres, el papel de los ellos en la socialización sexual de los

hijos, no se ha tomado mucho en cuenta, esto debido que generalmente hay muy poca

comunicación en relación a estos temas.

La influencia de los pares en la edad, la información que proporcionan los

compañeros de la misma edad, es más fiable y creíble para los adolescentes en comparación

a la brindada por los adultos, según (Katchadourin ,1990).

GUIDO ALEXIS 8
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Por otra parte la influencia de los medios de comunicación, tanto implícita como

explicita se encuentra al alcance de los adolescentes en material de pornografía, revistas,

videos, periódicos, radio, televisión, paneles, mesa redondas e internet. Por lo que los

adolescentes son bombardeados indiscriminadamente, según (Monroy, 1978).

3. LA SEXUALIDAD EN LA ADULTEZ

3.1 EL SEXO Y LA PERSONA SOLTERA

En la adolescencia tardía y el inicio de la adultez son un momento de

desenvolvimiento sexual a medida que el individuo avanza a una sexualidad madura, adulta.

Primero, se presenta una necesidad de tratar con temas de orientación sexual y definir

la propia identidad sexual.

La heterosexualidad es la norma predominante en nuestra sociedad y algunas

personas se deslizan a ella sin razonarlo gran cosa.

Otro paso hacia la madurez es la identificación de nuestros gustos y desagrados

sexuales y aprender a comunicarlos a una pareja.

Aprender que le gusta o disgusta a uno puede ocurrir de manera natural a medida que

el individuo experimenta diversos comportamientos a lo largo dl tiempo.

Otras dos cuestiones son importantes para lograr la madurez sexual: volverse

responsable del sexo y desarrollar una capacidad de intimidad.

3.2 EL SEXO Y LOS ADULTOS MAYORES

GUIDO ALEXIS 9
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Cuando Freud sugirió que los niños pequeños, incluso los lactantes, tienen

pensamientos y sentimientos sexuales, sus ideas toparon con considerable resistencia.

Cuando 50 años después, los investigadores comenzaron a sugerir que los hombre y

mujeres ancianos también tienen pensamientos y sentimientos sexuales, hubo una resistencia

similar.

La sexualidad continúa desarrollándose a lo largo de toda la vida. Puede expresarse

en la soltería, la cohabitación, el matrimonio, las relaciones extramaritales, las relaciones

posteriores al divorcio o en una variedad de contextos a medida que el individuo envejece.

Los jóvenes adultos se desarrollan hasta alcanzar la madurez sexual. Aunque la

actividad sexual declina un poco con la edad, es perfectamente posible continuar sexualmente

activo hasta la octava o novena década de la vida.

4. IDENTIDAD DE GENERO Y ORIENTACION SEXUAL

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la

Salud (OPS) proponen las siguientes definiciones:

Identidad de Género La Identidad de género define el grado en que cada persona se

identifica como masculina o femenina, o alguna combinación de ambos.

Es el marco de referencia interno, construido a través del tiempo, que permite a los

individuos organizar un autoconcepto y comportarse socialmente en relación con la

percepción de su propio sexo y género.

GUIDO ALEXIS 10
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La identidad de género determina la forma en que las personas experimentan su

género y contribuye al sentido de identidad, singularidad y pertenencia.

Orientación Sexual La orientación sexual es la organización especifica del erotismo

y el vínculo emocional de un individuo en relación con el género de la pareja involucrada en

la actividad sexual.

La orientación sexual puede manifestarse en forma de comportamientos,

pensamientos, fantasías o deseos sexuales, o como una combinación de estos elementos

4.1. CLASIFICIÓN

4.1.1 HETEROSEXUAL

Es la orientación sexual caracterizada por el deseo y la atracción hacia personas del

sexo opuesto. Un hombre heterosexual se siente atraído por las mujeres, mientras que una

mujer heterosexual siente atracción por los hombres.

4.1.2 HOMOSEXUAL

Podemos definir homosexualidad, de una forma operativa, como toda conducta en la

que se establecen relaciones sexuales con un miembro del mismo sexo.

Sin embargo, este modelo nos parece muy reduccionista, pues esa conducta no sería

sino el resultado de numerosos aspectos que van desde los ambientales hasta otros que

implican a la identidad y orientación sexual; también quedan involucradas sus motivaciones

y, como consecuencia, la identidad social y psicológica del individuo.

GUIDO ALEXIS 11
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La definición de “homosexual” procede del vocablo griego homoios, que define lo

que es igual o semejante, de manera que desde lo etimológico homosexual es quién tiene

afinidad sexual por las personas de su mismo sexo.

Esta definición implica una atracción sexual y emocional hacia los de igual sexo, pero

no tiene en cuenta otras muchas motivaciones que están detrás de la conducta homosexual y

que, por tanto, dan lugar a muy diferentes formas de homosexualidad: los que las establecen

porque los objetos heterosexuales no les son accesibles, los solitarios, los rebeldes, los

necesitados, los adolescentes que experimentan la sexualidad, etcétera.

A pesar de que el término gay suele emplearse para referirse a los hombres

homosexuales y el término lesbiana para referirse a las mujeres homosexuales, gay es un

adjetivo o sustantivo que identifica a las personas homosexuales sin importar su género.

Desde 1973 la comunidad científica internacional considera que la homosexualidad

no es una enfermedad. Sin embargo, la situación legal y social de la gente que se

autodenomina homosexual varía mucho de un país a otro y frecuentemente es objeto de

polémicas.

Hay personas con orientación homosexual que, por las condiciones de intolerancia y

violencia o de difícil acceso a otras personas del mismo sexo, mantienen relaciones

heterosexuales.

La homosexualidad ha estado presente en las sociedades desde tiempos muy antiguos,

y se han encontrado casos de homosexualidad bastante bien documentados desde la más

temprana antigüedad.

GUIDO ALEXIS 12
UNIVERSIDAD SANCARLOS

4.1.3 BISEXUAL

Una persona bisexual es aquella cuya orientación sexual se dirige tanto hacia mujeres

como hacia varones, es decir, hacia los miembros de su propio género, así como hacia

miembros del género opuesto.

La bisexualidad no es inusual; de hecho, es más común que la homosexualidad

exclusiva (si se define al bisexual como una persona que ha tenido al menos una experiencia

sexual con un varón y al menos con una mujer).

Los proponentes de la bisexualidad argumentan que tienen ciertas poderosas ventajas.

Permite una mayor variedad en las propias relaciones sexuales humanas que la

heterosexualidad u homosexualidad exclusivas. La persona bisexual no descarta posibilidad

alguna y está abierta a la más amplia variedad de experiencias.

Dentro de la tradición occidental, se suele dar carta de naturaleza a la bisexualidad

desde la antigua Grecia pues, según las fuentes existentes, este tipo de relaciones eran

practicadas incluso por los mismos reyes o gobernadores de Grecia (uno de ellos fue

Alejandro Magno).

Los intentos de descripción teórica de la conducta bisexual aparecen marcados, dentro

de la tradición sexológica occidental, por su carácter de territorio ambiguo, en el que la

tensión entre homosexualidad y heterosexualidad queda anulada. En un intento de

desambiguación, se ha considerado que existen varios niveles de análisis de los que derivan

las diferentes formas de conceptualizar la bisexualidad:

1. Bisexualidad biológica.

GUIDO ALEXIS 13
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La bisexualidad aparece fuertemente ligada con la sexología médica y con el

pensamiento de Lamarck y Darwin.

2. Bisexualidad psicológica.

En la obra de Freud, la bisexualidad, a menudo significaba la fijación de un

desarrollo psicológico estancado.

3. Bisexualidad conductual.

se centra la atención en el estudio de las biografías de individuos que

presentan conductas bisexuales.

4. Bisexualidad cultural.

Las ideas culturales referidas a las relaciones sexuales o a las ideologías

dominantes en una cultura respecto de lo que se considera adecuado,

saludable, moralmente aceptable o reprobable en el seno de una sociedad

concreta en un momento determinado de su historia.

5. Bisexualidad histórica vs contemporánea.

La realización estudios transculturales que, evitando el etnocentrismo, den

una visión más amplia y veraz del asunto.

4.1.4 TRANSEXUAL

La transexualidad es conocida desde antiguo en diferentes culturas, pero el termino

empezó a utilizarse en 1940 para nombrar a los sujetos que desean vivir como miembros del

sexo opuesto de forma permanente y quieren someterse a cirugía de reasignación de sexo.

GUIDO ALEXIS 14
UNIVERSIDAD SANCARLOS

En 1973 se propuso el término “síndrome de disforia de género”, que incluye el

transexualismo, pero también otros trastornos de la identidad sexual; más tarde, en 1980,

apareció por primera vez el transexualismo.

Los transexuales son aquellas personas que, en su mayoría desde la infancia, sienten

una fuerte y persistente identificación con el otro sexo, manifestada por una marcada

preferencia por utilizar la indumentaria o por ejercer roles y las actividades propias del otro

sexo, y que se acompañan de un malestar persistente por el propio sexo o u sentimiento de

inadecuación en el rol de ese sexo, lo que se expresa en el rechazo a las conductas y a los

roles del propio sexo y en la preocupación por deshacerse de las características sexuales

primarias y secundarias, y que provoca un malestar clínicamente significativo y un

funcionamiento deficitario en las distintas áreas. No se han podido determinar las causas de

la transexualidad.

4.1.5CROSS DRESSER

Es el uso de prendas de vestir y pertrechos de otros comúnmente asociados con el

género de otros dentro de una sociedad particular. Cross-dressing se ha utilizado para

disimular, arte de performance y como un tropo literario en los tiempos modernos ya lo largo

de la historia.

Casi toda sociedad humana en toda la historia se ha distinguido entre el género

masculino y femenino por el estilo, el color o el tipo de ropa que visten y ha tenido un

conjunto de normas, puntos de vista, las directrices, o incluso con leyes que definen qué tipo

de ropa es apropiado para cada sexo.

GUIDO ALEXIS 15
UNIVERSIDAD SANCARLOS

El travestismo se ejecuta de manera significativa en contra de esas normas y, por

tanto, puede ser visto como un tipo de comportamiento de los transexuales.

No obstante, indica necesariamente la identidad del transexual, una persona que se

cruzan en los vestidos no siempre se identifican como del sexo opuesto.

Algunas personas travestirse como una cuestión de comodidad o el estilo. Prefieren

la ropa asociada con el sexo opuesto.

En este caso, la Cruz de una persona vestirse puede o no ser evidente para otras

personas. Algunas personas travestirse a otros golpes o impugnar las normas sociales.

Tanto hombres como mujeres pueden vestirse para ocultar su identidad de género

física. Históricamente, algunas mujeres han travestidos a tomar dominada por los hombres

o los hombres las profesiones exclusivas, tales como el servicio militar.

Por el contrario, algunos hombres travestidos para escapar del servicio militar

obligatorio.

5. PARAFILIAS

“Parafilia” proviene del griego <<para>> (=junto a ) y <<filein>> (=amar). A lo largo

de la historia de la sexología muchos autores han intentado definir las parafilias como un

trastorno basándose, generalmente, en los conceptos de normalidad y anormalidad de las

conductas.

De este modo han existido sinónimos y conceptos a fines a lo que hoy denominamos

parafilias, como <<perversiones sexuales>>, <<desviaciones sexuales>>, <<conductas

GUIDO ALEXIS 16
UNIVERSIDAD SANCARLOS

excepcionales>>, <<preferencias sexuales>>, etc. El termino alude etimológicamente a un

<<amor paralelo>> a la forma convencional.

5.1 FETICHISMO

Por fetichismo se entiende la parafilia dentro de la cual el impulso sexual se dirige

hacia un objeto inanimado tangible y manejable.

Algunas veces el objeto es una prenda íntimamente en contacto con la piel y en otras

ocasiones se trata de partes inanimadas del cuerpo femenino.

Por lo tanto, es una anomalía del comportamiento sexual consistente en la asociación

de sensaciones eróticas con una parte del cuerpo o con un objeto o cosa inanimada.

Esta sustitución se hace sobre la base de otro objeto relacionado con el objeto normal,

pero que es totalmente inapropiado para el fin sexual.

La excitación sexual al observar o manipular objetos inanimados va acompañada por

lo general de la masturbación.

5.2 VOYEURISMO

Es el trastorno psicosexual en el que la excitación y el placer sexual se obtiene por

observación secreta de objetos o situaciones sexuales en forma oculta y sin el consentimiento

de las víctimas, quienes están desnudas o realizando alguna actividad sexual.

La satisfacción se alcanza mediante la perversión visual activa sin buscar la relación

sexual con la persona observada.

GUIDO ALEXIS 17
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Puede considerarse la forma sexualizada de la curiosidad, convirtiéndose ésta en fin

en sí, de modo de que la contemplación constituye una perversión cuando se limita

exclusivamente a los genitales, cuando aparece ligada al vencimiento de la repugnancia o

cuando en vez de preparar el fin sexual lo reprime.

El voyeurismo grave es sólo practicado por hombres y el voyeurismo encubierto es

más practicado por las mujeres.

5.3 FROTEURISMO

Es la obtención de placer exclusivamente a través del frotamiento de los órganos

genitales contra el cuerpo de una persona desconocida y sin su consentimiento en lugares

públicos y concurridos, dado que en ellos es más fácil escapar.

Esta conducta no es preludio de actividad sexual; en su mayoría la masturbación

acompaña el recuerdo de tal situación.

El froteurismo suele ser pasajero, con prevalencia entre los 15 y los 30 años de edad.

El froteurista generalmente es una persona pasiva y aislada.

5.4 SADOMASOQUISMO

El masoquismo es un tipo de variación sexual en la que el individuo experimenta

excitación o placer sexual al ser sometido a experiencias de humillación, violencia o

sufrimiento, tanto físico como psicológico, durante la relación de pareja.

Para que el masoquismo sea considerado un problema debe implicar la participación

real en actividades masoquistas y no simplemente en fantasías masoquistas de ser golpeado,

violado o humillado, que suelen facilitar la excitación sexual de algunas personas.

GUIDO ALEXIS 18
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Se analiza en conjunto con el sadismo, que es un tipo de variación o parafilia sexual

caracterizada por la necesidad de infligir dolor, humillación o sufrimiento, tanto físico como

psicológico, a otra persona para excitarse sexualmente u obtener el placer sexual.

5.5 PEDOFILIA

Es una parafilia que consiste en que la excitación o el placer sexual se obtienen,

principalmente, a través de actividades o fantasías sexuales con niños de, generalmente, entre

8 y 12 años.

A la persona que padece pedofilia se le denomina pedófilo, un individuo de, al menos,

16 años que se entretiene sexualmente con menores de 13 y respecto de los que mantiene una

diferencia de edad de, por lo menos, cinco años.

La pedofilia es un rasgo multifactorial en la personalidad del que la padece, y se

compone de aspectos mentales, institucionales, de actividad, de educación sexual, de

violencia, de control de las pulsiones, etc.

En este sentido, se suelen distinguir dos tipos de pedofilia, una primaria o esencial,

muy arraigada en el sujeto, y otra secundaria (u otras), que aparecería motivada por factores

circunstanciales.

Etimológicamente, la palabra deriva del término griego paidophilia, y éste de páis-

paidós, «muchacho» o «niño», y filía, «amistad».

El pedófilo suele ser hombre. Las mujeres pedófilas suelen ser o bien personas con

trastornos mentales o bien personas muy solitarias y que viven al margen de la sociedad.

GUIDO ALEXIS 19
UNIVERSIDAD SANCARLOS

5.6 INCESTO

La cuestión del incesto ha sido un referente universal acerca de la preferencia de las

relaciones de parentesco fuera del grupo social de origen.

Culturalmente consiste en la práctica de relaciones sexuales o el establecimiento de

vínculos de parentesco entre individuos previamente relacionados entre sí de esta manera,

bien sea mediante alianza (parentesco por afinidad, matrimonio) o mediante consanguinidad

(parentesco biológico o consanguíneo).

Uno de los principales motivos por los que el incesto ha sido prohibido en muchas

culturas es que los seres humanos que nacen como fruto de una relación incestuosa corren un

mayor riesgo de desarrollar problemas físicos relacionados con la tenencia de cargas

genéticas paralelas.

Sigmund Freud abordó el estudio del tabú del incesto a través de la teoría

psicoanalítica.

Partía de la idea de que existía una "horda primitiva" promiscua en la que la rivalidad

entre machos por el acceso sexual a las hembras provocó el recurso a la violencia y el

homicidio dentro del propio grupo de parentesco.

6. EVOLUCIÓN

Se considera que la reproducción sexual apareció por primera vez alrededor de hace

1000 millones de años, evolucionaron dentro de ancestros de eucariotas unicelulares.

GUIDO ALEXIS 20
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La razón de la evolución inicial de sexo, (y las razones) por las que ha sobrevivido

hasta el presente, son todavía materia de debate.

Algunas de las teorías plausibles incluyen: que el sexo crea la variación de la

descendencia, el sexo ayuda a la propagación de características ventajosas, y que el sexo

ayuda a la eliminación de los rasgos desfavorables; proceso que ocurre mediante la selección

sexual.

La reproducción sexual es un proceso específico de las eucariotas, organismos cuyas

células contienen un núcleo y mitocondrias.

Además de los animales, las plantas y los hongos, otras eucariotas (por ejemplo, el

parásito de la malaria) también participan en la reproducción sexual.

Algunas bacterias utilizan la conjugación, que es una transferencia de material

genético entre las células, y aunque no es lo mismo que la reproducción sexual, se traduce

también en la mezcla de los rasgos genéticos.

Lo que se considera la definición de la reproducción sexual es la diferencia entre los

gametos y la naturaleza binaria de la fertilización.

La multiplicidad de tipos de gametos dentro de una especie aún se consideran una

forma de reproducción sexual. Sin embargo, células terceras que no son gametos se conocen

en los animales multicelulares.

Mientras que la evolución del sexo en sí se remonta a la etapa de célula eucariota, el

origen de la determinación del sexo cromosómico es más joven.

GUIDO ALEXIS 21
UNIVERSIDAD SANCARLOS

El sistema ZW para la determinación del sexo es compartido por las aves, algunos

peces y algunos crustáceos. La mayoría de los mamíferos, y también algunos insectos

(Drosophila) y plantas (Ginkgo) utilizan la determinación XY. La determinación X0 se

encuentra en ciertos insectos.

Los cromosomas ZW y XY no contienen genes similares, y comparando los pollos y

los humanos, el cromosoma Z se asemeja al cromosoma del autosoma humano, en lugar de

X o Y, sugiriendo que la determinación del sexo ZW y XY no comparten su origen, sino que

los cromosomas sexuales se derivan de los cromosomas autosómicos del antepasado común

de aves y mamíferos.

No obstante, en un documento de 2004 que compara el cromosoma Z del pollo con

el cromosoma X del ornitorrinco, se sugiere que los dos sistemas están relacionados.

7. CÓMO SE MANIFIESTA LA SEXUALIDAD

Se manifiesta de muchas maneras. Desde cómo se considere uno, masculino o

femenino, cuál es la identidad que se tiene como género o sexual.

También se manifiesta con una actividad que es explícitamente sexual, juegos

sexuales. Además, se manifiesta desde etapas tempranas.

Hace tiempo apareció una teoría psicoanalítica que señalaba que el niño tenía

sexualidad. También se pensaba que la sexualidad aparecía con el desarrollo de las

características sexuales secundarias, es decir cuando en la adolescencia se desarrollan

biológicamente los cuerpos del hombre y la mujer

GUIDO ALEXIS 22
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Si bien partimos de la biología, de impulsos sexuales, un aparato hormonal que

maneja un aparato reproductivo, no es posible explicar todos los comportamientos sexuales

humanos individuales por medio del instinto.

Hay muchos comportamientos sexuales distintos y personas que no desarrollan la

sexualidad. Esto demuestra la incapacidad de explicar la sexualidad por el instinto.

La sexualidad más que aprendida es construida. Es decir, que las manifestaciones que

uno tiene de su propia sexualidad se van construyendo a lo largo de la vida. Son sinónimos

las palabras sexualidad y sexo Qué diferencia existe entre los dos.

La palabra sexo tiene dos connotaciones. Una es el sexo de género, la diferenciación

biológica entre el hombre y la mujer, de cómo está compuesto cada uno de sus cuerpos. Y la

sexualidad es la actividad sexual explícita, el contacto genital coital. Estos dos términos se

relacionan mucho.

Cuánto tiempo dura la sexualidad en el ser humano ¿Se termina en algún momento?

La sexualidad no se termina nunca. Muere con uno. Se piensa que la sexualidad es una cosa

como de jóvenes, pero la sexualidad tiene cambios a lo largo del ciclo vital del ser humano.

8. HISTORIA DEL SEXO

La sexualidad en la antigüedad se consideraba como algo sucio, vergonzoso y digno

de grupos de baja calaña.

GUIDO ALEXIS 23
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La sociedad estaba muy cristianizada, y la lujuria se considera pecado capital, por

tanto el sexo sin intención de procrear estaba mal visto socialmente.

Las mujeres no podían disfrutar del sexo, sólo los hombres disfrutaban de él, ya que

si lo hacían las mujeres se las discriminaba y se las acusaba de viciosas.

En la actualidad, gracias al avance de la sociedad, que ya no es tan católica, la

sexualidad se ve como algo placentero y divertido.

Las mujeres pueden disfrutar de él al igual que los hombres gracias a la gran

disminución del machismo.

8.1 Base psicológica del sexo

La relación entre el amor y el sexo en nuestra sociedad es algo complicada.

Tradicionalmente a las mujeres se les enseña que el amor es un requisito para el sexo,

mientras que a los varones se les urge a que adquieran experiencias sexuales con o sin amor

presente.

Actualmente y aún cuando el sexo prematrimonial es cada vez más aceptado, las

parejas requieren de algún tipo de declaración de amor para poderse sentir moralmente

cómodos y mantener relaciones sexuales.

Recordemos que existe el sexo casual y el sexo relacional.

Hay personas que no se quieren pero mantienen una relación fuerte; hay parejas que

se aman y tienen sexo casual y no se preocupan en lo absoluto por la comunicación

interpersonal.

GUIDO ALEXIS 24
UNIVERSIDAD SANCARLOS

El sexo en ambos casos puede ser mecánico, impersonal y apresurado se quieran o no

ambas partes.

Algunas personas critican y se oponen al sexo impersonal aun cuando haya sido

consentido por ambas partes.

Otras personas disfrutan mucho más de una relación sexual personal e íntima

esperanzadas de que se convierta en amor.

No hay ninguna garantía de que esto ocurra, y muchas personas salen heridas,

lastimadas y decepcionadas de haberse ido a la cama buscando que el amor mágicamente

brotara.

Es mejor que quien se lanza al sexo casual lo vea como tal una experiencia placentera,

si no se espera nada a cambio la decepción será menor.

Pero definitivamente que, si hay amor, aunque las cosas no anden bien hay más

protección contra el ser usados sexualmente.

Recordemos lo que he mencionado en artículos recientes, el amor se preocupa por el

otro y respeta al otro de allí que involucrarse sexualmente ocurre de manera natural.

El sexo casual se presta a malos entendidos e involucra un mayor riesgo de ser usado

por la otra persona, quien no tomará en cuenta ni los sentimientos ni las necesidades de quien

cree se entregó por amor.

8.2 El sexo como función y el sexo como proceso

GUIDO ALEXIS 25
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Somos humanos, y a pesar de que nos repugne aceptar o creerlo somos también

animales.

En biología, se llama clado a cada una de las ramas del árbol filogenético propuesto

para agrupar a los seres vivos. Por consiguiente, un clado se interpreta como un conjunto de

especies emparentadas (con un antepasado común).

Cualquier grupo así considerado es un grupo monofilético de organismos, y puede

ser representado mediante un cladograma, por ejemplo, un gráfico en la forma de un "árbol

genealógico".

En otras palabras, que en nuestros instintos y en sus funciones no somos diferentes

de otros grupos de seres vivientes que se comportan filogenéticamente como nosotros.

Éste es, precisamente, el propósito de esta ponencia: Tratar de entender nuestros

instintos y nuestras pulsiones desde un punto de vista que clarifiquen para nosotros, cómo es,

que, con inusitada frecuencia, los usamos de manera anti-intuitivas para nuestro detrimento

y perjuicio algo, que es muy extraño, sin mucho decir.

8.2.1 No menarquía temprana

Aquí nos ocuparemos esencialmente del instinto reproductivo, alias, "instinto sexual".

Prosiguiendo

Para entender la sexualidad del ser humano, durante las fases de su prolongado

desarrollo psicosexual, es necesario aplicar conocimientos que provienen de una variedad de

fuentes.

Definición:

GUIDO ALEXIS 26
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La sexualidad es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-

afectivas del mundo animal que caracterizan cada sexo. También es el conjunto de

fenómenos emocionales y de conducta relacionados con el sexo, que marcan de manera

decisiva al ser humano en todas las fases de su progreso durante el ciclo vital.

8.2.2 Su evolución:

Remontémonos, muy brevemente, al origen de todos nosotros, como partes del

universo, y al origen de la vida y de todo cuanto existe.

La explosión biológica o el Biological Bang

De acuerdo a lo que los científicos nos enseñan, el universo se originó del Big Bang

hace de esto, unos 15 mil millones de años.

Nuestra galaxia, la Vía Láctea en que vivimos, se formó 3 mil millones de años

después, para darnos una edad más reciente de 12 mil millones de años.

El sol seguiría con sus planetas, harán de ello, unos 4.5 mil millones de años.

Pero, en menos de, unos escasos, mil millones de años siderales, más adelante, algo

extraordinario sucedió que afectaría cambios profundos en nuestro planeta:

8.2.2.1 ¡La aparición de la vida!

Nadie sabe con certeza cómo la vida surgió, pero en una carta que Darwin escribiera

a su amigo el botánico Joseph Hooker en 1871, sus ideas nos ofrecen una explicación

plausible. Caldo primordial

8.2.2.2 He aquí lo que Darwin, en su carta, propone:

GUIDO ALEXIS 27
UNIVERSIDAD SANCARLOS

"… pero si, (y oh, un sí muy grande) pudiéramos concebir la idea de que en un

charquito caliente, con toda clase de amonio y sales fosfóricas, luz, electricidad, etc.,

disponibles, que un compuesto proteínico se formara químicamente, listo para hacer aun

cambios más complejos. En nuestros tiempos presentes, esta materia hubiera sido devorada

o absorbida lo que, entonces, no hubiese sido el caso porque no criaturas vivientes

existieran".

La idea que Darwin avanzara coincide, de manera casi idéntica, con la de la "sopa

primordial" que los científicos de hoy aceptan para describir el origen de nuestra presencia

en este planeta. Planeta donde nuestra especie y nuestra sexualidad evolucionarían por

necesidad, aunque no, necesariamente, por eficacia.

Por razones de brevedad y de simpleza, los aspectos de la progresión final de todas

las especies vivientes --- sean acuáticas o terrestres --- aquí no los estudiaremos, ya que esta

tarea, por nosotros mismos y otros científicos, ya han sido descritas en otras contribuciones.

8.2.2.3 Paraíso e inocencia perdida

La edad de nuestra verdadera inocencia coincidiría con la época cuando nuestros

antepasados deambulaban errantes por las sabanas de África en búsqueda de comida,

protección, y oportunidades para la perpetuación de sus genes vía la cópula sexual, porque

somos un género diploide.

Para medrar en ese ambiente, nos guiaban actos intuitivos que fueran irreflexivos,

espontáneos, y que obedecieran a factores de índoles simples, y complejas a la vez.

8.2.2.4 Al mesolítico, de nuevo

GUIDO ALEXIS 28
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Comenzaremos considerando el hombre en su estado prístino cuando viviera en la

indefensión del mesolítico, o la Edad Media de Piedra.

Como especie, nos atrae experimentar, investigar, e inventar y, aún chismotear. En

esos aspectos no somos diferentes de otros animales, especialmente los simios.

Cómo somos, y lo que nos aparta, de entre todos los demás, es, que somos más

curiosos y más inventivos que el resto porque tenemos el cerebro más voluminoso.

Pero, debemos mantener presente que nuestros instintos se expresaban, a la sazón, de

acuerdo a las oportunidades provistas por nuestro hábitat, y que el sexo, como actividad,

cambiaría de manera radical por la selección natural de acuerdo a las demandas del sitio

donde, en cualquier momento nos arraigáramos.

Especialmente, luego de nuestro éxodo fuera del África y de nuestra diáspora por

todo el globo terráqueo.

8.2.2.5 Sexo y comer: Placer y poder

Sexo y comer, como funciones, abandonaron muy pronto sus procesos instintivos

exclusivos, asumiendo un derrotero propio y oportunista, asociado al hedonismo, al poder de

acumular bienes y sentir placer, y al deleite asociado con la satisfacción continuada de

nuestras actividades sensuales.

En otras palabras, que más adelante nos hallaríamos en la situación de ejercitar la

oralidad y la sexualidad, por el regodeo del acto mismo, y no necesariamente por los fines

ulteriores de su práctica.

GUIDO ALEXIS 29
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Como sucede con los bonobos o chimpancés enanos nuestros primos cercanos. El

sexo se metamorfoseó, en nosotros de ser función reproductiva a ser una sensualista y aún

sibarita, ya que gozaríamos del sexo para fines otros que los reproductivos, determinados,

como siendo los exclusivos, por la Biblia.Y asimismo sucedería con el comer, ya que el sexo

oral, que es común aun entre los animales como ya hemos visto indica esta convergencia de

los instintos, como Jung la propusiera.

Prosiguiendo

Aquí reflexionaremos acerca de un asunto el que se soslaya, aun mencionar. Hablaremos del

sexo en la juventud.

8.2.3 Dos niñitas por Tamara de Lempicka

Pero, antes, tenemos que restringir nuestro discurso al ámbito estrecho que llamamos

el "mundo civilizado", donde una moralidad de conveniencia se establece por medio de

dictámenes y costumbres ético/religiosas, que se han hecho código de conducta que

gobiernan aun nuestros instintos. Por lo menos, así tratan muchos de hacerlo y, que,

especialmente, se hace con referencia a lo que respecta a los instintos sexuales ya que nadie

objeta, a los orales con las panzadas a que todos se abandonan, cuando la oportunidad se

presenta. Será porque una comilona espléndida no resulta en un embarazo,

Limitamos asimismo nuestra esfera de interés a nuestro mundo, ya que lo que, por

actividad sexual en el joven --- entienden y practican culturas "primitivas" nos causaría

asombro.

GUIDO ALEXIS 30
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Nuestra sociedad y las religiones, en su afán por mantener hegemonía sobre las

mentes de nuestros hijos, hacen poco para aclimatarlos a las realidades de su destino. En su

lugar, se las manejan prescribiendo comportamientos "beneficiosos" y a la vez proscribiendo

los que se estiman ser nocivos, mientras que se endosan los que se creen benéficos, aunque

los "nocivos" sean horriblemente difíciles de practicar --- y mucho menos --- de entender: La

castidad como voto, o el celibato como estado.

Resumido a ser: lo que es malo nos da placer, y lo bueno --- hacia lo que nos inclinamos ---

es lo malo.

9. Sexualidad en la niñez

Ambos San Agustín, en sus Confesiones y Freud en sus ensayos acerca de la

sexualidad infantil, expresan con genuino candor, que el infante es un depositario libidinoso

de energía sexual --- y, ¿por qué no? --- Algún día de ésta dependería su futuro y el de la

especie.

Ambos el santo filósofo y el Padre del Psicoanálisis nos advierten que el niño es tan

inocente como sus piernas son débiles. El filósofo, nos confiesa sus propios impulsos

lujuriosos, que de niño sintiera en la proximidad de su madre, a quien en anticipación normal

percibiera, como objeto de curiosidad sexual.

Agustín, todos sabemos, viviría, por un tiempo, una vida licenciosa y disipada, dentro

de la cual implorara a Dios: "dame continencia, pero aun no…" Pero, a medida que el

filósofo, ahora converso, madurara en su seguimiento de los cánones divinos --- de modo

GUIDO ALEXIS 31
UNIVERSIDAD SANCARLOS

intuitivo --- descubriría que la sexualidad y el comer, son compañeras inseparables en sus

rutas controvertidas, desoladas y equívocas. Resultados del dogma religioso.

Desde la visión de la vida sexual del ser humano como algo flexible, cambiante y en

permanente proceso de transformación, se capta en toda su hondura la realidad del hecho

sexual. La sexualidad no tiene una sola función, ni es algo particular de un periodo de la vida

del ser humano. No es algo rígido desde que nacemos hasta nuestra muerte.

Cada etapa de nuestra vida tiene sus peculiaridades y la sexualidad no es ajena a esta

realidad. Por ello, una visión positiva, enriquecedora y responsable de las bondades del sexo

permite disfrutar de lo bueno de nuestra sexualidad en cada uno de los periodos de la vida.

9.1 La infancia

A la que se ha considerado un periodo asexuado de la vida tiene, por el contrario, una

gran importancia en la formación del ser sexuado.

Cuando nacen, la niña y el niño tienen un patrón de conducta sexual poco

diferenciado. A excepción de los órganos genitales, distintos en cada sexo, el

comportamiento motor y sensorial es semejante en ambos.

En este periodo, que se prolonga desde el nacimiento a la adolescencia, se producen

una serie de cambios físicos y psíquicos que constituyen el desarrollo. Para comprender esta

etapa como génesis de la sexualidad humana hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

 El ser humano nace con unas estructuras centrales activas que son

determinantes de la frecuencia, la forma y la orientación de la conducta

GUIDO ALEXIS 32
UNIVERSIDAD SANCARLOS

sexual. Estas estructuras se relacionan y adaptan a la realidad externa y al

sujeto.

 El desarrollo sexual es fruto de la persona y de su modo de actuar, de la

relación con su medio y de las circunstancias que de él emanan.

9.1.1 Características propias de esta etapa

 La sexualidad en las etapas posteriores de la vida va a tener su base en la

sexualidad infantil.

 Lo genital no tiene importancia en esta etapa.

 Los aspectos sociales y afectivos asociados a lo sexual tienen una gran relevancia.

 Los juegos sexuales de este periodo se basan en la enorme curiosidad y la

tendencia a imitar que le son propias.

 Las expresiones de la sexualidad en esta etapa reflejan las necesidades del propio

desarrollo.

 El que se puedan establecer vínculos afectivos satisfactorios en este periodo va a

facilitar un referente para un desarrollo harmónico en la edad adulta.

 Las preferencias sexuales no están determinadas.

9.1.1.1 Primer año de vida

En este periodo la relación entre el bebé y su madre tiene un efecto modelador de

enorme importancia. Hay autores que hablan de que la vinculación en el contacto, el apego

y la separación van a constituir el núcleo de la personalidad y la sexualidad del sujeto en el

futuro.

GUIDO ALEXIS 33
UNIVERSIDAD SANCARLOS

9.1.1.2 De los 2 a los 6 años

En esta etapa de la vida del niño y la niña hay una serie de cambios fundamentales

(motores e intelectuales) para su desarrollo en general y que tendrán un significado especial

para el desarrollo sexual.

 El control de esfínteres y el modo de afrontar los padres y madres las

circunstancias que los rodean puede influir en el desarrollo de la sexualidad

del adulto.

 Los problemas de celos y su superación le van a permitir ver el mundo de las

relaciones de modo menos egocéntrico y aprender que compartir no es perder,

sino ganar.

 La curiosidad que siente en esta etapa se hace extensiva también a su

sexualidad.

De ahí que podamos hablar de curiosidad informativa hacia el mundo que le rodea,

curiosidad por lo físico y lo emocional, y también en el plano sexual. El niño explora su

propio cuerpo y las sensaciones que va percibiendo. Aquí se corre el riesgo de que la actitud

de los adultos no sea colaboradora.

Deben evitarse los gestos de desaprobación, los silencios o la incomodidad, porque

se convierten en un cúmulo de mensajes para los niños y las niñas que influyen de manera

notable en la percepción que tendrán sobre su cuerpo.

GUIDO ALEXIS 34
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Es evidente que el niño o la niña van a sentir curiosidad por el otro u otra. Querrán

investigar en las diferencias físicas; aparecen conductas que se pueden denominar como

voyeristas (mirar) y exhibicionistas (mostrarse).

Comienzan los juegos en los que los/as niños/as imitan conductas de marcado carácter

sexual, que ven en su entorno, en la televisión etc. Incluso en los últimos años de esta etapa

comienzan las actividades auto exploratorias y auto estimulatorias que pueden generar

angustia en los mayores y provocar reacciones reprobatorias hacia el menor si no se

contemplan como naturales y no se juzgan ni se intentan corregir.

En esta etapa tiene una especial importancia el proceso de identificación e imitación

de modelos de conducta sexual, que comienzan a definir las actitudes ante la sexualidad y

los modos de relacionarse en los planos erótico y afectivo.

9.1.1.3 De los 7 a los 10 años

En este periodo el niño y la niña son más autónomos, se manejan mejor en el mundo

real y conocen su identidad sexual. Por otra parte, la escuela adquiere una mayor importancia

en su desarrollo, aunque de poco sirve en esta disciplina si el mundo académico continúa sin

aportar ningún tipo de educación sexual reglada.

Es un periodo en el que las prohibiciones en todo lo concerniente a lo corporal y a lo

sexual se hacen mucho más explícitas. De ahí que las conductas sexuales se hagan menos

espontáneas y abiertas, sean más sutiles y ocultas, y logren pasar desapercibidas a ojos de los

adultos.

GUIDO ALEXIS 35
UNIVERSIDAD SANCARLOS

De manera errónea, estas conductas pueden llevar a considerar esta etapa como de

desinterés sexual o periodo de latencia. Sin embargo, persisten los juegos sexuales, que,

aunque adquieren unas motivaciones añadidas, parten de la curiosidad como elemento

básico.

El niño y la niña se afirman en lo que conocen por observación de la conducta de los

adultos; son conscientes de las sensaciones físicas y emocionales asociad as al contacto y la

cercanía física; experimentan la excitación sexual y la relación afectivo-sexual con su grupo

de iguales. Por ello, las actitudes de reprobación o castigo por su curiosidad pueden tener una

influencia negativa en el desarrollo posterior de la esfera psico-sexual de la persona.

10. Sexualidad en la adolescencia:

Este periodo, que ocupa aproximadamente la horquilla entre los 11 y los 19 años, está

plagado de cambios muy significativos en el desarrollo de la persona. Cobran una

significativa importancia el entorno social, sus normas y los modos de afrontar y resolver los

conflictos propios del desarrollo.

La pubertad es un periodo bisagra que queda solapado entre la infancia y la juventud.

Su inicio ocurre entre los 11 y 13 años, tanto para las niñas como para los niños. En términos

biológicos, la pubertad se refiere a la fase en la que los niños y niñas presentan su desarrollo

sexual.

GUIDO ALEXIS 36
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Después llegan los cambios mentales y psicológicos, necesarios para afrontar la vida

adulta. Conviene distinguir al adolescente de los adultos y de los niños. No son 'niños

grandes', ni 'adultos inmaduros'.

Son adolescentes que requieren de especial atención, debido a que empiezan una

etapa de grandes expectativas en la que adquieren su propia identidad. Si el inicio de la

pubertad comienza antes de los 8 años, se considera prematuro. Si no llega hasta los 14 años,

se califica como tardío. En ambos casos conviene consultar con el médico.

En la adolescencia se produce la disonancia entre qué valores asumir como propios,

cuáles rechazar y cuáles conservar de los recibidos por el padre y la madre

Este periodo es especialmente delicado, y sobre todo individual. Si bien cada persona

es un sujeto diferente, en esta fase la distinción es exponencial por la gran variabilidad en el

desarrollo en chicos y chicas de la misma edad.

En un mismo grupo, en algunos aspectos homogéneo, conviven chicos y chicas de

aspecto completamente aniñado con otros con las características sexuales secundarias

plenamente desarrolladas: vello sexual, cambio de voz, senos desarrollados, menstruación...

Esto puede hacer que el adolescente pase por un periodo en el que si está muy alejado del

modelo de su grupo de referencia se encuentre incómodo o desplazado.

Para acompañarle en esta etapa es fundamental entender, o al menos intentar entender

lo que sucede y, en la medida en que se pueda, reconducir las dificultades, las dudas e incluso

la rebeldía al campo de la normalidad y la naturalidad

10.1 Los cambios físicos

GUIDO ALEXIS 37
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Los primeros cambios fisiológicos durante el inicio de la pubertad se presentan con

relación a la estatura, cerca de dos años antes en las niñas que en los niños. El crecimiento

definitivo comienza en torno a los 10 años en las niñas y a los 12 años en los niños.

Se experimenta un pico de crecimiento cada dos años y supone ganar entre 7,5 y 10

centímetros de altura cada año. A la mayor altura se suman transformaciones en el tamaño

de los huesos, lo que produce cambios en la fisonomía de la persona.

Con la primera menstruación, o al término de un pico de crecimiento, empiezan a

actuar las diferentes hormonas femeninas o masculinas. Estas hormonas son las causantes de

los cambios sexuales secundarios.

La evolución física en las niñas, al igual que en los niños, incluye la aparición de vello

púbico y axilar, y cambios de coloración en la zona genital. Las glándulas que producen el

sudor están más activas, lo que supone mayor sudoración.

Llega el crecimiento de los senos y algunas veces es más prominente el de una mama

que el de la otra. Esto no debe ser signo de preocupación porque, con el tiempo, el tamaño se

iguala en ambos senos. El pubis se ensancha y las manos se alargan.

Cerca de un año después de iniciado el crecimiento de los senos, se experimenta un

aumento de estatura, antes de aparecer la menarquia o primera menstruación, que convierte

a la mujer en fértil a todos los efectos. Durante las primeras reglas es normal que los ciclos

menstruales sean irregulares.

GUIDO ALEXIS 38
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Así, pueden comprender entre 24 a 34 días, presentar una duración entre 3 y 7 días, y

no aparecer todos los meses. El dolor menstrual o dismenorrea es poco común con la primera

menstruación, pero suele aparecer durante la adolescencia.

Después de la primera regla, la niña sigue creciendo tanto en talla como en el tamaño

de sus senos, y el vello púbico se hace más aparente y grueso.

También hay cambios en la voz, aunque no de manera tan notable como en los niños.

Todo el período de crecimiento dura entre 4 y 5 años. A su término, el cuerpo está

completamente desarrollado.

Las relaciones sexuales pertenecen a la intimidad de las personas, y no tenemos

obligación de compartirlas con los demás salvo si queremos o necesitamos hacerlo

Con los primeros años de la adolescencia llega la madurez sexual de los niños.

Aparece el pelo en el área púbica, sobre las axilas y la 'barba'.

Además, cambia la voz. El cuerpo de los niños se prepara para la madurez sexual con

la producción de hormonas masculinas en cantidades abundantes, que causan el

agrandamiento de los testículos y el oscurecimiento del escroto.

Por lo general, el primer cambio que vive el niño es la aparición de pelo ralo alrededor

de la base del pene. Sucede antes de un pico de crecimiento. Si en estos meses hay leve

aumento de las glándulas mamarias no es motivo de preocupación, pero conviene estar atento

para asegurarse de que desaparecen a los pocos meses.

GUIDO ALEXIS 39
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Aunque el pene puede tener erecciones desde la infancia, la primera eyaculación de

semen se produce cuando se cumplen los dos años del inicio de la pubertad, o cuando el pene

ha crecido y ha alcanzado su tamaño definitivo.

Puede suceder en una masturbación, de manera espontánea con una fantasía sexual o

durante la noche en una eyaculación nocturna. Más tarde, el pelo empieza a aparecer en las

axilas y en el rostro.

La laringe crece y hace más visible la nuez o "manzana de Adán", de manera

simultánea al cambio en el tono de la voz, un proceso que a veces produce "gallos" al hablar.

La duración del crecimiento puede prolongarse durante 5 años, tiempo en el que los testículos

siguen aumentando, y el pene se torna más grueso.

10.1.1 Cambios psico-sexuales

 Aparece un interés por el atractivo físico del otro.

 También un interés por cuidar y resaltar el propio atractivo.

 Se afianza la tendencia a la relación y al vínculo con determinadas

personas.

 Toma cuerpo la función psicológica del impulso sexual.

 El mundo emocional busca expresarse a través de los sentidos.

 Aparecen conductas tendentes a obtener placer (en relación con el

otro, o a través de la autoestimulación).

Los cambios físicos sufridos en la adolescencia, unidos a un interés creciente por

saber de sexo y, en consecuencia, por la adquisición de unos conocimientos e información

(muchas veces errónea) sobre sexualidad, hacen que se vaya formando una nueva identidad.

GUIDO ALEXIS 40
UNIVERSIDAD SANCARLOS

En este periodo se sale del seno familiar para ir entrando y compartiendo el mundo

de los iguales, con lo que supone el choque de las creencias transmitidas en la familia sobre

sexo y sexualidad con las que otros adolescentes y los medios de comunica

11. Sexualidad en la edad adulta:

Podemos dividir esta etapa en dos periodos, de acuerdo a las dos décadas que abarca:

la que va de los 20 a los 30 años, y la que llega a los 40. En la primera, la persona sufre

multitud de cambios, sobre todo en el plano psicológico.

Es un tiempo en el que se toman decisiones que van a marcar el resto de la vida

(modelo de vida, trabajo, matrimonio, responsabilidades). En el plano de la sexualidad es un

tiempo de experimentar, conocer, buscar y profundizar en la propia expresión sexual.

Conviven la incertidumbre con la completa satisfacción, y está presente todavía la

preocupación adolescente sobre la destreza en la práctica del sexo. Si en cualquier aspecto

de la vida las creencias y la educación moldean la conducta, en la sexualidad ocurre lo mismo.

En la medida en que se logra madurez para preguntarse sobre principios y normas

relativas a la sexualidad, cada persona adquiere la posibilidad de desarrollar su esfera sexual

con total libertad y de vivir de un modo pleno su orientación sexual (heterosexual,

homosexual o bisexual).

En la segunda etapa se culmina, al menos se espera culminar, la orientación del deseo,

el tipo de vida, el estado civil y la estabilidad con la pareja, o, si se prefiere, en solitario.

Todos ellos son aspectos que tienen su repercusión en el comportamiento sexual, aunque no

desaparecen las condiciones anatómicas, psicológicas y emocionales, y siguen presentes los

GUIDO ALEXIS 41
UNIVERSIDAD SANCARLOS

recuerdos de etapas pretéritas, las fantasías, las asociaciones y expectativas que conforman

el entramado del que surge la conducta sexual. Tiene conocimientos y habilidades que

contribuyen al disfrute y la salud sexual.

11.1 Comportamiento sexual

o Disfruta y expresa su sexualidad a lo largo de su vida.

o Expresa su sexualidad de manera congruente con sus valores.

o Discrimina entre los comportamientos sexuales que realzan su vida y

aquellos que son dañinos para sí mismo y/o para otros.

o Expresa su sexualidad mientras respeta los derechos de los demás.

o Busca nueva información para mejorar su sexualidad.

o Establece relaciones sexuales que se caracterizan por su honestad,

equidad y responsabilidad.

o Usa anticonceptivos de manera efectiva para evitar embarazos no

deseados.

o Previene el abuso sexual.

o Actúa de manera consistente con sus propios valores si se tiene que

enfrentar con un embarazo no deseado.

o Busca cuidado pre-natal al principio del embarazo.

o Evita contraer y transmitir enfermedades sexuales.

o Practica comportamientos de promoción de la salud como exámenes

médicos regulares, auto-exámenes de los senos y testículos, e

identificación temprana de posibles problemas.

GUIDO ALEXIS 42
UNIVERSIDAD SANCARLOS

o Demuestra respeto por las personas con diferentes valores sexuales y

estilos de vida.

o Reconoce los conflictos de valor intergeneracionales entre los

miembros de la familia.

o Evalúa el impacto de la familia, cultura, religión, medios de

comunicación y mensajes sociales, sobre sus propios pensamientos,

sentimientos, valores y conductas relacionadas con la sexualidad.

o Promueve el derecho a recibir información precisa y científica sobre

la sexualidad.

o Evita conductas que exhiban prejuicio e intolerancia.

o Rechaza estereotipos sobre la expresión sexual de diversos grupos

culturales.

o Aprecia su propio cuerpo.

o Busca información sobre reproducción en la medida que lo necesite.

o Considera que el desarrollo humano incluye la sexualidad, que puede

o no incluir la reproducción o la experiencia sexual genital.

o Se relaciona con ambos sexos de manera respetuosa y apropiada.

o Afirma su orientación sexual y respetará la orientación sexual de otros.

11.2 Relaciones humanas

o Busca en la familia una fuente de apoyo.

o Expresa amor e intimidad de manera apropiada.

o Desarrolla y mantiene relaciones significativas.

GUIDO ALEXIS 43
UNIVERSIDAD SANCARLOS

o Evita las relaciones de explotación y de manipulación.

o Toma decisiones informadas sobre opciones de familia y estilos de

vida.

o Desarrolla habilidades que realcen las relaciones personales.

o Comprende cómo la herencia cultural afecta las ideas sobre la familia,

las relaciones interpersonales, la sexualidad, la moral.

o Se identifica y vive de acuerdo a sus valores.

o Se hace responsable de su propio comportamiento.

o Practica toma de decisiones efectivas.

o Se comunica de manera efectiva con la familia, sus padres y parejas.

12. Sexualidad en la tercera edad:

Cumplidos los 60 años, la sexualidad sigue desempeñando un papel importante en la

vida, pese a la falta de oportunidades para ejercerla y la marginación que sufre la población

mayor en la sociedad. Si todo lo concerniente a la sexualidad humana está muy condicionado

por una serie de mitos, éstos son especialmente asumidos en nuestra sociedad cuando nos

referimos a los mayores y su vida sexual. El filósofo M. Huhn incluso los ha enumerado:

o El sexo no es importante en la edad avanzada, se supone que los

últimos años de la vida son asexuales.

o El interés por el sexo es un hecho anormal en la gente de edad.

o Los viejos no tienen capacidad fisiológica que les permita tener

conductas sexuales.

GUIDO ALEXIS 44
UNIVERSIDAD SANCARLOS

o La sexualidad se debilita en la menopausia y desaparece en la tercera

edad.

o La sexualidad ha de ser productiva.

o Puede ser aceptable la pareja de hombre mayor y mujer joven pero es

ridícula la pareja de una mujer mayor y un hombre joven.

Frente a esto, las investigaciones indican que mientras se conserve un buen estado de

salud no hay motivo alguno para que el interés y las prácticas sexuales desaparezcan. Es, por

lo tanto, importante ubicar la vida sexual de las personas de edad dentro de su contexto

psicológico y de comportamiento.

De esta manera, se observa que la forma de ejercer la sexualidad durante la vejez está

determinada por la actitud que el sujeto ha tenido ante el sexo durante toda su vida. Quienes

viven mal la sexualidad en su etapa de la madurez son las personas que se han quedado

limitadas a un modelo juvenil, o incluso adolescente, de las relaciones amorosas y sexuales.

Mientras se conserve un buen estado de salud no hay motivo para que el interés y las

prácticas sexuales desaparezcan. La sexualidad en la madurez ofrece experimentadas la

riqueza de haber profundizado en todos los aspectos y posibilidades del encanto amoroso.

Se conocen hasta en los detalles más mínimos, propios y de la pareja, cada uno tiene

una experiencia completa del cuerpo del otro, sabe exactamente cómo darle placer. Basta con

un gesto, una mirada, una sonrisa para desencadenar la magia que lleva al máximo gozo.

GUIDO ALEXIS 45
UNIVERSIDAD SANCARLOS

La desinformación y la creencia de que la práctica de la sexualidad es exclusiva de la

población joven y que desaparece en la senectud (asexuación del mayor) influyen de modo

significativo en la conducta sexual de las personas maduras.

Otros factores que también dificultan llevar adelante una buena sexualidad son la falta

de pareja sexual, la historia sexual previa, las dificultades económicas y sociales, y las

condiciones físicas, sin menospreciar los factores de actitudes y las creencias personales.

Sin embargo, los avances médicos y la mayor esperanza de vida, junto con la

instauración de la creencia de que la sexualidad y la afectividad son connaturales en la

persona y sólo deben finalizar con la muerte, confirman que ni el interés ni la actividad sexual

desaparecen en las personas mayores.

Sí es cierto que la sexualidad se transforma con la edad, pero según los estudios, más

del 85% de las personas mayores de 60 años disfrutan de sus actividades sexuales. Los

problemas más frecuentes que se encuentran y que limitan o impiden un desarrollo completo

de la vida sexual de las personas maduras son:

o La falta de pareja: la mayoría de las personas de 75 o más años de edad

son viudos o viudas.

o La carencia de privacidad: la mayoría viven en residencias o con

familiares.

o La limitación de su autonomía.

o La dependencia del entorno.

o La dificultad física para mantener relaciones sexuales.

GUIDO ALEXIS 46
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Los cambios que produce la edad en relación a la respuesta sexual no hay por qué

verlos desde una perspectiva negativa y sin solución

Con la edad hay cambios generales en la respuesta sexual humana, pero no todos han

de considerarse negativos y sin solución. Lo que sucede es que la desinformación y la

ignorancia sobre la propia sexualidad son más comunes de lo que se cree.

Y no sólo en esta etapa de la vida, aunque es en ésta donde se hace más necesario

cambiar de actitud y rescatar la bondad de la sexualidad de los mayores y reivindicarla como

un derecho que mejora calidad de vida. Para ello, tenemos que favorecer una serie de

transformaciones en el plano social y personal.

13. Variedad de prácticas sexuales

La función del sexo, durante mucho tiempo se ha visto limitada a la mera

reproducción, el reconocimiento del placer y la comunicación en la pareja ligado a las

relaciones sexuales es mucho más reciente de lo que cabría esperar.

La única conducta sexual fundamental para que se produzca la procreación es la

eyaculación del hombre en el interior de la vagina. No es difícil, por tanto, entender como se

ha ido instaurando la idea de que el sexo "de verdad" implica la penetración vaginal.

Los besos, las caricias, la masturbación, e sexo oral, son prácticas que no son

necesarias para la reproducción, por tanto desde un pensamiento instaurado hace siglos y que

une sexo con reproducción, todas aquellas prácticas que no conduzcan a esta última son

consideradas sucias y pecaminosas o desvirtuadas en el mejor de los casos.

GUIDO ALEXIS 47
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Hoy en día no existe de manera tan patente la demonización de la sexualidad más allá

del coito y el resto de conductas sexuales están mucho más aceptadas; sin embargo,

únicamente tenemos que ver alguna película en la que se sugieran conductas sexuales para

entender que la penetración sigue siendo el principal motivo y el resto de relaciones sexuales

meros vehículos para llegar al objetivo que es el coito.

Pero el sexo es algo más, es una forma de lenguaje privilegiado, nos permite

transmitir el deseo, el afecto, la pasión, la ternura, el amor...

Y es que la sociedad nos dicta:

 Que se es "virgen" mientras no haya habido penetración, independientemente de que

se haya besado, practicado el sexo oral, anal o la masturbación.

 Que, si no hay coito, no se han tenido "relaciones completas". Aunque tu repertorio

sexual sea amplísimo, si no ha habido coito no son relaciones completas.

 Que el coito es la práctica más placentera y el resto son solo "preliminares" que tienen

como objetivo llegar al coito.

Un órgano cuya única función es proporcionar placer a la mujer, fuera de la vagina, esto

hace que la mayoría de las mujeres no puedan alcanzar el orgasmo únicamente con la

penetración. Así que, si hablamos del placer de la mujer, el coito no es en absoluto lo más

importante.

Estos y muchos otros mitos, falsas creencias, mentiras, a fin de cuentas, envuelven la

sexualidad, ensalzan de esta forma la penetración y rechazan el resto de prácticas sexuales

hasta el punto de considerar que solo el coito es "hacer el amor".

GUIDO ALEXIS 48
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Excluyen de un plumazo a un montón de personas que no pueden disfrutar tanto del coito,

que encuentran en las caricias, en los besos, en la masturbación, el sexo oral o quizás en todos

ellos, una forma tan válida como el coito para hacer el amor.

14. Los riesgos de la sexualidad

La sexualidad, como todo en la vida, tiene sus riesgos, y si se practica sin conocimiento

y sin debidas precauciones puede producir muchos problemas.

Los principales a tener en cuenta son las enfermedades de transmisión sexual y los

embarazos no deseados.

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS): Son aquellas enfermedades que se

contagian mediante contactos sexuales entre dos individuos. También se denominan

enfermedades venéreas. Existen muchísimas, pero las más conocidas son:

 SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida): Es una enfermedad que afecta a

los humanos infectados por el VIH (virus de inmunodeficiencia humana). Se dice que

una persona padece de sida cuando su organismo, debido a la inmunodepresión

provocada por el VIH, no es capaz de ofrecer una respuesta inmune adecuada contra

las infecciones que aquejan a los seres humanos. Se dice que esta infección es

incontrovertible.

 Sífilis: Es una enfermedad de transmisión sexual ocasionada por la bacteria

Treponema pallidum. Esta bacteria necesita un ambiente tibio y húmedo para

sobrevivir, por ejemplo, en las membranas mucosas de los genitales, la boca y el ano.

GUIDO ALEXIS 49
UNIVERSIDAD SANCARLOS

Se transmite cuando se entra en contacto con las heridas abiertas de una persona con

sífilis. Esta enfermedad tiene varias etapas, la primaria, secundaria, la latente y la

terciaria (tardía). En la etapa secundaria, es posible contagiarse al tener contacto con

la piel de alguien que tiene una erupción en la piel causada por la sífilis.

 Gonorrea: Es de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más frecuentes y es

causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae.

 Embarazos no deseados: El embarazo no deseado no es una enfermedad, es un

acontecimiento que se produce por falta de prevención, cuando no se tiene conciencia

que una relación puede tener esa consecuencia en un momento en el que todavía

ninguno de los dos está preparado para hacerse cargo de esa responsabilidad.

15. Seguridad en las relaciones sexuales

Para prevenir los diversos tipos de riesgos antes citados, existen los llamados métodos

anticonceptivos.

La mayoría de métodos solo sirven para evitar los embarazos, ya que el único método

eficaz contra todas las ETS es el preservativo o condón.

Hay dos tipos de clasificaciones para estos métodos, por duración (temporales o

permanentes) y por posición (internos o externos):

15.1 Métodos temporales:

Internos: Casi todos se basan en sistemas hormonales, y los más utilizados son los

siguientes:

GUIDO ALEXIS 50
UNIVERSIDAD SANCARLOS

 DIU (Dispositivo Intrauterino) : Este método se basa en la introducción en el útero

de la mujer de un aparato estéril recubierto de un hilo, el cual emite unas sustancias

que impiden la adherencia del óvulo fecundado en el endometrio. Debe ser colocado

por un especialista. Tiene una larga efectividad, puede poder mantenerse en el útero

desde unos meses hasta varios años.

 SIU (Sistema Intrauterino) : Es muy parecido al DIU, pero más complicado de

utilizar.

 Diafragma: Consiste en un círculo con los extremos gruesos y elástico, el cual se

coloca a la entrada del útero antes de comenzar la relación sexual. Suele contener

espermicida, pero su mecanismo básico consiste en no permitir el paso del semen

hacia el útero.

 Anillo vaginal: Consiste en un anillo de látex, que contiene las hormonas necesarias

para la anticoncepción durante 21 días aproximadamente. Se introduce en el cuello

del útero justo después de una menstruación, y se retira justo antes de la siguiente. Al

ser un dispositivo hormonal también regula las menstruaciones.

 Píldora anticonceptiva: También es un método hormonal, pero por vía oral, cada

píldora contiene las hormonas necesarias para mantener la anticoncepción durante un

día. Hoy en día, es el método más extendido y más seguro (99.9%) entre todos los

métodos, ya que no suele fallar si se utiliza correctamente.

Externos: Existe una gran variedad, pero actualmente los más utilizados son los

siguientes:

GUIDO ALEXIS 51
UNIVERSIDAD SANCARLOS

 Preservativo o condón: Consiste en un objeto de látex que recubre el pene del hombre

evitando así el paso del semen hacia la vagina de la mujer.

 Cremas espermicidas: Son unas cremas que se untan por las zonas genitales de ambos

miembros con el fin de "matar" a los espermatozoides para que no lleguen a fecundar

el óvulo.

Métodos permanentes: Existen básicamente dos, el masculino y el femenino:

 Masculino (Vasectomia): Consiste básicamente en el corte y ligadura de los

conductos deferentes, con el objeto de evitar que los espermatozoides puedan llegar

a mezclarse con el líquido seminal y producir el semen. Es permanente y, a veces,

puede crear conflictos morales en la persona que lo realiza. Es 100% efectivo, al no

haber ninguna posibilidad de fertilización.

 Femenino (Ligadura de Trompas): Es idéntico a la vasectomía, sólo que lo que se

corta y liga son las Trompas de Falopio. Los óvulos no pueden llegar al útero para ser

fecundados y también es 100% efectivo.

Sensualidad rústica

Nuestra juventud, víctimas de la sobrealimentación, resultado de la afluencia: Aumenta en la

hembra el contenido férrico de su sangre, lo que sumado a la acumulación adiposa de su

cuerpo, anuncia al hipotálamo, de su preparación reproductiva, aunque a una edad muy

temprana.

16. CONCLUSIONES

GUIDO ALEXIS 52
UNIVERSIDAD SANCARLOS

1. A partir de todos estos datos podemos extraer muchas conclusiones. La

sexualidad no sólo incluye el coito, como la sociedad dicta, sino también otros

muchos tipos de prácticas sexuales, como el sexo oral o la masturbación.

También podemos extraer mucha información sobre los métodos

anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual o los embarazos no

deseados. Se aprecia también la diferencia de la sexualidad en las diversas

fases de la vida de un ser humano, en su crecimiento y su desarrollo personal,

la diferencia de prácticas sexuales, desde las orientaciones sexuales hasta las

parafilias. Y por último hemos podido apreciar las aportaciones por parte de

Sigmund Freud a este ámbito a modo de ciencia.

2. La sexualidad no se termina nunca. Muere con uno. Se piensa que la

sexualidad es una cosa como de jóvenes, pero la sexualidad tiene cambios a

lo largo del ciclo vital del ser humano.

3. En todas las etapas del ciclo humano las manifestaciones de la sexualidad son

distintas. En la infancia las manifestaciones son de curiosidad, de

masturbación que se da con mucha frecuencia y puede a llegar a ser normal.

En la adolescencia se da la posibilidad de empezar una actividad sexual con

el otro o se sigue con la masturbación. En la edad adulta la sexualidad se pega

más al hecho de conformación de una pareja, claro que buscando siempre el

placer, y la búsqueda de la reproducción como respuesta del ser humano de

prolongarse, de alguna manera, en la tierra.

4. Todas las personas necesitamos saber sobre sexualidad, para conocernos

mejor y entender algunas cosas que ocurren con nuestro desarrollo físico y

GUIDO ALEXIS 53
UNIVERSIDAD SANCARLOS

emocional, también para contar con información que nos permita tomar

decisiones responsables y disfrutar de nuestra sexualidad. De esta manera

tenemos la posibilidad de orientar a nuestros familiares y a otras personas que

nos rodean. A lo largo de la historia, la sexualidad humana ha adquirido

connotaciones negativas y ha sido rodeada de un halo de misterio y secretismo

porque se consideraba un bajo instinto, algo vergonzoso y censurable que

únicamente respondía a una tentación, al vicio, al pecado. La represión sexual

impuesta por la Iglesia y la inferior consideración social de la mujer han

condicionado enormemente la evolución de la conducta sexual del ser

humano.

5. Los mitos sexuales son los rumores, y tienen tanto fundamento como éstos.

Una opinión no fundada sobre algo relacionada con el sexo, y expresada con

la convicción que suele acompañar a la ignorancia, se convierte fácilmente en

una creencia de toda una comunidad o generación. Esta falsa creencia

comienza a divulgarse como algo comprobado y real, y se convierte en un

mito. Los mitos se desarrollan a veces precisamente porque parece que tienen

sentido o porque deseamos que sean verdad. La libre información sobre la

realidad, y los cambios socioculturales hacen que los mitos sexuales dejen de

serlo. Los mitos sexuales muestran la escasa, y muchas veces falsa,

información de nuestra sociedad sobre el sexo.

17. Bibliografía

GUIDO ALEXIS 54
UNIVERSIDAD SANCARLOS

 www.monografias.com
 www.rincondevago.com
 www.wikipedia.org
 www.wikipedia.com
 psicologia.laguia2000.com
 www.sexualidad.ws
 es.answers.yahoo.com
 feminaactual.com
 youngwomenshealth.com
 euroresidentes.com
 discasex.com
 Larocca, F: (2008) La Sexualidad, la Oralidad, como instintos, y el Comer como
función en monografías.com
 Frisch, R. E: Female Fertility and the Body Fat Connection (2002) University of
Chicago Press
 Larocca, F: (2007) Pornografía y Erotismo en psikis.cl y en monografías.com
 Larocca, F: (2007) La Pornografía y los Trastornos del Comer en monografías.com
 Larocca, F: (2007) El Precio de una Hartura en monografías.com
 Larocca, F: (2007) ¡Fruta! No frito… en monografías.com
 Nabokov, V: (1955) Lolita Everyman"s Library
 Ponton, Lynn (2000). The Sex Lives of Teenagers. New York: Dutton
 Sax, L: (2005). Why Gender Matters. Doubleday
 Hall, A: (2003) The Mating Habits of the Suburban High School Teenager en
Boston Magazine
 Larocca, F: (2000) El Embarazo Precoz de las adolescentes y su Relación con la
gordura (En el blog Sistema límbico en monografías.com).
 Larocca, F: (2007) El Caso Difícil Número 18 en monografías.com
 Larocca, F: (2009) Nature vs Nurture: El Yin y Yang de la teleología aplicado a las
ciencias del comportamiento humano… en psikis.cl
 Larocca, F: (2009) Antisocial Psicópata Sociópata: Las tres caras de Narciso [Una
síntesis adaptiva y axiológica] (I&II) en psikis.cl. y en monografías.com

GUIDO ALEXIS 55