Anda di halaman 1dari 27

FACULTAD DE INGENIERIA GEOLÓGICA, MIERA, METALÚRGICA Y GEOGRÁFICA

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL

TEMA:
-ANÁLISIS FENOMENOLÓGICO DE LA RESPUESTA DE LAS ROCAS AL ESFUERZO.

-LA DEFORMACIÓN FRÁGIL DE LOS MEDIOS ROCOSOS CONTINUOS.

Ciudad universitaria, 22 de mayo del 2018


Análisis fenomenológico de la respuesta de las rocas
al esfuerzo.

1. comportamiento de las rocas sometidas a esfuerzo:


Las rocas de la corteza terrestre están sometidas a esfuerzos de compresión, distensión
y de cizalla. Aunque no podemos ver cómo se deforman, sí podemos apreciar en las
rocas de la superficie, cómo han sido los esfuerzos que provocaron su deformación y así
reconstruir y conocer la actividad tectónica de la zona.

Según la composición, naturaleza fisicoquímica y las condiciones físicas, las rocas


pueden reaccionar de tres formas diferentes ante los esfuerzos tectónicos.

1.1 Comportamiento elástico:


Consiste en una deformación reversible ante un esfuerzo, donde la roca recupera su
forma original una vez que desaparece el esfuerzo que provoca su deformación. Un
ejemplo de esta deformación sucede en los terremotos, al transmitir a través de las rocas
las ondas sísmicas sin fracturarse.

1.2 Comportamiento plástico o dúctil:


Son deformaciones irreversibles ante el esfuerzo, donde no recuperan su forma original
una vez que cesa el esfuerzo que provoca la deformación, es causante de los
plegamientos debido a un esfuerzo de compresión.

Es el caso de las rocas sedimentarias cuyos planos de estratificación se muestran como


buenos planos de referencia, en las que se aprecia el plegamiento con mayor facilidad.
En las rocas ígneas, cristalinas y de aspecto masivo, resulta más compleja la
identificación de pliegues por la escasez de estructuras planares de referencia. Esta
deformación la encontramos en el nivel estructural intermedio.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
1.3 Comportamiento rígido:
No se deforman ante un esfuerzo, solamente cuando el esfuerzo supera su límite de
resistencia se fracturan bruscamente. Como el granito, caliza o cuarzo. Cuando en el
estudio de las rocas se hace referencia al comportamiento frágil, se apunta a la
fracturación de los materiales en forma de diaclasas o fallas causado por todo tipo de
esfuerzos. Esto ocurre en el nivel estructural superior de la corteza terrestre.

2. Influencia de las condiciones físicas sobre la


deformación de las rocas

2.1 Tiempo de actuación del esfuerzo:


Se asocia a este factor la velocidad de deformación de las rocas; si la velocidad de
deformación es alta y por lo tanto el tiempo breve, el material responde con rigidez, en
el caso contrario, un esfuerzo pequeño aplicado durante un largo periodo de tiempo
responderá con una deformación plástica. Debe tenerse en cuenta que la unidad de
tiempo geológico es el millón de años.

2.2 Presión y temperatura:


Son los factores determinantes de la deformación.
El aumento de temperatura le da plasticidad a la
roca mientras que su disminución la hace rígida.
La temperatura aumenta con la profundidad por
el gradiente geotérmico (30°C /Km). Con la
profundidad aumenta la presión confinante, y las
rocas que en la superficie son rígidas, en la
profundidad pueden comportarse plásticamente.
Así aumenta el esfuerzo de ruptura y se facilita la
deformación dúctil.
Como regla general, a mayor presión y
temperatura, la roca tiene un comportamiento
más plástico y, por tanto, la deformación es mayor, lo contrario genera un
comportamiento más rígido.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
2.3 Contenido en agua:
La arcilla seca es rígida pero mojada es plástica. Por analogía la humedad disminuye la
rigidez de las rocas y aumenta su plasticidad. La presencia de fluidos como el
incremento de la temperatura, aumenta el campo de deformación reduciendo la
respuesta elástica y desplazando el límite de rotura a esfuerzos cada vez mayores. En
resumen, cuanto más saturados de agua estén los materiales se vuelven más plásticos.

2.4 Tipo de esfuerzo aplicado


La compresión provoca acortamiento en los estratos, bien por pliegues o por fallas.
Esfuerzos por tensión estiran y adelgazan los estratos, creando fallas a partir de un límite.
Cuando el esfuerzo aplicado es la cizalla, se produce la deformación por
desplazamiento a lo largo de planos poco espaciados.

3. El papel de la naturaleza de las rocas


No todas las rocas tienen la misma resistencia interna, por lo que su respuesta al esfuerzo
es también diferente. En superficie y condiciones ambientales, como también a una
gran profundidad algunas rocas tienen un comportamiento dúctil por lo cual
normalmente se deformaron y exhiben pliegues que dan la impresión de que la
resistencia de la roca era parecida a la de la masilla blanda. (por ejemplo, las arcillas),
y otras un comportamiento frágil (por ejemplo, la caliza).

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Se ve unos bancos de calizas
(ya plegado, por ello se
encuentran de forma diagonal)
recorrido por una falla.

Fallas normales de
pequeña entidad.
Sedimentos: calizas
margosas (blancas) y
margas yesíferas (oscuras)
del Cenozoico (niveles
inferiores a la caliza del
páramo). Arganda del
Rey (Madrid, España).

3.1 Dependiendo de la composición mineralógica y la textura de la


roca
Por ejemplo, las rocas cristalinas compuestas por minerales con enlaces
moleculares internos fuertes tienden a fracturarse. Por el contrario, las rocas
sedimentarias débilmente cementadas o las rocas metamórficas que contienen
zonas de debilidad como la foliación son más susceptibles de experimentar
deformación dúctil. Entre las rocas débiles y por tanto, que más probablemente
se comporten de una manera dúctil cuando se someten a un esfuerzo
diferencial, se cuentan la halita, el yeso y las lutitas, mientras que la caliza, el
esquisto y el mármol tienen una resistencia intermedia. De hecho, la halita es tan
débil que se deforma bajo pequeñas cantidades de esfuerzo diferencial y
asciende en forma de columnas a través de los estratos de sedimentos que se
extienden por el golfo de México y sus alrededores.

Quizás el sólido más débil que existe en la naturaleza y que exhibe flujo dúctil a
gran escala es el hielo glacial. Por comparación, el granito y el basalto son
resistentes y Frágiles. En un entorno próximo a la superficie, las rocas frágiles se
fracturarán cuando sean sometidas a fuerzas que excedan su resistencia.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Se observan estratos
sedimentarios de yeso
deformados en plegamientos;
pero a su vez están desplazados
a lo largo de una falla localizada
en el lado derecho de la
fotografía.

Los espacios entre las líneas en


negro (estratos de arenisca)
representan a lutitas

Como se puede ver,


también se hicieron
muestras en laboratorios
para ver en que influye

Cilindro de mármol
deformado en el
laboratorio mediante la
aplicación de miles de
kilogramos de peso
desde arriba (ESFUERZO).
Cada muestra se deformó en un entorno que duplicaba la presión de confinamiento
hallada a distintas profundidades. Obsérvese que cuando la presión de confinamiento
era baja, la muestra se deformó por fractura frágil, mientras que cuando la presión de
confinamiento era elevada, muestra se deformó plásticamente. (Foto cortesía de M. S.
Patterson, Australian National University.)

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
3.2. Por la isotropía y anisotropía de la roca
Las rocas isótropas; son aquellas que sus propiedades mecánicas son las mismas en
todas las direcciones del material, sin embargo, muchas de las rocas en la superficie
terrestre son rocas anisótropas, las cuales sus propiedades mecánicas son diferentes en
cualquier dirección del material. Por lo cual en rocas anisótropas la orientación de la
anisotropía con relación a los esfuerzos principales tiene una influencia muy importante
en la mecánica y orientación de las fracturas que se generan.

En la figura se puede ver que


en los casos A, D y E se observa
que es isótropo. En los casos B y
C son anisótropos

Cuando la roca presenta anisotropía, su resistencia


compresiva para un mismo estado de esfuerzo varía
según el ángulo β (β=90 – θ) entre la dirección de los
planos de anisotropía y la dirección de la carga
aplicada, pudiendo presentar valores diferentes.

En condiciones de deformación frágil es mayor la


influencia de la anisotropía de las rocas. Cuando las
condiciones son de deformación dúctil, se afecta el
cuerpo en su totalidad y es menor la influencia de
planos de debilidad preexistentes como fracturas, fallas o estratificación.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
En conclusión, si las roca es isótropa puede ser competente y absorber esfuerzos sin
deformarse; la anisótropa por lo contrario se deforma plásticamente .

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
3.3 La aspereza o rugosidad de la roca
La aspereza de las superficies de roca tiene un efecto significativo sobre el ángulo de
fricción. Estas irregularidades de la superficie que se les llama Asperitas producen un
entrelace entre las superficies de las fracturas que se incrementa la resistencia al
deslizamiento. Las Asperitas pueden ser consideradas en su forma más simple como una
serie de dientes de sierra.

La resistencia al cortante puede considerarse:

Donde i es la inclinación de los dientes de sierra, como se muestra en la figura, en la cual


también se puede observar como las Asperitas pueden cortarse con una subsecuente
reducción de ángulo de fricción a altos niveles de esfuerzo de compresión. Una fractura
rugosa que inicialmente tiene un ángulo de fricción conocida como resistencia pico,
disminuye su ángulo de fricción, a un ángulo de fricción residual. Cuando las paredes
de discontinuidad se encuentran inalteradas el ángulo de fricción residual es igual al
ángulo de fricción pico. El ángulo de fricción residual , para la mayoría de las rocas varia
generalmente, entre 25 y 30 grados. Cuando se mide el ángulo de la rugosidad, es
necesario decidir cuál es la longitud de onda de las asperitas. Las Asperitas con
longitudes de onda de 50 a 100 milímetros, se les llama Asperitas secundarias y pueden
tener un ángulo i tan alto como 20 o 30 grados.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
4. Los dominios de la deformación geológica en función de
la profundidad

4.1 Niveles Estructurales.


Se entiende por nivel
estructural cada una de las
partes de la corteza en que los
mecanismos dominantes de la
deformación permanecen
iguales. El término «nivel» hace
referencia a los diferentes
dominios, que generalmente
están superpuestos entre sí. Si
consideramos como límite
superior a la superficie de la
Tierra, en dirección al centro
del planeta, hacia zonas más
profundas, se definen tres
niveles estructurales en los que
las rocas tienen diferente
comportamiento. Como es
lógico, a medida que nos
encontramos en niveles más
profundos, las condiciones de
presión y temperatura se incrementan, por lo que las rocas adquieren un
comportamiento más dúctil.

4.1.1Nivel estructural superior


Se localiza desde la superficie del terreno (según la altitud en cada lugar) hasta la cota
0 m, que sirve como referencia, aunque puede llegar a más profundidad. La presión y
temperatura no son muy elevadas y las rocas tienen un comportamiento frágil; es el
dominio de las fallas.

4.1.2 Nivel estructural medio


Se sitúa entre la cota 0 m y unos 4.000 m de profundidad. El mecanismo predominante
es la flexión debido al comportamiento dúctil de las rocas; son característicos de este
nivel los pliegues.

4.1.3 Nivel estructural inferior


Es el nivel del metamorfismo, y como media se localiza entre los 4.000 m y los 8.000 o
10.000 m de profundidad. En los niveles más superficiales domina el aplanamiento, con
el frente superior de esquistosidad. A mayor profundidad predominan estructuras de
flujo, con pliegues acompañados siempre de esquistosidad y foliación. Su límite inferior
viene marcado por el inicio de la fusión y la presencia del granito de anatexia.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
La deformación frágil de los medios rocosos
continuos
Las rocas en la corteza están expuesta a muchos cambios que modelan el paisaje así
tenemos la meteorización y erosión que destruyen cuerpos rocosos. En cambio los
procesos tectónicos, procesos gravitacionales y actuación de fuerzas enormes dentro
de la tierra deforman las rocas.

Como es bien sabido que los materiales al ser sometidos a fuerzas generan esfuerzos
(fuerzas por unidad de área se mide en Kg/cm2) y estas a su vez generan
deformaciones que son de diferente grados y dependiendo la composición del
material.

Se tiene 3 tipos de deformaciones: Deformación Elástica, Deformación Plástica o Dúctil


y Deformación de Ruptura o Frágil

Deformación frágil
Antes de que exista una deformación frágil el cuerpo que está sometido a esfuerzos,
primero debe pasar por una deformación elástica y plástica .El esfuerzo debe superar
al límite de elasticidad para poder generar Deformación frágil o de ruptura.

Medios rocosos continuos


Se define medio rocoso aquel cuerpo que no presenta fisuras ni cavidad alguna, y
también presenten propiedades isotrópicas, que refiere a las deformaciones que sufra
el material debe ser igual en todas las direcciones; todas estas características deben ser
a nivel macroscópico.

En resumen los medios rocosos continuos son aquellas rocas que no presentan
discontinuidades (fallas, diaclasas, etc.), rocas intactas.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
1. Diaclasas y fallas

1.1 Diaclasas
Son planos divisorios que dividen las rocas, pero donde no hubo movimiento visible,
aunque se puede observar movimiento perpendicular al plano. Las diaclasas pueden
medir unos pocos centímetros a miles de metros de longitud.

Se pueden clasificar geométricamente y genéticamente.

1.1.1 Clasificación Geométrica


a) Diaclasas de Rumbo

Son aquellas cuyo rumbo es paralelo o esencialmente paralelo al rumbo de la


estratificación.

b) Diaclasas de Inclinación

Es aquella cuyo rumbo es paralelo o esencialmente paralelo a la dirección de la


inclinación de la estratificación.

c) Diaclasas Oblicuas o diagonales

Es aquella cuyo rumbo esta entre el rumbo y la dirección de inclinación de la


estratificación.

1.1.2 Clasificación Genética

a) Diaclasas Retracción

Se forman debido a una pérdida de volumen por ejemplo el basalto , al enfriarse


una colada de basalto la masa tiende a contraerse y generando la ruptura .Otro
ejemplo es la desecación en rocas generalmente sedimentarias generando
grietas.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
b) Diaclasas Tectónicas

Se originan como resultado directo del plegamiento o empuje en las rocas, y en


general pueden admitirse tres sistemas, un sistema de rumbo (strike set) (diaclasas
longitudinales), paralelo a los ejes del pliegue; un sistema inclinado (dip set)
(diaclasas cruzadas), perpendicular a las diaclasas longitudinales; y un sistema
conjugado de diaclasas oblicuas, que aparecen a bastante menos de 45° en la
dirección del transporte tectónico. En algunos casos los dos conjuntos que forman
el sistema conjugado se desarrollan desigualmente. El término «diaclasa de
cizalla» se ha utilizado para estos sistemas, al corresponder aproximadamente
con las direcciones teóricas del máximo cizallamiento (Grietas de cizalla).

c) Diaclasas de Descompresión (LAJACION)

Un sistema de diaclasas puede desarrollarse más o menos paralelamente a la


superficie del terreno, especialmente en intrusiones ígneas plutónicas, tales como
el granito.

Probablemente surgen como resultado de la descarga (Se quita el esfuerzo –


lajacion- genera rupturas perpendiculares) en la masa de roca cuando se
erosiona la cobertera.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
1.2 Fallas

Se denomina fallas aquella ruptura de un macizo rocoso en dos partes donde existe
movimiento entre estructuras aunque no se sabe exactamente si una o las dos partes
se movieron.

Se diferencian de las diaclasas porque se puede observar el movimiento que por lo


menos debe ser de medio milímetro.

1.2.1 Partes de una falla

a) Plano de falla
Es la superficie a lo largo de la cual se desplazan los bloques que se
separan, abandonando su posición original antes de la ruptura.
b) Labio levantado
Es también conocido como bloque superior por que este queda por
encima del plano de falla.
c) Labio hundido
Al contrario del caso anterior, este es el bloque que queda por debajo
del plano de falla, por lo cual también se le llama bloque inferior.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
d) Salto de falla
Es el recorrido o distancia apreciable entre dos puntos que
estaban unidos antes de producirse la ruptura y su posterior
desplazamiento.
e) Escarpe
Es la distancia entre las dos superficies de los labios, tomadas de
manera vertical.

1.2.2 Clasificación
La clasificación de las fallas al igual que las diaclasas se divide en geométricas y
genéticas, las geométricas se dividen a su vez en cinco: el rake de desplazamiento
neto, la posición de la falla en relación con la posición de las rocas adyacentes, el
diseño de las fallas, el ángulo de inclinación de las fallas y el movimiento aparente de
la falla.

Clasificación geométrica

1. El rake de desplazamiento neto :

a) Desplazamiento de rumbo

Es aquella donde el desplazamiento neto es paralelo al rumbo de la falla y por lo


tanto el rake es cero.

b) Desplazamiento de inclinación

Es aquella donde el desplazamiento neto es hacia arriba o hacia abajo por lo


tanto el desplazamiento de rake es a 90°.

c) Desplazamiento diagonal

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Es aquella donde el deslazamiento neto es se produce diagonalmente hacia
arriba o hacia abajo por tanto el desplazamiento rake es mayor que cero, pero
menos que 90°

2. La posición de la falla en relación con la posición de las rocas adyacentes:


a) F.de rumbo

Aquella que es paralela al rumbo de las rocas adyacentes.

b) F.de estratificación

Es una variedad de falla de rumbo, aquella que es paralela a la


estratificación.

c) F.oblicua o diagonal

Aquella que es diagonal al rumbo de las rocas adyacentes.

d) F.longitudinal

Tiene rumbo paralelo al rumbo de la estructura regional.

e) F.transversal

Tiene rumbo transversal al rumbo de la estructura regional.

3. El diseño de las fallas :

a) F.paralelas

Si los rumbos son paralelos, pero de inclinaciones diferentes.

b) F.escalonadas

Son fallas pequeñas que se traslapan entre sí.

c) F.Perifericas

Son fallas arqueadas que limitan un área circular.

d) F.radiales

Fallas que erradican un punto en común.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
4. El ángulo de inclinación de las fallas

a) F.de gran angulo


Cuya inclinación es mayor de 45°
b) F.de pequeño angulo
Cuya inclinación es menor que 45°.

5. El movimiento aparente de la falla.


a) Normal

Aquella donde la caja techo ha descendido

b) Inversa

Aquella donde la caja techo ha ascendido.

Clasificación genética

1. Clasificacion basada en movimientos relativos


a) F.Empuje

Es una falla en la cual la pared colgante ha ascendido en relación con la pared


yacente.

b) F.Gravitacional

Es aquella en la cual la pared colgante ha descendido en relación con la pared


yacente.

c) F.desplazamiento de rumbo

Es aquella donde el desplazamiento ha sido escencialmente paralelo al rumbo de


la falla.

2. Clasificacion basada en movimiento absolutos

a) Aquellas en la cuales el pis no se movio,pero el techo lo hizo hacia abajo.


b) Aquellas en las cuales el piso ascendió,mientras que el techo permaneció
estacionario
c) Aquellas en las cuales l techo descendió y el piso ascendió
d) Aquellas en las cuales ambos bloques descendieron ,pero el techo mas que el
piso
e) Aquellas en que los dos bloques ascendieron, pero en las cuales el echo se movio
menos que el piso.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
3. Criterios de rotura

Existen dos formas para definir el comportamiento de una roca en rotura: mediante el
estado de tensiones o mediante el de deformaciones. Normalmente se utiliza la primera.
De esta forma, se toma como resistencia de la roca la máxima tensión que ésta puede
soportar. Para cualquier punto del macizo el tensor de tensiones viene definido por seis
componentes, tres componentes normales, y tres componentes tangenciales, σxi, σyi,
σzi, τxyi, τyzi y τxzi, en un sistema de coordenadas (x, y, z). Dependiendo de la magnitud
y dirección de las seis componentes del tensor, se obtienen las tres tensiones principales,
σ1i, σ2i, σ3i, donde σ1i es la tensión mayor, σ2i la tensión intermedia y σ3i la tensión
menor. En el caso de un material isótropo (material que presenta las mismas
características físicas en cualquier dirección), cualquier dirección es dirección principal,
con lo que las tres tensiones principales se representan σ1, σ2, σ3. En este caso se define
como criterio de rotura a la superficie f, que delimita en el espacio de tensiones
principales (σ1, σ2, σ3) un cierto dominio que llamamos dominio elástico viene
expresado por la siguiente ecuación:

f (σ 1,σ 2 ,σ 3 ) = 0

En general, los equipos utilizados para la obtención de resultados experimentales nos


dan datos sobre las tensiones principales, si a esto le añadimos que la tensión intermedia
(σ2) se suele ignorar, el criterio de rotura se define bidimensionalmente en función de la
tensión mayor (σ1), y la tensión menor (σ3), como:

f (σ 1 σ 3) = 0

f es la superficie que limita el dominio elástico del material, en el espacio bidimensional


de tensiones principales, y la ecuación que describe esta superficie de fluencia es el
criterio de rotura

Los puntos representados encima del dominio elástico ( 0 ( , ) f σ 1 σ 3 = ) están en


situación de rotura, por el contrario, los puntos del macizo con estado tensional en el
interior del dominio elástico no están en rotura, sino que están en estado elástico. Los
puntos del exterior del dominio elástico son puntos tensionales inaccesibles, es decir no
se pueden obtener dichas tensiones para el macizo en cuestión. Dependiendo de cómo
se defina la ecuación de la superficie de fluencia (f) se obtienen distintos criterios de

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
rotura. A continuación, se hace una descripción del criterio de rotura lineal de Mohr-
Coulomb, y del criterio de rotura no lineal de Hoek&Brown.

3.1 Criterio de rotura lineal de Mohr-Coulomb


El criterio de rotura de Mohr-Coulomb, introducido por primera vez por Coulomb en el
año 1773, inicialmente pensado para el estudio en suelos, es un criterio de rotura lineal
Esto significa, tal y como se ha indicado anteriormente, que la ecuación que define la
superficie de fluencia es una ecuación lineal. Aunque el comportamiento de la roca en
un ensayo triaxial no concuerda con un modelo lineal, Mohr-Coulomb se sigue utilizando
mucho por su sencillez y comodidad. Generalmente para el caso del criterio de Mohr-
Coulomb, se define el criterio de rotura en función de la tensión tangencial y la tensión
normal en un plano. En este caso la superficie de fluencia es de la forma τ = f (σ ).

La expresión matemática de dicha ecuación es: τ = c +σ n tanφ


donde:

• c es la cohesión, una constante que representa la tensión cortante que puede ser
resistida sin que haya ninguna tensión normal aplicada.
• φ es el ángulo de fricción
• τ es la tensión tangencial que actúa en el plano de rotura 3 Criterios de rotura y
clasificaciones geomecánicas 19
• σn es la tensión normal que actúa en el plano de rotura

Se representa el criterio de Mohr-Coulomb en el espacio de tensiones normal y


tangencial. Se puede apreciar que la ecuación de la superficie de rotura es la ecuación
de la recta tangente a todos los círculos de falla.

En este caso, el dominio elástico viene representado por la envolvente de Mohr. Por lo
tanto, haciendo referencia a la que se ha dicho anteriormente (ver apartado 3.1) los
puntos del macizo con estado tensional por debajo de dicha envolvente están en un
estado elástico mientras que los que se sitúan encima se encuentran en rotura. La zona
de estados tensionales inaccesibles para este macizo es aquella que se encuentra por
encima de la envolvente de Mohr. Aunque anteriormente se ha dicho que es usual
describir el criterio de Mohr-Coulomb en el espacio de tensiones tangencial y normal,
éste también se expresa en el espacio de tensiones principales de la forma

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
3.2 Criterio de rotura no lineal de Hoek&Brown
El criterio de rotura de Hoek&Brown su versión original fue introducida en el 1980 (Hoek y
Brown, 1980a; Hoek y Brown, 1980b) desde entonces su uso se ha generalizado en el
ámbito de la mecánica de rocas, traspasando los límites para los que fue propuesto
(cálculo de la estabilidad en taludes y estados tensionales en el entorno de un túnel,
para macizos rocosos duros). Debido a esto, y con el fin de mejorarlo, el criterio ha sufrido
varias modificaciones, así como la introducción de nuevos parámetros para definir el
estado del material, y nuevas propuestas para obtener la caracterización del macizo,
la última en 2002.

Se trata de un criterio no lineal, puramente empírico, que permite valorar, de manera


sencilla, la rotura de un medio rocoso mediante la introducción de las principales
características geológicas y geotécnicas.

Se representa las tensiones de rotura para el criterio de rotura de Hoek&Brown. En la


figura se aprecia que la función que define el dominio elástico es no lineal. Tal y como
se ha indicado para el criterio de rotura de Mohr-Coulomb (ver apartado, los estados
de tensiones encima de la curva están en rotura, mientras que los interiores están en el
dominio elástico, y los estados tensionales por encima de la curva son inaccesibles para
este determinado caso.

El uso del criterio no solo en macizos rocosos duros, sino también en macizos de rocas
débiles, ha supuesto una reformulación del criterio, así como la introducción de nuevos
parámetros. Su última versión se expresa:

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
3.2.1 Estimación del factor de alteración del criterio de rotura de
Hoek&Brown
El factor de alteración del criterio de rotura de Hoek&Brown D, tal y como se ha
explicado antes, es un factor que depende principalmente del grado de alteración al
que ha sido sometido el macizo. Alteraciones debidas a la relajación de esfuerzos,
causados por excavaciones por voladura, mecánicas, o por otras causas.

El factor fue introducido en la última versión del criterio de rotura de Hoek&Brown (Hoek
et al., 2002), porque se detectó que para el caso de macizos de rocas no alteradas
(D=0), el criterio daba parámetros resistentes demasiado optimistas. El factor adopta
valores desde 0 para la roca no alterada en condiciones in situ, hasta el valor de 1 para
la roca muy alterada.

En la Tabla se muestran los valores del factor de alteración D, para las distintas
situaciones del macizo.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Factor de alteración del criterio de Hoek&Brown,

Método de la tangente
El método de la tangente proporciona la resistencia al corte del terreno para un
determinado estado tensional mediante la correspondiente envolvente de
MohrCoulomb, tangente a la envolvente de rotura de Hoek&Brown (Figura 3.4). Es un
método difícil de aplicar, debido a que los programas de cálculo suelen caracterizar el
terreno mediante un ángulo de fricción y una cohesión constantes, en vez de hacerlo
para una pareja de valores que varían en función de la tensión normal en cada punto.

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Método de la secante
El método de la secante consiste en linealizar la envolvente de rotura de Hoek&Brown
mediante una recta secante a ésta. La recta secante cortara la envolvente de
Hoek&Brown en los
puntos correspondientes
a σ3=0 y σref., donde
σref es la presión de
confinamiento del
macizo en cada caso
de estudio

Se trata de un método
que conserva el valor de
la resistencia a
compresión simple, pero
es muy conservador,
pues la recta estimada
queda por debajo de la
envolvente de
Hoek&Brown.

Método de la bilinealización
El método de la bilinealización consiste en sustituir la envolvente de rotura de
Hoek&Brown por una envolvente bilineal que se ajusta a la envolvente curva (Figura 3.5).
Cada segmento lineal corresponde a una envolvente de Mohr-Coulomb. El punto
intermedio de la bilineal es aquel
que corresponde a la menor área
entre la evolvente curva i la
bilineal. Es necesario definir un
valor de tensión de referencia, el
criterio para su obtención se
valora en cada caso. Al igual que
en el caso de la secante, se
mantiene el valor de la resistencia
a compresión simple del macizo, y
continúa siendo un método
conservador, aunque tiene una
mejor aproximación que el de la
secante.

Método de la regresión línea


lEsta método consiste en linealizar la envolvente de rotura de Hoek&Brown mediante
una regresión lineal. A partir de la envolvente de Hoek&Brown obtenemos la tensión
principal menor (σ3), y a partir de esta la mayor (σ1). La regresión lineal se realiza con
estas parejas de valores

El método es muy sensible a los valores de la tensión principal menor que se escogen
para la regresión. Los autores encontraron que los mejores resultados se obtienen para
8 parejas de valores (σ1, σ3), equiespaciados en un rango de valores 0<σ3

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
Método de la equivalencia de áreas
El método de la equivalencia de áreas consiste en encajar una recta que equilibre las
áreas entre la envolvente curva de Hoek&Brown y la linealización de Mohr-Coulomb,
para un determinado rango de tensiones, σt<σ3

Iniciación y propagación de las fallas en los macizos


rocosos

El predominio de la componente del movimiento paralelo al plano de falla o simple


deslizamiento no implica que no pueda existir otro tipo de componente según la falla
(figura 2.2). En efecto, en algunas fallas se desarrollan componentes de dilatación o de
convergencia. En el primer caso, es frecuente observar crecimiento de fibras de calcita
u otro mineral, que marcan la dirección de movimiento de los bloques, el cual es de
carácter asísmico. En el segundo caso el deslizamiento simple se encuentra
acompañado de una fuerte aproximación entre los bloques y aparece el mecanismo
de solución por presión. Si la roca es calcárea, se forman las llamadas slickolitas, que son
estilolitas formadas directamente a consecuencia de la presión ejercida por el
desplazamiento oblicuo de la falla. En rigor, es frecuente que no se observe un plano de
falla definido, sino que más
bien una Zona de falla, que
puede consistir en muchas
superficies de falla
anastomosadas. Una zona de
falla puede tener entre
algunos metros y muchas
decenas de metros de ancho.
En longitud, una zona de falla

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
puede tener hasta varios cientos de kilómetros ( e.g. la Falla de Atacama). En algunas
zonas de falla ocurre un movimiento distributivo, cuando el movimiento diferencial se
realiza según mútiples desplazamientos pequeños a lo largo de una serie de fallas
paralelas

Las zonas de falla suelen caracterizarse por la presencia de rocas de falla tales como
brechas de falla, cataclasitas o milonitas. También, en niveles superficiales de la Corteza,
puede presentarse material arcilloso denominado salbanda. Mientras los dos primeros
tipos de rocas son propios de un comportamiento mecánico frágil en niveles
estructurales superiores, el último tipo aparece en zonas de falla originadas en niveles
estructurales profundos, donde las rocas presentan comportamiento mecánico dúctil.
De este modo, dependiendo del nivel estructural donde nos encontremos, existe una
transición completa desde zonas de falla frágiles hasta zonas de falla dúctiles, pasando
por
un

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL
comportamiento intermedio frágil-dúctil (figura 2.4). En una misma falla, la zona de falla
tenderá a ensancharse en profundidad al pasar de un comportamiento frágil a uno
dúctil. El comportamiento frágil se verifica en el dominio sismogénico de la Corteza
terrestre, en tanto que el comportamiento dúctil es asísmico. Un sistema de fallas es un
conjunto de fallas generadas en forma más o menos contemporánea y que obedecen
al mismo campo de stress.

Representación de las fallas en un terreno

DATUM
Para realizar el análisis estructural de un conjunto de fallas es necesario conocer los
siguientes datos sobre cada una de las fallas: rumbo, manteo, rake de la estría de falla
y sentido del 5 movimiento de la falla a lo largo de la estría. Este último se establece con
la ayuda de los criterios cinemáticos enunciados arriba. El conjunto de datos que
caracteriza a cada falla constituye un DATUM. Las fallas que no tengan su DATUM
completo y fehacientemente determinado no deben utilizarse en el análisis. Asimismo,
la recolección de los datos en terreno debe asegurar que ellos correspondan a fallas
genéticamente ligadas tanto en el tiempo como en el espacio

GEOLOGÍA ESTRUCTURAL