Anda di halaman 1dari 2

INVERSION EN PUEBLOS INDIGENAS

Guatemala, 13 jul (EFE).- De la inversión pública total, Guatemala dirige hacia los
pueblos indígenas tres veces menos que a la destinada a la población no indígena,
un hecho que no hace más que aumentar la brecha y la discriminación racial
económica.

Así se desprende de un estudio divulgado hoy por el Instituto Centroamericano de


Estudios Fiscales (Icefi) en Ciudad de Guatemala, en el que advierte que por cada
quetzal (14 centavos de dólar) invertido en los pueblos no originarios, el Estado tan
solo destina 33 centavos (4 centavos de dólar) en los pueblos indígenas.

El análisis, realizado sobre el presupuesto de gasto público de Guatemala ejecutado


durante 2015, identifica que del total dirigido al ciudadano, 42.623 millones de
quetzales (5.818 millones de dólares), solo la cuarta parte se destinó a los pueblos
indígenas, 10.646 millones de quetzales (1.453 millones de dólares).

Estas cifras dejan entrever que las inversiones dirigidas a la población no indígena
(mestiza o ladina) representaron un 6,5 % del producto interno bruto (PIB), en
contraposición al 2,2 % de los pueblos originarios.

Del total dirigido a pueblos indígenas, el 42,8 % está asignado a educación y al


programa de educación bilingüe; el 18,8 % a salud (primer nivel de atención,
maternidad y seguridad alimentaria); y el 22,9 % restante a programas variados,
como protección social, vivienda y servicios comunitarios.

Con base en esos datos, el director ejecutivo del Icefi, Jonathan Menkos, concluye
que hay una "discriminación racial económica" hacia los pueblos indígenas que
evidencian los "bajos niveles de bienestar social" de este colectivo, priorizando esta
actuación para reducir esta brecha.

"La política pública, a través de los bienes y servicios, no está haciendo su labor de
construir una mayor cohesión social y de disminuir unas brechas de desigualdad
social que son bastante antiguas en el país", resumió el experto a Efe y agregó que
en general Guatemala invierte "muy poco" en sus ciudadanos.

Es por ello que recomienda al Estado aumentar las inversiones sociales en general,
con particularidad en los pueblos indígenas, mejorar el registro de las personas
beneficiarias del gasto público, y dar acompañamiento a las entidades públicas
garantes de los derechos humanos.

Guatemala es un país multicultural y plurilingüe compuesto de cuatro grandes


culturas: Maya, Xinca, Garífuna y ladina y en su territorio conviven 25 comunidades
lingüísticas.
Según datos facilitados por Naciones Unidas, se calcula que en la actualidad existen
unos 370 millones de personas de diferentes comunidades indígenas repartidos por
noventa países alrededor del mundo.

En Guatemala, el porcentaje de la población indígena es de un 41 por ciento.

Entre los departamentos de Guatemala con mayor porcentaje de población indígena


figuran Totonicapán (98,3 %), Sololá (96,4 %), Alta Verapaz (92,9 %), Quiché (88,8
%), Chimaltenango (79 %) y Huehuetenango (65,1 %). EFE