Anda di halaman 1dari 3

Fortalezas

Infraestructura
Una superficie de 6086 m2, los cuales 2600 m2 se encuentra construido, y 998 m2
son exclusivamente de aulas.
Una superficie de gran tamaño permite emplear espacios amenos, posibilita que
nuestra población beneficiada tenga acceso a diversos espacios para favorecer su
conocimiento.

“La infraestructura de los planteles educativos comprende aquellos servicios y espacios


que permiten el desarrollo de las tareas educativas.” (García, 2007) contar con aulas y
espacios de aprendizaje en buen estado es determinante en el momento de lograr que
los alumnos obtengan los resultados académicos esperados. En otras palabras, el
estado de las instituciones incide directamente en el desempeño de los alumnos.

Creemos que las características de nuestra institución, así como, sus espacios de
infraestructura física de la escuela contribuyen a la conformación de los ambientes en
los cuales aprenden los adolescentes y, por tanto, funcionan como plataforma para
prestar servicios educativos promotores del aprendizaje que garantizan su bienestar y,
además, tiende a mejorar la asistencia e interés de los estudiantes y maestros por el
aprendizaje.

Alumnos
Manipulación tecnológica, acceso a la información en cuestión de segundos,
acceso a diversas plataformas que sirven como mecanismos para favorecer su
aprendizaje.

Es indudable que los tiempos han cambiado. A lo largo de tantos años de la docencia
nos encontramos con que los estudiantes de hoy no son los mismos; han cambiado sus
hábitos, sus normas, se han modificado sus valores; están viviendo a un ritmo
vertiginoso y acelerado que los atrapa: viven ahora más en la virtualidad que en el
mundo real pero que también les trae beneficios; manipulación tecnológica, acceso a
la información en cuestión de segundos, acceso a diversas plataformas que sirven
como mecanismos para favorecer su aprendizaje.

Basados en los registros de algunos profesores de la institución, la asistencia de los


alumnos marca que un 85% de ellos asisten a clases durante lo que va del ciclo escolar
lo que permite que adquieran conocimientos fundamentales que le permitan desarrollar
sus habilidades.

Maestros

Se trata de una organización piramidal en cuyo vértice se encuentra la dirección


de la escuela y en su base los alumnos que –oficialmente- están sujetos a todos
los controles; desde el más alto de la jerarquía (dirección), pasando por todos los
intermedios (subdirección, personal docente, personal de asistencia educativa y
servicios administrativos)
Nuestra escuela es de organización completa pues contamos con una directora, un
subdirector, tres orientadores y 17 docentes para atender los 8 grupos.

Uno de los componentes fundamentales de la formación de los profesores de educación básica es el


conocimiento de las características del trabajo docente en la escuela, así como de las necesidades y
exigencias del trabajo en el aula. La capacidad para comunicarse eficazmente con los alumnos, diseñar
estrategias y actividades didácticas adecuadas, interpretar y valorar sus reacciones en el transcurso de
las clases, y responder en forma oportuna y apropiada a las situaciones imprevistas, son condiciones
para desarrollar una tarea docente eficaz en la educación básica

Docentes con perfiles específicos para cada asignatura, acorde a su preparación


académica. Estos contenidos integran los conocimientos, habilidades y valores que
permiten a los estudiantes continuar su aprendizaje con un alto grado de independencia
dentro o fuera de la escuela y facilitan su incorporación productiva y flexible al mundo
del trabajo (Plan y programas de estudio 1993, p. 12).
Todo esto conllevara a los docentes a la transformación del trabajo en aula,
implementando técnicas de enseñanza innovadoras, propiciando ambientes de
aprendizaje y materiales acordes a las exigencias del mundo en que vivimos.

Padres de familia
Disposición a participar en actividades lúdicas y académicas que se desarrollan
en la institución para beneficio de cada uno de los estudiantes

La importancia que tiene la buena relación entre la familia y la escuela es de vital


importancia puesto que ambos tienen un objetivo común que es el del desarrollo global
y armónico de los adolescentes y por tanto debe ser una tarea compartida; de manera
que se facilite la consecución de este objetivo principal.

La necesidad de que se establezca una interacción entre el docente y los padres se


debe a varios aspectos según el autor Macbeth (1989):

“Los padres son los responsables, ante la ley, de la educación de sus hijos por
lo cual son clientes legales de los centros educativos, a los que asistan sus hijos
y deben ser bien recibidos y bien atendidos.”