Anda di halaman 1dari 2

INTRODUCCION.

El concepto de concentración se refiere a la composición de una solución o,


secundariamente, de una mezcla homogénea (por ejemplo, una aleación de
metales).
Una solución (o disolución) es una mezcla cuyos componentes forman una sola
fase.
Se reconocen dos tipos de componentes: el solvente es el componente
predominante en una solución y un soluto es un componente que se encuentra en
menor cantidad.
Se trata de entender y aprender técnicas para la preparación de disoluciones
acuosas, además de conocer las maneras de expresar sus concentraciones.
Las soluciones en química, son mezclas homogéneas de sustancias en iguales o
distintos estados de agregación. La concentración de una solución constituye una
de sus principales características. Bastantes propiedades de las soluciones
dependen exclusivamente de la concentración. Su estudio resulta de interés tanto
para la física como para la química. Algunos ejemplos de soluciones
son: agua salada, oxígeno y nitrógeno del aire, el gas carbónico en los refrescos y
todas las propiedades: color, sabor, densidad, punto de fusión y ebullición
dependen de las cantidades que pongamos de las diferentes sustancias.
La sustancia presente en mayor cantidad suele recibir el nombre de solvente, y a
la de menor cantidad se le llama soluto y es la sustancia disuelta.
Al momento de preparar soluciones hay que tomar en cuenta varios aspectos, en
el análisis químico son de particular importancia las "unidades" de concentración,
y en particular dos de ellas: la molaridad y la normalidad. También punto de
equivalencia, fracción molar, la concentración decimal, entre otros.
OBJETIVO

1. Determinar las concentraciones físicas y químicas de las


soluciones.
2. Prepara soluciones a partir de reactivos sólidos y
líquidos
3. Observar la solubilidad de los reactivos a utilizar en
solución acuosa
4. Calcular las cantidades de reactivos que se necesitaran
para preparar disoluciones molares, normales y
porcentuales
5. Aplicar las medidas de seguridad para manipular
reactivos concentrados
6. Conocer la peligrosidad de los reactivos a utilizar
7. Manejar correctamente la balanza, pipetas y matraces
volumétricos.