Anda di halaman 1dari 8

Formas de operaciones (características) de la producción azucarera

 En busca de la Eficiencia Energética: A través del tiempo los ingenios


atravesaron diferentes situaciones energéticas, con el cual la industria en
general ha ido desarrollando sistemas de aprovechamiento energético más
eficientes, llegando actualmente en algunos países a ser energéticamente auto-
sustentables e incluso, muchos venden sus excedentes de energía obteniendo
beneficios adicionales de la misma caña. En nuestro país hasta no hace
muchos años los ingenios debían pagar servicios de transporte que retirara de
sus instalaciones los excedentes de bagazo, dado sus ineficiencia en el
quemado del mismo en las calderas para generar vapor. A este excedente se le
daba diferentes usos pero en especial el de contaminante, ya que iba a parar a
los causes de agua. Hoy, las innovaciones tecnológicas en todo el proceso de
molienda que reduce los contenidos de humedad, cenizas y azúcar contenidas
en el bagazo, hacen que el mismo tenga un poder calorífico superior que,
sumado a los avances en los diseños y operación de calderas y a la
optimización de los consumos en la fabricación por cada Tn de azúcar
producido, permiten reducir y hasta hacer nulo el uso de otros combustibles.
Este reemplazo de combustibles se da por un mejor y mayor consumo del
bagazo producido, que por un lado requiere la renegociación de los contratos
de provisión a las papeleras y por otro una solución a los problemas
medioambientales, ya que la quema de bagazo genera mucha mayor polución
que la quema de gas natural. Así, los gases producidos deben ser lavados para
extraer de ellos las cenizas y partículas mal quemadas (que dan a los escapes
de los ingenios el color negro característico), luego deben ser separados del
agua y dispuestos ya que de no irían a parar a los causes naturales como
sedimentos aumentando la contaminación

2
 El logro de la Eficiencia Productiva: Como pudimos observar al analizar la
evolución de los rindes de azúcar por caña cosechada, la misma se incrementó
mucho con el correr de los años. En esta relación intervienen tres factores: las
Ton de caña por Ha sembrada (rendimiento cultural), el contenido de azúcar
en la caña (rendimiento de caña) y la retención efectiva en el ingenio
(rendimiento fabril). Así, con los mayores rendimientos culturales los ingenios
debieron adaptarse para poder procesar mayores volúmenes sin descuidar la
eficiencia fabril. A través de los procesos de innovación tecnológica se buscó
aumentar la retención del azúcar atacando las principales pérdidas de azúcar
en el proceso: pérdidas en bagazo que se quema en calderas (que a su vez
vimos reduce la capacidad de quemado del mismo), pérdidas en la melaza -
miel final que luego se utiliza en el proceso de fermentación para la obtención
de alcohol -, pérdidas indeterminadas y las pérdidas en cachaza. En este
último caso se trata de reducir el contenido de azúcar que queda como
remanente junto a los desechos separados durante el proceso de clarificación
del jugo. Estos desechos son decantados y luego enviados normalmente a
filtros rotativos al vacío donde se “lava” el residuo para extraer los restos de
jugo que pudiera quedar ocluido, quedando una “torta” de cachaza remanente.
Debido a los problemas de estos filtros - muchos de estos equipos
prácticamente nacidos con la industria -, sumados a los volúmenes procesados
cada vez mayores y a la falta de disponibilidad de transporte para acarrear este
desecho se optaba tradicionalmente por re-diluirlo en agua y disponerla junto
al resto de los efluentes industriales hacia los causes de agua.
 Los problemas para alcanzar una Eficiencia Operativa: Está ampliamente
demostrado a través de la experiencia y de numerosas investigaciones, que la
calidad de la caña afecta en forma directa al rendimiento fabril y a la calidad
del azúcar obtenido. A su vez la calidad de la materia prima (caña) puede ser
afectada por aspectos siempre cambiantes de la agricultura de la caña de
azúcar, tales como la introducción de nuevos cultivares, variaciones

3
climáticas, el uso de maduradores químicos, cambios en las prácticas
culturales y en los sistemas de cosecha o la aparición en los cultivos de
enfermedades o plagas. En cuanto a los tipos de cosecha, se observa que los
contenidos de trash y tierra en caña mecanizada es sensiblemente inferior a la
cosecha semi-mecanizada, pasando de un 2 a un 5-7%. Al mismo tiempo, los
valores de fibra (residuo vegetal) sube de 14 a 18% aprox. debido a la
presencia de mayor cantidad de partes vegetales por una cosecha menos
eficiente. Esto significa que las industrias abonan a los productores una parte
significativa del peso del trash de la materia prima ingresada por balanza a
valor caña, dado que la forma de muestreo y análisis de este parámetro es
inadecuado.

Periodo de producción
Tiene una capacidad de molienda de aproximadamente 11 000 toneladas de
caña al día, 64 63 procedentes de los municipios de Tres Valles, Otatitlán,
Cosamaloapan y Tierra Blanca, 64 lo que genera más de 1500 toneladas de
azúcar en 24 horas.63 Su área de abastecimiento es de aproximadamente 30
000 ha, en su mayoría de temporal que son cultivadas por más de 3500
productores cañeros.63 La zafra se hace con 70 grupos de trabajo y el
rendimiento de caña por hectárea es de alrededor de 75 ton.35
Los rendimientos en fábrica obtenidos en las zafras 2004-2005 y 2005-2006
fueron del 12.57 y 12.48 % respectivamente.64 Estos porcentajes son de los
más altos en el Estado de Veracruz y de los mejores del país.35 Su producción
de azúcar es la más alta del país a la semana 25 de la zafra 2010-2011 por
encima de las 150 000t.65.
El periodo de cosecha de la caña de azúcar en la zona del Río Turbio se
extiende normalmente desde el mes de octubre hasta el mes de mayo del año
siguiente. La zafra 1988-1989 será considerada como base, y se utilizaron los
valores de IPC mensuales del mes de enero de cada zafra, desde el periodo de
cosecha que va del año 1988 hasta el 2001, para el ajuste del precio del azúcar

4
cancelado a los cañicultores en las zafras sucesivas, corregidos por la
inflación.
El período de Zafra en el CAAEZ, S.A., comprende los meses de diciembre a
abril, época en que tradicionalmente en Venezuela se corta la caña, cuando
ésta posee entre 11 y 13 meses de edad, ya que es en este momento cuando se
obtienen los mejores rendimientos agroindustriales del producto.
En el CAAEZ, S.A., se implementan dos formas de corte para la Caña en
campo: Mecanizada (Combinada) en un 80% del área de producción y en el
20% restante manual, en armonía con las potencialidades de fuerza de trabajo
disponible.

Periodo de reparaciones
El comienzo del período de reparación del Central Azucarero, el cual precede
al período de la zafra o de recolección y procesamiento de la caña. La
industria azucarera cubana lleva a cabo un proceso de producción continuo
durante unos pocos meses del año, por lo que sus indicadores cualitativos y
cuantitativos resultan vulnerables a las fracciones de tiempo que se pierden
como consecuencia de las interrupciones que tienen lugar durante cada zafra.
Uno de los rubros de interrupciones que más afectan el desenvolvimiento de
la zafra lo constituyen las roturas industriales. El origen de las interrupciones
industriales permite clasificarlas en los siguientes rubros:
 Interrupciones operativas: son las provocadas por las propias
características tecnológicas del proceso de producción, la calidad de
la materia prima y la disciplina de los operarios de fabricación.
 Mantenimientos: son las acciones de orden técnico necesarias para la
conservación o restablecimiento de la capacidad de trabajo de los
equipos de producción. Estos pueden clasificarse como:
 Mantenimientos planificados: se hacen con una periodicidad fija
(cada 12días) aprovechando una holgura del proceso de producción

5
impuesto por la necesidad de limpieza de la flusería de los
evaporadores.
 Mantenimientos no planificados: son acciones de reparación
encaminadas a restablecer el funcionamiento de los equipos después
de ocurrido un fallo. La importancia del aprovechamiento máximo del
tiempo disponible para la producción permite considerar al proceso de
fabricación de azúcar como una producción tipo JIT. En estos casos el
aseguramiento de una alta disponibilidad se convierte en el objetivo
principal de todas las gestiones auxiliares del aseguramiento de la
producción. La gestión de mantenimiento en sus diferentes aristas
debe asegurar la disponibilidad técnica de las instalaciones y
máquinas del proceso de producción.

Recepción de materia prima


Existen normalmente dos fuentes de obtención de azúcar en forma industrial
La caña de azúcar y la remolacha azucarera. La caña de azúcar como materia
prima para la industrias azucarera se define como la parte del tallo
comprendido entre el entrenudo más cercano al surco y el ultimo entrenudo
superior desarrollado, correspondiente a la sección entre los entrenudos 8 y
10, deprovisto, de otras porciones a la gramínea o de tierra.
En esta área primero se lleva a cabo una inspección visual del producto, para
verificar que las materias primas no contengan algún material contaminante ni
han sido adulteradas e incluyen la revisión de las características físicas del
ingrediente, estos análisis generalmente se conocen como pruebas de anden,
posteriormente se toman las muestras respectivas para analizar la calidad de
los ingredientes mediante pruebas de laboratorio antes de aceptar el lote, las
cuales incluyen la determinación de la composición química. Finalmente, si el
producto cumple con los requisitos específicos y es aceptado se pesa y se

6
descarga, Una vez que ha sido aceptado el producto, este debe ser almacenado
si no va a utilizarse inmediatamente.
Las condiciones de temperatura, humedad y ventilación son muy importantes
para conservar en buen estado

7
Conclusión

Para reactivar la agroindustria azucarera se requiere de la ejecución de programas que


generen incentivos a la cuñicultura y posibiliten su crecimiento tanto en términos de
producción como de productividad. . Con esta finalidad es imperioso adoptar medidas
concretas en materia arancelaria para la introducción en condiciones favorables de
insumos, como las maquinarias y equipos de uso agrí-cola, a que a las mismas se
cumpla el mantenimiento adecuado o reparaciones que son necesarias para la
conservación o restablecimiento de la capacidad de trabajo de los equipos de
producción, que deben realizar con periodicidad fija de 12 días. Así como también
brindar asistencia financiera y estimular las labores de investigación destinadas a
elevar los niveles de eficiencia, todo lo cual requiere de abundantes inversiones para
modernizar los procesos productivos. Asimismo, es menester brindar bases de
seguridad jurídica en el régimen de tenencia de la tierra, para evitar el abandono de
los cultivos, dado que la insuficiencia de materia prima constituye una de las
dificultades principales para el normal desenvolvimiento de esta rama agroindustrial,
sujeta además a todo tipo de contingencias naturales. . La caña de azúcar como
materia prima para la industrias azucarera se define como la parte del tallo
comprendido entre el entrenudo más cercano al surco y el ultimo entrenudo superior
desarrollado, correspondiente a la sección entre los entrenudos 8 y 10, El período de
Zafra en el CAAEZ, S.A., comprende los meses de diciembre a abril, época en que
tradicionalmente en Venezuela se corta la caña, cuando ésta posee entre 11 y 13
meses de edad, ya que es en este momento cuando se obtienen los mejores
rendimientos agroindustriales del producto.

En el CAAEZ, S.A., se implementan dos formas de corte para la Caña en campo:


Mecanizada (Combinada) en un 80% del área de producción y en el 20% restante
manual, en armonía con las potencialidades de fuerza de trabajo disponible.

8
Bibliografía

Raúl De Gracia. Economista. Dirección Ejecutiva Económica. CLICAC. Por Irina


Morales. 14 de abril de 2000. El dumping en la producción azucarera. Transcripción.

www.nortropic.com/gerencia/g315/um.htm

CHACHOLIADES, Miltiades. Economía Internacional. Segunda Edición. México.


Mc Graw Hill. 1992. 674 Páginas.

www.geocities.com/Eureka/Office/5621/concep.htm

Howard, A. 1943. An Agricultural Testament. University Press: Oxford, London,

United Kingdom.