Anda di halaman 1dari 31

PERSONAS INHABILES PARA EJERCER

LA ACTIVIDAD MINERA

El estudio de esta Unidad, nos permitirá


discriminar entre los inhabilitados absolutos,
inhabilitados relativos, además de la extensión
de la inhabilitación, las excepciones,
sanciones, además de tocar otros casos de
inhabilitación relativa, unidad que se encuentra
prevista dentro de los artículos 31 al 36 del
TUO de la L.G.M.
1. INHABILITACIÓN ABSOLUTA: (Art. 31
TUO) No pueden ejercer actividad minera en
todo el territorio nacional por razón del cargo o
función, las siguientes personas:

• Presidente de la República
• Miembros del Poder Legislativo
• Miembros del Poder Judicial
• Ministros de Estado
• Funcionarios con rango de Ministros
• Contralor General
• Procuradores Generales de la República
• Funcionarios y Empleados del Sector Energía
y Minas nombrados o asignados a Alta
Dirección, al Consejo de Minería, la Dirección
General de Minería, la Dirección General de
Fiscalización Minera, los Órganos Regionales
de Minería y al Registro Público de Minería.
• Personal de los Organismos o Dependencias
del Sector Público Nacional y Organismos
Públicos Descentralizados que ejerzan función
jurisdiccional o que realicen actividad minera
como el Instituto Geológico Minero
Metalúrgico, el Instituto Peruano de Energía
Nuclear.
• Hay que tener en cuenta, auque no los
menciona el artículo 31 del T.U.O. a los
miembros del Ministerio Público y del
Tribunal Constitucional que por aplicación
de los arts. 158 y 201 respectivamente de la
Constitución, están impedidos de ejercer
actividades mineras.
2. INHABILITACIÓN RELATIVA: (Art. 32
T.U.O.) Son personas inhábiles en el territorio
donde ejercen funciones las Autoridades
Políticas (Gobernadores y Tenientes
Gobernadores). Los miembros de la P.N.P. y
los miembros de las FF.AA.
3. EXTENSION DE LA INHABILITACIÓN: (Art.
33° TUO). Están prohibidos de ejercer
actividad minera en forma absoluta o relativa
según sea el caso, el cónyuge y los parientes
que dependan económicamente de la persona
impedida sea cual fuere el grado de
consanguinidad o afinidad.
4. EXCEPCIONES: (Art. 34 T.U.O.)
a. Que la persona inhábil haya adquirido
derechos mineros con anterioridad a la
elección o nombramiento. La adquisición
es lícita.
b. Que durante el ejercicio del cargo o
función el inhábil adquiera derechos
mineros por herencia o legado.
c. Que el cónyuge de la persona impedida
lleve al matrimonio derechos mineros.
5. SANCIONES: (Art. 35 T.U.O.)
La persona inhábil que adquiere, violando la
ley, concesiones dar lugar a que la
á
autoridad la nulidad de la
declare
adquisició y la concesión Adquirida
n
revertirá Domini del sin
al o Estado costo
alguno. Si la adquisición es tan solo de una
participación en el derecho minero, un
porcentaje determinado, la nulidad afectará
tan solo ese porcentaje.
De otro lado, hay que tener en cuenta, que
la adquisición de acciones constituye un
acto lícito, porque el dispositivo especifica
Claramente que está prohibida la
adquisición de concesiones no de acciones
de una empresa minera.
La declaración de nulidad procede a
instancia de parte o de oficio. Se trata por
tanto de nulidad absoluta.
Mientras se encuentra en trámite
administrativo un expediente, la
declaratoria de nulidad corresponde
declararla a la autoridad minera. Inscrito el
título de la concesión en el Registro Público
de Minería, procede la acción contencioso
administrativa.
5. OTROS CASOS DE INHABILITACIÓN
RELATIVA: (Art. 36 T.U.O.)
La ley considera como personas inhábiles a
los socios, directores, representantes,
trabajadores y contratistas de personas
naturales o jurídicas dedicadas a la actividad
minera.
Son casos de inhabilitación relativa por cuanto
estas personas, sin autorización del titular, no
puede adquirir para si derechos mineros
dentro de un radio de 10 kms., medidos desde
cualquier punto del perímetro de las
concesiones del afectado.
La inhabilitación se extiende a los parientes que
dependan económicamente de las personas
relacionadas. La violación de esta prohibición no
ocasiona la nulidad, sino faculta a la persona
natural o jurídica perjudicada a sustituirse en el
derecho minero adquirido por la persona inhábil
para lo cual goza de un plazo de 90 días útiles,
vencido el cual desaparece el vicio.
A los casos descritos hay que agregar la
prohibición contenida en el art. 71 de la
Constitución, que prohíbe a los extranjeros
adquirir o poseer títulos mineros dentro de los
50 kms. de la frontera nacional.
ATRIBUCIONES DE LOS
TITULARES
DE DERECHOS MINEROS
USO DE TERRENOS SUPERFICIALES
ERIAZOS
-El inc. 1° del art. 37 del TUO establece que en
las concesiones otorgadas en terrenos eriazos,
el concesionario tiene derecho al uso minero
gratuito de la superficie correspondiente.
- Este dispositivo siempre fue interpretado en
sentido amplio a favor del concesionario, sobre
la base de las constituciones de 1933 y 1979,
que señalaban que las tierras (entiéndase las
que no tienen propietario particular, y campo
sin cultivar ni labrar) pertenecían al Estado.
-La ley 26505, conocida como la Ley de
Tierras, define en su art. 2, el concepto de
tierra en el régimen agrario como “todo predio
susceptible de tener uso agrario”.
-El art. 7 de la citada norma, modificada por
Ley 26570, dispone que la utilización de tierras
para uso minero requiere acuerdo con el
propietario o la culminación del procedimiento
de servidumbre, conforme al Reglamento de
dicho artículo, estableciéndose una previa
indemnización a favor del propietario.
-El tercer párrafo del artículo 7 conserva el
régimen anterior para terrenos eriazos usados por
los titulares de actividades mineros a la fecha de
su vigencia, pero abre incógnita sobre el uso
futuro de terrenos eriazos aún no utilizados en al
actividad minera.
-La Segunda Disposición Complementaria de la
Ley 26505, modificado por la Ley 26681 del
07/11/96, ordena que “a partir de la fecha de
vigencia de la presente ley, el Estado procederá a
la venta o concesión de las tierras eriazas de su
dominio en subasta pública”, modificando la
esencia del art. 37° del TUO.
-Estableciéndose así, dos regímenes para el uso
gratuito del terreno superficial de la concesión: a)
los terrenos superficiales utilizados antes de la
vigencia de la Ley 26505 cuyo uso es gratuito y
sin necesidad de venta o concesión en subasta
pública se respeta, con el único requisito de
cumplir con la obligación señalada en el art. 10
del Reglamento del art. 7 de la Ley de Tierras: “…
que mantienen en uso terrenos eriazos de dominio
del Estado, deberán presentar al Ministerio de
Energía y Minas un plano a escala apropiada y una
memoria descriptiva del terreno, señalando las
áreas
///
/// superficiales ocupadas por la explotación,
infraestructura, instalaciones y servicios, dentro de un
plazo de noventa (90) días de puesto en vigencia
este Reglamento, a efecto de que este Sector
organice un registro que permita excluir dichos
terrenos del procedimiento de subasta”. Este plazo
venció el 28 de febrero de 1997. b) los
terrenos superficiales que sean utilizados a
partir de la ley 26505, requieren de tal venta o
concesión en subasta pública.
- Esto implica seguir dos procedimientos
administrativos distintos para ejercer los
derechos de la concesión. ///
/// Uno ante la autoridad minera para el tramite
de la concesión y otro ante la autoridad
agraria para adquirir el terreno superficial de la
misma.
- Con arreglo al art. 57 del Reglamento de
Diversos Títulos del TUO, la resolución que
otorgue el uso minero gratuito deberá
inscribirse en el Registro Público de Minería,
en la partida correspondiente a la concesión
dominante.
SERVIDUMBRES.-
a) Servidumbre en terrenos de terceros:
esta facultad ha sido modificada por el art. 7
de la Ley 26505 y su Reglamento, que exigen
en primer término un acuerdo con el
propietario de las tierras, el mismo que deberá
constar en documento extendido ante Notario
Público y/o Juez de Paz, puesto en
conocimiento de la Dirección General de
Minería. En el caso de no haber acuerdo con
el propietario, luego de transcurridos 30 días
útiles de la comunicación cursada por el
solicitante al propietario, ///
/// deberá seguirse el procedimiento de
servidumbre regido por los artículos 130 a 135 del
TUO, arts. 43 y 44 del Reglamento de
Procedimientos Mineros, y por el art. 4 del
Reglamento del art. 7 antes referido.
De acuerdo a este procedimiento, debe haber una
pericia que se pronuncie sobre la procedencia de
la servidumbre y el monto de la indemnización a
favor del propietario. La D.G.M., dentro del plazo
de 30 días útiles de recibida la pericia deberá
proyectar una Resolución Suprema contemplando
los dos aspectos antes referidos, siendo
refrendado ///
/// por los ministros de Energía y Minas y de
Agricultura. Expedida la Resolución Suprema, el
solicitante deberá consignar la indemnización a la
orden de la D.G.M. dentro del plazo de 30 días,
bajo pena de declaración de abandono de
solicitud. Efectuada la consignación se suscribirá
la escritura pública y simultáneamente se
entregará la indemnización al propietario. Si en el
plazo de 15 días el propietario no suscribe la
escritura pública, será firmada en su rebeldía por
el Director General de Minería y la indemnización
depositada en el Banco de la Nación.
La servidumbre caduca si es destinada sin
autorización previa a fin distinto para el cual se
estableció y en el caso de que concluya la
finalidad para la cual se constituyó.
-El art. 6 del Reglamento dispone que no
procede el establecimiento de servidumbre
para actividades mineras no metálicas
respecto de tierras de uso agrícola o
ganadero.
- Puede imponerse servidumbres sobre
terrenos no agrarios, o sea urbanos o de
expansión urbana dedicados a vivienda,
industria o cualquier otro uso.
-La Resolución que otorgue la servidumbre a
favor del concesionario minero deberá
inscribirse en el Registro Público de Minería en
la partida correspondiente a la concesión
dominante, así como en el Registro de la
Propiedad Inmueble en la Partida
correspondiente al predio sirviente (art. 57 del
Reglamento de Diversos Títulos del TUO).
USO DE TERRENOS FRANCOS.- Según el
Decreto Legislativo 109, terreno franco es el
subsuelo que no ha sido otorgado en concesión.
Los concesionarios tienen el derecho de utilizar el
subsuelo libre, vecino o colindante a su
concesión, pudiendo realizar construcciones en
las concesiones vecinas, las labores que sean
necesarias al acceso, ventilación y desagüe de su
propias concesiones, transporte de los minerales
y seguridad de los trabajadores, previa la
indemnización correspondiente si causan daños y
sin gravámen alguno para la concesiones
sirvientes.
LA EXPROPIACIÓN.- El inc. 7° del art. 37 del
TUO, faculta al concesionario a solicitar la
expropiación, previa indemnización justipreciada,
de los inmuebles destinados a otro fin económico,
si el área fuera necesaria, a juicio de la autoridad
minera, para la racional utilización de la concesión
y se acreditase la mayor importancia de la
industria minera sobre la actividad afectada. Sin
embargo el derecho a solicitar la expropiación
puede convertirse en la obligación de
expropiación, si la servidumbre impuesta sobre el
predio sirviente enerva el derecho de propiedad.
La constitución de 1993, permite la expropiación
“exclusivamente por causa de seguridad
nacional o necesidad pública, declarada por
ley y previo pago en efectivo de indemnización
justipreciada que incluya compensación por
eventual perjuicio”. El art. V del Título Preliminar
del TUO se limita a declarar que la industria
minera es de utilidad pública. Por tanto, el
concesionario minero según la Const. Política
actual no puede invocar utilidad pública para
iniciar un procedimiento de expropiación de un
predio perteneciente a ///
/// un tercero, porque el art. 70° de la Const.
Política exige que se declare la expropiación por
causa de necesidad pública y mediante ley.
Expedida la Ley respectiva cuyo trámite se iniciará
ante el Poder Ejecutivo vía Ministerio de Energía y
Minas, corresponde aplicar el Decreto Legislativo
Nro. 313 - Ley General de Expropiación y el
Código Procesal Civil.
Los concesionario mineros no tienen atribución de
expropiar terrenos mediante procedimiento
administrativo, deben obtener primero una Ley
que declare la necesidad pública la expropiación,
y luego iniciar el procedimiento correspondiente.
USO DE AGUAS.- El inc. 8 del art. 37 del TUO
consigna el derecho del concesionario a usar las
aguas que sean necesarias para el servicio
domestico del personal que labora, así como para
las operaciones mineras de la concesión, derecho
que se obtiene siguiendo el procedimiento
previsto en el Decreto Ley 17752 - Ley General
de Aguas. El concesionario en el desarrollo de
sus labores puede ocasionar que salgan a la
superficie aguas subterráneas que discurren por
el yacimiento y contienen minerales. Los
minerales de las aguas alumbradas pertenecen al
concesionario.
DERECHO DE INSPECCIÓN.- (inciso 10). El
derecho que se otorga al concesionario es
solicitar a la autoridad, que inspeccione las
concesiones mineras vecinas o colindantes en
dos casos: En primer lugar, cuando sospeche
que el vecino o colindante en el desarrollo de
sus labores ha invadido su concesión y, en
segundo lugar, cuando tema se provoque un
incendio, inundación o derrumbe como
consecuencia del mal estado de las labores del
vecino o colindante o por el desarrollo mismo de
las labores del vecino o colindante.
EL ART. 2 DEL DECRETO LEGISLATIVO

NRO. 868.- (del 30/10/96) Prescribe que se


agregará como inciso 11 del art. 37 del T.U.O. la
Siguiente atribución: Los titulares d
e
concesione pueden la d
s contratar ejecución e
los trabajos de exploración, desarrollo,
explotación y beneficio, con empresas
especializadas inscritas en la Dirección General
de Minería.