Anda di halaman 1dari 4

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO”

UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES


CHIMBOTE

FACULTAD DE INGENIERIA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA
DE SISTEMAS

FISICA II

Autores:

- CAHUANA AQUINO MICHEL FRANCE

Docente:

Lic. GUZMAN ALOR RUBEN

HUARAZ – PERU

2017
MOVIMIENTO ONDULATORIO

El movimiento ondulatorio aparece en casi todos los campos de la Física. Sin duda alguna, la
noción más intuitiva que tenemos del movimiento ondulatorio está asociada con las ondas
producidas por el viento o alguna otra perturbación sobre la superficie del agua. Oímos un foco
sonoro por medio de las ondas (ondas sonoras) que se propagan en el aire o en cualquier otro
medio material- y las vibraciones del propio foco constituyen una onda denominada onda
estacionaria. Muchas de las propiedades de la luz se explican satisfactoriamente por medio de
una teoría ondulatoria, estando firmemente establecido hoy día que las ondas luminosas tienen
la misma naturaleza que las radiondas, las radiaciones infrarrojas y ultravioletas, los rayos X y
la radiación gamma.

Uno de los progresos más importantes de la Física del siglo XX ha sido el descubrimiento de
que toda la materia está dotada de propiedades ondulatorias (ondas de materia) y que, por
ejemplo, un cristal difracta del mismo modo un haz de electrones que un haz de rayos X.

En este tema vamos a centrar nuestra atención en las ondas que se propagan en los medios
deformables o medios elásticos. Tales ondas, entre las que se encuentran las ondas sonoras
ordinarias, pueden denominarse ondas mecánicas y se originan al desplazarse alguna porción
de un medio elástico de su posición normal, iniciándose así una oscilación respecto a su
posición de equilibrio. Entonces, debido a las propiedades elásticas del medio material, la
perturbación original se transmite a las porciones de materia vecinas, y de éstas a las siguientes,
y así sucesivamente, de modo que la perturbación se propaga por el medio, alcanzando a todas
las porciones de éste, que quedarán sometidas a movimientos análogos al del punto donde se
inició la perturbación. Obviamente, todos los puntos del medio no serán alcanzados
simultáneamente por la perturbación, ya que ésta se propaga con una velocidad finita que
depende de las propiedades (elásticas e inerciales, como veremos más adelante) del medio, de
modo que las partículas más alejadas del origen de la perturbación comenzarán a moverse con
un cierto retraso. En definitiva, podemos decir que:la propagación de una perturbación en un
medio constituye un movimiento ondulatorio.

El movimiento ondulatorio transporta energía. Este transporte de energía, que puede tener lugar
a distancias considerables, se realiza sin necesidad de desplazamiento de materia a gran
distancia, ya que cada elemento del medio transmite energía a los elementos vecinos.

2
Para que se propaguen las ondas mecánicas es necesario tener como soporte un medio material.
Sin embargo, no es necesario tal medio para la propagación de ondas electromagnéticas, que
pueden propasarse en el vacío, aunque también se propagan en los medios materiales. Las
propiedades del medio material que determinan la velocidad de las ondas mecánicas en él son
su elasticidad y su inercia. Todos los medios materiales, poseen esas propiedades y en ellos
pueden propagarse las ondas mecánicas. Es la elasticidad la que da lugar a las fuerzas
restauradoras sobre cualquier elemento que se desplaza de su posición de equilibrio; es la
inercia la que determina la respuesta a esas fuerzas restauradoras.

El término de onda, como tendremos ocasión de comprobar, se refiere a un modelo matemático


que sirve para interpretar de manera análoga fenómenos físicos de naturaleza muy diferente. En
este tema tratamos de los diferentes tipos de ondas que pueden existir.

Haremos el estudio de las ondas cuya forma es senoidal (ondas armónicas) y los parámetros
que la caracterizan: velocidad de fase, número de ondas, longitud de onda, período, frecuencia,
fase, amplitud, etc.

El sonido es una sensación, en el órgano del oído, producida por el movimiento ondulatorio en
un medio elástico (normalmente el aire), debido a rapidísimos cambios de presión, generados
por el movimiento vibratorio de un cuerpo sonoro.

La función del medio transmisor es fundamental, ya que el sonido no se propaga en el vacío.


Por ello, para que exista el sonido, es necesaria una fuente de vibración mecánica y también un
medio elástico (sólido, líquido o gaseoso) a través del cual se propague la perturbación. El aire
es el medio transmisor más común del sonido. La velocidad de propagación del sonido en el
aire es de aproximadamente 343 metros por segundo a una temperatura de 20 ºC (293 Kelvin).

Cuando un objeto (emisor) vibra, hace vibrar también al aire que se encuentra alrededor de él.
Esa vibración se transmite a la distancia y hace vibrar (por resonancia) una membrana que hay
en el interior del oído, el tímpano, que codifica (convierte) esa vibración en información
eléctrica. Esta información se trasmite al cerebro por medio de las neuronas. El cerebro
decodifica esa información y la convierte en una sensación. A esa sensación se le denomina
"sonido".

Vibraciones y ondas

El título precedente asocia dos conceptos que en el estudio del sonido son fundamentales, ya
que una vibración produce sonido y una onda lo trae hasta nuestros oídos. El hecho de que una
3
vibración produce sonido es fácil de admitir si pensamos en una guitarra puesto que al pulsar
sus cuerdas las hacemos vibrar y todos conocemos el sonido que se obtiene; en el violín se
produce la vibración raspando las cuerdas con otras que tiene el arco; en el piano, que también
tiene cuerdas, el sonido se origina en la vibración que resulta de golpearlas con martillos; en el
tambor hay una membrana tensa que se hace vibrar golpeándola con un palo o con la mano; y
así por el estilo, haciendo vibrar cuerdas o membranas obtenemos sonido de los diferentes
instrumentos musicales. Hay otro grupo que la forman aquellos en los cuales se tienen tubos
con orificios de salida obturados por lengüetas; la columna de aire contenida en el tubo vibra y
ello produce la onda de sonido. Para lograr esa vibración se sopla por el extremo del tubo
(clarinete), por su costado (armónica) o soplando mediante un fuelle (órgano). Y finalmente,
para mencionar otro sistema, recordemos los instrumentos que suenan golpeando dos piezas
rígidas entre sí, como las maracas, los platillos, etc. Siempre necesitamos que un elemento
vibre para producir una onda sonora, la cual se propagará y llegará a los oídos de las
personas que se encuentran en una zona cercana al instrumento emisor de sonidos.

Magnitudes físicas del Sonido

Como todo movimiento ondulatorio, el sonido puede representarse por una curva
ondulante, como por ejemplo una sinusoide y se pueden aplicar las mismas
magnitudes unidades de medida que a cualquier Onda mecánica.

 Longitud de onda: indica el tamaño de una onda. Entendiendo por tamaño de


la onda, la distancia entre el principio y el final de una onda completa (ciclo).
 Frecuencia: número de ciclos (ondas completas) que se producen unidad de
tiempo. En el caso del sonido la unidad de tiempo es el segundo y la frecuencia
se mide en Hercios (ciclos/s).
 Periodo: es el tiempo que tarda cada ciclo en repetirse.
 Amplitud: indica la cantidad de energía que contiene una señal sonora. No hay
que confundir amplitud con volumen o potencia acústica.
 Fase: la fase de una onda expresa su posición relativa con respecto a otra onda.
 Potencia: La potencia acústica es la cantidad de energía radiada en forma de
ondas por unidad de tiempo por una fuente determinada. La potencia acústica
depende de la amplitud.