Anda di halaman 1dari 6

TUBERCULOSIS

La tuberculosis (TB) es una infección bacteriana causada por un germen llamado Mycobacterium
tuberculosis. La bacteria suele atacar los pulmones, pero puede también dañar otras partes del
cuerpo. La TB se disemina a través del aire, cuando una persona con TB pulmonar tose, estornuda
o habla.

Las bacterias que causan la tuberculosis se propagan por el aire, de una persona a otra, cuando
alguien con enfermedad de tuberculosis tose, habla o canta. Quienes se encuentren cerca podrían
inhalar esas bacterias e infectarse. Hay dos tipos de afecciones de tuberculosis: la infección de
tuberculosis latente y la enfermedad de tuberculosis.

Las bacterias de la tuberculosis pueden vivir en su cuerpo sin hacer que usted se enferme. Esto se
denomina infección de tuberculosis latente. En la mayoría de las personas que inhalan las bacterias
de la tuberculosis y se infectan, su cuerpo puede combatir las bacterias para impedir que se
multipliquen. Las personas con infección de tuberculosis latente no se sienten enfermas, no
presentan síntomas ni pueden transmitir las bacterias de la tuberculosis a los demás.

Si estas bacterias se activan en el cuerpo y se multiplican, la persona pasará de tener infección de


tuberculosis latente a tener enfermedad de tuberculosis. Por esta razón, a las personas con
infección de tuberculosis latente a menudo se les receta un tratamiento para evitar que lleguen a
tener enfermedad de tuberculosis.

Las personas que tienen enfermedad de tuberculosis por lo general presentan síntomas y pueden
transmitir las bacterias de la tuberculosis a los demás.

POBLACION VULNERABLE

La tuberculosis afecta principalmente a los adultos en los años más productivos de su vida, lo que
no significa que los demás grupos de edad estén exentos de riesgo. Más del 95% de los casos y de
las muertes se concentran en los países en desarrollo.

Las personas infectadas por el VIH tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de desarrollar
tuberculosis activa (véase el apartado «Tuberculosis y VIH»). Ese riesgo también es más elevado en
las personas que padecen otros trastornos que dañan el sistema inmunitario.

En 2016 enfermaron de tuberculosis aproximadamente un millón de niños (de 0 a 14 años), y 250


000 niños (incluidos los niños con tuberculosis asociada al VIH) murieron por esta causa.

El consumo de tabaco aumenta considerablemente el riesgo de enfermar de tuberculosis y de morir


por esta misma causa. Se calcula que a nivel mundial el 8% de los casos de tuberculosis son
atribuibles al tabaquismo.

SINTOMAS

Las bacterias de la tuberculosis se multiplican con más frecuencia en los pulmones y pueden causar
síntomas como los siguientes:

 Tos intensa que dura 3 semanas o más


 Dolor en el pecho
 Tos con sangre o esputo (flema que sale del fondo de los pulmones)

Otros síntomas de la enfermedad de tuberculosis pueden incluir los siguientes:

 Debilidad o fatiga
 Pérdida de peso
 Falta de apetito
 Escalofríos
 Fiebre
 Sudor durante la noche

TRATAMIENTO

La tuberculosis es una enfermedad que se


puede tratar y que tiene cura. La forma
activa sensible a los antibióticos se trata con
una combinación estándar de
cuatro medicamentos que se
administra durante seis meses y que
debe ir acompañada de las
pertinentes tareas de información,
supervisión y atención del paciente a cargo
de un agente sanitario o de un voluntario
capacitado al efecto. Sin ese apoyo, el
cumplimiento terapéutico puede ser difícil,
lo que propiciaría la propagación de
la enfermedad. La gran mayoría de los casos
tienen cura, siempre que se disponga de
los medicamentos necesarios y
que estos se tomen correctamente.

Se calcula que entre 2000 y 2016 se salvaron


unos 53 millones de vidas gracias al
diagnóstico y el tratamiento de la
tuberculosis.
TUBERCULOSIS EN EL PERÚ

La TB en el Perú ocupa el décimo quinto lugar de las causas de muerte, y el vigésimo séptimo puesto
de carga de enfermedad medida por años de vida saludable perdidos (AVISA). Afecta,
predominantemente, a los estratos sociales más pobres de las grandes ciudades del país. Las tasas
notificadas de incidencia (casos nunca tratados por cada 100 mil habitantes) y de morbilidad total
(nuevos y antes tratados por cada 100 mil habitantes) han disminuido entre 2 a 3% por año entre
los años 2011 a 2015, de 97,4 a 87,6 en incidencia y de 109,7 a 99,5 en morbilidad. En la Figura, se
muestra la tendencia de los principales indicadores epidemiológicos que son evaluados cada año
por la Estrategia Sanitaria Nacional Prevención y Control de la Tuberculosis (ESNPCT) entre los años
2008 y 2015: tasa de incidencia, tasa de morbilidad, tasa de incidencia de TB pulmonar frotis positivo
y tasa de defunciones durante el tratamiento.
En la se presentan la población, el número total de casos y los indicadores epidemiológicos de la TB
según regiones de salud para el año 2015. El 80% de los casos en el año 2015 fueron reportados por
diez regiones de salud (en orden decreciente): Lima Metropolitana (Lima Este, Lima Ciudad y Lima
Sur), Callao, La Libertad, Loreto, Ica, Lima Provincias, Junín, Lambayeque, Arequipa y Ucayali. Lima
Metropolitana y la Región Callao notificaron el 59,3% de todos los casos de TB a nivel nacional en el
año 2015.
La distribución de casos nuevos de TB en el año 2015, de acuerdo al género y a los grupos de edad,
se muestra en la Tabla. De los 27 299 casos nuevos notificados en el año 2015, 16 680 (61,1%) fueron
varones. En el grupo de menores de 15 años no hay diferencia en cuanto al género. El grupo de edad
entre 15 y 24 años contribuye con la mayor proporción de casos (29%) y la población
económicamente activa, entre 15 y 64 años, constituye el 84%.