Anda di halaman 1dari 2

Este es un homenaje a todos los paisas Ya le fiaban mercancía, Mujeriego emprendedor,

que salieron de su tierra trabajar, Porque le iba muy bien, Romántico y parrandero,
trabajar y trabajar, porque pa´ eso Recogió el catre y sus cosas, De buenas en el amor,
somos paisas, comerciantes y berracos Y se montó un almacén, Pecador y rezandero.
Mando por primos y hermanos,
Mi homenaje es para el paisa, Les enseño a trabajar, Usa un carriel jericuano,
echado para adelante, Y el por todo el país, Poncho y sombrero aguadeño,
en cualqu ier parte del mundo, Se dedico andar y andar. Y no hay reunión que haga,
trabaja de comerciante, Sin aguardiente antioqueño,
el que dejo su terruño, no sabía ni firmar, Frijoles con chicharrón,
su familia y su azadón, Y ya tenía locales, Y mazamorra pilada,
buscando un mejor futuro, Y en la finca de su pueblo, Si no almuerza con esto,
y una mejor condición. Un montonón de animales, Siente que no comió nada.
No le gustaba el estudio,
Colgado de una escalera, Porque le iba muy mal, No hay juego que no le guste,
Por carretera estrechas, Pero ganaba más plata, Ni guasca que no se sepa,
Y unos cuantos centavitos, Que cualquier profesional. Resigno que le hagan trampa,
Que le dejo una cosecha, Pa que le saquen la pepa,
Triste pero ilusionado, Se fue por la novia al pueblo, No hay miembros de su familia,
De alguna oportunidad, de toda gente es bella, No hay amigos ni hay paisanos,
Se ha bajado de la chiva, le pidió la mano al suegro, Que él no haya llamado,
Que lo trajo a la ciudad. para casarse con ella, Para brindarles la mano.
porque él estaba seguro,
Llego sin conocer nada, que era la mejor señora, El paisa se reconoce,
Con hambre con sed y con frio, buena madre y buena esposa, Por su manera de ser,
Amanecer de arrimao, honesta y trabajadora. Cuando le estrechas la mano,
Donde el amigo de un tío, Y sentís un gran placer,
Se despertó muy temprano, Después llegaron los hijos, Se emputa si lo traicionan,
Se colgó el escapulario, Como buen paisa unos 10, Siempre da, aunque no le den,
Y salió a toriar las calles, Y a todos los mantenía, Y aunque está mal el negocio,
Para conseguirse el diario, Como si tuviera 3, Siempre dice que está bien.
Pal pueblo solo a pasiar,
Puso un catre en una esquina, Y a visitar la mamá, El paisa es un tipo noble,
Lleno de ropa y cacharros, Que con arrugas y canas, No niega un favor jamás,
Y el de pantalones rotos, Aun consejo le da. Y siempre busca la forma,
Que lo hacía ver muy charro, De ayudar a los demás,
La gente se le arrimaba, Hoy por hoy tienes más plata Donde quiera que te encuentres,
Para oír lo que decía Mas barriga y más edad, mantén tu cabeza erguida,
Con un chiste, una mentira, Pero no olvida su tierra, Que haber nacido antioqueño,
A todos se les vendía. Su familia y su humildad, Es lo mejor de la vida.
El paisa es un hombre honesto,
Todas veían en el paisa, Es alegre al saludar, Pero, en resumidas cuentas,
El comerciante perfecto, Y su palabra es un cheque, el paisa nunca se vara,
Y entre más lo conocían, Que se puede negociar. hasta hay algunos vendiendo,
Mas crecían los afectos, camellos en el Zahara,
Era un flaco desgarbado, Un hombre madrugador, este homenaje a los paisas,
De bozo y pecho lampiño, Que trabaja y que trabaja, ya está llegando a su fin,
Con espíritu de arriero, Cuenta chistes burleteros, no olviden, aunque estén lejos,
Pero corazón de niño. Y bueno para hablar paja, Medellín es Medellín.