Anda di halaman 1dari 5

CÁTEDRA MECANIZACIÓN AGRÍCOLA

AYUDA DIDÁCTICA: GUÍA PARA UN ADECUADO CONTRAPESADO DEL TRACTOR

INTRODUCCIÓN

Las siguientes son algunas pautas básicas para comprender su importancia. El tiro capaz de generar un
tractor en su barra de tracción o enganche, es el principal “interés” de sus propietarios. El tiro que puede
hacer, se puede referenciar como una fracción del peso total del tractor.

El coeficiente dinámico de tracción (cociente entre el tiro y el peso dinámico), es la variable usada para
“pronosticar” el tiro de un tractor.

Cuanto más pesado sea el tractor, será capaz de realizar una mayor fuerza o tiro, para trabajar.

Si se quiere realizar un “gran” tiro, el suelo se opone a que ello ocurra “siempre” y lo limita. Para que un
tractor sea capaz de realizar su máximo tiro, el suelo debe ser capaz de resistir la fuerza que la rueda
aplica. Esta es una expresión “teórica”, pues el patinamiento cero no existe; siempre que el tractor haga
tiro, habrá patinamiento.

Pero no siempre la tarea a realizar con el tractor requiere mucho tiro, por tanto ser “pesado o no” es una
ADECUACIÓN que el tractor debe poseer.

Agregar o quitar contrapesos es la adecuación.

Si se agregan contrapesos: el tiro será mayor; la resistencia al corte del suelo, la resistencia a la rodadura,
el consumo de combustible, la compactación y la superficie de pisada serán también mayores.

TIPOS DE CONTRAPESOS

Normalmente se habla de contrapesos “delanteros” y de contrapesos “traseros”.

Los delanteros, son metálicos y van colocados en un soporte “en la nariz” del tractor, Su número y peso
cambian con la marca y modelos de tractores.

Los contrapesos traseros pueden ser sólidos o líquidos.

Los “sólidos” se colocan en la masa de las ruedas motrices. Su número y tamaño, cambian también con
las marcas y modelos de tractores.
Contrapesar con líquidos al tractor, es llenar las ruedas motrices con agua. El llenado se hace casi
siempre, poniendo la válvula de inflado en la posición superior (o más alta).

CONTROL DEL PATINAMIENTO DE LAS RUEDAS

La única razón para lastrar (aumentar el peso) un tractor, es controlar el patinamiento de sus ruedas.

El patinamiento de un tractor debe estar de manera óptima entre 10 y 12%, para los de tracción con dos
ruedas (2WD) y de 6 a 10% para tracción en las cuatro ruedas (4WD) o (FWA). Estos estos valores son
admitidos sólo cuando el tractor está entregando la máxima potencia.

El sobrelastrado o contrapesado en exceso, es un error muy común. Un tractor lastrado por encima de lo
correcto, probablemente se “escuchará pesado” (lento), quemará más combustible del que debería,
experimentará problemas prematuros en su transmisión y compactará el suelo en exceso.

Un tractor sobre lastrado con aproximadamente 4000 horas trabajadas, tendrá hermosos tacos cuadrados
en las ruedas motrices originales (con poco patinamiento no hay desgaste), pero visible desgaste en las
caras de los dientes de las ruedas dentadas de la transmisión.

En esas condiciones, puede decirse que el tractor trabajó “fuertemente pegado” al suelo durante esas
horas, se cargó siempre de sobra, transmitió un par motor excesivo al suelo a través de la transmisión y de
los neumáticos. Además, transportando de “paseo” ese exceso de peso (lastre) consumió cientos de litros
de combustible extra.

Un tractor con “bajo lastrado” no es mejor. Esta condición lleva a la banda de rodadura del neumático, a un
recorrido mucho mayor que el debido, consecuencia del patinamiento excesivo, mientras que al mismo
tiempo, nunca entrega la potencia que puede en la barra de tiro. El combustible también se malgasta,
debido a las “vueltas agregadas” de la rueda, usadas para recorrer la misma distancia.

Conseguir el rango de patinamiento entre 6% y 12% (para cada tipo de tracción), es el objetivo para el
mínimo costo: en el consumo de combustible y vida útil del neumático. Productividad (mayor capacidad de
trabajo) y durabilidad de los componentes (mayor vida útil), se combinan trabajando con el menor costo
operativo.
Mecánicamente, se puede pensar en el patinamiento de las ruedas, como un “seguro contra roturas” o una
válvula de seguridad, pues limita las cargas sobre el sistema de transmisión. De hecho, un gran número de
tractores no entrega la máxima potencia en la barra de tiro.

En definitiva, el lastrado adecuado permitirá controlar el patinamiento. Pero el lastrado afectará: la


capacidad de trabajo, el costo operativo, el consumo de combustible, la vida útil de las gomas, la vida útil
de la transmisión (y la del tractor) y como “postre” puede aumentar la compactación.
Afinar el lastre

El reconocimiento de un tractor mal lastrado, es sólo el primer paso. Ahora, se debe buscar cómo lograr el
lastre "sintonizado" con el patinamiento óptimo.

Se pueden hacer estimaciones preliminares, utilizando dos factores clave: la potencia y la velocidad real
de avance. La potencia (tener o no los CV necesarios) es un factor clave, pero ¿por qué la velocidad real
de avance?

Mayores velocidades de avance requieren menos lastre: las propiedades mecánicas del suelo, permiten
que su deformación y desplazamiento (es decir, el patinamiento) se produzca en un “lapso dado” de
tiempo. Un neumático que va más rápido (a mayor velocidad) dispone de menos tiempo para provocar la
deformación y desplazamiento de un área dada de suelo (la superficie de la pisada), por tanto el
patinamiento se reduce y se requiere menos lastre.

Esto significa que, si se quiere transferir la totalidad de la potencia disponible al suelo a velocidades más
bajas, habrá que aumentar el lastre. Si se quiere ir demasiado lento, se necesitará tanto peso que es muy
probable ingresar al “exceso de lastre”. La mayoría de los tractores están bien diseñados para trabajar de
6 a 7,5 km/h a plena potencia y patinamiento óptimo, pero más lento no.

Para trabajar a 8 km/h, se estima que el peso total, ideal, para un tractor 2WD (incluido el contrapeso), es
entre 40 a 50 kg/cv (revise la información del fabricante). Este rango de pesos, debería proporcionar un
patinamiento correcto (dentro del rango óptimo) cuando el tractor está totalmente cargado.

Sin embargo, se debe tener en cuenta el efecto de diferentes velocidades de avance, para lograr igual
porcentaje de patinamiento: a 6,5 km/h se requieren 75 kg/CV para un lastrado óptimo; a 9,5 km/h se
requieren sólo 48 kg/CV.

Compare esta información con el peso real de su tractor (pues ellas están íntimamente relacionadas con la
RELACIÓN PESO / POTENCIA, variable utilizada por los técnicos como uno de los criterios de selección a
la hora de comprar tractores). Estas cifras pretenden ser sólo un punto de partida, la medición del
patinamiento real de la rueda a plena potencia, es el verdadero factor determinante para obtener un
rendimiento óptimo.

El manual del operador del tractor debería incluir una sección sobre la medición del patinamiento de las
ruedas. El procedimiento generalmente compara: el número de vueltas que la rueda gira sobre una
distancia fija con el tractor sin carga, con el número de vueltas en la misma distancia, mientras el tractor
trabaja bajo carga completa.

Un método alternativo, igual de preciso, es medir la distancia recorrida en las mismas condiciones (con
carga y sin carga) para el mismo número de vueltas de la rueda. Si el tractor es nuevo, puede tener un
radar con sensor electrónico adicional que le dirá el "patinamiento real" en tiempo real.

Distribución del nuevo peso

La distribución del peso entre la parte delantera y las ruedas traseras no debe pasarse por alto. El tipo de
tracción es el factor importante, el peso estático total se reparte: 33% adelante y 67 % atrás para 2WD; 45
% adelante y 55 % trasero para FWA y 65% adelante 45 % posterior, para 4WD.

El objetivo es conseguir la distribución de pesos que corresponda a cada tipo de tractor. Si se agrega peso
DEBE CORROBORARSE QUE LA DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL SE MANTIENE.

Estos pesos se deben corroborar con los de su tractor. El 30% en las ruedas delanteras de un tractor 2WD
puede parecer poco, en muchos tractores habrá que agregar contrapesos delanteros para disminuir el
riesgo de “cabritaje”.

Existe cierta controversia sobre usar como contrapesos: cloruro o aleación (agua en las ruedas o masa en
las ruedas). Independientemente de lo que elija, el patinamiento de las ruedas sigue siendo el objetivo y el
procedimiento de medición será el mismo. Muchos prefieren cloruro de lastre, porque es mucho más
barato que los pesos de aleación. Sin embargo, se sospecha que el cloruro causa problemas de corrosión
en vástagos, válvulas y llantas; además de que no es fácil de quitar o agregar.

Las recomendaciones de los fabricantes de neumáticos y tractores varían. Algunos recomiendan el uso de
cámaras cuando se utiliza cloruro como lastre, mientras que otros no lo hacen. Si utiliza cloruro de lastre
en neumáticos sin cámara, es necesario controlar las llantas (por la corrosión).

También se ha dicho que para el mismo peso añadido, el cloruro parece robar energía al subir colinas en
comparación con pesos metálicos. AFMRC y otros han publicado datos que no muestran diferencias.

No hay magia. Si usted ha estado cuestionando la eficacia de su tractor en el uso del combustible y la vida
útil del neumático, los siguientes consejos pueden serle favorables. No hay nada mágico o difícil acerca de
la optimización del peso del tractor si usted entiende lo básico.

Consejos

Las recomendaciones varían sobre la cantidad de agua (solución de cloruro de calcio en zonas con muy
bajas temperaturas) a usar como lastre en los neumáticos del tractor. Algunos dicen que llenos con menos
del 75%, expondrá la llanta y provocará corrosión.

Un neumático radial inflado correctamente, es de 6 a 8% más eficiente que un neumático de estructura


diagonal. Debe tenerse muy presente que las presiones de inflado y las cargas en uso, son fundamentales
para optimizar el rendimiento de los neumáticos radiales.

No exceda el peso máximo admisible de carga del tractor y neumáticos. Consulte el manual del propietario
o guía del fabricante de neumáticos (especificaciones de uso).

Compruebe la presión de los neumáticos con regularidad. Asegúrese de que la presión es la adecuada
para la carga.

Nunca exceda 35 psi (2,41 kg / cm2) de presión de inflado, pueden ocurrir: daño grave o lesión personal.

Las recomendaciones de presión de inflado en el neumático son presiones máximas para la carga
máxima. El uso de estas presiones, a menos de la carga máxima, puede afectar negativamente el
rendimiento del neumático y tractor.

Utilice un manómetro de precisión para medir bajas presiones. Un error de 2 psi (14 kPa), no tendrá gran
efecto en el rendimiento con 30 psi (207 kPa) de presión de neumáticos. Sin embargo, con presiones de
12 psi (83 kPa) o menos, 2 psi (14 kPa) es un error del 20%.

Siga las recomendaciones del fabricante de neumáticos de presión al inflar las llantas (neumáticos dobles)
en el mismo eje.

Recuerde que cambiar el tamaño del neumático, cambiará su velocidad de desplazamiento, que es un
factor a considerar para ajustar, pues deben coincidir: lastre con velocidades de avance.

Medición del patinamiento

La medición del patinamiento de la rueda es sencillo y sólo lleva unos minutos. Se necesitan dos
personas, dos estacas y un pedazo de tiza o un cronómetro.

1. Elija una típica zona plana, que represente las condiciones normales de trabajo.

2. Haga una marca en un costado del neumático motriz, usando la tiza.

3. Deje que el tractor llegue a la “velocidad de trabajo”, con el implemento de labranza EN el suelo.
4. Su observador dejará caer o clavará una estaca al lado del neumático, cuando la marca de tiza toque el
suelo.

5. El observador “caminará” a lo largo del trayecto, al “lado del tractor”, contando diez vueltas completas
del neumático marcado. En la décima revolución, la segunda estaca se deja caer o se clava, cuando la
marca de tiza toque el suelo. Mida la distancia recorrida en diez vueltas de la rueda trabajando el
suelo.

6. Levante el implemento del suelo y dé la vuelta para llevar al tractor al comienzo de la medición, al lado
de la tierra recién labrada.

7. Conducir el tractor con la misma velocidad, pero con el implemento fuera del suelo. Cuando la marca
llegue al suelo, en el inicio de la nueva distancia a recorrer, el observador deberá colocar la estaca.

8. Una vez más, el observador contará las revoluciones del neumático. En la décima colocará la segunda
estaca. Mida la distancia recorrida en diez vueltas de la rueda sin trabajar el suelo.
9. Calcule el patinamiento con la siguiente fórmula:

Patinamiento 
 recorrido sin trabajar  recorrido trabajando  x 100
recorrido sin trabajar

Ejemplo: 8,75 m recorridos con carga, 10 m recorridos sin carga (con las 10 vueltas).

[(10 - 8,75) / 10] x 100% = 12,5%

El patinamiento de las ruedas debe ser entre 10 y 12 % para 2WD y 6 a 10 % para 4WD en condiciones
normales de trabajo.

Como método alternativo, puede también comparar el tiempo usado para recorrer una distancia fija,
cuando el tractor está haciendo trabajo y cuando no. ESTE MÉTODO ES MÁS SIMPLE Y PRECISO

REFERENCIAS

Tractor ballasting, Schuller R. T. A3401

Agradecimientos: PAMI desea agradecer al Dr. Luis Levítico (Nebraska Tractor Testing Laboratory), Reed
Turner (AFMRC) y Stilger Lynn

Alberta Farm Machinery Research Centre (AFMRC) notes.