Anda di halaman 1dari 4

Bienvenidos amigos, hoy quería hablarles sobre los 7 sacramentos que el Señor

Jesucristo dio a nuestra sagrada iglesia en su amor infinito siendo frutos de


gracia.
Sacramento del Bautismo
Al nacer todos los seres humanos, lo hacemos con el primer pecado original, que
cometieron nuestros primeros padres Adán y Eva siendo el Bautizo el primer
sacramento de la iniciación, se recibe a razón de un rito central, Significa
“sumergir” en el agua para renovarse como una nueva criatura y renovación en
el Espíritu Santo , e «iluminación», porque el bautizado se convierte en «hijo de
la luz»
Puede recibir el bautizo cualquier persona que no esté bautizada teniendo fe el
sacramento del bautismo. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo
ese pequeño ser que ha sido confiado a este mundo pasa a ser hijo de Dios por
la voluntad manifiesta de sus padres siendo el sacerdote quien le echa agua
bendita sobre la cabeza del infante sella esa estrecha relación que durará toda
la vida y regirá el camino de este nuevo miembro de la Iglesia.
Sacramento de la Eucaristía
Este sacramento se celebra todos los días en la Santa Misa este momento es
llamado Consagración la Eucaristía es fuente y culmen de toda la vida cristiana
se desarrolla en dos grandes momentos, que forman un solo acto de culto: la
liturgia de la Palabra, que comprende la proclamación y la escucha de la Palabra
de Dios; y la liturgia eucarística, que comprende la presentación del pan y del
vino, la anáfora o plegaria eucarística, con las palabras de la consagración, y la
comunión el ministro de la celebración de la Eucaristía es el sacerdote
Tenemos que tener en cuenta que la sagrada Comunión se debe estar
plenamente incorporado a la Iglesia Católica y hallarse en gracia de Dios.
Sacramento de Confirmación
El sacramento de Confirmación confirma la fe para que tenemos con Dios y el
Espíritu Santo aumenta la caridad para que le amemos más a Dios a los que nos
rodean en este caso tiene que ser un Obispo el que imponga sus manos sobre
el confirmante y unja con aceite (el Santo Crisma que consiste en aceite de oliva
mezclado con perfumes), mientras dice: “Recibe por esta señal el don del
Espíritu Santo”.
El sacramento de la Confirmación puede y debe recibirlo, una sola vez, aquel
que ya ha sido bautizado para recibirlo con fruto hay que estar en gracia de Dios.
Sacramento de la Penitencia
Este Sacramento consiste en que a través de un sacerdote que escucha
nuestros pecados cuando vamos a confesarlos en confidencia con él, Dios nos
perdona todo en lo que le hemos ofendido este sacramento para la conversión
de los bautizados que se han alejado de Él por el pecado tenemos que ir bien
arrepentidos por el mal que hemos hecho y el bien que hemos dejado de hacer
además, nos da una paz tremenda y nos aumenta la fuerza para ser buenos
cristianos, buenos hijos de Dios.
Debemos tener un diligente examen de conciencia y arrepentimiento, y estar
motivados por el amor a Dios.
Sacramento de la Unción de los enfermos
Cuando alguien está muy enfermo o es mayor de edad o ha sido diagnosticado
una enfermedad incurable necesita la ayuda de Dios, es ahí donde la Iglesia,
habiendo recibido el mandato de Nuestro Señor de curar a los enfermos, se
empeña en el cuidado de los que sufren, acompañándolos con oraciones de
intercesión.
Ocurre una unión con la Pasión que Cristo sufrió, los enfermos ayudan con sus
dolores a llevar la Cruz a Jesús y a la vez, Él les ayuda a ellos en sus últimos
momentos de vida este sacramento sólo puede ser administrado por los
sacerdotes (obispos o presbíteros), esto nos prepara al enfermo para pasar a la
Casa del Padre y la vida eterna.
Sacramento Orden sacerdotal
Nuestro señor invita al varón bautizado que puede recibir válidamente el
sacramento del Orden Sacerdotal. Solo reciben los que tienen vocación al
sacerdocio, que luego son los que pueden administrar todos estos sacramentos.
Es un obispo quien impone las manos y reza sobre el nuevo sacerdote,
consagrándole el orden sacerdotal otorga una especial efusión del Espíritu Santo
y tiene una característica especial: quien recibe este sacramento, será sacerdote
para siempre y seguir a Jesús por el camino de la virginidad o del celibato por el
Reino de los cielos; éstos renuncian al gran bien del Matrimonio para ocuparse
de las cosas del Señor
Sacramento del Matrimonio
Es la alianza que nos da como regalo Jesús este sacramento es la unión entre
un hombre y una mujer para siempre cuando estos se casan en la iglesia, es
Dios quien está uniendo sus cuerpos y sus almas. Los que se casan no deben
romper ese matrimonio: “Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre, es
así que los recién casados tienen modelo que seguir es el de la Sagrada Familia:
Jesús, la Virgen María y San José.
Dios llama a algunos hombres y mujeres a seguir a Jesús por el camino de la
virginidad o del celibato por el Reino de los cielos; éstos renuncian al gran bien
del Matrimonio para ocupase de las cosas del Señor tratando de agradarle, y se
convierten en signo de la primacía absoluta del amor de Cristo y de la ardiente
esperanza de su vuelta gloriosa.