Anda di halaman 1dari 9

Palabras Compuestas

Las palabras compuestas son aquellas palabras que se forman a partir de la unión de dos o más palabras simples. Ej. Girasol,
abrelatas.
Pueden ser de dos maneras:
La primera es cuando las palabras se escriben juntas, como sucede con “abrelatas” o “mediodía”.
La segunda es cuando las palabras se escriben por separado, pero que, juntas, adquieren un significado más específico, como
“coche cama” o “físico político”.

Ejemplos de palabras compuestas

veintiséis portamonedas parabrisas


sabelotodo ciempiés puntiagudo
pasamanos cubrecama pasatiempos
democracia cuadrilátero cortapuros
pararrayos supermercado quitanieves
decimoquinto abrecartas tiralíneas
malpensado traspiés limpiabotas
guardabosque pelirrojo tentempié
coliflor correveidile buenaventura
sacacorchos saltamontes sinfín
veintiocho paraguas portalámparas
sacamuelas undécimo bocacalle
girasol pisapapeles abrelatas
tragaperras rompecabezas guardabosques
matasuegras lanzallamas sordomudo
portapapeles portamaletas manirroto
decimoséptimo pasapurés veintisiete
tocadiscos mediodía pasatiempo
autocaravana guardiacivil limpiaparabrisas
micrófono guardabarros caradura
correturnos tentetieso santiamén
duermevela veintitrés nomeolvides
rabicorto tiovivo montacargas
cascanueces sobremesa diecinueve
aparcacoches trabalenguas rompeolas
cantamañanas mondadientes catalejo
dieciocho pelagatos Nochebuena
sinsabor autovía mapamundi
hojalata menospreciar abrefácil
fotografía guardarropa portarretrato
portafolios Puntiagudo quehacer camposanto
tirachinas automóvil cortaplumas
cejijunto lavavajillas cascarrabias
bajamar rioplatense telaraña
sacapuntas pasamano/s cumpleaños
alzacuello videojuegos espantapájaros
benefactor dieciséis abrebotellas
baloncesto guardacostas bocamanga
portaaviones rectilíneo veinticinco
astronauta guardameta maniatar
vaivén autogobierno guardacoches
buscavidas electromagnetismo veinticuatro
hidroavión matarratas barbilampiño
cabizbajo tranvía asimismo
duodécimo vinagre testaferro
quitasol enhorabuena tragaldabas
motocross salvapantallas boquiabierto
decimosexto autolavado monorrail
veintidós agridulce madreselva
altibajo aguafiestas lavaplatos
picapedrero salvavidas parachoques
guardaespaldas hispanoamericano rompehielos
quitamanchas tejemaneje salvamanteles
balompié paracaídas veintiuno
avemaría hierbabuena decimocuarto
helipuerto beneplácito lavacoches
aguardiente motocicleta fotomontaje
bienvenida aeropuerto teléfono
matasanos rascacielos aguamarina
radiocasete cortafuego cariacontecido
puntapié rojiblanco matamoscas
compraventa motosierra milhojas
pasodoble salvoconducto malhumor
diecisiete decimotercero sietemesino
bienaventurado quitamiedos cuatrimotor

¿Cómo se forman?
Las palabras compuestas se pueden agrupar de la siguiente manera:
Sustantivo más sustantivo: bocacalle, telaraña.
Verbo más sustantivo: abrelatas, girasol.
Verbo más verbo: vaivén, correveidile.
Pronombre más verbo: cualquiera, quienquiera.
Sustantivo más adjetivo: camposanto, pelirroja.
Adjetivo más adjetivo: bienvenido, agridulce.
Sustantivo más verbo: maniatar, hispanohablante.
Imagen útil con más palabras compuestas
Oraciones con palabras compuestas
Ya habiéndote dato muchos ejemplos de esta clase de palabras, ahora te ofrecemos algunas oraciones que las incluyan:
Baloncesto: “Mi primo no pudo ir a la fiesta porque mañana tiene la final del torneo de baloncesto”.
Tocadiscos: “Revolví el garaje de mi abuela y encontré este viejo tocadiscos”.
Abrelatas: “Nos olvidamos el abrelatas así que tuvimos que usar un cuchillo para poder comer lo que habíamos llevado”.
Rascacielos: “Me encanta Nueva York. Está llena de rascacielos por todas partes”.
Coliflor: “El olor viene de la cocina. Mi mamá está preparando un plato con coliflor”.
Paraguas: “En la radio dijeron que iba a llover, así que llevate el paraguas”.
Parabrisas: “El auto está en el taller porque ayer se me rompió el parabrisas como consecuencia del granizo que cayó”.
Quitamanchas: “¿Tendrás un quitamanchas? Acabo de volcarme café en la camisa”.
Rompecabezas: “Hay que tener mucha paciencia para hacer ese rompecabezas. Tiene dos mil piezas”.
Mediodía: “Te conviene ir al mediodía al banco, siempre está vacío”.
Bienvenida: “Le dimos la bienvenida a mi hermano después de que haya estado un año afuera del país por trabajo”.
Quehaceres: “Odio hacer los quehaceres de mi casa los sábados a la mañana”.
Pararrayos: “Si el edificio no hubiese tenido pararrayos, podría haber ocurrido una tragedia”.
Aeropuerto: “Te vas a tener que tomar un taxi cuando llegues. El aeropuerto está en las afueras de la ciudad”.
Ciempiés: “En ése dibujito animado el protagonista es un ciempiés”.
Fotografía: “El mes que viene comienzo un curso de fotografía en la facultad, ¿Querés anotarte?”.
Lavaplatos: “Para el día de la madre le regalamos un lavaplatos nuevo a mi abuela”.
Motocicleta: “Mi tío es el que está apoyado en la motocicleta roja”.
Teléfono: “La llamé por teléfono para invitarla, pero no la encontré”.
Videojuegos: “Me encantaría que en el trabajo me dejaran jugar a los videojuegos cuando no tengo nada que hacer”.

Fuente: http://www.ejemplos.co/100-ejemplos-de-palabras-compuestas/#ixzz5GZe0zHNt

Verbos regulares en español


En el idioma español existen tres modelos de conjugaciones verbales agregando el sufijo -ar,-er o -ir
Conjugación Vocal temática Infinitivos modelos
I -a- Am-ar
II -e- Tem-er
III -i- Part-ir
La descripción
Describir un ser o un objeto es presentarlo por medio de las palabras, de forma que el receptor pueda hacerse una idea precisa de
cómo es; es decir, consiste en presentar las partes o los rasgos característicos de seres, lugares, ambientes, objetos, sentimientos o
fenómenos. Por tanto, la realización de una descripción exige seguir una serie de pasos o fases, entre los que destacan los
siguientes:

La observación minuciosa del objeto que se va a describir.


La selección de los rasgos característicos que distinguen a ese objeto: su forma, su color, su tamaño, sus constituyentes…
La disposición de los elementos seleccionados: de arriba abajo, de derecha a izquierda, de lo anterior a lo posterior…
La redacción de la descripción, siempre de acuerdo con los objetivos que se busquen: exactitud, expresividad…

Recursos de la descripción
Para realizar una descripción, contamos con diversos recursos de carácter lingüístico. Estos son los principales:

La adjetivación. Los adjetivos expresan las cualidades o estados de los objetos a que se refieren. Ejemplo: “Era Yurrumendi un
hombre enorme, con la espalda ancha, el abdomen abultado, las manos grandísimas… “
Las imágenes, por ejemplo: Luis es una ardilla. Celia es un verdadero ciclón.

Las comparaciones o las metáforas. Para presentar gráficamente el objeto, se emplean comparaciones o metáforas, que sugieren
nuevos aspectos de la realidad descrita. Ejemplo: “… una chaqueta de paño negra, fuerte, que debía de estar calafateada como una
gabarra. “; “La chimenea ofrecía un aspecto siniestro, como una boca enorme y hambrienta incrustada en la pared.” Al comparar
podemos utilizar dos tipos de rasgos:

Los rasgos diferenciales de cada objeto. Son las características que distinguen a unos objetos de otros.

Los rasgos comunes a las cosas que comparamos. Son las características que hacen que podamos agrupar a los seres en clases.
Para comparar hay que tener en cuenta lo siguiente:

Se deben comparar variables análogas. Al comparar objetos podemos observar el tamaño, la forma, la materia, el precio, la
procedencia…

Se deben indicar las semejanzas y las diferencias.

Se deben ordenar la comparación. Primero las semejanzas y después las diferencias o al contrario.

Tipos de descripción
Hay distintos tipos de descripción y cada uno de ellos presenta unos requisitos peculiares:
La descripción técnica, por ejemplo, se caracteriza por su precisión, claridad y objetividad.

En la descripción literaria, en cambio, pueden ser más importantes la expresividad o la capacidad de evocar determinados
sentimientos.

Según los rasgos de la realidad que el emisor seleccione, la descripción puede ser:

La descripción exhaustiva refleja de forma detallada y meticulosa todos los rasgos de la realidad que se quiere representar,
mostrándola a veces desde puntos de vista distintos. Esta forma de descripción es propia de los textos científicos y técnicos.
Ejemplo: albaricoque […] Fruta parecida al melocotón, pero de menor tamaño, con piel de color amarillento y de superficie lisa,
pulpa dulce y aromática y semilla en forma de hueso acorazonado del que se extrae un aceite semejante al de las almendras.

La descripción selectiva presenta solo los rasgos más significativos o expresivos de la realidad descrita. Ejemplo: “Asomaban los
albaricoques entre el follaje como rosadas mejillas de niño”.

Según el tratamiento que el emisor dé a la realidad que describe, la descripción puede ser:

La descripción estática presenta una realidad fija, estable. Ejemplo:


España es abondada de mieses, deleitosa de fructas, viciosa de pescados, sabrosa de leche et de todas las cosas que se della
facen; llena de venados et de caça, cubierta de ganados, loçana de caballos, provechosa de mulos, segura et abatida de castiellos,
alegre por buenos vinos, folgada de abondamiento de pan; rica en metales, de plomo, de estaño, de argent vivo, de fierro, de
arambre, de plata, de oro, de piedras preciosas, de toda manera de piedra de mármol, de sales de mar et de salinas de tierra de sal
en peñas, et dotros mineros muchos. Crónica general de España, Alfonso X El Sabio.

La descripción dinámica presenta una realidad cambiante.


Ejemplo: “Entonces, empujando una gruesa línea de nubes plomizas que negreaba en el horizonte, un viento frío y húmedo empezó
a soplar desde el este”. El capitán Alatriste, Arturo Pérez Reverte.

Según la intención comunicativa del emisor, su punto de vista, la descripción puede ser:

La descripción objetiva es propia de los textos científicos y técnicos. Tiene una finalidad informativa: pretende mostrar la realidad
tal como es. En ella, el emisor se limita a reflejar lo que ve de una manera minuciosa y precisa, sin manifestar sus propios
sentimientos o emociones. Este tipo de descripción utiliza un lenguaje objetivo y riguroso. Ejemplo: “El refranero es un libro en el que
se recogen refranes, máximas, aforismos, etc.”
La descripción subjetiva es propia de los textos literarios. Tiene una finalidad estética. El emisor no se preocupa tanto de reflejar la
realidad como de dar cuenta de los efectos que esa realidad produce en su ánimo; por eso, la descripción pierde en minuciosidad y
exactitud y se llena de valoraciones personales que transmiten al receptor las emociones y sentimientos de quien hace la
descripción. Ejemplo: “Hay en ella un sosiego, una paz exterior, que puede provenir de frialdad de espíritu y de corazón, de estar
muy sobre sí y de calcularlo todo, sintiendo poco o nada, y pudiera provenir también de otras prendas que hubiera en su alma; de la
tranquilidad de su conciencia, de la pureza de sus aspiraciones y del pensamiento de cumplir en esta vida con los deberes que la
sociedad impone, fijando la mente, como término, en esperanzas más altas.” Pepita Jiménez, Juan Valera.

Los tonos de la descripción.


La descripción tiene que ser viva y estar próxima a la realidad. Para ello hay que observar el mayor número de detalles posible y
destacar los que llamen más la atención en el receptor, porque sean llamativos, enérgicos o tengan algún tipo de significación en el
texto. También es común adoptar un punto de vista propio en función de lo que se quiere reflejar; así se hará con más eficacia. El
punto de vista puede cambiar según la perspectiva con que el autor decide mirar la obra, desde un objetivismo puro hasta los
enfoques más subjetivos. Antes de escribir un retrato de un personaje, el escritor decide qué tono adoptará en él; por ejemplo, un
tono serio o un tono burlón. Así se pueden exagerar mucho los rasgos de una persona, con intención satírica o humorística, para que
el retrato pase a ser una caricatura.

Si el autor intenta describir la realidad tal como se presenta, nos encontramos ante una descripción realista. Ejemplo: “El gabinete
de lectura, que también servía de biblioteca, era estrecho y no muy largo. En medio había una mesa oblonga cubierta de bayeta
verde y rodeada de sillones de terciopelo de Utrecht.” La Regenta, Leopoldo Alas, Clarín.

Si el autor selecciona los aspectos positivos de la realidad con el ánimo de ennoblecer lo descrito, hablamos de descripción
idealizadora. Esta forma de descripción es frecuente en los panegíricos o discursos en alabanza de una persona. Ejemplo:

“Tu aliento es el aliento de las flores, tu voz es de los cisnes la armonía; es tu mirada el esplendor del día y el color de la rosa es tu
color.”. Rimas, Gustavo Adolfo Bécquer.

Si el autor intenta rebajar lo descrito destacando sus aspectos negativos, la descripción es degradante. Las caricaturas y las
sátiras se basan en este tipo de descripción. Ejemplo:

“Érase un hombre a una nariz pegado, érase una nariz superlativa, érase una alquitara medio viva, érase un peje espada mal
barbado; era un reloj de sol mal encarado, érase un elefante boca arriba, érase una nariz sayón y escriba, un Ovidio Nasón mal
narigado. Érase el espolón de una galera, érase una pirámide de Egipto, las doce tribus de narices era; érase un naricísimo infinito
frisón archinariz, caratulera, sabañón garrafal, morado y frito.”. A un hombre de gran nariz, Francisco de Quevedo.

Descripción de personas
Hay varias formas de describir a una persona. Según se describan sus rasgos sería una:

Prosopografía Es la descripción de los rasgos físicos de la persona, de su apariencia externa.


Etopeya Es la descripción de rasgos psicológicos o morales del personaje: su manera de ser, de actuar, su carácter.
Es una descripción combinada en la que se describen las características físicas y morales de la persona. Une la
Retrato
prosopografía y la etopeya.
Es un tipo de descripción en la que los rasgos físicos y morales de la persona se presentan de manera exagerada,
Caricatura
acentuando los defectos.

Ordenar la información.
El orden espacial

En la descripción, los elementos que integran la información pueden aparecer relacionados en el espacio: se sitúan unos al lado de
otros, o encima de otros o detrás de otros, o bien constituyen partes de un todo. La información se organiza, pues, en estos casos
según un orden espacial, aunque el orden también puede ser lógico o temporal. Antes de hacer una descripción hay que observar,
seleccionar y hay que presentarlos en un orden determinado. Se pueden seguir distintos criterios. Por ejemplo:

De dentro afuera (o a la inversa). Ejemplo: “En el interior de la casa, todo estaba a oscuras; fuera, las últimas luces del día permitían
aún reconocer la forma de los objetos.”

Del primer plano al fondo, de lo general a lo particular (o a la inversa). Ejemplo: “En el primer plano, se veía a los alumnos,
alineados; al fondo estaban los padres.”.

De izquierda a derecha (o a la inversa). Ejemplo: “A la izquierda, se amontonaban los seguidores del equipo local; en el lado
derecho, los hinchas del equipo visitante.”