Anda di halaman 1dari 12

ASIGNATURA

ANATOMIA Y FISIOLOGIA HUMANA

TEMA
SISTEMA OSEO Y EL MUSCULAR

FACILITADORA
LIGIA REYES

NOMBRE
BELKIS GUTIERREZ RODRIGUEZ

MATRICULA
15_7114
UNIDAD II
SISTEMAS ÓSEO Y MUSCULAR

2.1 Estructura de los huesos y los músculos.


2.2 Clasificación de los huesos y los músculos.
2.3 Desarrollo y crecimiento del hueso y de los músculos.
2.4 Funciones de los huesos y de los músculos.
2.5 Anatomía de los elementos del esqueleto y de los músculos.
2.6 Fracturas óseas.
2.7 Dolores musculares.
2.8 Integración con otros.
2.9 Presenta un esquema, donde describas de manera general las funciones
principales de los sistemas esquelético y muscular. (compáralos).
2.10 Haz dos dibujos uno acerca de un niño y el otro de una niña, en el primero,
registra la clasificación de los huesos y en el segundo señala la de los músculos,
nombrando sus partes principales.
2.11 Visita un especialista del área, puede ser un” ortopeda” e investiga ¿Cuáles
son los dolores más comunes en el sistema Esquelético y Muscular? (Mostrar
evidencias).
Estructura de los huesos y los músculos.

Estructura de un hueso largo.


Los huesos que forma el esqueleto constan de varias partes:

 Diáfisis. Se llama diáfisis a la porción central o cuerpo de los huesos largos.

 Epífisis. Se llama epífisis a cada uno de los extremos de los huesos largos.

 Metáfisis. Se llama metáfisis a una zona intermedia de los huesos largos que
está situada entre la zona central (diáfisis) y los extremos (epífisis).

 Cartílago articular. Es una estructura formada por tejido cartilaginoso que se


interpone entre los extremos de dos huesos adyacentes, permitiendo el
deslizamiento de las superficies en contacto gracias a que presenta un coeficiente
de fricción muy bajo. No tiene vasos sanguíneos y se nutre a través de las
moléculas del líquido sinovial que penetran en su superficie. Está formado por
células especializadas llamadas condrocitos y una matriz extracelular compuesta
por fibras de colágeno tipo II.

 Periostio. Membrana de tejido conectivo fibrosa y resistente que cubre los


huesos por su superficie externa.

 Cavidad medular. Es un espacio sin tejido óseo ubicado en la zona central de la


diáfisis de los huesos largos. La cavidad medular esta rellena por médula ósea
amarilla, tejido formado por células adiposas que almacenan importantes
cantidades de triglicéridos que suponen una reserva energética. No debe
confundirse la médula ósea amarilla con la médula ósea roja, también presente en
los huesos, que tiene la función de producir las células sanguíneas.

 Endostio. Membrana delgada del tejido conjuntivo que tapiza la superficie


interior de la cavidad medular de los huesos largos.
Clasificación de los huesos y los músculos.
Clasificación de los huesos del esqueleto humano El esqueleto humano consta de 206
huesos clasificados según su forma. La parte axial, está compuesta por la cabeza (28
huesos), el hueso hioides, las vértebras (26 huesos), las costillas (24 huesos) y el
esternón. La parte apendicular, está constituida por: las extremidades superiores y el
área escapular con 64 huesos; mientras que en las extremidades inferiores y el área
pélvica hay 62 huesos.
Los huesos están formados por dos tipos de tejidos: compacto y esponjoso. El
compacto es denso y de mucha fortaleza. El esponjoso tiene muchos espacios
abiertos, dando una apariencia esponjosa al mismo.

Existen 5 tipos de huesos: largos, cortos, planos, irregulares y sesamoideos.


Huesos Largos
El hueso largo está configurado por una zona cilíndrica (diáfisis) y dos extremos
llamados epífisis. La diáfisis está formada por tejido compacto, engrosado en la parte
media y con una curvatura que le provee resistencia al hueso. En el interior de la
porción cilíndrica está la cavidad de la médula. Los extremos de la diáfisis y las epífisis
están formados por hueso esponjoso rodeado de hueso compacto. Algunos de los
huesos largos son: tibia, radio, peroné.
Huesos Cortos
Los huesos cortos tienen forma irregular. Son de tejido esponjoso cubierto por una
delgada capa de tejido compacto. Los carpianos y tarsianos son huesos cortos
Planos Plano
Los huesos planos están donde se necesita protección de las partes blandas del
cuerpo. Estos huesos están compuestos de tejido esponjoso encerrado por dos
láminas planas de tejido compacto. Ejemplos de dichos huesos son: cráneo, costillas,
omóplatos.
Huesos Irregulares
Tienen una forma característica y diferente. Están compuestos por tejido esponjoso
cubierto por tejido compacto. Estos huesos son los de las vértebras y los huesillos del
oído.
Huesos Sesamoideos
Son huesos pequeños y redondeados. Normalmente se localizan junto a articulaciones
y su función es incrementar la función de palanca de los músculos. Un ejemplo de un
hueso sesamoideo es la rótula (patela).
Articulaciones del Cuerpo Humano
Las articulaciones forman parte del aparato locomotor. Las articulaciones son el punto
de contacto entre 2 o más huesos, entre un hueso y un cartílago o entre un tejido óseo
y los dientes. Su función es la de facilitar los movimientos mecánicos del cuerpo.
Partes de una articulación Cartílago
Es un tipo de cobertura presente en los extremos de los huesos (epífisis). Este tejido es
de tipo conectivo y su función es la de evitar o reducir la fricción provocada por los
movimientos.
Articulación-rodilla Cápsula y membrana sinovial
Es una estructura cartilaginosa que envuelve la membrana sinovial. Esta membrana
posee un líquido pegajoso y sin pigmentación que protege y lubrica a la articulación. A
este líquido se lo conoce como membrana sinovial.
Partes de una articulación Ligamentos
Son tejidos de tipo conectivo, elásticos, y firmes, y cuya función es rodear la
articulación, protegerla y limitar sus movimientos. Tendones. Al igual que los
ligamentos, son un tipo de tejido conectivo. Se ubican a los lados de la articulación y se
unen a los músculos con el fin de controlar los movimientos.
Bursa
Son esferas llenas de líquido que tienen como función amortiguar la fricción en una
articulación. Se encuentran en los huesos y en los ligamentos. Menisco. Se halla en la
rodilla y en algunas otras articulaciones. Posee forma de medialuna.
Clasificación de Articulaciones móviles (diartrosis).
Son las articulaciones más numerosas y con mayor movilidad en el organismo.
También se las conoce como sinoviales. Según su tipo de movimiento se dividen en:
Troclear. Son similares a una bisagra y permiten realizar movimientos de flexión y
extensión. Por ejemplo, la articulación del codo y los dedos.
Artrodias. Deslizantes o planas, permiten movimientos de desplazamientos. Su
superficie es aplanada.
Pivote. Sólo permiten una rotación lateral y medial. Por ejemplo, articulaciones del
cuello.
Esféricas. Tienen libertad de movimiento y su forma es redondeada. Por ejemplo, las
articulaciones de la cadera.
Encaje recíproco o “silla de montar”. Deben su nombre a que su estructura se
asemeja a una silla para montar. Por ejemplo, la articulación carpo- metacarpiana del
pulgar.
Elipsoidales. Se presentan uniendo 2 huesos irregularmente, es decir, cuando uno de
los huesos es cóncavo y otro convexo.
Articulaciones con movilidad limitada (anfiartrosis). Son cartilaginosas y poseen
cierta de movilidad. Se dividen en: Anfiartrosis verdaderas. Diartroanfiartrosis.
Articulaciones sin movilidad (sinartrosis). Son de tipo fibrosas y carecen de
movilidad. Se clasifican en: Sincondrosis. Unión cartilaginosa Sinostosis. Tejido de
unión es el hueso Sinfibrosis tejido de unión es un tejido conjuntivo.
Movimientos articulares Deslizamiento. Angulación. Clasificadas en: Flexión.
Reducen el ángulo entre las partes del cuerpo o los huesos. Extensión. Aumentan el
ángulo entre las partes del cuerpo o los huesos Abducción. Alejan una estructura de
otra. Aducción. Acercan una estructura de otra. Circunducción. Realiza una
combinación de movimientos de extensión, flexión, abducción y aducción. Rotación.
Desarrollo y crecimiento del hueso y de los músculos.
Los huesos empiezan a desarrollarse en el feto. Crecen a lo largo y a lo ancho,
formando en algunas partes del esqueleto, como el esternón y la pelvis, un tejido
menos resistente que el hueso, llamado cartílago; el resto es un tejido más blando, que
se llama mucosa.
Después del nacimiento, la zona central de los huesos largos deja de crecer a lo largo y
el hueso crece sólo en los extremos, el húmero del brazo y el fémur del muslo son
huesos largos. Junto con otros huesos largos del cuerpo, forman la estructura del
esqueleto y es a ellos a los que se debe, en parte, la talla de cada persona.
Los dos extremos del hueso, existe un cartílago, llamado cartílago de conjunción o
placa de crecimiento, así a medida que este cartílago se alarga, en los extremos del
hueso se forma tejido óseo y el hueso crece. Y seguirá creciendo hasta que, hacia los
veinticinco años de edad, desaparezca la placa de crecimiento.
Desarrollo del hueso está regulado por una hormona del crecimiento, producida en el
cerebro por una glándula llamada hipófisis; mientras que las encargadas de cerrar la
placa de crecimiento son unas hormonas sexuales, llamadas estrógenos y andrógenos.
El desarrollo alcanzado por los huesos antes de que se cierre la placa de crecimiento
es la explicación de las diferencias de tallas existentes entre tú y tus amigos: los más
altos no han seguido creciendo cuando los demás han dejado de hacerlo, sino que han
crecido más deprisa en un periodo de tiempo similar. Los huesos también crecen a lo
ancho hasta que alcanzan la resistencia suficiente.
El aumento de grosor del hueso se inicia en el periostio, o parte exterior del hueso. Las
capas internas del periostio se osifican, es decir, se vuelven duras y resistentes a
medida que los osteoblastos van añadiendo tejido óseo nuevo. El grosor del tejido óseo
nunca llega a ser excesivo, gracias a la labor de destrucción del hueso llevada a cabo
por los osteoclastos.

Funciones de los huesos y de los músculos.

Los huesos parecen estructuras simples y sólidas, la realidad es que son estructuras
complejas, semirrígidas y porosas.

Los huesos están compuestos de tejido óseo, el cual a su vez está formado por
componentes minerales en dos terceras partes y componentes orgánicos en una
tercera parte. Esta composición es lo que les proporciona esta semirrígidas y
porosidad.
Estructural o de sostén: Los huesos forman el esqueleto humano, el cuál aporta
sostén, soporte y forma al cuerpo humano.

Locomotriz: Los huesos tienen marcas óseas que sirven para la inserción de
tendones, ligamentos y fascias. Gracias a estas marcas los huesos interaccionan con
los músculos permitiendo el movimiento de las articulaciones. Los músculos
proporcionan el poder motor mientras que el esqueleto funciona como un sistema de
palancas que organiza el movimiento acorde con las necesidades del cuerpo humano.

Protección: En el cuerpo humano nos encontramos con estructuras vitales, como el


corazón, el cerebro, que necesitan protección. Los huesos realizan esta función
protectora creando paredes rígidas alrededor de estos órganos.

Hematopoyética: La médula ósea roja que encontramos en huesos planos como las
costillas, el esternón, la columna vertebral, el cráneo, la escápula o la pelvis, forma los
eritrocitos, leucocitos y plaquetas a través de la hematopoyesis.

Homeostasis de minerales: Los huesos son un almacén de minerales en el


organismo especialmente de calcio y fósforo. Hay un intercambio casi constante al
torrente sanguíneo para mantener un equilibrio y distribuir a otros órganos según sus
necesidades.

Almacenamiento de triglicéridos: La médula ósea roja es reemplazada


paulatinamente en los adultos por médula ósea amarilla. Esta médula ósea amarilla
está constituida por adipocitos que almacenan triglicéridos, los cuales constituyen una
reserva energética.

Anatomía de los elementos del esqueleto y de los músculos.


Existen muchos músculos diferentes en el esqueleto del cuerpo humano, y cada uno de
ellos es un órgano en conjunto constituido por varios tipos de tejidos. Predominan las
fibras musculares, pero también hay vasos sanguíneos, nervios y cantidades
sustanciales de tejido conectivo.
En un músculo del esqueleto las fibras musculares individuales están envueltas, y se
mantienen juntas, por varias capas diferentes de tejido conectivo Epimisio: es una capa
de recubrimiento de tejido conectivo denso irregular que rodea todo el músculo en
conjunto.
Perimisio y fascículos: dentro de cada músculo del esqueleto las fibras musculares
se agrupan en fascículos que recuerdan a manojos de varillas. Cada fascículo está
rodeado de una capa de tejido conectivo fibroso que recibe el nombre de perimisio.
Endomisio: El endomisio es una lámina fina de tejido conectivo que envuelve cada
fibra muscular (cada célula). Este tejido consiste principalmente en fibras reticulares.
Cuerpo formando tendones que unen los músculos al hueso, de esta forma, cuando las
fibras musculares se contraen arrastran sus envolturas y estas, a través los tendones,
transmiten las fuerzas a los huesos para producir su movimiento.
Corte transversal de un músculo del esqueleto.
De proporcionar soporte a cada fibra y reforzar el músculo en su conjunto, las capas de
tejido conectivo dejan libres los espacios por donde entran y salen los vasos
sanguíneos y las fibras nerviosas que necesita el músculo para alimentarse y funcionar.
Los músculos se acoplan generalmente a huesos y lo hacen de dos formas
diferentes:
Directa: en este caso el epimisio del músculo se fusiona con el periostio del hueso
(una membrana que recubre el hueso) o el pericondrio de un cartílago (la membrana
que recubre el cartílago).
Indirecta: en la cual las envolturas de tejido conectivo del músculo continúan más allá
de este como un tendón en forma de cable o una aponeurosis en forma de lámina. El
tendón o la aponeurosis anclan el músculo al tejido conectivo que cubre algún
elemento del esqueleto (hueso o cartílago) o a otro músculo.
Célula general constituye el citoplasma, en la fibra muscular se llama sarcoplasma y
contiene una cantidad inusual de glucosa más que son orgánulos almacenadores de
glicógeno (la reserva de carbohidratos de los animales). El sarcoplasma contiene
además una proteína única que no está presente en ninguna otra célula del cuerpo
llamada mioglobina unida a oxígeno. La mioglobina es un pigmento rojo y constituye un
almacén de oxígeno dentro de la célula, siendo una sustancia similar a la hemoglobina,
el pigmento que transporta el oxígeno en el cuerpo
Fracturas óseas. El hueso es un tejido vivo, que a pesar de ser duro y resistente se
puede romper. Tiene una capacidad de regeneración muy alta, y es importante conocer
qué sucede en el organismo para reparar un hueso roto, proceso al que llamamos
consolidación ósea. En esta infografía te explicamos los tipos de fracturas, su
tratamiento y sus cuidados.
Tipos de fracturas óseas

Fractura transversa

Son fracturas cuyo trayecto es perpendicular al eje mayor del hueso. Generalmente es
provocada por un golpe directo al hueso y no se desvían los fragmentos óseos. Son de
fácil reducción (la reducción es el procedimiento en el que se ajustan los fragmentos de
hueso) y son estables (los fragmentos de hueso no tienen tendencia a desplazarse) lo
cual hace que su tratamiento sea fácil y de pronóstico favorable.

Fractura lineal
Una fractura lineal es una fractura que corre en el mismo sentido del eje mayor de un
hueso, sin que se mueva alguna parte de tejido óseo. La gravedad de esta fractura es
similar a la de la fractura transversal: son de fácil reducción y son estables. No
necesitan de cirugía, a no ser que existan complicaciones.

Fractura oblicua sin desplazamiento

La fractura oblicua es una rotura del hueso en forma inclinada. Son causadas por
traumatismos directos (un gran impacto o gran peso en el hueso) o indirectos
(mediante algún mecanismo de flexión del hueso). El no desplazamiento de la fractura
significa que los extremos fracturados son están separados uno del otro.

Fractura oblicua con desplazamiento

Es igual que la fractura oblicua sin desplazamiento: una rotura del hueso en forma
inclinada. Lo que lo diferencia de la fractura sin desplazamiento es que sí existe una
separación de los extremos de la fractura. El desplazamiento implica compromiso
mayor de los tejidos que se encuentran alrededor de la lesión. Suelen ser difíciles de
reducir, inestables y pueden retardarse en la consolidación.

Fractura en espiral

Las fracturas en espiral o espiro ideas son similares a las fracturas oblicuas: el ángulo
de la fractura atraviesa en forma diagonal al hueso, pero tienen un elemento de
rotación que discurre longitudinalmente en el hueso. Son fracturas poco frecuentes.
Corren peligro de desplazarse solo con la fuerza de contracción que produce un
músculo.

Fractura en tallo verde

Son fracturas que ocurren en niños, en donde a pesar del poco desarrollo del tejido
óseo en cuanto a calcificación y resistencia, los huesos se astillan. Son de fácil
reducción, ya que no hay desplazamiento, pero el problema de este tipo de fracturas es
que se corre el riesgo de las fracturas constantes debido a la alta elasticidad de los
huesos de los niños.

Fractura conminuta

Es una fractura grave, debido a que es como si se quebrara un vidrio: el hueso se


quiebra en muchos pedazos. Esta fractura se produce por fuerzas torsionantes,
generalmente por traumatismos o golpes, independientemente de si son directos o
indirectos.

Fractura de estrés
Un tipo de fractura poco conocida es la fractura por estrés. Este tipo de fractura ocurre
por un movimiento repetitivo que poco a poco va debilitando la estructura ósea hasta
que la lesiona y ocurre la fractura, por ende, no existe antecedente de un traumatismo
agudo. Este tipo de fracturas es bastante común en los deportistas de carrera y salto
además del personal militar y mujeres con la triada de la atleta femenina.

Dolores musculares.
El dolor muscular también puede ser un signo de enfermedades que afectan todo el
cuerpo. Una causa común de dolores y molestias musculares es la fibromialgia, una
afección que causa sensibilidad en los músculos y tejido blando circundante,
dificultades para dormir, fatiga y dolores de cabeza.
Integración con otros.
El dolor que parece originarse en las articulaciones procede, a veces, de estructuras
extraarticulares, como ligamentos, tendones o músculos. Ejemplos de estos trastornos
son las bursitis y las tendinitis.
El dolor articular verdadero (artralgia) puede o no ir acompañado de inflamación de la
articulación (artritis).

El síntoma más frecuente de la inflamación articular es el dolor. Las articulaciones


inflamadas también pueden estar calientes e hinchadas, y con menos frecuencia, la piel
que las cubre puede estar enrojecida. La artritis puede afectar únicamente a las
articulaciones de las extremidades o también a las articulaciones del esqueleto axial,
como la columna vertebral o la pelvis.

El dolor puede ocurrir solo con el movimiento articular o también estar presente en
reposo. Otros síntomas, tales como erupción cutánea, fiebre, dolor ocular o llagas en la
boca, pueden estar presentes dependiendo de la causa del dolor articular.

Presenta un esquema, donde describas de manera general las funciones


principales de los sistemas esquelético y muscular. (compáralos).

. Funciones Las funciones básicas del sistema esquelético


son:
El sistema muscular es responsable de
Servir de soporte: Ya que proveen al cuerpo de un
Locomoción: efectuar el desplazamiento de la
cuadro rígido de soporte para los músculos y tejidos
sangre y el movimiento de las extremidades.
blandos.
Actividad motora de los órganos internos: el
Proteger los huesos: Formando varias cavidades
sistema muscular es el encargado de hacer que
que protegen los órganos internos de posibles
todos nuestros órganos desempeñen sus
golpes. De esa forma el cráneo es el encargado de
funciones, ayudando a otros sistemas como por
la protección del cerebro, en tanto que la caja
ejemplo al sistema cardiovascular.
torácica, constituida por las costillas y el esternón
Información del estado fisiológico: por ejemplo, protege los pulmones y el corazón. Producir el
un cólico renal provoca contracciones fuertes del movimiento: Por medio de los músculos que se
músculo liso generando un fuerte dolor, signo del insertan en los huesos a través de los tendones y
propio cólico. que gracias a una contracción sincronizada,
producen el movimiento.
Mímica: el conjunto de las acciones faciales,
Haz dos dibujos uno acerca de un niño y el otro de una niña, en el primero,
registra la clasificación de los huesos y en el segundo señala la de los músculos,
nombrando sus partes principales.
Nombre de huesos de un niño
Nombre de los músculos de una niña