Anda di halaman 1dari 16

EL

COLLAGE
UN PROCEDIMIENTO CREATIVO
PARA TRABAJAR
LAS HABILIDADES Y DESTREZAS,
LA IMAGINACIÓN,
EL ARTE CONTEMPORÁNEO,
LA PUBLICIDAD,
LAS UNIDADES DIDÁCTICAS
Y TODOS LOS ELEMENTOS VISUALES.

1
Juan Mariano Balibrea Piqueras

EL
COLLAGE
Es un procedimiento creativo importantísimo en el taller de Artes
Plásticas. Se basa en una actividad muy simple: pegar sobre un soporte todo
tipo de imágenes, papeles, telas, objetos… con la finalidad de realizar una
nueva obra plástica o una imagen.

 Este procedimiento favorece la creatividad del niño/a, porque implica


trabajar, previamente, la elección y selección de los materiales que
vamos a utilizar en la elaboración de la obra o la imagen. Los alumnos/as
deben buscar y seleccionar papeles, telas, materiales de desecho… que
puedan ser susceptibles de formar o configurar una composición plástica.

2
O sea, que necesariamente, los alumnos/as tienen que imaginar o
suponer una utilidad plástica en ciertos materiales.
 Favorece el desarrollo de un conjunto amplio de habilidades y
destrezas: recortar, rasgar, trocear, pegar, superponer, trenzar, clavar,
fijar al soporte de alguna manera… Los niños/as tienen que hacer una
serie de manipulaciones con los materiales elegidos (para darle la forma
que desean) y con los instrumentos (tijeras, manos y pegamentos).
 Permite el trabajo sistemático con los ELEMENTOS FORMALES o
VISUALES del lenguaje plástico-visual: puntos, líneas, planos,
volúmenes, texturas, formas y colores. De una manera o de otra,
siempre que trabajemos el “collage” estaremos utilizando esos elementos
visuales (sobre todo, el color, la forma y la textura). Pero podemos
destacar (si nos interesa) el empleo “forzado” de otros elementos
formales: los puntos pueden ser “gomets”, alubias, lentejas,
piedrecitas… Las líneas pueden ser lanas, hilos, palillos, alambres,
macarrones… Los planos pueden ser trocitos de papel, formas
geométricas, formas naturales, recortes de revistas, recortes de prensa…
El volumen se puede incorporar utilizando objetos (que no sean muy
pesados), para que nuestros collage tengan tres dimensiones…
 El “collage” es un procedimiento creativo que nos permite favorecer la
integración de alumnos/as con necesidades educativas
especiales, porque, por lo general, favorece una manera de crear obras
e imágenes mucho más sencilla y directa que el dibujo o la pintura.
 El “collage” es una forma de acercar el arte contemporáneo a los
niños/as. No se pueden comprender muchas obras artísticas de nuestro
tiempo sin el “collage”, porque los artistas contemporáneos han incluido,
en muchas de sus composiciones, objetos encontrados como parte de la
obra (cubismo, arte póvera, nuevos realistas, arte conceptual,
instalaciones, nueva escultura...).
 El “collage” es una técnica creativa que se puede emplear con todas
las edades y niveles educativos: infantil, primaria, secundaria,
educación especial… Se trata de adecuar las posibles manipulaciones y
propuestas al nivel de nuestros alumnos/as.
 Bajo este nombre (“collage”) podemos agrupar otra serie de modos
creativos paralelos: el mosaico, los murales grupales, las construcciones
con objetos encontrados (esculturas tridimensionales).
 Por último, el “collage” nos permite una amplia gama de
posibilidades de uso (finalidades): puede emplearse como actividad
para trabajar los elementos visuales, puede emplearse para el desarrollo
de las destrezas manipulativas, puede emplearse como aproximación al
arte contemporáneo, puede emplearse como medio de representación o
comunicación (murales), puede emplearse como medio de auto-
conocimiento (figura humana)…

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS TÉCNICA DEL “COLLAGE”

LOS SOPORTES

3
Un soporte adecuado es un elemento imprescindible para elaborar un
“collage”. Se trata de un plano-soporte en el que vamos a pegar (fijar) los
diferentes materiales que hayamos seleccionado. Generalmente, en la escuela
trabajamos sobre cartulina, ya sea en formato A-4, en media cartulina o en
cartulina entera. Pero podemos emplear cartones (de los que llevan los
cuadernillos de papel charol), laterales de cajas, tapaderas de cajas, tablas,
bandejas de plástico y, aunque no es muy conveniente, papel de diferentes
gramajes (desde folios a papel continuo).

Al elegir un soporte, lo importante es considerar:

- el tamaño de la obra (según el tema o la edad de los niños/as)


- la consistencia del soporte (según lo que vayamos a pegar)
- la textura (por si queremos añadir pintura o cera en algunas partes)
- el formato (rectangular, apaisado, vertical, circular…)

LOS MATERIALES QUE VAMOS A PEGAR

Evidentemente, es el elemento principal a tener en cuenta. En un


“collage” se puede pegar de todo (siempre que el pegamento nos lo permita).
Hay materiales muy habituales en la escuela:
- papeles usuales: de regalo, papel seda, papel celofán, cartulinas,
restos de cartulinas, páginas de revistas, periódicos…
- papeles no usuales: de aluminio, lija, estraza…
- retales, telas, hilos, lanas, cuerdas…
- fotografías, carteles, publicidad…
- “cositas”: palillos, pajillas, macarrones, “gomets”, botones, tapones,
cremalleras que no valgan…
- hortalizas: lentejas, habichuelas, garbanzos…
- pasta: estrellitas, fideos, letras…
- teselas de mosaico: compradas, piedrecitas, trozitos de cartulina
recortada…

Y hay materiales encontrados (objetos de desecho), o recogidos por


los alumnos/as en sus casas: rollitos de cartón, cajitas, tarritos de yogur,
muñequitos… tierra, arena, harina, sal…

EL PEGAMENTO

El pegamento o cola que utilicemos para pegar deberá de estar en


consonancia con el material y el soporte. No es lo mismo pegar o sujetar papel
sobre papel que habichuelas o cartones.
En general, podemos mencionar:
- pegamento de barra (para papeles)
- pegamento de tubo (cuando requiera mayor consistencia)
- cola blanca (tipo “Darson”)
- cola de contacto (requiere más tiempo para fijar)
- cola blanca y pintura mezcladas (para añadir tierra, arena, harina,
granitos de arroz…).

4
- Silicona (aplicada con pistola térmica de silicona)
- Escayola o arcilla (para los “collages” tridimensionales)

En ciertas ocasiones, podemos fijar los objetos al soporte con grapadora,


grapadora de pistola, alambres, chinchetas, cuerdas anudadas, cinta de
pegar alfombras, clavos, tornillos… (según sea el soporte).

LOS BARNICES

No son indispensables. Dependerá de los materiales que hayamos fijado


sobre el soporte. Cuando el material del “collage” sea arena, sal, hortalizas,
telas… es aconsejable añadir una mano de barniz al agua (o sea, mitad de
agua y mitad de cola blanca).

LAS FASES O ETAPAS DEL PROCESO DE ELABORACIÓN

El procedimiento creativo del “collage” nos permite incidir en un


contenido básico de nuestra programación: las distintas fases o etapas que
implica realizar una obra.
Hacer un “collage” requiere preparar (o encontrar) los materiales,
soportes y pegamentos. Requiere un tema, que puede surgir de la
programación de las Unidades Didácticas o de un contenido específico de
nuestra materia. Implica un cierto orden, una serie de manipulaciones previas
(recortar, rasgar, pegar…), una atención especial a lo que va ocurriendo sobre
el soporte (composición), una mirada crítica sobre los elementos visuales
(texturas, colores, formas…). Y, finalmente, la obra o imagen elaborada
requiere un adecuada presentación (enmarcación, barnizado, catalogación,
titulación, comentario…).

GRUPO UNO DE ACTIVIDADES


MANIPULACIONES/DESTREZAS BÁSICAS
QUE IMPLICA EL COLLAGE

Casi todas las habilidades y destrezas que se utilizan en los


procedimientos creativos del “collage” se inician en la etapa de Educación
Infantil:

 Troceados de papel
 Rasgados de tiras de papel
 Inicio del recorte con tijeras
 Utilización del pegamento
 Pegar trocitos de papel (u otro material) sobre un soporte
 Apretar y chafar plastilina o arcilla sobre un soporte
 Arrugar papel
 Doblar papel
 Hacer bolitas con papel seda
 Barnizar con agua y cola blanca los trabajos realizados

5
 Recortar imágenes (fotos, estampas, letras, números…) de unas páginas
de revistas, suplementos dominicales, anuncios publicitarios…
 Pegar sobre un soporte alguna imagen recortada, y añadirle
posteriormente círculos adhesivos, grafismos variados, decoración con
ceras…
 Pegar sobre un soporte otros materiales diferentes al papel: palillos,
trocitos de pajillas, virutas de los lápices, arena…

ACTIVIDAD EN PEQUEÑO GRUPO: Dividimos una cartulina en cuatro o


cinco trozos, de manera aleatoria, pero con un trazo seguro y fuerte.

Invitamos a los alumnos/as a rellenar cada uno de los espacios con


materiales variados pegados: virutas de lápices de colores con cola blanca;
bolitas de plastilina de colores variados (aplastadas); trocitos de papel
recortados (teselas), pegados sobre un fondo de color aplicado con ceras
blandas; bolitas de papel seda sujetadas a la cartulina con cola blanca, sobre
fondo de color de cera blanda.
Como elemento formal protagonista estaremos trabajado EL PUNTO
(como elemento de composición); como procedimiento creativo, el “collage”.
Además, los alumnos/as se iniciarán en el trabajo compositivo grupal.

GRUPO DOS DE ACTIVIDADES


LOS ELEMENTOS VISUALES

 EL DRAGÓN ROJO: Es una actividad que se desarrolla en dos tiempos:


un tiempo inicial (trabajo individualizado) en el que los alumnos/as
buscan y recortan fragmentos de papel de color rojo en las páginas de
las revistas (teselas más o menos grandes; o sea, puntos rojos, que
pueden tener formas diversas: círculos, cuadrados, rectángulos,
trapecios…); y un tiempo grupal en el que los alumnos/as van saliendo a
un mural colectivo, en pequeños grupos, a pegar sus recortes, con la
intención de formar una imagen grande (la que nos interese trabajar en
ese momento).
Previamente, según la Unidad Didáctica que estemos trabajando, o
según cualquier otro motivo de interés (un cuento, el otoño, una visita…),
6
tendremos preparado un dibujo (de contornos gruesos) sobre papel
continuo (en este caso, en Primero, hicimos el contorno de un dragón
rojo que lanzaba fuego por la boca).
Cuando los niños/as hayan pegado los trocitos de papel, como si fueran
escamas, volveremos a repasar el contorno con pintura y a trabajar el
fondo (con ceras, témperas, grafismos, papel pegado, hojas, etc.).

 EL CATALEJO: En esta actividad se le pide a cada niño/a que sea capaz


de buscar en una revista rostros de personajes conocidos (como si los
estuviera buscando con un catalejo: un rollito de cartón). Después les
pedimos que dibujen una circunferencia alrededor del rostro con un
rotulador, utilizando un rollito de cartón, un bote, un rollo de cinta
adhesiva o una papelera como “compases improvisados”. Posteriormente,
cada niño/a tendrá que recortar las imágenes circulares siguiendo la
línea de la circunferencia trazada.
Cada alumno/a tiene que completar una pequeña colección de círculos
con caras impresas (recortes), procurando recortar círculos de tres
tamaños diferentes:
círculos pequeños, círculos medianos y alguno grande.
Finalmente, sobre un papel continuo de color oscuro (azul, negro…) cada
niño/a irá pegando sobre el mural los círculos recortados, observando un
cierto orden, siguiendo alguna regla de juego (por ejemplo, es mejor que
primero salgan a pegar, de uno en uno, el círculo grande, donde cada
niño/a quiera; después, los medianos, y finalmente los pequeños).

 FLORES: Se trata de “dibujar” con LÍNEAS TRIDIMENSIONALES, sobre


una cartulina de color, un sencillo esquema de una flor (o de cualquier
otro motivo que sea muy simple: hojas, mariposas, sol, estrellas…).
Después, se le pide al alumno/a que sustituya las líneas trazadas con
ayuda de un lápiz por un material corpóreo (cuerda, lana, hilos gruesos,
cordoncillos…). Previamente, antes de pegar el cordoncillo, hay que
repasar el dibujo otra vez con cola blanca, dibujando con la misma
botellita de cola el esquema trazado. Luego, se coloca la cuerda sobre el
dibujo y se deja secar.
Finalmente, si nos interesa, podemos hacer frotados con ceras blandas
del modelo dibujado en relieve, para obtener copias del motivo principal.

En las fotocopias que se adjuntan podéis encontrar otras actividades


que inciden en la textura, el color, la forma, el plano o el volumen.

GRUPO TRES DE ACTIVIDADES


TEMAS Y GÉNEROS VARIADOS

El “collage” nos permite que nuestros alumnos/as puedan aprender y


trabajar con los tres géneros clásicos de la pintura figurativa: la figura
humana, el paisaje y el bodegón (o naturaleza muerta).

7
 EL PERSONAJE: Es una actividad clásica en el taller de Artes Plásticas,
sobretodo si nos interesa decorar con grandes carteles las paredes del
aula o de los pasillos. También puede ser una actividad muy conveniente
para la tutoría: para que los alumnos/as representen una imagen de sí
mismos con materiales plásticos. O una actividad relacionada con la
navidad o con la festividad de Halloween: representando, en estos casos,
a los Reyes Magos o las caretas de personajes relacionados con el
mundo de los monstruos, las brujas…
Utilizaremos como soportes cartulinas grandes de colores oscuros
(mejor negras). Y trabajaremos el plano medio corto: o sea, la cabeza,
el cuello y una parte del tórax (hombros, camiseta; como mucho, hasta
la cintura). Si los alumnos/as son pequeños, podemos emplear cartulinas
cortadas en formato DIN A-4-
Previamente, ejemplificaremos en la pizarra los diferentes contornos con
los que podemos delimitar la forma de una cabeza (forma cuadrada,
triangular, circular, alargada, de pera…). Y aclararemos que vamos a
trabajar por capas o niveles:

- En una primera capa, los alumnos/as tienen que recortar (o rasgar)


tres formas básicas: la cabeza, el cuello y la parte del tórax.
- En una segunda capa, los alumnos/as podrán añadir detalles a las
tres grandes formas ya pegadas, sugiriéndoles que se atrevan a
experimentar con el papel y con todo lo que se pueda pegar sobre la
cartulina.
Debemos preparar varias clases de papeles: charol, folios de colores,
papel seda, periódicos, papel de aluminio, papel de regalos… Y todos
aquellos objetos que les puedan servir para adornar las figuras: hilos,
lanas, tapones, corchos, peines, esponjas, cremalleras, botones…
El único límite es la necesidad de que se mantengan pegados todos los
elementos colocados. Podemos emplear, además de pegamento de barra,
pistolas térmicas de silicona y cinta adhesiva. Para exponer las obras,
podemos emplear cinta adhesiva de dos caras (cinta de pegar alfombras).

Los fondos de la cartulina también se pueden trabajar de varias


maneras: gotitas de cera quemada, gomets, trocitos de papel, recortes,
frotados de cera blanda… Por último, nos interesa titular las obras y
hacer unas pequeñas etiquetas para completar la exposición pública de
trabajos.

Para ejemplificar la propuesta, yo he utilizado algunas veces obras de


Paul Klee o de Modigliani, que trabajan el rostro humano con formas
muy sencillas.

 EL BODEGÓN: Según la edad de los alumnos/as podemos plantear la


actividad de varias maneras. Mostraremos al principio (si es posible)
algunos bodegones de artistas contemporáneos, y aprovecharemos la
ocasión para explicar el concepto o género del bodegón.

8
A) Hacer un bodegón con imágenes de objetos recortadas de
revistas o catálogos. Procurando que se coloquen sobre alguna
superficie (trozo de papel de regalo) que imite un mantel o tablero de
mesa. Cuidar la decoración del fondo y la disposición de los objetos
sobre la superficie.
B) Con los alumnos/as más mayores, podemos trabajar el mismo género
artístico, pero a través de siluetas recortadas en papel charol (o
folios de colores o restos de cartulina). La dificultad aumenta, porque
cada niño/a tiene que ser capaz de dibujar una silueta “típica” de un
objeto (jarra, botella, plato, vaso, comida, pan, jarrón…). Para
obtener esa silueta con una cierta gracia, no estaría de más mostrar
algunos bodegones cubistas, o las obras últimas de Matisse (con
papeles recortados). Igual que en la actividad anterior, nos interesa
cuidar la disposición de los objetos sobre el papel que haga de mesa,
mantel o superficie de apoyo.
C) Y por último, una versión más proyectiva y personal de la actividad
puede estar ligada a la elección, por parte del alumno/a, de un
objeto o de una imagen que tenga un cierto valor simbólico.
En este caso, el resto del bodegón (el resto de la composición)
actuaría como decorado o como ambiente para colocar, de manera
destacada, el objeto o imagen seleccionada. Posteriormente, puede
ser muy interesante la explicación, por parte de los niños/as, de los
motivos por los que han seleccionado el objeto o imagen principal.

 EL PAISAJE: Se puede trabajar el tema del paisaje con el “collage” de


muchas maneras. Describiré aquí una posibilidad, y completaré en los
anexos fotocopiados otras posibilidades diferentes.
Una forma muy educativa de trabajar el paisaje se basa en la
elaboración de un “mosaico” de papeles coloreados (obtenidos de
las revistas y suplementos dominicales). Se les pedirá a los alumnos/as,
previamente, que tracen un dibujo muy sencillo de las formas básicas de
un paisaje (podemos delimitar un poco el tema: paisaje de mar, paisaje
urbano, paisaje de campo, montañas…).
Podemos emplear como soportes medias cartulinas blancas.
Dibujaremos sobre ellas la estructura básica del paisaje (muy simple).
Obtendremos las “teselas” o piezas del mosaico a base de “pellizcos”
(troceando o rasgando zonas de color que nos interesen para revestir las
diferentes partes del paisaje). Por ejemplo, para cubrir la zona del cielo,
los alumnos/as deberán “recortar” trozos de papel azul, ya sean lisos,
con textura, o de diferentes matices o tonos. Precisamente, lo bonito de
este ejercicio es la variedad de tonos, matices y texturas empleados para
cubrir una zona determinada.
Es muy importante que no quede ningún trocito del soporte sin cubrir de
color. También se pueden añadir (sobre el cielo, campo, mar…) otros
“pellizcos” de papel para representar un sol, unos pájaros, un avión, un
barco, unos matorrales, etc.

Si disponemos de alguna ilustración de cuadros de pintores


puntillistas, les podemos explicar que ellos, para aplicar el color al
9
lienzo, utilizaban muchos puntitos de colores variados (pequeñas
pinceladas).

GRUPO CUATRO DE ACTIVIDADES


EL MOSAICO

En el mosaico (entendido como una variedad del “collage”), la imagen


se obtiene mediante la yuxtaposición de teselas (pequeños trocitos de
papel, pastas, piedras o recortes de cartulina…). Podemos distinguir entre el
mosaico auténtico, en el que se colocan las piedras pequeñas sobre una base
de cemento mezclado con arena, como en los mosaicos clásicos; y los mosaicos
que reproducen el efecto, pero que utilizan materiales más “habituales” en la
escuela.

 MOSAICO DE PIEDRAS (GUIJARROS) SOBRE BASE DE ARCILLA,


ESCAYOLA O CEMENTO: Con los alumnos/as más mayores, podemos
imitar los mosaicos clásicos fabricando un soporte de madera con
laterales (de dos o tres centímetros), y añadiendo una base húmeda de
un material que, al cabo de un tiempo, seque y aguante o fije los objetos
colocados. El material húmedo que nos puede servir de aglutinante y
fijador puede ser una plancha de arcilla, un lecho de escayola o un lecho
de cemento (mezclado con arena). Sobre este material se pueden
colocar los guijarros (mosaico), o añadir restos de otras piezas rotas de
arcilla (clavados en la masa), o clavar objetos más pesados (hierros,
piedras de mayor tamaño, maderas, objetos encontrados…).

 En las fotocopias que adjunto se pueden encontrar algunos ejemplos


para realizar un trabajo que resultará muy importante para desarrollar
las destrezas manipulativas. Como ejemplificaciones, podemos mostrar
algunos mosaicos clásicos de los que se realizaban en el arte romano o
bizantino.

10
Sobre una base circular de arcilla, se han colocado guijarros de diversos tamaños.

GRUPO CINCO DE ACTIVIDADES


EL VOLUMEN/LOS OBJETOS

 MADERAS: Se pueden realizar composiciones a base de trozos de


tableros de madera (láminas, paneles, recortes o sobras de carpintería…).
En estos casos, podemos utilizar los recortes de madera como elementos
planos (aunque tengan un cierto volumen) para componer la imagen de
un pueblo: cada fragmento o trozo de madera puede representar una
casa. Es necesario utilizar soportes duros (cartones o tablas). Y
pegamentos a base de cola blanca (de carpintero), clavos, o pistolas
térmicas de silicona. Se puede dejar el color natural de los recortes de
madera, contrastados con pintura oscura aplicada al soporte.

11
 OBTENCIÓN DE VOLUMEN A TRAVÉS DE INCISIONES EN
CARTULINAS: Se trata de una actividad muy interesante para iniciar a
los alumnos/as en los procedimientos de obtención de relieves
tridimensionales a partir de planos de cartulinas. Se trabaja sobre una
cartulina formato DIN A-4. Se hacen incisiones con cuter (sobre un
tablero o cartón), siguiendo algunas de las posibilidades rítmicas que
señalo en las fotocopias que se adjuntan. Las incisiones practicadas en la
cartulina permitirán levantar una parte de la figura recortada, quedando
un lateral unido al soporte. De esta forma, se consiguen “levantar”
algunas partes de la cartulina, creando un efecto de ritmo o movimiento.

Posteriormente, la cartulina recortada se coloca (o se enmarca) sobre


otra cartulina rectangular (un poco más grande), procurando que la
elección del color favorezca el contraste de los recortes realizados.

 COLLAGE TRIDIMESNIONALES: dos maneras de trabajar el espacio


tridimensional y el volumen.

A) Una forma de entender el “collage” tridimensional consiste en pegar o


fijar sobre el soporte cualquier elemento plástico (objeto, papel
arrugado, alambre, chapas, tapones, cuerdas, telas, cajitas, muñecos,
juguetes, restos de productos alimenticios, pastas, envases, tablas de
madera…), que nos interese añadir a la composición. En este sentido,
no existe una única manera de incorporar objetos y formas
tridimensionales al mural, sino que se emplean estos materiales como
si fueran otros recursos plásticos, además de los papeles
bidimensionales.

12
B) También se puede entender como “collage” tridimensional el trabajo
con el volumen que se realiza con maderas, cajas, materiales de
desecho… sin fijar a ningún soporte. O sea: la elaboración de
maquetas, casitas, vehículos, marionetas… O de esculturas
contemporáneas. O de transformaciones creativas de objetos.
No obstante, en otros apuntes me referiré a estos procedimientos con
el nombre genérico de CONSTRUCCIONES.

En la imagen de la izquierda, el “collage” con telas deja ver el volumen sobre el soporte, pero
sigue siendo una obra “para colgar”. En la imagen de la derecha, sin embargo, tenemos un
ejemplo de muñecos realizados con “collage” tridimensional (construcciones).

GRUPO SEIS DE ACTIVIDADES


TÉCNICAS COMBINADAS

En las fotocopias que os adjunto podéis encontrar otras propuestas de


trabajo que combinan el “collage” con la pintura, las ceras, el estarcido, el
frotado, el dibujo…

13
Es muy habitual que los artistas actuales utilicen varias técnicas en un
mismo cuadro. En la imagen siguiente veréis unas formas geométricas que
simulan barcos realizadas en cartulina negra y pegadas, pero los fondos son
ceras y pinturas al agua, combinadas con gran libertad de tratamiento…

GRUPO SIETE DE ACTIVIDADES


EL ARTE CONTEMPORÁNEO COMO TEMA

El “collage” es un procedimiento que ha sido muy empleado por los


diferentes movimientos y tendencias artísticas del siglo XX y XXI. Por citar algún
ejemplo (aunque creo que ya los he mencionado antes), destacaría los
FOTOMONTAJES SURREALISTAS, EL HUMOR DEL POP-ART y las FOTOCIPIAS
TRUCADAS.

A) FOTOMONTAJES SURREALISTAS: Se trata de una actividad dirigida a los


niños más mayores. Se trabaja con revistas y suplementos dominicales,
procurando emplear como FONDOS las dobles páginas que se suelen encontrar
impresas “a todo color” y con muy pocos textos.
Se recortan con cuidado ambas páginas y se colocan sobre media cartulina
(según el tamaño de la revista). Después, tras haber visto algún fotomontaje de
Man Ray, Magritte o Dalí, se le invita a los alumnos a buscar una forma
“protagonista”, que sea grande y que se colocará sobre el fondo (ya veremos
dónde). Generalmente, suelen elegir un personaje, pero también puede ser un
vehículo, un animal, un objeto…
Además, le podemos sugerir a los alumnos/as que busquen otras imágenes más
pequeñas para crear una obra misteriosa, mágica, extraña, sorprendente…
donde no haya mucha lógica. Evidentemente, el éxito de la “empresa” radica en
saber combinar (componer) las imágenes elegidas sobre el fondo, creando
nuevas sensaciones.
Lo mejor es colocar FUERA DE SU CONTEXTO HABITUAL un personaje: un
futbolista en el mar, un barco en la montaña, una lavadora encima de un sofá,
unos labios de mujer recortados volando sobre el cielo…

B) EL HUMOR DEL POP-ART Y LA FIGURA HUMANA: Un ejercicio clásico


para trabajar la forma del cuerpo humano (forma de estrella, si tenemos los
brazos y piernas abiertos) es la combinación sugerente y caprichosa de varias
imágenes recortadas de revistas y suplementos.
Se le pide a cada niño/a que recorte objetos que recuerden las partes
fundamentales del cuerpo humano: algo para la cabeza (una rueda, un bote, un
tomate…); algo para el tronco (una botella de aceite, una lavadora…); algo
para simular el cuello (una botella de colonia, un plátano…); dos cosas que
sirvan de brazos y otras dos (combinadas) que sirvan de manos (lo más “rarito”
que encuentren; otras dos imágenes para las piernas y para los pies o zapatos
(incluyendo, si así lo desean, zapatos de anuncios…).

14
La gracia de este “collage” radica en combinar partes del cuerpo, ropa y
complementos con otras imágenes que pueden recordar (por su forma) a la
parte corporal que sustituyen. Luego le daremos un título gracioso.

C) FOTOCOPIAS TRUCADAS O TRASNFORMADAS: Este tipo de


manipulaciones en el arte contemporáneo y en la publicidad se ha utilizado
mucho. Desde que Marcel Duchamp le añadiera unos bigotes a una postal de
la Gioconda, se ha hecho de todo.
Se trata de buscar una foto grande de un personaje o una fotocopia en DIN A-3,
si es que tenemos muchos alumnos/as. Cada niño/a buscará en las revistas,
suplementos o periódicos imágenes que, debidamente combinadas,
transformarán radicalmente al personaje. Todo vale, porque en el arte actual se
ha hecho (y se hace) de todo para cambiar el sentido de la imagen inicial.

GRUPO OCHO DE ACTIVIDADES


CARTELES Y MURALES EN GRUPO

Finalmente, añadiré un tipo de trabajo que suele hacerse habitualmente en los


colegios: se trata de los murales o carteles que se hacen entre todas las
aportaciones individuales. Pueden variar según nuestros intereses o según los
temas: por ejemplo, para trabajar el mar podemos indicar a cda niño/a que recorte
una imagen distinta (barcos, peces, pulpos, estrellas de mar, algas…). Sobre un fondo
de pintura, de cera o de papel continuo de color, invitamos a cada uno a pegar su
“parte” del mural.
Sin embargo, recordaréis que en el cursillo hicimos otra variedad: se trata de
trabajar en grupo a base de siluetas recortadas o rasgadas sobre papel charol.
Preparamos una, dos, tres o hasta cuatro dobles cartulinas y le damos un título a cada
soporte: AGUA, TIERRA, FUEGO, AIRE. Se pueden elegir otros títulos, según nuestros
intereses, pero deben ser muy sugerentes.
Cada grupo de niños/as sale a una mesa con papel variado y recorta (a mano o
con tijeras) una forma (una silueta). Luego añade pegamento y la coloca en uno de los
carteles.
Es muy importante que los niños/as miren con atención lo que va pasando en
cada cartel, antes de salir por segunda vez.
Con este tipo de juegos trabajamos el color (un color nunca está solo), la forma,
la textura y, sobre todo, la composición.

Juan Mariano Balibrea.

15
16