Anda di halaman 1dari 34

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para La Educación Universitaria


Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”
Fundación “Misión Sucre”
Valle de La Pascua
Unidad Curricular: Derecho Mercantil

Facilitador: Participantes:
- Dra. Glanes Borges - Matos Rosanna
- Soler Alicia
- Veliz Lucila
INDICE
Pag.

Introducción………………………………………………………………………………… 3
Desarrollo…………………………………………………………………………………….. 4
Las Sociedades……………………………………………………………………………. 4
Constitución………………………………………………………………………………… 18
Modificación……………………………………………………………………………….. 23
Disolución……………………………………………………………………………………. 25
Función………………………………………………………………………………………….. 29
Fusión……………………………………………………………………………………………. 30
Conclusión………………………………………………………………………………………. 33
Bibliografía………………………………………………………………………………………. 34
INTRODUCCIÓN

La constitución de la sociedad crea un nuevo sujeto jurídico: la persona


social, al mismo tiempo que engendra derechos y obligaciones de los que son
titulares las partes que en dicha constitución intervienen, derechos y
obligaciones cuyo conjunto forma el estado o calidad de socio. Para que se
produzca la plenitud de esos efectos precisa la observancia de ciertas formas y
requisitos, cuya omisión acarrea la irregularidad de la sociedad. El sistema
jurídico Venezolano reconoce diversas clases de sociedades, entre ellas, las
mercantiles. Atendiendo a su definición estas sociedades son la "asociación de
personas que crean un fondo patrimonial común para colaborar en la
explotación de una empresa, con ánimo de obtener un beneficio individual
participando en el reparto de las ganancias que se obtengan".
Para conocer más de ella es necesario tener presente que según el artículo 201
del Código de Comercio las Sociedades Mercantiles se dividen en:

 Sociedades en Nombres de Colectivos.


 Sociedades en Comandita.
 Sociedades Anónimas.
 Sociedades de Responsabilidad Limitada.

A continuación, conoceremos un poco más acercas de las sociedades ya


mencionadas
DESARROLLO

1. Las Sociedades:
El concepto de la sociedad está definido en el artículo 1.649, Código Civil.
Requiere que dos o más personas convengan en contribuir, cada una con la
propiedad o el uso de las cosas o con su propia industria, a la realización de un
fin económico común.
El concepto de sociedad debe delimitarse de conceptos afines. Una figura
afín es la asociación a que se refiere el ordinal 3° del artículo 19, Código Civil.
Dado que el artículo 1649, caracteriza la sociedad por la realización de un fin
económico común, la asociación debe ser caracterizada por la realización de
un fin no económico.
Cuando se considera la sociedad como una agrupación de personas que
persiguen un fin de lucro, a saber, la realización de ganancias y la distribución
de dichas ganancias entre los asociados, la agrupación de referencia debe ser
definida como asociación, ya que no persiguen tal fin sino el de dividir daños
originados por riesgos determinados. Posterior a la reforma del Código Civil en
1942, la denominación actual no corresponde a la delimitación general entre
sociedad y asociación.
En dado caso que el concepto de sociedad requiera un fondo común, no se
trataría en este caso de una sociedad y esto explica la denominación asociación
en participación. Por el contrario, si se negase la necesidad del requisito de
referencia o si se sostuviere que, por lo menos desde el punto de vista
económico, podría hablarse de un fondo común respecto de las ganancias
hechas, debería una sociedad. La cuestión tiene no sólo importancia teórica
sino también práctica, ya que al admitir una sociedad se aplicará
subsidiariamente lo dispuesto para esta figura jurídica. El artículo 1.664 Código
Civil, que prohíbe la cláusula que exima a uno de los socios de toda
participación en las pérdidas. De todas maneras se trataría de una sociedad
oculta o interna, la cual no se manifiesta frente a los terceros. El artículo 360
enuncia que los terceros no tienen derecho ni obligaciones sino respecto de
aquel con quien han contratado, a saber, con el comerciante individual o con
la compañía que ha dado la participación.
Existe otra figura de la cual se tiene que delimitar la sociedad es la
comunidad. Hay que observar que las sociedades civiles del derecho
venezolano sin personalidad jurídica están estructuradas según el modelo de
la comunidad del derecho romano.
Las Sociedades pueden clasificarse, de acuerdo con su naturaleza, en
mercantiles y civiles; de acuerdo con las formas o modalidades establecidas en
el artículo 201 del Código de Comercio, en compañía en nombre colectivo,
compañía en comandita simple o por acciones, compañía anónima, compañía
de responsabilidad limitada y la sociedad accidental o sociedad de cuentas en
participación; de acuerdo con la responsabilidad patrimonial de las partes, en
sociedad de personas y de capital; de acuerdo al cumplimiento o no de los
requisitos exigidos por la ley para que el contrato produzca efectos frente a
terceros, en sociedad regulares e irregulares; y de acuerdo a la nacionalidad,
las sociedades pueden ser nacionales y extranjeras.
Las sociedades pueden ser, de acuerdo con su naturaleza jurídica:
MERCANTILES Y CIVILES.
 LAS SOCIEDADES MERCANTILES: Son las que tienen por objeto uno o más
actos de comercio. Articulo 200 C. Com: “Las Compañías o sociedades de
comercio son aquellas que tienen por objeto uno o más actos de comercio”.
Sin perjuicio de lo dispuesto por leyes especiales, las sociedades anónimas
y las de responsabilidad limitada tendrán siempre carácter mercantil,
cualquiera que sea su objeto, salvo cuando se dediquen exclusivamente a la
explotación agrícola y pecuaria.
Las sociedades mercantiles se rigen por los convenios de las partes, por
disposición del Código de Comercio y las del Código Civil.
Es un ente creado por un acto voluntario colectivo de los interesados, en
aras de un interés común y con el propósito de obtener ganancias o un fin
lucrativo. Los socios se comprometen a poner un patrimonio en común
integrado por dinero, bienes o industria, con la intención de participar en las
ganancias. Por tanto, son características fundamentales y constitutivas de la
sociedad la existencia de un patrimonio común y la participación de los socios
en las ganancias. Se distingue de la asociación en que ésta no persigue fines
lucrativos sino de orden moral o económico-social que no se reducen a la
mera obtención y distribución de ganancias.
Poseen diferencias con las sociedades civiles, ya que estas son aquellas que
no tienen tal objeto. No obstante, existen sociedades civiles en forma
mercantil y sociedades mercantiles con un objeto civil.
El primer aparte del artículo 1.651 Código Civil, disponen que las
sociedades civiles pueden constituirse en forma mercantil, o sea, cumpliendo
con las formalidades exigidas por El Código de Comercio. Así, una sociedad en
nombre colectivo o una sociedad en comandita simple pueden formarse con
un objeto civil. Según la opinión prevaleciente, se aplica a tales sociedades
civiles en forma mercantil lo dispuesto por el Código de Comercio acerca de la
constitución, funcionamiento y disolución de la sociedad, pero no se les
aplican las disposiciones relativas a los comerciantes.
Con anterioridad a 1955 regía lo mismo para la sociedad anónima. No
obstante, se había sostenido que no se les pueden aplicar a las sociedades
anónimas con un objeto civil las disposiciones del Código de Comercio sobre
la contabilidad, dado que éstas están dictadas por los comerciantes.
La reforma del Código de Comercio de 1955 ha introducido para las
sociedades anónimas y para las sociedades de responsabilidad limitadas un
nuevo régimen el cual rige por analogía también para las sociedades en
comandita por acciones. Según el primer aparte del artículo 200, esas
sociedades, concepto que presupone que persigan un fin económico común
(artículo 1.649 Código Civil), son mercantiles cualquiera que sea su objeto. No
obstante, al reservar lo dispuesto por leyes especiales se ha mantenido el
concepto de las sociedades civiles en forma mercantil para las sociedades
mineras constituidas como sociedades anónimas, de responsabilidad limitada
y, conforme al criterio señalado, en comandita por acciones (art 102, de La
Ley de Minas) y para aquellas que se dediquen exclusivamente a la
explotación agrícola o pecuaria. Los actos realizados por las sociedades
consideradas mercantiles en razón de su forma, se reputan actos de comercio,
conforme al art 3° del Código de Comercio.
Es necesario delimitar también las sociedades mercantiles de las
sociedades cooperativas, su fundamento se encuentra en el Artículo 72 de La
Constitución Nacional. Estas ya no están reguladas por El Código de Comercio,
sino por La Ley Especial de Asociaciones Cooperativas. Estas funcionan de
acuerdo a los principios de Libre acceso, admisión voluntaria, integradas por
un número ilimitado, pero no menor de 5 personas, su norma se basa a un
control democrático de igualdad y derechos, a cada quien le corresponderá
un voto en la toma de decisiones independientemente del aporte económico.
Estas sociedades son de responsabilidad limitada, cada asociado responde
por sus decisiones y obligaciones, hasta el monto del certificado de
aportaciones. Las mismas se encuentran sometidas a la vigilancia de La
Superintendencia Nacional de Cooperativas y la misma está adscrita al
Ministerio de Fomento, el cual es el encargado de financiar, desarrollar y
otorgar la autorización necesaria para que pueden funcionar (artículo 15 y
siguientes 69 y siguientes). Para el otorgamiento de esta autorización la
Superintendencia deberá constatar que se han cumplido los requisitos
legales, que la nueva cooperativa no vaya a establecer competencia ruinosa
con otras que ya se encuentren en funcionamiento, y que aquellas ofrezcan
perspectivas de viabilidad. Si hubiere dudas acerca de estos requisitos, se
podrá autorizar provisionalmente el funcionamiento, por un tiempo no mayor
de un año; y si se trata de una cooperativa creada para prestar un servicio
público, la autorización no podrá ser otorgada si no se acompaña la prueba
fehaciente de que se dispone del derecho de explotar el servicio (artículo 17).
Según La Ley especial de asociaciones cooperativas que rige dicha materia
en su artículo 9, organiza a dichas sociedades con personalidad jurídica. A tal
efecto las mismas no solo deben registrar el documento constitutivo ante La
Oficina de Registro Público de la Jurisdicción correspondiente, sino que previo
el cumplimiento de dicho trámite deberá cumplir los requisitos necesarios
para gozar de la Autorización de dicho ente, sin la cual no se podrá hacer
ningún trámite de los procedimientos legales que se deberán seguir para la
constitución y funcionamiento de las Sociedades Cooperativas.

Las sociedades mercantiles están enumeradas en el artículo 201 del Código


de Comercio. Sus tipos fundamentalmente son:
 La Sociedad en Nombre Colectivo: Es una sociedad de personas en la cual
las obligaciones sociales, están garantizadas por la responsabilidad ilimitada y
solidaria de los socios. Ésta responsabilidad, conforme al artículo 228, tiene
carácter subsidiario, o sea, los acreedores de la sociedad no pueden ejercer
acción personal contra los Socios sin haberlo hecho, contra la sociedad, es decir
la persona jurídica.
También es una sociedad de personas la sociedad en comandita simple , en
la cual las obligaciones sociales están garantizadas por la responsabilidad
subsidiaria ilimitada y solidaria de uno o más socios, llamados socios solidarios
o comanditantes , y por la responsabilidad limitada a una suma determinada
de uno o más socios, llamados comanditarios. No obstante, según la
responsabilidad de los comanditarios que no constituyen una obligación de
garantía sino que tiene por objeto la realización del aporte, sólo frente a la
sociedad y no frente a los acreedores sociales.
 Las Sociedades Anónimas están definidas por el código como la
sociedad, en la cual las obligaciones sociales están garantizadas por un capital
determinado y en la que los socios no están obligados sino por el monto de su
acción. También en la sociedad anónima, llamada aún sociedad de capitales,
la responsabilidad de los accionistas, por tener por objeto la realización del
aporte, sólo existe frente a la sociedad. Debe tratarse junto con la sociedad
anónima la sociedad en comandita por acciones, poco frecuente en la práctica,
en la cual existen socios ilimitadamente responsables que son a la vez los
administradores de la sociedad, y comanditarios cuyo capital está dividido en
acciones. La mayor parte de las disposiciones sobre la sociedad anónima son
disposiciones comunes para ella, y para la sociedad en comandita por acciones;
no obstante, hay disposiciones especiales. Las cuales se encuentran en los
artículos 240 y 241 del C. Com.
“Art 240: En las compañías en comandita por acciones el socio administrador
puede ser revocado por decisión de la asamblea de los accionistas; tomada por
la mayoría que establece el artículo 280 (número de socios que representen las
tres cuartas partes del capital social y el voto favorable de los que representen
la mitad.), quedando a los socios que difieran de esta decisión el derecho de
separarse de la manera establecida en el código”.
El socio administrador revocado queda responsable para con los terceros
por las obligaciones contraídas durante su administración, salvo su reclamo
contra la sociedad.
Si la revocación ha sido hecha sin justo motivo, el socio administrador
revocado tiene derecho al resarcimiento de daños.
“Artículo 241: La Asamblea, con la mayoría y bajo las reservas establecidas en
el artículo precedente, puede subrogar otra persona en lugar del administrador
revocado, muerto, entredicho o inhabilitado; pero si los administradores son
varios, el nombramiento debe ser aprobado por los otros administradores”.
“El nuevo administrador queda constituido en socio solidario”.
En 1955 se ha introducido un nuevo tipo de sociedad, el de la sociedad de
responsabilidad limitada. En ésta las obligaciones sociales están garantizadas
por un capital determinado dividido en cuotas de participación, las cuales no
podrán estar representadas en ningún caso por acciones o títulos negociables
contrariamente a lo que ocurre respecto de la sociedad anónima. La sociedad
de responsabilidad limita del derecho venezolano tiene características de la
sociedad anónima, pero, a la vez, comprende ciertos elementos propios de la
sociedad de personas. Por esto, el artículo 336 establece que en todo lo no
previsto por el Código, las sociedades de referencia se regirán por las
disposiciones sobre las sociedades anónimas y las sociedades en nombre
colectivo, en cuanto a estas últimas se ajusten a la naturaleza de aquellas
sociedades. Causa a veces dificultades saber si, en un caso concreto, debe
recurrirse a lo dispuesto en materia de sociedades anónimas a lo establecido
para la sociedad en nombre colectivo.
En las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada, la denominación
social no está sometida a un régimen formal, como ocurre en las sociedades en
nombre colectivo y en comandita, sino que, en éstas la denominación social
puede referirse a su objeto, o bien formarse con cualquier nombre de fantasía
o de persona, pero deberá necesariamente agregarse la mención de Compañía
anónima o Compañía de Responsabilidad Limitada, en letras o en la forma que
usualmente se abrevian, legibles sin dificultad (Art. 202 C.Com).
La sociedad de cuentas de participación es la asociación que un comerciante
o una compañía mercantil dan a una o más personas mediante la participación
en las utilidades o pérdidas de una o más operaciones o de todas las de su
comercio. Pueden también tener lugar en operaciones comerciales hechas por
no comerciantes (Art. 359 C.Com). No tiene personalidad jurídica ni patrimonio
propio e independiente de los asociados (Art 201. C. Com). Por tanto, los
terceros que han contratado con el comerciante o compañía mercantil no
tienen ningún vínculo jurídico, derechos, ni obligaciones, sino con quien han
contratado (Art 356 C. Com).
Los participantes aportan los fondos y sobre ellos no conservan la propiedad.
Tienen derecho a que se les rindan cuentas de los fondos aportados y de las
ganancias y pérdidas habidas. Como la sociedad de cuentas en participación se
rige por los artículos 359 al 364, el segundo aparte del artículo 201 y 206 del
Código de Comercio y el contrato, que necesariamente debe ser por escrito,
puede estipularse que se le restituyan las cosas aportadas y, en su defecto, les
indemnicen los daños y perjuicios.
De acuerdo con la responsabilidad patrimonial de las partes, pueden ser de
personas, de capital. La sociedad de personas es aquellas en la que las partes
asumen la responsabilidad ilimitada, subsidiaria y solidaria de las obligaciones
de la sociedad respecto a terceros. Por ejemplo: la sociedad en nombre
colectivo y en comandita simple. La sociedad de capital es aquella en la que las
partes asumen la responsabilidad frente a la sociedad, limitada del monto del
aporte que se hace común y propio de la sociedad, para responder de sus
obligaciones frente a terceros. Por ejemplo, en la sociedad anónima , la
responsabilidad de la parte se limita al monto del aporte traducido en la acción
que lo acredita; y en la Compañía de Responsabilidad Limitada, la
responsabilidad de la parte se limita al monto del aporte traducido en la cuota
de participación que lo acredita.

De acuerdo al cumplimiento o no de los requisitos exigidos por La Ley para


que el contrato produzca efectos frente a terceros, como es el requisito de
formalidad contractual y de publicidad registral, las sociedades pueden ser
regulares e irregulares.
 Las Regulares: Son aquellas que se constituyen por escrito mediante
documento público o privado, se inscriben en el Registro, y sus copias se fijan,
publican y agregan ala expediente de la compañía. De esta manera se la
atribuyen efectos jurídicos frente a terceros. Dependiendo de la modalidad de
la sociedad, los requisitos legales varían es decir, si se trata de una sociedad en
nombre colectivo, en comandita, anónima o de responsabilidad limitada. En
este sentido la sociedad regular es un contrato formal, (Art 211 al 215 y 219
del C. Com).
“Artículo 211.- El contrato de sociedad se otorgará por documento público o
privado”
“Artículo 212.- Se registrará en el Tribunal de Comercio de la jurisdicción y se
publicará en un periódico que se edite en la jurisdicción del mismo Tribunal, un
extracto del contrato de compañía en nombre colectivo o en comandita simple.
Si en la jurisdicción del Tribunal no se publicare periódico, la publicación se hará
por carteles fijados en los lugares más públicos del domicilio social. La
publicación se comprobará con un ejemplar del periódico o con uno de los
carteles desfijados, certificado por el Secretario del Tribunal de Comercio.
El extracto contendrá:
1º Los nombres y domicilio de los socios que no sean simples comanditarios y
los de éstos, si no han entregado su aporte, con expresión de la clase y de la
manera como ha de ser entregado.
2º La firma o razón social adoptada por la compañía y el objeto de ésta.
3º El nombre de los socios autorizados para obrar y firmar por la compañía.
4º La suma de valores entregados o por entregar en comandita.
5º El tiempo en que la sociedad ha de principiar y el en que ha de terminar su
giro.

“Artículo 213.- El documento constitutivo y los estatutos de las sociedades en


comandita por acciones deberán expresar:
1º La denominación y el domicilio de la sociedad, de sus establecimientos y de
sus representantes.
2º La especie de los negocios a que se dedica.
3º El importe del capital suscrito y el del capital enterado en caja.
4º El nombre, apellido y domicilio de los socios, o el número o valor nominal
de las acciones, expresando si éstas son nominativas, o al portador, si las
nominativas pueden convertirse en acciones al portador, y viceversa, y del
vencimiento e importe de las entregas que los socios deben realizar.
5º El valor de los créditos y demás bienes aportados.
6º Las reglas con sujeción a las cuales deberán formarse los balances y
calcularse y repartirse los beneficios.
7º Las ventajas o derechos particulares otorgados a los promotores.
8º El número de individuos que compondrán la junta administrativa, y sus
derechos y obligaciones, expresando cuál de aquellos podrá firmar por la
compañía; y si ésta fuere en comandita por acciones, el nombre, apellido y
domicilio de los socios solidariamente responsables.
9º El número de los comisarios.
10º Las facultades de la asamblea y las condiciones para la validez de sus
deliberaciones y para el ejercicio del derecho del voto, si respecto a este punto
se establecieren reglas distintas de las contenidas en los artículos 278, 280 y
285.
11º El tiempo en que debe comenzar el giro de la compañía y su duración.
Además deberán acompañarse a la escritura constitutiva los documentos que
contengan las suscripciones de los socios y los comprobantes de haber
depositado la primera cuota conforme a lo establecido en el artículo 252.”

“Artículo 214.- El documento constitutivo de las sociedades de responsabilidad


limitada deberá expresar:
1º El nombre, domicilio y nacionalidad de los socios fundadores.
2º La denominación de la sociedad, su domicilio y su objeto.
3º El monto del capital social.
4º El monto de la cuota de cada socio, si se ha aportado en dinero o en especie;
y en este último caso, con indicación del valor que se atribuye a los créditos y
demás bienes aportados y los antecedentes y razones que justifiquen esa
estimación.
5º El número de personas que hayan de ejercer la administración y
representación de la sociedad.
6º El número de comisarios, cuando los haya.
7º Las reglas según las cuales deben formarse los balances y calcularse y
repartirse los beneficios.
8º El tiempo en que la sociedad ha de comenzar y terminar su giro; y
9º Los demás pactos lícitos y condiciones especiales que los socios juzguen
conveniente establecer, cuya aplicación no prohíban este Código u otra Ley.
Además deberán acompañarse a la escritura constitutiva los comprobantes de
haberse depositado los aportes en dinero conforme a lo establecido en el
artículo 313.”

“Artículo 215.- Dentro de los quince días siguientes a la celebración del


contrato de compañía en nombre colectivo o en comandita simple, se
presentará al Juez de Comercio de la jurisdicción o al Registro Mercantil de la
misma, el extracto a que se refiere el artículo 212,firmado por los socios
solidarios. Esta presentación se hará por los otorgantes, personalmente por
medio de apoderado. El funcionario respectivo, previa comprobación de estar
cumplidos los requisitos legales, ordenará su registro y publicación.
Dentro de los quince días siguientes al otorgamiento del documento
constitutivo de la compañía anónima, de la compañía en comandita por
acciones o de la compañía de responsabilidad limitada, el administrador o
administradores nombrados presentarán dicho documento, al Juez de
Comercio de la jurisdicción donde la compañía ha de tener su asiento o al
Registrador Mercantil de la misma; y un ejemplar de los estatutos, según el
caso. El funcionario respectivo, previa comprobación de que en la formación de
la compañía se cumplieron los requisitos de ley, ordenará el registro y
publicación del documento constitutivo y mandará archivar los estatutos.
Los administradores son personal y solidariamente responsables de la
verdad de los documentos acompañados.”

 Las Sociedades Irregulares: Es un contrato informal mercantil porque no


Cumple con los requisitos de su inscripción en el registro ni con la fijación,
publicación y agregado al expediente que lleva el Registro de Comercio. Sin
embargo en ciertos casos determinados por la Ley, las sociedades irregulares
no pierden su personalidad jurídica adquirida mediante convenio escrito que,
sus administradores, mandatarios o socios autorizados, no han registrados y
publicado, por ser un contrato consensual y no estar determinada su nulidad
por la ley. Por consiguiente, en los casos de excepción, la personalidad jurídica
nace del convenio y no de la formalidad de registro. En las sociedades civiles
la personalidad jurídica se adquiere con la formalidad del registro (Art. 1651
C.C), así como las asociaciones, corporaciones y fundaciones (Art. 19 C.C).
Por consiguiente, la irregularidad de la sociedad no puede ser opuesta al
tercero que ha contratado con ella para evadir la responsabilidad y sustraerse
del cumplimiento de la obligación contraída con él (art 220 segundo aparte C.
Com). Tampoco, el acreedor puede excepcionarse alegando tal irregularidad
para evadir su responsabilidad y sustraerse del cumplimiento de su obligación
frente a la sociedad. En este sentido, el Artículo 139 del C.P.C le reconoce a la
sociedad irregular legitimidad procesal para actuar como demandante y
demanda cuando la fuente de la obligación es un contrato, en vista de que los
contratos surten efecto entre las partes. El artículo citado le atribuye
responsabilidad personal y solidaria a los que han obrado en nombre y por
cuenta de la sociedad. No produce efectos frente a los terceros que no han
contratado con ellas.
Por consiguiente, la irregularidad produce consecuencias jurídicas contra los
contratantes y respecto a los socios o administradores, que pretenden obtener
frutos fundados en la irregularidad, por una simple razón de justicia y
seguridad de los negocios.
En las sociedades Anónimas y Comandita por Acciones, los accionistas podrán
pedir que se les dé por libres de la obligación que contrajeron al suscribirlas y
que se les redima de su obligación, cuando hayan transcurrido tres meses a
partir de la fecha de la suscripción; sin que se hayan cumplido formalidades de
registro y publicidad previstas en el artículo 215 del C.Com.

2.- Constitución de Las Sociedades Mercantiles:


El contrato de Sociedad Mercantil se otorga por instrumento público o
privado (Art. 211 C.Com), debe ser inscrito en el Registro Mercantil de su
jurisdicción y publicado un extracto del contrato en un periódico de la
jurisdicción del Registro Mercantil. Igualmente se fijará en la cartelera del
Registro y se agregará al expediente que abre al efecto (Art 226 C. Com). De
acuerdo con la modalidad o forma que revista el contrato, El Código de
Comercio exige el cumplimiento de determinados requisitos. En efecto, si se
trata de una compañía en nombre colectivo o en comandita simple, debe
cumplir con los Requisitos previstos en el artículo 212 (plenamente
desarrollado con anterioridad); si se trata de compañía anónima o en
comandita por acciones, debe cumplir con los requisitos previstos en el artículo
213 (también desarrollado con anterioridad); y si se trata de una compañía de
responsabilidad limitada, debe cumplir con los requisitos previstos en el
artículo 214 del Código de Comercio.
El cumplimiento de los requisitos legales hace que las compañías se
consideren legalmente constituidas y tengan efecto frente a terceros. Son las
sociedades propiamente regulares. La falta de cumplimiento de los requisitos
formales, que exigen los artículos 211, 212, 213, 214 antes referidos; y el
artículo 215 del C.Com este último respecto a la concesión del término de 15
días para la presentación del contrato de Sociedad al Registro Mercantil, por
los socios solidarios o sus apoderados y por los administradores, según se trate
de compañías de personas o de capital, conlleva obviamente a que las
compañías no se consideren legalmente constituidas.
Cuando las compañías constituidas en lo sucesivo establecieren agencias o
sucursales en jurisdicción distinta, deben cumplir con los requisitos de registro,
fijación, publicación y agregado del contrato al expediente que el Registro
respectivo obre a tal efecto (Art 216. C. Com).
Los socios tienen el derecho de cumplir a expensas de la sociedad las
formalidades prescritas en cuanto a la presentación de los documentos que
deben exhibirse al Registro Mercantil, si los administradores no lo hicieren
oportunamente, sin perjuicio de las acciones que pueden ejercer contra dichos
administradores para obligarlos al cumplimiento de sus deberes sobre el
particular (Art. 215 y 218 del C.Com)
Artículo 215 “Dentro de los quince días siguientes a la celebración del contrato
de compañía en nombre colectivo o en comandita simple, se presentará al Juez
de Comercio de la jurisdicción o al Registro Mercantil de la misma, el extracto
a que se refiere el artículo 212, firmado por los socios solidarios. Esta
presentación se hará por los otorgantes, personalmente o por medio de
apoderado. El funcionario respectivo, previa comprobación de estar cumplidos
los requisitos legales, ordenará su registro y publicación.

Dentro de los quince días siguientes al otorgamiento del documento


constitutivo de la compañía anónima, de la compañía en comandita por
acciones o de la compañía de responsabilidad limitada, el administrador o
administradores nombrados presentarán dicho documento, al Juez de
Comercio de la jurisdicción donde la compañía ha de tener su asiento o al
Registrador Mercantil de la misma; y un ejemplar de los estatutos, según el
caso. El funcionario respectivo, previa comprobación de que en la formación de
la compañía se cumplieron los requisitos de ley, ordenará el registro y
publicación del documento constitutivo y mandará archivar los estatutos.
Los administradores son personal y solidariamente responsables de la verdad
de los documentos acompañados.

Artículo 218 “Los socios tendrán el derecho de cumplir a expensas de la


compañía, las formalidades prescritas en cuanto a la presentación de los
documentos que deban exhibirse al Juzgado de Comercio, si los
administradores no lo hicieron oportunamente, sin perjuicio de las acciones
que puedan ejercer contra ellos para obligarlos al cumplimiento de sus deberes
sobre el particular.
Desde otro punto de vista, si los administradores no cumplieren las
formalidades prescritas en cuanto a la presentación de los documentos cada
socio podrá hacerlo a expensas de la compañía o ejercer acción contra los
administradores para que cumplan con sus deberes sobre el particular (artículo
218). Según la jurisprudencia italiana, el ejercicio de esta última acción impide
que otro socio pueda demandar posteriormente la disolución de la sociedad.
Las sociedades irregulares no sólo existen sino que tienen un patrimonio
autónomo, lo que según lo dicho anteriormente, implica, al menos dentro del
régimen del código vigente, su personalidad jurídica tal como ocurre con todas
las sociedades mercantiles, de modo que se les aplica el artículo 205.
Artículo 205: “Los acreedores personales de un socio no pueden, mientras
dure la sociedad, hacer valer sus derechos sino sobre la cuota de utilidades
correspondientes al mismo como resultado del balance social, y después de
disuelta la sociedad, sobre la cuota que le corresponda en la liquidación.
Pueden, con todo, embargar el derecho o participación de su deudor, y aún
hacer rematar en las sociedades en comandita por acciones, anónimas y de
responsabilidad limitada, las acciones o cuotas que le correspondan. No
obstante, en la sociedad de responsabilidad limitada, la sociedad puede,
dentro de los diez días siguientes al acto de remate, presentar una persona que
adquiera del rematador la cuota rematada, pagando a este último el precio
pagado por él y los gastos que haya hecho para la adquisición. La mayoría de
los socios de la sociedad de responsabilidad limitada, que representen mayoría
de capital, pueden decidir, también, la exclusión del socio contra quien se dirija
la ejecución, y liquidar la cuota de éste por su justo valor, caso en que se
observarán las disposiciones concernientes a la reducción del capital social si,
por razón del pago, el monto nominal del capital social deba ser reducido.
Lo cual rige para las sociedades anónimas lo que muchas veces se ha
negado. Esto significa que una sociedad anónima irregular puede ser declarada
en quiebra, lo que, pese a algunas opiniones divergentes, presupone su
personalidad jurídica.

Pueden además existir vicios de constitución de las sociedades, se debe


tomar en cuenta que la sociedad es un contrato pluricultural, en sentido
expuesto supra, N° 94 y, por el otro la suerte de la sociedad no interesa sólo a
los socios, sino también a los terceros que hubiesen contratado con ella.
En primer lugar los vicios pueden afectar la declaración de adhesión de uno
de los socios (incapacidad, vicios del consentimiento). Si la sociedad aun no
hubiese obrado frente a los terceros, dichos vicios podrán ser hechos valer por
la persona afectada, según los principios generales. No obstante pueden surgir
dificultades, en razón del carácter plurilateral de la sociedad. Así, la anulación
por dolo presupone, de acuerdo con el artículo 1.154 Código Civil, que las
maquinaciones fueren practicadas por el otro contratante o por un tercero con
su consentimiento; ahora bien en materia de sociedades puede ser que tales
maquinaciones fueren practicadas solamente por uno de los consorcios sin que
los demás hubiesen tenido conocimiento, en cuyo caso la anulación no procede.
Los vicios pueden afectar solamente a determinadas cláusulas del contrato
social. En principio la nulidad de la cláusula no afecta al contrato entero,
siempre que no se trate de una cláusula esencial, lo que se ha discutido , en
relación a la llamada sociedad leonina a que se refiere el artículo 1.664 C. Civil.
La Sociedad Leonina, es la sociedad en que uno o alguno de los socios
únicamente reciben las ganancias mientras que los demás tienen que soportar
las pérdidas.

3.- Modificación de las Sociedades Mercantiles:


El contrato de sociedad o acta constitutiva y sus estatutos, pueden ser
modificados por la voluntad mayoritaria de los socios en Asamblea y con
fundamentos en las cláusulas previstas en el Contrato y de acuerdo con las
exigencias que al efecto establece el Código de Comercio (Art 280 del C.Com).
Al efecto, todas las modificaciones que se hagan deben ser registradas para
que surtan efecto frente a terceros (Art 212 C.Com). En tal sentido, el Artículo
217 del Código de Comercio determina la obligatoriedad de registro de los
convenios o resoluciones siguientes:
 La Continuación de la compañía después de expirado su término. Esto
quiere decir que una sociedad en estado de disolución puede ser reactivada y
así lo confirma La Ley del Registro Público y del Notariado.
 La Reforma del Contrato en las cláusulas que deben registrarse y
publicarse, tales como los cambios de directiva, su liquidación o en caso de
reducción de capital, que no puede verificarse o tener efecto sino después de
transcurridos tres meses de su declaración, acuerdo o publicación a los efectos
de la oposición de terceros que se consideren afectados. (Art 223 C. Com).
 Que reduzcan o amplíen el término de duración. En caso de prórroga, los
acreedores de un socio de una compañía de personas, que haya obtenido el
reconocimiento de su crédito mediante sentencia, podrán oponerse a la
prórroga por mayor tiempo del establecido para su duración (Art 223 C.Com)
 Que excluya alguno de sus miembros o admita a otros.
 Que cambie la razón social.
 La Fusión de una compañía con otra.
 La Disolución de la compañía.

Entre las modificaciones que pueden hacerse al contrato de sociedad y a sus


estatutos, está la del cambio de firma o razón social, como también su
denominación social y su objeto. En este sentido la sociedad puede
transformarse y adquirir otra modalidad entre las especies previstas en el
artículo 201 del Código de Comercio. Es decir, que una sociedad de
responsabilidad limitada puede transformarse en una sociedad anónima y
viceversa. Igualmente, las sociedades de personas pueden transformarse en
sociedad de capital. Todo ello con base en la libertad contractual y en la
autonomía de la voluntad. De modo que los socios pueden convenir en
transformar la especie o modalidad de la sociedad y mantener la sociedad
transformada los derechos y obligaciones de la anterior, lo cual se verifica en
asamblea de socios y se somete a las formalidades de registro y publicidad
exigidos para la nueva especie o modalidad de compañía.

4.- Disolución de Las Sociedades Mercantiles:


La extinción de una sociedad mercantil es un fenómeno jurídico complejo.
La sociedad es una colectividad que actúa en el tráfico bajo la forma de una
persona jurídica que se relaciona con terceros, creando una trama de vínculos
jurídicos que no pueden cortarse de golpe en el instante de la disolución social.
La garantía de los que contrataron con ella exige que la liquidación de sus
contratos preceda a la disolución de la sociedad y, lo que en definitiva los socios
obtengan en esta disolución de los vínculos sociales, depende del resultado de
la liquidación de los vínculos con terceros. Se puede afirmar, entonces, que la
disolución no es un fenómeno simple, sino complejo: con el acaecer de una
causa de disolución se abre un proceso de disolución que comienza con la
liquidación de los negocios sociales pendientes y termina con la división del
haber social entre los socios. Cabe, por tanto, distinguir en ese fenómeno
duradero tres estadios diversos: la realización de una causa de disolución, la
liquidación y la división del patrimonio social. Las fases primera y tercera
afectan las relaciones de los socios entre sí, mientras que la fase segunda
afecta las relaciones de la sociedad con terceros.
Es preciso aclarar que durante la extinción de una sociedad mercantil ésta
debe conservar su personalidad jurídica. La disolución no produce la extinción
de las relaciones sociales ni la del ente jurídico. Así, el artículo 244 de la Ley
General de Sociedades Mercantiles dispone que las sociedades, aún después
de disueltas, conservaran su personalidad jurídica para los efectos de la
liquidación.
La Sociedad puede ser disuelta en el tiempo:

 Una vez convenido y suscrito el contrato pero antes de su legalización; y


 Antes del vencimiento del término de duración.

Y de acuerdo a las causas:

 Según las establecidas en el Artículo 340 del Código de Comercio para todas
las sociedades mercantiles; y
 Por las causas específicas previstas para cada sociedad mercantil en
particular, las cuales se explicarán en su oportunidad.

La sociedad puede morir antes de nacer legalmente si los socios solidarios


o administradores no cumplen con las formalidades de registros y publicación
que establece la ley para que surtan efecto frente a terceros y puedan
considerarse sociedades regulares. Al efecto, en las sociedades en nombre
colectivo, en comandita y de responsabilidad limitada, los socios pueden
promover la demanda por disolución de la sociedad, si los administradores,
mandatarios o socios autorizados no han dado cumplimiento a la obligación
de registro y publicidad (Art 219 y 220 C. Com)

Igualmente en las sociedades anónimas y comandita por acciones, los


accionistas podrán pedir que se les dé por libres de la obligación que
contrajeron al suscribirlas y que se les redima de su obligación, cuando haya
transcurrido el término de tres meses, contados a partir de la fecha de la
suscripción, sin que se haya cumplido con las formalidades de registro y
publicidad previstas en el artículo 215 del Código de Comercio (Art 220 último
aparte y 251 C. Com).

La sociedad como se expresó anteriormente, puede disolverse antes del


vencimiento del término de duración por convenimiento de los socios (Art 224
C. Com). Es la expresión del mutuo consentimiento que priva en la resolución
de todos los contratos. La disolución anticipada al vencimiento del término de
duración establecido en el contrato no surtirá efecto sino después del mes de
acordada y publicada, a los efectos de la oposición de terceros que se
consideran afectados (Art 224 C. Com).
Y de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 340 del C. Com, las sociedades
mercantiles se disuelven:

 Por la expiración del término establecido para su duración.


 Por falta o cesación del objeto de la sociedad, o por la imposibilidad de
conseguirlo.
 Por el cumplimiento de ese objeto.
 Por la quiebra de la sociedad aunque se celebre convenio
 Por la decisión de los socios, como se advirtió anteriormente.
 Por la incorporación a otra sociedad (fusión). En esa asamblea se
decidirá sobre los liquidadores, quienes son las personas que llevarán a
efecto la liquidación, cuyas facultades se confieren mediante poder, que
se inscribirá en el Registro Mercantil, y quienes, tampoco, podrán
emprender nuevas operaciones sino cumplir las obligaciones
establecidas en el Artículo 350 del C. Com (Art 354 y 349 ).

La liquidación consiste en concluir las operaciones pendientes, realizar los


actos fijos, cobrar los créditos, pagar las deudas a los terceros y a los socios de
acuerdo a la calificación de los créditos: privilegiados, hipotecarios y
quirografarios, y distribuir el sobrante entre los socios en proporción a sus
aportes o derechos de participación. (Art 354 y 355 C.Com).

De acuerdo con lo dispuesto en el Artículo 350 del C. Com, los liquidadores,


en todo caso, tienen las obligaciones siguientes:

 A formar inventario, al tomar posesión de su encargo, de todas las


existencias, créditos y deudas de cualquier naturaleza que sean; y a
recibir los libros, correspondencias y papeles de la sociedad.
 A Continuar y concluir las operaciones que estuvieren pendientes al tiempo
de la disolución
 A exigir la cuenta de su administración a los administradores y a cualquier
otro que haya manejado intereses de la sociedad.
 A liquidar y cancelar las cuentas de la Sociedad con los terceros y con cada
uno de los socios; pero no podrán pagar a éstos ninguna suma sobre las cuotas
que pueden corresponderle mientras no estén pagados los acreedores de la
sociedad.
 A cobrar los créditos, activos y percibir su importe otorgando los
correspondientes finiquitos.
 A vender las mercancías y demás bienes muebles e inmuebles de la
sociedad, aun cuando haya menores, entredichos o inhabilitados entre los
interesados, sin sujetarse a las formalidades prescritas en el Código Civil
respecto a estos,
 A presentar estados de liquidación, cuando los socios lo exijan.
 A rendir al fin de la liquidación cuenta general de su administración. }

Si el liquidador fuere el mismo administrador de la sociedad extinguida,


deberá presentar en la misma época cuenta de su gestión.

La responsabilidad jurídica de la sociedad subsistirá a los efectos de la


realización de todos los actos que le son propios para llevar a efecto la
liquidación. Puede ser parte demandante y demandada en juicio, representada
por los liquidadores (Art 1681 C.C.V.V y Art 351 C. Com).

En las sociedades de liquidación en las que tengan intereses los menores,


entredichos o inhabilitados, procederán sus tutores y curadores con plenas
facultades y autonomía como si se tratase de la defensa de sus propios
negocios; y serán válidos todos los actos que otorguen o consientan a nombre
de aquellos, sin perjuicio de las responsabilidad que contraigan para con ellos
por haber obrado con dolo o con negligencia culpable (Art. 352 C.Com).

5.- Funciones de Las Sociedades Mercantiles:

Dentro del régimen empresarial, se destacan diversas formas de sociedades


que, en virtud del objeto al cual se dediquen, son consideradas civiles o
mercantiles. Éstas se regirán por el convenio acordado entre las partes y por
las disposiciones del Código Civil o Código de Comercio, según el caso
correspondiente. Las sociedades mercantiles tienen por objeto la ejecución de
uno o más actos de comercio. Están reguladas por el Título VII del Código de
Comercio y gozan de personalidad jurídica desde el momento de su
constitución, antes de cumplir con las formalidades de registro.

6. Fusión de Las Sociedades Mercantiles:

La Fusión de Compañías, consiste en la unión de dos o más sociedades en


una sola que se estructura administrativa y estatuariamente y asume todas las
obligaciones y derechos de las empresas fusionadas, respetando la
participación de los socios según el aporte que tengan en las sociedades objeto
de la fusión. Para llevarse a efecto la fusión de sociedades es fundamental para
cada una por separado decida en asamblea de socios sobre la fusión. Las actas
de las respectivas asambleas deben registrarse en el Registro Mercantil y
acompañarse los estados financieros de las mismas para ser agregados a los
expedientes respectivos.
La fusión surte plenos efectos de acuerdo al Artículo 345 del Código de
Comercio, en los casos siguientes:

1° Si consta que se han cancelado las deudas sociales a todos los acreedores de
las empresas han consentido la fusión.

2° Si transcurridos el término de tres contados a partir de la fecha de la última


publicación de las actas de las asambleas que acordaron la fusión, ningún
acreedor haya hecho oposición.

3° Cunado la oposición hecha por el acreedor dentro del término de los tres
meses referidos, que suspende la fusión, haya sido desechada por sentencia
definitivamente firme.

Transcurrido el término fijado o desechada ésta, se verifica la fusión en cuyo


caso debe celebrarse una asamblea con los socios de las empresas fusionadas
para designar su junta directiva, redactar los nuevos estatutos, reafirmar la
participación de los socios en el capital social y aprobar el nuevo balance que
resulta de la fusión. Si se fija un domicilio distinto al de las empresas fusionadas
se registrará el acta de asamblea en el Registro Mercantil del lugar del nuevo
domicilio y, al efecto, se consignará copia de los expedientes de las distintas
compañías para su agregado al nuevo expediente que se haga a nombre de la
empresa fusionada. En estos casos, una empresa llamada absorbente, absorbe
a la otra u otras llamadas absorbidas, y asume los derechos y obligaciones de
las que hayan extinguido.
CONCLUSIONES

Sociedad mercantil es aquélla que se somete al ordenamiento mercantil,


susceptible de considerarse "comerciante colectivo" o empresario social, se
entiende por contrato de sociedad aquél mediante el cual dos o más personas
se obligan a poner en común bienes o servicios con el ánimo de repartirse las
ganancias que se obtengan.

Serán mercantiles las sociedades que hayan adoptado alguna de las


formas previstas en el Código de Comercio o en las leyes especiales sobre la
materia, lo cual conlleva la necesidad de inscribir la sociedad así constituida en
el correspondiente registro, a pesar de lo cual también se juzgan mercantiles
las sociedades que, no habiéndose inscrito en el Registro Mercantil, desarrollen
una actividad empresarial.
La sociedad mercantil es una asociación de personas, de acuerdo con nuestro
derecho la Sociedad Mercantil nace o surge a la vida jurídica como
consecuencia de un contrato. Es un contrato sui generis en virtud del cual dos
personas o más combinan sus recursos y sus esfuerzos para la realización de
un fin común preponderantemente económico y de especulación mercantil.

La sociedad mercantil es una persona jurídica, creada por mínimo dos


personas denominadas "socios", los cuales se obligan a combinar sus recursos
o esfuerzos para la realización de un fin común, lícito y persiguiendo el lucro,
de acuerdo con las normas establecidas en su contrato social y las que por
ministerio de ley le correspondan

Atendiendo a la Ley General de Sociedades Mercantiles: Sociedad en Nombre


Colectivo, Sociedad en Comandita Simple, Sociedad de Responsabilidad
Limitada, Sociedad Anónima, Sociedad en Comandita por Acciones, Sociedad
Cooperativa.

En cuanto a la modificación, extinción y liquidación, en relación al primero:


el contrato de sociedad o acta constitutiva y sus estatutos, pueden ser
modificados por la voluntad mayoritaria de los socios en Asamblea y con
fundamentos en las cláusulas previstas en el Contrato y de acuerdo con las
exigencias que al efecto establece el Código de Comercio (Art 280 del C.Com).
Al efecto, todas las modificaciones que se hagan deben ser registradas para
que surtan efecto frente a terceros (Art 212 C.Com). La Sociedad puede ser
disuelta en el tiempo: Una vez convenido y suscrito el contrato. La disolución
pone fin a las actividades de la sociedad. En consecuencia, los administradores
no podrán emprender en su nombre nuevas operaciones mercantiles so pena
de obligarse personal y solidariamente. La prohibición de emprender nuevas
operaciones tiene efecto desde el día en que ha expirado el término de la
sociedad, en que se ha cumplido el objeto, o ha muerto alguno de los socios
cuyo fallecimiento disuelva la sociedad, o desde que ésta sea declarada en
liquidación por los socios o por el Tribunal (Art. 342 C.Com).

Cabe destacar que en el desarrollo también se abarcará el tema relacionado


con la liquidación de las sociedades, sobre lo cual se señala: Disuelta la
sociedad por cualquiera de las causas determinadas y en las oportunidades
permitidas en el Código, los administradores mientras se acuerda la
liquidación, no podrán emprender nuevas operaciones. Acordada la liquidación
en asamblea de socios se registrará y publicará.

BIBLIOGRAFÍA

- GARAY, Juan. Código de Comercio Comentado. Edición Corporación


AGR S.C. Caracas-Venezuela. Año 2010. Extraído de la Gaceta de fecha 26 de
julio de 1955.
- GOLDSCHMIDT, Roberto. Curso de Derecho Mercantil. Fundación
Roberto Goldschmidt. Editorial Texto C.A. Caracas-Venezuela. Año 2010.
-
- VALERI, A. Paul. Curso de Derecho Mercantil. Ediciones Liber. Caracas-
Venezuela. Año 2010.