Anda di halaman 1dari 2

Artículo 69º.

- El Estado promueve el desarrollo sostenible de la Amazonía con una


legislación adecuada"

En conclusión: El Estado tiene la obligación de proteger a los ciudadanos y al medio


ambiente. Sin embargo, al parecer, las autoridades del presente Gobierno se han
olvidado de tan importante rol.
Si bien ayer hice una crítica al Congreso sobre la poca información que se difunde en su
página web, en relación con los temas de protección del medio ambiente en el Perú, hay
que destacar que el 23 de junio, por unanimidad, el pleno del Parlamento aprobó la Ley
General del Ambiente. Ésta se derivó al Poder Ejecutivo para su promulgación, pero,
como dice un conocido refrán: "del dicho al hecho hay mucho trecho".

El Poder Ejecutivo revisó esta ley, sin embargo, la ha remitido nuevamente al Congreso,
pues ha planteado algunas observaciones:

1. Se cuestionan las facultades que tendrá el Consejo Nacional del Ambiente (Conam)
para controlar, fiscalizar y sancionar a través de multas, las actividades de empresas en
las que se determine contaminación ambiental.

2. Se cuestiona que los límites máximos permisibles de elementos dañinos presentes en


el medio ambiente peruano tengan en cuenta parámetros que son recomendados por la
Organización Mundial de Salud.

3. Asimismo, se señala que esta ley puede "entrampar las actividades productivas del
país", incluso, generar "inestabilidad jurídica" para la inversión pública.

Es muy claro el interés del Gobierno en este aspecto. Al parecer, y según conclusiones e
informaciones que se publicaron en algunos diarios de la capital, el Gobierno estaría más
preocupado en impulsar la inversión privada que en proteger la salud de todos los
peruanos.

Es absurdo poner de pretexto que una ley destinada a proteger nuestro medio ambiente,
nuestra salud, nuestra vida, sea capaz de parar nuestro desarrollo económico. Si no saben
nuestros gobernantes, a las empresas las impulsan las personas, un gobierno lo conforma
personas, un congreso, un ministerio, una institución pública o privada lo conforman
personas. Un país lo hacen las personas.

La salud es un derecho. La persona humana "es el fin supremo de la sociedad y del


Estado". Los peruanos queremos desarrollo, por supuesto, pero con buena salud, que no
dañe nuestro medio ambiente, que no destruya el futuro de generaciones de peruanos por
venir.

Todo esto me hace recordar dos películas:

En la saga del Señor de los Anillos, en la película "Las dos torres", hay un episodio de la
lucha de los árboles contra las huestes de Saruman, los ogros. En esta parte se observa
como la industrialización puede destruir el medio ambiente en que vivimos, pues para
crear a un ogro se debía destruir un árbol. Es una pelea en defensa de la vida. La
industrialización mal encaminada no otorga desarrollo, más bien destruye la vida de los
demás y el lugar en que vivimos.

En la película "El día después de mañana", el poco interés de las grandes potencias por
proteger el medio ambiente genera cambios bruscos en el clima de la Tierra, lo cual genera
una nueva era del hielo. Al final de la película los Estados Unidos, al verse afectados y
arrasados por la nieve, piden ayuda a los países subdesarrollados; pero, fuera de esa
connotación algo política y dramática, en el film se toma conciencia del valor y la
importancia de preservar y proteger la vida humana.

No lleguemos a tanto para tomar conciencia sobre la necesidad de proteger nuestro medio
ambiente. No esperemos que haya más batallas épicas de los arboles contra Saruman y
los ogros, representados en los conflictos surgidos, por ejemplo, entre la minera Majaz y
los pobladores que viven en sus alrededores.
El Gobierno debe aprobar de manera urgente la Ley del Medio Ambiente, pues es su
obligación y un derecho que nos corresponde. Protejamos lo nuestro, nuestra vida y la
salud de todos los peruanos.
http://slideplayer.es/slide/3956389/