Anda di halaman 1dari 14

“Año del Buen Servicio al Ciudadano”

PROGRAMA DE TALLERES PARA EL


MANEJO DE HABILIDADES SOCIALES
EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Voluntariado de Psicología Humana

Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar


INABIF – CAR SEÑOR DE LUREN

Ica – Perú
2017
“Año del buen servicio al ciudadano”

FACULTAD DE MEDICINA HUMANA Y CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE PSICOLOGIA HUMANA

VOLUNTARIADO DE PSICOLOGÍA HUMANA

CENTRO: Programa Integral Nacional para el


Bienestar Familiar – CAR Señor de Luren
(INABIF)

DIRECTOR: Lic. Francisco Javier Villegas Alarcón

PSICÓLOGOS A CARGO: Velásquez Huamán, Massiel

Velazco Hernández, Ángel

VOLUNTARIOS: Canales Medrano, Elizabeth Brayce

Marcatoma Llallire, Karina

Simon Pickmann, Allison

Cabrera Espinoza, Guiselle

ICA – PERU

2017
Taller #1: “Cómo ser firme sin ofender a los demás”

(Practicamos cómo resistir la presión del grupo)

Objetivos:

Desarrollar la capacidad de resistir a las presiones externas.

Población:

Adolescentes.

Duración aproximada:

20 minutos.

Materiales necesarios:

Una hoja “Decir no con claridad y buenas formas” para cada adolescente.

Descripción:

Todos juntos, se lee la historia de la hoja “Cómo ser firme sin ofender a los
demás (Practicamos cómo resistir la presión del grupo)”.

En subgrupos más pequeños, eligen cómo se comportarían en la misma


situación (respuesta pasiva o agresiva o firme) y el porqué.

Se realiza una puesta en común final de todos los subgrupos. Se discuten las
respuestas.

Ficha: “Cómo ser firme sin ofender a los demás”

(O cómo resistir la presión del grupo)

Todos necesitamos formar parte de un grupo. En el grupo encontramos


seguridad, amistad, apoyo, defensa de nuestros intereses,... Pero, también nos
sentimos obligados a hacer cosas que no deseamos. Si queremos evitar ser
obligados a hacer o decir cosas que de otra forma no haríamos, debemos ser
capaces de resistir la presión del grupo.

Leemos el siguiente texto:

Gustavo no quiere robar en un “Todo a 100”. Sus amigos Dante, Ricardo y


Sonia quieren convencerle para que distraiga a la cajera mientras los otros
roban. Él no quiere, pero no se atreve a decirles no por miedo a que le llamen
cobarde. Al final...
Opción a (agresiva): se enfada con los amigos de malas maneras y se pelea.

Opción b (sumisa): se queda callado.

Opción c (asertiva): Les dice que se siente mal si le obligan, que quiere seguir
siendo amigo de ellos pero que no le obliguen.

En subgrupos, reflexionamos sobre las ventajas y las desventajas de


cada opción:

 Opción a (agresiva):

– Se consigue el objetivo de no robar

– El coste emocional es alto

– Las relaciones personales se deterioran enseguida

– Existe coste biológico: sobrecarga del organismo

 Opción b (sumisa):

– No se consigue objetivo

– El coste emocional es alto

-- A corto plazo parecen deteriorarse poco las relaciones, pero a largo plazo se
deterioran bastante

– Se deja que los derechos personales sean violados

 Opción c (asertiva):

– Se consigue el objetivo

– El coste emocional es mínimo

– Las relaciones personales apenas se deterioran

– Se consigue defender los derechos personales

¿Cómo nos comportaríamos en la misma situación?


Taller #2: “Escucha activa”

Aprendemos a escuchar

Objetivos

Aprender a hacer una buena escucha activa.

Experimentar distintas formas de escuchar: unas que entorpecen y otras que


favorecen la comunicación.

Población:

Adolescentes.

Duración aproximada

De 30 a 45 minutos.

Materiales necesarios

Hoja “¿Estas escuchando? (Practicamos la escucha activa)” y un bolígrafo para


cada participante.

Descripción

A) Se lee la teoría de la hoja “¿Estas escuchando? (Practicamos la escucha


activa)”.

B) Por parejas, se representa un diálogo con distintas respuestas, unas que


favorecen y otras que entorpecen la comunicación.

C) Comparten todos: ¿cómo se han sentido los que hablaban en cada


situación?, ¿cómo nos gustaría que los demás nos escucharan?, ¿cómo
solemos escuchar nosotros?

Ficha: “¿Estás escuchando?” (Practicamos la escucha activa)

El truco de un buen conversador no es ser interesante (saber hablar), sino


estar interesado (saber escuchar). Decimos que una persona realiza una buena
escucha activa cuando es capaz de prestar atención de una forma
intencionada, dando claras muestras de comprensión y generando empatía
(esto es, sabiendo ponerse en el lugar del otro).

¿Cómo hacer una buena escucha activa?

1. Presta toda tu atención a la persona que habla, y dale claras muestras de


ello: mírale frecuentemente a los ojos, asiente mediante gestos y expresiones
verbales.
2. Repite los puntos clave de aquello que te cuente y que parezca tener
importancia para él, para darle a entender que le vas comprendiendo.

3. No lo interrumpas salvo para mostrar que atiendes y para pedir aclaración si


no entiendes.

Existen factores que pueden interferir en nuestra capacidad de escucha:

– Hábitos no verbales: desviar la mirada, movernos demasiado o muy poco,


apoyar la cabeza en las manos, descuidar nuestra postura, perder el equilibrio
y la simetría del cuerpo, cubrirte demasiado tiempo el pecho o el vientre con los
brazos, ocultar las manos, no respetar el espacio territorial del otro,...

– Actitudes impulsivas: hacer evaluaciones o emitir juicios críticos, dar consejos


sin que te los pidan, tratar de contar nuestro caso o una historia mejor que la
que nos cuentan, preguntar selectivamente curioseando, disparar porqués,
interpretar retorcidamente las intenciones del otro,...
Taller #3: EMPATIA

“Colócate en mi lugar”

Objetivos:

- Identificar y poner en práctica procedimientos que permitan desarrollar la


empatía.

- Identificar y ubicarse en el punto de vista del interlocutor.

- Identificar, compartir o solidarizarse con los sentimientos de otras personas.

- Reconocer y alentar los logros de las personas.

Población:

Adolescentes.

Duración aproximada

De 30 a 45 minutos.

Procedimiento:

Desarrollo del tema

Ideas básicas: exposición breve

Dinámica

EL RELOJ: Conociéndonos Virtudes y defectos

- Cada participante tiene una hoja de papel en la que, dibuja un reloj a todo lo
largo de la página, indicando solamente las horas, mas no las agujas.

- Se indica que deberán establecer citas con los demás participantes en


determinadas horas, para cada cita le corresponde solo una hora.

- Para ello tienen que dibujar un reloj a lo largo de toda una página bond,
tamaño A4.

- Ya dibujado el reloj, se indica a los participantes establezcan citas en su reloj,


deberán llenar todas los horas con citas (nombres de la persona con quien se
van a reunir).

- Ya establecidas las citas, se indica, por ejemplo, “asistir a la cita de las cinco”,
todos se reúnen, de acuerdo a la cita indicada en su reloj, a las cinco.

- Ya reunidas las parejas se les pide que en cinco minutos dialoguen sobre los
siguientes puntos:
 Presentación: nombres, lugar de procedencia, lugar de nacimiento.
 La experiencia más feliz.
 Virtud más importante.

- A continuación, todos los participantes se ubican en círculo, por parejas


exponen la experiencia realizada, teniendo en cuenta que el uno presenta al
otro, ejemplo: “Juan comenta que la experiencia más……”

El facilitador:

- Pregunta al azar sobre los sentimientos experimentados durante la práctica


del reloj.

- Realiza las conclusiones: en base a los aportes el facilitador presentara el


concepto de empatía.
TALLERES DE HABILIDADES SOCIALES PARA niños

Taller #1: “Relacionándome adecuadamente”

Objetivos:

Enseñar y entrenar comportamientos específicos que permitan que el


niño aprenda a relacionarse positiva y satisfactoriamente con otras
personas, ya sean iguales o adultos, favoreciendo el respeto hacia sus
propios derechos y los de los demás y cambiando conductas inhibidas o
agresivas, por otras más saludables.

Dirigido a:

Niños de 8 años a más.

Introducción: ¿Qué son las Habilidades Sociales?

Explicación mediante juegos y fichas adaptados a las distintas edades.

Ventajas e inconvenientes de aprenderlas y practicarlas

¿Qué logramos con estas habilidades?

Dinámica:

“Jugando al inquilino”

Cantidad de niños:

Mínimo 9

Se divide a los niños en grupos de 3 integrantes.


Dos de ellos formarán con sus brazos el techo de la casa y con sus
cuerpos quedará constituido el lado derecho e izquierdo de la misma.
El tercer niño será el inquilino. El juego consiste en que el docente grite
“¡Inquilino!” y que los niños que se encuentran dentro de la casa, corran
buscando otra casa.
Pero si el docente dice “¡casa!” entonces serán los niños de los costados
que deban correr buscando otros inquilinos.
Taller# 3: “Aprender a decir NO”

Objetivos:

En este curso se dotará a los niños de una serie de herramientas para


ayudarles a mejorar sus habilidades interpersonales:

 Aprender a decir “no”.


 Adquirir habilidades para aprender a hacer cumplidos y alagos así
como a recibirlos.
 Saber hacer y recibir críticas, así como quejas y sentimientos
negativos dentro de una conducta social adecuada.
 Adquirir habilidades para iniciar, mantener y finalizar una
conversación.

Dirigido a:

Estará dirigido a niños y adolescentes a partir de 8 años que quieran


mejorar sus habilidades sociales:

Dinámica:
“Decir que no”

La dinámica consiste en poner en tomar consciencia y ver diferentes


maneras de “decir que no”: no decir que no, decir que no atacando a
los demás o decirlo de forma asertiva sin dañar a nadie. Es muy
importante que los niños y niñas sepan decir que no y no se dejen
influenciar. Que sean capaces de defender sus ideas y de no hacer algo
con lo que no están de acuerdo. Para ello les leeremos la historia de los
tres guerreros y a continuación les mostraremos diferentes situaciones
para que completen la tabla.

Materiales:

Ficha maneras de decir que no. Lápices, bolígrafos, etc.

Preparación:

Contamos la historia de los tres guerreros y repartimos la ficha. A


continuación les enumeramos las situaciones para que rellenen los
cuadros.
Explicación:

Les contamos la historia de los tres guerreros. “Hace mucho tiempo, en


un lejano reino, vivían tres guerreros. Los tres guerreros tenían que
defenderse de ataques de las demás personas. Uno de ellos, tenía un
escudo y su manera de defenderse era protegiéndose con el escudo. El
segundo guerrero tenía una espada y lo que hacía éste era atacar a los
demás con la espada. El tercer guerrero no tenía ni escudo, ni espada y
para defenderse tuvo que aprender a usar la palabra y así defender sus
opiniones.”
Las tres actitudes de los guerreros son maneras de enfrentarnos a las
situaciones. Cuando alguien quiere que hagamos algo que no
queremos, nos vemos metidos en un conflicto, porque nadie quiere
hacer algo que no desea. Si actuamos como el primer guerrero con un
escudo, acabamos diciendo que sí y pasando por la situación en la que
no queremos estar con un escudo para defendernos. Cuando actuamos
como el segundo guerrero, decimos que no, pero para ello empleamos
la espada y dañamos a los demás. Por ultimo cuando aprendemos a
usar la palabra para defender nuestras opiniones, estaremos diciendo
que no a la situación que no queremos sin dañar a los demás y sin
meternos en ella. Es muy importante saber decir que no y no vernos
metidos en situaciones en las que no queremos estar, o haciendo cosas
que van en contra de nuestra voluntad. Pero también es importante
poder decir que no, y defender así nuestras ideas, sin atacar ni dañar a
los demás.
A continuación vamos a analizar diferentes situaciones en las que
“queremos decir que no” y veremos cómo actuaría cada uno de los tres
guerreros. Para ello completaremos el cuadro siguiente para cada una
de las situaciones.

Situaciones:

 Un compañero de clase te pide que le digas las respuestas de un


examen, mientras lo estáis haciendo.

 Tu mejor amigo/a, te ha pedido un favor para esta tarde, pero tú no


puedes porque tienes que estudiar para un examen mañana.

 Tu hermano/a te pide prestada tu camiseta nueva, tú no quieres


dejársela porque aún no la has estrenado.

 Tus amigos/as quieren ir a una fiesta, para poder ir tenéis que mentir en
casa, tu no quieres hacerlo porque te castigaran.
 Los demás compañeros de clase, se meten con un niño/a, te piden que
tú también lo hagas, pero no quieres hacerlo porque no tienes nada en
contra del niño/a.

 Ficha:
Taller# 3: “Reforzando mi autoestima”

Objetivos:

 Que los niños aprendan a identificar sus cualidades personales.


 Que sean capaces de expresar al grupo los aspectos positivos que nos
hacen estar orgullosos de nosotros mismos.
 Que los niños mejoren la autoestima a través del desarrollo de una
imagen positiva de sí mismos.
 Aumentar entre los niños un sentimiento de pertenencia a un grupo en el
que son valorados.

Dirigido a:

Niños a partir de los 8 años.

Dinámica:

Juego de las estrellas

A cada niño se le entrega una estrella que debe colorear con su color
preferido. En ella deben escribir su nombre y las tres cosas que más le
gusta hacer.

Una vez que todos hayan terminado, se intercambian las estrellas con el
compañero que tiene al lado. Cada uno leerá en voz alta lo que al otro
compañero le gusta hacer pero sin decir el nombre. El maestro preguntará
a quien corresponde esa estrella.

Esta actividad exige que el niño reflexione acerca de lo que más disfruta
hacer. El hecho de leer en voz alta los gustos de otro compañero, favorece
la integración de sus preferencias con la de los demás.

La pregunta del maestro, en cuanto a quien pertenece esa estrella,


reforzará el sentimiento de identidad del niño. “Esa estrella es mía”, es
como decir, ese soy yo.