Anda di halaman 1dari 1

El conejo neozelandés

La raza neozelandesa es de los conejos que más se reproducen

Su pelaje albino hace reparar de inmediato en este conejo robusto, prototipo del animal de
carne. Esta raza data de la década de 1950, lo que no le ha impedido convertirse en una de las
más interesantes, tanto para la cría intensiva como para los aficionados.

Algunos aprecian su capacidad para ser criado sobre suelos de enrejado, mientras que otros
valoran su aspecto de mejorador de otras razas. Aunque de raza americana, está muy
extendida actualmente en todos los criaderos.

Resulta muy ventajoso su cruce con cualquier otra raza criada para carne, a la que transmite su
carácter precoz, su lomo bien lleno y su musculatura compacta y regular. Pesa alrededor de 4,5
kg o 5 kg. Ostenta el récord de reproducción con cinco o seis camadas anuales que producen
de tres a siete gazapos cada una.

La Angora es la única raza de conejo para la producción de pelo. Es una raza dócil y bastante
rustica, aunque muy sensible a los cambios bruscos de temperatura.

De aquí se deduce la enorme importancia de la temperatura ambiental en el momento de


nacer, siendo un factor decisivo en la viabilidad de los gazapos el nidal con un micro clima
óptimo de 20-25°C. En su interior que permita una temperatura en el seno de la camada de 31-
36° C., ventilación suficiente y fondo aislad o que permita mantener recogidos a los gazapos.

La leche materna es altamente nutritiva desde el punto de vista proteico y energético, por lo
que pueden criar de 5 a 6 crías sin ningún inconveniente, a pesar de tener dos pezones, las
crías caminan inmediatamente y consumen forraje a las 2 o 3 horas de nacidos.