Anda di halaman 1dari 2

Capítulo 5: Vicios de la lectura que debemos evitar y técnicas de lectura

Vocalización: Con frecuencia solemos pronunciar lo que leemos, este vicio hace
más lenta la lectura y obtendremos una pobre concentración.

Subvocalización: Aunque no pronunciemos oralmente lo que estamos leyendo, sí


lo hacemos mentalmente, este vicio también retrasa la lectura, pues seguimos haciendo
una lectura palabra por palabra captando términos aislados; y no por frases o líneas,
captando conceptos o ideas que es nuestro propósito.

Técnicas de lectura
* Ampliación del campo visual
Para evitar los vicios antes mencionados debemos evitar la pronunciación oral o mental y
educar a nuestros ojos para que no se detengan en cada palabra sino que traten de
captar el mayor número de las mismas hasta leer una línea o frase de un solo vistazo.
Para eso es bueno el ejercicio que mostramos a continuación.

A... (De La romana de Alberto Moravia)

Desde luego que resultarla imposible que podamos leer la línea numero 10 de una
sola mirada, ello tal vez sea posible en la línea numero 5 6; pero lo que se debe procurar
en líneas extensas es hacer el menor número de pausas posibles.
Así lograremos una lectura conceptual, considerada como un verdadero trabajo
mental de exploración. Nos dice que, durante ella, la mente debe estar de continuo en una
situación de alerta para registrar lo novedoso, para interpretar los significados y así
establecer las relaciones necesarias entre las ideas. Otras técnicas para una lectura
conceptual son:

a. Toma de notas
La toma de notas se da en lecturas extensas donde debemos interpretar y anotar ciertos
conceptos confusos. La toma de notas tiene como procedimientos específicos además de
registrar lo significativo, el subrayado, las notas al margen y la trascripción de fichas.

b. El subrayado
Subrayar un texto es identificar las ideas principales o esenciales que tiene el texto y que
ayuda a comprenderlo. Se subraya las ideas fundamentales del texto posterior a una
lectura detenida, recordar que en cada párrafo hay una idea principal y que las
explicaciones y complementos a las ideas se sitúan después del punto seguido.
Habitualmente se utilizan tres tipos de subrayado:
1. El subrayado lineal, debajo de las palabras o frases a resaltar.
2. El subrayado vertical que se utiliza cuando son varias líneas que se quieren destacar.
3. El subrayado estructural, que son notas al margen respondiendo "porque es necesario"
a preguntas claves ¿qué? ¿Por qué?, ¿cómo?

c. Los mapas conceptuales