Anda di halaman 1dari 5

UAPA

ESCUELA DE DERECHO.

Materia: DERECHO POLITICO Y CONSTITUCIONAL.

Tema: Justicia Constitucional y democracia

Participante : Elcry Vargas Espinal

Matrícula: 15-3466

Facilitador: Arismendy Rodríguez.


Justicia constitucional y democracia.

A continuacion presentaremos el tema de la Justicia constitucional y la democracia,


pues como estudiantes de derecho debemos ampliar nuestro campo de saberes en
todo lo relativo a la Constitucion, ya que, es la primera de las normas, no solamente
porque define el sistema de fuentes del Derecho, sino también es la expresión de la
voluntad y el fundamento que configura el ordenamiento jurídico.

Y ya que la Constitución goza de una “super-legalidad formal” que asegura su


preeminencia jerárquica sobre todas las demás normas del ordenamiento, las
cuales serán validas si y solamente si respetan los procedimientos formales de
producción de las normas jurídicas y, sobre todo, si respetan las limitaciones a los
poderes públicos fijadas por la Constitución.

Por esta razón el objetivo de la presente ponencia es, por una parte, exponer
conocer un poco de la justicia constitucional y la democracia y en segundo lugar
algunas reflexiones de índole general sobre el tema antes mensionado con el fin de
edificar nuestros conocimientos como futuros profesionales.

Hablar de Justicia constitucional y democracia en la República Dominicana, nos


remonta al año 1844 cuando surge la primera Constitucion y se instaura como
facultad a los tribunales de la República para declarar la inconstitucionalidad de
las leyes contrarias a la Constitución, mediante el sistema del control difuso de
constitucionalidad. Este sistema permitió la inaplicación de una ley contraria a la
norma suprema respecto del caso en concreto, es así cuando en el año 1924, en
ocasión de una de las reformas constitucionales se introdujo al sistema judicial el
mecanismo de control concentrado de la constitucionalidad, cuya competencia fue
atribuida de manera exclusiva a la Suprema Corte de Justicia para conocer en
primera y última instancia las acciones en inconstitucionalidad de las leyes,
decretos, resoluciones y reglamentos.
Es de esta manera que el pleno de la Suprema Corte de Justicia se hace
competente para conocer de todas las acciones en inconstitucionalidad de
conformidad con la Ley No. 156-97,despues que con la reforma del año 1927 el
constituyente eliminó el control preventivo y el control concentrado de la
constitucionalidad, permaneciendo sólo el control difuso hasta el año 1994 cuando
mediante la reforma constitucional fue instaurado nueva vez el control concentrado
esta competencia, se extendió hasta el año 2011, ya que la reforma constitucional
del 2010 creó el Tribunal Constitucional, y en consecuencia asumió competencias
que solo poseía la Suprema Corte de Justicia.

Es por esto que decimos que, estos pasos traen como consecuencia que se
reafirme la democracia formando un conjunto de reglas que determinan
la conducta para una convivencia ordenada política y socialmente. Se podría decir
que la justicia constitucional a través de la democracia crea un estilo de vida cuyas
bases se encuentran en el respeto a la dignidad humana, a la libertad y a los
derechos de todos y cada uno de los miembros de la comunidad nacional.

Como señalamos en la introducción, esta preeminencia significa por tanto no


solamente el respeto al principio de separación de poderes, sino también el respeto
de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

En este sentido y teniendo en cuenta la supremacía de la Constitución, debe


considerarse que esta no solo contiene normas de carácter orgánico y de
procedimiento , sino también de fondo o de carácter sustantivo, que reflejan los
valores del poder constituyente y la democracia.

Así vemos que de acuerdo con el artículo 184 de la Constitución de la República


habrá un Tribunal Constitucional para garantizar la supremacía de la Constitución,
la defensa del orden constitucional y la protección de esos derechos fundamentales.
Su creación respondió a la necesidad y el consenso de que la Defensa del estado
de derecho debe reposar en una jurisdicción especializada, tal como ha ocurrido en
otros países en los que se relaciona el establecimiento de dichas jurisdicciones con
la consolidación de las democracias, en virtud del rol activo que juegan en el control
del poder.

En el año 2011 se promulgó la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional que regula
el mandato constitucional del artículo 185 e introduce el control preventivo de los
tratados internacionales con la finalidad de mantener el orden constitucional.

La Ley 137-11, Ley Orgánica del Tribunal Constitucional establece de forma


concreta la competencia de la jurisdicción especializada en materia constitucional,
configurándose como tribunal de revisión cuando se han agotado las vías judiciales
y no se haya protegido el derecho fundamental cuya protección haya sido
reclamada, mediante las acciones de habeas data, hábeas corpus y amparo.

La justicia constitucional dominicana se encuentra organizada con:

El Tribunal constitucional. Es el órgano supremo de interpretación y control de la


constitucionalidad.

Los Tribunales de la República. Dispuetos en el artículo 188 de la Constitución


los tribunales de la República componen la jurisdicción constitucional, por cuanto
son competentes para ejercer el control difuso, teniendo la atribución de conocer de
la excepción de constitucionalidad de los asuntos sometidos a su conocimiento.

La justicia constitucional hace que la democracia sea más efectiva y funcional. Es


una pieza elemental para la gobernabilidad, se puede decir que la jurisprudencia
constitucional es, en gran parte, la búsqueda, dentro de los límites de las palabras
escritas en ella, de un equilibrio entre todas esas fuerzas contrarias, que se necesita
en cualquier momento para que un pueblo siga gobernado democraticamente.

Despues de ver como la estructura y funcionamiento de la justicia constitucional en


la República dominicana podemos concluir que la misma garantiza que el ejercicio
del poder público se administre dentro de un proceso coherente que no obtaculice
las libertades y derechos fundamentales de las personas.
Por tal razón, se afirma que la democracia y la justicia constitucional van de mano,
ya que, la principal misión de la justicia constitucional es garantizar la democracia,
pero una democracia que no se limite al derecho a elegir, sino que garantice el
funcionamiento pleno del Estado Social de Derecho.

El momento histórico en que se encuentra la RD. es un hecho que el valor de la


Constitución dentro de la comunidad nacional está estrechamente vinculado al
sistema democrático.

Fuentes consultadas:

http://www.poderjudicial.gob.do/documentos/PDF/novedades/Novedad_Ley_242-
11.pdf.

https://www.tribunalconstitucional.gob.do/sites/default/files/documentos/Ley_137-
11.pdf.

http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=231268.

http://ojd.org.do/index.php/constitucional.